Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia




descargar 467.8 Kb.
títuloDinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia
página8/10
fecha de publicación30.01.2016
tamaño467.8 Kb.
tipoPrograma
b.se-todo.com > Biología > Programa
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Dinámica Vincular de la Familia en el Ritual de Hipoterapia.
En esta categoría abordaremos el análisis vincular (epistemes, mitos, ritos), es decir, significados y modos de organización alrededor de la relación del caballo considerado por profesionales en el área como un co-terapeuta del proceso motor y emocional del individuo con discapacidad. En este momento de la investigación se incluyen distintos niveles de observación del ritual terapéutico y de la vinculación entre cada actor participante (individuo, familia, auxiliares del programa, investigadoras y el animal –caballo-). El análisis vincular que a continuación se presenta esta dividió en tres fases (inicial o de saludo, Fase de Monta y fase de despedida), las cuales fueron tomadas como base en la bibliografía revisada alrededor de la hipoterapia.
Es de anotar que son cuatro los caballos participantes en el ritual (Fiyola, Catamarca, Tatuaje, Saltadero), los cuales son rotados entre los distintos individuos que están en tratamiento, situación que impide que se le asigne el mismo animal a la misma persona en cada una de las terapias. Aunque a veces son las madres quienes ya conocen cual es el caballo más tranquilo y afable, de modo que en ocasiones ellas tienen la oportunidad de seleccionar el caballo.
En un segundo momento abordaremos el análisis a partir de grupos reflexivos y entrevistas de los significados de profesionales y las familias frente a la misma discapacidad, así como la participación de éstas en la habilitación y frente a la participación de los profesionales que hacen parte del programa de hipoterapia en la actualidad. Durante la fase de observación que se llevó a cabo por una temporada comprendida entre los meses de octubre y septiembre del 2007, se realizaron 4 videos de 15 a 20, uno por cada caso.
Fase Inicial Saludo
Ritual:

FAMILIA 1 (hijo adulto)

El policía que dirige el programa le dice que acaricie al caballo con la idea de que se establezca un vínculo de confianza entre el caballo y la persona con PC; la madre se nota ansiosa y le manifiesta como debe apoyarse y sostenerse.
FAMILIA 2 (hijo adolescente)

Durante el saludo, como siempre el joven es acompañado por su madre; ella toca al caballo al mismo tiempo que invita a su hijo a tocarlo, saludarlo, y decirle a la yegua que se “porte juiciosa”, la madre es muy cariñosa y se nota su optimismo con los resultados que ha generado la terapia. La yegua por su parte se muestra muy tranquila eso se nota en sus orejas sostenidas hacia delante y sus ojos en estado de relajación.
FAMILIA 3 (hijo de 5 años.)

La primera etapa del proceso es lograr que la niña acepte al caballo y sienta confianza hacia el animal; para esto es necesario acercar la niña hacia el caballo, que lo toque, lo acaricie y logré establecer una comunicación afectiva con él. Su limitación en la comunicación oral y su incapacidad para moverse por si sola, hacen que la niña sea altamente sensible y perceptiva; es por eso que el ritual de ejercicios debe hacerlo acompañada de una persona adulta. El saludo lo hace tanto la niña como la persona que la acompaña a montar, en este caso su hermana mayor. La mamá cumple la función de sostenimiento de las piernas de la niña y la hermana al lado del caballo.
La fase inicial es de suma importancia, ya que con ella debe generarse el necesario clima de confianza entre los acompañantes, auxiliares, persona con discapacidad y el caballo. Se puede observar claramente en el sistema de significación que las familias denotan su especial confianza en el animal llevándolos a involucrarse con estos seres, con la esperanza de una “curación”. En este ritual y sobre todo en la fase inicial se percibe la constancia y la paciencia a la que tienen que acudir los miembros de la familia para afrontar la situación de discapacidad. A pesar de que es un ritual de corto tiempo, se ve reflejado en sus actuaciones el empeño por hacer lo que “deben” hacer, pues éste se convierte en su sentido de vida: hacer todo lo posible para mejorar una calidad de vida.
En estos primeros contactos de los participantes, deberán acercarse al caballo, acariciarle, darle de comer; es muy importante que se produzca el contacto físico para que las personas tomen conciencia del volumen del animal, de su cuerpo, lo que permite generar un vinculo afectivo no sólo entre el caballo y la persona con discapacidad, sino con otros participantes como familias y auxiliares durante el ritual.
El vínculo de cada familia con el caballo fue distinto. Se pudo percibir que mientras una madre actuaba con ansiedad por la grandeza y quizá por posibles comportamientos inesperados del animal, otras actuaban con gran comprensión y apoyo en el momento del saludo; estas interacciones reflejan las formas de vinculación familiar. Así, en el caso de la madre del adulto con PC, se mostraba ansiosa diciéndole a él cómo debía sostenerse; así pues, en su discurso frente a este ritual -cuando se habla del significado de la unión-, se puede concluir la vinculación afectiva de lealtad y de gran responsabilidad frente al miembro con discapacidad que le representa una disminución de la autonomía en cualquier actividad de la vida diaria.

Por otro lado, en el caso del adolescente se nota una gran capacidad para cuidarlo, se percibe claramente en esta interacción cómo la madre tiene experiencia en el cuidado del joven y la responsabilidad de desempeñar su trabajo de madre, como una experta cuidadora, evidenciando el sentido de su trabajo: ser madre. En el caso de la niña, cuando se observó el video la madre manifestó la importancia de estar ella abajo sosteniendo a la niña lo que refleja el vinculo de ella con su hija en el sentido que es ella quien ha tomado el control de la situación, no deja la responsabilidad al caballo, tampoco prefiere a otro auxiliar: “tener los pies sobre la tierra”.
El hecho de pensar en el caballo como un ser relacional y participante activo, más que un instrumento estimulo para generar respuestas en los individuos, lleva a plantear el cómo para cada familia la confianza, la relajación y la seguridad que experimentan en el momento del ritual, pueda verse reflejada en otros contextos relacionales permitiendo así mayor autonomía en las actividades diarias de las familias y el miembro con PC.

Monta Sobre el Caballo
Ritual:

FAMILIA 1 (hijo adulto)

Otro auxiliar va montado en el caballo para sostenerlo y ayudar con algunos ejercicios que facilitarán la relajación de los músculos dada la espasticidad, (rigidez de movimientos); “vamos a tratar de enderezar esa espalda” le dice el auxiliar que va detrás de él. Los auxiliares hacen referencia constantemente a acariciar y hablar al caballo, en el transcurso sugieren al adulto con PC que trate de estar “derecho” y relajarse.
Los diferentes caballos se muestran tranquilos y afables, en sus los ojos del animal se denota que esta relajado y confortable y sus orejas hacia delante indican un interés amistoso o curiosidad. De igual manera, nuestro personaje con PC se muestra relajado por la seguridad de ser sostenido, realiza los ejercicios con facilidad y tranquilidad, los ejercicios son señalados por el director del programa quien indica que “estiren las manos hacia arriba” “estiren las manos hacia los lados” “brazos al frente” “brazos hacia atrás”; sus órdenes son generalizadas para todas las personas que montan en los otros caballos. Un auxiliar ayuda a cada persona con PC a la realización de los ejercicios.
Después de 10 minutos, se da la orden de cambiar de posición y es acostado boca abajo sobre el caballo, y desde luego sostenido de las manos por su mamá y de los pies por otra persona. En un principio se muestra ansioso, tensionado e inseguro por la posición, luego a medida que va transcurriendo la terapia se va acoplando y relajando hasta soltarse completamente y dejarse llevar por la actividad hasta ser concluida.
FAMILIA 2 (hijo adolescente)

Se inicia el recorrido en forma de círculo al contrario de las manecillas del reloj; más adelante es alternado con un recorrido en forma de ocho. El joven se monta en el Caballo y se observa su alegría, la sonrisa reflejada en su rostro y la atención en lo que pasa a su alrededor, incluyendo, sobre todo, las palabras de la madre quien lo anima a que consienta al caballo e interactué con él, configuran relaciones que nos involucran a todos los actores a implicarnos emocionalmente desde la sorpresa, el temor, la alegría, el entusiasmo, la motivación, la celebración. Esta cabalgata se convierte en un espacio que convoca distintas posturas independientes, que no obstante, trabajan con el objetivo de lograr y favorecer un bienestar para el individuo y sus familias.
El joven realiza todas estas órdenes sin ningún problema. Por otro lado, se ordena cada 5 minutos que cambie de postura con el fin de estimular distintas partes de su cuerpo; por ello, es puesto en una posición hacia atrás del caballo y recostado sobre el caballo hacia delante.
FAMILIA 3 (hija de 5 años)

Una vez el auxiliar que dirige la terapia da la orden de iniciar, los caballos empiezan a girar en forma circular uno tras otro con movimientos en el sentido de las manecillas del reloj o en sentido contrario, este movimiento permite que la niña empiece a tener mayor equilibrio, a la vez su acompañante ayuda a la niña a subir y bajar los brazos en forma continua, orden que es dada por el instructor. Durante todo el tiempo de la terapia que dura aproximadamente 20 minutos se habla constantemente, se le canta y se le estimula, ya que el conjunto de estímulos externos permiten hace una terapia integral.
Realmente la estimulación física de la niña es poca y va en un proceso lento debido a lo característico de su discapacidad; lo que se alcanza es a nivel de vinculación emocional entre los miembros de la familia como el contacto físico con la madre y la hermana, permiten a la niña mostrar emociones de alegría y tranquilidad, en especial cuando se encuentra acompañada de su hermana, ya que al parecer ésta le brinda más tranquilidad que su mamá. A pesar de que el caballo no emite muchos sonidos, Catamarca –como se llama- hace unos bufidos, expulsa aire por su nariz, símbolo de estar contento.
Se observa que mientras algunos auxiliares (en su mayoría policías o bachilleres que están haciendo su trabajo social.) cumplen una función de dirigir el ritual guiando al caballo o dando instrucciones en algunos de los ejercicios físicos durante la monta, se limitan a una función específica que no permite hacer una vinculación afectiva con los niños, el caballo y las familias. Para otros auxiliares, por el contrario, no sólo es parte de su trabajo, sino una forma de ayudar a personas con una necesidad muy grande de apoyo terapéutico y emocional.
Durante el tiempo en que se realiza la terapia emergen sentimientos y emociones desde todos los ángulos que podemos percibir. Las personas con PC lo ven como un juego en que cual participan activa o pasivamente. Los familiares lo asumen como una oportunidad más de recuperación para su ser querido.
Pero, ¿el caballo como lo ve? El caballo, como ser vivo de alta inteligencia, se divierte con la actividad y quizá, como se observa en sus comportamientos no verbales, se da cuenta del beneficio que esta aportando no sólo a la persona con discapacidad, sino también a la alegría de muchas familias que en algún momento de su rutina diaria olvidan estar contentos. Este concepto se argumenta en las epistemes que han guiado esta investigación las cuales refieren de cómo los comportamientos del caballo hablan de sus emociones: el movimiento de las orejas, la cola, los ojos, los sonidos.
Durante la monta también es de destacar los estilos de vinculación de cada familia; se puede observar cómo las madres muestran una especial dedicación por acompañar a las personas durante esta parte del proceso, pues es un momento de estimulación importante del que esperan la mayoría de resultados a nivel físico. En la familia del hijo adulto se percibe la necesidad de apoyo del miembro con PC por parte de la madre; los dos hablan muy poco pero se observa el vínculo emocional tan cercano y fuerte que los une cuando la madre lo sostiene y el adulto se siente muy seguro de ésta compañía y el refuerzo de la compañía durante la monta de un auxiliar experto en este proceso. Este último manifiestan mencionando “es un trabajo de todos”, de nuevo se percibe el significado de la unión para los resultados que ellos están vivenciando.
En el caso del adolescente la madre se comunica con su hijo de manera verbal y no verbal; ella lo estimula con sus felicitaciones y su sonrisa de satisfacción al ver a su hijo disfrutando del momento. Éstas interacciones reflejan cómo la madre se complace con el hecho de ver resultados en el trabajo al que ella se dedica , como es desempeñar este papel de madre lo “mejor” posible. Se refleja una vinculación cercana y la gran importancia del apoyo de otras familias que están en una situación parecida, lo que permite socializar a ella y a su hijo. La madre busca que su hijo pueda ser tratado como una persona que no tenga discapacidad y que pueda hacer parte de la sociedad, ella siente que cuando participa en una terapia como la hipoterapia o lo lleva a otras actividades (como piscina, p. ej.), es una forma de recrear y ver que su hijo sonríe: esa es su mayor satisfacción.
En el caso de la familia de la niña, se denota el poder de la fe y la motivación de saber que están haciendo algo por una vida y que ese algo nunca es suficiente. Darse por vencidos seria perder una batalla que simplemente no se ve reflejada en las interacciones vinculares de esta familia, quizá para muchas familias signifique batallar, luchar, vencer pero para la madre sólo se trata de vivir, es su sentido de vida, es la forma de saber que es útil. En la interacción durante la monta ella refiere que estar durante todo el proceso en sus pies significa que ella esta viviendo no que otros vivan por ella.
Por lo tanto, es importante resaltar el aporte facilitador del entorno de cualquier tipo de intervención; el vínculo que se establece entre la persona con PC y el caballo, entre esa persona y el terapeuta, entre la familia y el equipo así como con los demás participantes. Por otro lado, el movimiento, la transmisión del calor corporal y el programa interventivo, son herramientas para la obtención de resultados; la persona con PC se encuentra en un estado de motivación y relajación que facilita el aprendizaje y la interiorización de contenidos.
Despedida
Ritual:

FAMILIA 1 (hijo adulto)

La madre trae la silla de ruedas rápidamente, el auxiliar se baja primero del caballo y ayuda a la persona con PC a sostenerse. Cabe destacar que quien dirige la terapia y su auxiliar, están animando constantemente a los participantes a que se esfuercen a realizar los ejercicios, con palabras, gestos y aplausos de felicitaciones y gratificación.
FAMILIA 2 (hijo adolescente)

Finalmente después de 20 minutos de recorrido sobre el lomo del caballo se da paso a la finalización del ritual. A veces se despide del caballo con una caricia alentado por su madre, y en otras ocasiones sólo se baja con una sonrisa reflejada en su rostro que indica su satisfacción y alegría al compartir con otros niños y ver tanta gente a su alrededor.
FAMILIA 3 (hija de 5 años)

Finalmente el ritual de la terapia ha terminado, los caballos, la niña y los miembros de la familia, son recibidas con un efusivo aplauso como indicador que han cumplido la meta propuesta para ese día.
Los miembros de la familia y la persona con PC no tienen la experiencia de haber montado sobre el caballo, por lo que las familias manifiestan que le da mucha mas confianza el hecho de sostener y ayudar a la persona con limitación, permitiéndoles sentirse seguros de si mismos y generando un grado de responsabilidad de todos los participantes del ritual sobre la persona con discapacidad.
La despedida del ritual significa para estas familias una motivación que les permite continuar en un proceso que necesita de su constancia y disciplina para obtener los resultados que esperan. Los aplausos, los gestos y expresiones de las personas con PC, las familias y los mismos auxiliares, muestran la satisfacción de ese momento en que culmina la terapia y de que significa un paso más en este largo caminar.
Von Foerester menciona que desde la cibernética de segundo orden el observador no sólo estipula el fin de los sistemas, sino su fin dentro de ese sistema. De esta manera, como investigadoras en este escenario ponemos en juego nuestra autorreferencia frente a lo evidenciado durante estos momentos. Tuvimos la oportunidad de estar en el proceso del ritual acompañando a las familias, el saludar, tocar, sentir al animal; era importante conocerlo y que nos conozca por medio del tacto, del gesto, de la palabra. En las conversaciones durante el ritual las personas y nosotras actuábamos de tal manera que quienes montaban el animal estuvieran cómodas, y se tenía bastante cuidado de no asustar al animal con un mal movimiento, así que las sensaciones de miedo, respeto y responsabilidad estaban presentes todo el tiempo.
De esta manera, durante estas conversaciones que nos generaban angustia y a la vez satisfacción conocíamos a los otros, entre ellos al caballo como uno de los seres que nos genera sentimientos de nobleza y un posicionamiento frente a la vida que implica colaboración y aceptación frente a las eventualidades, esto manifiesta una posición de bienvenida a las experiencias.
Estos encuentros no solo nos enseñaron que la presencia del animal puede generar sentimientos de unión, una sonrisa y mil esperanzas. También nos enseñaron que la experiencia puede facilitar un enriquecimiento de interacciones humanas. Importante para la posición de investigadoras es saber cual es el significado para los otros, ya que algo que estuvimos pensando todo el tiempo cuando se los observaba es: qué será lo qué ellos piensan de esta experiencia, cómo estos rituales son incluidos en sus vidas y cuáles son sus referentes para pensar y actuar como lo hacen. Como observadoras y participantes del proceso nos mueven emociones de admiración y gozo frente al optimismo y ganas de seguir delante que muestran estas personas, que a pesar de que en momento pierden el animo, nunca la fe de continuar ayudando a su ser querido a salir adelante y como ellos lo mencionan “jamás nos cansaremos”.
En este escenario, se pudo ver en las madres y los niños la importancia que le otorgan ellos a cada paso que dan para mejorar y lograr mayor autonomía, lo que parece convertirse en el principal objetivo, quizá dejando en segundo plano los objetivos propios. Se percibe que su vida y sus proyectos giraran alrededor de los hijos y en ello encuentran el sentido de vida que otros encontramos de distintas maneras. A los ojos del observador podría decirse que ellas se olvidan de si mismas por centrar su atención en los hijos, sin embargo, la identidad, ese sí mismo, no se olvida, sólo se re-construye en la interacciones; entonces, la identidad de las madres en este rol y como mujeres se re-construye diariamente al verse a sí mismas a través de los ojos de sus hijos.
Finalmente se observa cómo los diferentes participantes del ritual logran vincularse de tal manera que se alcanza una camarería entre ellos. La vinculación se hace desde la primera fase del ritual donde es importante el contacto físico no sólo entre el animal y la persona con PC, sino del animal con la familia y con los mismos auxiliares que dirigen el ritual: en busca de que el ritual de hipoterapia sea un espacio agradable, y especialmente cómodo para la persona con discapacidad.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconCon su familia, viviendo allí hasta los siete años. Mayana arribó a Brasil con su familia en

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconEntrevista Con el Miembro del Consejo Alfa y Omega

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconEl primer miércoles del mes era un día terrible. Así, con mayúsculas....

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconLa familia del alumno con Síndrome de Asperger

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconManual del Miembro del Equipo

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconReseña historica la reseña histórica de la familia se inicia con...

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconLa nueva Unidad de Valvulopatías del ciec, donde se ha instalado...

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconResumen Se estudia la unidad didáctica del proceso enseñanza-aprendizaje,...

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconResumen Con el objeto de contar con una aproximación al valor económico...

Dinamica vincular de la familia con un miembro diagnosticado con paralisis cerebral y del equipo del programa de habilitacion con hipoterapia iconManual del Miembro del Programa del Seguro de Salud Infantil chip...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com