Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto




descargar 0.83 Mb.
títuloInforme aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto
página4/27
fecha de publicación07.03.2016
tamaño0.83 Mb.
tipoInforme
b.se-todo.com > Contabilidad > Informe
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27

PUNTO 3: INFORME DE LA COMISIÓN CONSULTIVA INDEPENDIENTE DE SUPERVISIÓN DE LA OMPI (CCIS)


  1. Los debates se basaron en los documentos WO/PBC/19/10 y WO/PBC/19/10 Add.

  2. La Presidenta de la Comisión Consultiva Independiente de Supervisión (CCIS) de la OMPI hizo la siguiente declaración:

    “Señor Presidente, distinguidos delegados, me complace presentarles el informe anual de la CCIS y el informe de la vigésima sexta sesión que celebró la Comisión la semana pasada. En las diapositivas se resumen los puntos principales de ambos informes. Comenzaré recordando que los nuevos miembros se reunieron por primera vez en marzo de 2011. En ese momento estudiamos nuestro mandato y la labor llevada a cabo por los miembros anteriores y preparamos una hoja de ruta de cinco años, que se adjuntó a nuestro informe de mayo de 2011. En el bienio 2011/2012, hemos dado prioridad a las siguientes cuestiones: coherencia de las relaciones funcionales de supervisión de la OMPI; gestión de riesgos y controles internos, que es la iniciativa Nº 15 del programa de alineación estratégica; seguimiento de las recomendaciones en materia de supervisión; auditoría y supervisión internas; y, de conformidad con lo decidido en septiembre de 2011 por el PBC, revisión de la estructura de gobierno de la OMPI. Además, examinamos los informes financieros, los proyectos de construcción, la ética profesional y la función de Mediador.

    “En cuanto a las conclusiones, me complace informar acerca de los avances significativos logrados en relación con dos asuntos pendientes para la OMPI desde hace mucho tiempo, a saber, el seguimiento de las recomendaciones en materia de supervisión y el funcionamiento de la División de Auditoría y Supervisión Internas (DASI). En lo que respecta al establecimiento de prioridades para el próximo período, la CCIS va a continuar vigilando de cerca la puesta en marcha de la iniciativa 15 del programa de alineación estratégica relacionada con los controles internos y la gestión de riesgos, y realizando un seguimiento de la aplicación de las recomendaciones en materia de supervisión. Asimismo, se prestará atención especial a los proyectos de construcción, los informes financieros y la iniciativa Nº 17 sobre ética profesional e integridad. A continuación, presentaré de forma breve los principales puntos de cada uno de los temas.

    “En lo que respecta a la estructura de supervisión de la OMPI, dado que se debatirá en el punto 4 del orden del día, no entraré en detalles, sólo quiero señalar que en mayo de 2011 los nuevos miembros consideraron que era muy necesario establecer relaciones funcionales de supervisión más claras y se puso en marcha el proceso de revisión de la Carta de Supervisión Interna y de los mandatos de la CCIS y del Auditor Externo. El fruto de este proceso fue la propuesta conjunta del Director de la División de Auditoría y Supervisión Internas (DASI), el Auditor Externo y la CCIS, que figura en el documento WO/PBC/19/20.

    “En relación con la gestión de riesgos y los controles internos, ha sido una de nuestras prioridades más importantes y seguirá siéndolo durante el periodo 2012-2013. Si bien la OMPI cuenta con sistemas de gestión de riesgos y controles internos, determinadas prácticas son informales, ad hoc y no son sistemáticas, y la comprensión y el reconocimiento de éstas varía en los diversos sectores de la Organización. Ahora bien, se han hecho mejoras y la interacción de la CCIS con la Secretaría ha sido muy productiva. En marzo de 2012, la Secretaría presentó un informe sobre la marcha de las actividades y observamos que se ha reconocido la importancia de la determinación de riesgos y que se han elaborado registros de riesgos para todas las unidades orgánicas. En mayo de 2012, nos reunimos con el Director General y le aconsejamos a él y a su equipo adoptar un enfoque pragmático para aplicar el sistema de gestión institucional de riesgos. Analizamos además con el Subdirector General y su equipo los resultados que se esperan obtener del proyecto, entre los que se incluyen la creación de un registro de riesgos para toda la Organización y la definición y formalización de un sistema de gestión de riesgos en la OMPI. Además, aportamos algunos documentos relacionados con las prácticas óptimas y asesoramos sobre aspectos de la gestión del cambio en el marco de la aplicación del programa de alineación estratégica. Como se ha señalado, seguiremos dando prioridad a esta cuestión, y está previsto hacer una exposición detallada sobre los avances en nuestra próxima sesión que se celebrará en noviembre.

    “En cuanto a la gobernanza de la OMPI, hemos emprendido un estudio detallado de conformidad con la decisión adoptada en la decimoctava sesión del PBC. Examinamos todos los documentos existentes y nos reunimos con los Presidentes del PBC y de la Asamblea General para explicarles las razones en las que se basan las recomendaciones.

    “En lo que atañe a los proyectos de construcción, nos reunimos con la Directora de la División de Infraestructura de Locales y recibimos informes trimestrales sobre la marcha de los proyectos de construcción del nuevo edificio administrativo y la nueva sala de conferencias. Para el periodo 2011-2012 hemos dado prioridad al seguimiento de los planes de gestión para reducir los costos totales hasta el nivel fijado en el presupuesto aprobado. Asimismo, aclaramos que la CCIS ejerce su función de supervisión sobre la base de la información que proporciona la Secretaría o la que figura en los informes de los auditores interno/externo y que nosotros no realizamos las auditorías del proyecto. En la sesión anterior, se informó a la Comisión que el contratista general y la OMPI decidieron de mutuo y amistoso acuerdo dar por resuelta la relación contractual. Como les ha informado el Director General, de ahora en adelante no se recurrirá a los servicios de un contratista general y el proyecto de construcción de la nueva sala de conferencias será gestionado, en su lugar, mediante la ampliación de los mandatos profesionales y técnicos existentes, un método que ha sido utilizado en Suiza tanto en los sectores privado como público internacionales. Se examinarán todos los contratos para decidir cuáles habrá que controlar o renegociar, y deberán iniciarse nuevas licitaciones. La CCIS expuso las siguientes observaciones: considera que la auditoría o la inspección en relación con la gestión del proyecto proporcionaría información fidedigna sobre las cuestiones que condujeron a la situación actual y de las que será necesario ocuparse para terminar el proyecto; comprende que esta situación se intensificó en un periodo de tiempo muy breve; y cree que sería útil tener una visión más profunda de lo que ha ocurrido, de lo que podría haberse hecho, y de las enseñanzas que puede extraer la Organización al respecto. Si bien entiende las razones que llevaron a decidir no seguir trabajando con el contratista general, considera también que esto aumentará la complejidad y la carga de trabajo, y que las repercusiones financieras deben quedar claras. Por lo tanto, considera que la decisión de la Secretaría debería formularse con más detalle y que deben aclararse cuáles serán las consecuencias de seguir adelante sin contar con el contratista general. Esto se ha traducido en nuestra recomendación en el sentido de que “el Director General emprenda primero un examen detenido de las opciones que se contemplan, procediendo con ese fin a un análisis de los aspectos financieros, jurídicos, administrativos y otros aspectos conexos que entraña el proceso de gestión del proyecto, y presente después un análisis oficial y bien fundamentado a los Estados miembros. En dicho análisis se debe contemplar la instauración de un mecanismo oportuno y detallado de supervisión independiente.”

    “En lo que concierne al funcionamiento de la DASI, si nos remontamos al periodo 2006-2011, siguió habiendo puestos vacantes, lo que se tradujo en la no aplicación del plan de auditoría y la no cobertura de todos los ámbitos de riesgo elevado. Por consiguiente, se consideró que el funcionamiento de la DASI está expuesto a un riesgo muy elevado. La situación actual es que se ha contratado a un nuevo Director de la DASI, han sido cubiertos todos los puestos en la DASI presupuestados, está en marcha la aplicación del plan de trabajo, la Sección de Evaluación ya funciona a pleno rendimiento y el número de casos objeto de investigación está bajo control. La interacción DASI-CCIS es muy dinámica, clara y transparente. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que la categoría de riesgo muy elevado ya no se aplica y que actualmente la DASI funciona muy bien.

    “Siguiendo con la cuestión de la DASI, destacamos el informe de auditoría interna sobre la gestión de los recursos humanos, en el que se resaltan asuntos importantes y que está relacionado con el análisis que figura en el informe anual del Mediador. Consideramos también que se necesitan orientaciones más claras y sensibilización en relación con los mecanismos de resolución formal e informal para garantizar además que no se pida a la sección de investigación que se ocupe de casos que no están incluidos en su mandato. En cuanto a las recomendaciones en materia de supervisión, comenzaré distinguiendo entre las recomendaciones de la CCIS y las que están en la base de datos de la DASI. Primero me referiré a la CCIS, si nos remontamos a marzo de 2011, estaban pendientes 307 recomendaciones de la CCIS formuladas por los anteriores miembros. Se añadieron nuevas recomendaciones y, dado que no se ha concluido el proceso de las recomendaciones anteriores, el trabajo atrasado ha ido en aumento. La CCIS trabajó arduamente en 2011 para hacer frente a esta situación clasificando todas las recomendaciones de la CCIS en función del riesgo. A continuación, la DASI puso en marcha un estudio para garantizar que pudiéramos proporcionarles el conocimiento preciso del estado en el que se encontraban las recomendaciones más importantes. En 2011, se calificó a 11 de las 307 como de riesgo muy elevado. El Director General dio una respuesta oficial a partir de la cual hemos deducido que quedaba pendiente únicamente una de las clasificadas de riesgo muy elevado. Se calificó a 96 de las 307 recomendaciones como de riesgo elevado. El estudio de la DASI puso de manifiesto que de éstas, se habían aplicado 52. En agosto de 2012, se habían aplicado todas las recomendaciones de riesgo muy elevado, y sólo quedaban pendientes 3 de riesgo elevado y 4 de riesgo medio. Hemos adoptado asimismo un nuevo procedimiento para el seguimiento de las recomendaciones de la CCIS, conforme al cual el Director General discute el riesgo residual y los planes de acción directamente con la CCIS. En relación con el sistema de seguimiento de las recomendaciones en materia de supervisión en general, en 2011 observamos que la DASI no llevó a cabo la verificación oficial de las afirmaciones de los directores de programas y del riesgo residual. Habida cuenta de que las normas internacionales definen este elemento como una responsabilidad fundamental en la función de la auditoría interna, analizamos la situación con el nuevo Director de la DASI que estableció nuevos procedimientos. Actualmente, se dan por concluidas las recomendaciones sólo una vez que han sido debatidas por la DASI y los directores de programas, y basándose en pruebas y documentos de peso. Para finales de 2012, la DASI brindará también un programa informático en la Web que mejorará la eficacia y permitirá hacer un seguimiento constante. En lo que respecta a las recomendaciones que figuran en la base de datos de la DASI, en enero de 2012 había 135 recomendaciones, que ulteriormente se redujeron a 85 y, en agosto de 2012, aumentaron hasta llegar a 111 debido, principalmente, al informe de auditoría de la gestión de los recursos humanos de la DASI y a su informe de validación del Informe sobre el rendimiento de los programas. La CCIS realizó asimismo el seguimiento de las recomendaciones de las TIC y le complace informar que se han adoptado medidas, como el establecimiento de una nueva Junta de TIC presidida por el Director General.

    “En lo que respecta a las recomendaciones que figuran en el informe de auditoría sobre la gestión de los recursos humanos, haremos el seguimiento de esta cuestión con la nueva Directora del Departamento de Gestión de los Recursos Humanos en nuestra próxima sesión que se celebrará en noviembre.

    “En cuanto a la auditoría externa y los informes financieros, en 2011 el Auditor Externo recomendó que se contrate a un experto en IPSAS para velar por que los conocimientos en el seno de la Organización sean sostenibles. La CCIS estuvo encantada de reunirse con el nuevo experto, quien proporcionó información sobre varias cuestiones clave, incluidas las reservas y los controles presupuestarios. Hemos analizado los planes de trabajo con el nuevo Auditor Externo y hemos propuesto incluir la auditoría de los proyectos de construcción y auditorías regulares hasta la finalización de dichos proyectos. Como se ha mencionado, los informes financieros serán la prioridad de la CCIS en 2012-2013, y examinaremos los controles contables en nuestra próxima reunión con el Auditor Externo. Entre los asuntos debatidos con el Auditor Externo saliente cabe citar los siguientes: la Caja Cerrada de Pensiones de la OMPI y las opciones para abordar el seguro médico después de la separación del servicio en la OMPI, en particular la estructura de gobernanza contemplada y los fundamentos de los supuestos relativos a los beneficios financieros.

    “En relación con la ética profesional, nos reunimos en tres ocasiones con el Jefe de Gabinete y el Oficial Jefe de Ética Profesional. Analizamos el Código de Deontología de la OMPI, publicado ahora como parte de una orden de servicio, y la política actual de declaración de intereses. La CCIS está satisfecha porque se ha puesto en marcha la elaboración de la Política de protección de los denunciantes de irregularidades, la formación del personal en relación con la ética profesional y la aplicación de la Política de declaración de la situación financiera completa. Como se ha señalado, ética e integridad serán una cuestión prioritaria en 2012-2013, incluido el examen de la coherencia de las relaciones entre la función del mediador, la Oficina de Ética Profesional y la DASI. La CCIS considera que el marco de control interno y el establecimiento de un sistema integral en materia de ética e integridad son elementos de gobernanza fundamentales. En relación con la función de mediador, nos reunimos con el mediador en dos ocasiones y recibimos el informe anual de 2011. Como se ha indicado, observamos que las conclusiones del informe de auditoría sobre la gestión de los recursos humanos guardan relación con las del informe anual del mediador. Creemos que ello da validez a la labor de ambos y que es necesario poner en marcha planes de acción precisos y concretos para realizar el seguimiento en toda la Organización. Nos reuniremos con el mediador en la próxima sesión que se celebrará en noviembre.”

  3. La Delegación de Alemania preguntó por qué la CCIS había elegido el informe de auditoría sobre la gestión de los recursos humanos entre todos los documentos que había examinado para presentarlo a los Estados miembros. Añadió que siete Estados miembros habían visitado la OMPI para leer dicho informe y preguntó si había otras formas de hacer participar a los Estados miembros.

  4. La Delegación del Brasil, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo de la Agenda para el Desarrollo (DAG), agradeció a la Presidenta de la CCIS su exposición y preguntó cuáles eran las razones que llevaron a proponer modificaciones de la Carta de Supervisión Interna de la OMPI, el mandato del Auditor Externo y el mandato de la CCIS, habida cuenta de que este último, en particular, había sido modificado el año anterior. En lo que respecta a la gestión del riesgo y a los controles internos, señaló que si bien ha habido un reconocimiento categórico de la Secretaría de que es fundamental determinar el riesgo y elaborar registros de riesgo en varios departamentos de la Organización, dada la importancia de la gestión del riesgo, pidió más información sobre en qué medida se pondrá en marcha dicha gestión en toda la Organización. En cuanto a los proyectos de construcción, indicó la mención de la CCIS a los planes de gestión para reducir el costo total de las obras hasta llegar al nivel fijado en el presupuesto aprobado, como lo solicitó el Comité de Selección, y pidió más información sobre la magnitud de la reducción. En lo que concierne a la DASI, el Grupo de la Agenda para el Desarrollo acogió con satisfacción la contratación de un Auditor Interno Principal a comienzos de 2012. En lo que atañe a las actividades del Sector de Desarrollo y a la aplicación de las recomendaciones de riesgo elevado, los Estados miembros desean recibir más información. La Delegación manifestó su apoyo a la decisión de la CCIS de llamar la atención de los Estados miembros sobre el informe de auditoría de la gestión de los recursos humanos. Respaldó asimismo otras observaciones formuladas por la CCIS, a saber, que es necesario mejorar la concepción de los proyectos para velar por que se puedan evaluar adecuadamente los resultados, y que se requiere un mayor compromiso de los gobiernos anfitriones para garantizar la sostenibilidad del proyecto. En relación con la función de investigación, el Grupo de la Agenda para el Desarrollo preguntó si podría distribuirse a los Estados miembros la Política de Investigación, y si el acceso de éstos a los informes en la oficina del Director de la DASI incluía también el informe sobre la situación de las investigaciones transmitido a la CCIS. El Grupo de la Agenda para el Desarrollo dijo que está de acuerdo con la opinión de la CCIS de que es preciso contar con directrices más claras y crear conciencia de los distintos mecanismos de resolución formal e informal disponibles en la OMPI, y tomó nota de que la CCIS espera colaborar en el futuro con la DASI de forma constructiva, y considera que esto es importante para evitar la duplicación de tareas y lograr la colaboración más eficaz posible. En cuanto al seguimiento de las recomendaciones en materia de supervisión, señaló que es fundamental que los Estados miembros reciban información más detallada sobre las recomendaciones de riesgo elevado, incluso si el documento llega a ser tan extenso que tiene que presentarse como anexo del informe. El DAG pidió más información en relación con las recomendaciones de riesgo elevado que no se han aplicado a la conclusión del proceso, incluidas la naturaleza de las recomendaciones, el motivo por el que no se aplicaron y la información proporcionada por el Director General. En lo que respecta a la Auditoría Externa y los informes financieros, le complace observar que se ha contratado a un experto en IPSAS. En cuanto a las cuestiones específicas planteadas por la CCIS, como el enfoque adoptado para tener en cuenta las diferencias en los tipos de cambio de divisas y el saldo indicado como superávit acumulado, el DAG apoyó la opinión de la CCIS de que se necesitan más aclaraciones y espera obtenerlas en las próximas sesiones del PBC. El DAG considera que el nuevo Código de Ética de la OMPI satisface sólo de forma parcial las necesidades de la Organización, y recordó que el DAG y el Grupo Africano habían presentado al Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (CDIP) una recomendación basada en el informe Deere/Roca, en el sentido de que el personal y los consultores deberían tener códigos distintos. Por último, el DAG agradeció a la Presidenta de la CCIS y al Presidente del PBC la información que han proporcionado y que ha sido muy útil para ayudar a las delegaciones a examinar todos los documentos del PBC y a prepararse para el debate de los diversos puntos del orden del día.

  5. La Delegación de Pakistán agradeció a la Presidenta de la CCIS su exposición y a la CCIS su informe. Elogió en particular la labor llevada a cabo por la CCIS y los avances significativos alcanzados en el seguimiento de las recomendaciones en materia de supervisión y en el funcionamiento de la DASI. Hizo suyas las preguntas planteadas por las Delegaciones de Alemania y Brasil, y preguntó si la CCIS considera que hay algún tipo de desacuerdo entre la DASI y la CCIS en relación con el seguimiento de las recomendaciones en materia de supervisión. Al tiempo que reconoce que se ha proporcionado mucha información sobre las recomendaciones en materia de supervisión, considera que sería conveniente distribuir a los Estados miembros un documento en el que se expongan claramente las recomendaciones y sus características, como lo hizo la CCIS, las medidas subsiguientes propuestas o adoptadas, y la situación en ese momento. Si bien muchas de las 307 recomendaciones se han dado por concluidas, la Delegación desea saber de manera clara y precisa la posición de la OMPI al respecto, comprendidas todas las nuevas recomendaciones que se formulen.

  6. La Delegación de Francia dio las gracias a la Presidenta de la CCIS y a la Comisión, y manifestó que los nuevos miembros habían llevado a cabo un trabajo extraordinario. En lo que respecta al informe, preguntó cómo podría presentarse de la mejor forma posible en el futuro. La CCIS ha abordado todos los asuntos clave y es fantástico contar con un panorama general al inicio de la sesión del PBC. Al mismo tiempo, considera que no se ha podido debatir todos los párrafos del informe, y que convendría que las preguntas detalladas se plantearan por escrito a la CCIS. A la Delegación también le resulta difícil seguir la evolución de todos los puntos. Preguntó de qué forma podría resumirse la postura de la CCIS sobre los diversos puntos tratados por el PBC, y cuándo éste los abordaría. Una posibilidad es exponer los puntos tratados por la CCIS en una pantalla. Otra posibilidad es incluir la postura de la CCIS en la portada de los documentos del PBC después de la introducción de la Secretaría. De esa forma, el PBC reconocería el valor de la labor de la CCIS, y las delegaciones podrían evitar volver a debatir los mismos asuntos. La Delegación señaló que el informe es fundamentalmente una descripción de las actividades, las reuniones y los contactos que se han establecido, y que esa información no es tan útil como la exposición verbal realizada y el trabajo de la CCIS en el terreno. Este elemento está vinculado asimismo al cambio de los miembros de la CCIS, y considera que ésta podría reconsiderar sus conceptos básicos en materia de presentación de informes. La Delegación dijo que no está clara la postura de la CCIS respecto del acceso de los Estados miembros a los informes de la DASI. Actualmente, no hay muchas posibilidades de acceder a los documentos que deberían distribuirse, y no está a favor de que haya informes de consulta en papel en la oficina del Director de la DASI. Señaló que el único informe de la DASI a disposición del público es la reseña anual 2011-2012. La calidad de dicho informe es excelente y es el mejor de ese tipo de informes elaborado en Ginebra, prueba irrefutable de la excelente calidad de los documentos de la DASI. Por último, preguntó a la CCIS qué opina sobre la forma de hacer compatible la necesidad de obtener más información de auditoría sobre los proyectos de construcción con la necesidad de avanzar de forma rápida.

  7. La Delegación de Egipto, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, agradeció a la Presidenta de la CCIS su exposición y a la CCIS su excelente labor y los informes trimestrales presentados a los Estados miembros. El Grupo Africano tomó nota de los importantes avances logrados en el seguimiento de las recomendaciones en materia de supervisión y en el funcionamiento de la DASI, no obstante le preocupa que algunas prácticas de gestión del riesgo y de controles internos sigan teniendo carácter informal, sean ad hoc y no sistemáticas, y que no queda claro en qué medida piensa la Secretaría poner en marcha la gestión del riesgo en toda la Organización. Señaló que hay 85 recomendaciones en curso, seis de las cuales son de riesgo muy elevado y 45 de riesgo elevado, y desearía contar con más información sobre en qué proporción se han examinado las preocupaciones de la CCIS, en particular en relación con las cuestiones siguientes: puestos vacantes, planes de trabajo de la DASI, cobertura adecuada de los ámbitos de riesgo elevado y procedimientos de seguimiento, así como la mejora de la concepción de los proyectos para velar por que se puedan evaluar adecuadamente los resultados. La Delegación preguntó si la CCIS se había reunido con la Dependencia Común de Inspección (DCI) de las Naciones Unidas y si su trabajo le había servido de guía, y si efectúa el seguimiento de la aplicación de las recomendaciones de la DCI. Añadió que comparte las opiniones de las Delegaciones del Brasil y Pakistán, y pidió a la CCIS que proporcione una lista de las recomendaciones en materia de supervisión en forma de matriz, que contenga la evaluación de la CCIS del estado en que se encuentra la aplicación.

  8. La Delegación de España agradeció a la Presidenta de la CCIS su exposición y señaló que el seguimiento de las recomendaciones en materia de supervisión es una preocupación fundamental. Manifestó que apoya la labor de la CCIS en este ámbito y desea que se continúe trabajando en la misma dirección. La Delegación tiene especial interés en el seguimiento de las recomendaciones del informe de auditoría interna sobre la gestión de los recursos humanos. Preguntó si la Secretaría cuenta con un mecanismo de seguimiento específico de las recomendaciones de la DCI, y si la CCIS se propone examinar la aplicación de dichas recomendaciones. Respaldó la petición de la Delegación de Francia de que la CCIS presente informes más detallados ya que también valora el trabajo de la Comisión.

  9. La Delegación de los Estados Unidos de América agradeció los esfuerzos realizados por la CCIS y señaló que las actividades de la Comisión han constituido una contribución decisiva para que los Estados miembros ejerzan sus responsabilidades en materia de gobernanza y supervisión. Las reuniones trimestrales de información han sido muy útiles para estar al tanto de las evaluaciones de la Comisión acerca de las estructuras de supervisión de la OMPI, los sistemas de control interno y la gestión de riesgos. La Delegación dijo que está de acuerdo con el concepto de una hoja de ruta de cinco años, como consta en el anexo del documento WO/IAOC/21/2, pero considera que faltan ciertos detalles. En la hoja de ruta se definen las cuestiones recurrentes, como los planes de trabajo de la DASI, la Oficina de Ética Profesional, y el Mediador de la OMPI, pero se dan muy pocas indicaciones sobre la forma en que la Comisión abordará cuestiones no recurrentes y nuevas cuestiones. La Delegación pidió que se suministre información acerca de cómo se incorporarán los asuntos que surjan en la hoja de ruta.

  10. La Delegación de Argelia agradeció a la CCIS el informe que ha presentado y manifestó que su papel es decisivo para mejorar la función de supervisión de los Estados miembros. Desearía recibir informes más detallados y, en concreto y al mismo tiempo, una lista de las recomendaciones de la CCIS. La Delegación pidió más información sobre la falta de indicadores de rendimiento fundamentales apropiados en la elaboración de programas y proyectos y sobre las recomendaciones específicas de la Comisión a este respecto, y preguntó cómo piensa que podría mejorarse la situación. Señaló que un miembro de la CCIS asistió al seminario de la OMPI denominado "Lecciones extraídas de las prácticas de evaluación existentes sobre el impacto y los efectos de la propiedad intelectual en el desarrollo" y preguntó cómo se informará acerca de los resultados de esa participación. En lo que concierne a las observaciones de la CCIS de que se necesitan orientaciones más claras y sensibilización en relación con los mecanismos de resolución formal e informal de la OMPI, solicitó información específica sobre qué mecanismos de carácter formal e informal están vigentes actualmente. En cuanto a las recomendaciones en materia de supervisión, la Delegación desearía conocer las razones por las que se da por concluidas las recomendaciones que no se han aplicado, e hizo suyas las peticiones de otras delegaciones de que la Comisión presente informes más detallados, que aportarán un panorama más claro de lo que sucede en la Organización. Pidió que se incluya en el informe anual una lista de los documentos examinados por la CCIS dado que en dicho informe se hace referencia a esos documentos.

  11. El Presidente recordó a las delegaciones que la cuestión del acceso de los Estados miembros a los informes internos de auditoría y evaluación se abordará en el próximo punto del orden del día, y que en el documento WO/PBC/19/20 Add. se recomendó la revisión de la Carta de Supervisión Interna para proporcionar a los Estados miembros acceso a los informes mediante un sistema en línea de alta seguridad. A fin de mantener la confidencialidad, esta ampliación del acceso no incluye los informes de investigación.

  12. La Presidenta de la CCIS respondió que se ha tomado debida nota de todas las observaciones formuladas y que serán examinadas en la Comisión. En relación con los pedidos de que se aporte más información, puede proporcionar una lista de las recomendaciones. Asimismo, los informes de la Comisión pueden contener más información. En lo que atañe a los informes de auditoría y evaluación de la DASI, la CCIS está de acuerdo en que los Estados miembros han de poder acceder a éstos de forma más fácil. En lo que respecta a las recomendaciones de la DCI, si bien la Comisión no ha realizado el seguimiento, ha recibido un informe de la Secretaría sobre la aplicación de dichas recomendaciones, que examinará en su próxima sesión que se celebrará en noviembre. La Presidenta recordó que los nuevos miembros se han concentrado en primer lugar en las propias recomendaciones de la Comisión para estudiar, posteriormente, con la DASI las demás recomendaciones. En lo que concierne a la interacción CCIS-DASI, se ha avanzado mucho debido, en su opinión, a la interpretación común de las normas del Instituto de Auditores Internos. En cuanto a los proyectos de construcción, la Comisión contestará cuando se examine el punto del orden del día correspondiente.

  13. Una miembro de la CCIS que asistió también a la sesión del PBC añadió que se ha señalado a la atención de los Estados miembros el informe de auditoría interna relativo a la gestión de los recursos humanos debido a la cantidad de asuntos importantes planteados. Los Estados miembros han de conocer estas cuestiones para poder influir en las medidas que se adopten. Apoyó las palabras de la Presidenta en cuanto a que se ha tomado debida nota de todos los comentarios formulados por los Estados miembros y que la CCIS hará todo lo posible por que sus informes trimestrales sean más detallados y contengan información sobre los asuntos que se han aclarado, los que siguen pendientes y las medidas que ha adoptado la Secretaría. En relación con la interacción CCIS-DASI para el seguimiento de las recomendaciones en materia de supervisión, como ha señalado la Presidenta, se ha comenzado a avanzar rápidamente, y la comprensión mutua indica que hay buena comunicación. En lo que concierne a la hoja de ruta de cinco años y a la forma de tratar las cuestiones recurrentes y nuevas, manifestó que la Comisión puede examinar las cuestiones emergentes a medida que surjan y que la hoja de ruta no es fija hasta tal punto que excluya otros temas. En cuanto a los indicadores de rendimiento fundamentales, los problemas observados por la CCIS surgen debido principalmente a la falta de referencias y de establecimiento de objetivos. Sin referencias, es difícil evaluar la evolución y, por tanto, lograr mejoras, asunto que es necesario abordar en la Organización.

  14. La Secretaría proporcionó más aclaraciones sobre la aplicación de las recomendaciones de la DCI y la gestión institucional de riesgos (ERM). En cuanto a lo primero, la Secretaría hizo un seguimiento constante de la aplicación y preparó un informe de situación anual. El último informe, del 31 de septiembre de 2011, se envió a la CCIS y servirá de base para su trabajo. En lo que respecta a la gestión institucional de riesgos, la Secretaría señaló que este tema se ha debatido de forma exhaustiva con la CCIS. Y se ha convenido en que la gestión institucional de riesgos o, como la denomina la Secretaría “ERM de capital”, es un trayecto y un proceso. Actualmente, la OMPI está en una “ERM de nivel inferior”. Los debates con la Comisión se basaron en el plan de aplicación de la gestión institucional de riesgos, que puede distribuirse a los Estados miembros si lo desean, y que prevé su aplicación plena para 2015 o 2016.

  15. La Delegación de Alemania dijo que los Estados miembros están aumentando constantemente el volumen de trabajo de la CCIS. Recordó que la Comisión trabaja sobre una base pro bono y se reúne sólo cuatro veces por año. En su opinión, si la CCIS estudiara todas las observaciones y sugerencias, su volumen de trabajo fácilmente se duplicaría e, incluso, ello bastaría para mantener a la Comisión ocupada de forma permanente.

  16. La Delegación de la República Islámica del Irán, observando que el informe anual de la CCIS fue preparado a iniciativa propia, pidió que se aclaren los procedimientos de presentación de informes entre la CCIS, el PBC y la Asamblea General de la OMPI. Señaló además que se ha informado al PBC a lo largo de todo el año por medio de los informes trimestrales de la Comisión. Preguntó si el informe anual debe transmitirse a la Asamblea General y qué mecanismo se utilizará.

  17. La Delegación de Sudáfrica manifestó que el seguimiento de los informes de la DCI es muy importante y que no sabía que la Secretaría se encargaba de esa tarea. Habida cuenta de su importancia, el seguimiento de las recomendaciones de la DCI debería ser un punto permanente del orden del día de las sesiones del PBC. Asimismo, convendría que los Estados miembros recibieran un informe anual de la Secretaría además del informe sobre el seguimiento de la CCIS. Manifestó su pleno respaldo a las declaraciones del Grupo Africano y del Grupo de la Agenda para el Desarrollo, en especial en relación con las observaciones sobre las recomendaciones en materia de supervisión y las mejoras en la concepción de proyectos, que considera pertinentes. La Delegación desearía también recibir la lista de recomendaciones en materia de supervisión en forma de matriz.

  18. La Presidenta de la CCIS resumió la situación en cuanto a los procedimientos de presentación de informes de la Comisión a los Estados miembros. Después de cada sesión trimestral, la CCIS se encuentra con los Estados miembros en una reunión informativa, que es una modalidad reciente. La Comisión decidió preparar un informe anual para facilitar el examen que efectúa el PBC de su labor al proporcionar un panorama coherente y general de toda la información contenida en los informes de las sesiones trimestrales de la Comisión. Al mismo tiempo que señaló que los procedimientos de presentación de informes se debatirán en profundidad en el próximo punto del orden del día, la Presidenta de la CCIS indicó que en las modificaciones propuestas se aborda la incoherencia de las actuales disposiciones. Por ejemplo, en este momento, el Director de la DASI informa verbalmente al PBC y por escrito a la Asamblea General; el Auditor Externo informa por escrito al PBC y a la Asamblea General; y la CCIS informa por escrito sólo al PBC. En lo que atañe a la DCI, la Comisión todavía no se ha reunido con ésta, pero la Secretaría le ha enviado sus informes. En lo que respecta a las recomendaciones en materia de supervisión, confirmó que las recomendaciones podían proporcionarse en forma de matriz, con información son el grado de riesgo, los planes de acción y los calendarios, y la rendición de cuentas.

  19. La Secretaría confirmó que su colaboración con la DCI no se limita a la presentación de informes anuales. Ha participado en todos los estudios de la DCI, incluido el examen de proyectos de informes para determinar los errores en los hechos durante el proceso de conclusión del informe. Efectuó también el seguimiento de todas las recomendaciones de la DCI que tienen relación con la OMPI, y dicha información figura en el informe de situación proporcionado a la CCIS. A continuación, la Comisión informa al respecto, a su vez, a los Estados miembros, un mecanismo de presentación de informes que parece lógico.

  20. El Comité del Programa y Presupuesto tomó nota del informe anual de la Comisión Consultiva Independiente de Supervisión de la OMPI.

Rotación de los miembros de la CCIS


  1. Los debates se basaron en el documento WO/PBC/19/11.

  2. El Presidente agradeció a las delegaciones y a la CCIS, y presentó el documento WO/PBC/19/11, en el que se pide al PBC que establezca un Comité de Selección con arreglo a las disposiciones contenidas en el documento WO/GA/39/13 y tome nota de que, posteriormente, la Secretaría emprenderá un proceso de selección de la CCIS, a partir de 2013, con arreglo a las disposiciones contenidas en dicho documento y el mandato de la CCIS, a fin de que el Comité de Selección presente sus recomendaciones en la sesión de septiembre de 2013 del PBC.

  3. El Comité del Programa y Presupuesto:

    i) decidió establecer un Comité de Selección de la CCIS constituido por siete representantes de los Estados miembros, de conformidad con los párrafos 18 y 19 del documento WO/GA/39/13; y

    ii) tomó nota de que, posteriormente, la Secretaría emprenderá un proceso de selección de la CCIS, a partir de 2013, con arreglo a las disposiciones contenidas en el documento WO/GA/39/13 y al mandato de la CCIS, a fin de que el Comité de Selección presente sus recomendaciones en la sesión de septiembre de 2013 del PBC.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27

similar:

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconInforme aprobado por el Comité

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconInforme al Congreso Nacional sobre el Análisis y Evaluación de la...

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconDocumento aprobado por el consejo del ingala presentacióN

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconAprobado por resolución 00568 de Septiembre 20 de 2012

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconInforme de comentarios a la Ley producido en 2007 por el Equipo Interdisciplinario...

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconInforme programa mic mac vision del departamento del cauca al añO 2030 6

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconDisposiciones generales las Normas y procedimientos por la cuales...

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconDisposiciones generales las Normas y procedimientos por la cuales...

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconInforme sobre la marcha de la aplicación del programa de la ompi de alineación estratégica

Informe aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto iconEl presupuesto de ventas




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com