1. introducción a la biología de la piel




descargar 315.28 Kb.
título1. introducción a la biología de la piel
página1/8
fecha de publicación09.03.2016
tamaño315.28 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8
1. INTRODUCCIÓN A LA BIOLOGÍA DE LA PIEL

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y tiene mucha importancia. Ella cubre y protege todo lo que el cuerpo tiene en su interior. Sin la piel, los músculos, los huesos, y los órganos del cuerpo humano, no estarían en su sitio correspondiente sino dispersos sin ningún orden. La piel mantiene a todos estos elementos juntos. Además la piel también:

  • Protege el cuerpo

  • Ayuda a mantener la temperatura adecuada

  • Permite el sentido del tacto

La piel está formada por tres capas, cada una con sus correspondientes partes importantes. La capa externa se denomina epidermis.

La epidermis es la capa de la piel que se puede ver.

Mira tus manos durante un minuto. Aunque no veas ninguna actividad, tu epidermis está trabajando laboriosamente. En la base de la epidermis se están desarrollando nuevas células.

Cuando las células estén formadas, ellas comenzarán a dirigirse hacia la superficie de tu epidermis. Este recorrido suele durar de dos semanas a un mes aproximadamente. A medida que las células nuevas continúen su movimiento en ascenso, las células más maduras mueren y llegan a la superficie de tu piel. La piel que ves en tus manos (y en el resto de tu cuerpo) es realmente una acumulación de células de la piel muertas.

Estas células maduras son lo suficientemente fuertes para cubrir tu cuerpo y protegerlo. Pero ellas solamente permanecen en tu cuerpo durante un breve periodo de tiempo. Brevemente, se desprenden de tu cuerpo en forma de escamillas. Aunque no puedas ver este proceso, cada minuto del día perdemos aproximadamente de 30,000 a 40,000 células muertas de la superficie de nuestra piel.

En el tiempo que te ha llevado leer esta página hasta esta línea, probablemente hayas perdido alrededor de 40,000 células. Esto significa casi nueve 9 libras (4 kilos) de células cada año. Pero no pienses que tu piel desaparecerá algún día debido a este proceso, tu epidermis está constantemente desarrollando nuevas células que llegan a la superficie para reemplazar a las células maduras. La mayoría de las células de tu epidermis (un 95 por ciento) trabajan para desarrollar nuevas células de la piel.

¿Y qué ocurre con el cinco por ciento restante? Estas células se encargan de desarrollar una sustancia llamada melanina. La melanina otorga a la piel su color característico. Cuanto más oscura sea tu piel, mayor cantidad de melanina tendrás. Cuando te expones al sol, este cinco por ciento aproximado de células en tu piel desarrollan melanina adicional para protegerte de una insolación frente a los rayos ultravioleta del sol o rayos UV.

Esa es la razón por la que tu piel adquiere un bronceado si pasas mucho tiempo expuesto(a) al sol. Pero a pesar de que la melanina es una sustancia poderosa que te protege, no puede hacerlo completamente por sí sola. Es conveniente protegerla para prevenir el cáncer de piel y el envejecimiento precoz.
La dermis está debajo de la epidermis

La próxima capa de tu piel, debajo de la epidermis, es la dermis. Tú no puedes ver tu dermis porque está escondida debajo de tu epidermis. La dermis contiene terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos, glándulas sebáceas, y glándulas sudoríparas. También contiene colágeno y elastina, sustancias resistentes y flexibles.

Las terminaciones nerviosas en tu dermis se encargan de comunicarte cómo sientes las cosas que tocas. Estas terminaciones trabajan con tu cerebro y con tu sistema nervioso para que tu cerebro reciba la información sobre lo que estás tocando.

Algunas veces lo que puedes sentir es peligroso, por ello, las terminaciones nerviosas trabajan junto con los músculos para evitar que te hagas daño. Si tocas algo muy caliente, las terminaciones nerviosas de tu dermis responden inmediatamente. Los nervios rápidamente envían este mensaje al cerebro o a la medula espinal quienes inmediatamente ordenan a los músculos que alejen a tus manos del peligro. Todo esto ocurre en un instante, sin que te des cuenta de ello.

Tu dermis también contiene numerosos vasos sanguíneos los cuales mantienen las células de tu piel sanas aportándoles el oxígeno y los nutrientes que necesitan al librarse de impurezas. Es difícil ver estos vasos sanguíneos en los niños, pero puede que los identifiques observando la piel de tus abuelos. A medida que la dermis madura, se hace más fina y es más fácil ver a través de ella.

En la dermis también se encuentran las glándulas que segregan grasa. A estas glándulas también se les denomina glándulas sebáceas y siempre están produciendo sebo, el aceite natural de tu piel. Este se eleva hasta la superficie de tu epidermis para mantener tu piel lubricada y protegida. El sebo también hace que tu piel sea resistente al agua – mientras este presente el sebo, tu piel no absorberá el agua hasta empaparse.

También la piel tiene glándulas sudoríparas. Aunque no puedes sentirlo, tú estás sudando un poquito todo el tiempo. El sudor sale a través de los poros, los pequeños orificios que permiten al sudor salir de la piel. Cuando el sebo y el suero hacen contacto, éstos forman una barrera protectora que puede ser un poco pegajosa.

La tercera capa es la grasa subcutánea

La tercera capa de la piel y la más profunda se llama la capa subcutánea o hipodermis. Esta capa está compuesta en su mayoría por grasa que ayuda a que tu cuerpo se mantenga cálido y pueda absorber impactos, como por ejemplo, si te golpearas con algo o si te cayeras. La capa subcutánea de la piel también ayuda a que la piel mantenga en su lugar a todos los órganos debajo de ella.

Esta capa de la piel es donde también nace el cabello. Cada cabello de tu cuerpo crece a través de un pequeño conducto en tu piel llamado folículo. Cada folículo tiene sus propias raíces en la capa subcutánea las cuales continúan a través de la dermis.

Además la piel tiene folículos recubriendo todo tu cuerpo, con excepción de tus labios, las palmas de tus manos, y las plantas de tus pies. Igualmente, tienes más folículos en unas partes de tu cuerpo que en otras, tienes más de 100,000 folículo solamente en tu cabeza.

Los folículos de tu cabello dependen de tus glándulas sebáceas para que tu piel tenga brillo. Conectado a cada folículo de tu piel en la capa dermis, se encuentra una pequeña glándula sebácea que segrega sebo en el cabello. Este pequeño revestimiento cubre el cabello con grasa, aportándole brillo y protección a prueba de agua.

La piel puede abrigarte y refrescarte

Tu piel puede ayudarte si sientes que tienes mucho calor o frío. Tus vasos sanguíneos, tu pelo, y tus glándulas sudoríparas cooperan para mantener tu cuerpo a la temperatura adecuada. Si tuvieras que correr en medio del calor, podrías terminar con exceso de calor en tu cuerpo. Y si jugaras afuera cuando hace mucho frío, tu temperatura interna podría descender. De cualquier forma, tu piel siempre te puede ayudar.

Tu cuerpo es muy inteligente. Conoce cómo mantener tu temperatura adecuada justamente en 37 grados centígrados para mantenerte a ti y a tus células sanas. La piel puede reaccionar a los mensajes enviados por tu hipotálamo, el termómetro interno del cerebro. Si has estado corriendo durante un día caluroso, tus vasos sanguíneos reciben la señal del hipotálamo para deshacerse del calor de tu cuerpo, y lo hacen suministrando sangre cálida muy cerca de la superficie de tu piel. Esta es la razón por la que algunas veces tu rostro se enrojece cuando corres por ahí.

Para refrescarte, las glándulas sudoríparas entran en acción produciendo mucho sudor para deshacerse del calor corporal en el aire. Cuanto más caliente estés, más sudor las glándulas sudoríparas producirán. Una vez que el sudor entra en contacto con el aire, éste se evapora (esto significa que cambia de líquido a vapor) de tu piel, para refrescarte.

Cuando tienes frío, tus vasos sanguíneos previenen que tu cuerpo pierda calor y se constriñen lo más posible (esto quiere decir que se hacen más pequeños) y manteniendo la sangre caliente lejos de la superficie de la piel. Puede que notes pequeños bultitos en tu piel (piel de gallina), pero el nombre técnico de este proceso es reflejo pilomotor. El reflejo hace que muchos músculos pequeñitos llamados músculos piloerectores halen a tus vellosidades (los pelitos de tu piel) para que puedan permanecer erectos.




2. ESTRUCTURA Y FISIOLOGÍA DE LAS CAPAS DE LA PIEL
2.1 LA EPIDERMIS
ESTRUCTURA

Epitelio de revestimiento estratificado pavimentoso, conformado por:

Queratinocitos: 80% del total de las células epidérmicas producen queratina para formar la capa córnea.

Melanocitos: 13% de las células epidérmicas. Su función es dar color y protección a la piel.

Células de Langerhans: 4%, inmunidad -* centinelas periféricos, detectar antígenos.

Células de Merkel: Receptores del sentido del tacto.
La epidermis no esta irrigada por vasos sanguíneos, entre sus capas circula un líquido que proviene de los vasos dérmicos que aporta los nutrientes necesarios para su metabolismo (Linfa intracelular)

CAPAS DE LA EPIDERMIS


  • CAPA GERMINATIVA: Constituida por fila única de células cúbicas o cilíndricas implantada sobre lamina basal. Se adhiere a las papilas dérmicas. Tienen gran núcleo.




  • CAPA ESPINOSA: (CUERPO MUCOSO DE MALPIGHI). Extracto espinoso o extracto filamentoso constituido por 3 capas de queratinocitos. Las células tienen forma poliédrica y se van aplanando a medida que ascienden.




  • CAPA GRANULOSA: Banda oscura por 3 – 5 capas de queratinocitos aplastados.




  • CAPA CORNEA: Es la más superficial constituida por células aplanadas. No tienen núcleo. De 4 – 8 capas. Tiene 3 sub - capas:

- Brillante o estrato lúcido solo en palmas y plantas.

- Capa descamativa de ranvier.

- Capa compacta: En ellas las células están completamente ligadas.



FIG. Capas de la epidermis
PRINCIPALES CELULAS DE LA EPIDERMIS

QUERATINOCITOS:

  • Queratinocitos de capa basal: Única capaz de dividirse, el citoplasma tiene filamentos llamados tonofilamentos que se agrupan en “paquetes” las tonofibrillas. Se unen por medio de desmosomas que junto a las tonofibrillas dan gran resistencia física. En el citoplasma se observan gránulos de melanina, los melanosómas.

  • Queratinocitos de la capa espinosa: Tienden a alargarse horizontalmente. Tienen prolongaciones citoplasmáticas espinosas. Se unen mediante desmosomas. Gran cohesión. Presenta melanosómas citoplasmáticos.

  • Célula Granulosa: Membrana plasmática gruesa. Gránulos de queratohialina. Cuerpos lamerales o corpúsculos de Odland. Vierten su contenido a los espacios intercelulares para separar las células básales de las otras.

  • Célula cornea o cornocito: Hexagonal, sin núcleo, totalmente llena de queratina y presenta engrosamiento de la membrana plasmática. Fase descamativa

  • Células T: Constituyen la capa brillante de las manos y plantas de los pies, se encuentran en etapa de transición entre granulosa y cornocitos.





Fig. Células de la epidermis
MELANOCITOS:

Célula epidérmica encargada de producir pigmentos, la melanina.

  • Embriología: Formación entre 8ª a la 11ª semanas de vida embrionaria los melanocitos migran hacia los territorios que ocuparan en el organismo a lo largo de toda la vida

  • Localización: Epidérmica, sobre membrana basal, en los folículos pilosos y en el ojo (coroides e iris).

  • Número y distribución: Homogéneamente en la epidermis, promedio de 2000/mt2 en zonas expuestas permanentemente a la luz, en el resto del cuerpo promedio de 1500/mt2 y en órganos genitales externos: 2400/mt2

  • Morfología del melanocito: Cuerpo Globuloso con prolongaciones citoplasmáticas (dendritas), melanosomas y sin desmosomas (no se une ni se liga con células vecinas).





Fig. Melanocito

LAS CÉLULAS DE LANGERHANS:

Descubiertas por Paúl Langerhans en 1868. Son células epidérmicas que controlan la presencia de antígenos que hayan logrado atravesar la capa córnea. Se localizan en la epidermis media y profunda y representan del 2 – 4% de la población celular total. Se encuentran también presentes en mucosas de la boca, pulmón, vejiga, recto o vagína, timo y ganglios linfáticos. Su numero promedio es de 700/m2 y son células libres, sin desmosomas.



Fig. Células de Langerhans
FISIOLOGIA DE LA EPIDERMIS

La razón de ser de la epidermis, su misión, es la fabricación de la capa cornea. Nos protege de la agresión del medio ambiente y son abandonadas en el medio externo. En la descamación se pierden 9 – 17 mg de células corneas por día.

LA QUERATOGENESIS:

Es el único caso en que una célula muerta es indispensable como elemento fundamental para proteger el organismo. Destinado a hacer frente a las apreciaciones exteriores, esta barrera se descamara porque la capa cornea debe ser restaurada constantemente. Se presenta en dos etapas:
Primera etapa de la Queratogenesis: MIGRACION

Se refiere en realidad al tiempo de Migración, que es el periodo que transcurre entre el momento en que la célula D1 entra en la primera capa del cuerpo de Malpighi y la pérdida de esta célula por descamación (Aprox. 21 días). Este es el periodo de renovación de la epidermis.

Segunda etapa de la Queratogenesis: DIFERENCIACION

Durante su ascensión la célula “emigrante” se diferencia, es decir cumple cambios morfológicos.

Cúbico Basal, se aplana en Malpighi, a medida que asciende se sigue aplanando hasta descamar.





Fig. Queratogenesis
La epidermis sintetiza queratina. La queratina es una serie de proteínas fibrosas resistentes a diversos agentes físicos y químicos, está constituida por numerosos aminoácidos ricos en azufre (Cistina). La cohesión entre las placas de queratina es muy grande y se asegura mediante enlaces “puentes de hidrógeno” y “puentes de disulfuro”. (Desmosomas). Existen tres tipos de queratina: Epidérmica, pilosa y ungueal. Los tonofilamentos son sintetizados en todo el espesor epidérmico por los queratinocitos y son precursores de la queratina. Existen factores que modifican la queratinización epidérmica como son la radiación solar que la engruesa (Hiperqueratosis), el masaje cutáneo que estimula la actividad de las células germinativas, la psoriasis que se caracteriza por un periodo de renovación epidérmica acelerado (8 días) y la cicatrización después de una herida.
  1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

1. introducción a la biología de la piel iconBibliografía -biología e Introducción a la Biología Celular. Ed....

1. introducción a la biología de la piel iconBibliografía -biología e Introducción a la Biología Cel

1. introducción a la biología de la piel icon1. introducción a la biologíA

1. introducción a la biología de la piel iconBiología de Magisterio Introducción a la Célula

1. introducción a la biología de la piel iconApunte de la cátedra de introducción a la biologíA

1. introducción a la biología de la piel iconBiología del fenómeno social introduccióN

1. introducción a la biología de la piel iconLa evolución de distintas técnicas en el ámbito de la biología del...

1. introducción a la biología de la piel icon1. 2 La función de la piel

1. introducción a la biología de la piel iconAnatomía y Fisiología de la piel

1. introducción a la biología de la piel icon6 infecciones bacterianas de la piel




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com