Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles




descargar 1.23 Mb.
títuloDedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles
página1/22
fecha de publicación26.10.2016
tamaño1.23 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22






APRENDA A CURARSE

Y VIVIR EN SALUD

POR LOS MEDIOS

NATURALES

JOSÉ VÍLCHEZ TERRÓN

Es propiedad de José Vílchez Terrón
Depósito Legal Gr. 321 – 1986


DEDICATORIA



Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles


También se lo dedico al otro hombre que me orientó y me facilitó los medios, durante bastantes años, para poder alcanzar el objetivo propuesto.

Este hombre se llamaba Nicolás Capo.

AGRADECIMIENTO




El mayor agradecimiento a todos los amigos y familiares que han hecho posible que este libro viera la luz.

Muy especialmente, a todas las personas que en él aparecen en los relatos de este texto y, sobre todo, a los que aparecen en los ejemplifican casos de restablecimiento de la salud, por su aprobación para colaborar de una manera activa, en que el libro tenga vida.

Muchas gracias a todos.




PRÓLOGO

Antes de que este libro pasase a la imprenta, he meditado mucho sobre él. Puedo asegurarles que casi he cumplido lo que me propuse. Esto es, dedicar tanto tiempo a la meditación como a la escritura.

Muchas veces he pensado dejarlo entero en el cajón, y que no viera la luz; otras, lo he leído y he decidido sacar, por ejemplo, el capítulo “Los microbios”; otras, o el de la “Ley de 1.926”; otras, al leerlo, he querido sacar el capítulo “El amor base de la vida”, incluso, el de ”Cabos sueltos”, o el que se llama “Por qué me hice naturista”, ha pasado por mi mente el que quedara fuera de contexto. Por más vueltas que le doy, creo que este libro ya no me pertenece, si ha salido así, es porque Dios ha querido que así sea.

Uno puede obrar de una manera o de otra, intenta decir lo que tiene que decir con el mínimo de error posible, con la mínima carga explosiva; pero, en definitiva, como todo lo hecho por los hombres, está sujeto a los errores propios de éstos. Consciente de estos errores y consciente, también, de que algunas personas pueden sentirse molestas, desde aquí pido perdón a todos, y mantengo la promesa de rectificar aquello que, sin faltar a mi conciencia, pueda ser corregido.

Llego a la conclusión que sacar algún capítulo sería como dejar a una familia numerosa sin algún hijo. Unos hijos son más revoltosos que otros, incluso, algunos pueden hacer sufrir, pero, en definitiva, a todos se les quiere por igual y por nada del mundo uno querría algún mal para su hijo.

Adiós a mi libro, a partir de aquí ya os pertenece a vosotros, los que lo leáis, leedlo, intentando sacarle provecho, procurar ser benévolos con sus errores y sus faltas. Si al final, algún pasaje os ha divertido, u os ha servido para vuestra salud corporal o espiritual, me daré por satisfecho. Esa era mi intención al escribirlo, que pudiera ser útil a las personas en general.

Este prólogo fue lo último que se escribió en este libro; se hizo en la habitación nº 7 piso 3º del hostal Quiniela (Zapillo), de Almería, a las tres de la mañana del día 22 de mayo de 1.985.

El autor.

.

EL TIEMPO PASA


En 1986 se publicó este libro, ahora lo que pretendo es reeditarlo. Han pasado 20 años, y todos estamos un poco más mayores, un poco más viejos; me refiero a las personas que aparecen, no así a lo que se dice en el libro. Eso nunca pasa, y hoy tiene el mismo vigor que ayer; es por eso que he decidido volver a ponerlo en circulación. Muchas personas en estos años me lo han pedido, pero yo no he podido hacerlo. Ahora estoy jubilado, en diciembre he cumplido 68 años y mi vida es mucho mas tranquila que antes.

Cuando este libro se publicó, quedó algo sin poner; es el caso de Mercedes Nevot Robles. Cuando vino a consulta tenia 73 años; hoy tiene 99, y todavía disfruta de una buena salud. Según me dijo la hija por teléfono, hasta hace unos seis meses hacía ganchillo; eso sí, está un poco sorda y comienza a fallarle algo la memoria. Cuando vino esta mujer a consulta, nadie daba un duro por ella. Estaba mal de los bronquios y tenía una infección en la garganta, y todo el tubo digestivo que no le dejaba tragar nada. Los antibióticos no le hacían ningún efecto, y no podía dormir ni de noche ni de día, por los ahogos. Además, tenía artrosis, estreñimiento etcétera.

Después ha venido algunas veces a consulta, por algún constipado o poco más. Volvió con 84 años, mas tarde con 88, con 90 y con 92. ¿Vale la pena vivir así? Yo creo que sí. Estos 26 años los ha pasado estupendamente, a diferencia de cuando vino, que no podía vivir. Éste es el gran milagro de la medicina natural. Ahora vive en Loma linda, una urbanización cerca de Granada. No quiero alargarme mas, le debía este favor a la señora Mercedes. Se lo prometí; le dije:

-Si alguna vez reedito el libro le prometo, que pondré su caso.

Lo que pasó no lo puedo explicar. En la anterior edición, yo creía haberlo puesto, y de ello estaba convencido. Ella leyó el libro, y no se encontró; vino y me dijo:

-¡No era suficientemente importante mi caso, que no lo ha puesto!

Se vio claro que le hubiese gustado que lo pusiera; entonces fue cuando le hice la promesa, además de pedirle perdón por mi olvido.

Hay otro caso muy raro, y que voy a comentar. Vino a tratarse un hombre que era alcalde del pueblo de Padúl; él se curó de sus males, y, un buen día, apareció por la consulta y me dijo:

-Voy para Alemania, allí tengo un amigo que se está muriendo, tiene cáncer, y los médicos le han dicho que no tiene remedio y que durará muy poco...

-¿Y bien...? -dije yo.

-Quiero que me haga una receta para que se cure mi amigo.

-Esto no puede ser, se trata de un cáncer, y, además, yo no lo he visto, no se si va estreñido, tiene otras complicaciones, etcétera.

-Es mi amigo, y yo no voy a ir con las manos vacías.

-Usted comprenderá que me pide imposibles.

-Yo no me voy de aquí sin una receta para que se cure mi amigo.

Su postura era radical, estaba claro que hacía algo por su amigo, que ni yo mismo hubiese hecho por los míos. Le dije:

-Bien, haré lo que yo sé hacer, ya que usted hace lo que sabe hacer.

Le hice una receta, como se hace en estos casos, a fin de reforzar el sistema defensivo; le prescribí alimentación vegetariana y algunos productos adecuados al caso, pero sin

entrar en detalles, porque yo no había visto al paciente.

Después de unos meses, yo diría que diez, este hombre vino a consulta de nuevo y me dijo:

-¿Sabe una cosa?

-¿Qué...?

-Mi amigo se ha curado del cáncer.

-Milagros hay... -le respondí.

La verdad es que no le creí, aunque el hombre no es persona de dudar de sus afirmaciones.

Pasados unos seis meses, vino otra vez a consulta; venía con otro hombre y dos mujeres. El otro hombre me dijo:

-Yo soy su amigo, el que tenía el cáncer, ya estoy curado, gracias a su receta.

-¿De verdad eso es así?

-Así es y... ¿Sabe una cosa? Los médicos alemanes del hospital están investigando su receta, para ver como es que me pude curar.

Pongo este caso, por lo raro. Pero ahí está, yo creo que Dios quiso premiar la fe del amigo, y no tanto mi receta. Que Dios nos bendiga a todos.

Otra cosa que quería decir es que ahora yo como algo de carne o pescado, una o dos veces por semana, en pequeña cantidad y al medio día. Mi salud es buena. En estos años he tenido dos incidentes: Se me perforó el tímpano del oído izquierdo, el 1 de enero del 2002. Seis meses más tarde, lo tenía totalmente recuperado sin operación.

El 1 de octubre del 2002 me rompí la rótula de la rodilla izquierda, y, pasado un año, ya ando perfectamente, aunque tuve que pasar de nuevo por el quirófano, pues uno de los tornillos que pusieron se soltó.

El cirujano me dijo:

Ahí se quedan esos tornillos. Si no molestan, estarán siempre; si se sueltan y molestan habrá que sacarlos.

Uno se soltó, y le hice una visita a este cirujano que tanto bien me hizo. Desde aquí quiero darle las gracias.

Podría decir mas cosas, poner más casos de curaciones, pero cada vez que repaso mi libro, me gusta y lo encuentro completo. Estoy satisfecho del trabajo que hice en aquellos años.

Pronto espero publicar otros dos libros, aunque de otro tema. Que Dios nos bendiga a todos.

Un abrazo.

APARATO DIGESTIVO


La Boca
La boca es el principio del tubo digestivo, consta de glándulas salivares, lengua y 32 piezas dentales. Las glándulas salivares están debajo de la lengua y en el paladar. Estas glándulas segregan saliva, manteniendo la boca húmeda constantemente.

La saliva contiene una enzima denominada ptialina o diastasa, cuya misión es empapar los alimentos de esta sustancia, y comenzar así su predigestión. Los hidratos de carbono precisan de esta enzima para ser digeridos.

Los dientes y muelas tienen la misión de triturar y reducir a papilla los alimentos, para que puedan ser tragados y perfectamente digeridos. Es importante retener el alimento bastante tiempo en la boca, y masticar muy bien, hasta que estos queden reducidos a papilla semilíquida. Se dice que los alimentos sólidos deben ser bebidos y los líquidos comidos. Con esto se quiere indicar la importancia que tiene el triturar bien los alimentos, para realizar una buena digestión. Con este proceder se consiguen varias cosas a la vez:
1. Los alimentos, al quedar bien triturados y ensalivados, se van a digerir en el estómago y en el intestino, con mucha más facilidad. Cuando un alimento se traga semi entero, las temperaturas en el interior del intestino y del estómago van a ser mayores para poder deshacer el alimento, esta elevación de temperatura adicional, condiciona el proceso digestivo, ya que muchos alimentos fermentan por el retardo en la digestión, produciendo gases, inflamación de vientre, dolor de estómago, eructos, etcétera.
2. Los alimentos excesivamente calientes o muy fríos, al ser retenidos el suficiente tiempo en la boca, pasan al estómago a la temperatura normal del cuerpo, que es la ideal para que se realice una buena digestión.
3. Desde el paladar pasan sustancias útiles del alimento directamente al cerebro, tonificando y alimentando este importante órgano, antes de que el alimento pase al resto del aparato digestivo. Esta circunstancia motiva que nos sintamos más calmados y con menos hambre, de inmediato. La filosofía oriental insiste mucho en este hecho, incluso, aseguran que tiene menos importancia la calidad y la cantidad, si el alimento es retenido el suficiente tiempo en la boca, para que pase al estómago en forma líquida. El Norteamericano Horace Fletcher dio mucha importancia a la insalivación y exigió de sus hijos masticar 40 veces cada bocado.
4. Comiendo despacio, bien masticado y ensalivado, con menos alimento tenemos suficiente. Esto es debido a la precisa absorción que del mismo hacen todos los órganos de la digestión dedicados a este menester. La comida perfectamente triturada y ensalivada se le llama bolo alimenticio. Existen en la boca tres pares de glándulas: Parótidas, sublinguales y submaxilares. Producen aproximadamente un libro de saliva al día.

La Faringe o Garganta
Es un tubo de 12´5 cm de largo, que une la boca con el esófago. Está constituida por músculos y cubierta por una mucosa.
Funciones de la faringe:

Tiene una triple función, la primera, permite que pase el aire; la segunda, los alimentos, y la otra función consiste en la modificación de la faringe en su forma, para emitir los diferentes sonidos de las vocales.

El Esófago
Es un tubo muscular de 25 cm de longitud, y se extiende desde la faringe al estómago. Tiene una potente musculatura, que se contrae rítmicamente en ondas, para transportar el bolo alimenticio al estómago. Su mucosa es sensible al contacto y temperatura, al igual que la faringe y la boca.

El esfínter, (una especie de válvula) llamada cárdias lo separa del estómago. La potente musculatura del esófago hace que la comida pueda pasar al estómago, aun en el caso de estar con los pies para arriba y la cabeza hacia abajo. Igualmente, en los casos de vómitos, la comida puede subir del estómago hasta la boca.

El Estómago
Este es un órgano hueco, con una capacidad de unos dos litros; su pared es más delgada que la del esófago y sus músculos menos potentes. La mucosa del estómago está formada por unos 35 millones de glándulas, que segregan diariamente unos tres litros de jugo gástrico, rico en ácido clorhídrico, y en un fermento, la pepsina, que inicia la digestión de las proteínas, desdoblándolas en proteosas y peptonas. Más tarde, en el intestino terminarán su función de desdoblamiento en aminoácidos, con la función de la eripsina. También produce el estómago otro fermento, la quimosina, renina o fermento lab, que permite coagular la leche, separando los grumos de la caseína del suero lácteo. En los mayores, este fermento no suele funcionar bien, y la leche queda sin agriar
Su situación:

Está situado debajo del hígado; produciendo gases e hinchazones de vientre y del diafragma. Desciende al inspirar (tomar aire), y asciende al espirar (expulsar aire). En caso de llenarse demasiado de comida, el volumen dificulta el descenso del diafragma, empujado por el estómago, comprime al corazón y dificulta su funcionamiento, produciendo ahogo. Tiene dos esfínteres: el cardias, a la entrada, y el píloro, a la salida. Cuando el píloro no funciona bien (constipación), la comida pasa al intestino, casi sin digerir, y el hambre no se quita, además de que las digestiones son muy difíciles. Otras veces este esfínter coge pasmo y las fibras del piloro no se relajan para permitir el paso del alimento al intestino. En este caso, la comida se vomita, en lugar de digerirse y absorberse, con las consecuencias de desnutrición que ello conlleva. Si no se vomitase, la vida peligraría por intoxicación.

Otra anomalía puede ser la obstrucción del orificio, (estenosis). Las células parietales segregan el ácido clorhídrico y se cree que también producen la proteína llamada factor intrínseco. La atrofia de la mucosa gástrica causa la anemia perniciosa. El factor intrínseco es necesario para la absorción de la vitamina B12, y ésta, lo es, a su vez, para el desarrollo normal de los glóbulos rojos (eritrocitos) en la médula ósea.
Funciones del estomago:

1. Actúa como almacén de los alimentos, hasta que éstos pueden ser digeridos parcialmente y pasar al duodeno.
2. Segrega jugo gástrico, cuyas funciones, realizadas por las enzimas, digieren los alimentos.
3. Por contracciones musculares, produce movimientos de batido, para mezclar los alimentos entre sí y el jugo gástrico. También, por contracciones, el quimo pasará en varias veces al intestino delgado.
4. Produce el factor intrínseco, necesario para la absorción de la vitamina B12.
5. Absorbe agua, alcohol y otras sustancias químicas.
6. Produce la hormona llamada gastrina, en las células ubicadas en la región pilórica. El hecho de que se absorba el alcohol en el estómago es motivo por el cual, a los pocos minutos de beberlo, causa el trastorno llamado embriaguez o borrachera, sobre todo, si el estómago está vacío. Si los alimentos van saturados de mantequilla u otras grasas, cuesta mucho a los jugos estomacales su penetración para desdoblarlos, por lo que se prolonga más de lo debido la digestión. Los líquidos (agua, zumos no grasos, bebidas refrescantes, etcétera) pasan al intestino en menos de media hora. Los hidratos de carbono permanecen una hora y media, y las proteínas recubiertas de grasa, de 5 a 6 horas; sobre todo, las de origen animal, son de digestión difícil.

El ácido clorhídrico tiene dos misiones: iniciar la digestión de las proteínas y eliminar la mayoría de las bacterias que pasan al estómago con los alimentos. Si comemos muchos alimentos albuminosos, carnes, quesos fermentados, huevos, pescados, etcétera, el estómago segregará cada vez más ácido clorhídrico para poder digerirlos. Si este camino se sigue mucho tiempo, viene la hiperclorhidria, la cual, a su vez, trae los ardores y úlceras de estómago, y éstas preparan el terreno para el cáncer de estómago. Hay personas que siempre tienen hambre, e, incluso, se tienen que levantar por la noche a comer algo, para poder seguir durmiendo; esto es causado por el exceso de ácido clorhídrico. Al quedar el estómago vacío, éste sigue excretando ácido y ataca a las mucosas del estómago. Esta anomalía desaparece pronto, cambiando a una alimentación vegetariana, rica en frutas, verduras e hidratos de carbono, y pobre en proteínas y grasas.

Las indigestiones pútridas estomacales a base de albúmina, se caracteriza por sabor a huevo podrido. Al descomponerse la albúmina animal, da lugar a venenos violentos, y, a veces mortales, si no se interviene a tiempo, provocando diarreas o vómitos, y en última instancia, pueden requerir la intervención quirúrgica. Estas cosas suelen pasar cuando los esfínteres cardias y píloro quedan cerrados con espasmo, y el estómago está lleno de comida.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

similar:

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconPublicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta...
«completos» del prodigioso William Faulkner, titánico en su producción, revolucionario en las cotas alcanzadas en tantas ocasiones....

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconEste pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente...

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconConocí a Caroline hace casi 20 años,y desde entonces, hemos trabajado...
«Contrato Sagrado» en nuestros talleres y con el objetivo de escribir este libro, veía la energía en forma de arquetipos. Cada vez...

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconDiseñO. ¿Por qué? Cuestionarse sobre la
«hecho por mano o arte del hombre» 2, su incompleta naturaleza. Así, el hombre ha de crear para ser

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconResumen este proyecto se realizó bajo la investigación cualitativa...

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconEste sistema debido a que no ha sido alterado genéticamente y no...

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconLos enigmas de la civilización egipcia
«la obra de erudición más importante de este siglo que exige una revisión total de la concep­ción que el hombre moderno tiene de...

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconOsho el libro del ego Liberarse de la ilusión Título original: The...
«Ha acabado el viaje. He llegado a la cima que deseaba». Nadie ha sido capaz de hacer eso en el transcurso de la historia de la humanidad,...

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconPruebas de adn
...

Dedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de mi vida hizo renacer la esperanza de poder disfrutar de salud, a través del naturismo, método desconocido para mí hasta entonces. Este hombre se llama José Luis vargas Gonzáles iconEste es el listado de Libros de Varieduca. Con el comando Control...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com