Competencias a desarrollar




descargar 267.86 Kb.
títuloCompetencias a desarrollar
página2/6
fecha de publicación29.01.2016
tamaño267.86 Kb.
tipoCompetencia
b.se-todo.com > Biología > Competencia
1   2   3   4   5   6

El ruido es el factor que reduce la calidad del mensaje, la interferencia que se produce en uno o más elementos de la comunicación, ya sea en el canal, en el emisor, en el receptor, el encodificador o en el decodificador..
Entre los ruidos o interferencias encontramos las barreras semánticas, aquellas que, por variedad de significado o construcción deficiente de la oración, generan dudas sobre el significado o sentido de un mensaje. Las barreras físicas son aquellas que se presentan a nivel del canal provocando interferencias auditivas o visuales. La indisposición del emisor o receptor por factores fisiológicos (ceguera, afasia, sordera, enfermedades mentales) constituye una barrera fisiológica. Asimismo, a la interferencia que ocurre por factores internos como miedo, ansiedad o incertidumbre se le denomina barrera sicológica. A estas barreras debe sumárseles las barreras administrativas, las que ocurren cuando los estamentos de una organización no se encuentran bien comunicadas mediante canales pertinentes y efectivos. La mala coordinación, la escasa o distorsionada información, el autoritarismo, los trámites engorrosos, entre otros constituyen este tipo de barrera.
Para menguar los efectos del ruido los emisores refuerzan sus mensajes con resúmenes o recapitulaciones. En casi todas las comunicaciones se detecta un porcentaje variable de redundancia. Esta, más que un vicio de la lengua, está orientada a asegurar que el mensaje llegue efectivamente al receptor.

El feedback o retroalimentación
El feedback es un sector analizable de la respuesta (verbal o no verbal) de una persona ante un estímulo dado. Este mensaje de retorno le permite al emisor saber si su discurso ha sido comprendido adecuadamente. El feedback le permite al emisor reajustar algún aspecto de la comunicación de modo que tenga más éxito en futuros procesos. Por medio del feedback, los receptores le informan al emisor si está elaborando bien sus mensajes y si los está trasmitiendo de la manera más adecuada. El silencio o los murmullos constantes son síntomas de que debemos reajustar nuestra exposición. Asimismo, el receptor también espera un feedback de su emisor. Una respuesta positiva será un indicativo favorable y continuará con su actitud; de lo contrario, cambiará sus estrategias de atención o sencillamente abandonará la comunicación.
La retroalimentación debe ser periódica. A través de estas respuestas, el profesor reajustará sus mensajes, el canal o el código para poder comunicarse mejor con sus alumnos. Del mismo modo, los alumnos, a través de sus preguntas anhelan una respuesta del profesor. Esta respuesta (una felicitación, por ejemplo) les dará la seguridad de que están cumpliendo adecuadamente su rol o si deben reajustar algunos procedimientos de recepción, como la toma de notas más constante o prestar atención más detenidamente.

El contexto
El contexto es el conjunto de circunstancias que rodean el acto comunicativo. Este contexto es determinante en el éxito de la comunicación. Existen tres clases de contexto:
El contexto situacional refiere al tiempo y espacio en que se produce una comunicación. Este contexto es importante porque enmarca tanto al que produce como al que recibe el mensaje. Una buena comunicación requiere un buen contexto.
El contexto lingüístico está conformado por el conjunto de oraciones que rodean a un enunciado. Las oraciones contiguas le brindan un sentido específico a un mensaje y determina su correcta comprensión.
El contexto cultural refiere al conjunto de normas, valores y creencias que enmarcan y dan forma a la comunicación. La cultura abarca una serie de signos producidos por los seres humanos en interacción constante al interior del grupo, con otras sociedades, con su realidad geográfica, su historia y la forma como se desenvuelven las relaciones económicas. De acuerdo con el contexto cultural, un emisor decide qué, cómo, en qué circunstancias y con qué fines se debe usar un determinado código.
Actividades
I. Desarrolle de manera clara y concisa las siguientes preguntas.


  1. ¿Por qué decimos que la comunicación es un acto dinámico y bidireccional?

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

  1. ¿Por qué se afirma que la comunicación es un acto multisistémico?

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

  1. ¿En qué consisten las reglas sintácticas de un código?

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

  1. ¿Cuál es la importancia de la retroalimentación en un acto comunicativo?

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

  1. Relacione correctamente

a. Produce el mensaje mediante el uso de un código. 1. El canal

b. Dispositivo que transforma la voz en señales de onda. 2. Código paralingüístico

c. Sistema de signos con reglas sintácticas y semánticas. 3. El referente

d. El lenguaje de los sordomudos es un ejemplo de 4. El receptor

e. Parte del mensaje que se relaciona con la realidad. 5. El código

f. Permite el desplazamiento de los mensajes. 6. Encodificador

g. Decodifica e interpreta el mensaje. 7. El ruido

h. Interferencia en la comunicación 8. El emisor

II. De acuerdo con la teoría expuesta, determine los errores que se han cometido en los siguientes actos comunicativos. Brinde recomendaciones para evitar tales errores.


  1. Un profesor de educación física le pide a un centrocampista de ocho años que le dé un pase al delantero en forma de parábola. El niño, confundido, le da un pase recto, el cual es interceptado por un jugador contrario. Este avanza a toda velocidad y anota un golazo.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

  1. A Juanita, bella dama de 18 años, le presentan a un caballero. Este para impresionarla, le afirma que “detenta el cargo de jefe de seguridad en la Municipalidad”. Ella se ríe, y no hace caso al galanteo.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

  1. En un balneario un vendedor de helados y refrescos desea pasar a una “playa exclusiva”. Un transeúnte le dice que no puede, pues “la playa es privada”. Otro le pide que se retire. Un tercero le insinúa que si él entra podrían perderse algunas cosas. El vendedor murmulla, regresa desconcertado y sin recursos a su casa. En la playa, los veraneantes arden, sedientos, bajo el sol.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

  1. En una exposición, un ingeniero mecánico debe desarrollar cinco puntos. Expone sobre el primer tema. Los asistentes, se miran el uno al otro y hacen movimientos con la cabeza. Uno desea hacer una pregunta, pero se abstiene por vergüenza. Ante los murmullos, el ingeniero desarrolla los siguientes puntos rápidamente. Al final nadie hace preguntas. En la evaluación solo hubo dos aprobados. El ingeniero se enorgullece de su nivel, mientras los asistentes se lamentan en los pasillos.


……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………


SEMANA 8 PARTE 2

LA COMUNICACIÓN

1. Competencias a desarrollar
En el presente apartado desarrollaremos la competencia de Comunicación a través del indicador que se ofrecen a continuación:


  • Reconoce los diversos tipos de comunicación que se presentan en la vida cotidiana.

  • Determina la clase de comunicación más idónea y pertinente según la circunstancia.



2. Introducción
En nuestra vida cotidiana nos estamos comunicando constantemente, ya sea de modo directo o indirecto con otras personas. Esta comunicación puede romper las barreras del tiempo y el espacio gracias a los canales (libros, discos, casetes, dispositivos USB), capaces de conservar los mensajes. Es por esto que podemos entablar una comunicación, a través de sus obras, con Guamán Poma de Ayala, Ricardo Palma o el poeta peruano Alejandro Romualdo.
La comunicación también nos permite comunicarnos con nosotros mismos. “Conócete a ti mismo”, advertía Sócrates a sus discípulos. Quien no sabe de sus límites seguramente no podrá medir sus pasos y actuará con ímpetu, sin medir las palabras y sus consecuencias. Quien no es consciente de la información que trasmiten sus gestos tampoco reparará en su posible interpretación.
Por ello, el acto comunicativo debe ser muy planificado, previendo no solo cualquier problema en cada elemento de un diálogo o exposición, sino también de qué manera nos comunicaremos, y qué medios utilizaremos para ello. Saber los tipos de comunicación nos permitirá analizar mejor los conflictos surgidos a partir de una mala comunicación.

3. Los tipos de comunicación
a. Comunicación animal y comunicación humana
La comunicación animal es aquella que se desarrolla por medio de señales físicas, químicas o kinésicas (movimiento) para trasmitir una información específica sobre algún elemento concreto, relativo a la supervivencia o la socialización. Mediante la comunicación, los miembros de una especie informan aspectos como el mando, la sumisión, la territorialidad, el apareamiento, la crianza, la caza o la necesidad de alimento.
La comunicación entre animales no siempre es intraespecífica (entre miembros de la misma especie); sino también interespecífica (entre distintas especies). Un ejemplo claro es la comunicación entre el hombre y el indicador (Indicator xanthonotus), un ave que señala el lugar donde se encuentra un panal, con el fin de que los humanos se lleven la miel, a cambio de que le dejen la cera y las larvas de abeja. Esta comunicación entre hombres y animales es funcional, se desarrollan en función al provecho que se pueda obtener. Es una comunicación básica, que se desarrolla en una constante de estímulo-respuesta.
La comunicación animal varía de acuerdo con el entorno geográfico, la forma de asociación, la forma de vida, la anatomía y el grado de evolución de la especie. Por otro lado, si el ave padece de alguna enfermedad que le afecte los sentidos, o se encuentra aislado, no desarrollará sus habilidades comunicativas.

Según el sentido que se use, la comunicación animal puede ser visual, como el caso de los perros, quienes erizan el pelaje de su lomo como señal de amenaza frente a otro individuo de su especie; o el caso de los gorilas, quienes comunican se territorialidad golpeándose el pecho, agitando hierbas y ramas, y colocándose en posición erguida. También puede existir la comunicación auditiva, como la que usan los grillos para ahuyentar a un macho competidor o para atraer a una hembra. La comunicación táctil es también usual en los animales, como el caso de los chimpancés, que se acicalan cohesionando más el grupo a través de señales de camaradería.
También se observa la comunicación mediante señales químicas de larga duración (feromonas), detectadas ya sea por el gusto o por el olfato. Estas hormonas son útiles para delimitar territorio (como en los perros o los leones), anunciar la época de apareamiento (como en los gatos o los lobos) o señalar una ruta con determinados propósitos, como en el caso de las hormigas o los caninos.
La comunicación kinésica es aquella que se desarrolla mediante movimientos orientados a una alteración de la conducta en los miembros ya sean de la misma u otra especie. Esto se aprecia, por ejemplo, cuando un perro se echa boca arriba frente a otro en señal de sumisión. Igualmente, los pavos estiran su plumaje para atraer a las hembras en época de apareamiento. Emile Benveniste nos informa acerca de este tipo de comunicación en unas abejas. El estudio correspondió a Karl von Frisch, profesor de zoología en la Universidad de Munich, quien
Observó, en una colmena transparente, el comportamiento de la abeja que retorna después de descubrir el botín. En medio de gran efervescencia, la rodean de inmediato sus compañeras, que le tienden las antenas para recibir polen del que trae, o ingerir néctar que regurgita. Seguida entonces por sus compañeras, la abeja ejecuta danzas. He aquí el momento esencial del proceso y el acto propio de la comunicación. Según los casos, la abeja se entrega a dos danzas diferentes. Una consiste en trazar círculos horizontales de derecha a izquierda, y luego de izquierda a derecha, sucesivamente. La otra, acompañada de una continua agitación del abdomen (wagging dance), imita más o menos la figura de un ocho: la abeja corre adelante, describe un giro completo hacia la izquierda, vuelve a seguir de frente, da otra vuelta, a la derecha, y así sucesivamente. Después de las danzas, una o varias abejas abandonan la colmena y se dirigen en línea recta a la fuente de alimento que la primera vio. (BENVENISTE, 2004: 58)
Desde esta perspectiva, las abejas tienen manejo elemental de símbolos que aluden, en este caso en particular, a la presencia del alimento, su distancia y dirección. No obstante, su “lenguaje”, como el de otros animales, es limitado. Por ejemplo, la información brindada por la abeja exploradora no busca entablar un diálogo, solo trasmitir la información y generar una determinada conducta, mas no el intercambio de mensajes, pues simplemente no están capacitadas para hacerlo. Asimismo, las abejas obreras no comunican a las otras el mensaje recibido, como lo haría un niño. Este, gracias al lenguaje, es capaz de trasmitir la información recibida de muchas maneras creativas, incluso con palabras cuyos significados disten mucho de los convencionales, como el caso del lenguaje connotado.
La comunicación humana básicamente es lingüística. A diferencia de otros animales que utilizan sonidos no combinables, es decir, que carecen de una sintaxis, el hombre utiliza una serie de rasgos fonéticos para formar consonantes y vocales, los cuales a su vez forman sílabas, palabras y oraciones que sirven para elaborar discursos más extensos. Es decir, a partir de unidades limitadas (25 fonemas en el caso del español) podemos generar una serie de signos que nos permitirán expresar nuestras ideas y sentimientos.
El lenguaje humano, esencialmente hablado, puede ser representado por medio de un sistema de signos gráficos llamado escritura. La comunicación lingüística escrita puede ser alfabética, que busca la correspondencia entre el sonido de la consonante o vocal y una letra o grafía; silábica, como en el caso del amárico (lengua de Etiopía) y el japonés, que usa tanto el sistema ideográfico como el silábico; o ideográfica, como en el caso del chino. A esto debe sumársele los sistemas alfabéticos alternativos como lo son el alfabeto del lenguaje de señas, para los sordomudos; o el alfabeto Braille, para los ciegos.

Comunicación humana no lingüística
La comunicación es intrínseca al ser humano. Hay quienes, teniendo problemas genéticos que afectan al habla y a la inteligencia logran trasmitir, sin preparación previa de un profesor especializado, información relativa al afecto, las necesidades mediante formas sencillas de comunicación como palmadas, sonrisas, gestos, señales, entre otros.
La comunicación no lingüística visual ayuda a complementar la información verbal. Mediante las señales hechas con las manos podemos determinar la orientación de palabras como allí, allá, por ese lado, entre otras. Los gestos trasmiten información sobre cansancio, rechazo, alegría, tristeza, ira, vergüenza, hambre y otros aspectos básicos. Asimismo, los movimientos de los ojos agregan mensajes como dirección, duda, sorpresa, mentira, recuerdo, olvido, entre otros.
La comunicación no lingüística auditiva, como la que ocurre por medio de señales sonoras, advierten sobre algún hecho específico según las circunstancias; por ejemplo, cuando escuchamos el sonido de una bocina en la carretera, se nos advierte de la presencia de un vehiculo; si escuchamos el mismo sonido en un estadio, seguramente nos informará sobre la euforia de los hinchas de un equipo.
Desafortunadamente, la comunicación no verbal es muy limitante. No se pueden expresar términos altamente abstractos o elementos netamente gramaticales (preposiciones, adverbios, morfemas derivativos o conjunciones) en un mensaje. Sería difícil, sino imposible, expresar “Si se dan esos precedentes, hipotéticamente podrían ocurrir consecuencias nefastas” con gestos o imágenes.

b. Comunicación intrapersonal y comunicación interpersonal

La comunicación intrapersonal es aquella en la que el emisor y el receptor constituyen la misma persona. Por ejemplo, cuando una dama medita sobre algún aspecto de su vida, ella misma se cuestiona y responde sobre algún error; más adelante, llegará a conclusiones luego de un arduo debate consigo misma.
La comunicación interpersonal se da entre distintos individuos que cumplen sendos roles de emisor y receptor. Ejemplos claros son las conversaciones, las clases en la universidad, la lectura de obras literarias, la sintonía de una emisora radial, la lectura de un panel publicitario, entre otros.
La comunicación interpersonal puede tener matices según el rol social que cumplen los individuos. Así, existe la comunicación ascendente, aquella que se da entre una persona de nivel inferior en la jerarquía social o laboral y una persona que ejerce un cargo superior. La comunicación descendente ocurre entre miembros de distinta jerarquía. Por su parte, en la comunicación horizontal intervienen miembros de igual jerarquía. En la comunicación ascendente o descendente se utilizan registros formales. Son tipos de comunicación enteramente pragmáticas, con un fin determinado: hacer llegar documentación, peticiones u órdenes según sea el caso. La comunicación ascendente permite a los entes directivos conocer algún aspecto de la organización para tomar alguna decisión que ayude a mejorar la institución que dirige. Así mismo, la comunicación descendente es una respuesta o feed back que permite saber si algunas directivas han sido bien comprendidas o se están llevando a cabo de buena manera.

c. Comunicación unidireccional y comunicación bidireccional
La comunicación unidireccional es aquella en la que el mensaje circula en un solo sentido, es decir, la persona o grupos de personas, o bien cumplen el rol de emisor, o bien cumplen el rol de receptor. Por su parte, en la comunicación bidireccional o recíproca, el mensaje viaja en distintas direcciones. Los comunicantes pueden asumir el rol de emisor y receptor en tiempos diferenciados.
La comunicación colectiva es aquella en la que el representante de una institución trasmite mensajes a través de un medio a un colectivo que cumple el rol específico de receptor. En este sentido, la comunicación colectiva es usualmente unidireccional; no obstante, parte del los receptores puede responder con sus mensajes a través de correos electrónicos, llamadas, entre otros.

d. Comunicación directa y comunicación indirecta
La comunicación directa es aquella que se establece entre personas que se encuentran en un mismo contexto espacial y temporal. En cambio, la comunicación indirecta es aquella que ocurre cuando el emisor y el receptor se hallan en distintos tiempos y/o espacios, como cuando leemos un periódico, vemos una película o escuchamos la radio. En este sentido, la comunicación indirecta utiliza canales artificiales.

e. Comunicación de difusión y comunicación de masas
La comunicación de difusión es aquella en la que un emisor envía sus mensajes a unos receptores indeterminados y anónimos. Son ejemplos de comunicación de difusión la exposición de un conferencista, el mensaje de un vendedor y sus posibles compradores o la actuación de los cómicos ambulantes en una plaza céntrica. La comunicación de masas, en cambio, presenta como emisor a un grupo organizado de personas que buscan dar a conocer un conjunto de normas sociales y tendencias culturales a un grupo masivo de individuos. Para ello, se utilizan la Internet, la radio, la televisión, los periódicos, entre otros.

Ejercicios y actividades
1   2   3   4   5   6

similar:

Competencias a desarrollar iconCompetencias a desarrollar

Competencias a desarrollar iconCompetencias a Desarrollar

Competencias a desarrollar iconCompetencias a desarrollar

Competencias a desarrollar iconCompetencias a desarrollar

Competencias a desarrollar iconCompetencias a desarrollar

Competencias a desarrollar iconCompetencias a desarrollar

Competencias a desarrollar iconCompetencias a desarrollar

Competencias a desarrollar iconCompetencias a desarrollar

Competencias a desarrollar iconCompetencias a desarrollar en el módulo 3

Competencias a desarrollar iconCompetencias a desarrollar en la unidad 7




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com