Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414




descargar 205.95 Kb.
títuloDirección : Jr. Manuel Seoane # 414
página1/5
fecha de publicación17.01.2016
tamaño205.95 Kb.
tipoDirección
b.se-todo.com > Biología > Dirección
  1   2   3   4   5

U N I V E R S I D A D A L A S P E R U A N A S

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD

Escuela Profesional de Estomatología


UNIVERSIDAD ALAS PERUANAS”

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD

Escuela Profesional de Estomatología

  1. DATOS GENERALES.

    1. TITULO DEL PROYECTO.

“Prevalencia y factores determinantes, en caries de aparición temprana en niños de 15 – 36 meses de edad, con lactancia artificial exclusiva y mixta, en el distrito de Baños del Inca – Cajamarca 2011”.

    1. PERSONAL INVESTIGADOR.

2.1. Autor(es).

Nombre : Clara Chegne Cortez.

Grado Académico : Estudiante IX ciclo.

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414.

Nombre : Jimena Nathaly Padilla Vargas.

Grado Académico : Estudiante IX ciclo.

Dirección : Av. La Paz # 883.

2.2. Asesores.

Nombre : Jaime Edgar Pacheco Neyra.

Grado Académico : Doctor en Gestión en Salud.

: Magister en Salud Pública.

Título Profesional : Químico Farmacéutico.

Dirección Laboral : Jr. El inca Nº 777 Cajamarca.

    1. TIPO DE INVESTIGACIÓN.

Diseño no experimental.

    1. DISEÑO DE INVESTIGACIÓN.

Descriptiva, transversal.

    1. LOCALIDAD E INSTITUCIÓN DONDE SE DESARROLLARÁ EL PROYECTO.

5.1. Localidad : Baños del Inca –Cajamarca.

5.2. Institución :WawaWasis del Distrito de Baños del Inca - Cajamarca.

    1. FECHA DE INICIO Y FECHA DE TÉRMINO

6.1. Duración del proyecto

5 meses

6.2. Fecha de Inicio.

Agosto 2011.

6.3. Fecha de Término

Supeditada a la aprobación del proyecto.

  1. PROYECTO DE INVESTIGACION.

“Prevalencia y factores determinantes, en caries de aparición temprana en niños de 15 – 36 meses de edad, con lactancia artificial exclusiva y mixta, en el distrito de Baños del Inca – Cajamarca 2011”.

  1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.




    1. Descripción de la realidad problemática.


Muchos términos se han utilizado para describir la caries dental en infantes. Estos incluían “caries de biberón” o “caries de mamadera”, llamada así por primera vez en 1862 por el pediatra Jacobi y descrita como la conocíamos hasta hace unos años por el Dr. Fass en 1962. Estos términos tendían a identificar la caries en la superficie labial de los dientes deciduos antero-superiores y solamente lo relacionaban con la leche que tomaba el niño, especialmente el biberón nocturno (Moya de Calderón, 2000).
Pero estos conceptos han ido cambiando; así, en la conferencia realizada en 1994, por el Centro de Control y Prevención de la Enfermedad en USA, se recomendó el uso de un término más específico a la llamada “caries de biberón”. Esto refleja un cambio de filosofía acerca de las causas de la enfermedad caries en niños muy pequeños. El nuevo término EarlyChildhood Caries (ECC), vuelca la importancia inicialmente dirigida al uso del biberón, hacia otros factores que contribuyen hacia su aparición y desarrollo, tales como factores psico-sociales, conductuales y socio-económicos (Bartolini, 2003).
ECC en castellano Caries de Infancia Temprana es un término relativamente nuevo que engloba todo los tipos de caries que ocurren en la dentición decidua de los niños hasta los 71 meses de edad. Se define, como la presencia de uno o más dientes deteriorados (lesiones cavitadas o no), perdidos (debido a caries), o con cualquier superficie obturada en dientes deciduos (Prudencia, Buckstegge, et Col., 2003).
Hardison en el año 2003 adiciona el término Caries de la Infancia Temprana Severa (S-ECC) que se usa para referirse a patrones de dientes cariados “atípicos”, “progresivos”, “agudos” o “rampantes”.
El diagnostico de ECC o S-ECC es dependiente de la edad del niño y de la extensión de la experiencia de caries. Así S-ECC se emplea en niños de 3 a 5 años, donde se encuentra uno o más dientes cavitados, perdidos por caries o superficies obturadas en los dientes antero-superiores. La puntuación usada es =4 a la edad de 3 años, =5 a la edad de 4 años y =6 a la edad de 5 años (Hardison, 2003).
Los criterios clínicos que se usan para el diagnóstico de Caries de la Infancia Temprana son los siguientes: lesiones iniciales de caries (mancha blanca), que generalmente aparecen en la superficie vestibular de los incisivos maxilares cerca de los márgenes cervicales, como también una ligera área de desmineralización o un punto en la superficie del esmalte, poco después de la erupción dentaria. Estas lesiones pronto se pigmentan de un ligero color amarillo, al mismo tiempo se extienden lateralmente a áreas proximales (Moya de Calderón, 2000).
Esta entidad patológica presenta algunas características durante su evolución: la lesión de caries dental avanza siguiendo la cronología de erupción de los dientes primarios; los incisivos mandibulares no son frecuentemente afectados debido al patrón muscular de succión del infante, que al protruir la lengua protege naturalmente a estos dientes, pero en estadios avanzados, pueden estar comprometidos. Al evolucionar la enfermedad, se puede observar clínicamente, pérdida de la integridad coronaria, compromiso pulpar, extensión de la lesión alrededor de la circunferencia del diente; resultando en fractura coronaria patológica al mínimo trauma y en muchos casos solo se pueden visualizar remanentes radiculares (Moya de Calderón, 2000).
Mancha blanca, el primer estadio de la caries dental, se presenta durante el primer año de vida; cuando las causas desencadenantes no son controladas, el avance es rápido produciéndose la cavitación y profundización de la lesión, pudiendo llegar a la destrucción coronaria antes de los 3 años de edad. Debido al efecto que produce el no remineralizar las superficies dentarias en el estadio mancha blanca, es que ECC considera este estadio como parte de la enfermedad, a diferencia de las antiguas clasificaciones, que consideraban la enfermedad a partir de la cavitación de la superficie dentaria (Castaño de Casaretto, 2000).
Las consecuencias de ECC incluye un riesgo alto de nuevas lesiones cariosas, hospitalizaciones e incluso tratamientos realizados en salas de emergencia u operaciones, retrasando así el desarrollo físico del niño (especialmente en la talla y/o peso), incrementando el tiempo y costo de tratamiento. Algunos niños pequeños pueden presentar un severo bajo peso que puede estar asociado a dolor para comer, perdida de días en el colegio, actividad física restringida, e incluso disminución de la habilidad para aprender (Villacorta, 1997).


    1. Antecedentes teóricos.

La caries dental es la enfermedad crónica más común en infantes, cinco veces más común que el asma, siete veces más que la fiebre y catorce veces más que la bronquitis crónica. Así mismo, esta enfermedad ha sido considerada una enfermedad de la civilización moderna, ocurriendo tanto en países desarrollados como no desarrollados. La literatura reporta que la incidencia de caries de infancia temprana es de aproximadamente 70% en países subdesarrollados y del 1% al 12% en desarrollados, con aumento en poblaciones con riesgo social. En nuestro país el 35% de la población afectada por caries, corresponde a infantes (Moya de Calderón, 2000).


    1. Formulación del problema a investigar.

¿Cuál es la Prevalencia y cuáles son los factores determinantes de caries de inicio temprano en niños de 15 - 36 meses de edad, con lactancia artificial exclusiva y mixta, en los WawaWasis del distrito de Baños del Inca – Cajamarca 2011?”.

    1. Horizontes de la investigación.

De acuerdo a lo que establece la ciencia epidemiológica, el término prevalencia hace referencia al número total de casos de enfermos para un tipo específico de enfermedad, en un momento y lugar particular y especial. En este sentido, la noción de prevalencia se vincula con la definición oficial que establece que toda prevalencia es el hecho de sobresalir o destacarse de algún objeto, alguna persona o alguna situación. De este modo, la prevalencia es entendida como la acción de sobresalir o resaltar de un tipo específico de enfermedad en un tiempo y espacio determinados.
La prevalencia, como dato estadístico, es de vital importancia para la epidemiología así como también para muchas otras ramas de la medicina. Esta información es utilizada para calcular el porcentaje de población afectada por determinada enfermedad o complicación de la salud en un espacio y momento específico. Al mismo tiempo, los datos obtenidos a partir de la prevalencia pueden servir para establecer estadísticas de riesgo poblacional y permite entonces el desarrollo de políticas de prevención y asistencia a los diferentes grupos expuestos a tal enfermedad.


    1. Justificación e importancia de la investigación.


De la revisión bibliográfica realizada se desprende que resulta complicada la detección de los grupos de riesgo para la caries en niños pequeños, debido a los múltiples factores de riesgo que pueden estar asociados a ella. Esta detección sería muy valiosa tanto a nivel individual como comunitario dado que la mayoría de las lesiones de caries se encuentran concentradas en un pequeño porcentaje de la población, y que parece existir además relación entre un alto índice de caries en dentición temporal, en especial la de comienzo precoz, y altos niveles de caries en la dentición definitiva.
El estudio de la bibliografía pertinente pone de manifiesto que puede existir una colonización precoz por estreptococos mutans (MS) anterior a la “ventana de infectividad” considerada tradicionalmente en la literatura, especialmente en niños con determinados hábitos dietéticos.
En Perú existen pocos estudios sobre la colonización temprana por MS. Sin embargo, de los trabajos que analizan la alimentación infantil en nuestro país parece desprenderse que el consumo de biberones se prolonga hasta edades bastante avanzadas, en muchos casos con contenidos azucarados, lo que de acuerdo con la bibliografía puede fomentar la colonización por MS.
Por todo lo anterior, parece probable encontrar un alto riesgo de caries de inicio temprano, con un porcentaje significativo de los niños de nuestro entorno; este alto riesgo puede constituir, según la bibliografía, un indicador de que este tipo de lesión cariosa no sólo afecta a la dentición temporal, sino que también, podría extenderse incluso a edades posteriores.
Por otra parte, los hábitos de alimentación establecidos a edades tempranas pueden marcar decisivamente las costumbres dietéticas posteriores, por lo que también permitirían identificar de forma precoz grupos con riesgo elevado. El estudio del papel de la dieta en la salud dental de los niños resulta en general complicado, pero su fiabilidad aumenta si se hace de manera prospectiva y no retrospectiva.
El presente estudio pretende analizar los hábitos dietéticos potencialmente nocivos, especialmente los relacionados con la lactancia, en un grupo de niños de 15-36 meses y efectuar un seguimiento de los mismos durante 4 meses, a fin de determinar cuál es el factor potencialmente nocivo para formación de la caries de inicio temprano, y así, poder prevenirlo.
Todo lo anterior puede resultar de utilidad para establecer posibles medidas de prevención y promoción de la salud y determinar en qué niños y en qué momento deberían ser empleadas. El marco idóneo para ello, de forma coordinada entre los diferentes profesionales sanitarios implicados, es la Atención Primaria del Sistema Nacional de Salud, que llega a una parte muy importante de la población infantil a estas edades y en la que las actividades de prevención constituyen un elemento esencial.


  1. Fundamento teórico de la investigación.




    1. Marco teórico.


“EarlyChildhood Caries” (ECC), en castellano “Caries de Infancia Temprana” es un término relativamente nuevo que engloba todo los tipos de caries que ocurren en la dentición decidua de los niños hasta los 71 meses de edad. ECC se define, como la presencia de uno o más dientes deteriorados (lesiones cavitadas o no), perdidos (debido a caries), o con cualquier superficie obturada en cualquier diente deciduo (Bartolini, 2003).
ETIOLOGÍA:
1. Factores dietéticos
Con carácter general, hoy se concede mucha menos importancia al factor dietético en la etiología de la caries dental cuando la higiene y al aporte de flúor son adecuados; hay autores que, desde que se ha generalizado el empleo de fluoruros, ponen incluso en duda la relación entre alto consumo de azúcar e incidencia de caries. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en los niños de corta edad muchas veces la higiene y el aporte de flúor no son suficientesy por ello es en el desarrollo de caries en la dentición temporal donde parecen cobrar más importancia los hábitos dietéticos (Rodríguez, Guiardirú, Arte, Jiménez, Echevarría, Calderón; 2003).
La etiología específica de la caries de comienzo temprano se ha atribuido clásicamente al uso inadecuado del biberón, especialmente por la noche. Sin embargo, los hábitos relacionados con el biberón no son la única causa de esta patología, por lo que los términos como “caries del biberón”, “síndrome del biberón”, etc., pueden inducir a error. Hace tiempo que se sabe que existen otros factores de riesgo adicionales, por ejemplo los hábitos incorrectos de lactancia materna y el uso de chupetes con sustancias dulces, y los estudios más recientes indican que también deben estudiarse factores de tipo sociodemográfico. Por ello, actualmente se ha cambiado el nombre de esta patología al de “caries de comienzo temprano” (en inglés earlychildhoodcaries o ECC), si bien éste término puede resultar algo difuso para una patología muy específica (Pinkman, 2001).
1.1Lactancia artificial
La aparición de caries en los incisivos superiores se ha explicado tradicionalmente por la posición de la tetina del biberón, que bloquea el acceso de saliva a esas piezas mientras que los incisivos inferiores están próximos a la desembocadura de las glándulas salivales y están protegidos del contenido del biberón por la lengua y la propia tetina. Las zonas donde la remoción de glucosa es más lenta son las superficies vestibulares de los incisivos superiores y los molares inferiores, que son precisamente las áreas más afectadas por la caries de comienzo temprano (Barbería, 1995).
Actualmente se considera que el uso prolongado del biberón, especialmente por la noche, aunque puede estar relacionado con un aumento del riesgo de caries, no es el único factor en su desarrollo y puede que ni siquiera sea el más importante (Mora, Martínez; 2000).
La relación causa-efecto entre el uso del biberón en la cuna y la aparición de caries no está clara. Se ha puesto de manifiesto que, si bien en casi todos los casos de caries de comienzo temprano estudiados existía un uso inadecuado del biberón por acostar al niño con éste, la mayoría de preescolares estadounidenses sanos tenían o habían tenido ese hábito; es decir, el consumo de biberón por la noche era muy prevalente tanto en niños con caries como sin ellas. Se ha observado además la aparición de este tipo de caries en el sector anterosuperior en niños algo mayores que ya no tomaban biberón, por lo que no parece corresponderse exclusivamente con esta forma de alimentación. Por otra parte, en países donde el uso de biberones es escaso también se detecta un alto índice de caries en los incisivos superiores temporales(Mora, Martínez; 2000).
Otros autores han destacado que la caries no está asociada tanto con el uso general del biberón como con su empleo para calmar a los niños durante la noche, especialmente en el caso de niños con dificultades para conciliar un sueño prolongado. De manera más general, numerosos autores aseguran que la duración y características del contacto nocturno con el biberón son fundamentales en el desarrollo de la caries de comienzo temprano. Por ello son necesarios más estudios que analicen en profundidad el esquema concreto del uso del biberón por la noche: “¿se acuesta al niño despierto después de haber tomado el biberón?”, “¿se le acuesta ya dormido?”, “¿se duerme mientras toma el biberón”, “¿cuántos biberones toma?” etc. (Riobóo, 2002).
Otro factor importante para el desarrollo de caries en el sector anterosuperior parece ser la prolongación en el tiempo del uso del biberón, en general más allá del año de edad, algo que es bastante frecuente en los países industrializados. Algunos estudios indican que los niños con caries habían abandonado el uso del biberón a una edad posterior que los que no tenían caries, aunque otros no encuentran relación entre la edad del abandono del biberón y el número de caries. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la edad del destete se determinó en estos estudios con métodos retrospectivos poco fiables, y que además el contenido de los biberones y su uso diurno no era el mismo en todos los casos. No obstante, parece plausible que incluso pequeñas diferencias temporales en la exposición a sustratos cariogénicos puedan ser importantes durante el periodo inmediatamente posterior a la erupción de los dientes, cuando éstos son muy susceptibles a la caries (Riobóo, 2002).
Aunque se conoce la relación entre exposición prolongada a los hidratos de carbono fermentables –especialmente la sacarosa– y el inicio y desarrollo de lesiones de caries, está todavía poco claro cómo intervienen en este proceso la leche y su azúcar, la lactosa. Las bajadas de pH tras la ingestión de biberones con leche son mucho menores que tras tomar bebidas azucaradas o zumos naturales, y en estudios en animales y pruebas in vitro se ha visto que la leche por sí misma no es cariogénica; incluso tendría un efecto protector, puesto que disminuye la solubilidad del esmalte y facilita su remineralización. Por lo tanto, en contra de algunas teorías, la leche bovina no constituye un sustrato cariogénico, aunque aún son necesarios más estudios en humanos. En cuanto a las leches maternizadas, los estudios de potencial cariogénico son pocos y contradictorios; en cualquier caso, este potencial debería de ser similar al de la leche materna, puesto que las leches maternizadas imitan su composición, si bien el contenido de lactosa suele ser algo menor (López Del Valle, 1998).

  1   2   3   4   5

similar:

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 iconDirección : Jr. Manuel Seoane # 414

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 iconDirección : Reforma 414 Col. Centro

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 iconDirección: Hospital General Dr. Manuel Gea González. Calzada de Tlalpan...

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 iconDirección: Jaime Cordero Cubierta: Grafito Diseño Ilustración cubierta:...

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 iconHijo de ladrón Manuel Rojas

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 iconTranscripción de José Manuel Pulido

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 iconJuan Manuel Domínguez Licona

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 icon1. manuel jesús barón ríOS

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 iconDR. juan manuel granillo salais

Dirección : Jr. Manuel Seoane # 414 iconLuis Manuel Domínguez Parra




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com