Maestría en desarrollo educativo




descargar 19.84 Kb.
títuloMaestría en desarrollo educativo
fecha de publicación12.03.2016
tamaño19.84 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos


MAESTRÍA EN DESARROLLO EDUCATIVO

FILOSOFÍA DE LA EDUCACIÓNdescripción: http://www.imopuebla.com.mx/logounipuebla.jpg

MARÍA DOLORES MINERO CASTILLO

EL HOMBRE, SER EDUCABLE.

La educabilidad es una posibilidad y una categoría humana, una posibilidad porque significa la viabilidad del proceso educativo y una categoría humana porque se predica del hombre esta cualidad.

La educabilidad ocupa un lugar de privilegio, es la condición primordial del proceso educativo. Además significa la cualidad específicamente humana o conjunto de disposiciones y capacidades del educando, básicamente de su plasticidad y ductilidad, que permite recibir influencias y reacciones ante ellas, con lo que elabora nuevas estructuras espirituales que le personalizan y sociabilizan.

En términos aristotélicos, la educabilidad es la potencia, es la radical, es el poder ser educado, en términos sociopolíticos es la base de los principios de igualdad de oportunidades, en materia educativa, existencialmente es un grito interior, una llamada a la responsabilidad personal, por último entendemos que la educabilidad es un poder ser, una esperanza, de acercarse al “deber ser” una autoexigencia de perfección y una insaciable búsqueda de un sí mismo mejor.

Las características son:

  1. Es personal, es decir es una exigencia individual inalienable, e irrenunciable que surge del manantial de la personalidad y de la hominidad.

  2. Es intencional, es decir que el sujeto es dueño de sí mismo y dirige el sesgo y el viaje, de acuerdo a unas metas o ideales que se autofijan.

  3. Es dinámica, pues la realización del programa existencial de cada hombre supone actividad.

  4. Es necesaria, pues sin ella el hombre se vería privado de posibilidades de autorrealización, de personalización y de socialización.

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL CONCEPTO DE EDUCABILIDAD

En primer lugar la educabilidad es sinónimo de “plasticidad” y “ductilidad”

La educabilidad evolutiva, se halla en rastros de animales., La educabilidad de voluntad comprende la inteligencia mediante la cual se consigue la educación moral.

La teoría naturalista reconoce la exigencia del ser humano a desarrollarse espontáneamente y a ese desarrollo humano le llaman educación

La educabilidad es la capacidad y exigencias de poder autodirigir el propio perfeccionamiento, y esta posibilidad es justamente negada de la “espontaneidad” de la educación de la naturaleza, que se erige en las tres educaciones: la de la naturaleza, de los hombres y de las cosas.

El sujeto de la educabilidad es el ser espiritual del hombre, la capacidad de habituación y educabilidad no son la misma realidad, pues existen diferencias entre las potencias humanas y las operaciones espirituales.

ANTROPOLOGÍA Y EDUCABILIDAD

La primera razón por la que el hombre es educable ha de buscarse en su apertura, que es la capacidad opuesta al instinto ciego y fijo. El ser del hombre es ser educable, porque puede autorrealizarse consecuencia de su apertura y de su falta de programación, en los niveles de su libertad, donde quién programa es el mismo. Justamente autorrealizarse y autoprogramarse privilegios exclusivos del hombre.

El hombre es educable, porque puede comunicarse, en una doble esfera, la del saber y la de la relación personal, el hombre es un ser cultural, activa y pasivamente, es decir, puede crear y recibir cultura.

El hombre es educable en virtud del principio de convergencia, que afirman lo hereditario, lo ambiental y las intervenciones independientes del individuo en su propia evolución.

LA ESPIRITUALIDAD DEL SER HUMANO.

El hombre fue entendido dualmente, compuesto de alma y cuerpo. El cuerpo presta al espíritu los pies, manos. Ojos, oídos y el espíritu presta al cuerpo el hábito, la inmaterialidad, los ideales, la interioridad, la relación trascendentes. San Agustín hablo ya de cuerpo, alma y espíritu, éste es la cúspide de esta fórmula.

Max Scheler describe el espíritu asignándole otras cualidades como lo son: Libertad o autonomía, apertura al mundo, objetividad y posibilidad de ser determinada por la manera de ser objetos mismos susceptibilidad de una expansión ilimitada.

La educabilidad está unida esencialmente al espíritu, porque requiere todas las prerrogativas que le son predicables, es la manifestación más genuina del poder y alcance, síntesis de cuanto es y hace. La educabilidad es la capacidad del movimiento interior de la persona, que se conquista y perfecciona. El hombre puede educarse, porque puede reflexionar e interiorizarse.

EL SER TEMPORAL DEL HOMBRE.

Por temporalidad entendemos ahora la vivencia que el hombre tiene de la contingencia, del ritmo cambiante de los seres perecederos y los problemas que son inherentes a esta caducidad,

Los condicionantes de la temporalidad son:

  • Es la conciencia de la caducidad.

  • Es la autorreflexión.

  • La mundanidad o pertenencia a un sistema de realidades amenazadas por la destrucción.

  • La historicidad o sujeción de los vaivenes de la civilización y la cultura impedida por los mismos hombres.

EL SER EVOLUTIVO DEL HOMBRE.

El evolucionismo esta hoy aceptado en el saber científico y el filosófico, ya se trate de darse un sentido biológico, donde todo parece conducir a la confirmación de la mutabilidad constante ontogenética y filogenético, ya se trate de campo psicológico, en el que las investigaciones proliferan cada día más.

LA EDUCACIÓN EN EL AÑO 2000

La sociedad del siglo 2000 ha sido vislumbrada por la prospectiva, la educación debe de tener los siguientes rasgos, primacía de la capacidad de iniciativa de decisión y de comunicación, la implementación de sistemas de educación permanente e individualizada, aprovechamiento de los recursos tecnológicos y científicos mediante la fundación de instituciones adecuadas, diversificación de las especialidades.

El profesor del año 2000 debe de tener las siguientes cualidades: Ingenieros de la información, elaborar nuevos métodos de autoaprendizaje, ser consejeros del aprendizaje, libre e independiente de controles de inspecciones, dotado de la capacidad para la empatía y la comunicación.

EL FUTURO EN LA EDUCACIÓN.

Toda educación por ser intencional y teológica se dirige al futuro, existen dos formas de enfocar educativamente el futuro.

  1. La primera priva al educando de su libertad, sumiéndolo en el mar de la necesidad.

  2. En la segunda ayuda al hombre libre, en la persuasión de que la educación significa la representación anticipada del futuro.

La estructura entitativa de la educación:

  • El ente educativo

  • La existencia de la educación

  • La esencia de la educación

  • La contextura de la esencia y existencia en el seno del ente educativo.

Desde una perspectiva fenoménica, la educación se nos presenta como una realidad que tan sólo se da en el hombre, ya que en las plantas le llamamos cultivo, en los animales adiestramiento y al hombre le llamamos educación.

FORMACIÓN DE LOS HÁBITOS.

La formación de los hábitos incluye, la comprensión del fin que se persigue, la repetición sistemática de los actos.

James, La vaissiere, Palmes y Boyd Barret, ofrece las reglas prácticas para la formación de hábitos.

  • Cuando se trata de la formación de un hábito nuevo o destruir uno antiguo, hay que lanzarse con la más fuerte determinación y decisión que sea posible.

  • No permitir ninguna excepción antes de que el hábito, se trata de adquirir este profundamente arraigado.

  • Hay que aprovechar cualquier oportunidad que se presente para obrar conforme a la resolución tomada.

  • Hay que mantener viva la facultad del esfuerzo voluntario.

LOS HÁBITOS Y EL APRENDIZAJE.

Para la adquisición de los hábitos es indispensable despertar el interés activo, el aprendizaje se debe de fijar en la memoria, los fines y las condiciones y las reglas de ejecución de las tareas a realizar, tan firmemente que puedan ser recordadas por sí mismas durante la ejecución.

Las capacidades o facultades.- Las capacidades son las fuerzas psíquicas de la personalidad donde procede la actividad en múltiples formas y son de naturaleza espiritual como el entendimiento y la voluntad, toda la capacidad incluye de realizar algo.

Las capacidades sólo se despiertan y desarrollan mediante el conocimiento, los hábitos y habilidades, quién posee los hábitos para determinadas actividad, actúan con más éxito.

Las actitudes.- Son los estados mentales y emocionales mediante los cuales el sujeto se adapta ante situaciones dadas.

Las habilidades es la destreza para ejecutar una actividad, bien sea intelectual, estética, social y manual y se adquiere mediante el ejercicio de las actividades propias y es fundamental para una adecuada educación.

LOS SIETE SABERES NECESARIOS PARA LA EDUCACIÓN DEL FUTURO.

( Edgar Morin)

1.- Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión.

El conocimiento del conocimiento debe de aparecer como una necesidad primera que serviría de preparación para afrontar los riesgos permanentes de error y de ilusión que no cesan de parasitar la mente humana. Se trata de armar para cada mente en el combate vital para la lucidez.

2.- Los principios del conocimiento pertinente.

Es necesario desarrollar la aptitud natural de la inteligencia humana para ubicar todas sus informaciones en un contexto y en un conjunto, es necesario enseñar los métodos que permitan aprehender las relaciones mutuas y las influencias recíprocas entre las partes y el todo en un mundo complejo.

3.- Enseñar la condición humana.

Hay que restaurarla de tal manera de que cada uno desde donde este tome conocimiento y conciencia al mismo tiempo de su identidad compleja y de su identidad común a todos los demás humanos, así la condición humana debería ser objeto esencial de cualquier educación.

4.- Enseñar la identidad terrenal.

Habrá que enseñar la complejidad de la crisis planetaria que enmarca el siglo XX mostrando que todos los humanos, confrontados desde ahora con los mismos problemas de vida y muerte viven en una misma comunidad de destino.

5.- Enfrentar las incertidumbres.

Se tendría que enseñar los principios de estrategia que permitan afrontar los riesgos, lo inesperado, lo incierto y modificar su desarrollo en virtud de las informaciones adquiridas en el camino. Eurípides dice “Lo esperado no se cumple y para lo inesperado un dios abre la puerta”.

6.- Enseñar la comprensión.

La comprensión es al mismo tiempo medio y fin de la comunicación humana, la comprensión mutua entre humanos tanto próximos como extraños es en adelante vital para que las relaciones humanas salgan de su estado bárbaro de la incomprensión.

7.- La ética del género humano.

La educación debe de conducir a una antropó-ética considerando el carácter ternario de la condición humana. La ética individuo/ especie necesita un control mutuo de la sociedad por el individuo y del individuo por la sociedad, es decir la democracia.

Por último debemos de recordar que todo desarrollo verdaderamente humano debe de comprender el desarrollo conjunto de las autonomías individuales, de las participaciones comunitarias y la conciencia de pertenecer a la especie humana.

similar:

Maestría en desarrollo educativo iconMaestría en desarrollo educativo

Maestría en desarrollo educativo iconMaestría en Educación Desarrollo del Carácter

Maestría en desarrollo educativo iconPrograma educativo musical para el desarrollo del vocabulario en niños en edad escolar

Maestría en desarrollo educativo iconLa desnutrición causa efectos negativos en el desarrollo académico...

Maestría en desarrollo educativo iconResumen teniendo en cuenta la importancia de la teoría Piagetiana...

Maestría en desarrollo educativo iconResumen Las Tecnología de Innovación y Comunicación (tics) introducen...

Maestría en desarrollo educativo iconMaestria

Maestría en desarrollo educativo iconTesis de Maestría

Maestría en desarrollo educativo iconPrograma de maestria

Maestría en desarrollo educativo iconTesis de Maestría




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com