Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo




descargar 2.86 Mb.
títuloColosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo
página9/77
fecha de publicación20.01.2016
tamaño2.86 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   77

evolucionistas necios y ensensatos

Salmos 53 -Insensatez y maldad de los hombres-

1 Dice el necio en su corazón: No hay Dios.
Se han corrompido, e hicieron abominable maldad;
No hay quien haga bien.
2 Dios desde los cielos miró sobre los hijos de los hombres,
Para ver si había algún entendido
Que buscara a Dios.
3 Cada uno se había vuelto atrás; todos se habían corrompido;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni aun uno.
4 ¿No tienen conocimiento todos los que hacen iniquidad,
Que devoran a mi pueblo como si comiesen pan,
Y a Dios no invocan?
5 Allí se sobresaltaron de pavor donde no había miedo,
Porque Dios ha esparcido los huesos del que puso asedio contra ti;
Los avergonzaste, porque Dios los desechó.
6 ¡¡Oh, si saliera de Sion la salvación de Israe!!
Cuando Dios hiciere volver de la cautividad a su pueblo,
Se gozará Jacob, y se alegrará Israel.

----------------------------------------

Comentario al Salmo 53

Tomado de "Comentario Exegético-Devocional A Toda La Biblia."
Libros poéticos -Salmos Tomo-1. Editorial CLIE.

Este salmo viene a ser una versión revisada del salmo 14, apareciendo aquí el nombre de Dios como Elohim, sin excepción, como es frecuente en el Libro 11 de los Salmos. Las variantes corresponden, con la mayor probabilidad, a las nuevas circunstancias en tiempo de la redacción. Dios, por medio del salmista. I. Nos muestra lo malos que somos (v. 1). II. Lo demuestra en base a su sabiduría infinita y al perfecto conocimiento que tiene de todas las cosas (vv. 2, 3). 111. Inspira terror a los perseguidores, que son los peores pecadores (vv. 4, 5). IV. Inspira ánimos a los perseguidos de entre sus hijos (v. 6).

Versículos 1-6

1. El hecho del pecado ¿Está demostrado? Sí, Dioses testigo de ello. Toda la pecaminosidad del corazón y de la vida de los hombres está al descubierto en su presencia.

2. La culpabilidad del pecado. Es lo que hace de este mundo el mal mundo que es, un mundo enteramente apartado de Dios (v. 3).

3. La fuente del pecado ¿Cómo es que los hombres son tan malos? De cierto es porque no tienen temor de Dios. Las malas prácticas de los hombres fluyen de sus malos principios.

4. La insensatez del pecado. El que alberga pensamientos corrompidos es un insensato. Los ateos, ya lo sean en teoría o en la práctica, son los mayores insensatos del mundo. Los que no buscan a Dios no entienden; son como los brutos animales, pues el hombre se distingue del animal bruto, no tanto por los poderes de su razón cuanto por su capacidad para la religión. De los que hacen iniquidad (v. 4) bien se puede decir que no tienen conocimiento al no conocer a Dios.

5. La suciedad del pecado. Los pecadores se han corrompido (v. 1); su naturaleza está echada a perder; y cuanto más noble es una naturaleza, tanto más vil se hace cuando se corrompe.

6. El fruto del pecado. Véase a qué grado de barbaridad conduce a los hombres; cuando el corazón se les endurece por el engaño del pecado, se vuelven crueles con sus hermanos de raza, y aun de familia (v. 4b): Que devoran a mí pueblo como sí comiesen pan; como si se hubiesen vuelto, no sólo animales, sino animales de presa.

7. El miedo y la vergüenza que acompañan al pecado (v. S). Los que no temen a Dios suelen tener miedo incluso donde no hay nada que espante. Estas palabras, ausentes en el Sal. 14, fueron añadidas, al parecer, para aplicarlas al caso referido en 2 R. 7:6. El miedo estaba fundado en que Dios había esparcido los huesos del agresor (lit. del que acampa contra ti). No sólo había dispersado las fuerzas, sino también los huesos de los cadáveres del enemigo.

8. La fe de los santos y la esperanza y el poder que tienen tocante ala curación de este gran mal que es el pecado (v. 6). Vendrá un Salvador, que traerá una gran salvación (lit. salvaciones -plural de intensidad), salvación completa, comenzando por la salvación del pecado.

Texto Bíblico

Referencias

Cristo, poder y sabiduría de Dios

1 Corintios 1.18-31

18  Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden;  pero a los que se salvan,  esto es,  a nosotros,  es poder de Dios.

19  Pues está escrito:

 Destruiré la sabiduría de los sabios,

 Y desecharé el entendimiento de los entendidos. (s. 29.14)

20  ¿Dónde está el sabio?  ¿Dónde está el escriba?  ¿Dónde está el disputador de este siglo?  ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? (Is. 44.25)

21  Pues ya que en la sabiduría de Dios,  el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría,  agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

22  Porque los judíos piden señales,  y los griegos buscan sabiduría;

23  pero nosotros predicamos a Cristo crucificado,  para los judíos ciertamente tropezadero,  y para los gentiles locura;

24  mas para los llamados,  así judíos como griegos,  Cristo poder de Dios,  y sabiduría de Dios.

25  Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres,  y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

26  Pues mirad,  hermanos,  vuestra vocación,  que no sois muchos sabios según la carne,  ni muchos poderosos,  ni muchos nobles;

27  sino que lo necio del mundo escogió Dios,  para avergonzar a los sabios;  y lo débil del mundo escogió Dios,  para avergonzar a lo fuerte;

28  y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios,  y lo que no es,  para deshacer lo que es,

29  a fin de que nadie se jacte en su presencia.

30  Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús,  el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría,  justificación,  santificación y redención;

31  para que,  como está escrito: El que se gloría,  gloríese en el Señor.  (Jer. 9.24)

1 Corintios 1.19 Is. 29.14 por tanto,  he aquí que nuevamente excitaré yo la admiración de este pueblo con un prodigio grande y espantoso;  porque perecerá la sabiduría de sus sabios,  y se desvanecerá la inteligencia de sus entendidos

1 Corintios 1.20 Is. 44.25  que deshago las señales de los adivinos,  y enloquezco a los agoreros;  que hago volver atrás a los sabios,  y desvanezco su sabiduría

1 Corintios 1.31 Jer. 9.24 Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar:  en entenderme y conocerme,  que yo soy Jehová,  que hago misericordia,  juicio y justicia en la tierra;  porque estas cosas quiero,  dice Jehová



Texto Bíblico

Referencias

La culpabilidad del hombre

Romanos 1.18-32

18  Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;

19  porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto,  pues Dios se lo manifestó.

20  Porque las cosas invisibles de él,  su eterno poder y deidad,  se hacen claramente visibles desde la creación del mundo,  siendo entendidas por medio de las cosas hechas,  de modo que no tienen excusa.

21  Pues habiendo conocido a Dios,  no le glorificaron como a Dios,  ni le dieron gracias,  sino que se envanecieron en sus razonamientos,  y su necio corazón fue entenebrecido.

22  Profesando ser sabios,  se hicieron necios,

23  y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible,  de aves,  de cuadrúpedos y de reptiles.

24  Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia,  en las concupiscencias de sus corazones,  de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos,

25  ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira,  honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador,  el cual es bendito por los siglos.  Amén.

26  Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas;  pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,

27  y de igual modo también los hombres,  dejando el uso natural de la mujer,  se encendieron en su lascivia unos con otros,  cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres,  y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

28  Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios,  Dios los entregó a una mente reprobada,  para hacer cosas que no convienen;

29  estando atestados de toda injusticia,  fornicación,  perversidad,  avaricia,  maldad;  llenos de envidia,  homicidios,  contiendas,  engaños y malignidades;

30  murmuradores,  detractores,  aborrecedores de Dios,  injuriosos,  soberbios,  altivos,  inventores de males,  desobedientes a los padres,

31  necios,  desleales,  sin afecto natural,  implacables,  sin misericordia;

32  quienes habiendo entendido el juicio de Dios,  que los que practican tales cosas son dignos de muerte,  no sólo las hacen,  sino que también se complacen con los que las practican.




la tonteria de la evolucion, una doctrina falsa hueca y satanica

*fundamento Biblico*

La Creación.

Génesis empieza con las palabras “en el principio.” De acuerdo con las genealogías mencionadas en la Biblia (en el Pentateuco, Mateo 1, y Lucas 3, por ejemplo), el arzobispo Usher, en 1650, calculó que la creación sucedió como en el año 4,004 a.C.; pero como bien lo menciona Pablo Hoff, las genealogías de los hebreos no son siempre completas porque sólo mencionan los nombres de los personajes destacados. Por ejemplo, se da a entender que Moisés fue bisnieto de Leví (Éx 6:16 al 24), pero hay 430 años entre uno y otro (Ex 12:40). Así, muchas veces en las genealogías hebreas, se usa la palabra “hijo” como sinónimo de “descendiente.”

Con todo, las genealogías bíblicas, son una de las mejores guías para calcular la edad del universo, el mundo, y los humanos, y aun compensando generosamente por las omisiones, se puede calcular que la fecha probable de la creación, como múltiples hallazgos científicos también lo sugieren, fue necesariamente antes del 10, 000 a.C. (5 a 6 mil a.C.)

Tomando en cuenta la tasa de crecimiento de la población, y que actualmente existen más de 7 mil millones de humanos, también se puede concluir que la primeras pareja necesariamente apareció hace mucho menos de 10 mil años, pues si no, actualmente, los humanos no cabríamos, ni parados uno sobre otro, ni en mil mundos como el nuestro.

El Propósito de la Creación. La Biblia dice: Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; Él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro; no hablé en secreto. No tienen conocimiento aquellos que erigen el madero de su ídolo, y los que ruegan a un dios que no salva. ¿Quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino yo Jehová? Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador (Is 45: 8 al 25). De acuerdo con este y muchos otros pasajes, el propósito de la creación fue hacer un lugar para que el ser humano habitara y sirviera a Dios.

La manera o proceder y orden de la Creación. De acuerdo con Génesis capítulo 1, el orden de la creación fue el siguiente:

1:1. En el principio creó Dios los cielos y la Tierra. La ciencia ha confirmado que definitivamente, sin el cielo y sin la tierra, tal y como existen actualmente, no existiría la vida tal y como la conocemos nosotros.

1:2. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Así, el siguiente requisito para que hubiera vida, fue que Dios estuviera presente. Ya se comprobó que ni la casualidad ni la generación espontánea, pueden crear la materia, la energía, el universo, el sistema solar, los planetas, incluyendo la tierra, y menos, la vida, por lo que sólo queda la alternativa de que todas las cosas por Dios fueron hechas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

La Biblia asegura que Él hizo el universo y sustenta todas las cosas con la palabra de su poder (Jn 1:3; He1:2,3). Es por eso que los cristianos por la fe, entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía” (He 11:3).

El otro requisito indispensable es que hubiera agua. Lo primero que se busca en otro planeta para considerar si pudo haber o hay vida, es que haya agua o sus elementos (Hidrógeno y Oxígeno).

1:3 al 5. Primer día. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. El siguiente paso para que haya vida, es que haya luz y su energía. En la Biblia se nos dice que Dios es luz (1ª Jn 1:5), y en el Apocalipsis se nos inmanera o proceder que en la Nueva Jerusalén no tendrán necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, ni de luna que brillen en ella; porque Dios el Señor los iluminará y el Cordero es su lumbrera (Ap 21:23 y 22:5), por lo que no fue necesario que hubiera astros celestes, como el sol, para que al principio hubiera ahí luz. Aunque para algunos es un enigma, yo creo que si Dios hizo que hubiera luz, no creo que le haya sido difícil hacer que en cada día, hubiera noche.

1:6 al 8. Segundo día. Hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Lo siguiente indispensable para que hubiera vida, fue la separación de las aguas, y la creación de la atmósfera, con su delicada proporción de gases (Carbono, Hidrógeno, Oxígeno, Nitrógeno, vapor de agua, etc.), pues sin agua y sin atmósfera (oxígeno y muchos otros de sus efectos necesarios y hasta ahora conocidos), no hay vida.

1: 9 al 13. Tercer día. Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así. Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno. Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.

No se puede exagerar lo que la ciencia ha llegado a saber sobre lo indispensable que son los mares (agua salada) y los ríos, lagos, nieve, manantiales, etc. (agua dulce), y la tierra seca, para que exista el ciclo del agua y la vida en el mundo (Gn 2:3,4). Además, desde hace mucho, se sabe que lo primero que debe haber para que sobrevivan las demás especies aerobias (que respiran oxígeno), son plantas verdes que lleven a cabo, durante todo el día y todos los días, la fotosíntesis, sin la cual no se recupera ni mantiene la concentración indispensable y adecuada de oxígeno.

También desde apenas unos cuantos años, se sabe que en la cadena alimentaria, el primer eslabón son los productores primarios (como las plantas), pues son los únicos seres vivos que pueden la manera o procederr las sustancias inorgánicas (que están en la tierra), en moléculas orgánicas, que son indispensables para que los consumidores secundarios (que se comen a las plantas o sus frutos) puedan manera o procederr y reparar sus tejidos (Ver Gn 1:29,30).

Ahora también, sabemos que todos los seres vivos multicelulares, necesitan semillas (células reproductoras o gametos) para reproducirse.

Y que hay una gran ventaja en que los árboles frutales tengan su semilla en su fruto, pues al comérselas los pájaros y demás animales, las transportan y depositan a través de su excremento, en otros sitios para que allí las plantas germinen y se reproduzcan.

Por último, también aquí aprendemos que cada ser vivo fue creado según su naturaleza, género y especie (Ver Gn 1:21 al 25), tal y como posteriormente, lo confirmó y clasificó Carlos Linneo (1735).

1: 14 al 19. Cuarto día. Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años. La lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas.

Hasta hace poco se conoció lo crucial que es que el sol, la luna y las estrellas, hayan sido puestos exactamente donde están, pues basta con que estuvieran tan sólo un 5% más lejos o más cerca de la tierra, para que no pudiera haber y conservarse la vida aquí.

También se ha descubierto que una variación de menos del 10% en la velocidad de rotación y de translación tanto de la Tierra, como de la luna, el sol y las estrellas, podrían hacer imposible la existencia del mundo y los seres vivos.

El “principio antrópico” dice que si hoy podemos contemplar y admirar los astros celestes ahí donde están, es porque si estuvieran de cualquier otra manera, no estaríamos aquí nosotros para mirarlos.

1: 20 al 22. Quinto día. Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra. Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve.

1: 23 al 25. Sexto día. Produzca la tierra bestias, serpientes, ganado, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su género y su especie.

Una vez completada la creación de las plantas, tanto microscópicas (plancton), como macroscópicas (los productores primarios y primeros eslabones de las cadenas alimentarias), y todo lo preliminar e indispensable para su subsistencia y reproducción, Dios creó los animales superiores: aves, mamíferos, reptiles, e inclusive los grandes monstruos marinos y terrestres (que desde apenas hace unos 150 años, se les llaman dinosaurios).

Fue así que aparecieron los siguientes miembros de las cadenas alimentarias, como son los herbívoros, y después, los carnívoros, incluyendo los carroñeros (que comen animales en descomposición).

1: 26 al 31. “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó; del polvo de la tierra los hizo, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos. Por tanto, el hombre se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera.”

Nótese que como indispensables para que subsistieran y se pudieran reproducir, se mencionan cosas asombrosas que la biología cada vez comprueba con más y más descubrimientos a nivel microscópico (en las hormonas, los genes y en la biología molecular, por ejemplo): Que la gran mayoría de los seres vivos debían ser bisexuados (machos y hembras), con dimorfismo sexual (el cuerpo de la hembra tenia que ser diferente al del macho), y que tenían que tener relaciones sexuales para unir sus “simientes” (gametos).

También podemos reconocer, por simple observación, lo importante que es que todos los seres vivos tuvieran semejanzas estructurales, como que todos estuvieran manera o proceder por las mismas biomoléculas (azúcares, grasas, proteínas, ácidos nucleícos: ADN y ARN, etc., etc.), y minerales fundamentales (oligoelementos), pues gracias a ello, coman lo que coman (vegetales o animales), cada una de las millones de especies conocidas, al digerir y reducir los alimentos a sus elementos básicos, pudieran manera o procederr sus propios tejidos y los tejidos de sus descendientes, aunque estos fueran completamente diferentes a los descendientes del ser vivo que se comieron.

La comprobación mas elemental de todo esto, es que ahora sabemos que al morirse y deshidratarse, sea espontáneamente o por combustión (incineración), todos los seres vivos se convierten en polvo (o cenizas), con residuos inorgánicos similares, y que los productores primarios (las plantas y bacterias) son capaces de reciclar y la manera o procederr nuevamente, en materia orgánica (Gn 3:19). ¡Qué maravilla!

También es muy obvio, que aunque hay millones de especies distintas, muchas plantas tiene una estructura fundamental muy parecida (raíz, tronco, ramas, hojas y fruto), y que millones de animales diferentes, están manera o proceder por cabeza, tronco y extremidades.

A diferencia de los evolucionistas necios y ensensatos cuyo dios es charles Darwin que miopemente, ven en esto, la evidencia de que todos los seres vivos debieron tener un ancestro común, para los científicos cristianos, esto es más que suficiente demostración de que todos los seres vivos, son el producto exquisita y sofisticadamente diseñado por un Creador con una inteligencia sobrenatural e infinita, al que, de acuerdo con la Biblia, llamamos Dios.

Por último, aquí se menciona que el ser humano es diferente a todos los demás seres vivos terrestres, porque es el único que tiene la imagen de Dios (espíritu) y que es semejante a Dios (con voluntad y libre albedrío), por lo que es la única criatura que para subsistir, llegar integro, sano, y enteramente preparado o capacitado para ser de utilidad en la sociedad en donde se desarrolle, tiene la necesidad de aprender a discernir entre lo que le conviene y lo que le perjudica, y a comportarse como Dios manda en la Biblia, sometiéndose, voluntariamente y por conveniencia, a la soberanía de Dios. Así, dado que a diferencia de los demás seres vivos, su conducta no esta determinada en manera o proceder no modificable, por instintos o respuestas condicionadas, es el único que tendrá que dar cuentas a Dios por sus actos.

Los Seis Días.

Desde que apareció la teoría de la TONTERIA DE LA EVOLUCIÓN (1856 d.C.), muchos creyentes, con el único afán de no tener conflictos con la manera o proceder de pensar de moda, impuesta dogmáticamente en escuelas y centros de investigación científica, buscaron manera o proceders por demás ingeniosas para hacer coincidir el relato sencillo, claro y directo de los 6 días solares de la creación, mencionados en la Biblia, con la teoría de la TONTERIA DE LA EVOLUCIÓN, que presumía que ya estaba comprobada, cosa que ahora, más que nunca, sabemos que es mentira, y que por simple ley de probabilidades, es imposible, y además contraria a la segunda ley de la termodinámica, que dice que el orden dejado al azar, siempre tiende al desorden, cuando que la teoría de la TONTERIA DE LA EVOLUCIÓN dice que lo desordenado, en manera o proceder espontanea, se ordena en manera o proceder cada vez mas complicada, hasta llegar a la manera o procederrse en un ser humano, por ejemplo.

Por más de tres mil años, los creyentes sostuvieron la interpretación literal de Génesis capítulo 1. Davis A. Young, uno de los principales promotores del concepto de una Tierra antigua, en su libro “La Cristiandad y la Edad de la Tierra” escribió: “hasta finales del siglo dieciocho, los cristianos sostenían prácticamente unánimes, que de acuerdo con la enseñanza de las Escrituras, la Tierra tenía unos 6,000 años de edad.

En general, los padres de la iglesia consideraban los días de la creación, como días ordinarios y correspondientes a nuestros actuales días solares. No encontramos a nadie argumentando que el mundo tuviera decenas de miles de años de antigüedad, bajo la premisa de que los seis días (de la creación), fueran usados en sentido figurado o queriendo decir periodos de tiempo indefinidos.

Muchos de los padres de la iglesia sencillamente consideraban los seis días como días normales. Basil, explícitamente, habló del día como de un periodo de 24 horas. No puede negarse, a pesar de las frecuentes interpretaciones de Génesis 1, que estas se apartan de la interpretación estrictamente literal; y que el punto de vista casi universal del mundo cristiano hasta el siglo dieciocho, era que la Tierra sólo tenía unos 6,000 años de edad.”

Aunque muchos científicos, apoyándose en sus prejuicios y sin base sólida alguna, despectivamente catalogan el relato bíblico como religioso, anticientífico, y digno sólo de gente ignorante e ingenua, la verdad es que a la luz de la abrumante cantidad de hallazgos científicos hechos, sobretodo en los últimos cien años, la alternativa mas viable y razonable para explicar el origen de la materia, el mundo y la vida, como lo estaremos sustentando en este y los boletines siguientes, es la creación sobrenatural, y el diseño inteligente de todo lo que existe.

Le invito a que sin prejuicios ni fanatismos estériles, analicemos inteligentemente y a la luz de la Biblia, las otras alternativas.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   77

similar:

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconLos récords del mundo según las matemáticas

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconLos diez grandes descubrimientos científicos del añO 2009 según science
«top ten» con los descubrimientos científicos más importantes del año. En esta ocasión, el ranking en el que cualquier investigador...

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconModificaciones del fluido y magnetismo
«(…) El pensamiento del encarnado actúa sobre los fluidos espirituales, como el de los no encarnados y se transmite de Espíritu a...

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconLa contaminación del aire es en la actualidad, producto del modo...

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconDarwin se convertio en una especie de monstruo sagrado. Porque es...
«la cosa en sí misma» (Das Ding an sich). Según Kant, el ser humano no puede conocer las cosas-en-sí-mismas, sino solamente las cosas...

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconUn estudio prueba que a partir de 50 microgramos por litro crecen...

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconA) Indique si el carácter mostrado en la genealogía por los símbolos...

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconSegún los expertos reunidos para exponer y debatir los últimos avances...

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconUna Introducción Serena y Profunda de las “perlas de sabiduríA” Derramadas...

Colosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo iconResumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan...
«En tiempos pasados los hombres estaban siempre en busca de dioses a quienes adorar. En el futuro, los hombres vamos a tener que...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com