Bibliografía a. Introductoria




descargar 0.69 Mb.
títuloBibliografía a. Introductoria
página10/14
fecha de publicación29.10.2015
tamaño0.69 Mb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Documentos > Bibliografía
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14

PROCESO DE CONOCIMIENTO (Facultades) .-

La sensibilidad la analiza en la estética trascendental al plantearse cómo son posibles los juicios a priori sobre la matemática.

El entendimiento lo analiza en la analítica trascendental.

La razón la analiza en la dialéctica trascendental.

Habla de estética en el sentido antiguo de la palabra pues procede de la palabra griega aistesis que significa sensación o percepción, por lo que la estética sería en este sentido la teoría de las sensaciones o de las percepciones que luego ha derivado a las percepciones bellas.

La teoría de la sensación sería pues una forma de referirse a la intuición sensible o empírica; es una manera de hablar respecto a la sensación o a la percepción.

7-3-02

Facultades .-

En la estética trascendental KANT intentó explicar cómo son posibles los juicios sintéticos a priori en las matemáticas es decir, el conocimiento universal, necesario, verdadero y sintético, es decir, que nos proporciona información que antes no teníamos en contra de la opinión tradicional; lo matemático funcionaría por construcción de conceptos.

Esta investigación la vincula con la sensibilidad porque la sensibilidad determina a priori a la matemática.

Las condiciones a priori que hacen posible la matemática son condiciones a priori que dependen de la sensibilidad.

Las condiciones a priori que hacen posible la filosofía dependen del entendimiento.

La sensibilidad estará formada por nuestros cinco sentidos más el sentido interno que será la conciencia. Es una descripción empírica del sujeto del conocimiento pero la contempla desde el punto de vista a priori del conocimiento que serán las formas a priori de la sensibilidad.

La sensibilidad es una facultad empírica y a priori que interviene en el conocimiento, que explica la afirmación de que todo conocimiento comienza con la experiencia (punto de vista genético) dado que todo nos lleva a través de esta sensibilidad. En este punto sigue completamente a HUME.

La sensibilidad, en la fase final, nos proporciones intuiciones que serán el componente sensible del conocimiento. No hay conocimiento acabado únicamente con la sensibilidad pues sólo se produce este conocimiento acabado cuando operan conjuntamente la sensibilidad y el entendimiento.

Todo conocimiento se refiere a objetos. La sensibilidad es una capacidad receptiva (pasividad). Los objetos se nos dan a través de la sensibilidad. Por medio del entendimiento los objetos son pensados; la tarea de la sensibilidad es darnos los objetos.

La sensibilidad nos proporciona intuiciones de los objetos.

El entendimiento piensa las intuiciones proporcionando los conceptos.

No podemos acceder a nada sino a través de la sensibilidad. Todo lo que no nos haya dado la sensibilidad es mal conocimiento.

La intuición sería el elemento inmediato del conocimiento. Es una captación sin mediación. Sería equivalente a lo de los empiristas denominaban percepción. Pero intuición es diferente a percepción. La sensibilidad produce intuiciones empíricas sometiendo el haz de sensaciones a unas formas a priori que actúan como forma. Las percepciones son la materia de las intuiciones que son conformadas por la sensibilidad. Ese haz de percepciones es un conjunto desordenado de sensaciones. La sensibilidad hace el primer recorte del objeto encajandolos en las coordenadas espacio-tiempo.

Las percepciones para los empiristas son algo informe sin explicar cómo se forma una idea pues lo del principio de la copia es insuficiente.

La primera determinación serán pues las percepciones empíricas consistente en la articulación de los haces de sensaciones bajo el espacio-tiempo que serán las formas a priori de la sensibilidad.
Existirán pues dos elementos :

1.- El material que serán en las percepciones

2.- El formal que serán las formas a priori de la sensibilidad.

La sensación es el efecto que nos produce el ser afectados por un objeto (materia de fenómeno).

La intuición empírica es la elaboración noética de la sensación corporal.

fenómeno (erscheinung) es el objeto indeterminado de la intuición empírica. La determinación total de lo objeto se hará con el entendimiento.

Fenómeno (faenomeno) es el objeto completamente determinado ya por el entendimiento.

La forma del fenómeno es lo que determina la sensibilidad que hace posible su ordenación de relaciones. La forma NO es sensación, no es algo empíricos ni material. Por ello, la materia nos viene dada a posteriori pues la forma es a priori. Ahora no estamos en el plano genético sino en el trascendental.

Caben dos interpretaciones del proceso del conocimiento :

1.- La psicológica

2.- La logicista.

Lo importante es que el espacio y tiempo son formas puras a priori que están ya en el sujeto del conocimiento entendido éste como mente, como psique. Pero como están ya en el sujeto podemos analizar dichas formas mediante un análisis trascendental prescindiendo de las sensaciones.

Espacio y tiempo, además de formas puras, son intuiciones puras. Explicar esto ha dado lugar a muchas interpretaciones. Ángeles Perona se suma a la interpretación logicista.

Haciendo un análisis trascendental, es decir, regresivo, eliminando todo lo empírico, nos quedamos únicamente con la extensión y la figura que serán una intuición a priori pura; no es un conocimiento mediado. El tiempo, el antes y el después, están incluido en la extensión y en la figura.

En A-22 pag 27 subraya “aislaremos” (carácter regresivo). Tenemos el todo pero primero la sensibilidad aísla para que queden solo serlo la intuición empírica. En un segundo momento de la intuición empírica quita toda la sensación para quedarse únicamente con el a priori. Todo ello para buscar lo universal y lo necesario del conocimiento. De este modo se llega a dos formas puras a priori de la sensibilidad, el espacio y el tiempo.

Las descripciones trascendentales son normativas.

Las descripciones metafísicos son descriptiva.

Lo normativo significa que sólo ellos nos permiten conocer, no sólo son, sino que deben ser pues no hay otra manera de captar el conocimiento. Es la distinción de facto (descriptiva) y de iure (normativa) pues no se puede operar de otra manera.

Espacio y tiempo son formas a priori de la sensibilidad ordenando las sensaciones y suministrando intuiciones empíricas puras.

El espacio es la condición necesaria de toda intuición empírica externa.

El tiempo es igual pero se aplica a las intuiciones tanto externas como internas. Las sensaciones internas tienen sólo relaciones temporales pero las externas se ven afectadas por espacio y el tiempo.

Ambas son condiciones de la matemática por lo que le dan su estatuto de ciencia, es decir, son universales y necesarias.

El tiempo es la base de la aritmética y el algebra las cuales se basan en relaciones temporales. La geometría se basa además en el espacio. Aritmética y geometría son saberes constructivos, no platónicos.

Existen dos posturas dentro de la filosofía de la matemática :

1. Kant

2.- Platón, Frege, Göedel.

Ni el espacio ni el tiempo son abstracciones pues ellos proporcionan conceptos, no intuiciones que es lo que son el espacio y un tiempo. Para poder construir conceptos espaciales y temporales presuponemos la forma priori del espacio y del tiempo.

Espacio y tiempo no son abstracciones en sentido aristotélico que se extraen de los particulares. Tampoco son realidades independientes bajo las que se subsumen los particulares (postura idealista) y que trascienden a los singulares (trascendente); esto no puede ser porque para imaginar al objeto fuera tenemos que emplear el espacio y el tiempo.

El espacio y el tiempo no son ni esencias ni abstracciones sino condiciones de posibilidad lógico-trascendentales. El análisis lógico trascendental no nos permite decir nada más.

Tampoco son condiciones psicológicas los que entonces no podemos explicar la generalidad y la universalidad de las matemáticas. Si por eso su realidad es objetiva y no subjetiva, pero objetiva en el sentido trascendental, algo universal. Pero es débil porque se apoya en la creencia, en un hecho, no probado consistente en creer que las matemáticas son universales y necesarias.

14-3-02.

El entendimiento es diferente de la sensibilidad pero ambos aportan los elementos a priori que dan al conocimiento su universalidad y su necesariedad.

El proceso de conocimiento toma pie en los datos de los cinco sentidos más uno. Esta materia del conocimiento (base empírica del conocimiento) es informe y es conformada por los a priori de la sensibilidad que provocan la primera conformación pero todavía está indeterminada. Sólo podemos hablar en este momento de izquierda derecha, arriba o abajo. El entendimiento es el que determina el objeto de experiencia posible o Fenómeno (Faenomeno).

El entendimiento puede determinar el objeto porque es la facultad de las reglas por la que piensa los datos de la sensibilidad. El pensamiento no es algo vago o ambiguo sino lo que hace el entendimiento. Sensibilidad, entendimiento y razón son facultades del conocimiento, no son facultades psicológicas.

El pensamiento es la actividad del entendimiento la cual opera sobre los datos de la sensibilidad que son las intuiciones empíricas.

Intuiciones puras –> SENSIBILIDAD –> intuiciones empíricas, representaciones noéticas, erscheinung –> ENTENDIMIENTO –> objetos empíricos, Fenómeno, Faenomeno.

El elemento material del entendimiento son dichas intuiciones empíricas. Sobre ellas establece en segundo orden subsumiendo las intuiciones empíricas dentro de categorías (conceptos puros a priori del entendimiento). Su origen no está en la experiencia sino en el propio entendimiento. Después de aplicar estas categorías obtengo conceptos empíricos. Los conceptos puros son reglas, tienen la estructura de una regla. No tienen como referentes objetos sino que apuntan a reglas que agruparían en clases de objetos posibles.

El proceso de conocimiento sería un proceso representacional en diferentes fases. Los objetos empíricos se refieren a objetos porque se refieren a las intuiciones empíricas.

Los conceptos empíricos son los elementos con los que se construyan los juicios sintéticos a priori.

La lógica de los conceptos puros del entendimiento, para saber cuáles son esas reglas, es lo que Kant denomina lógica trascendental. La lógica general nos dirá cómo se articulan los juicios sintéticos a priori atendiendo sólo a su estructura formal.

Las categorías, lo que hace es conformar esos juicios para que nos digan algo sobre el mundo. La lógica trascendental hace que las intuiciones empíricas no sólo sean formalmente correctas sino que además caigan dentro de una categoría concreta y no en otra para darnos información. Sería no sólo un error formal sino también afectaría a su contenido.

Todas las teorías del conocimiento son a la vez descriptivas y normativas, es decir, nos dicen por qué ésas son las categorías y no otras. Los conceptos puros son reglas que se aplican sobre las intuiciones puras. Por eso, el proceso de conocimiento es una síntesis que produce, a posteriori, en concepto.

El método es el analítico-sintético, análisis regresivo que reconstruye el proceso de conocimiento y sintético porque va de la diversidad sensorial a la unidad (conceptos empíricos); es una unificación. Lo universal y lo necesario tiene que ver con la forma, pero no meramente lógica pues está desconectado de la realidad, sino trascendental.

Para averiguar cuáles son KANT analiza las clases de juicios separando el elemento material del elemento formal para llegar a lo trascendental. La actividad de entendimiento es espontánea, es decir, subsume las intuiciones dentro de las categorías. Es una facultad activa mientras que la sensibilidad era una facultad pasiva. Un concepto puro es aquel que unifica. También los conceptos empíricos unifican, por ejemplo, el concepto de libro. Las categorías unificar en conceptos puros.

En la página 113, A-80 tenemos la tabla de las categorías.

Por esta unificación, el conocimiento es universal y necesario. De aquí viene a la verdad del conocimiento. La noción de verdad cambia pues ahora ya no es una correspondencia.

El conocimiento no depende sólo del entendimiento. Para que haya conocimiento hace falta que se den entendimiento más sensibilidad. El problema de la metafísica es que pretende ofrecer un conocimiento más allá de la información empírica pues la metafísica dogmática rompe con la sensibilidad intentando extender las categorías más allá de la sensibilidad. Por eso no es conocimiento, porque prescinde de la sensibilidad.

Podemos resumir el proceso del conocimiento de la siguiente manera :

Facultad : 1.- perceptiva : la sensibilidad ya hay una primera ordenación, no es totalmente pasiva como en HUME.

2.- espontánea : el entendimiento

Representaciones : 1.- de la sensibilidad : conceptos

2.- del entendimiento : conceptos empíricos.

No hay una intuición intelectual.

La sensibilidad intuye, el entendimiento piensa.

Para que el conocimiento tiene que haber objeto.

Hasta aquí explicado cómo tenemos el conocimiento.

Los conceptos puros del entendimiento tienen como función el objetivizar las intuiciones empíricas, aquello que eran intuiciones subjetivas, convirtiéndolas en objeto que es aquello que ya no depende del sujeto. Por eso es un proceso de objetivación.

De esta manera, KANT pretende garantizar la objetividad del conocimiento por oposición a lo subjetivo, a la mera creencia. Esa objetividad la garantizan las categorías. Pero presupone que las categorías son universales. Hoy se siguen buscando los universales de la especie. El trascendentalismo débil consistiría en un en una naturalización del trascendentalismo que intenta buscar dichos universales y estaría representado por HABERMAS y APEL.

Cualquier objeto del conocimiento es el resultado de una construcción trascendental con la que opera la sensibilidad y el entendimiento. El Erscheinung es subjetivo pero después se convierte en Faenomenon. El que los objetos sean construidos evita el escepticismo pues así podremos determinar la verdad universal del conocimiento introduciendo el idealismo trascendental. KANT es realista empírico porque todo parte de la sensibilidad pero es idealismo trascendental porque conocemos objetos conformados en nuestros esquemas de racionalidad.

Ver la obra Prolegómenos, MARIO CAINI, editorial Itsmo

Si algo se nos da a los sentidos es que hay algo fuera de nosotros, que hay un emisor. El problema está en explicar las del relación entre emisor y el receptor; ¿Están causadas las representaciones por los objetos?, ¿es una relación causal?.

A las reglas no les corresponde ningún noúmeno, sólo tienen realidad trascendental, son condiciones de posibilidad del conocimiento. Llegamos a ellas, las descubrimos, por medio de análisis trascendental.
15-3-02

CONCEPTO DE VERDAD .-

El Kant tiene que modificarse debido precisamente al concepto que tiene de objeto.

El noúmeno es incognoscible (lo se puede conocer al margen de los nuestros esquemas racionales).

Conocemos el mundo conformándolo, conocemos fenómenos. La relación de da entre fenómenos y nuestro conocimiento pero de forma que conociendo los fenómenos conocemos el mundo. Para justificar que nuestro conocimiento lo es del mundo se encuentra en la deducción trascendental de las categorías (yo trascendental, críticas deconstructiva, justificación de que nuestro conocimiento es la única manera de conocer el mundo).

Noción de verdad .- La verdad es una especie de propiedad lógica del conocimiento, no es de la realidad, pues ella no es ni verdadera ni falsa. El conocimiento puede ser perfecto desde cuatro puntos de vista diferentes (nos sirve también como criterio demarcación) :

1.- según la cantidad : según la cantidad es asunción de la extensión del conocimiento. Hace referencia al número de objetos al que se refiere un el grado de profundidad en qué los conoce. En el siglo XX se dirá que una teoría es más potente si explica más y mejor, en sentido de cantidad.

2.- según la claridad : el conocimiento es mayor cuanto mayor sea su claridad. Este es otro valor epistémico. También en el siglo XX será un valor epistémico, a la hora de elegir entre una teoría u otra, es decir, atendiendo a su claridad. La claridad de los conceptos (en sentido conceptual y de exposición)

3.- según la relación : la relación entre conocimiento y objeto si es perfecta dicha relación entonces se adecua, entonces hablamos de conocimiento verdadero. La verdad pues es una perfección lógica del conocimiento según la noción lógica de relación. Esta perfección es la más valiosa pues si no se da el resto de las cualidades son irrelevantes.

4.- según la modalidad : la adquiere en virtud de su certeza. El grado de certeza es inversamente proporcional a la probabilidad. Los conocimientos probables siempre son degradados porque su verdad no es absoluta (modalidad).

PALACIOS. Idealismo trascendental: teoría de la verdad. Gredos.

Por tanto, la verdad es una propiedad lógica del conocimiento y nos ofrece tres tipos de verdad vinculandola a tres tipos de facultades :

1.- La facultad del conocer (verdad lógica)

2.- La facultad de desear (verdad práctica)

3.- La facultad del placer y displacer (verdad estética).

Son las tres facultades superiores de los seres humanos y en cada una de ellas opera un ámbito del conocimiento que serán el ámbito del conocimiento, el ámbito la ética, y el ámbito de la estética.

A cada facultad le corresponde un tipo de verdad con adjetivos. A la tercera le corresponde una verdad estética; a la segunda le corresponde una verdad práctica y a la primera una verdad lógica.

No existe pues en Kant un modelo uniforme de verdad lo cual es novedoso. A partir de Kant ya no habrá una única noción de verdad existiendo una escisión entre en razón teórica y razón práctica. Será un concepto absoluto de verdad pero no uniforme.

Aquí lo absoluto se hace más plural. El concepto de verdad lógica se encuentra al principio de la introducción de la lógica trascendental. A50-B74 pag. 92 y 97.

La verdad, en cuanto a su definición nominal, es la conformidad del conocimiento con su objeto. El criterio para saber cuándo se produce dicha conformidad es lo que plantea problemas.

El adjetivo lógico no debe confundirnos pues no es la verdad de la lógica en general sino la verdad del conocimiento, de la lógica trascendental. No se reduce al cumplimiento de los principios de la lógica general sino a algo más, refiriéndose al conocimiento. Equivale a verdad epistemológica, un conocimiento universal, empírico y necesario vertido en los juicios sintéticos a priori.

Por tanto, al hablar de verdad lógica podríamos hablar de verdad epistemológica distinguiendo entre verdad epistemológica formal y material.

La verdad formal es la verdad lógica en sentido estricto, la adecuación del conocimiento con las leyes de la lógica. Por ejemplo, el conocimiento que incumple el principio de identidad sería un conocimiento falso propio de los juicios analíticos a priori.

La verdad material que su vez se subdivide en verdad empírica y verdad trascendental. La verdad empírica es la que hace referencia a los juicios sintéticos a posteriori (no conllevan universalidad) y la verdad trascendental que es el concepto de verdad en Kant.

La verdad empírica exige a la conformidad del conocimiento con el objeto empírico. Pero esto lleva al problema de justificar la correspondencia. En HUME, esto es imposible. KANT la descarta pero no por la historia de la filosofía; será el concepto de verdad defendido en el círculo de Viena (que será la última teoría fundamentalista).

Estos problemas de la verdad empírica que nos lleva a buscar un criterio de verdad especular, como reflejo exacto del mundo. En KANT no es una verdad especular aunque sea representacionista pues construye el mundo.

El primer tipo de problema son las paradojas de la autoreferencialidad de los enunciados. Con la definición clásica de verdad (adecuación entre intelecto y cosa) nos encontramos con que esta definición puede ser verdadera o falsa por lo que para saberlo necesitamos a su vez otro criterio de verdad y así hasta el infinito. Esto es lo que deshizo TARSKI con su teoría de la verdad en el sentido de la verdad empírica. TARSKI distingue distintos niveles del lenguaje. Una noción se clarifica desde otro nivel de lenguaje, con un lenguaje de segundo orden aclaramos el de primero orden pero el problema es que no salimos del lenguaje, de relaciones entre lenguajes.

El segundo tipo de problemas es el cómo podemos comprobar si existe adecuación entre el conocimiento y la cosa. Para ello tendríamos que comprobar cómo es la cosa pero para ello tenemos que conocerla lo cual nos vuelve a llevar a un círculo vicioso. Esto es un problema abierto con una dimensión metafísica de este concepto de verdad.

Actualmente, las teorías de la verdad están ligadas a la filosofía del lenguaje con los problemas de la referencia o bien se ha prescindido de dichas referencias.

Para KANT, el concepto de verdad formal (empírica) no es suficiente luego tiene que ser otro tipo de verdad, la trascendental. Esta verdad consiste en la adecuación entre el objeto y las condiciones a priori de nuestro conocimiento.

Para que el conocimiento sea verdadero debe cumplir los siguientes requisitos:

1.- Las reglas de la lógica

2.- Los a priori de nuestro conocimiento.

KANT hace depender la verdad de las estructuras lógicas y a priori. La verdad lógica reporta un ámbito amplio de posibilidad, de lo que podemos conocer adecuadamente. Podemos conocer todo lo que es posible desde el punto de vista lógico que determina los mundos lógicamente posibles. Nadie puede rebasar ese ámbito de posibilidad. Los principios de la lógica afectan a todas las racionalidades tanto humanas como no humanas. No hay ningún mundo lógicamente posible en el que uno objeto no sea idéntico a sí mismo. Kant en este sentido sigue a LEIBNIZ.

La verdad trascendental marca el ámbito de seres que fueran como los humanos. Es imposible para nosotros que dos objetos ocupen un espacio al mismo tiempo. No se puede conocer el suceso antes que su causa o que algo exista fuera del tiempo.

La verdad trascendental se refiere al conocimiento posible en el ámbito trascendental.

La analítica trascendental es una lógica de la verdad.
LA RAZÓN .-

KANT utilizar la palabra razón en un sentido amplísimo. Pero después de analizar su obra se especifica que las facultades del conocimiento superior están formadas por tres facultades: la sensibilidad, el entendimiento y la razón.

Ahora hablaremos de la razón no como facultad general sino como facultad distinta del entendimiento.

De este modo, la razón es la facultad de los principios. La razón no va a pensar, es el entendimiento, entendido como actividad, el que subsume los datos de la sensibilidad dentro de las categorías (es una forma de unificar). La razón va a tener otra función. Al hablar de ilusiones KANT entenderá los absurdos o errores en que incurre en la razón.

La tarea de la razón consiste en intentar unificar los conocimientos que proceden del entendimiento. Todo conocimiento es síntesis para llegar a unidades de conocimiento pues tenemos la tendencia a conocer de una forma unificada.

La razón hace abstracción de todo contenido pero en otro aspecto.

La razón origina conceptos y principios que no proceden ni de la sensibilidad ni del entendimiento. Su función consiste en intentar unificar; son intentos de universalidad.

La razón unifica ordenando los juicios sintéticos a priori del entendimiento en modos silogísticos. Los anteriores son los principios a partir de los cuales se construyen las ciencias. No toda la filosofía está formada por estos juicios sino sólo los principios de dicha ciencia físico-natural.

La razón coge esos juicios y los relaciona buscando unificarlos mediante los modos silogísticos sometiendo dichos juicios en silogismos.

Se trata de encadenar los juicios sintéticos a priori intentando proporcionarnos un conocimiento más allá de las ciencias particulares, intentando integrarlos en una totalidad.

Los encadena de forma condicionada, buscando lo incondicionado de cada cadena. Busca completar la serie de lo condicionado hasta llegar a los incondicionado que sería la explicación de todo.

"Las ideas trascendentales", B379.

21-3-2

¿Qué es la razón y para qué sirve?. Si los juicios sintéticos a priori ya los forma la sensibilidad y el entendimiento la razón es la facultad que sigue la línea de las otras facultades, la síntesis.

La sensibilidad unifica los datos los sentidos proporcionando intuiciones empíricas.

El entendimiento los subsume en las categorías formando los juicios sintéticos a priori (principios de las ciencias).

La razón opera sobre los juicios sintéticos a priori unificandolos empleando para ellos los silogismos. Se trata de enlazar dichos juicios sintéticos a priori con las formas de los silogismos, los disyuntivos, los categóricos y los hipotéticos.

La razón busca lo incondicionado de una serie de condiciones. En la conclusión busca unificar las dos premisas. Las series de condiciones son tres tipos de series: la categórica, la hipotética y la disyuntiva.

Los prosilogismos son series encadenadas de silogismos en las que se va buscando la condición de todas las series.

Esta búsqueda está guiada por ideas, que son conceptos de la razón pura. No es lo mismo el entendimiento que el concepto del entendimiento.

A311 –> concepto de razón

Riesgos de los conceptos de la razón pura .-

Los conceptos de la razón unifican toda nuestra experiencia pero sin ser nunca objeto de experiencia.

A cada prosilogismo le corresponde alma, mundo y dios, que son conceptos a los que referimos nuestra experiencia aunque nunca pueden ser conocidos por que no son objeto de nuestra experiencia. Aquí se ve que no es posible la metafísica pues no podemos conocerlos, ni el alma ni el mundo ni Dios.

Los conceptos de la razón se pueden usar :

1.- uso correcto :

2.- uso sofisticado, consistente en empeñarse en conocer los referentes de las ideas de la razón, del alma, del mundo, de Dios.

Los elementos de la razón son las ideas que son las tres antes mencionados.

Lo incondicionado de la síntesis categórica produce la idea del sujeto, de alma, en el sentido cartesiano de conciencia.

La cadena incondicional de la síntesis hipotética de los miembros de una serie que sería el mundo nos produce la idea del mundo, idea cosmológica.

La serie incondicional la síntesis disyuntiva sería la idea de Dios que sintetizaría todas las anteriores. Se busca la unidad de todas las unidades. Se busca unificar todas las series.

Aquí falta otra idea de la razón que es la idea de fin, la teleológica, que aparece en sus escritos de vejez para explicar cómo la historia progresa hacia mejor a pesar de las guerras, etcétera.

Las ideas no proceden ni del entendimiento ni de la sensibilidad sino de la razón y son nociones generales, trascendentales. Una idea es aquello que carece de objeto venido de los sentidos. Para los empiristas, una idea es una copia de la experiencia; para KANT es lo opuesto.

Las ideas no son invenciones sino que están dadas por la naturaleza de la razón aplicándose por naturaleza a lo que ha generado el entendimiento.

Son trascendentales (porque actúan como condiciones de posibilidad para el entendimiento -proceso de unificación-) y son trascendentes desde el punto de vista de la reflexión filosófica ya que están más allá de lo que podemos conocer.

El referente de las intuiciones empíricas es lo que denomina Erscheinung.

El referente de los conceptos empíricos es lo que denomina Faenomeno.

Podemos hablar de las formas a priori y de las categorías haciendo filosofía trascendental. Su tipo de realidad es trascendental aunque no como noúmeno.

En el caso de las ideas también son trascendentales pero no los podemos conocer pues son trascendentes a diferencia de las anteriores. No podemos conocer el objeto al que se refiere la idea de alma, de mundo o de Dios. La razón NO proporciona conocimiento sino que se limita a abrir un campo de posibilidades al entendimiento, de apertura de su campo de acción.

La tarea de la razón es marcar el campo de posibilidades del entendimiento siendo éste uno de los usos de las ideas. También pueden permitir el paso del uso teórico de la razón al uso práctico de la razón. Esta conexión entre los ámbitos, el de la necesidad con el uso practico (la razón tiene varios usos).

La razón no nos amplía el conocimiento por lo que las ideas no son elementos constitutivos de ningún tipo de conocimiento. Su función no es construir el objeto del conocimiento; dicha función la tenían las formas a priori como categorías que construyen el objeto del conocimiento (constructivismo). Las ideas tienen una función regulativa frente a la función constructiva.

Por ello, la razón no da lugar a juicios sintéticos a priori y por eso la metafísica no es una ciencia. Lo único que podemos ofrecer son máximas heurísticas como función interpretativa, que lo que hace es conferirle una determinada perfección a nuestra experiencia posible. Nuestro crecimiento se desarrolla como si existiera una perfección. El ejemplo, ¿existe el mundo?, no lo podemos saber pero podemos encadenar nuestro conocimiento "como si” fuera unitario y existiese. Este es el ideal regulativo. Para guiar el conocimiento de forma unificada tenemos a la razón. El problema de la razón es su uso sofístico pues por su propia naturaleza es conducida a errores, a hacer metafísica. En la naturaleza de la razón está la tendencia a conocer los referentes de esas ideas.

La razón, por su naturaleza, se ve inducida a una ilusión trascendental siendo llevada a construir un silogismo necesario de algo que carece de premisas empíricas. Tales silogismos son sofismas de la razón misma, no de los hombres y nadie puede librarse de ellos.

Existen tres tipos de sofismas dialécticos de la razón vinculados con los tres usos dialécticos de la razón :

1.- El que tiene que ver con asistencia y la caracterización del yo, del sujeto, tipo de identidad, etc. pero con identidad absoluta. Son los paralogismos.

2.- Las antinomias de la razón pura que son las que tienen que ver con la existencia del mundo. Por ejemplo cuando pensamos que el mundo está completamente determinado o cuando creemos que el mundo no está completamente determinado. Una de ellas es verdadera a condición de que la otra sea falsa.

3.- El tercer grupo de el uso dialéctico de la reforma consiste en inferir la existencia de un ser absoluto. Es el tercer tipo de sofisma de la razón pura vinculado con la idea de Dios. Nos lleva a defender la existencia de Dios como causa de todos los seres causados, de ser incausado.

La razón no es en principio un error sino que sólo un determinado uso de ella, cuando se intenta hacer un uso constitutivo de las ideas.

Cuando no se emplea con esa función son necesarios. Ver el apéndice en la página 530 titulado uso regulativo de las ideas.

Lo que está vedado no es la idea sino su uso trascendente. Debe hacerse un uso inmanente. Por eso las ideas no son nunca constitutivas sino meramente reguladoras.

Son pues necesarias pues no podemos prescindir de ellos, pero debemos atenernos a su uso inmanente ya que así nos servirán para ampliar el conocimiento dándole un horizonte asintótico. Tendemos a unificar todo lo que tiene que ver con el sujeto, con el mundo, con Dios "como si " hubiera alma, hubiera mundo, hubiera Dios.
EL SUJETO DEL CONOCIMIENTO .-

El problema del que partió KANT era el escepticismo, es decir, dar cuenta del conocimiento. HUME había disuelto el objeto del conocimiento al considerarlo una rapsodia de percepciones que remite a otra rapsodia de percepciones que es el sujeto. Por eso no teníamos ni objeto ni sujeto de conocimiento.

Ahora hemos recuperado la noción de sujeto, de causalidad, de sustancia (categorías que pone el sujeto para unificar) pero quién es el sujeto del conocimiento?.

El sujeto no podrá ser ese yo del que podemos predicar su identidad pues es un paralogismo, tampoco es el sujeto empírico pues no es ni universal ni necesario. Tiene que ser caracterizado de otra manera.

4-4-2.

El conocimiento consiste en captar la realidad con fundamento. KANT representa la tercera vía entre la filosofía dogmática y el escepticismo. Los mayores problemas de la filosofía de Kant se refieren al sujeto del conocimiento.

El conocimiento es la creación de unidad a partir de la diversidad pero ¿a quién se atribuye la capacidad de unificar imprimiendo la universalidad y necesidad estricta?.

Estas facultades unificadoras son la sensibilidad y el entendimiento y lo hacen al aplicar unos esquemas que denominamos formas y categorías. San facultades epistémicas.

Las facultades psicológicas como la imaginación no las trató KANT en la edición B.

El sujeto lo trata en el apartado de la deducción trascendental vinculado a la pregunta de por qué el ser humano utiliza categorías. Se va del facto a la norma, a la prescripción, al por qué tienen que utilizarse.

Toda la epistemología tiene un nivel normativo consistente en fijar las normas que hay que seguir para obtener un conocimiento riguroso. El otro nivel es el descriptivo que hace referencia a cómo se produce el conocimiento.

Ahora KANT intentará justificar el uso de las categorías llegando al sujeto.

Con HUME se había perdido todo, el objeto, el sujeto, la causalidad. Por el lado de la metafísica estaba el sujeto como conciencia en DESCARTES, un sujeto irreal.

KANT intentará recuperarlo presentandolo como condición de posibilidad de conocimiento sin el cual no podría haber dicho conocimiento.

Todo lo que expone en la Crítica de la razón pura son elementos necesarios que permiten la existencia del conocimiento y se intenta justificar, que ese debe ser, el proceso del conocimiento.

El sujeto va a ser presentado por KANT como un elemento unificador defendiendo la tesis de la necesaria unidad de la conciencia. El sujeto entendido como conciencia pero sin contenidos, a diferencia de los racionalistas que es un sujeto cargado de ideas.

Es necesario para que haya conocimiento, para que exista la unidad de conciencia que acompañe a todas las representaciones. Esa unidad sólo se obtiene si aparecen con referencia a un sujeto. El conocimiento son representaciones constructivistas del mundo, de una parte del mundo. La razón son reglas meramente regulativas. Pero todas las representaciones nos aparecen ligadas entre sí, como por ejemplo la matemática con la física con la astronomía, etc.. Todo esa unidad sólo se puede dar si hay una unidad de conciencia, un "yo pienso" que acompañe a todas las representaciones para explicar que todo está en unidad.

Esta unidad de conciencia unifica el conocimiento ya obtenido anteriormente remitiéndolo al sujeto.

Fuentes de la identidad del yo.

Nuestra representaciones, si no existiese un yo, serían como las cuentas de un collar sin ensartar. El yo es lo que las inserta. Esta conciencia la denominada "unidad de la apercepción”, "sujeto trascendental". LEIBNIZ distinguirá entre percepción y apercepción siendo esta última la autoconciencia de conocimiento, la reflexibilidad de la conciencia. La apercepción trascendental es únicamente la capacidad de síntesis, a la que se remiten los procesos del conocimiento, la sede del aparato a priori del entendimiento y de la razón.

Pero también es la sede de la memoria, de la imaginación sintetizando todo, las facultades epistémicas y las facultades psicológicas.

El yo trascendental no es el yo empírico pues este último tiene el problema de que es mudable, es diverso sin poder cumplir dos requisitos :

1.-unificar las representaciones.

2.- el autoconocerse como sujeto; sólo el yo trascendental es el que puede conocer su propia identidad.

La identidad del yo en DESCARTES se basa en las ideas mientras que en KANT en el yo trascendental. El yo empírico es una conciencia cambiante, es fenómeno, objeto del conocimiento que presupone el yo trascendental. El ser humano empírico es un fenómeno más y para ser conocido presupone todas las condiciones de posibilidad de todo conocimiento terminando en el yo trascendental.

El yo trascendental es conciencia pura, inmutable, el "yo pienso". No puede ser la conciencia empírica porque introduce diversidad. Si queremos conocerlo como cosa en sí caeríamos en parologismos (uso dialéctico de la razón).

El yo empírico no es la apercepción trascendental, condición última de todo conocimiento incluido el conocimiento del yo empírico. El problema es la relación entre ambos yos.

KANT dirá que no es un yo idealista sino una condición de posibilidad para que exista el conocimiento.

Los kantianos posteriores eliminan este yo trascendental buscando un distanciamiento dentro del propio yo empírico evitando las fuentes del yo. Este distanciamiento se conseguirá mediante el lenguaje, mediante un lenguaje riguroso.

Tema IV.

La cuestión del fundamento en las epistemologías analíticas del siglo XX : el neopositivismo.

Salvo excepciones, en el siglo XIX predomina el pensamiento romántico como reaación frente a la Ilustración. Fichte negará todo Kant cargándose la distinción entre fenómeno noúmeno así como la distinción entre sujeto y objeto. Así comienza el idealismo alemán y la estética.

En el siglo XX se intentará fundamentar el conocimiento. Será el Círculo de Viena el que tendrá elementos del empirismo y elementos de Kant intentando por última vez dar cuenta desde la filosofía de un conocimiento entendido como un universal, necesario y absoluto por medio de la vía de la filosofía del lenguaje.

Después vendrá la quiebra del fundamentalismo por Popper (falibilismo) y Quine (otro tipo de falibilismo). Quine estudió en Viena con Carnap con críticas pragmatistas. A partir del siglo XX todo es falibilismo o escepticismo.
Neokatismo clásico.- Por aquí pasa la recuperación del pensamiento de Kant. La expresión Teoría del conocimiento viene del neokantismo que aparece después del idealismo alemán como una reacción frente a dicho idealismo. El idealismo alemán había intentado armonizar la filosofía y las ciencias de la misma manera que lo intentó Kant. A partir de Galileo y Newton la filosofía quedaba disminuida por lo que se planteaba la pregunta de para qué servía filosofía.

Según Hume no sirve para fundamentar el conocimiento.

Según Kant sí que sirve para fundamentar el conocimiento, para armonizar ciencia y filosofía.

Las fuentes del conocimiento no serán ni la filosofía ni la teología sino que se tratará de la matemática y la física.

Kant la había considerado como un conocimiento de segundo orden, reflexión sobre los conocimientos que conocen el mundo. Los idealistas intentaron dar a la filosofía otra dimensión cognitiva, la captación de otro tipo de realidades. Pero el mundo va por otro camino con la eclosión de todas las ciencias; la filosofía pierde presencia.

A mediados del siglo XIX se impuso el regreso a Kant pero de distintas maneras con el afán de intentar armonizar ciencia y filosofía al que denominarán Teoría del conocimiento. Su finalidad no será proporcionar conocimiento del mundo sino un conocimiento de segundo grado.

Hay dos escuelas neokantianas :

a).- la de Madburgo

b).- la de Baden, al sudoeste de Alemania

La idea fundamental es que la filosofía no puede ofrecer conocimientos sobre el mundo pues eso corresponde a las ciencias. Sólo puede ofrecer los fundamentos metódicos a todos los conocimientos científicos. Será importante el método de conocer.

La filosofía comienza a partir del factum del conocimiento que va ligado al desarrollo de las ciencias y depende de ellos. Por eso se preguntan cómo es posible la matemática, la física, la biología, etcétera.

La escuela Madburgo investiga las condiciones de posibilidad de las ciencias exactas que están en las bases de las ciencias naturales. Las ciencias naturales, remiten a la matemática y la filosofía analiza los fundamentos lógicos y formales de las matemáticas. Las matemáticas son el sustento el sentido fundamentalista, lo que proporciona la universalidad y necesariedad. Se pasa de los aprioris al lenguaje.

En esta escuela de Madburgo se estudiará la explicación que será el alma lógica del método de conocimiento.

Sus principales representantes serán COHEN y NATORP. Estos autores intentaron mostrar que el objeto del conocimiento es lo dado que sólo se conoce si se “construye”. Lo que lo construye es el método. Este método estará estipulado por la comunidad científica. Lo dado es el campo infinito de la ciencia cognoscible a lo largo de la investigación. Conocemos el mundo apresándolo por medio de los métodos.

En la escuela de Baden destacan RICKERT y WINDELBAND. Ellos intentan hallar las condiciones de posibilidad de otras ciencias, las ciencias del espíritu. A partir de aquí surgió la polémica de si las ciencias sociales son conocimiento estricto y si deben seguir los mismos métodos siendo ésta una disputa que sigue en la actualidad desarrollándose dos epistemologías en el siglo XX :

1.- La que reflexiona sobre cómo es posible el conocimiento en el ámbito de las ciencias de la naturaleza.

2.- La que reflexiona sobre cómo es posible el conocimiento en el ámbito de las ciencias sociales.

Esta escuela intentó hallar las estructuras metodológicas de estas ciencias sociales, señalando que la característica esencial a la comprensión (polémica explicación-comprensión). El método de estos saberes no son universales sino particulares. Las ciencias naturales son nomológicas pero la comprensión intenta conocer los acontecimientos en su individualidad. Su modelo será la historia. DILTHEY tendrá estas influencias así como GADAMER, HABERMAS, HEIDEGGER, APPEL, etc.. Estos saberes son ideográficos, es decir, singulares.

Otros aprovechamientos de Kant será la naturalización de la epistemología cuyo principal representante es LORENZ remitiendo los elementos a priori no un yo trascendental, sino a la biología, a elementos biológicos. Es el primero que combina la tradición de Kant con la biología que también lo harán los pragmatistas y Popper corrientes que se conocerán como teoreticismo o psicologías evolucionistas.
(5/04/02)

CÍRCULO DE VIENA

La teoría del conocimiento del siglo XX es muy variada. Hasta los años 80, la filosofía estaba muy marcada por la epistemología, a partir de los 80 esta prioridad fue criticada, y dio paso a una prioridad de la ontología. Ahora con el agotamiento del pensamiento postmoderno, se pretende no destruir la epistemología.

Las tres corrientes del siglo XX (hasta los 80) son las siguientes :

1.- Corriente analítica

2.- Corriente marxista

3.- Corriente hermenéutica

Desde los años 50 hacia atrás tienen más importancia las corrientes marxista y analítica. A partir de los años 40, pasará a tener más importancia la hermenéutica: Heidegger y el existencialismo.

Nosotros nos situaremos en la corriente analítica ya que se centra en la perspectiva teórica de la teoría del conocimiento.

El Círculo de Viena, o Neopositivismo lógico o Empirismo lógico está dentro de la corriente analítica.

Estos pensadores retoman la perspectiva kantiana de que la filosofía no es un saber del mismo tipo que la ciencia. El problema del que parten es cómo armonizar la filosofía y la ciencia.

Por tanto, investigarán cuáles son las condiciones de posibilidad de las proposiciones de la ciencia y de las proposiciones morales. Pero la tarea de la filosofía será la reflexión sobre las condiciones de posibilidad lógico-lingüísticas de los lenguajes materiales; el modo formal de hablar, que será una reflexión de segundo orden sobre los lenguajes de primer orden. De su mano se introduce el giro lingüístico de la filosofía, la filosofía no es un lenguaje material, sino formal.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14

similar:

Bibliografía a. Introductoria icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

Bibliografía a. Introductoria icon7. Bibliografía Bibliografía citada

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía 2

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía. 72

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía XL




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com