Bibliografía a. Introductoria




descargar 0.69 Mb.
títuloBibliografía a. Introductoria
página3/14
fecha de publicación29.10.2015
tamaño0.69 Mb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Documentos > Bibliografía
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14
Tema III

Introducción .-

Aquí vamos a analizar el cambio que se produce en el Renacimiento. Ahora ya no interesa qué es el mundo, sino el ars investigandi, el método o camino para conocer.

Lo característico de este giro es que le acompaña un enfoque cuantitivista y reduccionista tomando como referencia la geometría. Esta atención y uso de los métodos geométricos supone que esas sustancias (realidad en términos de sustancia, esencias por debajo de la apariencia) era la verdadera realidad. Con los métodos geométricos, con el interés por lo cuantitativo, las esencias o substratos serán interpretados en términos de magnitudes que se pueden conocer por medio de los métodos geométricos.

Otro rasgo de este cambio es la sustitución del modelo de la realidad. Antes era un modelo organista, por ejemplo en Platón en la República (la relación que existen entre los tres estamentos de la sociedad, son orgánicos, no de jerarquía, pues todos necesarios). Aristóteles, también el mismo modelo de la biología.

En el Renacimiento el modelo empieza a ser el de la máquina pues cada vez se comparan más las cosas con dichos artefactos, especialmente con los autómatas (relojes automáticos) pero todavía muy mezclado con el con organicismo. Todo esto hará que la naturaleza y la sociedad se conciban como un mecanismo.

También se produce un cambio en el modelo de conocimiento :

1.- Anteriormente, dicho modelos consistía en la captación de las formas o sustancias, consistía en captar la verdadera realidad.

2.- Ahora se introduce un modelo en el que el conocimiento ya no consistirá en captar unas formas previamente dadas, sino una re-producción, producción segunda de formas (la primera es la de Dios) y sólo así se puede conocer lo que puede ser re-creado, re-hecho. Algo puede ser producido por el ser humano, hacerlo cognoscitivo si puedo someter la información sobre la realidad a unas exigencias de racionalidad cuantitativas. Reducirlo al esquema matemático y cuando se pueda poner en relación dichas magnitudes.

Otro rasgo esencial es la primacía de la causalidad eficiente. Lo que prima es la causalidad eficiente frente a la causalidad final. Esta causalidad es entendida en Hobbes como la causalidad genética, como lo que es capaz de re-producir.

El conocimiento es la re-producción metódica del objeto de conocimiento. Sólo se puede reconstruir siguiendo un método y sólo cuando ese método es correcto se puede conocer. La verdad se entiende como algo absoluto y se exige la justificación de dicha verdad.

La noción de conocimiento en la modernidad consistirá en una representación o reconstrucción de la estructura racional del proceso mecánico de la realidad mediante una formulación exacta, more-geométrico. Lo que se representa es la estructura racional por lo que se presupone es que dicha estructura de la realidad coincide con la racionalidad humana. Porque es racional podemos conocerlo. Galileo había que Dios ha escrito el mundo con caracteres matemáticos. El mundo responde a dicha estructura matemática.

En Galileo existe una matematización completa del objeto de estudio. Sólo cuenta como objeto de conocimiento lo que se pliega a este esquema de racionalización. Por eso, el mundo, como objeto reconocimiento, se divide en dos :

1.- lo contingente y

2.- lo no contingente.

Sólo interesan los primeros accidentes, las cualidades primarias que pueden cuantificarse, reducirse a la matemática, a la realidad humana. Los no cuantificable es contingente, cualidades secundarias.

El mundo va a ser reducido a una serie de componentes reducibles a su vez a la matemática por la causalidad eficiente, lo cual se aplica incluso a Dios. Dios habría entregado un texto con toda la verdad, la teología era la ciencia suprema y todo debe plegarse a ella.

Sujeto de conocimiento . Pero ahora el conocimiento es sólo humano, la verdad se alcanza a través de los esquemas de racionalidad humana, la verdad es algo totalmente humano. Ello chocaba con la iglesia (problemas de Galileo, Giordano y Descartes) . Era una concepción del conocimiento al margen de la iglesia.

La figura de Dios sigue apareciendo, pero tampoco va ser el dios de los teólogos, será un elemento más del conocimiento. Es un dios epistémico, el relojero de Descartes, es la causa eficiente máxima principal. También es el sujeto máximo de conocimiento pues es el que más conoce su obra al ser el máximo hacedor. Y lo conoce todo extensiva e intensamente :

1.- Intensamente conoce cada aspecto del mundo de forma exhaustiva; estamos en el eje sincrónico.

2.- Extensivamente, estamos en el eje diacrónico; Dios lo conoce todo de forma completa.

Esta será la gran diferencia entre el sujeto del conocimiento humano y divino pues el ser humano sólo puede conocer todo en el eje sincrónico, intensivamente. Aquí puede ser como Dios pero nunca extensivamente. Kant se plantea que como especie también podrá llegar a conocerlo todo completamente pero las especies tampoco son eternas.

El sujeto de conocimiento es falible. En los años ochenta se ha dicho que la modernidad se creía Dios pero no es cierto, pues el hombre se le reconoce su finitud por lo que precisa del método para depurar el error.

Este sujeto del conocimiento de la modernidad ya no va ser un receptor (modelo medieval consistente en la aprehensión del mundo eidético). Ahora el sujeto es activo porque tiene que rehacer, recrear lo conoce. El ejemplo mejor es Kant que representa un modelo constructivista. Sólo hay objeto de conocimiento cuando se reconstruye con los a prioris y con lo procedente del noúmeno.

Galileo quiere defender Venecia y construir cañones pero no hace reflexiones filosóficas.

Descartes es el que las hará para ver qué se hace cuando reflexionamos. El Discurso del Método es una introducción a la Dióptrica.

La filosofía es ahora un conocimiento de segundo grado, conocer cómo conocemos el mundo. Su objeto no es el mundo sino que es un conocimiento sobre los saberes que conocen el mundo. Sería un meta-lenguaje, sobre un lenguaje objeto.

Operatividad del conocimiento .- Este es otro rasgo general de este modelo de conocimiento. Galileo busca una técnica. El conocimiento ha de ser operativo. No debe ser sólo verdadero sino que además debe ser útil en el sentido de utilidad. Debe ser capaz de interferir en los procesos del mundo. Bacon dirá que conocer para poder. Será un saber útil al servicio de la especie humana porque el sujeto de conocimiento es el ser humano, el cual está inscrito en el mundo, que busca la felicidad en este mundo; es un sujeto intra mundano. Se hace preciso acabar con la guerra, con el sufrimiento. El conocimiento del mundo debe estar volcado para liberar al hombre y satisfacer las necesidades humanas.

Marx también piensa si y por eso es un autor moderno. Hobbes habla de conocimiento útil para la vida en su obra Leviatán. La sociedad y su organización tiene que ser tan útiles como la geometría. Es una dimensión operativa, es una condición esencial para que el conocimiento lo sea. No basta con que el conocimiento sea verdadero sino que además debe ser útil.

También Maquiavelo, en El Príncipe, señala este aspecto de utilidad para triunfar sobre la Fortuna.

El conocimiento racional nos permite controlar el objeto del conocimiento.

Hasta aquí los rasgos generales del modelo general producido con el cambio en el Renacimiento. Ahora pasaremos a estudiar Descartes.

Tema III . 1

Bibliografía. Tema 3.1.

Oeuvre de Descartes, de. de Ch. Adarns y P. Tannery. Paris, Vrin, 1966, 11 vols. Oeuvres philosophiques, de. de F. Alquié, Paris, Gamier, 1963, 1967 y 1973, 3 vols.

DESCARTES, R., Reglas para la dirección del espíritu, Madrid, Alianza de., 1989.

DESCARTES, R., Discurso del método, Madrid, Alfaguara, 1981. Hay también edición en Alianza.

DESCARTES, R., Meditaciones metafísicas con objeciones y respuestas, Madrid, Alfaguara, 1977. (Es preciso leer las seis Meditaciones).

ALQUIE, F., Le decoúverte métaphisique de I'homme chez Descartes, Paris, PUF, 1966.

BECK, L.J., The Metaphysics of Descartes. A Study of Meditations, Oxford, Clarendon Press, 1965. (Lo mejor; exhaustivo).

GARIN, E., Descartes, Barcelona, Crítica, 1989. (Introductorio)

GUEROULT, M., Descartes selon l’ordre des raisons, Paris, Aubier Montaigne, 1969, 2 vols.

GOMEZ PIN, V., Descartes, Barcelona, Barcanova, 1984. (Introductorio)

HAMELIN, O., El sistema de Descartes, Buenos Aires, Losada, 1949. (Medios)

RODIS LEWlS, G., Descartes y el racionalismo, Barcelona, Oikos Tau, 1971. (Medios)

TURRO, S., Descartes. Del hermetismo a la nueva ciencia, Barcelona, Anthropos, 1985. (Medio; la primera parte tiene un estudio sobre el contexto cultural)

WILLIAMS, B., Descartes. El proyecto de la investigación pura, Madrid, Cátedra, 1996. (Es sugerente porque ofrece otra visión)

PUTNAM, H., Razón, verdad e historia, Madrid, Tecnos, 1981. Es preciso leer "1. Cerebros en una cubeta".
DESCARTES .- Realismo onto-epistémico.

La postura contraria será la mantenida por los empiristas británicos.

Descartes es el primero que sistematiza y organiza una concepción del conocimiento que presidirá el pensamiento moderno y contemporáneo.

Su obsesión es por el método y sus reglas; ese será su interés prioritario. El método será entendido como algo necesario para obtener un conocimiento cierto y seguro (conocimiento en sentido estricto). Es una versión del conocimiento como verdad justificada. Dicho interés radica en que, el seguimiento del método, es el único camino que nos garantiza para alcanzar un conocimiento del mundo (realismo metafísico) pues considera que el mundo existe con independencia del sujeto, exista éste o no. Este interés por el método aparece en toda la obra de Descartes.

Reglas para la dirección del espíritu .-

Esta es una obra de juventud siendo un texto menos acabado pero más accesible.

En esta obra aparece en primer término la necesidad de ahormar la mente o el espíritu (entendido no de forma religiosa sino como sujeto que conoce, lo que conoce, la mente, la razón) a unas reglas metodológicas. Únicamente entonces el conocimiento va a ser cierto y seguro.

¿Cómo podemos fundamentar el conocimiento?, ¿qué instancias nos garantizan la certeza de dicho conocimiento?. Ahora ya no será Dios sino el método. Si lo seguimos podremos estar tranquilos respecto a la certeza de nuestro propio conocimiento. Dicha certeza no dependerá de ninguna instancia externa, sino de criterios internos. Es un criterio epistémico.

Descartes señala en su primera regla que el fin de estudios consistirá en dirigir el espíritu para emitir juicios sólidos y verdaderos del mundo, de lo que se presenta. Es pues realista respecto al mundo y realista respecto a la epistemología. Existe un mundo y un conocimiento absoluto precisamente porque tenemos el método.

29-11-01.

Primera Regla :

Esta primera regla es una declaración de principios de tipo normativo. La teoría del conocimiento tiene una doble dimensión :

1.- normativa, es decir, de escribir como debe producirse el conocimiento, y

2.- descriptiva, consistente en describir cómo se produce el conocimiento.

Descartes pasa del lenguaje normativo al descriptivo sin solución de continuidad. Para él espíritu es sinónimo de mente o de razón.

Se trata de dirigir el espíritu, formarlo (característica de la modernidad) con el fin de alcanzar certezas, para que puedan emitirse juicios sólidos y verdaderos de todo lo que se le presente. El conocimiento está en los juicios sólidos y verdaderos, juicios sobre todo lo que se me presente. Hay un mundo externo independiente de nosotros.

En esta primera regla establece la necesidad de tener un método. La verdad la entiende como seguridad interna. Esta regla tiene relevancia especial pues sirve para generar conocimiento. Las restantes reglas regularan el conocimiento, pero en esta primera establece también los límites del propio conocimiento. Se trata de alcanzar un conocimiento que se vierte en juicios que sean ciertos seguros.

Concepto de conocimiento. Pero ¿qué es el conocimiento?. No es un saber (matemáticas o geometría) sino que será el saber universal, la mazesis universalis. Pero ¿por qué no lo es la matemática o la geometría?. Descartes tiene un concepto unitario de saber que es el lugar donde confluyen todos los saberes.

Descartes no tiene un modelo reductivista, como será el del círculo de Viena, sino como una retícula formada por todos los saberes particulares que, enlazados entre sí, produce la mazesis universalis. No es un modelo dedúctivista pues de la mazesis universalis no se derivan los saberes particulares; no existen saberes jerarquizados como ocurría con Platón. Todos ellos van a estar en igualdad siempre que se desarrollen por el mismo método. Entonces se formaría una red que daría lugar a la mencionada mazesis universalis. En otras obras aparece la sapientia universalis que sería la filosofía, la cual no sería más que otro punto o nodo de la red.

Los saberes particulares son casos concretos de un método. Tienen en común que se construyen con el mismo método pero cada uno de ellos aplicados a un objeto diferente. Todos los saberes dependen entre sí recíprocamente porque todo el mundo está enlazado entre sí. De este modo existiría una confluencia entre matemáticas, geometría y física.

Lo importante es que todos sigan el mismo método con el fin de alcanzar un conocimiento cierto y seguro (los dos requisitos para que se dé verdadero conocimiento). Las inseguridades, errores, etc. no son conocimiento. Es un concepto de verdad y conocimiento absoluto.

Condiciones de posibilidad del conocimiento.-

Descartes investiga cuáles son las condiciones de posibilidad de conocimiento cierto y seguro. Esta idea será la idea central en Kant. Kant supondrá que la filosofía no proporciona conocimiento sobre el mundo sino sobre los saberes que se ocupan del mundo, pero en Descartes ya se apunta esta idea. La tarea del filósofo será investigar estas condiciones.

La primera condición del conocimiento es que la mente es limitada, ese sujeto del conocimiento, es el yo interior, el momento. Está limitada porque incurre en errores. Asume como verdades algo que no lo son en realidad. Por eso es preciso tener un método articulado por reglas que garanticen la limpieza de la mente para eliminar prejuicios, verdades heredadas y principios de autoridad. El método va a depurar a la mente de todos los errores; es necesario una depuración. En las reglas lo utiliza para rechazar el conocimiento probable.

Hay que dejar fuera del conocimiento verdadero y seguro el conocimiento probable pues es una verdad inacabada. La verdad alcanzada por un conocimiento verdadero y seguro no puede ser corregido posteriormente (idea de verdad absoluta). Por ello sólo podemos quedarnos con la matemática y la geometría.

Aquí también subyace la idea de que la razón es única para todo la especie humana. Cualquier ser humano puede alcanzar el conocimiento verdadero. Sólo la matemática y la geometría serán ciencias perfectas. Pero podemos desarrollar otros saberes aunque en estos momentos solo han alcanzado la perfección las ciencias anteriores. Por ello es preciso analizar el por qué dichos saberes han alcanzado dicha perfección y extraer el método que las ha garantizado el acceso a la verdad segura.

Rasgos del método en las reglas .- (estos rasgos no están acabados en esta obra pues falta la duda).

Son dos rasgos epistémicos (construcción interna) y un rasgo ontológico. Por eso Descartes, en materia de teoría de conocimiento, es un autor onto-epistémico.

Primer rasgo : rigurosa deducción .  desarrollada a partir de unos axiomas evidentes.

Segundo rasgo : principios evidentes .-

Tercer rasgo : seguir el orden de las naturalezas simples, es decir, del mundo.

Fuentes del error .- Descartes habla de las "fuentes del error". En el mundo clásico siempre aparece un aspecto divino que hace superar al hombre las limitaciones de humanas. Ahora estamos en lo intra-humano teniendo que realizar una desvinculación de lo humano. En el mundo contemporáneo se plantea la cuestión de si es posible un conocimiento neutro; será el problema de si podemos desvincularnos de estas limitaciones humanas; (según Angeles Perona es el gran problema de la epistemología).

Descartes es un realista, onto-epistémico, dogmático y no hipotético.

Su método es deductivo pero no a partir de hipótesis, como ocurrirá en el siglo XVIII con Kant y Hobbes, sino partiendo de axiomas y principios evidentes y siguiendo el orden del mundo, un método pegado a mundo. No adapta el mundo o lo construye.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

similar:

Bibliografía a. Introductoria icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

Bibliografía a. Introductoria icon7. Bibliografía Bibliografía citada

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía 2

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía. 72

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía XL




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com