Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos




descargar 39.91 Kb.
títuloInforme a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos
fecha de publicación26.02.2016
tamaño39.91 Kb.
tipoInforme
b.se-todo.com > Biología > Informe




¿NIÑO O NIÑA?

LO IMPORTANTE ES QUE NAZCA SANO



  1. INTRODUCCIÓN

¿Niño o niña? Qué más da, lo importante es que su mayor ilusión se va a cumplir: ser padres. Es una etapa de felicidad que debe ser disfrutada como una experiencia única y maravillosa.

Una sombra sin embargo puede angustiar a muchos futuros padres: ¿Será sano? Informarse correctamente y obrar en consecuencia es la mejor recomendación para afrontar este problema y disminuir los riesgos que pueden empañar una gestación esperanzada, llena de proyectos y de ilusión.

Y si la cigüeña pasa de largo no desespere, la medicina puede ayudarle. Le recomendamos lea el apartado correspondiente.

  1. RECOMENDACIONES PARA UNA GESTACIÓN FELIZ

A los padres de las futuras madres

  • Cumplan los planes de vacunación establecidos para la infancia y adolescencia de sus hijos porque evitarán enfermedades infecciosas y, en el caso de sus hijas, que padezcan la rubeola, tan perjudicial para el feto.



  • Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos.

Cuando decidan ser padres

  • Acudan al médico, infórmenle de su estado de salud, así como de las posibles enfermedades en la familia y pregúntenle cualquier duda antes del embarazo.



  • Aprovechen las edades jóvenes para tener hijos. Con los años, el riesgo de tener alteraciones en la descendencia aumenta considerablemente, en especial para las madres. Así, si para la población en general el riesgo de tener un hijo afecto de síndrome de Down es de 1 por cada 600 nacimientos, a los 33 años es de 1/417, a los 35 de 1/250 y a los 40 de 1/69.



  • Desde el momento en que se intente o no se evite el embarazo, deben actuar como si ya se hubiera producido. Deben pensar que el embarazo no podrá ser confirmado hasta unas semanas después de que se haya producido y estos primeros días, en que la mujer está embarazada sin saberlo, pueden ser críticos, ya que es cuando se empiezan a desarrollar los órganos del futuro bebé.

Sobre alimentación y otros hábitos

  • La alimentación durante el embarazo debe ser suficiente, variada, equilibrada y sana.

  • No consuma hígado, no ingiera carnes crudas o poco cocinadas, porque pueden transmitir toxoplasmosis. Las frutas y verduras deben ser cuidadosamente lavadas.

  • Disminuya el consumo de sal.

  • No tome bebidas alcohólicas.

  • No ingiera mucho café, ni bebidas que contengan cafeína o cola.

  • Suprima el consumo de tabaco. Es una buena ocasión para dejarlo para siempre.

  • No consuma ningún tipo de droga. La cocaína, por ejemplo, supone un alto riesgo para defectos congénitos.

  • No se automedique y no varíe el tratamiento que en su caso haya establecido su ginecólogo.



En cuanto a las actividades

  • Tome precauciones en el contacto con animales, ya que pueden ser transmisores de ciertas enfermedades que conllevan un riesgo si se padecen durante el embarazo.

  • Extreme la observación de las normas de higiene personal y del entorno que le rodea.

  • Evite el manejo de productos tóxicos o potencialmente infecciosos.

  • No realice durante el embarazo actividades que exijan un esfuerzo físico considerable.

  • Huya de la contaminación. Procure no permanecer en ambientes nocivos o que la expongan a peligros o riesgos.

Para su pareja

  • Acompañe a su esposa en las visitas al ginecólogo y comparta las nuevas sensaciones (por ejemplo, los latidos de feto). Conozca de primera mano los comentarios y respuestas que le ofrece el médico en sus visitas.

  • Siempre que se posible, siga junto a su pareja un curso de preparación al parto.



  • La gestación es un proceso único y maravilloso. Comparta el embarazo con su mujer, apóyele en sus inquietudes, disfrute con sus alegrías y descubrimientos, colabore en sus malos momentos y asista al crecimiento de su futuro hijo, una experiencia irrepetible.



  1. DEFECTOS CONGÉNITOS

La posibilidad de que nuestro hijo nazca con algún defecto congénito suele ser un pensamiento que ronda por la mente de todos los futuros padres. Curiosamente, nunca nos lo planteamos en el caso de un embarazo de cualquier familiar o conocido, pero cuando nos toca a nosotros la cosa cambia y no podemos evitar que nos preocupe.

¿Qué es un defecto congénito?

Los defectos congénitos son alteraciones en la forma, localización y/o función de las distintas partes y órganos del cuerpo. Pueden ser físicos o psíquicos, y manifestarse en el momento del nacimiento o en periodos posteriores de la vida del niño. No todos los defectos congénitos son graves.

¿Qué posibilidad tiene una pareja de tener un niño con algún defecto congénito?

Todos los padres tienen en cada nacimiento un riesgo de alrededor de un 5 a un 7 % de que el niño tenga defectos congénitos. No se asuste, pero debe saber que no existe ningún embarazo exento de riesgo.

¿Por qué se producen los defectos congénitos?

Los defectos congénito pueden ser heredados de alguno de los padres (o de los dos) o bien aparecer de manera espontánea o “de novo”. No siempre tienen el mismo origen. Pueden ser de causa genética (cromosómica o mendeliana), ambiental o multifactorial:

  • El síndrome de Down es un ejemplo de causa cromosómica. Los niños que nacen con este defecto, en lugar de dos cromosomas 21, tienen tres (trisomía 21) .



  • La hemofilia se rige por la genética mendeliana a la hora de su trasmisión. Un defecto en un factor de coagulación provoca sangrado prolongado espontáneo. Las mujeres solo son portadoras, los hombres la padecen.



  • Como ejemplo de defectos congénitos de causa ambiental está el provocado por la infección por el virus de la rubeola en la embarazada: una serie de problemas de vista, oido, corazón y retraso mental en el recién nacido se agrupan bajo el término “Síndrome congénito de la rubeola”.



  • Las anomalías del tubo neural son debidas a la interacción de múltiples factores. En estos niños, una regulación anormal de la división celular en las primeras etapas de la embriogénesis provoca una falla en el cierre del tubo neural. Existe la evidencia de que las madres con antecedentes familiares de defecto en el tubo neural tienen mayor probabilidad de tener hijos con el mismo problema, lo cual indica una cierta causa genética, pero hay evidencia de que determinados fármacos, agentes infecciosos, radiaciones... también juegan un papel importante.

¿Cómo saber si tengo un riesgo alto de de tener un hijo con defectos congénitos?

Debe reflexionar sin prisas y plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo mas de 35 años?

  • ¿Tengo algún familiar o hijo afecto de algún defecto congénito?

  • ¿He tenido dos o más abortos?

  • ¿He tenido algún hijo fallecido repentinamente tras el nacimiento o mortinato?

  • ¿Tengo diabetes o algún tipo de cardiopatía?

Si ha respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas le aconsejamos que lo comente con su ginecólogo y que él le ayude a toma la decisión más correcta para la prevención de la aparición de defectos congénitos en sus hijos.

¿Son predecibles todos los defectos congénitos?

En la actualidad, si bien se ha avanzado mucho en el campo del diagnóstico prenatal, o sea, en la posibilidad de detectar las alteraciones embrionarias antes del nacimiento, solo pueden se detectados los de mayor incidencia, aunque van apareciendo continuamente nuevas posibilidades diagnósticas.

Los screenings en el primer y segundo trimestre del embarazo efectuados en suero de la madre, así como los análisis en líquido amniótico, juntamente con un diagnóstico por imagen cada vez más sensible, se han convertido en una rutina que nos ha ayudado a avanzar con pasos de gigante en el diagnóstico de defectos congénitos.



Su ginecólogo le recomendará, en función de su caso y de sus características personales qué pruebas están más indicadas y de qué posibilidades diagnósticas se disponen.

  1. ¿Y SI LA CIGÜEÑA PASA DE LARGO?

A veces es tan sencillo, y otras sin embargo, es tan complicado...¿Qué pasa que no me quedo embarazada?

Como siempre, es su médico la persona básica para ayudarle en su problema. Él o los especialistas que le recomiende, establecerán el camino a seguir: pruebas diagnósticas, tratamiento y, en su caso, técnicas de reproducción asistida.

Igual que en los otros apartados le proponemos un corto viaje a través de una serie de preguntas y respuestas para ayudarle a comprenderlo mejor.



Esterilidad e infertilidad, ¿es lo mismo?

No es lo mismo. Hablamos de “esterilidad” cuando no se ha conseguido ningún embarazo y de “infertilidad” cuando la pareja sí consigue el embarazo, peo éste no llega a término.

¿Es frecuente la esterilidad?

Aproximadamente un 15 % de las parejas en edad fértil presentan problemas de esterilidad. Salvo excepciones, siempre se habla de parejas estériles, no de individuos estériles.

¿Influye la edad en la fertilidad?

Sí, podemos delimitar entre los 20 y 30 años como el periodo más fértil y por tanto idóneo para la procreación en la mujer. A partir de los 35 años la fertilidad femenina disminuye, produciéndose un descenso acentuado a partir de los 40.

¿Cuándo acudir al médico?

En general podemos hablar de esterilidad primaria cuando una pareja tras un año, como mínimo, de relaciones sexuales sin control anticonceptivo no consigue un embarazo.



¿Es posible hallar la causa de la esterilidad?

No, no siempre es posible conocer la causa final de la esterilidad, es lo que conocemos como esterilidad idiopática. Los factores psicológicos pueden implicar una esterilidad.

¿Qué pruebas he de realizar para saber si soy estéril?

Para establecer el diagnóstico de la causa de esterilidad de una pareja, el ginecólogo o los especialistas que colaboren con él, tras una exploración del apareja y la realización de su historia clínica, puede recomendar unas primeras pruebas: seminograma en el varón y estudio básico ginecológico en la mujer: análisis, estudio de función ovárica y una ecografía. Después las pruebas se completarán en función de estos primeros hallazgos.

¿Existe tratamiento para la esterilidad?

Una vez diagnosticada la alteración que presenta la pareja, se procederá a su tratamiento específico. Para aquellos casos en que sea de difícil solución o no de resultado el tratamiento elegido, existe la posibilidad de recurrir a la medicina de la reproducción. Es una de las especialidades médicas que más han avanzado en los últimos 20 años. Continuamente se están consiguiendo mejoras en las distintas técnicas de reproducción asistida (T.R.A.).

¿Qué tratamientos ofrece la medicina de la reproducción?

Depende del origen del problema, si es de causa masculina, (ausencia de espermatozoides o disminución de su calidad), de causa femenina (orgánica o funcional) o de causa mixta. Básicamente hablaremos de inseminación artificial, y de fecundación “in vitro” (FIV) y sus diferentes variantes.

¿Es lo mismo inseminación artificial que fecundación “in vitro”?

No. La inseminación artificial puede realizarse utilizando el semen de la propia pareja o bien con semen de donante:

- La inseminación artificial con semen de la pareja (IAC) consiste en introducir los espermatozoides de mejor calidad, separados del resto del eyaculado, en el interior del útero, lo más cerca posible de las trompas.

- En la inseminación artificial de donante (IAD) se utiliza esperma congelado procedente de un banco de semen, que se deposita alrededor y en el interior del cuello de la matriz.

En cambio, en la fecundación “in vitro” (FIV) previamente se estimulan los ovarios para conseguir el mayor número de ovocitos posible. Estos ovocitos, cuando están maduros, se extraen para juntarlos en el laboratorio con los espermatozoides de la pareja. Los embriones resultantes son transferidos a la cavidad uterina, así se conseguirá el embarazo deseado si culmina con éxito la implantación

.

La microinyección espermática (ICSI) es una variante de la FIV para aquellos pacientes con valores del seminograma especialmente bajos o ausencia de espermatozoides en el eyaculado, pero con función espermática en el testículo, o en parejas con fracaso den la FIV.

¿Existe mayor riesgo de malformaciones congénitas en los hijos obtenidos mediante la reproducción asistida?

No. La tasa de malformaciones congénitas es la misma tanto en los hijos conseguidos mediante concepción natural que en aquellos procedentes de los distintos T.R.A.

¿Dónde acudir en caso de no producirse el ansiado embarazo?

Su ginecólogo o andrólogo le recomendará el centro de su confianza. No obstante, sepa que en España existen unos 135 centros de reproducción asistida registrados, según el Ministerio de Sanidad.

Prácticamente en todas las comunidades autónomas hay centros especializados, tanto públicos como privados. Baleares fue precisamente una de las comunidades pioneras en ofrecer los distintos tratamientos desde 1985.



Puede informarse en:

IBILAB

INSTITUTO BALEAR DE INFERTILIDAD, GINECOLOGÍA Y REPRODUCCIÓN

Clínica Son Moix

C/. Antonio Villalonga, 6

07011 Palma de Mallorca

Tel 902627777 Fax 9714554103


similar:

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos iconRelación de defectos cardiovasculares de la migración del ectomesénquima...

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos iconLa espina bífida es uno de los varios defectos congénitos conocidos...

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos icon1. 1 – clasificación de los defectos congénitos

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos iconEs evidente que todos los hijos se parecen a sus padres en mayor...

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos iconEn la actualidad defectos de nacimiento, malformaciones y anomalias...

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos iconProgramas de prevencióN, intervención y tratamiento ante problemas...

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos iconLa patología del funcionamiento mental de la madre constituye un...

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos iconLeyendo los mejores 20 libros pre-escolares con sus hijos durante el año

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos iconAdolescencia es el período de transición durante el cual el niño...

Informe a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos iconComo el padre de Buda, la sociedad contemporánea parece empeñada...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com