Manual de criminología




descargar 358.26 Kb.
títuloManual de criminología
página5/6
fecha de publicación03.02.2016
tamaño358.26 Kb.
tipoManual
b.se-todo.com > Contabilidad > Manual
1   2   3   4   5   6

3.1.3 LA VICTIMA DEL MOBBING “ACOSO EN EL TRABAJO”

Según un estudio elaborado por Iñaki Piñuel, (psicólogo y profesor titular de la Universidad de Alcalá de Henares) el 53,8 por ciento de las féminas ha sido víctima del 'mobbing'.

Casos como el de Nevenka Fernández -la ex concejal de Hacienda de Ponferrada que denunció al alcalde por un presunto delito de acoso sexual- o el del juez de Talavera de la Reina -denunciado por un grupo de funcionarias- denotan que el acoso no entiende de profesiones, sólo es cuestión de poder. «Está claro que hay un abuso de autoridad mediante el que el hombre utiliza su posición para intimidar y coaccionar a la subordinada con la promesa de algún beneficio o un ascenso», indica la psicóloga Concepción Barea. En menor medida, el acoso también puede darse dentro del mismo ‘escalón’ laboral. ……………………………………………………………………….

Según la Organización Internacional del Trabajo, «el acoso comporta toda una serie de insinuaciones sexuales, verbales, físicas, repetidas y no deseadas, explícitamente despectivas contra la dignidad y discriminatorias en el lugar de trabajo».


El texto no hace distinción de sexos. Aunque en un porcentaje muy inferior, también hay víctimas masculinas, las víctimas habituales de los abusos en el trabajo son mujeres solteras, viudas o divorciadas por su vulnerabilidad. La acosada recurre a los compañeros como último recurso.………………………………………………..


3.1.3.1Perfil

Suelen ser jóvenes menores de 30 años. Las acosadas responden a un perfil: son populares en su vida personal y laboral, creativas, inteligentes, extrovertidas y con mucha seguridad y confianza en sí mismas inicialmente. ¿Las secuelas? Ansiedad, depresión y problemas fisiológicos, como dolores de espalda y estómago, cardiovasculares y adicción al alcohol y las drogas. Por sectores, las más afectadas pertenecían a la administración pública, la hostelería, la enseñanza, la sanidad y los medios de comunicación.

Adela Utrera, abogada y presidenta de la Asociación Mujer Siglo XXI, ofrece una explicación a ese hecho: “En torno a estos delitos se cierne la ley del silencio”.

“Muchas de las víctimas -explica- no pueden permitirse el lujo de perder el empleo y por eso no denuncian; otras simplemente no quieren verse humilladas y cuestionadas tanto judicial como socialmente”.

No es de extrañar pues que el estudio 'El acoso sexual en el trabajo en España´ revele que un 62% de quienes sufren acoso sólo opte por evitar al acosador, mientras un 47% ignora el comportamiento y un 35% cambia de empleo.




      1. LA VICTIMA DEL ASESINO EN SERIE.

Establecer un perfil de las victimas de los asesinos en serie es prácticamente imposible, debido a que según el tipo de asesino que sea y dependiendo de la fantasía que intente llevar a cabo va a elegir un tipo u otro de victima.

Lo único que se puede decir es que las victimas preferidas de un asesino en serie van a ser mujeres (especialmente prostitutas) y menores de edad.

Según un estudio realizado por Hickey (1997) el 20-23% de las victimas en EEUU habían sido asesinadas en lugares determinados, el 36-43% habían caído a manos de asesinos locales y el 36-41% fueron victimas de asesinos que viajaban, el 65% de las victimas fueron mujeres, el 76% conocía al asesino y las victimas mas frecuentes son las prostitutas.



    1. LA VICTIMA POTENCIAL.


¿Existe la victima potencial? , ¿Cuáles son las variables que mas se repiten en las victimas? Todo el mundo podemos ser en un momento determinado victimas de cualquier delito, pero según estudios realizados y basándonos en los resultados de las encuestas de victimización, si que podemos afirmar que existen unas variables que elevan el riesgo de convertir a una persona victima del delito, para explicar esto nos basaremos en el análisis sobre el "estilo de vida" (Fig. 7) y la Teoría de las "oportunidades". El concepto de estilo de vida fue utilizado por primera vez en forma sistemática en el estudio de la victimización realizado por Hindelang, Gottfredson y Garofalo (1978). Cohen, Kluegel y Land (1981) desarrollaron nuevos conceptos al modelo original de Hindelang y desarrollaron lo que llamaron el modelo de las oportunidades. Según estos autores, cinco factores están fuertemente asociados al riesgo individual de la victimización: a) exposición, b) proximidad víctima-agresor, c) capacidad de protección, d) "atractivo" de la víctima, y e) características específicas del crimen. La primera hipótesis establece que la probabilidad de victimización está directamente relacionada con el tiempo que pasa una persona en lugares públicos. De acuerdo con la principal premisa del modelo, los contactos y las interacciones sociales se encuentran distribuidos en forma desigual entre los individuos, como resultado de su estilo de vida. La segunda hipótesis se deriva de la premisa de que la probabilidad de la victimización depende de la proporción en que la víctima y su agresor comparten características socio-demográficas. En este sentido, en cuanto menor sea la distancia social entre las víctimas potenciales y los individuos que presentan características típicas de agresores, es mayor la probabilidad de victimización. Variaciones en el estilo de vida están también asociadas a la habilidad de los individuos de aislarse de aquellos que tienen características de agresores: como cuando alguien tiene la capacidad para mudarse a una zona con menos incidencia delictiva, o viajar en coche en vez de transporte público. Con base en el concepto de "atractivo" de la víctima, es posible formular la tercera hipótesis, acerca de que las víctimas con menor capacidad de resistencia (una víctima bajo los efectos del alcohol, por ejemplo), con bienes valiosos (mayor beneficio económico del delito), pueden ser más o menos atractivas para los delincuentes y de esta forma afectan a los riesgos de victimización. Como última hipótesis, la naturaleza del delito influye directamente sobre los efectos esperados de los factores de exposición, proximidad, capacidad de protección y atractivo. Cuanto más instrumental sea la motivación del agresor para practicar el delito -en el sentido de que está orientado por la perspectiva de la ganancia material- mayor será la importancia de los cuatro factores discutidos arriba. Aunque las hipótesis mencionadas anteriormente cuentan con muchos detractores, los autores decidieron utilizar este modelo, ya que parece más adecuado en la búsqueda de explicaciones que procuran tomar en cuenta los diferentes tipos y naturaleza de las causas de la victimización. Las variables aplicables abarcan las características demográficas, socioeconómicas, familiares y del área de residencia de las víctimas. Estas son las variables:


Sexo.- Diferencias de género pueden contribuir significativamente a las variaciones en la tasa de victimización, dadas las diferencias en el comportamiento de hombres y mujeres.

Edad.- El momento del ciclo de vida en el cual el individuo se encuentre tiene que ver con los riesgos individuales de victimización. En las etapas iniciales y finales del ciclo de vida tiene menos exposición y mayor capacidad de protección.

Raza.- las sociedades racialmente segregadas la movilidad residencial tiende a ser limitada, e individuos de grupos minoritarios son limitados a permanecer en barrios fuertemente heterogéneos, lo cual puede aumentar la proximidad con agresores potenciales y disminuir la capacidad de protección...

Estructura Familiar.- Las parejas con hijos tienen una propensión a tener menos tiempo disponible para el recreo que las parejas sin hijos. Los hogares con un solo jefe de familia, son propensos a tener menor capacidad de supervisión de los hijos adolescente y jóvenes adultos, aumentando su exposición a situaciones de riesgo.

Condición de Actividad Económica.-La relación esperada de esta variable y los riesgos de victimización están directamente relacionados con el factor de exposición. Lo más constante es que se espera que personas con algún tipo de actividad económica presenten probabilidades más elevadas de la victimización que personas sin actividad económica.

Escolaridad.-La escolaridad influye sobre la definición de los hábitos de recreo y las interacciones sociales de los individuos. Los individuos con mayor escolaridad presentan mayores riesgos de victimización.

Consumo de Alcohol.- El consumo de alcohol tiene una relación directa con el factor de "atracción", ya que reduce la capacidad de reacción de la víctima, haciéndola más vulnerable a sus agresores.

Ingresos de la Comunidad.- Está directamente relacionado al factor del "atractivo" de las víctimas: las comunidades con más altos ingresos ofrecen lucros potenciales más elevados para los criminales.
Fig. 7: TEORIA DEL “ESTILO DE VIDA DE HINDELANG”




    1. VICTIMIZACION.


Desde el punto de vista criminológico se produce 3 procesos distintos en virtud de los cuales un ciudadano se convierte en víctima:


  1. Victimización primaria: Se produce directamente por la perpetración del hecho delictivo.

  2. Victimización secundaria: Seria victimización secundaria; cuando la persona perjudicada por el hecho delictivo acude a organismos oficiales y no recibe de estos el tratamiento adecuado (por ejemplo una persona que ha sido violada y se siente maltratada por la policía y después los abogados utilizan como técnica intentar demostrar que la víctima con su situación ha provocado el delito).

  3. Victimización terciaria: La víctima sufre rechazo por la sociedad.




TEMA

4



LA PREVENCION

DEL DELITO



¿Qué entendemos por prevenir? Prevenir es evitar que aparezca la delincuencia. La importancia de la prevención viene dada por:

  • El incremento alarmante de violencia y crímenes en la edad juvenil.

  • La escasa eficacia de la rehabilitación del delincuente.

  • Cada vez hay mayor conocimiento de los factores que pueden estar en la base de una futura delincuencia.

Todos estos factores hacen de la prevención la línea principal para atajar la delincuencia.


    1. LOS NIVELES DE PREVENCION.


Se distinguen tres niveles de prevención:

  • Prevención primaria.

  • Prevención secundaria.

  • Prevención terciaria.


4.1.1 La prevención primaria.

La prevención primaria se dirige a evitar que aparezca el acto delictivo, es decir, busca que no se produzcan nuevos casos de sujetos delincuentes. Pretende disminuir la incidencia (el número de casos, la cantidad).
Este nivel exige conocer bien:

  1. Las causas o etiología que están en la base de la predelincuencia.

  2. Las formas de intervención temprana o estrategias de prevención dirigidas a disminuir el problema.

Los ámbitos a los que se dirige son:

    1. Eliminar los agentes etiológicos (causas básicas de la conducta delictiva).

    2. Modificación de las conductas medioambientales.

    3. La formación del sujeto para evitar un comienzo en la conducta antisocial.


4.1.2 La prevención secundaria

El objeto fundamental es impedir que las conductas delictivas, que ya existen en un sujeto, se consoliden y se conviertan en un patrón estable en la vida del sujeto, se define en programas específicos de prevención tanto en el ámbito familiar como en el escolar.

DETECCION PRECOZ DE CASOS PROBLEMATICOS

DIAGNOSTICO DE POBLACIONES DE ALTO RIESGO

TRABAJO A PARTIR DE ESTOS FACTORES




4.1.3 La prevención terciaria.

Su objeto es conseguir una mejor rehabilitación del ya delincuente. Comprende la reinserción, rehabilitación laboral etc.… Hay autores que consideran que este tercer nivel no es de prevención.


    1. LOS AMBITOS DE PREVENCION


Los ámbitos fundamentales de prevención son: La escuela, la familia y la comunidad.
4.2.1 La prevención en la escuela.

Se pueden aplicar programas en tres etapas específicas: Etapa infantil, primaria y secundaria.
En la escuela resulta positivo aplicar programas donde promuevan la formación y el desarrollo del sujeto en las siguientes líneas:

  • Favorecer la integración escolar para prevenir el fracaso escolar.

  • Formación en conductas pro-sociales y relaciones interpersonales:

    • Empatía: su ausencia produce la incapacidad para comprender a los demás, lo que impide un desarrollo ético adecuado, e inhibiendo una resolución de problemas correcto.

    • Control de impulsos: es decir, el autocontrol. A lo largo del tiempo se han ido realizando diferentes estrategias, de las cuales las que han funcionado en un alto porcentaje son:

- Solución de problemas interpersonales (Spivack y Shure, 1974): se muestra un proceso de razonamiento paso a paso para poder analizar el problema y hallar mejores alternativas de solución.

- Habilidades sociales (Michelson, 1987): programa para alcanzar conductas discretas de gran relevancia en las situaciones sociales.

- “Piensa en voz alta” (Camp y Bash, 1981): desarrolla el diálogo interno con el fin de que el sujeto se pregunte a sí mismo que pasos a de seguir para la solución de los problemas.

    • Control de la ira: intenta conseguir que los sujetos sepan traducir las claves de su estado de ánimo y fisiología que les avisa que están empezando a alterarse.




  • Desarrollo cognitivo: En los programas de desarrollo cognitivo se trabaja sobre todo el vocabulario y el lenguaje.

  • Formación en técnicas de estudio: Para evitar el fracaso escolar.


4.2.2 La prevención en la familia.

En el ámbito de la familia se pueden trabajar dos estrategias fundamentales:


        1. FORMACION Y EDUCACION DE PADRES.

Educación: Educar a los padres para detectar los problemas de conducta de los hijos y enseñar como deben actuar una vez que se detecta el problema.

  • Se trabajan pautas educativas:

    • Negociación.

    • Comunicación.

    • Resolución de conflictos

Formación: Formación acerca de cuestiones básicas del desarrollo físico y psicológico de los hijos.


        1. REDUCCION DE LA VIOLENCIA FAMILIAR.

1   2   3   4   5   6

similar:

Manual de criminología iconLa Asignatura forma parte del Currículo de Estudios de la Escuela...

Manual de criminología iconUnam criminologíA

Manual de criminología iconResumen de criminologia

Manual de criminología iconResumen de criminologia

Manual de criminología iconI la crisis de la criminología tradicional

Manual de criminología iconLa biología y la criminología actual1

Manual de criminología iconComisión Política Criminal y Criminología

Manual de criminología iconPrograma de criminologíA 1ra. Parte

Manual de criminología iconTomado del Tratado de Criminología de

Manual de criminología iconAspectos Fundamentales para el Estudio de la Criminología




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com