¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08




descargar 105.65 Kb.
título¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08
página1/4
fecha de publicación01.02.2016
tamaño105.65 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4

¿QUE ACTUALIZA

LA TENDENCIA – AUTO - ACTUALIZANTE?




NOTAS PARA CONFERENCIA DEL 11/06/08



Lugar: Holos San Isidro- Argentina

Por: LIC. ANDRES SANCHEZ BODAS

En mi libro “El Enfoque Holistico Centrado en la Persona”, publicado en 2005 por Editorial LEA, en su capitulo 2, “ El Mi o identidad del ECP”, expuse mi criterio al respecto de su título, haciendo una “reducción fenomenológica” conceptual, en donde pretendí alcanzar las ideas nodales de nuestro modelo, aquellas que considero, y es mi posición, son esenciales para determinar que es el ECP. Allí dije que toda identidad es “constancia de estructura”, aquello que define, que si bien puede cambiar, ampliarse, no debe alterar la “columna vertebral” epistemológica.

El modelo de Carl Rogers, como tal, posee una amplia conceptualización, que se ordena e integra de tal manera que nos hace decir: esto es el ECP.

Dentro de la gama de conceptos, mucho de los mismos son comunes o transitan en paralelo con otros autores de la Psicología Humanística, incluso con el psicoanálisis freudiano, y llegando a buscar aquello que le es propio, decía (y sigo diciendo) que “la no directividad” como posición filosófica e ideológica es lo que esencialmente distingue el ECP, determina un modelo de escucha, el marco actitudinal necesario, y condiciona las intervenciones que hacemos los terapeutas y counselors.

En ese entonces, dedique un pequeño espacio a la noción teórica de Tendencia Actualizante (TA) creyendo que estaba claro para la mayoría de nosotros y de los estudiosos del pensar “rogeriano”, y que entonces no valía explayarme demasiado. Sin embargo, y en tanto observo que muchas veces se la da por obvia, no se la profundiza, ni se la actualiza, creo que el tema amerita revisión, de allí la idea de exponerles algunos aportes que espero sean útiles para repensar esta idea clave, veamos:

La “Tendencia Actualizante” y la “No directividad” se entraman en el ECP, la primera como una posición ante la naturaleza de lo humano, pensada como su fuente de motivación, y la segunda el modo desde donde se establece el marco actitudinal necesario para favorecer la primera en el camino de un desarrollo positivo/favorable para las personas, sea en el marco de las consultas, o en cualquier tipo de relaciones interpersonales.

Sabemos que nuestro autor se ubica ante las personas desde una mirada existencial humanística con profunda confianza en que si el ser humano es pensado constructivamente, y nos conducimos entre nosotros sin amenazas, la tendencia más probable es hacia la integración, el desarrollo libre y el funcionamiento óptimo/pleno.

Esta muy clara su posición al respecto en la mayoría de sus textos, además, en “El Poder de la Persona”, texto de 1977, plantea una mirada sobre lo social, que suma a sus anteriores aportes, dado que coloca a la Tendencia Actualizante como una base para pensar el presente y futuro de la humanidad.

Además, desde estos conceptos, no solo estableció una nueva mirada terapéutica sobre lo humano, sino que también sentó los fundamentos, junto a Maslow, Goldstein y otros, de lo que seria la tercera posición, la autodenominada Psicología Humanística, que centra su mirada y accionar sobre la salud y el desarrollo de los potenciales humanos.

Ante el tema que nos convoca, recordemos (ver capítulo 7 de mi libro “Estar Presente”- Ediciones de Holos San Isidro- segunda edición en 2005) que C. Rogers se inspira en Mowrer y Kluckhon que sostuvieron que “los seres vivientes poseen la propensión de funcionar de manera integrativa”, en Harry Stack Sullivan que postulaba la “presencia de una dirección progresiva en el desarrollo vital”, y en Andreas Angyal que “entiende la vida como un acontecimiento dinámico autónomo”, que si bien intercambia con el ambiente, siendo parte de y con él de lo que acontece, impone una determinación autónoma en su despliegue, y culmina inspirándose en los fenomenólogos norteamericanos, Snyggs y Combs que sostienen que “todo organismo tiene una tendencia básica a desarrollar, actualizar y sostenerse en la experiencia.”

Es así que abrevando en/desde ellos, y en su propia experiencia es como Rogers define la Tendencia Actualizante:

Esta noción corresponde al enunciado siguiente: todo organismo está animado por una tendencia inherente a desarrollar toda su potencialidad y a desarrollarla de modo que queden favorecidos su conservación y enriquecimiento. (De Psicoterapia y Relaciones Humanas- Rogers y Kinget- pag188).

Más adelante aclara que la TA no tiene solamente por meta la satisfacción de necesidades básicas, sino también la de activar las funciones más complejas que todo ser vivo posee, tales como la diferenciación de órganos y funciones, el aprendizaje de nuevas conductas adaptativas y la procreación, y en el caso

de los humanos la creación de instrumentos y técnicas, el enriquecimiento del individuo, la revalorización de su ser en el orden intelectual y social.
La definición denota un sentido “finalista” que apunta al desarrollo del organismo hacia la autonomía y la unidad, en contra de la heteronomía y la sumisión a las vicisitudes de la acción de fuerzas exteriores, tal como el Conductismo o Comportamentalismo sostenía, o de las interiores negativas de la teoría Freudiana.

En su contexto la postura “rogeriana” apareció como contraposición a estas posiciones terapéuticas vigentes en su época, y que aún hoy se sostienen, aquella con base en el Psicoanálisis Freudiano, que enancada en la filosofía de Hobbes, postula que somos negativos por naturaleza (“el hombre es lobo del hombre”), o las del conductismo que plantean la noción de “tabula rasa” y el sometimiento a la influencia del ambiente.

Rogers, en ese entonces, nos dice:

Cuando un freudiano como Karl Menniger me dice, que el percibe al hombre como “innatamente malo” o, en forma más precisa como “innatamente destructivo”, solo puedo sacudir mi cabeza con asombro (y sigue más adelante)…Pero ¿Cómo puede un terapeuta sentir un interés positivo por su paciente si su propia tendencia innata es la de destruir?

(De “La Naturaleza del Hombre”- Journal of Counseling Psychology-1957)
Con respecto al comportamentalismo sostuvo fuertes discusiones relativas a desechar la idea de que nacemos sin improntas y que todo depende de la educación. Sin embargo en “El Poder de la Persona”, cuando necesita explicar, aquello que el considera un desvío de la TA, recurre a las ideas de Watson para complementarlas con las suyas, en tanto opina que hay condicionamientos culturales, reforzamientos y recompensas que pervierten la dirección “natural” de la TA hacia la unificación (Ver página 171 de su versión al castellano por editorial El Manual Moderno de 1980)

También su posición estuvo muy influida por la de Freud, en tanto considera que poseemos “fuerzas”, “tendencias”, “pulsiones”, de índole vital, propias de nuestra especie, aunque se diferencia en el sentido que observa en ellas.

En esto la lectura de Rogers es de carácter homeodinámico, y no homeostático, es decir no comprende a la motivación de lo vivo desde la reducción de tensiones (como Freud las pensaba) sino desde la búsqueda de caminos de expansión de acuerdo a las características de cada especie.

En los humanos acontece la aparición evolutiva del “yo” o noción de si mismo, siendo este (el “yo”) un aspecto del organismo que se diferencia y despliega a medida que nos vamos desarrollando, y que implica un reconocimiento de experiencias relacionales (con el otro) que se definen y reconocen como propias.

En esta línea nos dice que la TA, en nosotros, las personas, es: ¨ la capacidad que tiene el ser humano, latente o manifiesta, de comprenderse a si mismo y de resolver sus problemas de modo suficiente para lograr la satisfacción y la eficacia necesarias a un funcionamiento adecuado¨. (De “Conocer a Carl Rogers” -Sánchez Bodas y Sánchez Berneman- Editorial LEA, Pág.67)

Esta hipótesis es reforzada tiempo después por descubrimientos provenientes de la biología, la física y la antropología, en los cuales se habla de una tendencia formativa cósmica, “Tendencia Mórfica, o Formativa” según Lancelot White, en donde este historiador observa una propensión hacia un orden creciente y una compleja interrelación que parte desde el caos inicial, y sin embargo no ignora lo que Szent- Gyoergy ( Premio Nóbel de Biología en 1974) dice, que junto a esa propensión existe una tendencia al deterioro.

Estos conceptos que los desarrolla en sus textos “El Camino del Ser” y “El poder de la Persona”, los traslada a sus observaciones de la conducta humana,

que implican comprender, como dijimos, no solo la tendencia al mantenimiento adaptativo del organismo, el crecimiento, desarrollo y enriquecimiento progresivo, sino también el deterioro producido no solo por el paso del tiempo, si no mucho más por las malas vinculaciones que establecemos las personas, con nosotros mismos y los demás.

Esta noción es, como dijimos, clave en el ECP, y en tanto ha sido comprobada por la experimentación que se ha desarrollado en el campo de las relaciones de ayuda desde este modelo, confirma que nuestro trabajo como profesionales no es azaroso, sino que tiene un objetivo y una dirección, el facilitar que la tendencia actualizante de nuestros consultantes fluya en un sentido favorable para ellos.

Como tal, en los seres vivos en general, no en los humanos, la acción de la TA es “automática”, dadas las condiciones del medio en la interacción con el organismo despliegan sus cualidades inherentes como especie que son, en cambio en nosotros el “yo”, noción de si mismo o self, regula la entrada y salida entre potencia y acto.

Es por ello que el autor establece una diferencia semántica aclaratoria entra la TA del organismo y la TA del “yo”, estando ante dos expresiones de la tendencia, una propia de todo ser vivo y otra de los humanos que denominamos Tendencia Autoactualizante, TAA (actualizadora en/del y desde el yo). En consecuencia recordemos que cuando hay acuerdo entre la experiencia del “yo” y el “organismo” en su totalidad, la TA opera de modo unificado, en cambio si existe un conflicto entre los datos experienciales relativos a la noción de yo con los del organismo, la TA del organismo puede ir en contra del “yo” y/o viceversa.

Desde esta última aclaración se puede comprender aquello que Rogers denominó acuerdos o desacuerdos entre la experiencia y el yo, dando cabida a la comprensión del funcionamiento armónico de la persona, que esta explicado en la noción de “Funcionamiento Pleno”, siendo también criterio para entender como nos propone pensar cuando se manifiestan defensas que pueden conducir a la desorganización o el derrumbe de la persona, lo que desde la psicología clásica se lo ha denominado como síntomas de conductas psicopatológicas.

Es importante aclarar que la inclusión de la noción de yo, no implica pensar en un desdoblamiento de la TA, ni que existen “homúnculos” u otras fuentes de energía, esta idea es parte de un sistema monista, total, holistico, en donde el organismo en su totalidad presenta esta tendencia, y no admite ninguna división en tanto fuente única de la motivación vital.

Sin embargo el desarrollo propio de la especie que somos, incluye el neocortex, el lenguaje, la noción si mismo, la percepción y los sentimientos, que hace que en los humanos tengamos que hablar de Tendencia Autoactualizante (TAA) modo que usaremos de aquí en adelante.

Es por otra parte importante empezar a pensar que si bien esta división es solamente semántica para explicar nuestras características esenciales, esta es quizás una de las principales causas de lo que Maurice Merleau Ponty, el fenomenólogo francés, dice, acerca que la naturaleza de lo humano es ser no natural y esa es su naturaleza natural, una paradoja productora de muchas de las problemáticas que nos acosan como personas y como especie.

En principio es interesante observar que Rogers no la ha denominado (en Ingles) “Actualizante” sino Tendencia al Crecimiento y/o desarrollo, y que la traducción al castellano es correcta, porque es una interpretación de la idea en tanto posición “Aristotélica- Tomista” de Potencia y Acto y que se deduce del como explica esta noción.

Sabemos que el autor fue en principio un gran observador de la naturaleza, y que luego como terapeuta y counselor descubrió que cuando se daban ciertas condiciones sus consultantes mejoraban, y dedicó gran parte de sus investigaciones a comprenderlas y explicarlas.

Todo ello esta muy bien desarrollado en el planteo del marco actitudinal necesario y suficiente (según ese autor), y en la metodología fenomenológica de la ayuda que se sintetiza en los recursos verbales (reflejos) y en el chequeo de percepciones, que como sabemos se pueden realizar de múltiples maneras. (Ver texto op.cit “ El Enfoque Holistico Centrado en la Persona”- Editorial LEA- 2005)
Ahora veamos:

1- ¿Por qué se habla de Tendencia?

2- ¿Que se quiere decir cuando se habla de actualizar y su relación con potencialidades y los actos que las expresan?
1-Tendencia, viene de tender que deriva del latín “tendere”, y del griego “encia”, y que en su unión significa: propender, ir hacia, volcarse a, inclinación, preferencia, vocación, apego, disposición.

Nuestro autor prefiere este término ante el de Instinto, más usado por los biólogos, o el de Pulsión, incorporado por Sigmund Freud para referirse a lo instintual atravesado por lo humano.

Instinto remite a un esquema de comportamiento heredado, propio de una especie animal, que varia muy poco de uno a otro individuo, y que se desarrolla en una secuencia temporal preestablecida genéticamente, y que es poco susceptible de ser modificada (puede hacerlo a través de la evolución), y que parece responder siempre a una finalidad determinada en cada caso que se expresa.

Pulsión (traducción francesa del término Trieb que utilizó Freud), implica una carga energética que hace tender al organismo hacia un fin, y este es la descarga de tensiones o excitaciones que el organismo posee, a través de un objeto que facilita esa descarga y permite la reducción de la tensión. Para decirlo de otro modo, gracias al objeto la pulsión alcanza su finalidad, y esto implica una noción homeostática, es decir aquella que sostiene que todo organismo tiende al equilibrio, Más aún, desde que elabora su concepto especulativo de Pulsión de Muerte, y desde el cual pretende explicar las conductas autodestructivas y las destructivas hacia otros, plantea que esta pulsión es propia de lo vivo en tanto el retorno de lo orgánico a lo inorgánico, es decir de la vida a la muerte.
Ambos términos poseían, en los tiempos que Rogers teorizaba, fuertes connotaciones aliadas a posiciones científicas ante la naturaleza de lo humano, una, la de Instinto muy ligada a cierto biologicismo, y la otra, la de pulsión ligada al pensar psicoanalítico.
En el primer caso, si bien Rogers posee una importante mirada biológica, prefiere diferenciar su terminología, en el segundo, y si bien podría concordar con lo de energía dispuesta a expresarse, en tanto la idea freudiana es homeostática y la de él homeodinámica (lo vivo tiende a la búsqueda de tensiones), estamos ante posiciones opuestas en su sentido expresivo.
Es importante aquí, aclarar que, hablar de características homeodinámicas no excluye a las homeostáticas, sino que las subsume, en tanto la homeodinamia como tendencia hacia al búsqueda de la tensión y el cambio, posee en su tránsito momentos homeostáticos, de búsqueda de equilibrio, lo que cambia es la finalidad y demarca la diferencia entre lo que esta vivo y lo que no lo esta.

Es por ello que en mi texto “Desplegarse”, y en la intención de unificar criterios, y de buscar concordancias, planteo que Pulsión podría ser hoy una palabra adecuada para nosotros, en tanto se ha reflotado la idea de energía, y tomarla no implica conceder el término al freudismo, sino amplificarlo desde el humanismo, no tomándola como reducción de tensiones exclusivamente, sino como expresión de lo vivo, que en su diferencia con lo no vivo, insisto, es homeodinámico.

Sin embargo, y en tanto estamos analizando la postura de Rogers, y como la palabra Tendencia alude a una disposición o apego al desarrollo de cualidades, y como nuestro autor la deduce de su tarea de profesional de la ayuda, esta claro porque postula que es la más adecuada para referirse a lo que quiere aludir, como ya estamos viendo y continuaremos haciéndolo.
  1   2   3   4

similar:

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconTendencia Actualizante: fuente de sabiduría y guía para el desarrollo de la vida

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconNotas para una definición de la modernidad

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconPor la cual se reglamenta y actualiza la sectorización de los sujetos...

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconAuto de ejecución de obligaciones de entrega de cosas genéricas o...

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconRecursos económicos para los países. En este sentido estaría relacionado con el
«La eugenesia es la auto-dirección de la evolución humana»: Lema del Segundo Congreso Internacional de Eugenesia, 1921, representado...

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconAna María Fernández El campo grupal Notas para una genealogía

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconA paper for this conference: Material/ presentación/ disertación para esta conferencia

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconSelección de notas extraídas de los foros del

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconNotas de prensa del caso de geli pomares

¿que actualiza la tendencia – auto actualizante? Notas para conferencia del 11/06/08 iconEs una lesión de la piel o membrana mucosa, crateriforme (con forma...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com