La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve




descargar 207.12 Kb.
títuloLa capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve
página1/4
fecha de publicación25.01.2016
tamaño207.12 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4



PRIMERA ESCUELA DE PREPARACION FISICA




LA VELOCIDAD
Lic. Luis Erdociaín






Al finalizar la presente unidad temática el alumno será capaz de:
# Conocer las diferentes manifestaciones de la velocidad

# Analizar los factores que influyen en el desarrollo de la velocidad

# Conocer los medios y métodos de entrenamiento de esta cualidad.

# Comprender la utilidad de las modernas técnicas en el entrenamiento de la velocidad


CONCEPTO
Cualquier movimiento deportivo del que nos ocupemos, la carrera de un velocista, el golpe de un boxeador, el saque de un tenista o la aceleración aplicada a un implemento por un lanzador, su éxito dependerá en gran medida de la rapidez con que se realice esa acción.

El rendimiento deportivo moderno, en buena medida, se mejora a expensas de movimientos cada vez más veloces. Y ello es determinante para alcanzar las más altas performances en la mayoría de las especialidades deportivas.
Ahora bien, ¿Qué es la velocidad?

La teoría moderna del entrenamiento considera a la velocidad como una capacidad compleja (no elemental). Y esa complejidad esta constituida por procesos cognitivos, perceptivos, fisiológicos, biomecánicos, energéticos, volitivos, etc.

La Física, nos aporta un buen punto de partida para el estudio de esta cualidad, al definir la velocidad como, el espacio recorrido por un móvil en la unidad de tiempo.

espacio

Velocidad =

tiempo19-27

A partir de aquí, podemos definir la velocidad como: la capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible... a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve (que no presuponga la aparición de fatiga). En el deporte de Alto Rendimiento solamente podemos considerar a esta cualidad con relación a cada disciplina deportiva. (Aspectos específicos que caracterizan a cada deporte). Por ejemplo: velocidad de dribbling, velocidad de pase, etc.

Creemos que es muy importante establecer la diferencia técnico-metodológica de los términos Rapidez y Velocidad. Ambos son características diferentes de las funciones motrices del hombre.
La rapidez es una propiedad elemental del sistema nervioso central que se manifiesta claramente en las reacciones motoras y en aquellos movimientos de estructura muy simple sin sobrecarga externa (menos del 15 %).

Está condicionada fundamentalmente por:

- Factores genéticos (Porcentaje alto de fibras de contracción rápida; un sistema nervioso central especial; determinada estructura biomecánica, etc.)

Sus posibilidades de modificación son limitadas.
La velocidad de los movimientos o de los desplazamientos es una función de la rapidez a la que se agregan la fuerza y la resistencia específica, la capacidad del deportista de coordinar racionalmente sus movimientos frente al medio y las condiciones externas. En ese sentido las mejoras de la velocidad son... ilimitadas? La explicación de este fenómeno la encontramos en la extraordinaria capacidad del organismo humano de adaptarse a las condiciones ambientales no habituales a través de la hipertrofia funcional de los sistemas u órganos involucrados. La actividad deportiva es un ejemplo de ello, y la velocidad, quizás, uno de sus parámetros más significativos.


LA VELOCIDAD




Rapidez Coordinación







Fuerza Acción Motriz Acción Motriz Veloz







Resistencia Condiciones externas

FACTORES QUE DETERMINAN LA VELOCIDAD.

Podríamos hablar de varios factores principales que determinarán el grado de velocidad:

Factores coordinativos Factores energéticos

Factores musculares Factores psicológicos
Es el aparato locomotor el que se desplaza en el espacio con más o menos velocidad, ya sea de manera global como en el caso de la carrera, o segmentariamente como cuando movemos rápidamente la mano hacia la cabeza para evitar que el aire nos saque el sombrero. Que este desplazamiento sea eficiente, dependerá de la velocidad a la que sean capaces de contraerse nuestros músculos. La velocidad de contracción es una de las características más importantes del músculo, que dependerá de:

- La relatio de fibras musculares de contracción rápida o lenta de la musculatura relevante para el rendimiento.

- La herencia genética en cuanto a la velocidad “crucero” de los estímulos dentro del sistema nervioso (tanto de la vía aferente como eferente)

- Una atención y nivel de percepción calificadas; como también un rápido y eficiente sistema de elaboración motriz.

- La coordinación intramuscular (cantidad y frecuencia de las fibras estimuladas), y la coordinación intermuscular (la adecuada relación e integración entre músculos protagonistas, antagonistas y de sostén),

- El tono muscular (con relación a la función iniciadora del lazo-gamma)

- La mayor o menor viscosidad del músculo. Esta depende de los contenidos de ATP, de la hiperacidez y del calor.

- La elasticidad (La capacidad de elongación y contracción rápida).

- La automatización correcta de los movimientos

- Las características antropométricas (Altura, peso, longitud de miembros, masa muscular, etc.).

- Las reservas energéticas de ATP y Fosfocreatina y de las enzimas responsables de la degradación y resíntesis de fosfatos.

- Las capacidades psíquicas de concentración, temperamento, fuerza de voluntad, etc.

- La fuerza máxima y explosiva. Las mismas junto con la velocidad constituyen una unidad dinámica (Grosser). En ese sentido la fuerza máxima es el requisito esencial de las expresiones deportivas específicas de la fuerza explosiva y reactiva.
Aún sin conocer con detenimiento el significado de los factores anteriores, para los que necesitaríamos unos mayores conocimientos anatómicos y fisiológicos, podemos admitir que la velocidad va a estar en gran medida determinada por factores constitucionales. La longitud de la fibra muscular, y su estructura interna, no son elementos susceptibles de mejora. Sin embargo, el entrenamiento influirá mucho en la velocidad a partir de la mejora de aquellos otros factores no limitados constitucionalmente, como puedan ser la mayor masa, la energía, las características del tono muscular o la motivación.

Sabemos que el músculo no es un órgano autónomo, como todo el organismo es regulado y controlado por el sistema nervioso. La conexión real entre las ramificaciones nerviosas y el tejido muscular lo conocemos como inervación.

La puesta en marcha de una acción, puede partir de la recepción de un estímulo externo, o de la decisión tomada a nivel cerebral sin referencia externa aparente. En el primer caso desde la aparición del estímulo hasta su recepción en centros nerviosos superiores habrá ya una conducción bioeléctrica del dato sensorial. En los dos casos a partir del impulso motor en la corteza cerebral habrá un nuevo recorrido por vías eferentes hasta que la orden de actuación llegue al músculo. Llamamos vías aferentes a aquellas que transmiten el impulso nervioso de fuera a dentro de los centros nerviosos superiores. Y una vez tratada allí la información recibida y elaborada la respuesta motriz, el camino opuesto lo señalamos como vías eferentes.







FEEDBACK

ESTIMULO MEMORIA




PERCEPCIÓN ELABORAC.TÁCTICA SIST. EFECTOR ACCION MOTRIZ






MOTIVACION ANALIZADORES




1 2 3 4

1.- VÍA AFERENTE. TRANSMISIÓN DEL DATO SENSORIAL.

2.- PROCESAMIENTO DEL DATO SENSORIAL Y ELABORACIÓN DEL PLAN DE ACCIÓN. INICIO DEL IMPULSO MOTOR.

3.- VÍA EFERENTE. TRANSMISIÓN DEL IMPULSO MOTOR HASTA EL MUSCULO.

4.- ACTIVACIÓN DE LA CONTRACCIÓN MUSCULAR.

Cumplen una decisiva intervención además de los componentes señalados:
LA MOTIVACIÓN. El hombre percibe fundamentalmente lo que le interesa (no fotografía la realidad, la interpreta).
LA MEMORIA. Junto a los comportamientos instintivos e innatos existe un repertorio (la memoria) de movimientos aprendidos que continuamente se retroalimenta en contacto con la experiencia.
LOS ANALIZADORES. Son un conjunto de estructuras para recibir, codificar, transmitir y recodificar (preelaboradores) la información que reciben del medio y la propioceptiva. Los analizadores más importantes son:

Analizadores cinestésicos (Informan de la posición que se ocupa en el espacio y sobre la calidad de los movimientos)

Analizadores músculo tendinosos (Están constituidos por los husos neuromusculares y los corpúsculos de Golgi, que son responsables de la regulación refleja del tono postural, vigilan el grado de estiramiento y de tensión muscular).

Analizadores vestibulares (Están localizados en el oído interno e indica la posición de la cabeza en el espacio y la aceleración angular y lineal)

Analizadores visuales y acústicos.

Analizadores táctil-prensorio

Analizadores térmicos y dolorosos.

Estos analizadores no actúan aislados, constituyéndose en sistemas de funcionamiento muy complejos. Sin embargo la acción de estos analizadores se potencia a través del entrenamiento. Todas estas operaciones condicionan, sin dudad, la velocidad final y habrá aspectos que dependerán de la constitución de cada sujeto.

La orientación del hombre en las acciones motoras se realiza mediante una actividad muy compleja que llevan a cabo los analizadores que posibilitan tener una ajustada representación de la posición del cuerpo y/o de sus segmentos en el espacio, como así también del desplazamiento de los mismos.

No obstante, también en este nivel el entrenamiento tiene capacidad de modificación, en mayor o menor grado, con mayor o menor significación, dependiendo de la disciplina de que se trate como más adelante veremos.

OBJETIVOS DE LA VELOCIDAD



Hemos tratado de desentrañar algunos de los elementos que la configuran. Ahora bien, ¿cuales deben ser nuestros objetivos, ante el hecho concreto del entrenamiento de esta cualidad?

Los mismos serán diferentes según el deporte de que se trate, del período de entrenamiento, de las características con que se desempeñe el deportista en la acción competitiva, etc. A partir de esta premisa, en general, el entrenamiento buscará alcanzar los siguientes objetivos:
Alcanzar el menor tiempo de reacción posible frente a los estímulos específicos de la disciplina deportiva.

Reducir las fases de aceleración

Obtener la mayor velocidad (sin desmedro de la coordinación y/o precisión) en la realización de los gestos deportivos.

Lograr la mayor frecuencia de movimiento en los movimientos cíclicos.

Tener la capacidad de poder repetir gestos veloces con relación a las exigencias específicas del deporte elegido y ...

Poder combinar armoniosamente estos elementos en la situación competitiva.


TIPOS DE VELOCIDAD
Para el estudio de esta cualidad, vamos a clasificarla en tres tipos diferentes que en la práctica pueden darse de forma combinada (agregamos, asimismo, algunas de las subdivisiones más comunes en el entrenamiento):



1- VELOCIDAD de REACCIÓN.

1.1.- Velocidad de reacción simple

1.2.- Velocidad de reacción selectiva

2- VELOCIDAD GESTUAL o ACICLICA

2.1.- Velocidad de movimiento (sin/con poca implicancia de fuerza)

2.2.- Velocidad-fuerza (con implicancia de fuerza)

3- VELOCIDAD DE DESPLAZAMIENTO CICLICO

3.1.- Velocidad frecuencial (sin/con poca implicancia de fuerza)

3.2.- Velocidad de aceleración (con implicancia de fuerza)

3.3.- Velocidad-resistencia (ante esfuerzos prolongados de velocidad)





VELOCIDAD DE REACCIÓN

Si a los conceptos explicados anteriormente de percepción, elaboración táctica, velocidad de transmisión de impulso nervioso y velocidad de contracción del músculo lo visualizamos en el tiempo necesario para captar el estímulo o grupo de estímulos estamos ante el concepto de Velocidad de Reacción, que podemos definir como: la capacidad de efectuar una respuesta motriz a un estímulo en el menor tiempo posible, o de otra forma, quizás más precisa, el tiempo mínimo necesario transcurrido desde que se recibe el estímulo hasta que aparece la respuesta motora

En el estudio que se hará a continuación de la Velocidad de Reacción, debe quedar muy claro que nos referimos siempre a conductas motoras de carácter voluntario, es decir aquellas que se originan de manera consciente en niveles superiores del sistema nervioso, descartando de esta manera los movimientos reflejos (El reflejo se refiere a una respuesta invariable y predecible que se presentará ante un estímulo, sin control de la voluntad). Se quiere con esta aclaración contribuir en la diferenciación entre velocidad de reacción y reflejos, que tan frecuentemente se confunden. Por ejemplo ante una quemadura en la mano, una partícula extraña que se aproxima al ojo, una caída fortuita de pie desde una altura desde más de un metro, la respuesta de la mano retirándose, de los párpados cerrándose y del cuadriceps contrayéndose son respuestas reflejas en donde no ha intervenido la voluntad. Por el contrario los “reflejos “ de un arquero al atajar una pelota, o del jugador de tenis de mesa cuando golpea una pelota que parecía imposible son conductas completamente voluntarias que se realizan con un repertorio de gestos automatizados puestos en acción con una inportantísima velocidad de reacción.

Muchos autores distinguen entre el tiempo de reacción premotor y el tiempo de reacción motor. Asignan al primero todas las funciones propias (percepción y elaboración táctica motriz) hasta que el impulso nervioso llega al muscular, y al segundo - tiempo de reacción motriz -, desde allí hasta que se hace visible la contracción muscular, (esto se observa en una electromiografía). Veamos ahora algunos de los factores que determinarán el tiempo de reacción.












Estimulo
Preperiodo T.R.Premotor T.R. Motor




Tiempo de Reacción Tiempo de Movimiento


CLASIFICACION DE LOS ESTÍMULOS
Según su naturaleza, el estímulo puede de diferente tipo: visual, auditivo, táctil y kinestésico. Un golpe de palmas o la clásica voz de “ya”, el también habitual “toque” en el hombro o el movimiento de bajar la mano son ejemplos de los estímulos señalados que utilizamos habitualmente. (Los estímulos auditivos y táctiles son los de más rápida transmisión).

Todos los tipos de estímulos deberán aparecer en el entrenamiento de la velocidad de reacción durante la iniciación deportiva; pero, poco a poco, en el entrenamiento específico predominará aquel que más frecuentemente se dé en la actividad deportiva que el niño o joven desarrolle. En el deporte de rendimiento solo es efectivo el entrenamiento de los estímulos específicos y en las condiciones que los mismos se presentan en la competición.

Según el grado de complejidad dividimos en:

Estímulos simples

Son aquellos que se conocen en forma anticipada por el deportista y cuando la acción consiguiente también es conocida y generalmente estereotipada. (Estímulo: disparo; acción subsiguiente: correr hacia la meta).

Estímulos complejos

Son aquellos en los cuales el estímulo esta encubierto o es necesario interpretarlo o identificarlo entre varios posibles; y asimismo la acción consiguiente también es selectiva (una entre varias posibles, la más adecuada ante la situación planteada). Es tipo de reacción que aparece en los deportes de pelota, de combate, etc.). Su desarrollo es fundamental para apoyar la preparación técnico y táctica.

ESTIMULACION REFORZADA.
Es lógico pensar que a mayor número de órganos sensoriales, o a mayor número de receptores, más corta será la respuesta. El primer caso (número de órganos sensoriales), nos explica por qué ante una habilidad gimnástica cuando queremos que el sujeto responda con prontitud en una acción determinada, se refuerza con una señal visual, con una auditiva y aún kinestésica-táctil, si ésta es posible. La combinación de todos los estímulos repercutirá en una reacción más rápida. Utilizando este principio para mejorar y entrenar la velocidad de reacción se ha utilizado como método “bloquear” uno de los estímulos para estimular la percepción de otro. (Por ejemplo: estimular la percepción visual entrenando ejercicios con algodones en los oídos, o realizar ejercicios con los ojos vendados para desarrollar la percepción kinestésica).
INTENSIDAD DEL ESTIMULO.
Un punto importante a considerar, ya que al contrario de lo que podría suponerse, la relación intensidad y mejora de la velocidad de reacción no es lineal. En un principio según aumenta la intensidad del estímulo la respuesta es más rápida, pero llegado al umbral óptimo para la reacción, la intensidad que lo supera provoca un descenso en la curva, significa un incremento en el tiempo de reacción, y si la intensidad fuese muy grande hasta interrumpir la respuesta.(Esta idea se utiliza cuando por ejemplo, en un combate de judo un competidor inicia una proyección con un potente grito, con objeto de autoestimularse por un lado y de paralizar la capacidad de reacción de su oponente).

En el atletismo se ha utilizado para entrenar esta capacidad señales de partida diferentes y de variada intensidad con el objeto de mejorar la percepción auditiva.
EDAD Y SEXO.
La edad influye en general en el desarrollo de la velocidad. Seguramente la influencia del desarrollo de la memoria, el entrenamiento de los analizadores, la capacidad de la elaboración motriz y el desarrollo del factor muscular son determinantes para ello. Con relación al sexo, las diferencias obtenidas en investigaciones, no son importantes ni significativas.
EL PREPERIODO
En cualquiera de los aspectos relacionados con la percepción del estímulo, ya lo hemos visto, hay una circunstancia fundamental para el desarrollo de la velocidad de reacción. Nos referimos a la capacidad de concentración del sujeto, y su nivel de atención. La capacidad de concentración estará determinada por la actitud del sujeto hacía la tarea a desarrollar. El valor óptimo estimado es entre 1,5’’ y 7’’, dependiendo de diversos factores.

Una conveniente motivación garantizará la concentración necesaria para mantener la atención. Esta última, podrá dividirse en atención simple, cuando se trata de esperar la aparición de un estímulo más o menos conocido que me dispondrá para realizar una acción conocida de antemano e invariable que tenemos en nuestro repertorio, y atención selectiva o compleja, cuando el estímulo, que debe reconocerse, se presentará dentro de una situación no estable, que llevará a una respuesta compleja adaptada a las necesidades competitivas y que será diferente en cada caso. Concentración y atención, simple o selectiva, serán aspectos a entrenar si pretendemos mejora la velocidad de reacción

  1   2   3   4

similar:

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve iconPodríamos definir la flexibilidad como aquella capacidad que apoyándose...

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve iconEs una narración breve creada por uno o varios autores, basada en...

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve iconBiología humana de la reproducción: Gametogénesis Ovogénesis Espermatogénesis...

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve iconLa célula es la unidad estructural de todos los seres vivos y tiene...

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve iconEn biología r aza = gran población geográficamente aislada dentro...

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve iconQue ha transformado la naturaleza para obtener principalmente alimentos....

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve iconPor la presente, acepto conocer que el Reglamento General de Matrícula,...

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve icon2002 La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo...
«Vaya con cuidado porque son locos de remate». Llego a las doce en punto. Se abrió paso con su andar ligero por entre las mesas de...

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve iconEs la combinación o superposición de dos movimientos simples (M....

La capacidad de reaccionar o realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible a un ritmo de ejecución máximo y durante un período breve iconDurante el período refractario absoluto, un estímulo puede activar la neurona siempre que tenga




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com