Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia




descargar 467.8 Kb.
títuloDinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia
página5/10
fecha de publicación30.01.2016
tamaño467.8 Kb.
tipoPrograma
b.se-todo.com > Biología > Programa
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

II. SISTEMA CONCEPTUAL
Los supuestos son el resultado de una revisión conceptual de la parálisis cerebral y las implicaciones que un diagnostico tiene en la organización de los sistemas familiares, escolares y de salud. De esta manera nos podemos dar cuenta que los diagnósticos médicos se centran en las causas de estos trastornos; los tratamientos se enfocan en el individuo aislado sometido a efectos de estimulo-respuesta, tratamientos farmacológicos y físicos, buscando la etiología en nociones neurológicas, o de herencia etc.
El proyecto institucional Vínculos Redes y Ecológica, nos invita a redefinir estas posturas respecto al papel de las patologías mas allá de un rotulo del individuo con deficiencia, lo que se convierte en una emergencia para complejizar las lecturas e intervenciones con los sistemas involucrados, desde la noción psicológica de vínculo que se ha centrado histórica y fundamentalmente en las relaciones diádicas madre-hijo.
Los trabajos de John Bowlby sobre el apego afectivo, en los que integró las observaciones de corte etológico y los primeros aportes de la teoría de sistemas, abrieron un paso importante hacia la ampliación del campo de estudio de los vínculos. Posteriormente, terapeutas sistémicos como Murray Bowen, Salvador Minuchin y John Byng-Hall, han conectado la dimensión afectiva y del apego entre los miembros de la familia con diversos aspectos del funcionamiento familiar, del desarrollo y de la psicopatología individual. Partiendo del concepto de le apostamos al hecho de redefinir no sólo la recuperación de un individuo, sino también movilizar todo un contexto social que involucra la cultura de cada personaje.
Miermont (1993) menciona que un vínculo es aquello que une o conecta a una persona con otras, consigo misma o con las cosas. Es aquello que asegura una conexión tempore-espacial entre personas físicamente separadas, gracias a los procesos de simbolización que contribuyen a su mantenimiento. Los vínculos se cristalizan a través de diversos modos de comunicación amor, odio, amistad, sexo, altruismo, agresión, rivalidad, juego, manipulación, etc., por esta razón, se construyen psíquicamente a través del lenguaje, por la relación con el otro y por el acceso del individuo al estatus de sujeto que desea. Así surgen los vínculos virtuales, generadores de imaginarios, de potencialidades y de idealidades.
El autor también refiere que las relaciones humanas se estructuran a través de tres operadores tempore-espaciales: el ritual, el mito y la espíteme, los cuales describen respectivamente las relaciones, las creencias y el conocimiento como ingredientes en interacción en la constitución de los vínculos, y es a través de estos tres operadores que se analizan las dinámicas relacionales de los actores participantes del programa de hipoterapia. (Auxiliares, profesionales, familias, hijo con PC, animal).
Por otra parte, la visión eco-eto–antropológica en la que se enmarca el proyecto institucional nos remite a pensar en las formas como las familias de estas personas con PC viven el apego, como es que ese vinculo se constituye desde la interacción entre lo biológico y lo histórico. Al conocer el trabajo etológico de Cyrlunik (2005) acerca del apego, se reflexiona en cómo es que la biología es interpretada desde las fantasías, desde las representaciones cargadas de emociones que una madre o un padre tiene sobre un hijo modificando el estado psicobiológico de este ser y resignificando a la vez los roles que como padres e hijos van a desempeñar durante su relación.
Esto a su vez permite reflexionar en cómo estos estilos de ser padres e hijos se convierten en versiones de lo que es ser una familia; cómo encuentran o no en las terapias, un espacio de funcionalidad adaptativa como parte de los rituales a los que acuden para organizarse en torno a las limitaciones físicas y sociales que puede implicar tener un hijo con PC; y el cómo al concebir desde esta perspectiva que el hombre construye su ecosistema y el ecosistema modifica recursivamente su identidad, ¿es posible hablar de una perdida de esta identidad al haber un agotamiento de los recursos como lo mencionan algunos autores desde la perspectiva lineal?; o si la identidad se esta ritualizando y renegociando constantemente según las exigencias psicosociales de acuerdo con el momento vital de la familia; y hasta qué punto esto se convierte o no en un problema para las familias, que viabilice la necesidad de una intervención clínica.
Nuestra preocupación, es en primer lugar, cómo las investigaciones e intervenciones desde la perspectiva lineal se cierran a posibilidades mas circulares y amplias, en las que el entorno o el ambiente de ese niño, son parte fundamental de su evolución; pasando de las la causas y consecuencias de su trastorno, hacia la vinculación que se establece entre la persona con PC, la familia y los actores profesionales durante la habilitación física (hipoterapia).

Las fantasías o representaciones (sistemas de significación) de estas familias en relación con un animal en este caso un Caballo hacen que una palabra, un gesto, las imágenes y las acciones, conformen un vinculo distinto entre estos actores, el que a su vez depende de cuál es esa fantasía que se proyecta sobre un animal; quizá en la mayoría de ocasiones esta fantasía remite a tratar con un animal, si, pero que siente miedo, satisfacción, alegría, afecto, que me mira, me acaricia y me ayuda. Estas representaciones ya definen un contexto único que permite tener en cuenta al animal como otro actor importante dentro de esta red alrededor de la discapacidad.
En segundo lugar, estas redefiniciones llevan a reflexionar sobre de qué manera contextos como el investigado en este caso, presentan una organización basada en la suma de las disciplinas aisladas, un chequeo de efectos a nivel individual y unos efectos que si están dados, no son advertidos ni retroalimentados a nivel relacional.
Dinámicas Relaciónales en Familias con un Hijo Diagnosticado con Parálisis Cerebral.
Para Ángela Hernández (1998) la familia es un sistema abierto, compuesto de elementos humanos que forman una unidad funcional, regida por normas propias, con una historia propia e irrepetible y en constante evolución. La familia debe responder a cambios internos y externos para poder encarar nuevas circunstancias sin perder la continuidad. Por eso una familia se transforma con el correr del tiempo adaptándose y reestructurándose para poder seguir funcionando.
La perspectiva del ciclo vital permite ver a la familia como una unidad en evolución y la encuadra en un desarrollo espaciotemporal a través de la individualización de determinadas fases evolutivas previsibles. Los cambios resultantes de una situación de estrés familiar son extremadamente complejos y variados. A partir de dichos eventos algunas familias pasan por un periodo transitorio de desorganización, otros mejoran su funcionamiento, otras lo empeoran, algunas no experimentan mayores cambios y en otras esos patrones de respuestas varían según el momento evolutivo.
Pautas organizativas.
La adaptabilidad (modificación de alianzas, silencio, distanciamiento), los límites (fronteras generacionales y entre subsistemas, apego excesivo, o desapego, reglas que establecen distintos roles, derechos y obligaciones), la cohesión (proximidad y diferencias individuales). Frente a hechos como una discapacidad, exige del sistema familiar formas de organización que los llevará a construir pautas funcionales prolongando las transiciones normales del ciclo vital. Según Rolland (2000):
No siempre el resultado de una enfermedad es adverso: una familia puede verse fortalecida por la enfermedad y sus demandas. En efecto, los terapeutas familiares han llegado a reconocer que una enfermedad puede estabilizar la estructura de algunas familias, que con frecuencia no funcionan cuando la enfermedad mejora o cambian las exigencias de los roles.
Esto redefine el hecho de hablar de familias nocivas, o de disfuncionalidad vs. funcionalidad.
Sorrentino (1996) quien ha hecho un trabajo de investigación frente a los juegos relacionales de familias con miembros que padecen limitaciones físicas menciona que el paciente puede construir una ilusión protagónica cuando se siente el centro de atención de la familia proponiéndose como victima. Sin caer en la trampa de la causa y el efecto, se puede observar como circularmente la familia construye pautas de interacción en la que los conyugues padres de este paciente y la fratría actúen configurando la aparición de miembros meta designados y comprometan las posibilidades de autonomización.
Relaciones con los Sistemas de Ayuda (Salud).
Las creencias de una familia acerca de la salud influyen en su disposición de incluir profesionales en su sistema o redes de amigos y otros familiares. De esta manera los mitos y las creencias sociales son los responsables de la percepción acerca de la discapacidad del paciente y su familia; el disminuido es visto como una persona problemática, como una carga o un fastidio hasta el punto de parecer extraña o diferente. Por tanto, la vida de esta familia o puede verse invadida por otros sistemas o ver en ellos una solución, configurando pautas interacciónales frente a los procesos de autonomización y frente a la responsabilidad del control de la discapacidad delegando funciones en su sistema familiar y/o hacia a sistemas externos.
Garzón y Rojas (1996) de la Universidad Santo Tomás (USTA), refiere que según los resultados de su investigación, las familias utilizan la movilización y obtención de apoyo social, es decir que la familia se organiza a partir de sus propios recursos viendo esta alternativa. De esta manera., el grado en que la familia considere el impacto de tal crisis en sus relaciones sociales sugerirá el tipo de rituales que les resultaran efectivos dentro del sistema y con los sistemas con los que interactúe. Entonces, frente a este caso en particular, ¿cómo el programa de hipoterapia se incorpora en el proceso de tratamientos? y ¿cómo resultan importantes para la familia los rituales que se generen al interactuar con dicho sistema?.
Según el pensamiento ecológico, como terapeutas tenemos la tarea de integrar todo aquello que desde afuera se convierte en una demanda psicosocial, (una cultura con expectativas), todo con el fin de ampliar los focos de intervención dedicados muchas veces al individuo aislado. En ese sentido Rolland manifiesta que la familia es fundamental en el establecimiento de estructuras de significados, así como lo es el sistema de atención a la salud, de modo que no solo será importante establecer los mitos, ritos y epistemes del sistema familiar, sino del contexto con el que dicho sistema interactúa, de cómo el actor se mueve dentro de los sistemas de ayuda, desde sus expectativas, desde sus conocimientos y su historia de vida, la misma que los invita y los dispone a involucrarse con las familias que acuden a él.
De esta manera, nos preguntamos también hasta qué punto estas creencias y expectativas son compartidas con el sistema de salud y cómo ello los dispone a involucrarse mutuamente. En lo que tiene que ver con el curso de la discapacidad, cabe preguntarse también por el control (instrumental y afectivo) frente a lo que esperan de otros miembros de la familia, de otros miembros del programa, el tipo de afección en términos de gravedad, el momento de ciclo vital y por ende de evolución.
En el sentido del control de la discapacidad como ya se ha venido mencionando, la familia se organiza según sus creencias delegando funciones y ajustándose al momento vital. Resulta que los integrantes de la familia se encuentran en distintas etapas del desarrollo individual y esto implicara una complejidad de demandas que exigen a la familia acomodarse a las inevitables diferencias y pérdidas. Es en este mismo sentido en el que nos cuestionamos, puesto que si bien las familias ponen en frecuencias otros planes de vida en suspenso para acomodarse a la socialización en el proceso de la discapacidad, ¿hasta que punto esto se convierte en un problema para miembros del sistema que tengan objetivos a futuro que se ven afectados por esta exigencia de acomodación?
Por otro lado, desde esta idea de acomodación y de la socialización que implica la discapacidad al acudir e involucrar otros sistemas ¿La hipoterapia, en este contexto, se convierte o no en un espacio que permite a la familia un periodo de socialización?, de conseguirlo, ¿En qué sentido lo hace?, ¿Qué expectativas se fundan alrededor de este tejido de ayuda; qué esperan, cómo esperan y de quién?

Hipoterapia: Vínculos Hombre y Animal.
Esta terapia es empleada de manera sistemática a partir de los años cincuenta y sesenta, aunque sus ventajas son conocidas desde tiempos muy antiguos. Las referencias del uso terapéutico de la relación hombre-caballo datan desde los griegos, quienes recomendaban los paseos a caballo para mejorar el espíritu de las personas afectadas por enfermedades incurables.
Del griego Hippos (Caballo), la hipoterapia es una alternativa terapéutica que aprovecha el movimiento multidimensional del caballo para tratar diferentes tipos de afecciones. Es un entrenamiento especial físico que se puede usar terapéuticamente, como tratamiento médico, para pacientes con disfuncionalidades de movimiento. Históricamente, los beneficios terapéuticos del caballo ya habían sido reconocidos hacia el año 460 a.C; para entonces, Hipócrates hablaba del "saludable ritmo del caballo". A lo largo de la historia podemos encontrar muchas referencias a los beneficios físicos y emocionales de la equitación, particularmente, desde el año 1600.
La noción de vínculo está relacionada con la forma como cada sujeto es construido, justamente, con el otro, el cual puede ser un humano o, en este caso, un animal. El hecho de pensar en el caballo como un ser relacional, participante y activo, más que un instrumento estímulo para generar respuestas en los individuos, tiene bases epistemológicas en los estudios que consideran la relación humano - animal enmarcadas en la noción de apego y, en los sentidos instintivo y de supervivencia, desde la ingesta hasta el medio de transporte. Las investigaciones alrededor del tema se han venido validando desde los años sesenta, a partir del reconocimiento científico de la relación entre las emociones y los animales.
Anteriormente, autores como Descartes reconocían a los animales como máquinas autómatas y preprogramadas; otros autores de la antigüedad se ocuparon humanizar al animal. Uno de ellos era Darwin quien no fue ni es reconocido por los que desean conservar la noción de diferencia entre los animales y el hombre. Solo hasta hoy, después de muchas décadas, sus escritos acerca de la expresión de las emociones en los animales son tomados en cuenta por algunos. En la misma tendencia, Boris Cyrulnik (2002) concluye que los animales no parecen desprovistos de sentido:
Desde el momento en que el animal responde a un estimulo, elude, por poco que sea, las convicciones del mundo exterior. Se manifiesta un mínimo de sentido que puede presentarse ya como muy elaborado. Pero no se manifiesta como un sentido humano, interpretar bien el dato requiere remitirlo a un mundo animal que no está regido por el mismo juego de significaciones que el nuestro.
A partir de los sesenta empiezan a realizarse numerosas investigaciones sobre la influencia de los animales de compañía en la salud humana, para así determinar las razones por las cuales éstos han sido tan importantes para la mayoría de la población y, especialmente, en la manera como afecta la salud y el bienestar de las personas. Estos estudios han demostrado los increíbles beneficios que se obtienen de estas relaciones, llegando muchas veces a cambiarles la vida a las personas que padecen de una enfermedad y/o de una discapacidad. Desde entonces, se han encontrado beneficios en el aspecto físico (reducción de la presión arterial, fortalecimiento de los músculos, recuperación de los enfermos cardiacos), en el mental (disminuye la ansiedad y el estrés, mejora el estado de ánimo) y en el social (facilita la interacción con otras personas, estimula el diálogo). Describiremos a continuación algunos de estos trabajos.
El veterinario estadounidense Becker, (2003) manifiesta que quienes aman los caballos se enfrentan con temas como el equilibrio, el poder y el control, por tanto concluye que cualquier encuentro con los caballos es estimulante. En ese sentido, las investigaciones y el trabajo conocido en Colombia alrededor de la hipoterapia, nos remite a reconocer la postura de uno de los pioneros de la Terapia Asistida con Animales, el Dr. Gustavo Palomino quien trabaja desde un modelo humanista y cognitivo que reconoce el ser particular y las realidades individuales. Palomino, habla de cómo la hipoterapia es un proceso de construcción de conocimiento, ya que quien va montado en el caballo construye modelos nuevos en su psique, en sus cuerpo y en su conducta en su universo.
Cada jinete interpreta los modelos de acuerdo a su realidad interna y, posiblemente, el modelo que hoy le produce una realidad, mañana le puede producir otra diferente pero igualmente válida. Este autor nos propone pensar en una redefinición de la enfermedad, entendida como desequilibrio y desarmonía con la naturaleza; así, como un mensaje para el propio paciente, debemos hacer que esa definición llegue a la conciencia del paciente lo más pronto posible, para lo cual tenemos la ayuda del co terapeuta, de tal forma que obtengamos el cambio que se necesita para que la calidad de vida del paciente sea mejor.
Este proceso de modelos es interesante porque se está considerando a cada ser como único y con una realidad diferente a la de los otros; además enriquece el trabajo profesional desde el punto de vista del “ser particular”. Sin embargo, los efectos del co-terapeuta (caballo) y el plano cultural de las familias, solo son considerados hacia el individuo, no se considera una retroalimentación en los efectos de los diferentes personajes de esta red. Como investigadoras, hemos querido trascender a otro plano, considerando el contexto de estos niños no como causa de, ni como acompañante de, sino como parte integral del individuo en su totalidad; entonces, ya el efecto no es sólo en el espíritu y el cuerpo, sino que también es en el contexto y por lo tanto del contexto hacia el individuo. Es esta nuestra jugada en la investigación –intervención.
En la investigación de Carmen Fernández “La Hipoterapia como Intervención en la Discapacidad” (2004), se explica cómo el contexto terapéutico y la intrincada red de interacciones en el acontecer del sujeto (distintas áreas de la salud), son importantes en la medida que hacen parte de la mirada compleja y por ende perteneciente a un sistema social que acciona y moviliza su organización.
Esta investigación nos abre las puertas para proponer un modelo de investigación–intervención para movilizar las dinámicas familiares del niño diagnosticado con PC desde la experiencia de hipoterapia, el encuadre teórico e introductorio que presentan los investigadores de esta monografía nos es importante desde la redefinición que proponen en la forma de aplicar la terapia asistida con animales proponiendo hacer lecturas desde la complejidad y los espacios relacionales de las personas discapacitadas. Desde la perspectiva de vínculos, es importante ahondar en la forma cómo las redes organizacionales y la participación de cada actor en el tratamiento es develada desde los mitos, los ritos y los epistemes, así como cada personajes es movilizado desde su propia autorreferencia, sus emociones al relacionarse entre si; y el cómo esto conlleva a proponer nuevas dinámicas de interacción en las familias cuya expectativa es obtener resultados.
Después de conocer la etología equina aplicada a la psicoterapia, podemos observar claramente cómo el caballo es un animal que posee unas características que lo hacen idóneo para llevar a cabo este tipo de actividades que son complementarias al resto de actividades ecuestres que existen.
Se puede observar cómo se genera un efecto grande sobre los trastornos físicos y mentales de niños, adolescentes y adultos. Para nuestro caso particular inmerso en una visión ecosistémica, partimos de nos permitimos argüir la hipótesis de que el efecto de totalidad va mucho mas allá; así, los efectos de una habilitación a través del caballo pueden movilizar los vínculos entre los actores partícipes de la experiencia de hipoterapia, es decir que el efecto puede trascender del cuerpo y la personalidad a las relaciones y vínculos entre los distintos miembros de la familia y de la red organizacional de la habilitación. Bien lo mencionaba Cyrulnik (2005): “las representaciones humanas trasmiten una emoción que puede modificar el estado psicobiológico del receptor” (p. 60). Es decir que el significado que cada uno de los actores participes da a este proceso, es de trascendencia en la forma cómo se construyen las relaciones.
Como se puede apreciar, la presencia de un caballo en este proceso de investigación-intervención que nos proponemos exponer, no es gratuito. Objetivamente, esta terapia es muy válida y los resultados en diferentes contextos simplemente se hacen física y emocionalmente observables; el punto de referencia en el que nos movemos parte entonces desde la manera cómo las redes profesionales participativas de este proceso de hipoterapia se vinculan con las familias, y cómo esto tiene efectos recíprocos y circulares, que no son únicamente visibles en la recuperación de la persona con PC.

III. MODELIZACION
Como dispositivo de construcción de conocimiento, la modelización es una acción compleja que permite la creación de acciones posibles y la evaluación de sus efectos no intuidos. La forma de incertidumbre de la modelización, nos llevó a reflexionar sobre su carácter de construcción al describir y organizar los procesos de elaboración de un modelo. Se entiende entonces, que la modelización es un proceso de construcción intencional que representa la percepción de una experiencia vivida por el sujeto que modeliza a través de ese sistema de símbolos que es el modelo. Así por ejemplo, para Hernández (2005) “los humanos no podemos ser otra cosa que buscadores intencionales que encontramos conocimiento en el acto de construirlo” (Pág. 31)
Estas ideas permiten poner en juego la autorreferencia cuando es pertinente para quienes realizan estos actos de construcción y para quienes los problemas son definidos como tales. En el Proyecto Institucional de Vínculos, Ecología y Redes, se modeliza la dinámica vincular inherente a los fenómenos objeto de la investigación- intervención en el campo de la psicología clínica y la salud mental, sabiendo que dichos fenómenos emergen y se transforman dentro de los procesos contextuales complejos, más aun si se trata de los llamados por la psicología y la psiquiatría tradicional, trastornos psicopatológicos.
En el tema de investigación que se plantó, se propuso modelizar la dinámica vincular del sistema familiar de la persona con PC y la red organizacional de habilitación -hipoterapia-, en función del desarrollo y evolución física, emocional y relacional de la persona y la familia. Desde esta manera, mediante el uso de métodos como observación, conversaciones grupales, entrevistas y protocolos, se pretendió construir un sistema de apoyo a estas familias que posibilite movilizar el significado de los rituales a los que han acudido para enfrentar la discapacidad, y así mismo, la implicación del programa como parte de los rituales en los que la familia interactúa.
El contexto donde se llevó a cabo el proceso de investigación-intervención fue la Escuela de Carabineros de Sierra Morena en Bogotá, donde se presta un servicio a familias de bajos recursos económicos que tienen un miembro con discapacidad física, a través del programa de hipoterapia. El contexto de investigación se creó a partir de la sugerencia por parte de las investigadoras al director del programa para dar cuenta de la manera cómo todos los actores participantes (familias, persona con PC, animales, auxiliares y director del programa), lograban vincularse de tal manera que este espacio se convirtiese en un momento de socialización que a la vez resultase terapéutico.
El tipo de intervención que se realizó fue desde un apoyo psicológico a estas familias, ya que según lo revisado en el estado del arte, las familias, al enfrentar factores de estrés inesperados dentro de su ciclo vital -en este caso por la presencia de un miembro con PC-, mueve a los sistemas a organizarse particularmente desde las creencias, epistemes y rituales que incluyen la interacción con un sistema de ayuda como lo es en esta caso particular el programa de hipoterapia.
Según la emergencia que se observa en estas familias y su necesidad de apoyo a nivel psicológico, las visitas al contexto evidenciaron una búsqueda a ser escuchados y orientados respecto a la situación que estaban experimentando. Teniendo en cuenta el punto de vista del Director del programa frente a cómo se puede complementar la ayuda que reciben las familias en el proceso de hipoterapia, se hizo imprescindible la presencia de un profesional en el área de la psicología al igual que otras áreas (terapeutas de lenguaje, fisioterapeutas), para ofrecer un programa integral en donde se pudiera retroalimentar los logros obtenidos a nivel físico, emocional y relacional. Por tanto, desde nuestra propuesta de modelizar la dinámica vincular de todos estos actores, se viabilizara la emergencia de nuevas posibilidades de organización frente a este contexto relacional particular.
Desde el punto de vista ético y con el fin de preservar la confidencialidad de cada uno de los participantes del proceso de investigación–intervención, se hicieron acuerdos verbales o conversacionales donde la información develada por parte de las familias y del programa sería utilizado únicamente con fines dentro de la presente investigación. La devolución de resultados de la investigación se pactó a través de un documento que diera cuenta de todo el proceso de la hipoterapia, la intervención que llevada a cabo, los cambios, las recomendaciones y conclusiones, así como mediante una socialización en donde se encuentren todos los quienes hubieren participado en la investigación. Las condiciones necesarias para que dicha propuesta se dé, estuvieron orientadas a contar con la participación de las familias y los auxiliares del programa, así como un espacio físico en el que los escenarios se puedan llevar a cabo con tranquilidad.
Descripción del Proceso de Investigación-Intervención:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconCon su familia, viviendo allí hasta los siete años. Mayana arribó a Brasil con su familia en

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconEntrevista Con el Miembro del Consejo Alfa y Omega

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconEl primer miércoles del mes era un día terrible. Así, con mayúsculas....

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconLa familia del alumno con Síndrome de Asperger

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconManual del Miembro del Equipo

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconReseña historica la reseña histórica de la familia se inicia con...

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconLa nueva Unidad de Valvulopatías del ciec, donde se ha instalado...

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconResumen Se estudia la unidad didáctica del proceso enseñanza-aprendizaje,...

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconResumen Con el objeto de contar con una aproximación al valor económico...

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconManual del Miembro del Programa del Seguro de Salud Infantil chip...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com