Programa de formación de grado




descargar 0.74 Mb.
títuloPrograma de formación de grado
página8/13
fecha de publicación06.08.2016
tamaño0.74 Mb.
tipoPrograma de formación
b.se-todo.com > Biología > Programa de formación
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

Tercera Categoría: Abundancia de Peces. Medidas:

9) Número de Individuos en la Muestra: originalmente esta categoría del IBI incluía tres medidas: número de individuos en la muestra, proporción de individuos híbridos y proporción de individuos con enfermedades, muertos y/o con anomalías esqueléticas. Las dos últimas medidas se omitieron para este trabajo debido a que la información taxonómica exacta sobre especies y subespecies y datos históricos sobre las mismas es escasa y dispersa y la hibridización puede ser común en varios peces de la región (Otto Castillo com. pers.). Por otra parte, la presencia de enfermedades, parasitismo y anomalías en el cuerpo de las aletas, sobre todo en peces del llano bajo, es frecuente cuando las condiciones climáticas son mis adversas.

La abundancia de peces para las muestras se basan en el esfuerzo por unidad de tiempo (2 horas). Bajo esta condición se obtuvieron, como promedio, más de 200 individuos/muestra en caños como caño lgüesito y quebrada Los Manires v casi 800 individuos/muestra para los caños de mayor tamaño (caños tipo II). En el análisis de muestras anteriores a esta investigación (caño Igües) se observa una abundancia parecida y proporcional según el tiempo empleado en la ejecución de dichos muestreos.

Modelo final del Índice de Integridad Biótica

El IBI modificado se expresó en dos modalidades (tablas 4 y 5) en función de las características de los caño escogidos. El IBI puede alcanzar un número máximo de 45 puntos y un mínimo de 6 ó 0 (según el tamaño de muestra); a estos valores extremos, expresados en intervalos, y a los valores intermedios correspondió una determinada clase de integridad (tabla 6), en la cual el intervalo máximo alcanzado por el IBI (42-45) equivale a la clase de integridad Excelente. Las clases subsecuentes (Buena. Regular, Pobre, Muy pobre y Sin peces) son asignadas según los intervalos (no proporcionales entre si) alcanzados en la sumatoria del índice.

Los resultados de aplicar el IBI a las muestras se presentan en las tablas 7. 8 y 9. En el caso de la estación B (caño Igüesito) se cuantificó la presencia de especies no tolerantes (ninguno en todas las muestras) así como también las especies sensitivas a la degradación (1, 0 y 1 para las muestras respectivas). Si se compara la muestra I de la quebrada Los Manires con la muestra 3 del caño Igüesito, ambas con el mismo valor del IBI (29), se observan fuertes diferencias en cuanto a la estructura comunitaria y composición de especies en las mismas. Es posible que el punto B presente una mayor degradación del hábitat que el punto A dado que las comunidades de peces para uno y otro lugar tienen serias disimilitudes. Esto no indica que el punto A sea el menos intervenido de los dos cuerpos de agua, pero tal disyuntiva puede ser resuelta tomando en consideración los aspectos físico-bióticos de los puntos de muestreo (tabla 1); datos con los cuales se puede inferir sobre la degradación de cada hábitat. Obsérvese que hasta el número de individuos colectados por jornada, el cual presenta cifras bajas para el punto B y más elevadas en el punto A, puede ser tomado en consideración para la interpretación del conjunto.

En la estación C se presenta para la muestra 2 una sola especie, indicando la posibilidad de vida en el cuerpo de agua (dadas sus depauperadas condiciones) pero también el tipo de especie en relación a su tolerancia, abundancia absoluta y nivel trófico (Hoplosternum littorale es un omnívoro béntico común en estos ambientes, adaptable a hábitat pobres y capaz de tomar el oxígeno del aire). Aunque los tres puntos de muestreo restantes tienen una fuerte intervención en su ambiente, pueden someterse a una previa comparación según los resultados del IBI, ahora desde el punto de vista de sus valores totales: El caño Igües en el punto de muestreo D obtiene un valor bastante bajo de acuerdo a este índice (23) para sus dos muestras (figura #); así, su clase de integridad tiende de Pobre a Regular.

El punto de muestreo E (Puente de Papelón) presentó una disminución progresiva de los valores del IBI para cada muestra (clase de integridad Buena-Regular). Probablemente los mismos son producto de las diferencias producidas en la ejecución de los muestreos (personal variado, clima, y equipos) y no en una posible variación de la integridad para dicho lugar, ya que el tiempo entre muestreo y muestreo fue corto y la cantidad de muestras (3) no fueron suficientes para aclarar esa situación. En el caño Maraca el IBI obtuvo un valor bajo (24); no obstante, este ambiente varias especies intolerantes e incluso otras que no aparecieron en puntos de muestreo equivalentes. En general, su estructura comunitaria reflejó-ciertas variaciones, aún cuando el ambiente no se observó tan intervenido como los otros.
La evaluación subjetiva de los ambientes acuáticos

Una estrategia válida para determinar a priori la calidad ambiental de un lugar es relacionar las características físico-bióticas del mismo con el grado de integridad biológica del cuerpo de agua (IBI u otros índices), ya que estas pueden reflejar el estado del medio acuático, además que ciertas características influyen directamente sobre la integridad de estos ambientes. La figura 4 representa los valores asignados a los caños estudiados, pudiéndose observar una acentuada similitud con las proporciones de los valores correspondientes al IBI (figura 3) La correlación de las características físico-bióticas con resultados del IBI ha sido demostrada ampliamente por los creadores de este índice (Karr et al., 1986; Fausch el al., 1990) como medida complementaria en este tipo de análisis.
Problemática

Los índices ecológicos clásicos presentan, además de las limitaciones ya reportadas en otros trabajos, características que limitan su utilización en el área de estudio. La principal limitante de todos los índices ecológicos clásicos (Shannon-Wiener, Pielou, Jaccard, etc.) es que estos presentan poca información biológica para poder ser evaluada. La omisión de aspectos tan importantes como la identidad de las especies, su papel en la comunidad y sus densidades poblacionales absolutas no son analizados por los mismos. Estos índices presentan deficiencias para su interpretación con fines de monitoreo de la integridad biológica. Igualmente, antes de una completa modificación de esta metodología para su aplicación es necesario conocer otros aspectos limitantes para su aplicación, tales como:

Riqueza, Biología y Abundancia de los Peces. La cuenca del río Apure presenta una diversidad y riqueza de especies muy alta. Muchas especies pueden ser encontradas en cuerpos de agua con grandes diferencias físico-bióticas y variar drásticamente en el tamaño de sus poblaciones a lo largo de los ambientes acuáticos (Machado-Alisson. 1987). La distribución espacial de una gran cantidad de especies de peces es variable y aún no claramente determinada, a pesar de los innumerables muestreos hechos en la cuenca (Taphorn. 1992). Así mismo, la tolerancia de la gran mayoría de los peces del llano a la intervención de su hábitat es notoria, y son pocas las especies verdaderamente sensibles a los cambios en el medio. La adaptabilidad de los peces a las fuertes variaciones climáticas de la región es producto de eficientes mecanismos para sobrevivir en condiciones extremas (plasticidad en las dietas, ayunos estivales. captación del oxigeno atmosférico. etc.). La generalidad del hábito alimentario omnívoro para la mayoría de las peces de la región y la capacidad para variar sus dietas es una limitante a la hora de analizar a las comunidades en función de sus niveles tráficos.

Hidrografía y Relieve. Una densa red de drenaje surca toda la cuenca del río Apure: conformando, en sus áreas bajas, extensas planicies de inundación entre abanicos de explayamiento y cauces que se intercomunican a lo largo de enormes distancias. El hecho de la intercomunicación de los cauces impide definir y discriminar a los mismos como ambientes con características propias, desde el punto de vista ecológico, en relación a la diversidad de especies que en ellos puedan encontrarse. A su vez, las inundaciones anuales de grandes superficies de terreno generan la posibilidad de intercambios de fauna íctica entre ambientes lóticos y lénticos, variando por consiguiente la riqueza de especies de año en año para muchos lugares.

Información Histórica. La información biológica sobre muchas especies, además de estar dispersa, generalmente no se ha registrado de manera cronológica y estandarizada. No se conoce qué número real de especies existen o existieron anteriormente en casi todas las cuencas del país, así como tampoco la variabilidad en sus distribuciones y sus densidades poblacionales en el tiempo. Los datos de pescas con fines biológicos, aunque proporcionan información sobre la ecología y taxonomía de las especies no son, como regla general obtenidos mediante métodos estándar de muestreo (ejemplo: se realizan sin medición de tiempo o de superficies muestreadas y con equipos variados). Datos pesqueros, además que los existentes en el país son muy mal registrados y/o monitoreados, presentan en gran parte deficiente información taxonómica sobre los peces así como en el número de individuos colectados por especie.

El Muestreo. La estructura del hábitat para los caños de la región se presenta, además de variable a lo largo del cuerpo de agua, con abundantes refugies para los peces lo cual imposibilita en buena parte la obtención de buenas muestras ícticas por medio de artes de pesca usuales. La opción del uso de la electropesca en estos ambientes tiene como principal limitante la baja conductividad de las aguas, que merman la eficiencia de los equipos. La eliminación de las comunidades de peces a lo largo de un tramo de cauce (ejemplo: envenenamiento), además de innecesaria, no permite en subsiguientes muestreos la consecución de datos reales sobe integridad biológica del ecosistema.

Consideraciones finales

Como se ha notado, la aceptación del IBI como método de monitoreo reviste dificultades en su ejecución y análisis. Sin embargo, la posibilidad de considerar el parámetro de sedimentación (medición de aspectos granulométricos o estructuras de fondo del cauce) y de especies con una tolerancia marcada a este parámetro puede ser factible ya que esta característica probablemente sea una de las más importantes en la degradación de los ríos en el piedemonte y la que influye con más fuerza sobre las especies de peces, además de reducir la operacionalidad y la cantidad de información empleada para el desarrollo del IBI.

La necesidad de evaluar y monitorear constantemente nuestros ambientes acuáticos es urgente. El avance de la intervención humana en los ecosistemas es más rápido que la información biológica generada en los mismos; información que viene a ser fundamental para la conformación de estrategias conservacionistas que permitan el uso racional de los recursos naturales. Esperamos que a partir de esta investigación se planteen nuevos estudios sobre la aplicabilidad del Índice de Integridad Biótica en Venezuela, para así, en un futuro cercano, contar con una propuesta de análisis aplicable en nuestros importantes ambientes acuáticos.

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos la colaboración prestada en los muestreos a Telva Carantoña, Pedro Pacheco, Carlos Riera y demás estudiantes de la Universidad Nacional Experimental de los Llanos Ezequiel Zamora. El Dr. Alex Flecker nos ilustró con interesantes conversaciones sobre la ecología en ambientes acuáticos y el Dr. Larry Page colaboró en la identificación de varias especies. El personal de! Museo de Ciencias Naturales de la UNELLEZ (Keyla Marchetto y Luciano Martínez) colaboró ampliamente, así como también en los préstamos de materiales y equipos. Este proyecto fue financiado parcialmente por el Servicio de Pesca y vida Silvestre de los estados Unidos a través de la Jefatura del Programa de Recursos Naturales Renovables de la UNELLEZ.

LITERATURA CITADA

Andrade, G. y Moscó, J. 1985. Un primer aporte al estudio del efecto

humano sobre la fauna de peces de la Cuenca del Lago de Maracaibo.

Resumen XXXV. Convención Nacional de Asovac. Mérida. p. 100.

Bruit, O., Machado, A. y Marrero C. 1985. Estudio comparativo de la ictiofauna de

los ríos Caris y Pao, h ' Anzoátegui. Resumen XXXV. Convención Nacional de Asovac. Mérida.

Chapman, M. 1980. Desarrollo estable de la pesca en la región del Guanare-Masparro.CIDIAT-OEA-MARNR-UNELLEZ-ULA. Venezuela.

Fausch, K. D., J. Lyons, J.R. Karr y P.L. Angermeier. 1990. Fish communities as indicators ofenvirommental degradation. American Fisheries Society Symposium. 8:123-144.

Karr, J.R. 1981. Assessment of biotic using fish communities. Fisheries. 6(6):21-27.

Karr, J.R. y D.. Dudley. 1978. Biological integrity of headwater stream: evidence of degradation prospects for ricovery. p. 3-25. en J. Lake y J. Morrison, Eds. Envirommental impact of land of use on water quality, final report on the Black Creek Proyec. Environ. Prot. Agency (U. S.) Publ; Chicago, Illinois. EPA-905-9-77-077-D.

Karr, J.R., K. D. Fausch, P.L. Angermeier, Yant P.R. y Schlossler I. J. 1986. Assessing biological integrity in running waters a method and its rationale. Illinois Nat. History Survey. Spec. Pub. 5.

Machado-Alisson, A. 1987. Los peces de los llanos venezolanos. Imprenta Universitaria. UCV. Venezuela.

Marrero,C.y D. C. Taphorn. 1991. Notas sobre la Historianaturalyladistribución de tos peces Gymnotiformes en la cuenca del río Apure y otros ríos de la Orinoquia. Bicllania(8):123-142.

Rengel, L., F. Ortega y G. Aymard. 1983. Dinámica de las variaciones de la co} ertura vegetal y la erosión en el piedemonte de Guanare. Boletín Técnico Nro. 8. UNELLEZ-GUANARE.

Taphorn, D. C. 1992. The Characiform Fishes of de Apure River Drainage, Venezuela. University of F lorida.

Fernández del V., A. y D. C. Taphorn. 1984. El río y su influencia en el ecosistema. Rev. Ecol. Conserv. Omit. Latinoam.Vol. 1. Nr.-2. p. 27-32.

Winemiller, K. O. y D. C. Taphorn. 1989. La evolución de las estrategias de vida en los peces de los llanos occidentales de Venezuela. Biollania (6):77- 123.

Tabla 1: Características de los ambientes acuáticos estudiados.
La profundidad y la anchura son valores máximos.

PUNTOS DE MUESTREO

ASPECTOS A B C D E F

Profundidad (m) 1.2 1.5 2.1 3 5 2.3

Anchura (m) 3 3 4 8 10 6

Sustrato estable estable mucha mucha fango arena

arena arena materia materia mucha fango

grava grava orgánica orgánica materia materia

piedras piedras descomp. descomp. orgánica orgánica

Transparencia

(cm) - - 5 30 10 20

Color del

Agua - - negra negra turbia oscura

gris (té)

Refugios abundantes en todos los puntos de muestreo

Vegetación

ribereña bosque restos restos bosque restos restos

poco de de poco de de

interv. bosque bosque interv. bosque bosque

Sombra total regular regular total poca poca


Tabla 2: Tolerancia, estrategias de vida, niveles tróficos y abundancia de las especies colectadas en el área de estudio.

ORDEN/FAMILIA/ESPECIE T EDV NT A

C HARACI FORMES

ERYTHRINIDAE













Hoplias malabaricus




r2

C

A

ANOSTOMIDAE













Schizodon isognathuS

T

r2

H

C

PROCHILODONTIDAE













Prochilodus mariae

T

r2

H-D

A

CURIMATIDAE

























I!

Curimata cerasina

R

r2

H-D

C

Steindachnerina argentea

M

r2

H-D

A

Steindachnerina pupula

R

r2

H-D

C

CHARACIDAE













Acestrocephalus cf boehlkei

R

r1

C

E

Acestrorhynchus microlepis

T

r I

C

C

Aphyocharax alburnus

T

r1

I-O

A

Astyanax bimaculatus

M

r2

O

A

Astyanax integer

R

r2

O

C

Astyanax metae

R

r2

O

C

Bryronamericus beta

R

r1

O

C

Bryronamericus













deuterodonoides

T

r1

O

C

Charax gibbosus

R

r2

C

C

Cheirodon pulcher

M

r1

O

A

Cheirodontops geayi

T

r2

I-C

C

Creagrutus bolivari

R

r1

O

C

Creagrutus sp.

N

r1

O

C

Ctenobrycon spilurus

M

r1

O

A
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

similar:

Programa de formación de grado iconPrograma de formación de grado

Programa de formación de grado iconPrograma de formación de de grado

Programa de formación de grado iconPrograma de formación de grado

Programa de formación de grado iconPrograma de formación de grado en gestión ambiental

Programa de formación de grado iconPrograma de formación de Grado: Gestión Social del Desarrollo Local

Programa de formación de grado iconPrograma de formaciòN

Programa de formación de grado iconPrograma de formacion

Programa de formación de grado iconPrograma de Formación 14

Programa de formación de grado iconPrograma de post grado

Programa de formación de grado iconPrograma de Formación Ambiental




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com