Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención




descargar 52.41 Kb.
títuloResumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención
fecha de publicación19.10.2016
tamaño52.41 Kb.
tipoResumen
b.se-todo.com > Biología > Resumen

CUERPO, EMOCIONES, INTELECTO Y ESPIRITU:

AL ENCUENTRO CON LA CUADRINIDAD DEL FACILITADOR



Ponencia para el II Encuentro De Facilitadores


JOSÉ LUIS CARDONA ESTRADA

Psicólogo


Cochabamba, noviembre de 2000


RESUMEN

Este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención.

La personalidad ha sido concebida por las diferentes escuelas como entidades que involucran un o máximo dos aspectos emocional, corporal, mental y espiritual, aquí proponemos entenderla como un sistema en el que interactuan e interdependen estos cuatro aspectos y que en el proceso de facilitación debe ser tenido en cuenta como tal, asumiendo estrategias de intervención que asuma éste como un sistema en constante cambio, a partir de herramientas de comunicación que responda a la complejidad que este representa.

INTRODUCCIÓN


Lo que mas claramente define el objeto de intervención de la psicología es la personalidad. Cada escuela tiene su propia teoría a cerca de la manera cómo ésta se estructura y dinamiza, de acuerdo con los contenidos conceptuales y el enfoque que utilice.

Con el fin de dar coherencia conceptual a este trabajo, describiré inicialmente la estructura epistemológico que en el marco de la personalidad servirá como elemento base para realizar una propuesta en el sentido necesidad que tiende el facilitador de procesos de desarrollo humano, en la atención de estas dimensiones tanto en sus “clientes” (personas usuarias de sus servicios) como en si mismo.

En primera instancia explicaré de una manera sucinta los elementos fundamentales de la Teoría General De Los Sistemas para luego concluir en el porqué es posible hablar de un sistema personalidad ello nos permitirá, posteriormente, una aproximación a la manera como sería posible trabajar con esta propuesta en dinámicas tanto de carácter individual como grupal.

Es importante aclarar de mi parte que esta es una reflexión que apenas se está comenzando a gestar, que estas son las primeras letras escritas en este sentido y espero con el tiempo ir profundizando lo suficiente como para que de ella surjan frutos muchísimo mejor cualificados. Es por ello que aún no me atrevo a involucrar en esta, tal vez loca propuesta, los elementos conceptuales que dan piso a todo el andamiaje conceptual de las teorías de la complejidad. Por ello pido al lector que considere éste escrito solamente como un ensayo conceptual en evolución.
La Teoría General De Los Sistemas

Para iniciar esta comprensión es importante remitirse a la definición de sistema, la cual de una manera muy simple es posible concebirla como un conjunto del cual ninguno de los elementos puede ser modificado sin provocar una modificación de los demás. Lo anterior brinda la imagen de interacción e interdependencia de los elementos constituyentes del conjunto al cual este escrito se refiere. “Un conjunto de partes coordinadas y sustentadas por sus interrelaciones”1

La teoría general de los sistemas propone la existencia de dos tipos de sistemas, a saber: cerrados y abiertos. Los primeros se definen como “sistemas que se consideran aislados del medio circundante” 2. Alberto Velázquez citado por Cardona, propone que este tipo de sistema no establece la función de interacción, importación y transportación de la energía por si mismo. Los segundos, tienen la capacidad de mantenerse “en una continua incorporación y eliminación de materia, constituyendo y demoliendo componentes, sin alcanzar, mientras la vida dure, un estado de equilibrio”3. Los sistemas abiertos interactúan con su medio, importan energía, transformándola de alguna manera para finalmente exportarla convertida.4

Según Bertalanffy, todo organismo viviente es un sistema abierto y propone que su estado difiere enormemente del de los sistemas cerrados (Por ejemplo los minerales, según Velázquez) en tanto que mantienen un estado de equilibrio relativo que denomina uniforme. Es a través de una gran cantidad de interacciones sus partes como se complejiza su estructura y se le imprime al sistema una mayor necesidad de interacción e interdependencia de sus partes constitutivas.

Ahora bien, todo sistema abierto posee ciertos atributos básicos, como son:


  1. Autonomía

  2. Totalidad

  3. Circularidad

  4. Retroalimentación

  5. Equifinalidad

  6. Jerarquía

  7. Límites


Atributos estos que le permiten, organización y estructura.

La organización hace referencia a las relaciones que es necesario que existan entre las partes para que pueda darse una estructura determinada. Es decir, en palabras de Maturana “para que yo juzgue un objeto como silla es necesario que yo reconozca que ciertas relaciones se dan entre partes que llamo patas, respaldo, asiento, de una cierta manera tal que el sentarse se haga posible. El que sea de madera, con clavos o de plástico y tornillos es enteramente irrelevante para lo que yo califique o clasifique como silla” 5.

Por su parte, la estructura son tanto las relaciones como los componentes que constituyen una unidad particular. Siguiendo con Maturana, con un ejemplo este termino puede quedar mas claro: “Así por ejemplo, en el excusado la organización del sistema de regulación del nivel de agua consiste en las relaciones entre un aparato capaz de cortar el flujo de entrada del agua. En el baño de la casa, esta clase de artefacto se realiza con un sistema mixto de plástico y metal, consiste en un flotador y una válvula de paso. Esta estructura específica, sin embargo, podría ser modificada reemplazando el plástico por madera, sin alterar el hecho de seguiría siendo un escusado.” 6
La Teoría General De Los Sistemas En Los Sistemas Vivos

La teoría general de los sistemas, viene siendo aplicada a los sistemas humanos, a partir de las investigaciones de Berstein, Watzlawick, Bateson, Jackson y otros más, en el campo de la comunicación humana. Estos autores llagaron a la conclusión de que “lo que unifica a un sistema es la comunicación”7. De la misma manera el biólogo Chileno Humberto Maturana aporta en su teoría la idea de que el conocer es un acto esencialmente biológico y que se da en la medida que en el sistema se instaura un lenguaje , afirmando ademas, que para que exista una relación social es necesaria la comunicación entre los que participan de ella, entendiendo ésta como la coordinación conductual que se observa como resultado del acoplamiento social entre los que participan de la acción comunicativa.

El enfoque sistémico (del que hacen parte además de la teoría general de los sistemas, la cibernética, y la teoría interaccional, entre otras) ha dado claras muestras de que tanto la interacción como la interdependencia que ocurren tanto dentro de los sistemas como entre estos con su entorno inmediato, ocurre por la tendencia autoorganizadora de los mismos, la cual se da gracias a su capacidad de autorrenovación y autotransformación, la cual solo es posible en organismos que por su complejidad y capacidad de cognición8, pueden denominarse inteligentes.

Existen no pocos escritos en torno a la inteligencia de sistemas tales como el celular, el solar, la tierra (como planeta), el sistema atómico, etc.

Capra en su libro El Punto Crucial, Explica que “después de realizar estudios detallados sobre los modos en que la biosfera parece regular la composición química del aire, la temperatura de la superficie terrestre y muchos otros aspectos del medio ambiente planetario, el químico James Lovelock y el microbiólogo Lynn margulis han llegado a la conclusión de que estos fenómenos solo pueden comprenderse si se considera el planeta entero como un único organismo viviente”9. Excede a los intereses de este escrito ahondar en el tema, baste con reiterar el interés que en el mundo científico existe desde hace mas de 50 años por explicar los fenómenos desde una óptica interrelacional.
El sistema personalidad
El Sistema Personalidad fue descrito inicialmente por el biólogo Ludwig Von Bertalenffy, sin embargo tanto la terminología como la conceptualización de las principales corrientes psicológicas retoman no pocas veces los presupuestos de las teorías del enfoque sistémico. Por ejemplo, “Fue con el principio original de la homeostasia con el cual el psicoanálisis identificó su teoría de la descarga de tensiones como única tendencia primaria”10. Carl Jung utiliza entre otros le concepto de entropía para explicar todo lo relacionado con la energética psíquica11 y de la misma forma, en el lenguaje común de la psicología gestalt se afirma que el todo es mas que la suma de las partes...

Bertalanffy describe en su libro Teoría general De Los Sistemas, algunos aspectos que la psicología no ha tenido en cuenta a cerca del análisis del comportamiento. Sin embargo no describe claramente el mencionado sistema, sino que se limita a describir la manera como esta ciencia a asumido conceptualmente las funciones psiquicas y como en la práctica el individuo se relaciona y se comporta.

Haciendo uso del termino acuñado por Bertalanffy, se expondrá aquí un modelo de “sistema personalidad”, utilizando para ello los hallazgos teóricos de nuevas concepciones propias de la estructura teórica de escuelas como: el constructivismo, la psicología transpersonal, la biodanza de Rolando Toro y el análisis bioenergético de Alexander Lowen.

Dicho sistema - denominado por Bob Hoffman cuadrinidad12- esta compuesto por tres estructuras íntimamente relacionadas y en constante interdependencia: cuerpo, emociones, intelecto y espíritu. Si bien cada una de ellas mantiene una autonomía relativa con respecto de las otras, solo es posible entenderlas verdaderamente a partir de una mirada mas amplia, en la que se acepte su interdependencia funcional como un sistema integrado, con estructura, organización y capacidad aotoorganizadora y autopoiética13.

Es sabido que los organismos de alta complejidad funcionan lejos del equilibrio, sin que ello implique cambios estructurales permanentes. Una buena dosis de desorden (desequilibrio) se hace necesario para mantener la dinámica del sistema, que a través de mecanismos de retroalimentación logra automantenerse o autotransformarse, según sea su necesidad, siempre orientado por una pauta de organización determinada filogenéticamente. Estos mismos mecanismos, tan fácilmente observados biológicamente, es posible verlos definidos psicológicamente, en la complejidad del sistema personalidad, el cual solo posee la especie humana, en tanto que en este organismo es en el único que es posible observar la capacidad de creación de lenguajes simbólicos que le permitan transmitir a otros sus vivencias.

Este sistema, posee una dinámica retroalimentativa bastante compleja espilcaremos a continuación parte de ella.

Estructura Y Organización Del Sistema Personalidad



Al estar estructurado el sistema personalidad por sistemas tan complejos como los antes mencionados: cuerpo, emociones, intelecto y espíritu, éste puede ser considerado como un metasistema14, pues en él se definen indudablemente la mayoría de los procesos que el organismo humano experimenta como totalidad en su esfera psico-corporal (e incluso psicosocial), a tiempo que en él se pueden describir desde diferentes enfoques la circularidad de los fenómenos ocurridos en las interacciones entre sus componentes, es decir, los efectos ocurridos sobre cualquier elemento o subsistema del sistema tienen influencia en los demás15.

Así por ejemplo, cualquier situación que involucre al cuerpo y lo movilice en algún sentido, convoca una movilización similar en las otras esferas de la personalidad, de tal forma que si el hecho resulta traumático, en tanto conlleva una experiencia dolorosa, ella no solo deja una huella en la parte física de este organismo, sino que además quedan impresiones similares en las otras esferas.

De igual manera cuando el evento acarrea el dolor emocional, es posible observar que también se ven afectadas la esfera corporal, tanto como la intelectual y por ende la espiritual.

Un ejemplo nos podría ayudar a explicar este argumento, que es posible que resulte espinoso para el lector.

Cuando el niño es reprendido y golpeado por algún acto que sus padres consideren debe ser corregido, éste castigo físico y el consecuente dolor corporal no solamente queda marcado en la memoria de las células y las estructuras del cuerpo del pequeño, ello también involucra el dolor emocional, en tanto que la reprimenda conlleva de igual manera a la movilización de sentimientos y emociones, así como la fijación (en su esfera intelectual) de una imagen de sí mismo y de los demás, acorde con su propio dolor, que a la postre define su manera de relacionarse con su propio ser, con su medio y con su relación con un ser superior (la esfera espiritual).

Idéntico proceso ocurre si el evento afecta primeramente el aspecto emocional o el intelectual.

Quienes han estudiado las relaciones entre estas esferas16 , han descripto claramente la manera cómo las emociones generan respuestas corporales, definiendo incluso la estructura, así como la estética, la motilidad y vitalidad de dicho cuerpo. De esta manera, en el niño que a sido descalificado, subvalorado, invalidado, ilegitimado... desde la agresión física, verbal o gestual, se van rigidisando algunos grupos musculares y disminuyendo el flujo energético normal del cuerpo, lo que a la postre inhibe la funcionalidad de algunos órganos o sistemas.

Las antiguas escuelas de medicina como la hipocrática o la china entendía muy bien estos bloqueos energéticos, razón por la cual cuando las personas llegaban a consultar por una dolencia física, el extenso interrogatorio involucraba no solo la sintomatología, sino también la manera como se encontraba el individuo en sus relaciones consigo mismo, con su familia, con sus vecinos, con su entorno natural y con su absoluto (lo que da trascendencia a la vida del ser) y desde allí se enfocaba tanto el diagnóstico como el tratamiento.
EL SISTEMA PERSONALIDAD EN EL PROCESO DE FACILITACIÓN

La facilitación de procesos humanos nunca puede ser considerada como algo simple, si la o las personas que se exponen a una experiencia en donde serán orientados por alguien son seres inmensamente complejos en sus diferentes estructuras y dinámicas, la intervención debe asumirse de la misma manera, como algo complejo. El no hacerlo, no solamente resultaría epistemológicamente reduccionista (desde el punto de vista científico), si no que además conlleva procesos faltos de integralidad y por demás incompletos.

Si bien la idea de la interdisciplinariedad cada vez asume más fuerza, la dificultad máxima que está surgiendo es que de la misma manera se está fortaleciendo la especialización, aspecto este que conlleva a la perdida de la integralidad y por ende de un pensamiento complejo que permita pensar los fenómenos más que como producto, como proceso, o a la ciencia mas que como la búsqueda de verdades absolutas, como acercamientos juiciosos a realidades multiples (es decir el paso de una ciencia objetiva a una ciencia epistémica).

Lo anterior sugiere que el proceso de facilitación debe atender a la totalidad de las dimensiones del individuo, a su sistema de personalidad como una estructura integrada, en equilibrio relativo y en constantes procesos retroalimentativos.

La psicología moderna cada vez está dando mayores pasos hacia la construcción de modelos teóricos y estrategias de intervención que dan cuenta de esta lógica, prueba de ello es posible observarlo con el advenimiento de gran cantidad de modelos y técnicas terapéuticas que se vienen popularizando, algunas emanadas de prácticas científicas, otras provenientes de traducciones terapéuticas de ejercicios espirituales de religiones orientales. No es posible decir que estas todas prácticas puedan considerarse científicas, lo que si es innegable es la amplísima aceptación que tienen en el imaginario colectivo, lo que necesariamente debe cuestionar el hacer del teórico y del terapeuta.


Ahora bien, es muy probable que las preguntas a esta altura es ¿cómo se integra este sistema? Y ¿cómo trabajar con él en el proceso de facilitación?.

A esta primera pregunta, podríamos responder tomando como base la propuesta de Maturana, según la cual todo fenómeno humano (o mejor de la naturaleza) conlleva un proceso de conocimiento, entendiendo éste no solamente como la adquisición de una información determinada, sino la integración de procesos vitales que le permiten al organismo el logro de sus procesos autopoieticos (capacidad de los seres vivos de autoproducirse a través de la autoregeneración y la autotransformación de sus partes). Para ello, dichos organismos establecen su territorio cognitivo el cual es posible definir como el espacio en que el que éste establece sus relaciones –consciente o inconscientemente- con su entorno inmediato, tanto como con su propio interior. En el caso de la especie humana al proceso autopoiético se da a través del autoconocimiento, Capra al referirse a esta cualidad, plantea: “el autoconocimiento, por lo que sabemos, se da únicamente en los anormales superiores , manifestándose en toda su plenitud en la especie humana. Como humanos, no solo somos conscientes de nuestro entorno, sino de nosotros mismos y de nuestro mundo interior. En otras palabras, somos conscientes de que somos conscientes. No solo sabemos sino que sabemos que sabemos. Es esta la capacidad de autoconocimiento a la que me referiré con el término de ‘conciencia’.”

Según Maturana, el fenómeno del conocimiento (cognición) o aprendizaje va ligada a la estructura orgánica del individuo y a la constante interacción con su entorno social. La cognición se identifica con todo el proceso de la vida, incluyendo percepciones, emociones, fantasías, reflexiones, comportamientos, etc., pues a través de las experiencias vitales como el individuo adquiere la información necesaria para que este conocimiento se haga posible. Ello permite suponer que no solamente se conoce a través de lo que se observa, sino desde cada una de las experiencias físicas, emocionales, mentales y existenciales en las que la persona se vea involucrada.

Con todo, podríamos afirmar que la estructuración de un sistema tan complejo como el sistema personalidad (y de los sistemas vivos en general), se logra a través de aprendizajes recurrentes que se logran en la cotidianidad del individuo tanto como en la participación en diversos contextos en los que estos se integran de acuerdo a la manera como hallan sido experimentados. Es por ello que si la experiencia resulta nociva o benéfica para el sistema, el conocimiento que de ella se derive se constituye en el referente para las sucesivas respuestas que en su devenir se vea obligado a dar.

De acuerdo con lo anterior, es claro que para el caso del organismo humano, por una parte son innumerables las fuentes de adquisición e integración de estos conocimientos y por otra, es igualmente rica la gama de puntuaciones que se establecen como consecuencia de ello.

Ahora bien, estos aprendizajes se organizan en el sistema de acuerdo a patrones o pautas de integración, que el mismo individuo va construyendo de acuerdo a sus propias experiencias, por ello la interpretación que dos personas dan de un mismo evento, así como la manera cómo este es integrado internamente, no es igual.
La comunicación en la estructuración del sistema personalidad

La comunicación no puede ser entendida como una simple transmisión de información que un emisor trasmite a través de un canal a un receptor, las innumerables fuentes a través de las cuales el ser humano recibe mensajes, hace que tengan que ser tenidas en cuenta las relaciones que el individuo tiene con eso que le entregó el mensaje. dos de los axiomas mas importantes que es posible describir con respecto al fenómeno comunicacional son: “es imposible la no comunicación” y “la comunicación involucra tanto un aspecto de contenido como otro relacional”. Lo anterior nos brinda la pista para llamar la atención en el sentido de que si bien todo comunica, los contenidos de esta comunicación afecta inevitablemente al individuo y su manera de percibir, sentir, asumir e integrar a los demás, al entorno y a si mismo.

Como ya dijimos las fuentes a través de las cuales el ser humano recibe e integra los que llega de su interior son muy variadas y ricas, ello implica asumir la idea de que si se desea entregar un conocimiento a un ser humano sea importante encontrar la manera mas adecuada y que involucre la totalidad de los canales por donde la información es recibida. Es por ello que el proceso de facilitación tiene que ser tan exigente en la utilización de técnicas integrativas y que le permitan a las personas vivenciar sus experiencias a través de sus diferentes posibilidades de asimilación y expresión.

La teoría de la programación neurolingüística a brindado pistas importantes para que ello se haga posible de una manera práctica en el trabajo con personas y grupos, así mismo el análisis bioenergético de Lowen, la biodanza de Toro, el psicodrama de moreno y muchísimas otras más han entregado herramientas importantes que facilitan la integración cuerpo, emociones e intelecto y en la mayoría de ellas se toma como elemento indispensable la esfera espiritual.
Conclusiones

Con todo, queda claro que:

  • La personalidad puede ser considerada como un complejo sistema en el que interactuan e interdependen cuatro elementos constitutivos cuerpo, emociones, intelecto y espíritu y que de la misma manera lo hacen con su medio y realidad mediata e inmediata.

  • El proceso de estructuración y organización de este sistema de personalidad obedece a la manera como se integran las experiencias desde los diferentes canales de recepción de información de esta información.

  • Este proceso de organización se expresa en patrones o pautas (las cuales dan muestra del territorio cognitivo del individuo) que permiten observar estos niveles de integración en actitudes y conductas concretas, así como en la cosmovisión que las personas posean, la idea de si mismos y de los demás y la relación con su mundo interno y externo.

  • Los procesos de integración de pautas se logran a través de la comunicación que el individuo establece consigo mismo con los otros y con su medio.

  • La comunicación implica procesos relacionales y estos a su vez involucran la totalidad del individuo, es decir su sistema personalidad.

  • La facilitación de procesos de desarrollo humano deben tener en cuenta, por una parte las estrategias comunicativas más adecuadas a las diferentes personas y grupos en su singularidad y por otra la interacción entre cuerpo, emociones, intelecto y espíritu tanto en la formación de desequilibrios como en el proceso de superación de los mismos.

  • La psicología moderna aporta innumerables teorías, métodos y técnicas que ayudarían al facilitador a integrar a su sistema de conocimientos y herramientas de trabajo grupal e individual los elementos teóricos y prácticos necesarios para el logro de estas dinámicas.



1 CARDONA, José Luis. Familias y Orientación Familiar. Universidad del Quindío, Armenia. 1997. P.59.

2 BERTALANFFY, Ludwig Von. Teoría General De Los Sistemas. Fondo De Cultura Económica, Santafé de Bogotá, 1994. P. 39.

3 Ibid. P.39.

4 Velázquez, Alberto. La Teoría General De Los Sistemas Y La Terapia Familiar. Conferencia.

5 MATURANA, H. Y VARELA, F. El Árbol Del Conocimiento. Chile . Universitaria. 1996. P.25.

6 Ibid. P.28

7 GUAG T. Enrique. El Enfoque Sistémico Comunicaciuonal De La Familia. Lectura estractada de su tesis doctoral; Factores Higiogénicos De La Familia. Universidad de Costa Rica. (1984).

8 Para comprender a profundidad estos conceptos recomendamos al lector, hacer un a revisión exhaustiva del texto citado de maturana y varela: El Arbol Del Conocimiento.

9 CAPRA, Fritjof. El Punto Crucial. N.E., N.L., N.F.

10 BÜHLER, Charlotte. Citado por BERTALANFFY Op. Cit. P.111.

11 JUNG, Carl. Energética Psíquica y Esencia Del Sueño. Barcelona, Paidos. 1992.P.36

12 HOFFMAN, Bob. El Proceso Hoffman De La Cuadrinidad. Barcelona, Urano. 1992.

13 El termino autopoiesis lo acuñó Maturana para referirse a cierta capacidad de los organismos vivos para autoproducirse.

14 Se habla de un metasistema, en tanto que se asume que el sistema personalidad pertenece a un orden de recursión superior que contiene a los demás sistemas.

15 Cuando un sistema es observado desde sus partes constitutivas y no desde las relaciones existentes entre ellas, pierde completamente su carácter de totalidad y por ende deja de ser lo que realmente es. Si se hace la división entre cuerpo, intelecto, emociones y espíritu, es para aclarar que el sistema personalidad no puede asumirse desde un solo aspecto: el intelectual (mental) como es la tendencia en el ámbito psicológico, o desde dos cuando se involucra la esfera afectiva o emocional, es necesario verlo desde la integralidad y no desde la sumatoria de partes.

16 Si bien fue Freud el primero en relacionar el cuerpo y la mente, en la explicación de la neurosis, fue uno de sus discípulos: Wilgem Reich quien más profundizó en el tema. A su vez Alexander Lowen, alumno y paciente de Reich, tomo la bandera del trabajo con el cuerpo y las emociones para crear la psicología bioenergética.





similar:

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconResumen El propósito de este artículo es explorar los fundamentos...

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconEste pequeño ensayo va dedicado a todas y cada una de las víctimas, desterrados y

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconResumen en este escrito se hace una reflexión sobre la figura del...

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconResumen El profesor resulta ser un factor clave para aproximarse...

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconResumen este artículo desarrolla brevemente el pensamiento educativo...

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconEste ensayo, publicado a menudo en francés, traducido y retraducido,...
«de lo actual», como él las llamaba; en cambio, extra­ñamente, tanto la palabra como el concepto de «larga duración» han pasado hoy...

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconResumen éste artículo nace como fruto de una reflexión sobre la Comunicación...

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconMetodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales...

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconEn este sentido ocurre un cambio cualitativo importante en lo que...

Resumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto personalidad, lo que indefectiblemente conlleva a una mirada diferente en el sentido de lo que es la intervención iconResumen Este artículo contiene una breve reseña histórica sobre las...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com