Lic en ciencias naturales y educacion ambiental




descargar 94.59 Kb.
títuloLic en ciencias naturales y educacion ambiental
página3/3
fecha de publicación23.01.2016
tamaño94.59 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3

DIFERENCIAS ENTRE ECOSISTEMAS NATURALES Y ARTIFICIALES

Ejemplos
Un ecosistema es "un bioma formado por una comunidad natural que se estructura con los componentes bióticos y los componentes abióticos, tiene en cuenta las complejas interacciones entre los organismos y los flujos de energía y materiales que la atraviesan". Esta estructura es autosufuciente y dentro de ella se cumplen ciclos que mantienen el equilibrio y la vida del sistema. Un ecosistema natural es aquel que se creo gracias a la madre naturaleza, mediante los procesos natural-histórico-evolutivos por los que ha atravesado el planeta, por ejemplo un bosque. Un ecosistema artificial es una réplica de uno natural salvo que éste se formó debido a la actuación del hombre. Es decir es un sistema de vida creado por el hombre en el que se procura que los ciclos de vida se lleven a cabo sin su intervención. Por ejemplo un bosque reforestado y con políticas de protección a su flora, fauna, suelo y demás recursos. Otro ejemplo, pero menos oportuno es cuando en un zoológico se simula un ambiente, donde interactúan diferentes especies, sin embargo aquí los ciclos de vida están controlados por el hombre.

1) Naturales: como lo dice su nombre, son los que se desarrollan en la naturaleza de manera espontánea o natural sin la intervención del ser humano; se forman con el paso del tiempo y tienen características particulares de clima, suelo y cantidad de lluvia.

En los ecosistemas habitan una multitud de seres propios de la zona, los cuales están acostumbrados a vivir bajo esas condiciones, y tienen como fuente principal de energía al Sol. El Sol proporciona la energía que aprovechan las plantas para realizar la fotosíntesis, y las plantas son el primer nivel en las cadenas alimentarias de donde los demás seres vivos obtienen la energía que necesitan. Son ejemplos de ecosistemas naturales los bosques, el desierto, las praderas, etcétera.

2) Artificiales: a diferencia de los ecosistemas naturales la mayoría de las condiciones como lluvia, tipo de suelo e incluso organismos vivos, puede ser controlada por el hombre; por ejemplo: los huertos de hortalizas o de árboles frutales, los cultivos de cereales o los terrenos donde vive el ganado.

En estos ecosistemas interviene el trabajo humano; se administra cierta cantidad de agua en forma de riego, se adicionan fertilizantes y se mantiene una supervisión.

En los ecosistemas artificiales también encontramos factores bióticos y abióticos.

Las casas, edificios, puentes, presas o construcciones en general se consideran elementos abióticos.

Igualmente están presentes elementos abióticos naturales como el suelo, la lluvia, el agua o el aire.

Los factores bióticos están representados por las plantas y animales que se cultivan o crían en esos lugares.

A diferencia de los ecosistemas naturales en los que la principal fuente de energía es el Sol, en los artificiales es necesario que el ser humano se provea de fuentes de energía artificiales para que funcionen motores de calderas, equipos de riego, sistemas de iluminación, maquinaria y herramientas, así como otros elementos mecánicos.

Lo mismo sucede con el agua: en los ecosistemas naturales las plantas aprovechan el agua de la lluvia y la de los mantos subterráneos, en los artificiales los vegetales que se cultivan tienen que ser regados usando agua almacenada en pozos o tinacos, o bien, sembrarlos calculando la llegada de la temporada de lluvia para que se rieguen con ella.

Cuando los cultivos se riegan aprovechando el agua de la lluvia se les llama de temporal, y cuando se riegan con equipo especial se les denomina cultivos de riego artificial.
COMO SE MIDE LA PRODUCTIVIDAD EN LOS ECOSISTEMAS

Para conocer la producción de materia orgánica de los ecosistemas o de un área determinada para un manejo adecuado y poder regular las cosechas o el aprovechamiento de los recursos naturales disponibles. No se puede cosechar más de lo que se produce o cazar o pescar más de lo que produce un área determinada, de lo contrario se estaría causando problemas en la disponibilidad de los recursos, como la extinción o la merma de las poblaciones. 

Para determinar la producción se mide la productividad, que es la producción de materia orgánica o biomasa en un área determinada por unidad de tiempo. En otras palabras, es la cantidad de materia orgánica acumulada en un determinado tiempo en un área determinada. Se suele distinguir entre productividad primaria, secundarla y biológica.

 1. La productividad primaria: Es la cantidad de materia orgánica producida por las plantas verdes, con capacidad de fotosíntesis u organismos autótrofos, a partir de sales minerales, dióxido de carbono y agua, utilizando la energía solar, en un área y tiempo determinados.

Se expresa en términos de energía acumulada (calorías/ml/día o en calorías/ml/hora) o en términos de la materia orgánica sintetizada (gramos/m2/día o kg/hectárea/año), que es el método más fácil y asequible. Por ejemplo, podemos calcular la productividad de una hectárea de alfalfa en un año, con cuatro cortes, pesando la materia obtenida fresca o en seco. Podríamos en determinadas regiones llegara unos 100 000 kg/ha/año en peso húmedo. En este caso hablamos de productividad neta, donde ya se ha descontado el consumo de energía hecho por las mismas plantas para vivir o respirar. La productividad bruta o total engloba la totalidad de la biomasa acumulada y la energía gastada en el metabolismo de las plantas. 

2. La productividad secundaria: Es la materia orgánica producida por los organismos consumidores o heterótrofos, que viven de las sustancias orgánicas ya sintetizadas por las plantas, como es el caso de los herbívoros. Por ejemplo: se puede deducir que una hectárea de pasto ha producido 1 000 kg de vacuno/año en ciertas condiciones, pesando la carne de los animales.

 3. La productividad biológica: Es la velocidad de acrecentamiento de la biomasa en un periodo y una superficie determinados, que puede ser por año en una hectárea. Es la producción en pie de un área determinada. Por ejemplo: se puede decir que la productividad de vicuñas de una superficie de 70,000 hectáreas ha sido de 22 000 animales, con un peso de 25 kg por animal, lo que da en total 550,000 kg, o sea, 7,8 kg/ha/año. La productividad natural puede ser mejorada y superada con técnicas de cultivo Intensivo, pero con frecuencia pueden producirse daños irreparables al ecosistema. La agricultura y la ganadería modernas, con uso de altos insumos en forma de fertilizantes, energía (maquinaria), pesticidas (herbicidas, insecticidas, fungicidas, etc.), y variedades mejoradas han logrado incrementar la productividad natural a niveles muy altos. Sin embargo, cuando el manejo de las dosis de fertilizantes y pesticidas no es la adecuada, como la aplicación excesiva, los daños a los suelos, a las aguas y a la salud humana pueden ser también importantes. Por ejemplo, la aplicación del DDT ha causado y causa graves consecuencias a la flora, la fauna y la salud de los seres humanos. Lo mismo puede decirse de al menos una docena de otros pesticidas no degradables o difícilmente degradables en los ecosistemas.

DIFERENCIA ENTRE PRODUCTIVIDAD TOTAL O BRUTA Y

PRODUCTIVIDAD NETA

Productividad primaria bruta 

Es la energía primaria total de un ecosistema incluido la respiración y la productividad primaria neta. 

Productividad primaria neta

 Es la energía química disponible para los consumidores. Es la biomasa o energía disponibles después de sustraer las pérdidas por respiración. 
Fotosíntesis y respiración: producción primaria bruta y neta. 

Cuando se habla de producción de un ecosistema se hace referencia a la cantidad de energía que ese ecosistema es capaz de aprovechar. Una pradera húmeda y templada, por ejemplo, es capaz de convertir más energía luminosa en biomasa que un desierto y, por tanto, su producción es mayor. 

La producción primaria bruta de un ecosistema es la energía total fijada por fotosíntesis por las plantas. La producción primaria neta es la energía fijada por fotosíntesis menos la energía empleada en la respiración, es decir la producción primaria bruta menos la respiración. Cuando la producción neta es positiva, la biomasa de las plantas del ecosistema va aumentando. Es lo que sucede, por ejemplo, en un bosque joven en el que los árboles van creciendo y aumentando su número. Cuando el bosque ha envejecido, sigue haciendo fotosíntesis pero toda la energía que recoge la emplea en la respiración, la producción neta se hace cero y la masa de vegetales del bosque ya no aumenta. 

CRITERIOS PARA DIFERENCIAR PROCESOS DE EVOLUCIÓN Y SUCESIÓN

La sucesión y la evolución tienen tiempos distintos. La sustitución evolutiva de las especies requiere cientos de miles de años, mientras que la sucesión se completa en cientos de años. Pero ambos procesos tienden a favorecer la sucesión de especies generalistas por otras especializadas; en general, tienden a producir un aumento de complejidad. El proceso evolutivo se desarrolla dentro de la corriente de auto organización de los sistemas ecológicos, que llamamos sucesión, y eso ayuda a explicar su tendencia a producir formas cada vez más complejas y especializadas.

El desarrollo histórico y la sucesión ecológica son procesos iguales, las etapas posteriores se alimentan de parte del excedente de las etapas anteriores: el futuro eventualmente se alimentará del presente. La evolución se desarrolla en ellos, al igual que gran parte de la historia humana, como una sucesión de dinastías. Organismos que poseen un origen común aumentan hasta dominar, expanden sus áreas de distribución geográfica y se escinden en múltiples especies. Algunas de las especies adquieren ciclos biológicos y tipos de vida nuevos. Los grupos a los que sustituyen se retiran a una condición de relictos, al verse reducidos de manera generalizada e indiscriminada por la competencia, las enfermedades, los cambios del clima o cualesquiera otros cambios ambientales que sirvan para abrir paso a los recién llegados. Con el tiempo, el mismo grupo predominante se estanca y empieza a disminuir. Sus especies desaparecen de una en una hasta que todas acaban por esfumarse. De vez en cuando, en una minoría de grupos, una especie con suerte da con un nuevo rasgo biológico que le permite expandirse y volver a radiar, reanimando así el ciclo de dominancia a favor de sus parientes filogenéticos.
1   2   3

similar:

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconLic en ciencias naturales y educacion ambiental

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconLic en ciencias naturales y educacion ambiental

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconLic ciencias naturales y educacion ambiental

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconLic en ciencias naturales y educacion ambiental

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconPrograma lic. Ciencias naturales y ed. Ambiental

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconPrograma de licenciatura en educación básica en ciencias naturales y educación ambiental

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconLicenciatura para la Educación Básica en Ciencias Naturales y Educación Ambiental

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconPrograma de licenciatura en educación básica en ciencias naturales y educación ambiental

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconLicenciatura para la educación básica en ciencias naturales y educación ambiental

Lic en ciencias naturales y educacion ambiental iconCiencias naturales educacion ambiental




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com