Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson




descargar 40.42 Kb.
títuloBibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson
fecha de publicación02.02.2016
tamaño40.42 Kb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Biología > Bibliografía
SEMINARIO # 1. CRECIMIENTO Y DESARROLLO

Integrantes: Apaez Karen, Arismendi Nathali, Baptista Ariana, Basanta Andrés, Barrios Mauro.

Bibliografía:

  • Tratado de Pediatría de Nelson.

  • El niño sano. De Posada-Gómez-Ramírez



  1. DEFINICIÓN DE CRECIMIENTO Y DESARROLLO

EL CRECIMIENTO ha sido definido como el proceso de incremento de la masa de un ser vivo. Que se produce por el aumento del número de células o de la masa celular.

EL DESARROLLO es el proceso por el cual los seres vivos logran mayor capacidad funcional de sus sistemas

El concepto de crecimiento y desarrollo es parte fundamental en el proceso vital del ser humano.

Estos procesos están íntimamente unidos en la realidad y su separación se hace más bien con fines didácticos. Por una parte entonces, se estudia el aumento en tamaño del organismo (medición de peso y talla básicamente o antropometría) y por otra la aparición sucesiva de nuevas habilidades ( motoras, sociales, afectivas , de lenguaje ... )


  1. DIFERENCIAS ENTRE CRECIMIENTO Y DESARROLLO

CRECIMIENTO

  • Permite la evaluación del aspecto somático. Es cuantitativo.

  • Es un proceso que culmina entre los20 y 22 años.

  • Implica procesos de hipertrofia e hiperplasia celular.

  • Es a una velocidad constante.

  • El individuo crece en forma armónica, todo a una sola vez.

  • Se refiere a la modificación en el tamaño, determinados por factores somáticos (como la talla y el peso).

DESARROLLO

  • Permite la evaluación del aspecto morfológico y funcional. Es cualitativo.

  • Proceso constante que sigue su curso hasta la muerte. Constante.

  • Implica fenómenos de maduración, diferenciación e integración de las funciones.

  • No es a velocidad constante.

  • Se realiza de lo general a lo particular.



  1. CARÁCTERÍSTICAS PRINCIPALES DEL DESARROLLO

El desarrollo del niño dependerá de la maduración del sistema nervioso en interacción con el entorno. Numerosos factores pueden intervenir en el proceso de sus logros. Cada niño es diferente, pero una serie de principios generales rigen el proceso de desarrollo a lo largo de toda la infancia:

  1. El desarrollo es un proceso continuo, desde la concepción hasta la madurez

  2. Cada niño es único.

  3. El desarrollo psicomotor, sensorial y cognitivo depende básicamente de la maduración del sistema nervioso.

  4. La secuencia del desarrollo es igual en todos los niños, pero su momento de aparición varía de unos a otros.

  5. La dirección del desarrollo neurológico motor es cefalocaudal (de la cabeza hacia abajo).

  6. Sus respuestas, generalizadas al principio, son reemplazadas poco a poco por respuesta individuales específicas, es decir, de lo simple a lo complejo.



  1. PRINCIPIOS QUE RIGEN EL DESARROLLO

  • Principio céfalo-caudal: el desarrollo va desde la cabeza hasta los pies. Primero se desarrollan los músculos que están próximos a la cabeza, después las extremidades inferiores.

-recién nacido= postura fetal.

-1 mes= levanta el mentón.

-2 meses= levanta el pecho.

El desarrollo va desde una posición céfalo a una posición caudal.

  • Principio próximo-distal: se desarrollan primero los músculos que están más cerca de la columna vertebral y después los músculos que están más lejos de la columna vertebral . Estos principios nos pueden servir por ejemplo para desarrollar una determinada musculatura, por ejemplo si queremos que un niño aprenda a andar, primero tiene que aprender a sentarse.



  1. CLASIFICACIÓN DE LOS PERÍODOS DE CRECIMIENTO



  • Etapa Prenatal o Antenatal

Período gestacional: 0 a 14 días
Período embrionario: 14 días a 12 semanas
Período fetal: 12 semanas a 40 semanas

  • Etapa Postnatal

Recién nacido: Antes de los 28 días de nacido

Neonatal precoz:

Precoz Inmediato: primeras 24 horas

Precoz Mediato 2 día a 7mo día

Neonatal Tardío: 8vo día hasta 28 días

Lactante:

Lactante menor: 29 días hasta 11 meses 29 días

Lactante mayor: 12 meses hasta 23 meses 29 días

Pre-escolar: 3 años a 6 años

Escolar: 7 años a 12 años

Adolescencia: 10 a 19 años.

Adolescencia temprana: 10 a 13 años

Adolescencia intermedia: 14 a 17 años

Adolescencia tardía: 18 a 19 años

  1. FACTORES QUE INFLUYEN EN EL CRECIMIENTO



  • Potencial genético. Está dado por la información genética heredada de los padres y presente en los cromosomas. La herencia marca las posibilidades de crecimiento de un individuo; por su parte, el ambiente influye en el grado del desarrollo de dichas posibilidades. La constitución genética de un individuo tiene variedades en la expresión visible de la herencia (fenotipo) en hombres y mujeres y con ello el aspecto corporal (somatotipo) el cual puede ser delgado y alto (ectomórfico), grueso y bajo (endomórfico) o musculoso (mesomórfico).



  • Factores Neuroendocrinos. Estos factores son las hormonas y las sustancias necesarias para mantener un balance apropiado en el organismo, tales como insulina, hormona del crecimiento, hormona tiroidea, glucagón y corticoesteroides. Todas estas sustancias intervienen en alguna parte del proceso necesario para el crecimiento de los tejidos.



  • Factores Metabólicos. En estos factores se incluyen todos los que intervienen en las reacciones químicas de las células. Están influidos a su vez por la secreción hormonal, el estímulo del sistema nervioso simpático, clima, sueño, nutrición y ejercicio.



  • Factores Socioculturales. Son todos aquellos elementos que se presentan por la relación del ser humano con otras personas y con el ambiente físico. Los componentes biótico y abiótico del medio determinan la conformación del contexto general en el que el individuo crece. La cultura es determinada también por estos elementos que influyen además en la dieta de la población, pues la aceptación o rechazo de ciertos tipos de alimentos depende de los patrones culturales y de crianza.



  • Factores Económicos. Son los relacionados con la disponibilidad y accesibilidad de alimentos y de servicios de salud, así como las leyes de oferta y demanda y con las políticas del desarrollo del país. Estos factores son diferentes según cada país e inciden de tal modo que, por ejemplo, los países desarrollados muestran una tendencia de crecimiento mayor de su población en peso y talla en comparación con los países con desarrollo bloqueado.



  • Factores nutricionales. Determinan el crecimiento porque están en relación directa con la absorción de nutrientes, su aprovechamiento y su utilización por el organismo para la realización de los procesos que producen el aumento de tejidos.



  • Factores Psicoemocionales. Influyen el crecimiento desde la concepción misma; la esfera afectiva que rodea a la madre gestante se relaciona con el crecimiento prenatal y después de que el niño nace continua ejerciendo su influencia a lo largo a todo el proceso de crecimiento. Entre padres e hijos se debe establecer un vínculo afectivo lo suficientemente fuerte y protector para que se proporcionen las mejores condiciones y cuidados que los niños y jóvenes requieren.



  • Proceso salud-enfermedad. Tiene repercusiones en el crecimiento, algunas veces en forma transitoria y otras en forma permanente de acuerdo con las características específicas del proceso. La salud implica un equilibrio entre los nutrientes apropiados, el aprovechamiento, las necesidades y la utilización que de ellos hace el organismo; la enfermedad puede alterar este equilibrio y por tanto el crecimiento. Se puede afirmar pues que el crecimiento de un niño y joven es el producto de su historia personal, familiar y social hasta el momento en que son evaluados.



  1. VELOCIDAD DE CRECIMIENTO DE LOS DIFERENTES TEJIDOS

Se obtiene mediante mediciones sucesivas, que, para disminuir el margen de error entre ellas, no se realizarán antes de 6 meses. Conociendo la diferencia de talla y el tiempo transcurrido entre estos controles, se puede calcular la velocidad de crecimiento en cm./año. El crecimiento es máximo los primeros tres años y muy alto al inicio de la pubertad. Entre estos dos periodos se enlentece y se sitúa, en los niños normales, sobre el percentil 25 en el gráfico que expresa la velocidad de crecimiento, que en la práctica equivale a unos 4-6 cm.

  1. Según la edad se pueden distinguir tres períodos:

    1. un período de crecimiento rápido, que comprende los cuatro primeros años de vida, caracterizado por una disminución progresiva de la velocidad desde 25 cm. el primer año a 12 cm. el segundo, 10 cm. el tercero y 8 cm. el cuarto año.

    2. un período de crecimiento más lento y sostenido, desde los cuatro años hasta el inicio puberal, con una velocidad de crecimiento que varía entre 4,5 - 7,0 cm/año.

    3. un nuevo período rápido durante el desarrollo puberal, en que la velocidad de crecimiento máxima puede llegar hasta 12 cm/año en el varón y 9 cm/año en la mujer.



  1. Tras el nacimiento se describen 4 fases en el periodo infanto-juvenil: -

  2. Fase de crecimiento acelerado, primer año de vida, periodo en el que el niño triplica el peso al nacimiento y crece 25 cm.

Fase de transición: segundo y tercer año de vida. La ganancia media de peso es de 6 kilos y el incremento medio de la talla es de 20 cm aproximadamente;

Fase de crecimiento lento y estable: desde los 3 años hasta la pubertad (±12 años), esta etapa de unos 10 años de duración se caracteriza por una ganancia media de peso de 25 kilos y un aumento de la talla de 50 cm.

Fase de crecimiento con ritmo elevado: adolescencia, donde el crecimiento se acompaña de importantes fenómenos madurativos que van a modificar tamaño, forma y composición del cuerpo del individuo. Esta etapa dura alrededor de 6 años mostrando una ganancia media de peso cercana a los 30 kilos y un incremento aproximado de la talla de 30 cm, dependiendo del sexo.

Las diferencias relacionadas con el sexo, son evidentes en el momento de nacer: los varones tienen talla y peso mayores que las niñas. Sin embargo, esta diferencia disminuye después progresivamente y casi no se aprecia al año de edad. Las variaciones más notables en cuanto a sexo son las que ocurren durante la pubertad, y tienen relación tanto con el momento del inicio del incremento en talla como con su magnitud y duración

La somatometría es la ciencia que se ocupa de la medición y comparación de las formas anatómicas, tanto in vivo y post mortem, e incluye el uso de índices que las medidas absolutas.

Estas dimensiones son de dos tipos esenciales: estructurales y funcionales. Las estructurales son las de la cabeza, troncos y extremidades en posiciones estándar. Mientras que las funcionales o dinámicas incluyen medidas tomadas durante el movimiento realizado por el cuerpo en actividades especificas. Al conocer estos datos se conocen los espacios mínimos que el hombre necesita para desenvolverse diariamente, los cuales deben de ser considerados en el diseño de su entorno.

Los índices comúnmente utilizados para evaluar el crecimiento y desarrollo físico son: peso, talla y perímetro craneano.
Estos índices son fáciles de estandarizar y tienen suficiente sensibilidad para detectar alteraciones del proceso. Se recomienda, cuando ello es posible, utilizar simultáneamente otros índices, tales como circunferencia torácica y braquial, grosor de pliegues cutáneos (tricipital, bicipital, subescapular, suprailíaco) y segmentos corporales. El perímetro braquial, junto con la medición de pliegues cutáneos nos permite una evaluación más precisa del estado nutricional y de la composición corporal. La medición se segmentos corporales debe realizarse siempre que se evalúe un paciente con talla baja.
Para conocer el crecimiento de las poblaciones se utilizan estudios de tipo transversales y estudios de tipo longitudinales.
Los estudios transversales consisten en la medición de varios individuos en una sola ocasión por grupos de edad y sexo. Tienen la ventaja que son de bajo costo, relativamente fáciles de ejecutar, importantes para el diagnóstico de la situación nutricional y del estado de salud de una población y se utilizan para la elaboración de normas de referencias estáticas.
Los estudios longitudinales, consisten en las mediciones secuenciales de un mismo individuo durante un periodo determinado. Estos estudios tienen alto costo, son difíciles de ejecutar e indispensables para medir la velocidad, la secuencia de eventos durante la pubertad y se emplean para la elaboración de normas de referencias dinámicas.
Del estudio transversal se obtiene las gráficas de distancia mientras que del estudio longitudinal se derivan las gráficas de velocidad. Estos estudios también son importantes para elaborar gráficas de distancias particulares tales como las gráficas de acuerdo al ritmo de maduración o “tempo” durante la pubertad.
Los estudios transversales y longitudinales no son excluyentes, sino más bien se complementan. Para la comprensión del proceso de crecimiento hasta el comienzo de la pubertad es suficiente un estudio transversal, mientras que para el estudio del crecimiento puberal es indispensable un estudio longitudinal de por lo menos cinco años de duración. El crecimiento de los niños, tal como se señaló, tiene gran importancia para conocer el estado de la salud de las poblaciones.

Talla:

La talla desde el nacimiento depende fundamentalmente de condiciones ambientales intrauterinas tales como función útero-placentaria y múltiples factores maternos y fetales. En cambio, el factor hereditario tendría un papel más preponderante en el crecimiento post-natal. Esto explicaría el hecho de que la talla pueda variar de su percentil inicial. Aproximadamente un 75% de los niños se mueve del percentil en que nació, ya sea acelerando o frenando el crecimiento hasta alcanzar el canal determinado por su carga genética. Una vez alcanzado este canal, existe una fuerte tendencia a que el individuo se mantenga dentro de sus límites.
Peso:

El aumento de peso en los primeros meses de vida, es un indicador de suma importancia en la práctica pediátrica cotidiana y es un método muy sensible de evaluación del crecimiento del niño. Si se quiere evaluar el incremento de peso de un niño durante un período de alrededor de 30 días, se debe elegir el gráfico de intervalos mensuales. Si por el contrario se evalúa un período aproximadamente de 60 días, se utiliza el gráfico de incrementos bimensuales.

El método a usar es el siguiente

  1. Calcular el incremento de peso en gramos entre 2 mediciones.

  2. Llevar ese valor a gramos/día (g/d).

  3. Graficar el incremento de peso en gramos/día en la edad central sobre el gráfico que corresponda.

El crecimiento del peso corporal es la medición más empleada, es más sensible a variaciones vinculadas con enfermedades menores, alteraciones del apetito, etc.
VARACION DE PERIMETRO CEFALICO.

Medir mensualmente el perímetro cefálico, desde el nacimiento hasta los 3 meses de edad.

Perímetro cefálico en relación con la edad del niño.

Clasificación:

El perímetro cefálico dentro de los percentiles 3 y 97 se considera valor normal.

El perímetro cefálico se sitúa por fuera de la curva de la normalidad, se debe referir al niño a una unidad de mayor complejidad para su atención.

Cambios en los segmentos corporales

Los cambios de las proporciones corporales son la expresión de las distintas velocidades de crecimiento que presentan la cabeza, tronco y extremidades en las distintas etapas del crecimiento. El cerebro y la cavidad craneana alcanzan precozmente su tamaño definitivo, no así las extremidades, que logran su tamaño definitivo durante la pubertad. Esta preponderancia relativa del crecimiento cefálico, seguida posteriormente por la del tronco y de las extremidades, es lo que se ha llamado progresión céfalocaudal del crecimiento.

El recién nacido tiene el segmento superior (SS), formado por la cabeza y el tronco, más largo que su segmento inferior (SI), formado por las extremidades. La relación SS/SI en el recién nacido es 1,7; esta proporción se aproxima a 1 alrededor de los diez años, estableciéndose al final de la pubertad la relación tipo adulto, de 0,95 a 1. En las tallas bajas secundarias a displasias óseas, raquitismo o hipotiroidismo de larga evolución se encuentra acortamiento de los segmentos inferiores. En cambio, en tallas altas debidas a hipogonadismo y en otros problemas específicos, tales como síndrome de Marfán u homocistinuria se observa un aumento del SI. En el menor de tres años los segmentos corporales de tres años se miden en posición supina, con los muslos flexionados sobre el tronco en 90 grados y con el plano de la escuadra haciendo contacto con las nalgas. El segmento inferior se calcula por sustracción del segmento superior a la talla. En el mayor de tres años, se evalúa midiendo la talla en posición sentado (distancia vértex-isquion) con los muslos perfectamente horizontales y el segmento inferior se calcula por sustracción. El segmento inferior también puede evaluarse, aunque con menor exactitud, midiendo la distancia desde el borde superior de la sínfisis pubiana al suelo.

  1. MANEJO DE TABLAS

¿Cómo leer las gráficas de percentiles?

Existen gráficas para cada parámetro: el peso, la talla, el perímetro de la cabeza, la grasa corporal, etc. Las más utilizadas son las de peso y talla, diferentes según se trata de varones o mujeres.

En una gráfica de percentiles figuran varias líneas, cada una con un número: 3, 10, 25, 50, 75, 90 y 97. Para conocer en qué percentil se encuentra tu hijo –por ejemplo, de peso-, debes buscar primero su edad en el eje horizontal. Traza una línea vertical desde ese punto. A continuación busca su peso en el eje vertical, y traba una línea horizontal por ese punto. Las dos líneas que has dibujado se cruzarán sobre alguna de las líneas de percentiles del gráfico. Ese será el percentil de peso de tu hijo. Por ejemplo, si tu hijo pesa 7 kg y tiene 6 meses de edad, se encuentra en el percentil 10.

¿Qué significa que tu hijo esté en el percentil 10 de peso? Que si lo comparamos con 100 lactantes normales de su misma edad, habrá solo 10 que pesen menos, mientras que los otros 90 pesarán más que él. Lo mismo vale para la talla. Si decimos que tu hijo está en el percentil 75 de talla, estamos diciendo que comparado con cien lactantes normales, 75 medirían menos y 25 más. Dicho de otra forma, si ponemos en fila a estos cien lactantes normales según su talla, tu hijo estaría en el puesto 75.

Recuerda que todas las líneas de los percentiles corresponden a valores normales, y que dentro de los límites de la normalidad hay niños muy rechonchos y otros más delgados, lo mismo que habrá niños altos y niños bajos. Los niños excesivamente altos o gordos estarían por encima del percentil 97, mientras que los excesivamente bajos o delgados estarían por debajo del percentil 3. Lo importante no es tener un percentil alto, sino crecer y engordar de forma más o menos regular en torno a un percentil.









c:\users\barpin\documents\rikel\rikel\tabla talla edad niños.jpg

similar:

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconTema 1: Definición de Pediatría y Pediatría social

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconNelson Mandela dd. Hh.”

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconIntroduccióN
«alma» y tal búsqueda sólo es posible a través de una investigación —filosófica y empírica— de las funciones, de las actividades...

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconPatología estructural y funcional de robbins y cotran. Kumar, Vinar,...

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconClase de asma pediatria

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconInstituto nacional de pediatria

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconInstituto nacional de pediatríA

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconEl Tratado de Libre Comercio

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconExamen neurológico en pediatríA

Bibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson iconInstituto nacional de pediatria




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com