Bibliografía a. Introductoria




descargar 0.69 Mb.
títuloBibliografía a. Introductoria
página5/14
fecha de publicación29.10.2015
tamaño0.69 Mb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Documentos > Bibliografía
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

Tercera meditación .-

La mente es una cosa pensante, el acto de pensar. La mente produce conocimiento y eso siempre es de algo. Como larvas con gitanas siempre está en acto no podemos concebirla sin que esté inactiva y por eso siempre conoce algo. Por ello tiene cogitationes.

El cogito es el punto de partida en el proceso del conocimiento, es el primer pilar para fundamentar todo el conocimiento pero nos hemos quedado encerrados en él; nos hace falta otro fundamento. El cogito es igual a autoconciencia con cogitationes de origen desconocido. Tenemos garantizado el yo que piensa pero hay que garantizar la verdad de lo pensado y abrir el cogito al mundo externo a aquello que se refiere a las cogitationes. El problema de la verdad y el problema del mundo externo son problemas independientes pero relacionados entre sí. Descartes intentará recuperar las dos cosas dado que es un realista.

En cuanto a las referencias, cogitationes, del cogito en Descartes su respuesta será metafísica mientras que en Putnan no. ¿Cómo una entidad mental aprehende entidades extramentales? Es el problema de todos lo realistas.

Descartes, con su teoría de las ideas innatas y Dios, mantendrá una conexión intrínseca entre las cogitationes y sus referentes. Putnan niega esta conexión. Para Descartes ya está dada desde el principio; Putnan parte de la no conexión para intentar la solución por otro camino.

Con Descartes la solución pasa por un mediador mágico entre mente y mundo que garantice estas correlaciones. Ver página 33 de las meditaciones.

A partir de aquí hay que probar la existencia de Dios pues sólo si Dios existe tendremos mundo externo y nuestra referencia al mundo externo estará garantizado.

Para alcanzar la certeza, Descartes tiene que probar :

1.- que Dios existe

2.- que no me engaña al usar el método.

La prueba de la existencia de Dios esta al final de las meditaciones.

Analizando los contenidos de la mente encuentra tres tipos de ideas, (página 33) :

1.- unas le parecen nacidas con él : estas son las ideas innatas.

2.- otras le parecen nacidas fuera de él : estas son las ideas adventicias

3.- otras le parecen inventadas por el propio sujeto : estas son las ideas facticias. Las facticias se refieren al propio ejercicio de la mente como por ejemplo la idea del triángulo.

Pero si el cogito está aislado y tenemos la separación entre sustancias, en ese momento la única fuente de las segunda clase de ideas sólo puede ser la mente. Analizándose se llega a hipótesis, pero no a la certeza, que hay ideas cuyo origen es la reflexión de la mente, las facticias; otras parece que vendrían del cuerpo en contacto con él si existiese, lo cual es una hipótesis no una certeza y serían las advertencias.

Cuando exista Dios adquiriremos certezas; ahora sólo nos encontramos con meras hipótesis. Otras ideas parece que nacen de la mera naturaleza racional, las innatas, que están en la naturaleza de la mente. Lo innato es lo propio de la naturaleza racional humana. La creencia en las ideas innatas es básica pues tienen un contenido a diferencia con Kant para el cual sólo serán reglas formales, los a prioris. En Descartes tienen un contenido.

Las ideas adventicias no pueden sacar a la mente de sí misma porque lo corporal ha sido puesto en duda, el cuerpo puede ser fuente de error aunque apunte a lo externo.

Las ideas ficticias tampoco porque son creaciones de la propia mente. Sólo las ideas innatas pueden romper el solipsismo. Una de ellas puede mostrar su objeto, su contenido material.

La idea de Dios exige la existencia de su objeto pues los rasgos que definen a esa idea necesariamente tienen que existir. Esa idea innata nos mostrará la naturaleza divina. Dios es otra res cogitans que existe, es una res cogitans que también existe. Analizando la idea de Dios captamos su esencia y Descartes lo hace de forma escolástica. Establece que lo propio de la idea de Dios es poner toda las perfecciones llevadas al infinito. Por eso Dios es el ser más sumamente perfecto. Si lo es no puede ser cuerpo pues lo corporal no es perfecto, es fuente imperfecciones.

Además Dios se caracteriza por ser infinitamente actual, ya es infinito en acto. Descartes habla de la idea de Dios pero no es el dios de ninguna religión. Lo anterior significa que es creador de todo lo demás, creador del mundo desde donde se deriva su omnipotencia pues él lo es todo.

Spinoza sacará de aquí un panteísmo de lo mismo, pero Descartes separa el producto del creador; Descartes es todavía un escolástico.

Y Dios es omnipotente pues lo ha creado todo. Esto permite las figuras negativas pues lo puedo crear de cualquier modo, es decir, engañarnos. Pero en la esencia de Dios encuentra Descartes la solución a esto. Da preferencia a otra de las notas de la esencia divina, la perfección y la veracidad. Por ello no puede querer crear una mente errónea pues eso sería imperfecto. Dios primero es perfecto y después omnipotente, hay una jerarquía en cuanto sus características.

Descartes discute una cuestión metafísica pero sólo al servicio del conocimiento no teológico. La veracidad es un rasgo primordial de Dios. El error o el engaño es imperfección. ¿Cómo sabe Descartes que la idea de Dios no es errónea?, porque es i nata pero ello es asumir un dogma filosófico, aceptar la tesis de que hay ideas innatas. Nacemos con ideas innatas al haber sido creados. Descartes no llega a dudar de la existencia de las ideas innatas y por eso es dogmático. El Dios de Descartes es un dios relojero, con unas leyes, no es un dios ocasionalista. Este Dios es causa primera, pero luego se desentiende. Nos encontramos ante un mundo mecánico de causas.

El sujeto moderno es libre, con autonomía, autoconstituyente y por eso es capaz de error y del mal.

Dios tiene que ser infinito para justificar la certeza del conocimiento, fundamentar la racionalidad de la mente. Por el método alcanzamos certeza en todas las ideas.

En la segunda meditación termina con : yo soy, yo existo y con unos contenidos mentales. Pero la idea innata de Dios me permite reconstruir el mundo y tener certeza, recuperar al Dios no engañador a través del método.

Locke criticará que tengamos ideas que no son copias de ninguna percepción pues siempre están conectadas de algún modo con alguna percepción; criticará las ideas abstractas. Sus contemporáneos criticará a Descartes por dogmático pues asume que hay ideas innatas sin demostrarlo de forma cierta y segura. Con ello incurre en una circularidad. Incurre en un dogma en el sentido cartesiano.
21-12-01.

Dios por tanto está en la fundamentación de todo conocimiento incluido el del cogito. Las pruebas de su existencia las encontramos en las meditaciones tercera cuarta y quinta. Son pruebas clásicas, con un lenguaje escolástico. Las objeciones y respuestas inciden en la idea de Dios y son hechas por teólogos.

El argumento básico es el siguiente :

1.- la mente no esta vacía sino que tiene ideas.

2.- las ideas tienen que tener una causa.

3.- la causa de una idea tiene que tener tanta realidad como el efecto, no puede haber causa con menor grado de realidad que el efecto.

La argumentación es circular. Se recurre a la evidencia de la idea de Dios para justificar el cogito y para probar a Dios acude a la evidencia del cogito.

Putnan pone en cuestión que las ideas tengan una causa y no hay manera establecer la relación con su referente.

El que le discutió esto ha Descartes fue Hobbes en la objeción 9ª. Dirá que no tenemos dichas ideas ni de Dios ni de sustancia ni de alma; hay que tener en cuenta que Hobbes es nóminalista, materialista y atomista. Racionalista respecto a su teoría del conocimiento. ¿Qué es eso de tener "más realidad"?. Hobbes le dirá que eso hay que probarlo, le hace una petición de principio.

La respuesta a Hobbes es dogmática.

Hume también criticará que la existencia de Dios puede extraerse del efecto de algo. Ello es así porque sólo se podría aceptar si probamos que algo es causa de un efecto. Es el problema de la conexión necesaria entre causa efecto. La crítica de Hume es la crítica a la causa eficiente e incide en la idea de que la causalidad eficiente exige la conexión necesaria y eso es precisamente lo que hay que probar. También le acusa de circularidad pues supone lo que hay que demostrar, supone la realidad para derivar la realidad.

En la epistemología cartesiana es un problema abierto pero básico pues si el fundamento de todo el conocimiento falla se abre el camino al escepticismo.

Otro problema será la relación mente cuerpo. Existirán tres sustancias :

1.- La res cogitans finita

2.- La res cogitans infinita

3.- La res extensa

No hay nada en común entre la res cogitans finita y la res extensa pues una es indivisible, y la otra es divisible. ¿Cómo se explica entonces la unión de cuerpo y alma?. La quinta objeción tendrá como este problema polemizando con Gassendi y en la correspondencia con Isabel del Palatinado.

La solución Descartes es que debe existir un órgano en el centro de cerebro que comunicaría ambas sustancias lo cual sería apelar a otro mediador mágico.

Gassendi le criticó durísima mente hasta el punto de llegar a un tema personal.

Para Descartes mente, alma y espíritu son lo mismo y no tienen nada de material; para Gassendi el alma tiene partes más sutiles y más materiales. La mente sería una parte menos sutil del alma de tal forma que habría una continuidad.

Descartes diga que no se conoce con el cerebro sino con la res cogitans. El cogito conoce ideas incorpóreas pero el problema está en cómo se pasa de lo corpóreo a lo incorpóreo. Descartes lo soluciona fuera de la filosofía pues defiende una unidad insoslayable del ser humano que se percibe en la vida y en las conversaciones cotidianas. El problema alma cuerpo no es materia de filosofía pues la razón procede primero cualitativamente primero analítica mente dándose cuenta de que existen esas sustancias pero luego no puede unificarlas. La unión de ambas se percibe en la experiencia cuando se vive y actúa pero eso no es conocimiento en sentido estricto. Para Descartes la solución de esto no es preciso probarlo, página 312.
La teoría de la mente actual trata de determinar la relación mente-cerebro con una reflexión desde la neurología y las teorías psicológicas realizadas por herederos de la filosofía analítica.

Existen varias posturas :

1.-La postura reduccionista pero no es posible la reducción total bien porque hay algo inexplicable, bien por desconocimiento fisiológico.

La filosofía Descartes está llena de problemas, pero el que estudia filosofía investiga problemas, no busca verdades. Se han dicho cosas ridículas sobre Descartes como de hablar de un sujeto totalitario, de un sujeto manipulador, etcétera. Es cierto que el pensamiento ilustrado ha creado la tecnocracia y un sujeto falsamente universal. El pensamiento ilustrado fue una revolución. Descartes es el primero que unifica la especie humana, que tiene algo que no nos permite establecer diferencias, todos tenemos razón y cualquier persona con método puede alcanzar la verdad.

Antes existía una concepción jerárquica y organista y cada uno debía cumplir su función. Por eso es el punto de partida de las ideas políticas igualitarias.

La diferencia con el argumento ontológico de San Anselmo radica en la función que desempeña Dios. La res cogitans no es infinita porque es objeto del conocimiento y está sujeto a error, lo cual es equivalente al mal; ello plantea el problema del libre albedrío.

Putnan criticará que las notas de una idea tengan correspondencia con la realidad.

Existen dos clases de relativismos : a) el realista

b) el escéptico.

10/01/02

Tema III. 2

Problemas de la teoría del conocimiento clásica (siglos XVII y XVIII): justificar la verdad del conocimiento.

Bibliografía. Tema 3.2.

LOCKE, J., Ensayo sobre el entendimiento humano, Madrid, Editora Nacional, 1980, 2 vols.

HUME, D., Tratado de la naturaleza humana, Madrid, Editora Nacional, 1977, 2 vols.

HUME, D., Investigación sobre el conocimiento humano, Madrid, Alianza De., 1980. Texto de lectura necesaria.

HUME, D., Un compendio de un tratado de la naturaleza humana, Valencia, Revista Teorema, 1977.

AYER, A.J., Hume, Madrid, Alianza, 1988.

DELEUZE, G., Empirismo y subjetividad, Barcelona, Granica, 1981.

MELLIZO, C., En tomo a D. Hume: tres estudios de aproximación, Zamora, Monte Casino, 1978.

NORTOR, D.F., D. Hume: common sense moralist, sceptical metaphisician, Princenton Univ. Press, 1982.

NOXON, J., La evolución de la filosofia de Hume, Madrid, Revista de Occidente, 1974. WRIGHT, J.D., The sceptical Realism of David Hume, Manchester Univ. Press, 1983.

REID TH., Essays on the Intellectual Powers of Mind, Cambridge, MIT Press, 1969. REID TH., Inquiry and Essays, Indianapolis, Hackett, 1983.

LEHREIT, K., Thomas Reid, London, Routledge, 1989.

ARENAS, L., MUÑOZ, J. y PERONA, A.J. (comps.), El desafío del relativismo, Madrid, Trotta, 1997.

MARRADES, J. y SÁNCHEZ DURÁ, N. (comps.), Mirar con cuidado. Filosofía y escepticismo, Valencia, Pre textos/Dpto. de Metafisica y Teoría del conocimiento de la Univ. de Valencia, 1994.
Descartes parte de asumir los argumentos escépticos utilizando la duda metódica con el fin de refutarlos. Esta teoría del conocimiento trae problemas como por ejemplo el dogmatismo.

Una posición distinta dentro de este contexto es el de empirismo inglés. Hume representa el mutismo radical.

Idea general .- No se puede identificar desde un punto de vista histórico de las ideas con el pensamiento de los escépticos los cuales opinan que no existe un conocimiento verdadero (Montaigne). Hume intenta dar cuenta del conocimiento verdadero y no le sale; el sigue pensando que el conocimiento verdadero es conocimiento. El problema es de la filosofía la cual es incapaz de justificar dicho conocimiento (es un problema filosófico más que cognitivo).

El libro de Putnan nos es útil también aquí en su primer capítulo dado que los problemas son los mismos. Putnan es una mezcla de racionalista y de empirista.

Hoy hablaremos algo de Locke (entre Descartes y Hume). Era un lector Descartes; sus críticas hacia él son el inicio de un pensamiento que acaba en el escepticismo pero que no es un escéptico de partida.

El grupo de problemas de los empiristas coincide con el Descartes: ¿Cómo es posible conocimiento del mundo externo, de la realidad físico material?.

Hay dos rasgos generales del empirismo clásico que marcan la diferencia con Descartes :

1.- son pensadores fundamentalistas pues quieren fundamentar la verdad del conocimiento a través de la filosofía. El problema es que el intento se frustra, es un intento frustrado.

2.- disuelven todos los conceptos metafísicos propios del realismo cartesiano y por supuesto también los del aristotelismo escolástico contra el que ya se dirigió el propio Descartes. En lugar de estos conceptos ( de sujeto, de sustancia, de idea) colocan imágenes noéticas, productos de una psique, de una mente entendida en sentido psicológico. Esta mente no produce ideas, sino imágenes noéticas, imágenes cargadas de información. Los factores estructurales de estas imágenes son internos. Profesan un realismo pues estas imágenes representan el mundo ( teoría representacionista). Son realistas empiristas, no metafísicos, denominado realismo psicológico.

Pero los problemas son iguales que en Descartes:.

1.- justificación del conocimiento.

2.- relación entre las imágenes noéticas y lo que representan (psique-mundo).

En el trasfondo de estos dos problemas se encuentra una cuestión que ellos muestran que es muy relevante: la causalidad. Y es relevante para solucionar los problemas (Descartes no la citó pero si los empiristas).

Es relevante porque la filosofía moderna y hasta la filosofía post-analítica de Putnan y Rorty siempre se ha intentado explicar la relación existente entre palabras y objetos de conocimiento en términos de causalidad, cómo el objeto externo causa en el sujeto del conocimiento las imágenes noéticas, las ideas.

Putnan investiga partiendo de la investigación de los empiristas, sobre todo de Hume (página 23 cerebros en la cubierta : no tienen una conexión necesaria con su referentes).

La relación cognitiva con los fenómenos del mundo externo no se puede explicar en términos de causalidad, entendida como causalidad eficiente (como en Hume) dentro del paradigma mecanicista.

Impugnar la conexión necesaria entre el lenguaje y el mundo externo afecta al problema de la relación entre lenguaje-mundo y a la articulación de las teorías científicas. Si la causalidad no es una relación justificable, todo el edificio del conocimiento es puesto en cuestión. Las proposiciones sobre el mundo externo quedan sin justificar y entonces ¿cómo sabemos que estamos hablando de acontecimientos externos a la propia teoría?.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

similar:

Bibliografía a. Introductoria icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

Bibliografía a. Introductoria icon7. Bibliografía Bibliografía citada

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía 2

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía. 72

Bibliografía a. Introductoria iconBibliografía XL




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com