E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades




descargar 76.63 Kb.
títuloE maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades
página1/4
fecha de publicación28.10.2016
tamaño76.63 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4
MODULO 4 Teorías de la Personalidad I

E) Maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades

Compilador: Lic. Hugo Andrés Romero Calderón

Psicólogo UMSA-UBA

  1. Biografia de Abraham Maslow

Abraham Maslow nació el 1 de abril de 1908 en Brooklyn, Nueva York. Sus padres eran inmigrantes rusos, pobres y sin educación, pero con la esperanza de algo mejor para su hijo. Su padre era tonelero (fabricante de barriles).

Abraham, el mayor de siete hijos, creció en la única familia judía del vecindario y “no siempre estaba seguro de tener comida al día siguiente” (Maddi y Costa, 1972, p. 159).

Describió la experiencia como de soledad: “Crecí entre bibliotecas y libros, sin amigos” (Maslow, 1968a, p. 37). Maslow era intelectualmente sobredotado. La medición de su CI arrojó un sorprendente 195 (Maslow, 1954/1987, p. xxxvi).

En la universidad empezó a estudiar leyes, como deseaba su padre. Sin embargo, esto no lo atraía y lo abandonó después de dos semanas. Cambió a un curso más amplio de estudios en Cornell y en 1928 se trasladó a la Universidad de Wisconsin para estudiar psicología.

Dada la dirección posterior de su teoría, es irónico que al principio Maslow estuviera muy entusiasmado acerca del conductismo que estudiaba en la Universidad de Wisconsin.

Su trabajo doctoral fue supervisado por Harry Harlow en el laboratorio de primates en Wisconsin. (Harlow es famoso por los estudios de la “madre de felpa” que establecieron la importancia del contacto para confortar a los monos.)

La disertación de Maslow fue un estudio observacional del comportamiento sexual de los monos, el cual, según su informe, estaba influido por el dominio. Además, al establecer las jerarquías de dominio los monos se comunican principalmente mediante señales visuales, más que por peleas. Harlow dio una calificación muy alta al trabajo de Maslow (Lowry, 1973, p. 1).

El conductismo y la psicología animal no mantuvieron el interés de Maslow. Leyó sobre psicoanálisis, psicología de la Gestalt y filosofía, y esto allanó el terreno para una conversión experiencial.

“Entonces, cuando mi bebé nació eso fue el detonante que cambió las cosas. Miré esa cosa pequeña y misteriosa, y me sentí muy estúpido. Estaba sorprendido por el misterio y el sentido de no tener realmente el control. Me sentí pequeño, débil y frágil ante todo esto. Me dije que nadie que tuviese un bebé podría ser un conductista” (Maslow, 1968a, p. 56).

Maslow fue profesor asociado en Brooklyn College (1937-1951), donde era especialmente popular entre los muchos estudiantes que provenían de familias de inmigrantes. Conoció a muchos psicólogos eminentes que llegaron a Estados Unidos para escapar del nazismo, incluidos Alfred Adler, Karen Horney y Kurt Goldstein.

Maslow murió de un ataque cardiaco en 1970, a la edad de 62 años, mientras disfrutaba de un permiso para trabajar sobre las implicaciones de la psicología humanista para los valores sociales más amplios.

La visión que Maslow tenía de la psicología fue influida por las tradiciones asiáticas, como se hace evidente en la visión “taoísta” de la psicología que se describe en este capítulo. Además, el trabajo de Maslow ayudó a dirigir la atención de Occidente a esas tradiciones asiáticas (Cleary y Shapiro, 1996). Maslow (1987) apoyó el movimiento para el potencial humano, en particular en el Instituto Esalen en Big Sur, California, “el primer centro de crecimiento del mundo” (p. xi).

El trabajo de Maslow se dirigió hacia la sociedad en su conjunto, a la cual esperaba mejorar, más que a las audiencias académicas, a las que criticaba por su rigidez metodológica y falta de visión. Sus últimos libros han sido descritos como “humanistas y mesiánicos” (Maddi y Costa, 1972, p. 150).

  1. VISIÓN DE MASLOW DE LA PSICOLOGÍA

Abraham Maslow (1966) desconfiaba de los métodos de la corriente principal de la psicología. Decía que, en lugar de iluminarnos, los métodos científicos tradicionales impiden el conocimiento pleno de la naturaleza humana. La teoría y la investigación psicológica no se centran en las áreas más importantes de la naturaleza humana, las funciones superiores que nos elevan por encima de los animales. Al igual que los animales, comemos, nos reproducimos y aprendemos. Sin embargo, las personas somos capaces de desarrollarnos más allá de esos procesos primitivos. Una teoría limitada a esos niveles no puede explicar a una persona sana más de lo que una teoría de la visión del color puede explicar lo que vemos en una pintura de Picasso.

Además, Maslow criticó las teorías basadas en la experiencia clínica con individuos neuróticos que no habían alcanzado todo su potencial humano. La salud es más que la simple ausencia de enfermedad o trastorno.

La psicología se ha esforzado por el rigor científico y Maslow afirmaba que este esfuerzo ha socavado el propósito del trabajo psicológico. La ciencia rigurosa sólo podía estudiar ciertos fenómenos, dejando fuera mucho de interés. La metodología científica tradicional está centrada en el método. Las experiencias humanas que no pueden investigarse de la manera tradicional se descartan como “no científicas”.

Maslow recomendaba más bien una aproximación centrada en el problema, en la cual se diese mayor prioridad a los temas a ser investigados que a los métodos. Otros humanistas, como Carl Rogers, compartían esta opinión. Gordon Allport, aunque en general es clasificado como teórico de los rasgos, también argumentaba a favor de un énfasis centrado en los problemas. Maslow expresaba su rechazo al enfoque centrado en el método sugiriendo que “lo que no vale la pena hacer, no vale la pena hacerlo bien” (Maslow, 1966, p. 14). El determinismo científico y el positivismo lógico como filosofía de la ciencia no lograron dirigir a la psicología hacia las experiencias exclusivamente humanas que enfrentan los teóricos de la personalidad y los clínicos.

Maslow (1968b) sugirió al existencialismo como filosofía alternativa por su énfasis en el conocimiento experiencial y la búsqueda de la identidad. Para que la psicología pueda entender el significado profundo de la vida, la “soledad última del individuo” (p. 14) y la incertidumbre real del futuro, debe ir más allá de las teorías deterministas más limitadas de las que se dispone en el conductismo y el psicoanálisis. Debe desarrollarse una psicología de la tercera fuerza influida por el existencialismo. A Maslow se le reconoce ampliamente como el padre espiritual del humanismo estadounidense de esta nueva tercera fuerza.

Maslow no quería desechar por completo los métodos científicos tradicionales. Más bien quería complementarlos con un reconocimiento más honesto de la base experiencial de los problemas a investigar. En lugar de centrarse en los síntomas y conductas observados externamente, Maslow se preguntó lo que la gente experimentaba subjetivamente. Sobre este conocimiento experiencial podrían construirse entonces los métodos empíricos de comprobación de hipótesis. Cualquier énfasis por sí solo es inadecuado: la metodología sin “alma” o el conocimiento experiencial sin la validación cruzada del método científico.

En la visión de Maslow (1966) estas dos aproximaciones son menos antagonistas de lo que suele suponerse. “La emoción no siempre es enemiga de la verdad y la objetividad”, observó (p. 140). Para entender la personalidad normal deben construirse métodos innovadores, ya que la metodología tradicional es inadecuada. Maslow (1966, p. 95) se esforzó por definir esa nueva aproximación. Describió su visión como una ciencia taoísta, a la cual contrastó con la “ciencia controladora”.

La ciencia taoísta sería subjetiva y experiencial, no objetiva y abstracta. Honraría e incluso amaría la materia de estudio en lugar de ser fríamente indiferente.

Sería interpersonal (en el espíritu de la aproximación Yo-Tú de Martin Buber), verdaderamente comprometida en una interacción significativa con el objeto de estudio. No insistiría en la falsa separación del observador y el sujeto. En lugar de esto podría describirse como “fusión-conocimiento”. Además, estaría explícitamente interesada en los valores.

Todas esas nociones violan las suposiciones tradicionales de los métodos científicos que, según Maslow, no pueden estudiar adecuadamente las personalidades sanas. Un obstáculo para el desarrollo de dicha ciencia es el desarrollo limitado de los científicos como seres humanos. La ciencia tradicional en ocasiones funciona como un mecanismo de defensa, ofreciendo seguridad y predecibilidad. Es probable que cuando los científicos estudian los más altos potenciales humanos experimenten resistencia contra la verdad porque este tema de estudio los desafía personalmente, lo que no sucede con los temas no humanos o clínicos (Maslow, 1966).

  1. JERARQUÍA DE LAS NECESIDADES

Maslow postuló que la gente inicia su desarrollo con necesidades básicas (motivos) que no son perceptiblemente diferentes de la motivación animal. Conforme maduran y se satisfacen sus necesidades de orden inferior, las personas desarrollan motivaciones más exclusivamente humanas. Por tanto, la motivación cambia conforme ascendemos por una jerarquía de las necesidades, o motivos. Esta jerarquía consta de cinco niveles: cuatro niveles de motivación deficitaria y un último nivel altamente desarrollado a los que se denomina motivación del ser o autorrealización.

3.1 Motivación deficitaria

Los primeros cuatro niveles de la jerarquía de necesidades pueden entenderse como la motivación para superar el sentimiento de una deficiencia, y por eso se les conoce colectivamente como motivación deficitaria.

En cualquiera de esos cuatro niveles, una necesidad básica que no se satisface da lugar a un deseo vehemente y dirige la acción para obtener su satisfacción. Esta satisfacción produce placer.

No obstante, a los seres humanos se les puede pedir que informen de sus experiencias; y, según Maslow, se les debería pedir que lo hicieran. ¿Cuáles son esas necesidades básicas? Maslow mencionó cuatro y afirmó que surgen en un orden particular (véase la figura 14.1). Cada necesidad debe satisfacerse, de manera más o menos adecuada, antes de que el individuo pueda ascender a una necesidad “superior”. “De manera más o menos adecuada” no es una afirmación tan precisa como uno desearía. Los mismos eventos pueden satisfacer la necesidad de una persona, pero no de otra.

Maslow ofrece cierta orientación al sugerir que la privación más seria es la que amenaza la personalidad, un ejemplo es la frustración sexual cuando se interpreta como rechazo o inferioridad (Maslow, 1941). Sin esas amenazas agregadas a la autovalía, la privación se tolera con mayor facilidad y supuestamente no interfiere con el progreso en la jerarquía de las necesidades.

3.2 Necesidades Fisiológicas

En el nivel más bajo de la jerarquía de necesidades se encuentran las necesidades fisiológicas de comida, agua, sueño y sexo. Esas necesidades son esenciales para la supervivencia humana y animal. Si no se satisfacen, dominan la motivación, independientemente de que tampoco se hayan satisfecho otras necesidades de orden superior. “Para el hombre que está extremada y peligrosamente hambriento no existe más interés que la comida”, afirmó Maslow (1943) (en Lowry, 1973, p. 156). Los animales inferiores pueden vivir siempre en este nivel, pero los seres humanos, en condiciones normales, tienen sus necesidades fisiológicas predeciblemente satisfechas.

Si esas necesidades se satisfacen en forma adecuada (aunque no necesariamente conduzcan a la satisfacción completa), se hace notar el siguiente nivel de necesidad. Si, después de avanzar, la persona se encuentra en una situación en que las necesidades fisiológicas dejan de estar satisfechas, éstas se convierten una vez más en la motivación que predomina. En la terminología de Maslow, se denomina prepotente a la necesidad que domina en un momento dado. Antes de cenar, el hambre es una necesidad prepotente; después de comer, deja de serlo. Algo más acapara la atención y por tanto se vuelve prepotente. Maslow (1943) sugirió que la historia, y el nivel actual, de satisfacción de necesidades de una persona es importante.

Hipotetizó que “son precisamente esos individuos en quienes siempre se ha satisfecho una cierta necesidad quienes están mejor equipados para tolerar la privación de esa necesidad en el futuro, y... quienes han sido privados en el pasado reaccionarán de manera diferente a la satisfacción actual de alguien que nunca ha sido privado” (en Lowry, 1973, p. 157).


La investigación sobre los efectos de las dietas en el metabolismo de la comida ofrece apoyo a esta afirmación al nivel fisiológico; quienes han llevado una dieta en el pasado convierten la comida en grasa con mayor rapidez que quien no la ha llevado. ¿Quiénes han sido privados de amor o seguridad podrían también acumular esas satisfacciones cuando están disponibles?

3.3 Necesidades de seguridad

En el siguiente nivel, la motivación predominante de la persona es garantizar una situación segura. La familiaridad se percibe como segura, por lo que los niños pequeños se sienten amenazados cuando ocurren situaciones nuevas (ruidos fuertes, animales desconocidos, peleas o divorcio de los padres, etc.). Por supuesto, también la violencia física amenaza la seguridad de niños y adultos. En su mayor parte, las necesidades de seguridad de los adultos se satisfacen en una sociedad ordenada, y son amenazadas por emergencias como “la guerra, la enfermedad, las catástrofes naturales, las olas delictivas, la desorganización social, la neurosis, la lesión cerebral (y una) situación crónicamente mala” (Maslow, 1943; en Lowry, 1973, p. 160). Maslow interpretaba algunas neurosis como un intento de garantizar un sentimiento de seguridad. Los neuróticos compulsivos y obsesivos, en especial, tratan de mantener la vida predecible, aunque eso impida su funcionamiento a un nivel superior. Para otros, el dinero parece prometer la seguridad. Por ejemplo, una persona cuyas empresas le producen gran riqueza, pero poco amor, puede continuar esforzándose por un sentimiento de seguridad a través de transacciones financieras compulsivas.

3.4 Necesidades de pertenencia y amor

Si las necesidades fisiológicas y de seguridad se satisfacen adecuadamente, el siguiente nivel que se torna prepotente es la necesidad de amor y pertenencia. En este nivel la persona busca amor y amistad. Maslow incluyó la necesidad de dar amor así como de recibirlo. Describió esas necesidades como una fuente frecuente de desajustes en nuestra sociedad. El sexo participa en este nivel en la medida en que es una expresión de afecto; pero también puede funcionar a un nivel puramente fisiológico (es decir, el primer nivel de la jerarquía). Maslow estaba interesado en la sexualidad humana, ampliando sus estudios doctorales en los cuales observó la sexualidad en animales.

3.5 Necesidades de estima

La siguiente necesidad que emerge en la jerarquía es la necesidad de autorrespeto y de la estima de los demás. La estima debería ser “estable (y) tener bases firmes”, con lo cual Maslow quería decir que debería ser resultado de habilidades y logros reales. La reputación basada en falsas premisas no satisfaría esta necesidad.

Podemos interpretar los esfuerzos de logro como manifestaciones de las necesidades de estima, ya que la sociedad admira a quien tiene éxito. Donald Trump, por ejemplo, cuyas necesidades fisiológicas, de seguridad y de amor fueron satisfechas por la seguridad financiera y el cariño de su familia, tenía una elevada motivación para triunfar en su carrera.

La concepción jerárquica de Maslow también sugiere que la gente que no se siente amada, que tal vez sienta el rechazo de sus padres, continuará funcionando en el tercer nivel de la jerarquía y no estará motivada por las necesidades de estima. Quizá la trágica historia de la vida de Marilyn Monroe puede entenderse de esta manera.

Cuando esas necesidades no se satisfacen, nos sentimos inferiores. Maslow (1943) observó que Adler, quien escribió mucho acerca de los sentimientos de inferioridad, prestó más atención que Freud a las necesidades de estima. Si las necesidades se satisfacen, sentimos “autoconfianza, valía, fuerza, capacidad y adecuación de ser útil y necesario en el mundo” (en Lowry, 1973, p. 162).

La investigación apoya esta idea; los estudiantes no graduados que calificaron alto en una medida de autorrealización (el Inventario de Orientación Personal, que se describe más adelante) también calificaron más alto en una medida de Confianza en la Autopresentación Física que quienes estaban menos autorrealizados (Ryckman, Robbins, Thornton, Gold y Kuehnel, 1985). Aunque las necesidades de estima son las motivaciones deficitarias más elevadas de Maslow, son sólo el cuarto de cinco pasos de desarrollo. El nivel más alto, la autorrealización, es tan diferente del resto que permanece sola como un motivo no deficitario. Motivación del ser Una vez que las necesidades deficitarias se han satisfecho de manera más o menos adecuada, la persona funciona a un nivel superior al que Maslow denominó motivación del ser, en oposición a la motivación deficitaria. Este nivel es el pináculo del desarrollo y el centro de atención de la teoría de Maslow. Aquí se describe brevemente y más adelante en el capítulo se describe de manera más completa.
  1   2   3   4

similar:

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconJerarquía de necesidades de Maslow
«autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being needs o b-needs). «La diferencia estriba en que mientras...

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconJerarquía de necesidades de Maslow
«autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being needs o b-needs). «La diferencia estriba en que mientras...

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconJerarquia de necesidades de maslow

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconPirámide de Maslow
«autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being needs o b-needs). «La diferencia estriba en que mientras...

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconIan gough. "Las necesidades del capital y las necesidades de las...

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconDentro de las corrientes teóricas del campo de la psicología el humanismo...

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconColegio Lamatepec Biología doc. No. 1 10º grado, 2009-2010 090817...

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconResumen El artículo estudia las estrategias de los usuarios de las...

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconSe trata de un proyecto pionero que recoge una amplia variedad de...

E maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades iconEn la actualidad se pueden enumerar una lista muy basta de necesidades...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com