TEÓrico de quirúrgica




descargar 47.09 Kb.
títuloTEÓrico de quirúrgica
fecha de publicación28.02.2016
tamaño47.09 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos

TEÓRICO DE QUIRÚRGICA



PIEZAS RETENIDAS EN EL MAXILAR SUPERIOR (caninos retenidos)
Fecha: 09-05-03
...El canino es un pilar en la arquitectura del maxilar superior de modo que, en general, la técnica o la terapéutica es conservadora. Tratamos por todos los medios que este diente esté en la arcada porque constituye un pilar fundamental: este diente es muy importante por su gran raíz, por su gran poder soporte (es uno de los principales soportes en cuanto a la arquitectura ósea del max.superior).
Dentro de las retenciones en la bóveda palatina el canino es el primer diente en frecuencia en estar retenido (en la bóveda).
La etiopatogenia, las causas son similares a las que dio, tanto el Dr. Yañez para el maxilar inferior como para el molar superior. Pero tenemos que tener en cuenta que este diente se forma muy lejos de su lugar de implante, es decir de su lugar de erupción y recorre un largo camino eruptivo hasta llegar a oclusión.

Por lo tanto, tenemos que tener en cuenta que el diagnóstico clínico muchas veces detecta un canino retenido.
Su tratamiento en general es quirúrgico-ortodóncico, es decir no es solamente el dg. del cirujano, vale el dg. del ortodoncista porque es él en gral. el que resuelve la terapia que vamos a adoptar frente a un canino retenido y que casi siempre nos pide que sea conservadora.
En cuanto a los requisitos para este tratamiento quirúrgico-ortodóncico es importante la consulta, pero cuando ya tenemos elaborada una historia clínica, con un estudio clínico-radiográfico completo, que lo podemos ampliar para elegir mejor la terapia a seguir.
Como les decía, es un diente que está muy alto en el maxilar. Vemos un esquema donde aparecen los dientes temporarios en color amarillo y los permanentes en color violeta y vemos que el incisivo lateral y el primer premolar van a erupcionar antes que el canino; por lo tanto ellos a veces al erupcionar le cierran el paso al canino y cuando éste quiere erupcionar no puede hacerlo por el espacio tan pequeño que existe.
Otro elemento es la pérdida prematura de dientes temporarios que muchas veces sucede por falta de cuidado por parte de los padres, es decir que no existe la prevención y los dientes temporarios son muy necesarios ya sea para la parte funcional como estética del niño. De modo que las caries que avanzan y son profundas muchas veces arrastran con estos dientes y crean menor espacio.

Una base apical pobre, sobre todo en los respiradores bucales es algo importante porque hace que éste diente tampoco tenga espacio suficiente por tener un hueso muy pequeño en el max. superior.
La retención de esos dientes origina siempre accidentes:

*Accidentes mecánicos: accidentes que son porque éstas piezas mecánicamente empujan a los dientes vecinos, como los incisivos laterales o premolares, pudiendo provocar risálisis radicular. Esto aún no está bien confirmado porque hay quienes dicen que quizás sea risálisis y hay otros que dicen que no, dicen que la raíz no se puede formar debido al entorpecimiento que le causa el canino retenido. Y todo depende también de su posición, porque a veces la misma posición del canino hace que no pueda erupcionar porque va en una erupción errática.
*Las infecciones: hay abscesos subperiósticos, celulitis, pude haber abscesos graves, procesos graves que lleguen a hacer una tromboflebitis del seno cavernoso, cosa que es sumamente grave y que se ve a veces a causa de los caninos (no siempre de los retenidos).

Pero los procesos infecciosos son una complicación sumamente rara y se produce por (...) facial que es la que transmite los microorganismos.
*Accidentes humorales: como quistes, ameloblastomas. Si hay una tumoración se debe realizar siempre una biopsia, es decir siempre que vemos algo extraño, patológico la biopsia es necesaria; y no siempre que se realiza una biopsia es buscando un cáncer, se busca un tumor benigno del tipo que sea o una patología determinada que la descubrimos mediante la biopsia.
*Accidentes protéticos: vemos personas de edad cuya prótesis comienza a bascular; esto es debido a que tardíamente se le ocurrió al canino erupcionar. Pero lo que es necesario es que se hagan radiografías previas, es decir, todo paciente desdentado que va a hacerse una prótesis amerita que se le realicen radiografías previas para saber si no han quedado restos radiculares así como dientes retenidos que tardíamente erupcionen y una persona de 70 u 80 años venga a hacerse una extracción por el problema protésico que tiene dada la erupción de dicha pieza.
*Problemas nerviosos: como neuralgias, álgias, que tienen una topografía e intensidad variable.
En cuanto a la clasificación (está en el libro de apoyo); hay muchas clasificaciones:

  • Por el número de retenidos: Puede ser un sólo canino o pueden ser ambos.

  • La presencia o no de dientes: es decir, en un maxilar dentado o desdentado.



En los pacientes (desdentados?) por la situación el canino puede encontrarse:

* a vestibular,

* a palatino (en el paladar)

* puede encontrarse en una retención intermedia que es la peor (vestíbulo-palatina).
Las inclusiones pueden ser:

* Totales: cuando el diente está totalmente incluido en la masa ósea.

* Parciales: cuando ya comenzó a erupcionar (erupciona por ejemplo solamente la cúspide y no asoma el resto del diente).

Las inclusiones pueden ser intraóseas totales, es decir que está totalmente dentro del hueso o puede ser submucosa, por debajo de la mucosa e intentando erupcionar. A veces la mucosa es muy gruesa, muy fibrosa y le impide, dado su grosor, la erupción al diente.
Y hay inclusiones que pueden ser:

* verticales,

* horizontales

* oblicuas.

Por supuesto que las inclusiones más leves son las verticales, es decir que el canino viene viajando en su verdadero camino eruptivo y no hay mayores complicaciones; siendo las peores las oblicuas.
Después tenemos:

  • Clase I: maxilar dentado, unilateral a palatino.

  • Clase II: maxilar también dentado, bilateral en palatino.

  • Clase III: maxilar dentado, unilateral (y a vestibular).

  • Clase IV: maxilar dentado, bilateral y en vestibular.

  • Clase V: maxilar dentado, es decir una retención mixta.

  • Clase VI: maxilar desdentado que se encuentra a palatino, pudiendo ser un canino o sea unilateral o dos caninos los retenidos.

  • Clase VII: maxilar desdentado a vestibular.

(Ver del manual de apoyo porque no se explica claramente).
Bueno acá vemos lo que hoy les decía, que tenemos que ir al ortodoncista con un estudio clínico-radiográfico bien hecho y también es el ortodoncista el que va a indicar y va a hacer una cefalometría, a veces, para saber si ese canino puede ser llevado a su lugar con éxito.
La radiografía, el estudio radiográfico se hace desde el principio; ustedes van a ser los detectores de sí existe o no existe un canino retenido, porque ustedes ven la boca y al verla saben si hay una ausencia dentaria, si hay una especie de tumefacción en la zona, sea a vestibular o a palatino, si hay rotación dentaria, porque el canino es capaz de empujar los dientes vecinos y encontramos a veces rotaciones en los laterales, en los centrales porque la propia cúspide del canino está empujando las raíces y logra la rotación. De modo que ustedes mismos cuando observen una boca, y sobre todo si es de niño, observen si existe el canino o no; la erupción es aproximadamente entre los 8 y 10 años, si pasa más tiempo y ese diente no ha salido es obligatorio tomar radiografías.

Ahora, la radiografía periapical es muy buena pero para poder ver un panorama mejor, es decir para saber si la retención está en el paladar o está en el vestíbulo, la radiografía oclusal deslinda el problema; y no solamente eso, muchas veces está muy alto, muy cerca de la zona nasal entonces ahí pedimos una radiografía panorámica.

También el análisis de la arquitectura de los maxilares, que lo va a hacer la ortodoncista por supuesto mediante su cefalometría.

Y además, un examen estético y funcional del paciente.

El diagnóstico entonces, decimos que es clínicio-radiográfico.

La importancia fundamental de éste estudio radiográfico está en ubicar al canino en los tres planos del espacio.

Nos interesa también ver en la radiografía al canino entero si podemos verlo, y vamos a ver dónde está la cúspide y dónde está el ápice. Eso tiene una importancia fundamental porque lo vemos en su relación con los incisivos, hasta a veces está sobre la línea media y está tocando el agujero palatino anterior, vemos entonces su relación con el agujero palatino anterior e incluso con el conducto palatino cosa que es muy importante.

También vemos las relaciones de vecindad: con el seno maxilar en general hay poca relación del canino a menos que esté en una inclusión sumamente alta y hacia atrás, pero la relación en general es poca.

Pedimos radiografías periapicales, oclusales, OPT, a veces también se puede pedir una placa de perfil y en casos muy difíciles pueden pedirse otras placas; pero prácticamente con éstas placas primeras radiografías podemos ubicarlo perfectamente en los tres planos del espacio.

En la radiografía estudiamos la forma del canino, de su corona y de su raíz; es importante la forma de la corona porque el canino tiene una corona globulosa con un extremo incisal que es muy afilado, muy filoso, esa punta tenemos que saber dónde está y si no está molestando un incisivo lateral o central. En cuanto a la raíz, cuando vean raíces muy gruesas en la placa esas raíces pueden tener una dilaceración, cosa que es muy frecuente en el canino y eso hay que tenerlo en cuenta porque resulta muy difícil a veces realizar su extracción.

Y ver las distancias, medirlas incluso, que existen entre los insicivos y el canino, entre los premolares y el canino, a qué altura se encuentra.

Es decir, planificar perfectamente, cuando tenemos que extraer un canino o tenemos que trasladarlo, tenemos que saber perfectamente en que terreno estamos.

Muchas veces tomamos las radiografías y nos vamos al radiólogo para que nos explique mejor, para saber densidad ósea, vecindad, a qué punto se encuentra, si hay que tomar otras placas mesializadas o distalizadas para poder observar perfectamente los tres planos del espacio.
En general la terapia, como ya habíamos dicho, es conservadora.

Es decir, puede ser un tratamiento radical que es la exodoncia, cuando el canino está impedido totalmente de salir.

Y un tratamiento conservador; hay tres técnicas:

* descubierta del diente: para abrirle el pasaje eruptivo,

* la traslación del canino y

* los transplantes del canino.

Quiere decir que tenemos tres técnicas conservadoras y dentro de ellas vamos a tener que tener muy cerca el odontopediátra y el ortodoncista porque son técnicas multidisciplinarias.
Cuando vamos a realizar la extracción tenemos que tener en cuenta varios factores que hacen difícil la intervención, si bien estamos en una zona anterior (no es como en los terceros molares que es una zona bien posterior) podemos tener dificultades:

  • Por la edad del paciente; porque sea muy joven.

  • Por el tamaño del diente.

  • Por sus relaciones, las relaciones con zonas nobles.

  • La profundidad y la altura de la inclusión.

  • Encontramos muchas veces dilaceraciones y coronas muy globulosas, y conviene en éstos casos planificar previamente si vamos a hacer una odontosección es decir dividir al diente.


En la intervención podemos tener accidentes y esto es importante que lo sepan. Es decir, cada vez que vamos a realizar una intervención tenemos que preverlos de entrada. La falta de un plan de tratamiento es ideal para cometer errores. La falta de experiencia también. Los errores de la técnica, o sea erramos la técnica o planificamos mal. Hay que conocer el terreno al que vamos a entrar porque nosotros somos invasivos, tenemos que conocer el terreno para poder prevenir las complicaciones o accidentes que tengamos.

Y accidentes, ustedes saben que son los que se producen en el acto operatorio, que pueden ser accidentes vasculares, es decir que toquemos algún vaso que nos va a sangrar y tengamos que hacer una cauterización; que toquemos algún nervio; que toquemos algún diente vecino o lo luxemos; hay varios accidentes y el error de técnica o la falta de experiencia puede llevar a los accidentes.

Las complicaciones son las que se producen después de haber realizado la extracción. Y éstas pueden ser: infección, dolor, hemorragia, hematomas, etc.

Como toda complicación de la extracción puede ser local, regional o general.

Complicaciones que pueden ser nerviosas como las parestesias, o las álgias; musculares como el trismus (...) que en éste caso no lo va a haber porque no estamos tocando zonas donde hayan músculos importantes; mucosas, podemos generar una gingivitis o una gingivoestomatitis por falta de asepsia total o por haber intervenido una zona cuando el paciente tiene un herpes o tiene una baja de defensas o tiene previamente instalada una gingivitis. Jamás debemos tocar un paciente en malas condiciones ni locales, ni regionales, ni generales; las condiciones tienen que ser perfectas para poder actuar.

Accidentes celulares como celulitis no hay en general si están en la bóveda palatina porque ahí tejido celular prácticamente no hay. De modo que las celulitis se van a producir cuando en la vía de abordaje, si el diente está a vestibular o en una inclusión mixta, tengamos que tocar tejido celular y entonces nos dará una alteración geniana, labial, con una celulitis geniana alta.

Accidentes vasculares, sangrados y demás.

Accidentes articulares no va a haber a menos que lo hayan hecho abrir muy fuerte la boca y el que haya separado, haya separado demasiado, que lo hayan obligado a una apertura demasiado grande.

Y alteraciones óseas como las alveolitis o sea la osteítis circunscripta del reborde que puede producirse a veces por razones óseas y demás.
Habíamos hablado de una terapia que era el reimplante: sacamos un canino de una posición palatina, donde está sumamente profundo y no puede erupcionar y le (labramos) un alvéolo nuevo en el alvéolo del diente temporario. Eso sería una traslación, trasladamos el diente hasta allí. A veces va bien y otras veces no porque hemos tocado el periodonto y eso hay que alertarlo y avisárselo al paciente; todo hecho de traslación o reiplante requiere que el paciente lo sepa y que sepa qué puede sucederle después, es decir que esté totalmente informado. Esto se haría en jóvenes cuando tenemos un buen hueso que lo recepcione y pueda generarse un nuevo ligamento alvéolo-dentario.
Diapositivas:
* Observamos lo alto que se forma el canino en el maxilar, a que altura tremenda se forma en el maxilar, bien arriba se encuentra; y primero va a salir el primer premolar y el lateral dejándole muchas veces poco espacio. Fíjense el recorrido inmenso que tiene que hacer ese canino para llegar al borde oclusal y todavía tiene que reabsorber la raíz del temporario para poder salir.

* Vemos las relaciones anatómicas que prácticamente no son muy cercanas al seno maxilar, hay bastante distancia, por más que a veces por las complicaciones infecciosas y demás pueda llegar a tener una relación. La más relacionada es la bóveda palatina con el conducto palatino anterior y el conducto nasopalatino, que muchas veces la punta de éste diente está dando contra él.

* Tenemos una retención de un canino, es una retención palatina unilateral. Hay que hacer un estudio del largo del diente total que lo da ésta línea y saber en qué posición está (sí está hacia los incisivos, sí viene hacia los premolares). La retención es bastante profunda por lo que tendríamos que tener una radiografía oclusal que nos sirve para estudiar la forma y el largo del diente y las relaciones hasta con el primer molar.

* A veces las relaciones se dan bien con el reborde alveolar, está bien en el reborde alveolar; ésta posición muchas veces llega a la risálisis de la raíz del incisivo lateral. Es una situación muy comprometida cuando vamos a sacar éste diente porque al luxarlo (trabajando con elevador) podemos tocar uno de los dientes vecinos, porque al tocarlo lo podemos luxar, y no solamente eso, también lo podemos fracturar. Muchas veces en éstos casos planteamos la posibilidad de hacer odontosección, es decir quitamos la parte coronaria para sacar luego la raíz con más facilidad y sin lastimar los órganos vecinos.

* Vemos una rx. periapical que muestra una zona radiolúcida alrededor de la corona, porque todo diente incluido es un quiste dentígeno en potencia, el saco pericoronario se ensancha y forma lo que se llama el quiste pericoronario que es importante porque puede a veces infectarse por ponerse en contacto con el exterior, con la boca que está llena de gérmenes y causar accidentes infecciosos de la erupción. Vemos que la retención, por suerte, es vertical ya que el diente va en su correcto eje de salida. Está retenido posiblemente por ese propio quiste dentígeno que tiene.

* Acá tienen un tipo de retención bastante compleja, están los caninos retenidos en una retención bilateral palatina y fíjense que aparecen otros dientes retenidos que son los mesioden. Acá en una sola intervención hay que sacarlos todos, se hace un colgajo y se eliminan todos juntos. Se hace un colgajo de un solo trazo por palatino siguiendo los cuellos de los dientes y despegando o cortando el paquete nasopalatino, se repliega todo, nos queda el paladar a la vista y se trabaja haciendo la osteosección, es decir se quita el hueso con elementos rotatorios bajo un chorro de suero. Se accede a esos dientes, sobre todo a esos supernumerarios, que están entorpeciendo la erupción de los dientes permanentes, vemos los centrales y los laterales siendo golpeados por éstos dientes y también los caninos. Hay una gran falta de espacio a la que se le anexa la existencia de supernumerarios.

* Vemos las radiografías necesarias, una placa oclusal y una placa periapical. Yo estoy estudiando ese diente y por la periapical sé que está, pero no sé si está a vestibular o a palatino; con la placa palatina ya sé que está pero que además de ese hay otro, es una inclusión bilateral de caninos en el paladar. Pero tengo la altura gracias a la periapical y si quiero ver mejor puedo pedir una radiografía panorámica. Vemos según la periapical que la raíz, el extremo radicular o sea el ápice llega prácticamente hasta el segundo premolar y la cúspide llega hasta el incisivo central de modo que es un diente bastante largo. Y en la oclusal llega aún más atrás de los premolares, llega prácticamente a mesial del primer molar superior y las cúspides están contra la raíz del incisivo central. Por eso a veces ven dientes que están movidos o rotados y es porque ésta raíz está empujando y lo moviliza o lo rota al diente.

* Observamos una retención unilateral, donde pueden estudiar hasta la trama ósea que no es muy densa y la relación con el incisivo lateral al que lo rotó, vemos que la cúspide del canino contra el lateral y que lo está rotando y que puede incluso hacer una risálisis importante.

* Acá tienen una retención bilateral con movimiento en ambos incisivos laterales. En éste tipo de retención prácticamente no tenemos espacio suficiente por lo que hay que conversarlo con el ortodoncista y que planteé si en realidad le puede crear mediante su aparatología, a veces removible es decir que sea una aparatología funcional, crear el espacio para quitar uno de esos caninos y ponerlo en un nuevo alvéolo, en un nuevo lecho alveolar. Se dan cuenta que es un trabajo bastante importante y multidisciplinario entre el ortodoncista y el odontólogo, entre que uno haga bien las cosas y le lleve al ortodoncista las placas necesarias y suficientes.

* Vemos una radiografía panorámica, vemos los caninos, fíjense que altos que están, y todavía tiene otro supernumerario poco calcificado a la altura del incisivo central del lado izquierdo. En una panorámica ustedes tienen un panorama completo de toda la arcada dentaria y podemos decir que los caninos están retenidos pero los terceros molares no por la edad del paciente, nos damos cuenta de la edad a través del panorama óseo y dentario que tenemos,

por el crecimiento de éstos dientes.

* Acá vemos otro que, como les dije, todo diente retenido es un quiste pericoronario en potencia.

* Vemos ahora la clínica, ven como trabajamos siempre con el ortodoncista. El paciente es un chico bastante joven en el que aún los dientes no han entrado en contacto porque tiene la flor de lis típica en el borde incisal; pero ya tiene una aparatología puesta y se está creando espacio para la bajada de los caninos frente a una retención, o sea que no siempre es quirúirgico el tratamiento, puede ser simplemente la ortodoncia que cree el espacio y haga que ese diente pueda bajar y descender en su lugar correcto.

* Ahora vemos una ausencia del canino del lado derecho, el del lado izquierdo está recién erupcionando. Esta es una observación clínica que la van a poder hacer ustedes mismos en los pacientes, cuando los vean es importante que sepan la fórmula dentaria, hay que conocer y reconocer la edad eruptiva de esos dientes y poder decir: aquí hay una retención; ¿qué haríamos en éste caso?, pediríamos una radiografía de ese lado porque el diente no está. Si contamos la fórmula dentaria tenemos: central, lateral y sigue el premolar, el espacio está cerrado, puede ser por el cierre de espacio o por una mala dirección del canino, porque agenesia de canino hasta el momento actual no he visto, no falta el canino, está siempre.

* Esto es una transposición del germen, está entre el incisivo central y el lateral.

Acá, la ortodoncista nos indicó que ese canino lo sacáramos, si bien no está incluido, aparece y es una transposición.

* Bueno aquí tenemos una aparatología ortodoncica puesta ya, y vemos un gran diastema cuya causa puede ser el frenillo, pero puede ser también un diente, un mesioden ubicado entre ambos logrando esa separación tan grande. Por supuesto que acá las radiografías se imponían.

* Fíjense la rotación de ese incisivo; eso me está indicando que yo preciso urgente una radiografía porque allí hay un diente que está rotado y puede estar bajo presión, además hay cierto bulto en el paladar del lado izquierdo. De modo que yo ahí pido urgente las placas periapicales y la placa oclusal.

* Esta señora vino por su prótesis que le basculaba, palpamos su reborde y tenía un canino retenido a esa edad, se dan cuenta que era preferible habérselo sacado cuando era joven.

* En cuanto a la intervención:

Anestesia en primer lugar. ¿Qué anestesia vamos a dar? Damos anestesia regional vía infraorbitario. Si tenemos que sacar ambos caninos, y están en palatino, por supuesto que damos ambas regionales y vamos a dar anestesia por el agujero palatino posterior porque ustedes vieron que hay inclusiones que a veces llegan hasta el primer molar. Y también al agujero palatino anterior para el nasopalatino. Es decir, según la extensión del diente y el colgajo que vayamos a hacer, que va a pasar de la extensión normal del diente, nosotros tenemos que cubrir toda la zona, porque durante la intervención si hay dolor el paciente no nos deja trabajar. De modo que la anestesia tiene que estar muy bien dada e incluso muchas veces hacer campo blanco para poder ver las estructuras con más facilidad y tener menos sangrado.

* Bueno acá tienen lo que sería una descubierta, es decir descubrir el camino eruptivo del diente. Vemos la descubierta hecha y el aparato de ortodoncia puesto y se va a cementar una bracket; con la aparatología completa del maxilar superior y por esa bracket se puede hacer tracción a veces elástica o a veces alámbrica para bajar ese diente a posición. Parece imposible pero los ortodoncistas logran milagros con esto.

* Acá vemos una inclusión muy fea, que es una inclusión vestíbulo-palatina, en donde hay que hacer dos colgajos, uno al vestíbulo y otro palatino abrimos como quien abre un libro para poder ver de un lado y de otro. El diente en general va a salir por el lado donde esté la corona o se hace la sección dentaria, pero en general se saca por la parte más grande que sería donde está la corona. Por lo general, por la parte vestibular el acceso nuestro es mejor, tenemos más visual.

* Vemos un canino al que se le hizo la odontosección para evitar la lesión de los dientes vecinos. Fíjense que está fracturado del cuello hacia arriba y primero van a sacar las partes mesial y distal que están fracturados en un trazo longitudinal y por último se saca la raíz.

* Acá vemos el colgajo palatino; prácticamente se sigue en un trazo único para una inclusión unilateral de canino y se hace en un trazo único decolando con la legra; hay que utilizar un hemoaspirador para poder ver muy bien. En general el hueso está abultado, es decir tenemos que tener bien la precisión del caso, tenemos que tener todo bien planeado, saber en los tres planos del espacio dónde está entonces vamos a entrar donde realmente está. Y la odontosección va a comenzar justamente en ese sitio que nosotros ya pensamos, ahí vamos a entrar y empezamos a quitar hueso hasta que descubrimos la corona dentaria.

Cuando descubrimos la corona del diente, de pronto aplicando elevador simplemente podemos sacarla; otras veces si la inclusión es muy fiel ya tenemos la planificación hecha de ante mano y tenemos una fresa de diamante bien fina que corte a nivel del cuello y sacamos por un lado la corona y por otro la raíz; destrozamos menos hueso con un plan preparado de ante mano. En este colgajo, ahí adelante entre ambos incisivos está el paquete vasculonervioso que sale del conducto palatino anterior, ésta paquete hay que seccionarlo con un bisturí filoso y eso se regenera. Si nosotros por conservadores no lo queremos cortar o porque pensamos que no se va a regenerar no lo cortamos, lo único que hacemos es dañarlo, porque lo estamos traccionando con el colgajo y lo vamos a lastimar. De modo que eso se corta y cuando terminamos la operación ese colgajo vuelve al sitio, se sutura en forma interdentaria por puntos separados y queda perfecto. Ahora, con la precaución siempre de que ese colgajo vuelva a su posición y que le coloquemos una gasa y le digamos al paciente que la apriete bien fuerte contra el paladar y la tenga lo más posible para lograr la adherencia porque si eso se desadhiere puede producir el hematoma es decir la caída de la tapa mucosa debido a que debajo tiene un hematoma, por tanto ese hematoma tenemos que cortarlo en su parte más declive para que drene la sangre y nos ayude a la cicatrización.

* Bueno, los caninos inferiores también suelen aparecer retenidos. El abordaje, en estos casos, se hace por el vestíbulo, siempre por vestibular, nunca por lingual. Un elemento en contra es el paquete vasculonervioso mentoniano que puede ser lesionado, en el momento del trabajo tienen que señalizarlo con algo que sea de color. También la densidad ósea de la zona puede tener su importancia, siempre se hace una osteosección a fresa bien refrigerada para no provocar el recalentamiento de la zona ósea muy densa.

* Recuerdan el gran diastema que hoy mencionamos, miren lo que se encontró allí, es un diente mal formado y supernumerario que se ubicó entre los dos dientes y no los deja juntar, por tanto hay que extraerlo, porque la causa del diastema no era el frenillo sino ese diente supernumerario.

* Otro diente retenido frecuente es el incisivo central, y como ésta pieza tiene un gran valor estético y funcional, vemos aquí que se ha hecho la descubierta; se cauterizan todos los bordes y eso de a poquito va bajando. Después el ortopedista, que ya tiene puesto su aparato, lo liga y lo trae.

* Vemos un incisivo en inclusión secundaria; hay que prestar mucha atención a los golpes, a los niños que se caen de la bicicleta, miren en éste caso cómo el incisivo quedó mirando para arriba. Se produjo un gran traumatismo y el diente temporario o el propio diente giró hacia arriba. Ese diente en general no tiene salvación porque al final la raíz forma como una “c” y no sería factible realizar una endodoncia. Vemos entonces que es una inclusión secundaria porque no es dada por la naturaleza sino por el golpe que sufrió el chiquilín. El recurso que por suerte hoy tenemos es el de los implantes.

* Aquí hay un gran tumor de origen dentario, es un odontoma, que fue causa de retención de todo el sector anterior. Vean todos los elementos que se sacaron de allí adentro, benignos totalmente, el chico en éste momento está prácticamente recuperado y en manos del ortodoncista. Primero la terapia fue nuestra eliminando el elemento patológico y ahora está en tratamiento con el ortodoncista.

* Acá tienen una retención de premolar, el segundo premolar superior tiene también varios casos de retención, es muy frecuente, y éste está en una posición horizontal mirando de vestibular a palatino. Hay que hacer, en éste caso, un doble colgajo vestibular y palatino.

* Vemos un premolar retenido (un segundo premolar superior que es el más frecuente) y vean ustedes la causa: salió el premolar con el odontoma que tenía.

* Esto es un especulo nasal, es una narran, y lo que hay adentro, que parece una perla blanca, es un diente, un diente errático, los que están fuera de serie. La extracción la realicé yo junto a un otorrinolaringólogo, que hizo un taponamiento nasal posterior para evitar que el diente se fuera para atrás. Lo saqué luxándolo con el elevador y tomándolo con una pinza. Es un caso extraño.

* Por último, fíjense ese premolar la dilaceración que tiene y lo mismo pasa con la dilaceración de los ápices de los incisivos. Hay que fijarse siempre en las radiografías, si el ápice es grueso y muy calcificado significa que hay una dilaceración como ésta.
Fin.

similar:

TEÓrico de quirúrgica icon8. Programación Quirúrgica

TEÓrico de quirúrgica iconResumen Patología. Clínica Quirúrgica

TEÓrico de quirúrgica iconDoctorado en Dermatología Medico Quirurgica y Venereologia

TEÓrico de quirúrgica iconSegundas jornadas integradoras de instrumentacion quirurgica vascular

TEÓrico de quirúrgica iconMar co Teórico

TEÓrico de quirúrgica iconPrograma teórico

TEÓrico de quirúrgica iconPrograma teorico (100h.)

TEÓrico de quirúrgica iconBibliografía marco teórico

TEÓrico de quirúrgica icon5º teórico de Problemas Epistemológicos

TEÓrico de quirúrgica iconManual Teórico Práctico de la asignatura




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com