Dificultades para definir la inteligencia




descargar 97.46 Kb.
títuloDificultades para definir la inteligencia
página1/3
fecha de publicación24.02.2016
tamaño97.46 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
  1   2   3

Tema 9: La Inteligencia

Primera cuestión:

¿A qué llamamos Inteligencia?

¿Buscamos la inteligencia como cualidad de la persona o como cualidad de la conducta?

"Pedro es muy inteligente"

"María se ha comportado de manera muy inteligente"

Respuesta: Es una cualidad de la persona que se pone de manifiesto en la conducta

Segunda cuestión:

Si la inteligencia es una cualidad de la persona, ¿es una aptitud o una habilidad?

Respuesta: ningún test mide la capacidad intelectual, sino las habilidades del sujeto. Luego nosotros inferimos (deducimos) la capacidad intelectual. La Inteligencia por lo tanto es una Aptitud
DIFICULTADES PARA DEFINIR LA INTELIGENCIA
Históricamente, la inteligencia ha sido uno de los primeros objetos de estudio de la psicología. La inteligencia, ¿es una capacidad global o un conjunto de habi­lidades independientes? ¿Puede medirse de alguna forma? ¿Es el resultado de la naturaleza (herencia) o influye más la cultura (ambiente)? ¿Existen la inteli­gencia animal y artificial o es un atributo exclusivamente humano?

La inteligencia es un concepto sin una definición acep­tada por todos los investigadores. Tradicionalmente, se pensaba que la jnteligen­cia era una aptitud mental que implicaba la adaptación y comprensión de nuestro entorno, además de la capacidad de razonar, resolver problemas y aprender de la experiencia.
Actualmente, la inteligencia es un objeto de investigación multidisci­plinario. Por tanto, debemos reestructurar la concepción de la inteligencia, porque no es sólo una capacidad humana, también existe en otros sistemas biológicos (en animales como los chimpancés o los delfines) y en los sistemas artificiales (sis­temas informáticos).
Jerome Brunner, afir­ma que no podemos desvincular la inteligencia de la cultura en la que se desarrolla. No hay una inteligencia fuera del contexto sociocultural.
Algunas definiciones propuestas por psicólogos que han destacado en el estudio de la inteligencia :

"La capacidad de realizar pensamiento abstrac­to." (Terman)

"La capacidad de producir buenas respuestas desde el punto de vista de la verdad o los hechos." (Thomdike)

"La capacidad global del individuo para actuar con una finalidad, para pensar racionalmente y para relacionarse de forma efectiva con el ambien­te." (Weschler)

"La solución de un problema nuevo para el suje­to, la coordinación de los medios para alcanzar un cierto objetivo que no es accesible de manera inme­diata." (Piaget)

"La capacidad de adaptar el pensamiento a lasnecesidades del momento presente." (Stem)

"La capacidad especial para adquirir conocimien­tos nuevos." (Kohler y Koffka)

Como podemos apreciar, existe una gran dispari­dad en las concepciones de la inteligencia, por lo que es fácil deducir que su naturaleza es compleja. A pesar de ello, en la actualidad, existe cierto con­senso entre los psicólogos sobre algunos de sus ras­gos principales:

1. La conducta inteligente es adaptativa ya, que supone utilizar modos eficaces para enfrentar­se a las exigencias del ambiente, sobre todo en lo que se refiere a situaciones nuevas.

2. La inteligencia supone la capacidad de resolver problemas de la manera más satisfactoria posi­ble, lo que exige la posibilidad de decidir estra­tegias para su resolución.

3. La inteligencia no debe entenderse como una cosa que está dentro de las personas en deter­minado lugar y en determinada cantidad.

4. La inteligencia no es estática sino dinámica. Es decir, la inteligencia no es algo que se tiene de una vez para siempre, sino que es una capaci­dad que puede desarrollarse, con posibilidades de mejora

TEORÍAS:
A) Clásicas:
a) Darwinismo Social: La inteligencia era la capacidad de adaptación del ser humano a su medio. Los aptos, es decir, los más inteligentes, alcanzaban mejor adaptación que los poco inteligentes. De esta manera, se explicaban las diferencias intelectuales entre las personas. A la vez, se justificaba el orden social imperante, argumentado que la existencia de ricos y poderosos no obedecía a razones económicas o de explotación de una clase sobre otra, sino que sus niveles de inteligencia eran claramente superiores a los de las clases pobres. El mismo argumento servía para justificar el dominio de la raza blanca sobre las demás.
b) Capacidad innata: Galton, al que puede considerarse como el primer investigador moderno de la inteligencia. Galton creía que ésta se asentaba sobre una base genética, siendo prácticamente nula la influencia de los aprendizajes y la educación en la capacidad intelectual de las personas. Supuso que la inteligencia estaba directamente relacionada con la rapidez mostrada por un individuo en la ejecución de ciertas tareas.

c) El Análisis Factorial

El auge de la Psicometría (medición de capacidades psíquicas mediante tests) propició el uso de un nuevo método, llama­do análisis factorial, a través del cual se pretendía determinar el número y la naturaleza de los factores actuantes en el rendimiento intelectual de las personas.
En 1927 Spearman dio a conocer su famosa teoría sobre la inte­ligencia, a la que pronto se bautizó como teoría de los dos factores. Según ella, existe una inteligencia general, denominada “g”"que se caracteriza por estar presente en todos los procesos intelectuales. Además de la inteligencia general, existe otro factor específico, el denominado factor “s”, responsable de la habilidad necesaria para la realización de una tarea concreta.
En la actualidad, la mayor parte de los espe­cialistas se decanta por teorías multifactoriales, es decir, la inteligencia se compone de numerosas aptitudes lo suficientemente diferenciadas y relativamente independientes entre sí.
L. L. Thurstone (1938) criticó la concepción unitaria de Spearman y abogó por una inteligencia formada por siete aptitudes mentales primarias:

1. Comprensión verbal. Es la capacidad para comprender material verbal. Los test más usados son los de vocabulario y comprensión lectora.

2. Fluidez verbal. Consiste en la producción de palabras, sentencias y textos, por ejemplo, recordar palabras que comiencen por la letra A en un tiempo determinado.

3. Habilidad numérica. Realizar cálculos numéricos y resolver problemas simples, con rapidez y precisión.

4. Memoria. Aptitud que supone en el recuerdo de series de palabras, letras, números o rostros.

5. Rapidez perceptiva. Esta aptitud implica el reconocimiento rápido de letras y números y en la capacidad de señalar semejanzas y diferencias entre distintos dibujos.

6. Visualización espacial. Consiste en la visualización de formas, rotación de objetos y tareas en las que se necesita encajar las piezas de un puzzle.

7. Razonamiento inductivo. Esta aptitud implica la capacidad de razonar a par­tir de lo particular para llegar a lo general. Se mide con test de series de letras, series de números y clasificación de palabras.

J. P. Guilford (1958) propone un modelo tridimensional de la inteligencia compuesta por múltiples aptitudes independientes. Cada aptitud resul­ta de la interacción de tres elementos: operaciones, contenidos y productos, ya que todo proceso intelectual está constituido por una operación sobre un contenido, orientada a generar un tipo de producto.

Según Guilford, las operaciones son los procesos mentales implicados en la tarea, lo que el individuo hace con la informa­ción. Distingue cinco tipos de operaciones: cognición, memoria, producción convergente, producción divergente y evaluación. Los contenidos son los tipos de información sobre los que opera el individuo: figurativo, simbólico, semántico y conductual. Los productos consisten en la forma o estructura que adopta la información cuando el individuo la procesa. Las seis facetas de esta categoría son: unidades, clases, relaciones, sistemas, transformaciones e implicaciones. La combinación de todos estos componentes (5 x 4 x 6) da lugar a 120 factores intelectuales o formas de actividad inteligente.

Cuando en un concurso televisivo exigen a un participante reconocer la palabra escondida tras los huecos de las letras(- O E -I A), la aptitud implicada en esta tarea sería «cognición de unidades sim­bólicas». «Cognición», porque necesita reconocer patrones ubicados en nuestra mente; «simbólicas», porque operamos con letras y «unidades», dado que las letras son las unidades básicas del lenguaje (POESÍA).

También distinguió dos tipos de pensamiento: convergente y divergente.

El pensamiento convergente consiste en asimilar conceptos y reproducirlos con exactitud, es decir, realizar operaciones mentales que obedecen a leyes dadas.

El pensamiento divergente es capaz de establecer nuevas relaciones, dar res­puestas originales o plantear nuevas ideas en lugares o momentos donde parece que todo está ya dicho
B) Actuales:
a) Teoría del Procesamiento de la Información (Teoría Cognitiva)

Estas teorías explican la inteligencia humana en función de los procesos cognitivos que contribuyen a la resolución de las tareas mentales. Para proponer este nuevo enfoque de comprensión de la inte­ligencia se inspiran en las investigaciones sobre el procesamiento de la información.
Con estos presupuestos; R. Sternberg crea una unidad de análisis nueva: los procesos elementales de manipulación de la información, que no son otra cosa que las operaciones mentales, Su modelo de inteligencia se basa en las opera­ciones internas que realiza el individuo y, de este modo, las unidades explicativas dejan de ser conductuales y pasan a ser cognitivas. Para él, "la esencia de la inteligencia es el proporcionar los medios para gobernamos a nosotros mismos, de modo que nuestros pensa­mientos y nuestras acciones sean organizadas, coherentes y adecuadas tanto a nuestras necesida­des internas como a las necesidades del medio ambiente".
La inteligencia está formada por la interacción de aspectos componenciales (recursos intelectuales), experienciales y contextuales

La inteligencia componencial es la capacidad de procesar la información, pen­sar de forma crítica y analítica... planificar y evaluar estrategias. Cuando una per­sona no ejecuta una determinada conducta inteligente no se debe a que esté fal­ta de recursos, es posible que no los utilice de forma adecuada, no tenga la información precisa o no la maneje bien. Para Sternberg, la inteligencia es modi­ficable.

La inteligencia experiencial es la capacidad para afrontar tareas novedosas, formular nuevas ideas y combinar experiencias. Ejemplos de esta inteligencia son la creatividad científica o la capacidad de diagnosticar el problema del motor de un automóvil.

La inteligencia contextual implica la adaptación, selección o modificación del ambiente individual.


b) La Inteligencia Emocional
El término “inteligencia emocional” fue utilizado .por primera vez en 1990 por los psicólogos Peter Salovey y John Mayer
El término “inteligencia emocional” se empleó para describir las cualidades emocionales que parecen tener importancia para el éxito como: la empatía, la expresión y comprensión de los sentimientos, el control de nuestro genio, la independencia, la capacidad de adaptación, la simpatía, la capacidad de resolver los problemas interpersonales, la tenacidad, etc. Tener un alto cociente emocional es tan importante como tener un cociente intelectual elevado.
Numerosos estudios muestran que las personas con buena inteli­gencia emocional son más felices, y tienen mejores resultados en los estudios y el trabajo.
El psicólogo Daniel Goleman ha sido el princi­pal popularizador de la teoría con su libro Inteligencia Emocional. Goleman utiliza el térmi­no emoción para referirse a un sentimiento y a sus pensamientos característicos, a las condi­ciones psicológicas y biológicas que lo caracte­rizan, así como a una serie de inclinaciones a la actuación.

Cada emoción tiene su valor y su significado; incluso las que pudieran parecer negativas, como son el sufrimiento o la cólera. Pero para que cada una cumpla su función ha de ser apropiada. Por eso, aunque a veces todos los sentimientos en sí sean positivos, a veces conducen a acciones buenas y a veces a acciones malas.
Las emociones facilitan las decisiones y guían nuestra conducta, pero al mismo tiempo necesitan ser guiadas.
Existen dos tipos de conocimiento: mente racional y mente emocional, conectados entre sí. En la mayor parte de las veces, las dos mentes ac­túan armónicamente, pero puede suceder que la emocional domine a la racional.
No existe una contraposición esencial entre conocimiento y sentimiento. Las emociones pueden obstaculizar o potenciar las capaci­dades cognoscitivas
Los mecanismos de las emociones, pueden ser conducidos al bien o al mal. El temperamento es modificable por la experiencia. Ser conscientes de las propias emociones es el primer paso para no dejarse arrastrar por ellas.
La inteligencia emocional incluye cuatro grupos de habilida­des: la toma de conciencia y expresión de las propias emociones, la autorregulación, la motivación y la empatía. ­
La toma de conciencia y expresión de las propias emo­ciones es la capacidad de reconocer una emoción en el mismo momento en que aparece.

La segunda de las habilidades es la capacidad de controlar las emociones, de tranquilizarse a uno mismo, liberándose de la ansiedad, la tristeza y la irritabilidad exageradas. No se trata de reprimir­las, sino de mantener su equilibrio.
La emoción más difícil de controlar es la cólera. Su desencade­nante es la sensación de estar amenazado, sea real o simbólicamente. Lo importante para su control es revisar la cadena de pensamientos hostiles que la fomenta.
El miedo, tiene un valor adaptativo; está relacionado con las con­ductas de huida o lucha, para las cuales el organismo se prepara bio­lógicamente mediante la movilización de sus recursos energéticos. Cuando esta movilización se origina ante causas más subjetivas o difusas, y de forma más persistente, la emoción resultante es la ansiedad, gue a niveles moderados es beneficiosa e imprescindible, aunque su exceso es contraproducente. La ansiedad es controlable ::en técnicas de relajación. Su componente cognitivo (la preocupa­ción) disminuye con estrategias de cambio del foco de la atención, la autocrítica de las creencias asociadas, y activando el pensamiento positivo y el sentido del humor.
La tristeza, si es inadaptada, puede llevar a la depresión, que se previene con el uso de estrategias de modificación de conducta y cognitivas, y con el uso de la tercera de las habilidades de la inteli­gencia emocional: el optimismo.
La capacidad de motivarse a uno mismo se pone a prueba cuando surgen las dificultades, momento en el que mantener el pensamiento de que las cosas irán bien, puede significar el éxito o el abandono y el fracaso.
La empatía es la capacidad de captar los estados emocionales de los demás y reaccionar de forma apropiada socialmente. En la base de esta capacidad está la de captar los propios estados emocionales.
c) Inteligencias Múltiples

Howard Gardner, psicólogo de la Universidad de Harvard, rechaza la idea de una inteligencia unitaria y propone una arquitectura mental constituida por ocho tipos de inteligencias, relativamente autónomas y con distintos niveles de concreción en cada persona. Las ocho inteligencias son: lingüística, lógico-matemática, musical, espacial, corporal-cinética, naturalista, interpersonal e intrapersonal. Estas inteligencias trabajan en combinación y son necesarias para explicar cómo los seres humanos adoptan diversos roles, como el de poeta, cirujano, bailarín o director de orquesta. Gardner sostiene que las inteligencias son «construcciones científicas sólo potencialmente útiles» que sirven para describir y organizar las aptitudes humanas. En su obra La mente no escolarizada (Paidós, 1991) defien­de que «una inteligencia no es una 'cosa', sino, más bien, un potencial cuya pre­sencia permite a una persona tener acceso a formas de pensamiento adecuadas para tipos de contenidos específicos».

La teoría de H. Gardner se basa en fuentes de información neurológica (lesiones en áreas específicas del cerebro que afectan a la capacidad lingüística pero no a la capacidad numérica), en manifestaciones excepcionales (superdotación o talento), en los procesos cognitivos y en los procesos de desarrollo diferenciales.

La existencia de inteligencias múltiples también se percibe en el caso de los idio­tas-sabios, (SAVANTS) personas con bajo cociente intelectual, pero que poseen habilidades sorprendentes, como tocar el piano o calcular rápido si el día de Navidad del año 2025 caerá en domingo.
d) Rasgos Descriptivos de la Inteligencia:

  • Algunas teorías consideran la inteligencia como la diferente capacidad de adaptación que poseen los individuos, sobre todo en lo que se refiere a situaciones nuevas. Esta adapta­ción no se produce exclusivamente por mecanismos auto­máticos, sino mediante el uso de la mente. Se destacan así la versatilidad y la adaptabilidad como rasgos esenciales de la inteligencia.




  • Otras opiniones consideran que ser inteligente es saber resolver problemas de la manera más satisfactoria posible para el organismo. De esa manera, se resaltan la originalidad y el pensamiento creativo en la constitución de la inteligencia.




  • Ciertas teorías cognitivas insisten más en otro aspecto de la inteligencia: la capacidad de procesar racionalmente la infor­mación. Se destacan así las funciones del razonamiento y el pensamiento lógico como las más definitorias de la con­ducta inteligente.


En suma, podemos decir que el concepto de inteligencia engloba un conjunto de aptitudes (aprendizaje, memoria, almacenamiento de información, percepción selectiva, lenguaje, razonamiento, habilidades sociales, etc.) que permite al ser humano adaptarse al mundo que le rodea y solucionar sus problemas con eficacia.
"Ser inteligente es ser capaz de enfrentarse con éxito a diversos contextos, habituales o esporádicos, que constituyen un reto o una dificultad para el individuo, aplicando a su resolución diversas destrezas cognitivas"
EVALUACIÓN DE LA INTELIGENCIA
  1   2   3

similar:

Dificultades para definir la inteligencia iconPrograma para Desarrollar la Inteligencia Práctica en la Escuela 13
«la inteligencia es la capacidad de adquirir capacidad», de Woodrow, o «la inteligencia es lo que miden los test de inteligencia»,...

Dificultades para definir la inteligencia iconEsto es todo lo q encontré de inteligencia y oligofrenia, lo resaltado...
«la inteligencia es la capacidad de adquirir capacidad», de Woodrow, o «la inteligencia es lo que miden los test de inteligencia»,...

Dificultades para definir la inteligencia iconEnsayo sobre Inteligencia Múltiple e Inteligencia Emocional

Dificultades para definir la inteligencia iconL a biotecnología se puede definir como el conjunto de procesos industriales...

Dificultades para definir la inteligencia iconResumen el presente documento analiza la importancia de los trasplantes...

Dificultades para definir la inteligencia iconSe define la inteligencia artificial como aquella inteligencia exhibida...

Dificultades para definir la inteligencia iconEl racismo de la inteligencia (1)
«científica» de los go­bernantes (basta con pensar en el papel de las ciencias en la selección escolar, donde las matemáticas se...

Dificultades para definir la inteligencia iconActividad definir “Deshonestidad vs error académico” hacer

Dificultades para definir la inteligencia iconJornada sobre dificultades de aprendizaje

Dificultades para definir la inteligencia icon8 Solución de las dificultades de los antiguos 35




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com