Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención




descargar 149.29 Kb.
títuloMetodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención
página2/5
fecha de publicación21.02.2016
tamaño149.29 Kb.
tipoPrograma
b.se-todo.com > Documentos > Programa
1   2   3   4   5

Elementos de estructuración del Diagnóstico. La figura de los casos y el escenario concreto de la problematización.


En esta segunda parte de la operación general del Diagnóstico se tratará de explorar la figura de lo concreto, de la tensión que causa la situación concreta sobre el juicio del ingeniero social. Y por otra parte se tratará de subrayar la importancia del análisis de casos, sin lo cual es muy complicado avanzar en una buena estandarización de diagnóstico-ensayo de solución. El mundo real es la fuente de estructuración elemental de la experiencia sistematizable del conocimiento práctico de la Ingeniería. Si por una parte es muy importante el desarrollo y la colaboración de una buena ciencia de la comunicación para el desarrollo de una buena Ingeniería en Comunicación Social, por otra parte es más importante la sistematización de casos concretos, o el análisis de casos especiales, para completar el tipo de conocimiento práctico que la Ingeniería en Comunicación Social necesita, como cualquiera otra forma de ingeniería.
La Ingeniería en Comunicación Social se construye en una doble configuración simultánea. Por una parte el apoyo en una mirada teórica-metodológica que permita percibir, registrar y organizar la información proveniente de la situación concreta que se está observando para problematizar e intervenir, la Comunicología Social. Y por otra parte la experiencia sistematizada en casos, lo que permite una vía más rápida para enfocar al caso concreto a partir de casos previos similares, lo que supone una ruta que culmina en la Comuniconomía, la configuración estándar de problemas y soluciones en modelos que se construyen en tipificaciones de problemas identificados prototípicos y ciertas soluciones también típicas asociadas a ellos.
En la primera configuración opera junto con la Comunicología la guía metodológica específica del diagnóstico, aquello de las trayectorias y tendencias. Comunicología y guía metodológica se complementan en la operación del diagnóstico. Por una parte la teoría permite ver algo que tiene sentido y a partir de lo cual se podrá concluir sobre la descripción y la configuración constructiva del sistema observado en las relaciones entre sistemas de información y sistemas de comunicación que lo constituyen. Y por otra parte la guía metodológica permite la aparición de la dimensión de estructuración comunicológica, cómo se ha construido en el tiempo el sistema observado, cuáles son las tendencias constructivas hacia el futuro. Teoría y metodología se enlazan en este marco general de los componentes básicos de la operación Diagnóstico.
La operación Diagnóstico tiene entonces un esquema de trabajo general para ser aplicado a cualquier caso particular en cualquier condición y circunstancia. Este es el camino básico para diagnosticar tensiones y tendencias (problemas). Pero en forma complementaria está la experiencia previa con casos particulares sistematizados. A lo largo de la operación de la Ingeniería en Comunicación Social en ciertos ámbitos de acción el proceso va aprendiendo. El propio sistema de conocimiento de la Ingeniería va ordenando lo que va sucediendo en el curso de su operación en diversos casos. Así por ejemplo, en el ejercicio de trabajo del GICOM, Grupo hacia una Ingeniería en Comunicación Social, el deporte, la promoción cultural y las relaciones familiares son objetos de trabajo. Después de un tiempo, del ejercicio de trabajo en diversos casos, el sistema de conocimiento en cada uno de estos ámbitos desarrolla aprendizaje, con lo cual los futuros casos que aparezcan dentro de estos ámbitos tendrán más información previa sistematizada para operar en el ejercicio de observación diagnostico. Este fenómeno de aprendizaje es clave para el desarrollo de todo el programa de trabajo.
Otro curso ejemplar posible es el trabajo con medianas empresas en la Universidad Intercontinental, en el potgrado en comunicación interpersonal. Después de dos años y cuatro generaciones, han aparecido ciertos casos en forma regular, lo que permite ahora enfocar los nuevos casos similares con mejores condiciones de observación y análisis para el diagnóstico y el resto del programa metodológico. En estos años han sido típicos los casos asociados a intervención social por medio de páginas interactivas o redes sociales en la Internet. O los casos de intervención en la estructura organizacional de medianas y pequeñas empresas con un perfil familiar o semi profesional. Hoy es posible en estos tres tipos de casos avanzar más rápido en el diagnóstico gracias al aprendizaje. Esta figura de la sistematización de información en casos es deseable y necesaria para avanzar en el programa general de trabajo.
Así por una parte la propuesta teórico-metodológica general, y por el otro la sistematización de casos en ámbitos específicos de configuración social. Entre ambos aspectos se construye el perfil de acción deseable de la operación general inicial Diagnóstico, la figura principal de un programa metodológico general de una Ingeniería en Comunicación Social en construcción. Necesitamos avanzar en ambos frentes, tanto en la construcción teórico-metodológica general, como en la sistematización de casos particulares en ámbitos específicos de la configuración social.
Por otra parte tenemos el tema del caso concreto que se tiene frente a la intención de observación para el ejercicio diagnóstico. Aquí aparecen dos grandes dimensiones. La primera ya se ha presentado en las páginas anteriores, el diagnóstico en un sentido teórico metodológico general, y el aprendizaje a partir de la sistematización de casos. La segunda corresponde a la situación misma concreta por observar. Lo primero que aparece aquí como importante es el tamaño del sistema por observar, la ponderación sobre la cantidad y calidad de la información disponible y por obtener, y los recursos disponibles para actuar en el espacio y en el tiempo.
Sobre el tamaño del sistema por observar. Esta figura parte de una decisión constructiva, en dónde delimito la figura básica del sistema por observar. Dependiendo de esta decisión la configuración interna del sistema aparece con un nivel de complejidad en su composición y organización, y lo mismo sucede con las relaciones ecosistémicas, las relaciones con los sistemas fuera del sistema por observar. Esta relación relativa a lo interior y lo exterior es la clave para iniciar el trabajo de diagnóstico. Por ejemplo, una pareja de jóvenes pueden ser el sistema de base para observar, por tanto las familias, los amigos, los vecinos, los compañeros de escuela o del trabajo, son contexto que afecta y es afectado por el sistema pareja de jóvenes. Pero si el sistema para ser observado son las dos familias, la configuración de sistema-contexto cambia, así como la configuración dentro y fuera del sistema. Y si la base de observación es la pareja en la vida social pública, entonces la familia es contexto. Y así diciendo. La perspectiva de sistemas permite muchos juegos analíticos, y si a esto agregamos la configuración comunicológica de la información, la comunicación y la comunión, las posibilidades analíticas se complejizan. Y aún falta la dimensión temporal, el juego de las relaciones sistémicas en el pasado, y hacia el futuro. La decisión es clave, y puede partir de la guía teórico-metodológica y la sistematización de casos, o de la situación concreta del estudio, las condiciones de un contrato de servicio profesional de Ingeniería, las condiciones subjetivas de los demandantes del servicio, la primera exploración de la situación problemática. Es decir, la decisión sobre el sistema básico de observación es clave, y depende de diversos criterios, algunos teórico-metodológicos y otros prácticos.
Sobre la ponderación sobre la cantidad y la calidad de la información disponible y por obtener. El ingeniero depende en principio de la cantidad y calidad de la información disponible, con las cual llevará a cabo el análisis que conforma propiamente el diagnóstico. Si esa información es suficiente y de buena calidad, las condiciones del diagnóstico serán óptimas. Pero si esa información es insuficiente y de mala calidad, las posibilidades de un buen diagnóstico se reducen. Por tanto la guía a prior de información es muy importante, contar con un buen apoyo teórico complementario y específico, que ayude al enfoque teórico-metodológico comunicológico general, y contar con un buen sistema de información proveniente de los análisis de caso. Si tenemos este esquema inicial como guía de percepción y registro, todo se facilita en consecuencia. Ante este tipo de recursos, que pueden ser escasos, contamos con la ayuda de dos herramientas, entre otras, para construir los sistemas de información necesarios y deseables, la etnografía y la semiótica. Con una damos cuenta de todo lo que compone y organiza al sistema observado y su contexto, tanto en el presente como en su trayectoria. Y con la otra sistematizamos la información etnográfica en las figuras de los sistemas de información y los sistemas de comunicación de la propuesta comunicológica. Si además tenemos otras ayudas sociológicas o psicológico-sociales, aún mejor. La Ingeniería en Comunicación Social tiene una trama teórico metodológica general en relación compleja y complementaria con una retícula multidisciplinaria y transdisciplinar.
Y sobre la tercera parte de la operación sobre lo concreto, la evaluación de los recursos disponibles para actuar en el espacio y en el tiempo. Un ingeniero nunca actúa solo, siempre forma parte de un equipo. El perfil de ese equipo es también muy importante, está conformado por especialistas en diversos campos, además de compartir un mismo concepto sobre la propuesta general de trabajo. Este equipo sería el primer eslabón de la cadena de recursos disponibles para actuar en el tiempo y en el espacio. A partir del equipo se define todo lo demás, que se ordena en las condiciones de trabajo del diagnóstico en ruta crítica y bitácora. Se puede hacer mucho si se tiene el programa de trabajo necesario y suficiente para ello. Eso tiene costos de diverso orden, costos que alguien tiene que pagar. Este es el horizonte de límites más claro para hacer el trabajo diagnóstico, con quien y con qué contamos, para cuánto tiempo, para actuar en qué situaciones por observar. El tema es estratégico, se podrá hacer lo que alcance a hacerse con lo que se tiene.
El tensión del caso concreto es un asunto muy delicado, también tiene una configuración de aprendizaje. Según el caso será el marco del caso, es decir, según los límites y condiciones de trabajo serán las posibilidades de trabajar y los resultados. Este es un pequeño cosmos por sistematizar y esquematizar. Necesitamos avanzar en las condiciones generales y particulares del diagnóstico desde una perspectiva administrativa además de constructiva.



  1. Del Diagnóstico de problemas al Diseño de soluciones.


El segundo momento general del programa metodológico de la Ingeniería en Comunicación Social, el Diseño de soluciones, depende en forma directa del Diagnóstico. Dado que el diagnóstico tiene diversas opciones para llevarse a cabo, depende de la decisión estratégica tomada en el momento de empezar la investigación el curso que lleve al momento de decidir la forma y el sentido de la intervención.
El Diagnóstico trabaja en forma técnica sobre la historia de los sistemas de información y los sistemas de comunicación observados en el sistema objeto general de observación y su contexto ecológico social. La clave es entonces la observación de los sistemas de información y comunicación. El diagnóstico muestra el estado en el que se encuentra el sistema observado, en ese punto no hay mayor juicio que la información misma ordenada en trayectorias, tendencias y tensiones. Estos son los escenarios resultantes generales del diagnóstico. Por una parte el movimiento de configuración de los sistemas de información y los sistemas de comunicación en trayectorias y tendencias, y por otra parte la tensión entre ellos. Así visto lo que aparece es una configuración sistémica que indica cómo están las cosas en el sistema observado. De este status técnico viene la operación última del Diagnóstico que es al mismo tiempo la primera del Diseño de soluciones o de la intervención.
Esta última operación identifica las tendencias que favorecen o desfavorecen ciertos escenarios futuros, y las tensiones entre sistemas que promueven una y otra posibilidad. Es decir, en este momento el ingeniero está en el punto más crítico de su oficio, decidir qué será favorecido hacia el futuro y que será inhibido o desfavorecido, con el resultado del aumento o la disminución de ciertas tensiones, que llevan a ciertos escenarios futuros deseables. Esos escenarios futuros deseables son el objetivo de la intervención, de la acción diseñada por el ingeniero social para promover este y no aquel escenario, en este sentido y no aquel otro.
Así que vamos por partes. Primero el final del Diagnóstico. Lo que aparece ahí es un retrato de la situación actual del sistema observado, con un apunte de las trayectorias que lo trajeron a esta situación presente, y otro apunte de las tendencias probables hacia el futuro. La información se configura en la forma del discurso Comunicológico, como forma general, apoyado en otras formas no tan generales de otros discursos que pueden ser Antropológicos, Sociológicos, Psicológico Sociales, Cibernéticos, Semióticos, Lingüísticos, incluso Económico-políticos, que estas son las fuentes científicas históricas de la Comunicología, según el trabajo del GUCOM, Grupo hacia una Comunicología posible. Así pues, el primer asunto que lleva al diseño de la intervención, del ensayo de solución de algún problema, es este retrato de configuración sistémica dinámica.
A manera de apunte ejemplar podríamos mencionar un caso, el de una investigación sobre museos, desde la perspectiva de la promoción y la gestión cultural. El esquema en juego es el siguiente.-

- Hay un sistema de información museográfico que coincide con el sistema de información público, configurando un sistema de comunicación difusión congruente. El museo pretende ciertos efectos, y ese público es afectado en ese sentido con una disposición positiva para ello. Este público es de cierta clase social con cierta categoría social de ilustración cultural, esto lo sabemos por el trabajo sociológico de apoyo. El museo se percibe a así mismo como un sistema de información dedicado a la afectación en cierto sentido de ese público, y todo es por tanto adecuado en buena parte. Esta es la hipótesis de trabajo. Pero puede ser que el museo o sepa bien lo que hace, para qué lo hace y quién es el afectado.

- Existen otros públicos, Sistemas de información alternos, que entran en contacto con el Sistema de información museo. El efecto del museo sobre esos públicos no es un verdadero Sistema de comunicación, para el SI museo esos públicos no existen en su acción de difundir, si algún efecto tiene su acción sobre ellos es sin su intención. Estos No Sistemas de comunicación son la mayor parte de las situaciones presentes en el museo. Eso puede o no saberlo el museo.

- Y aún tenemos a SI público posibles, que nunca entran en contacto con el SI museo, lo que configura una cantidad mayor de No SC reales. El museo sólo se está comunicando con un SI público, y no se está comunicando con muchos SI no público para el museo.

- El punto es que el ingeniero social quiere diagnosticar con precisión la situación e intervenir en el sentido de ampliar el número de Sistemas de comunicación museo, por lo menos a los SI público que si asisten al museo, pero no son parte del SC museo. Es decir, el ingeniero promotor gestor cultural tiene un objetivo para su intervención, parte de un problema pre-diagnosticado, situación que termina de configurar y ajustar en el diagnóstico técnico.

- El ingeniero hace el diagnóstico trabajando sobre la lógica museográfica y museológica de tipos de construcción de museos, como propuesta general y tipos de públicos. El ingeniero identifica ciertas lógicas de museo como Sistemas de comunicación que históricamente el concepto museo ha construido. Identifica a este museo observado particular como un ejemplo de una o varias de esas formas museográficas históricas. Para ello se apoya en el marco conceptual específico de la historia de la museografía y museología, en la sociología del museo y en la semiótica del museo y sus públicos.

- Por otra parte el ingeniero diagnostica con precisión a los tipos de públicos actuales e históricos del museo observado. Identifica a estos públicos como SI diversos. Para ello se apoya en etnografías de los públicos actuales e históricos del museo observado, y en un marco conceptual complementario de apoyo sociológico y psicológico social.

- El ingeniero completa su diagnóstico armando su esquema de SI. Por una parte el SI museo identificado en el análisis histórico conceptual de la historia de los museos, por otra parte los Sistemas de información públicos del museo identificados por el trabajo etnográfico, sociológico y semiótico. Identifica el SC difusión que está en operación con cierto éxito (el de la hipótesis inicial), y los SC difusión que no están operando, pero que están presentes como posibilidad en el sistema museo observado (en parte de acuerdo a la hipótesis inicial).

- El diagnóstico deviene en diseño de intervención. El ingeniero decide desfavorecer un poco ciertos aspectos del SC difusión operante, para favorecer otros. La pretensión es que esta operación tenga como efecto que aparezcan los otros SC difusión que no existen en este momento, y que no desaparezca el SC difusión que si existe en este momento. Para ello parte del diagnóstico técnico, lo que le permite identificar esas tendencias presentes, así como la magnitud de las tensiones que provocan y que las provocan. Se trata de actuar en lo posible a partir de la figura de invertir la menor cantidad de energía para obtener la mayor cantidad de modificación posible. Este siempre será el primer escenario de un ingeniero, a partir de este primer escenario los costos empiezan a aumentar en diversos sentidos.

- El diseño se pone en operación técnica. La operación técnica es la última configuración del programa metodológico de la Ingeniería Social. En este caso el ingeniero propone socioanálisis de los públicos que asisten al museo, y grupos de discusión con diversos tipos de expertos, además de otras operaciones técnicas. Y el resultado es que el museo responde a los públicos que no estaba atendiendo y que sí estaban asistiendo, no deja de atender al público que siempre había atendido, e inicia programas para traer a nuevos públicos al mueso, y nuevos programa para llevar el museo a nuevos públicos, con un Sistema de comunicación difusión empoderado y extendido con nuevas tecnologías de información y comunicación.
Este ejemplo muestra en parte lo que aquí se ha afirmado, el Diagnóstico permite al ingeniero decidir sus cursos de acción hacia alguna meta deseable. Y este es el punto sobre el que hay que detenerse un momento. En el caso referido el museo el ingeniero tenía en un principio una idea de lo que era y de lo que sucedía. El ingeniero propone la investigación como una tarea que al museo no le cuesta, como un proyecto desde fuera del museo. El ingeniero tiene un prediagnóstico de que algo no anda bien con el museo, que gasta mucho para los resultados que obtiene, y que en particular parece que no atiende a toda la gente que acude por igual. Esta es una impresión del ingeniero, que desea que el museo tenga mayor efecto sobre los públicos que acuden y sobre los públicos posibles que no acuden. El ingeniero gestiona el proyecto, trabaja su diagnóstico y lo muestra al museo. Aquí el asunto no es sólo que el trabajo esté bien hecho, sino que convenza al museo de su utilidad. El ingeniero realiza bien su trabajo y convence al museo de su utilidad. No todo lo que propone el ingeniero es aceptado por el mueso, pero si una buena parte, sobre todo el concepto general de la propuesta. De ahí se inician programas para cambiar al museo, el ingeniero es contratado para ello. El trabajo general de Ingeniería en Comunicación Social es un éxito.
Otro hubiera sido el escenario si el museo pide el proyecto. Con la carga de intenciones, compromisos y responsabilidades que esto conlleva. Aquí se ve con claridad cómo la labor técnica es independiente de la situación política o subjetiva de la configuración del sistema observado, en este caso la ejecución del programa metodológico y el contexto político moral de las autoridades y personal del museo. Pero eso es una cosa y otra es que estos dos ámbitos siempre están en tensión y asociados en formas diversas, algunas favorables a la visión técnica del ingeniero y otras no tan favorables. Entre el ingeniero y el sistema observado hay diversas situaciones posibles, las cuales se pueden complicar aún más cuando existe un tercero que es afectado por esa relación, y que puede ser el que pide la investigación, o el que recibe el efecto directo de su ejercicio, como los públicos posibles en el caso del ejemplo del museo, una asociación civil de públicos de museos.
Aquí aparece la necesidad de un nuevo tipo de sistema de información, el que establece los tipos de demandas, los tipos de relaciones posibles entre ingeniero y sistema observado, y los tipos de relaciones posibles entre ingeniero, sistema observado y ecología social asociada. El ingeniero social sobre el que este programa metodológico está actuando tiene una peculiaridad sobre otros posibles ingenieros sociales, su compromiso ecológico. Todo proyecto o programa de trabajo incluye los efectos sobre contexto, interesen o no a los clientes, sean estos políticos, agentes privados, poblaciones, o individuos. Así pues tenemos todo un mundo de aspectos por considerar en el ámbito de la acción práctica de la Ingeniería Social además de los propios del oficio técnico. El ingeniero social vive en una matriz social, por tanto también debe ser un experto en como su oficio entra en juego con los sistemas de información y comunicación de la ecología donde se mueve en forma profesional. Eso forma parte de la última operación del programa metodológico general, la Aplicación técnica.

1   2   3   4   5

similar:

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención iconPrograma de intervencion psicologica social para la salud mental...

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención iconAccion e intervencion social (Código: 9916085)

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención iconTema 1: intervención en personas mayores. PLAN GENERAL DE intervencióN (pgi)

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención iconFacultad de Comunicación – Programa de Comunicación Social y Periodismo

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención iconCatedra: metodología del servicio social- comunidad

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención icon4. Principios y elementos para elaborar un programa-base de intervención...

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención iconResumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto...

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención iconApuntes sobre la judicialización de actos u omisiones delictivos...

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención iconCapitulo II percepción social, cognición social y cultura subjetiva

Metodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales sobre su programa metodológico: el diagnóstico, el diseño de la intervención social, y la aplicación técnica de la intervención iconTrabajo práctico: Aspectos generales e Impacto Social de los Organismos...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com