Vigilancia de la gripe 2009-10




descargar 8.14 Kb.
títuloVigilancia de la gripe 2009-10
fecha de publicación25.10.2016
tamaño8.14 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
Vigilancia de la gripe 2009-10

El elevado impacto en la salud humana y las importantes consecuencias económicas que año tras año causan las epidemias invernales de gripe, junto a la periódica irrupción en la especie humana de virus gripales que ocasionan pandemias de consecuencias imprevisibles, han propiciado la creación de sistemas de vigilancia de la gripe. De los dos tipos importantes de virus influenza, A y B, el primero es el responsable de las pandemias y de la parte principal de la carga debida a las epidemias estacionales. Los virus influenza A tienen un reservorio en las aves acuáticas salvajes, a las que infectan sin causar enfermedad. Ocasionalmente, desde este reservorio, nuevos virus se introducen en la especie humana causando la gripe aviar, o bien, si adquieren capacidad de transmisión interhumana, pandemias. Virus pandémicos también pueden formarse por recombinación genética de virus porcinos, aviares y/o humanos en cerdos, siendo este el origen del virus influenza A H1N1 causante de la pandemia del 2009.

Las redes de vigilancia recogen, comparten y difunden información sobre la gripe, monitorizando la evolución de las ondas epidémicas, sus características clínicas y las de los virus gripales circulantes, contribuyendo a conocer la efectividad de la vacunación estacional y al diseño de la vacuna de la siguiente temporada. En España hay una red de vigilancia de la gripe por cada CCAA, que conforman el Sistema de Vigilancia de la gripe en España (SVGE). Cada red está formada por médicos centinela que asumen voluntariamente este esfuerzo cubriendo un 1-3% de la población, un laboratorio de microbiología central y un Servicio de Epidemiología. Entre Octubre y Mayo, los médicos vigía declaran el nº de casos sospechosos de gripe que han visto en su consulta cada semana, efectuando a algunos casos una toma virológica (frotis faríngeo o nasofaríngeo), acompañada de una encuesta con datos clínicos, epidemiológicos y relativos a la vacunación. Los datos epidemiológicos y virológicos de cada red autonómica se envían al Instituto de Salud Carlos III donde se procesan, resumen y remiten al sistema europeo de vigilancia de la gripe (EISN) que depende del ECDC, al que envían sus datos los estados de la UE y Noruega. Finalmente, esta información llega a la OMS. Con periodicidad semanal, los niveles regional, nacional y europeo elaboran un boletín de libre acceso en la web para difundir la información referente a la semana previa obtenida en sus respectivos ámbitos de actuación, lo que permite seguir de cerca la evolución de la epidemia, y compararla con la de años anteriores.

A finales de Abril de 2009, apenas unos días tras la comunicación de los primeros casos de la nueva gripe influenza A H1N1 en México y USA, se confirmaron también los primeros casos en España. La nueva situación aconsejó mantener las redes activas durante el período veraniego, para monitorizar el avance de la pandemia. Los datos de la red de la CA Vasca indican que se superó el umbral epidémico en pleno verano y que se produjo una epidemia precoz, a caballo entre octubre y noviembre, con pico de incidencia de intensidad media. Sin embargo, la incidencia acumulada ha sido muy superior a la observada en las epidemias de la década precedente, debido al prolongado mantenimiento de la actividad gripal, por encima del umbral epidémico más de 4 meses. En el laboratorio detectamos circulación viral ininterrumpida desde finales de Junio hasta principios de Enero (>6 meses), y esporádica entre finales de Abril-2009 y mediados de Marzo-2010, casi 11 meses, una situación excepcional y propia de la introducción de un nuevo virus. Prácticamente el 100% de los >400 virus gripales detectados desde Junio en la red de vigilancia fueron influenza A H1N1 pandémico, sólo excepcionalmente resistentes a oseltamivir (<0,3%). El impacto en la hospitalización fue elevado (~31 casos/100000 htes), pero la mortalidad baja (~3,5 casos/millón de hbtes), probablemente porque el nuevo virus es, al menos de momento, poco virulento y la población mayor de 60-65 años, la más afectada durante las epidemias de gripe estacional, presenta inmunidad residual. Otros factores que han contribuido a este hecho son el mejor estado de salud de la población y la disponibilidad de recursos sanitarios inexistentes en anteriores pandemias, así como la intensa preparación de los sistemas sanitarios, puesta en marcha desde las primeras alarmas.

La entrada del nuevo virus influenza A H1N1 en la población humana plantea numerosos interrogantes: si se convertirá en un virus estacional, qué papel tendrá en las próximas ondas epidémicas y qué características tendrán éstas, o si, como ha ocurrido en pandemias anteriores, se producirá la extinción de los virus influenza A estacionales precedentes. Los sistemas de vigilancia de la gripe tendrán sin duda un papel importante en la resolución de estos y otros interrogantes. En conclusión, los modernos sistemas de vigilancia de la gripe permiten disponer casi en tiempo real de información básica para monitorizar las características y evolución de las epidemias gripales y definirlas virológicamente, ayudando a los sistemas sanitarios a absorber el impacto de las epidemias y pandemias gripales y a comprender mejor esta con frecuencia sorprendente infección viral. En los últimos años, el incremento en el número de redes y en la población vigilada, la disponibilidad de métodos de diagnóstico microbiológico más rápidos y sensibles, y de sistemas informáticos que posibilitan tratar y difundir la información obtenida con una agilidad sin precedente, están permitiendo que, aunque queda mucho camino por recorrer, la vigilancia de la gripe sea cada vez mejor.
Gustavo Cilla

Servicio de Microbiología

Hospital Donostia

San Sebastián

similar:

Vigilancia de la gripe 2009-10 iconGripe Preguntas Frecuentes

Vigilancia de la gripe 2009-10 icon¿Qué es la gripe porcina/a h1N1?

Vigilancia de la gripe 2009-10 iconMicrochips en las vacunas de la gripe A

Vigilancia de la gripe 2009-10 icon¿Qué es la gripe por a (H1N1)?

Vigilancia de la gripe 2009-10 iconVacunas de nueva generacióN: prevención de la gripe aviar

Vigilancia de la gripe 2009-10 iconMentiras políticas y desinformación mediática en relación a la pandemia de gripe porcina

Vigilancia de la gripe 2009-10 iconManual para la Vigilancia

Vigilancia de la gripe 2009-10 iconPrograma vigilancia epidemiológica

Vigilancia de la gripe 2009-10 iconPropaganda para Vacuna Gripe Porcina en 1976, murieron más inyectados que engripados

Vigilancia de la gripe 2009-10 iconVigilancia epidemiologica en caso de desastres




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com