Diferencia entre sensación y percepción




descargar 22.71 Kb.
títuloDiferencia entre sensación y percepción
fecha de publicación04.08.2016
tamaño22.71 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
PROCESOS PSICOLÓGICOS BÁSICOS

Diferencia entre sensación y percepción

“Se entiende por sensación la mera interacción entre los estímulos del medio y nuestros receptores fisiológicos. La llegada de esos estímulos a nuestro sistema sensorial puede ser más o menos organizada o caótica, en fases o a la vez, rápida o lenta”. Mientras que “ el proceso psicológico encargado de darle sentido, en una primera interacción con ellos, es la percepción”. La percepción supone la capacidad humana de otorgar sentido al mundo externo e interno”.

Diferencia entre estímulo proximal y estímulo distal

El estímulo proximal es “aquel estímulo que se refleja en los receptores sensoriales y que, a su vez, depende de las características físicas de los receptores. Los seres humanos, por ejemplo, no llegamos a oír determinadas frecuencias sonoras que sí son percibidas por los perros y delfines”.

El estímulo distal, en cambio, es “el que se registra finalmente en nuestro sistema neurológico y sobre el que el funcionamiento perceptivo lleva a cabo algún tipo de modificación o interpretación”. Carretero en este caso pone el ejemplo de la visión: cuando vemos un objeto, la imagen del mismo se refleja al revés en la retina; pero luego el sistema perceptivo, a un nivel superior (corteza cerebral), ajusta esa imagen y la vuelve a poner en su posición real.

Definición de atención y funciones que cumple

La atención, a diferencia de la percepción, implica intencionalidad y permite focalizar y sostener la percepción a lo largo del tiempo. Es un mecanismo que nos sensibiliza y nos hace más receptivos ante los sucesos del medio ambiente, lo cual incide en la variedad y eficacia de las actividades que somos capaces de llevar a cabo.

Algunas de sus funciones son:

“Aumentar la posibilidad de recibir los estímulos y sucesos del ambiente, así como los propioceptivos”.

“Contribuir a una progresiva objetivación de la realidad interna y externa”.

“Facilitar el funcionamiento de otros procesos psicológicos, de los que a veces es condición casi indispensable”.

“Contribuir a ejecutar eficazmente las tareas que nos encontramos en nuestra interacción con la realidad, sobre todo aquellas que requieren esfuerzo”.

Fases del proceso atencional y características de cada una

La primera fase es el inicio, suele durar 4 o 5 segundos, y se da cuando sucede algún cambio en la estimulación ambiental que provoca un reflejo o respuesta de orientación en la persona. También puede activar la atención la propia decisión o interés de la persona. Según la tarea a realizar, se selecciona una estrategia atencional particular.

La siguiente fase es el mantenimiento de la atención y consiste en focalizar en el objeto durante el tiempo que la tarea específica a realizar lo requiera. Las cualidades de los estímulos influyen en esta fase: si el estímulo es intenso e inesperado, ocurre menos habituación y se mantiene la atención más fácilmente; si el estímulo es muy frecuente o repetitivo, causará interés inicialmente pero luego, habituación, y será difícil sostener la atención; si el estímulo es rítmico, acompasado, regular en su presentación, fácil de predecir, la atención dejará de ser constante y aparecerá sólo cuando se estima que el estímulo volverá a presentarse.

La última fase del proceso atencional es el cese, “período en el que se interrumpe la actividad atencional, y puede ser brusca o paulatina”.

Tipos atención

Las clasificaciones suelen hacerse de forma bimodal. Las más frecuentes son:

Atención concentrada (o focalizada en algo particular) / Atención dispersa o difusa (dirigida al contexto general).

Atención selectiva (atendemos a un solo conjunto de estímulos: procesamiento en serie) / Atención dividida (atendemos a varios conjuntos de estímulos a la vez: procesamiento en paralelo).

Atención exteroceptiva (atención dirigida al exterior) / Atención interoceptiva y propioceptiva (dirigida a la percepción de las vísceras y de la posición relativa de los músculos del cuerpo, así como de los estados emocionales y mentales).

Atención consciente (la persona es consciente de que presta atención) / Atención no consciente (la persona está atenta a algo sin tomar consciencia de ello en forma inmediata)

Atención voluntaria o controlada (existe predisposición y preparación de la atención, a la vez que una revisión o chequeo de la misma durante la actividad que se realiza; ejemplo: manejar un auto durante una competencia deportiva) / Atención involuntaria o no controlada (automatizada, rutinaria, por habituación, se puede estar consciente y atento a la actividad realizada aunque se la realiza de un modo estereotipado; ejemplo: manejar un auto un día de paseo).

Modelo multialmacén de la memoria (sensorial, de corto plazo y de largo plazo)

El modelo multialmacén de la memoria (Atkinson y Schiffrin, 1968) es uno de los modelos cognitivos más frecuentemente empleado. Para el cognitivismo, la información pasa por diferentes instancias durante su procesamiento y memorización. Para estos autores la memoria no es unitaria, sino que posee diferentes almacenes o estructuras con lógicas funcionales totalmente propias, que además están interconectados entre sí. Existirían tres sistemas o almacenes: memoria sensorial (MS), memoria a corto plazo (MCP) y memoria a largo plazo (MLP).

La MS toma parte de la información captada por nuestro sentidos y la guarda en este almacén durante no más de un segundo; inmediatamente transfiere esa información al siguiente almacén (MCP) y vacía la MS para volver a cargarla con la nueva información sensorial proveniente de los sentidos.

La MCP recibe la información y la retiene durante aproximadamente 20 segundos (a menos que se la retenga más tiempo mediante el repaso o la repetición). Esta memoria tiene una capacidad de información limitada a entre 5 y 9 ítems, 7 por término medio. Para evitar la saturación del sistema de la MCP, el sujeto suele construir paquetes o chunks, que son agrupamiento de información significativa entre sí, que también son tratados por esta memoria como unidades o ítems. Así, este empaquetamiento de la información o chunking permite almacenar mayor cantidad de información.

Finalmente, parte de la información que llega a la MCP es olvidada y otra parte es transferida a la MLP, donde se organiza y almacena de un modo más estable y duradero, prácticamente permanente. La capacidad de esta memoria es desconocida y se la considera ilimitada. Para volver a recordar un contenido guardado en la MLP, se requiere transferir nuevamente el mismo a la MCP. A veces, cuando la conexión entre ambos almacenes se ve dañada o interferida, la evocación no se concreta convenientemente.

Modelo de memoria de Tulving (procedimental, semántica y episódica)

Este es otro modelo cognitivo, pero que amplía la concepción del modelo multialmacén, señalando que la MLP a su vez está particionada en distintos tipos de memoria, según el tipo de información que contienen y procesan.

Así, la memoria a largo plazo se clasifica en:

Memoria procedimental: contiene los aprendizajes de hábitos y procedimientos conductuales automatizados (caminar, escribir, manejar máquinas, vestirse, todo tipo de destrezas y comportamientos instrumentales).

Memoria semántica: reúne la información lingüística acerca del mundo, que se almacenó sin registro del tiempo y espacio del momento en que sucedió el aprendizaje. Se trata de saber puro, en términos verbales, como las definiciones en un diccionario.

Memoria episódica: aquí encontramos el saber situado espaciotemporalmente, es decir, los recuerdos de hechos concretos que se asocian a la situación o episodio en que ocurrió el aprendizaje. Carretero, por caso, menciona la memoria autobiográfica como un tipo de memoria episódica (aquella que está referida a sucesos significativos de la propia vida).

Fenómeno del olvido y funcionamiento del recuerdo

En general, el olvido cumple la función de liberar a nuestra memoria de excesos de información o de información que provoca displacer. Podemos mencionar brevemente tres teorías que suelen tenerse en cuenta para explicar el fenómeno del olvido:

Teoría del olvido motivado: se olvida lo que se desea o necesita olvidar (la teoría psicoanalítica al hablar de la represión se sumaría a esta línea explicativa).

Teoría del decaimiento temporal: la información que no se emplea a menudo, se pierde (la perspectiva empirista y su hincapié en la repetición como motor de la memoria apoya esta teoría).

Teoría de la interferencia: el aprendizaje de nuevas informaciones a veces se superpone y entra en conflicto con información previamente acumulada y ello obliga a la memoria a olvidar alguna de las dos informaciones para evitar la interferencia y la incongruencia de los contenidos mnémicos.

Algunas de las leyes del recuerdo son:

En una serie o secuencia informativa, se recuerda mejor lo primero (efecto de primacía) y lo último (efecto de recencia).

Más allá de su posición en la serie, aquellas informaciones que resultan extrañas, inusuales o grotescas se recuerdan con intensidad.

Se recuerda mejor la información que ha sido asociada con acontecimientos emocionales destacados en la vida de la persona.

Todo lo que se recuerda supone que se ha añadido, quitado, simplificado o sintetizado información, “con el fin de aumentar su coherencia o de establecer mayor concordancia entre lo que recordamos y nuestra visión actual de los acontecimientos o personas”.

Concepto de aprendizaje. Diferencias entre conductismo y cognitivismo

Para el conductismo el aprendizaje es explicado de un modo mecanicista y determinado por el medio ambiente exterior. Así, el aprendizaje sería un cambio relativamente permanente en la conducta que tiene su origen en la experiencia, cuya ocurrencia no se debe a la fatiga, ni a la incapacidad de la persona para recibir información ambiental. Es una función adaptativa, que permite al sujeto modificar su conducta de acuerdo a las características del medio. Desde esta perspectiva, el aprendizaje sería un proceso psicológico básico común a animales y humanos, que permitiría la modificación de patrones conductuales innatos a partir de la asociación de ciertos estímulos incondicionados (naturales, innatos, que provocan ciertas respuestas también incondicionadas), con nuevas respuestas conductuales que no son las naturalmente esperadas (respuestas condicionadas): por ejemplo, los experimentos con perros de Pavlov, en los que inicialmente la comida (estímulo incondicionado) provocaba el reflejo de salivación (respuesta incondicionada); pero luego, cuando se asociaba la presentación de la comida con otro estímulo, completamente neutro en relación al estímulo incondicionado (el delantal del investigador, el encendido de una luz, el sonido de un timbre), ocurría que posteriormente la sola presentación del delantal, la luz o el timbre (ahora estímulo condicionado), provocaba el reflejo de salivación (ahora respuesta condicionada).

Para el constructivismo (Piaget, Vigotski) y el cognitivismo, el aprendizaje debe ser estudiado no sólo en relación con la conducta observable (lo que hacemos), sino también con los conocimientos ya procesados por la mente, disponibles en la memoria y cargados de significación, procesos que no son observables directamente, sino que deben ser inferidos a partir del modo en que las personas resuelven problemas y que tienen una clara relación con el uso del lenguaje y la significación dada a la realidad.

Tanto Piaget, como Vigotski, parten de concepciones evolucionistas y toman al aprendizaje y al hombre como resultados de un proceso de transformación progresiva. Para Piaget, en los procesos de aprendizaje se entremezclan aspectos filogenéticos (relacionados a la herencia genética acumulada durante toda la historia evolutiva de la especie humana) y aspectos ontogenéticos (el proceso evolutivo individual de cada sujeto a lo largo de las distintas edades de su vida). Para Vigotski, interactúan una línea natural de desarrollo (la constitución biológica y la programación genética del organismo) y una línea cultural (la apropiación o interiorización que hace la persona de las herramientas e instrumentos que le provee el entorno sociocultural, desde herramientas materiales, hasta herramientas simbólicas como el lenguaje).

Definición de emociones y diferencia con sentimiento

No hay en la psicología un claro acuerdo respecto a estos conceptos, pero asumimos la posición que asigna al término emociones el significado de reacciones afectivas observables físicamente. Las emociones son reacciones afectivas intensas, inmediatas, breves, con una clara afectación orgánica y una respuesta conductual relativamente estandarizada. Los sentimientos, en cambio, son reacciones afectivas difusas y suaves, pero duraderas en el tiempo, sin un componente de reacción orgánica visible y sin una reacción conductual tan evidente.

Emociones primarias y secundarias. Modelo de Plutchik

Se considera que ciertas emociones, denominadas primarias, tienen una base estrictamente biológica y genética, innata. Mientras que otras emociones se denominan secundarias y son el producto de los aprendizajes y el contacto con la sociedad y la cultura a lo largo de la vida. Para Watson (conductismo), las tres emociones básicas eran la ira, el amor y el miedo. Actualmente, uno de los modelos más empleados es el de Plutchik, que establece ocho emociones básicas o primarias (emociones que se pueden hallar también en especies animales) y numerosas posibilidades de combinación para generar emociones complejas o secundarias (específicamente humanas). Las ocho emociones básicas son esquematizadas por este autor en un círculo de emociones, en el cual dispone las ocho emociones distribuidas como pares de opuestos: Miedo-Ira, Sorpresa-Expectación, Tristeza-Alegría, Aversión-Aceptación. Posteriormente las combinaciones entre estas emociones básicas y entre las emociones derivadas, complejizan y diversifican la estructura emocional de cada persona. Por ejemplo, el resentimiento sería la combinación de tristeza e ira; la culpa, la combinación de alegría y miedo; el amor, la combinación de alegría y aceptación; el alarma, la combinación de miedo y sorpresa; el deleite, la combinación de alegría y sorpresa; la ansiedad, la combinación de expectación y miedo.

similar:

Diferencia entre sensación y percepción iconEnfoques teóricos de la sensación y la percepción

Diferencia entre sensación y percepción iconI facultades cognitivas. Sensación y Percepción. Imaginación, Memoria y Olvido. La Inteligencia

Diferencia entre sensación y percepción iconDiferencia entre genotipo y fenotipo

Diferencia entre sensación y percepción iconDiferencia entre la meiosis y la mitosis

Diferencia entre sensación y percepción iconDiferencia entre juego y deporte

Diferencia entre sensación y percepción iconAl evitar la percepción del dolor, hay cambios en la percepción de la temperatura

Diferencia entre sensación y percepción iconDiferencia entre curar y sanar índice

Diferencia entre sensación y percepción iconDiferencia entre los paradigmas de investigación cualitativa y cuantitativa

Diferencia entre sensación y percepción iconActividad diferencia entre organismo genéticamente modificado y transgénico...

Diferencia entre sensación y percepción iconLa diferencia entre la historia de la educación y la pedagogía, radica...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com