Bibliografía obligatoria




descargar 351.19 Kb.
títuloBibliografía obligatoria
página1/5
fecha de publicación23.02.2016
tamaño351.19 Kb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Documentos > Bibliografía
  1   2   3   4   5
2º AÑO

POLIMODAL DE ECONOMÍA Y GESTIÓN DE LAS ORGANIZACIONES.
Unidad Nº 1: Discurso expositivo: función, intención y trama. Paratexto. Estructura. Cohesión. Conectores. Coherencia. Coherencia local. Coherencia global. Macroestructuras. Tema. Rema. Infografía. Cotexto. Adjetivos objetivos. Oraciones coordinadas. Oraciones subordinadas adverbiales. Verbos en indicativo y subjuntivo. Correlación verbal. Fuentes de información. Exposición oral. La explicación escrita y oral. La argumentación: revisión. La monografía: tipos. Investigación y esquema. Elección del tema. Plan de trabajo. Estructura. Presentación. Redacción. Producción de textos explicativos escritos y orales y un trabajo monográfico.

Discurso instrumental: función. Trama. Acta. Solicitud de trabajo. Carta de presentación. Memorándum. Currículum vitae. Tipos. Producción de textos instrumentales.
Unidad Nº 2: Género discursivo: concepto. Características. Clasificación. Literatura: concepto. Carácter ficcional. Función estético- poética. El canon literario. Las instituciones. El escritor. El lector. Historia de la Literatura Hispanoamericana. Características literarias de los diferentes períodos.
BIBLIOGRAFÍA OBLIGATORIA.

  • Diccionario.

  • COLÓN, Cristóbal. Diario de Viaje

  • ISAAC, Jorge. María.

  • GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel. El coronel no tiene quien le escriba.

  • BENEDETTI, Mario. La tregua.

  • ESQUIVEL, Laura. Como agua para chocolate

.
DISCURSO EXPOSITIVO
Existe una serie de parámetros de la situación comunicativa que permite caracterizar al discurso explicativo-expositivo, los cuales pueden ser abordados a partir de las siguientes preguntas:

  • ¿Quién explica a quién?

  • ¿Cómo se presenta el que ofrece la explicación?

  • ¿Qué autoriza su explicación?

  • ¿Qué es lo que provoca la explicación?

  • ¿Cuál es el referente de la explicación y qué es lo explicado de él?

  • ¿Cuál es la finalidad específica de la explicación?

  • ¿Hay marcas lingüísticas que señalen el pasaje de la mención del referente a la explicación sobre el mismo?

  • ¿Aparecen términos técnicos?

  • ¿El discurso se vuelve más objetivo?

  • ¿Se explica por medio de una narración, una descripción, del despliegue de un razonamiento o de alguna otra forma?

Estos parámetros comunicacionales nos aportan criterios que nos permiten intentar una definición del discurso explicativo o expositivo. Según el criterio que se tenga en cuenta, el discurso explicativo-expositivo se puede definir de distintas formas, a saber:

  1. Según las funciones del lenguaje, se trata de un discurso en el que predomina la función informativa del lenguaje, ya que comunica conocimientos

  2. Si se tiene en cuenta su finalidad, todo discurso explicativo- expositivo es un discurso dirigido a la comprensión de un tema específico intentando aclararlo.

  3. Teniendo en consideración la relación establecida entre emisor – referente – receptor, el discurso explicativo-expositivo es un discurso producido por un emisor que posee un caudal de conocimientos sobre el referente que sabe o supone que el receptor no posee. (Es por eso que el emisor se propone explicar.) Así, se parte de una relación asimétrica entre emisor y recetor en cuanto al saber sobre un determinado referente, con la pretensión de establecer una relación de simetría respecto del referente.

  4. Según la actitud asumida por el receptor en la evaluación del discurso, el discurso explicativo-expositivo es un discurso que se legitima en función del reconocimiento del saber del emisor a partir de su eficacia explicativa.

  5. Asimismo, si tenemos en cuenta el referente del mensaje, todo discurso explicativo-expositivo toma como objeto temático aquello que se constituye como obstáculo para la interacción comunicacional.

  6. Según la estructura interna del texto, es un discurso de base textual expositiva dominante.

Por otra parte, la explicación asumirá formas diferentes según el tipo de discurso en el cual se realice. Aunque se construya en relación del mismo referente, la explicación adoptarás estrategias distintas según forme parte de un discurso religioso, literario o científico, según el destinatario de la explicación, según las restricciones de la situación comunicativa.

Cabe destacar que el discurso explicativo constituye un paréntesis en la interacción en curso dentro de un discurso mayor.

FORMAS EXPLICATIVAS
En todo texto explicativo aparecen algunas de las siguientes formas:

Enumeración: inventario de hechos, datos, objetos o rasgos, etc.

Descripción: enumeración organizada, según un orden determinado (de mayor a menor, de arriba hacia abajo, de afuera hacia adentro, etc.), de los rasgos de un objeto que permiten distinguirlo de otros.

Definición: enunciado usado para identificar los rasgos esenciales de un objeto, hecho, fenómeno, concepto, proceso, etc.

Clasificación o taxonomía: agrupamiento de objetos, hechos, datos o conceptos, etc., en tipos según criterios determinados.

Comparación: relación entre dos o más objetos, datos, hechos o conceptos, etc., permite identificar semejanzas y/o diferencias y que se establece a través de sus componentes

Establecimiento de relaciones analógicas: operación que se funda en las semejanzas entre dos o más objetos, datos, hechos, conceptos o fenómenos por la que se concluye que los elementos semejantes tienen las mismas causas o las mismas consecuencias.

Establecimiento de relaciones de causa-efecto: operación por la que se pone de manifiesto las causas o consecuencias de un fenómeno o hecho.
LA DEFINICIÓN

En cuanto a la definición, podemos hacer una clasificación, según dos criterios: el de tener en cuenta los propósitos por los que se la formula, y el de tener en cuenta las técnicas empleadas para su formulación.

  1. Si tenemos en cuenta los propósitos, obtendremos los siguientes tipos de definición:

  1. estipulativas: son formuladas con el fin de introducir términos nuevos.

  2. lexicográficas: son formuladas con el fin de eliminar la ambigüedad de un término, o de enriquecer el vocabulario de la persona para la cual se la formula.

  3. aclaratorias: son formuladas con el fin de eliminar la vaguedad de un término dado.

  4. teóricas: son formuladas con el fin de dar una caracterización teóricamente adecuada o científicamente útil del objeto al cual deberá aplicársele.

  5. persuasivas: son formuladas con el fin de influir en la actitud de los receptores de determinada manera, apelando al universo emotivo o valorativo de los mismos.

  1. Si tenemos en cuenta las técnicas empleadas para su formulación, podemos clasificarlas en dos grandes grupos:

  1. Definiciones denotativas: son formuladas teniendo en cuenta los objetos señalados por el término a definir (su extensión). Estas pueden ser de dos tipos:

  1. 1. por enumeración de ejemplos.

  1. 2. ostensivas o demostrativas (se define un término mostrando el objeto denotado por el mismo)

  2. Definiciones connotativas: son formuladas teniendo en cuenta el significado del término a definir (su intención). Estas pueden ser de tres tipos:

    1. por sinonimia: consisten en definir palabras aisladas dando otra palabra aislada que tenga el mismo significado (se usan en los diccionarios elementales en general, y en los diccionarios designados a explicar el significado de palabras extranjeras).

    2. operacionales: consisten en definir un término aludiendo a las operaciones a las que puede aplicarse.

    3. por género y diferencia: consisten en definir un término designando el género del cual sea una subclase la especie designada por el mismo, e indicando la diferencia que la distingue de otras especies del mismo género.


PARATEXTO
Antes de comenzar la lectura propiamen­te dicha de un texto es muy probable que se haga una exploración de los elementos que lo acompañan. El conjunto de estos elementos se denomina paratexto (etimológicamente: para: junto a al lado de;. El titulo, la tapa, la contratapa. la dedicatoria, el prólogo las ilustraciones, etc. conformarían el paratexto de un libro, las bajadas, las infografias los copetes. las volantas) son parte del paratexto de los artículos periodís­ticos. El soporte electrónico, en el caso de las pantallas de PC y el formato o el papel también se consideran paratexto.

Los signos de puntuación están integrados al texto (sin ellos se perdería la coheren­cia del escrito, hacen a su conformación, pero las diferentes tipografías y la espaciali­zación forman un agregado que, en algunos casos, ayuda a la comprensión y en otros, dirige una posible lectura.

Ayudas paratextuales

Como hemos visto, muchos textos am­plían su información por medio de gráfi­cos, mapas, ilustraciones, documentos, explicaciones al pie de página, etc. Estos gráficos paratextuales son para tener en cuenta no sólo en la lectura sino también en la producción de informes y monografías. En este sentido vale destacar que la incorporación de las ayudas visuales es un medio y no un fin en si mismo. Por lo tanto, por más que se haya avanzado en el escaneo de imágenes, en juegos de diseño y en la calidad de re­cursos gráficos sólo se los incorporará si responden al objetivo del trabajo y no co­mo un elemento vistoso o decorativo.

En todos los casos se trata de textos con función informativa y trama expositiva.

Los gráficos, diagramas y cuadros ayudan mostrar los hechos y así, muchas veces, facilitan la comprensión.

LA INFOGRAFÍA
Hacia 1950, el periodismo Comenzó a incorporar la información en forma gráfica En un principio, los gráficos se realizaban a mano, con pluma ; tinta china, pero mediante la computadora, se ha logrado combinar en un solo material periodístico, fotografías, ilustraciones de distinto tipo y textos breves. A estos gráficos se los denomi­na infografías y muestran acontecimientos o informaciones complejas de un a manera clara y sintética.

Es frecuente emplear infografías cuando la información que se quiere transmitir se comunica mejor en un gráfico que en un texto o una fotografía aislada. También se utiliza para mostrar un proceso, explicar un mecanismo complejo, o visualizar una imagen que una fotografía no pudo captar.

Permiten una visión general en una rápida lectura; no obstante, se debe evitar confundir o distraer al lector con datos secundarios. La infografía no repite la información del texto principal al que acompaña, sino que la complementa.

El texto, breve de fácil comprensión, funciona como soporte de la imagen y explica lo que el dibujo por sí mismo no puede decir.

Para su confección se deben tener en cuenta los principios de síntesis, claridad y precisión.
PROGRESIÓN TEMÁTICA
TEMA Y REMA
Otro de los elementos que contribuyen con la textualidad, especialmente con las relaciones de cohesión, es la progresión temática, a la que definiremos momentáneamente como nexo tema –rema dentro de una emisión.

El tema o base de la emisión, es aquello acerca de lo cual se habla en la misma, y el rema (o núcleo) es lo que el hablante dice sobre ese tema. Algunos autores también definen al tema como “la información conocida” y al rema como “la información nueva”.

En relación con estos conceptos debemos tener en cuenta que:

  • La oposición entre información conocida (dada) e información nueva comprende el contexto situacional (o contexto) y el contexto textual (o cotexto). En este sentido, esta oposición está estrechamente ligada con los patrones cohesivos tales como los de sustitución y referencia y contribuye en gran medida a la organización del discurso.

  • Aun una observación superficial de los textos muestra que la elección y distribución de los temas revelan cierta estructuración.

  • Cada texto (especialmente científico o técnico) está entretejido con expresiones que señalan puntos significativos de la progresión temática en dicho texto. La distribución de tales expresiones en un texto en particular puede llamarse su red de orientación.

El supuesto básico de esta teorización sostiene que la conexión del texto está representada, Inter alia, por la progresión temática. Este término intenta dar cuenta de la elección y ordenamiento de los temas de emisión, su mutua concatenación y jerarquía, como también sus relaciones con los hipertemas de las unidades superiores del texto (como el parágrafo, el capítulo, etc.), con el texto completo y con la situación. La progresión temática podría considerarse como el esqueleto de la trama.

Tipos de emisiones

  • Emisión múltiple T1 = R1 = R2

Ejemplo: “Goethe escribió la segunda parte de Fausto después de los ochenta años, y Víctor Hugo asombró al mundo con Torquemada a los ochenta”.

  • Emisión con Tema múltiple: T1 T2 = R1

Ejemplo: “El derretimiento del hielo y la formación de agua a partir del hielo ejemplifican cambios físicos”.

  • Emisión con Rema múltiple T1 T1´ = R1

Ejemplo. “Se postula que los aminoácidos activados se unen y que las largas cadenas que constituyen se mantienen de una manera específica”.

Emisiones Reducidas:

  • Emisión con Tema complejo T1 T1´= R1

Ejemplo: “Este líquido de color oscuro conocido como petróleo crudo se obtiene de pozos de diferente profundidad”.

  • Emisión con Rema complejo T1 = R1 R1´

Ejemplo: “Se requieren aminoácidos para formar proteínas, las cuales consisten en largas cadenas de esas unidades”.


  • Progresión Temática lineal o simple


T1 = R1

T2 (=R1) = R2

T3 (=R2)=R3

Ejemplo: “El primer antibiótico fue descubierto por Sir Alexander Fleming en 1928. en ese tiempo, éste estaba dedicado a la investigación de cierta especie de germen que causa diversos trastornos”.


  • Progresión temática con un tema continuo

T1 = R1

T1 = R2

T1 = R3

Ejemplo: “El rousseauniano siente en especial un parentesco interior con Prometeo y otros titanes. Se fascina con cualquier insurrección… Debe mostrar una energía elemental en su explosión contra el orden establecido y al mismo tiempo una compasión sin límites por sus víctimas… Además el rousseauniano está siempre listo para descubrir la belleza en cualquiera que esté reprobado por la sociedad”.


  • Progresión temática con temas derivados (o hipertema)

(T)

T1 = R1 T2 = R2 T3 = R3

Ejemplo: “Rumania está situada en el punto de intersección del paralelo 45 con el meridiano 25. La superficie del territorio alcanza 235.000 km2; su población es de 19.000.000 de habitantes, etc.”.
MACROESTRUCTURA
La macroestructura, según la definiera T. van Dijk, da cuenta del contenido global de un discurso y puede encontrase explícita o implícita en un texto; la microestructura, por otra parte y según el mismo autor, denota la estructura local de un discurso, es decir, la estructura de las oraciones y las relaciones de cohesión y de coherencia entre ellas. Ahora bien, un discurso es coherente sólo si es coherente a un nivel más global. El sentido global de un discurso depende de la secuencia proposicional que subyace al discurso.

Así, hay que definir el tema del discurso en términos de proporciones. Como estas proposiciones forman parte de la macroestructura de un discurso, las llamaremos macroproposiciones. Esto no quiere decir que sean un tipo particular de proposición sino sólo que pertenecen a la macroestructura de un discurso y como tales definen el tema o asunto. Así es que el vínculo entre microestructura y macroestructura debe ser una relación particular entre dos secuencias de proposiciones, es decir, en términos técnicos, una proyección semántica.

A las reglas de proyección semántica las llamaremos MACRORREGLAS. Estas hacen explícita la manera en que se puede derivar el tema o asunto de un discurso, por lo menos en la semántica.

Nuestro conocimiento del uso de la lengua nos dice también que un discurso no tiene un solo tema o asunto sino posiblemente una secuencia de temas o asuntos que se expresan también en un resumen del discurso. Esto hace que sea posible reconocer temas aún más globales, de manera que se obtienen varios niveles de macroestructura, cada uno derivado del nivel inmediatamente inferior, por las mismas macrorreglas. De hecho, entonces, es posible tener un tema de un párrafo, de una página o de un capítulo, así como de un libro entero, según el nivel de globalidad que se escoja para caracterizar el contenido del discurso.
MACRORREGLAS
Las macrorreglas son las reglas que permiten la proyección semántica que vincula las proposiciones de una macroestructura con las proposiciones de la microestructura. Se llaman macrorreglas porque son las que en sí mismas producen las macroestructuras textuales. De alguna manera tienen que reducir la información semántica: reducen una secuencia de varias proposiciones a unas pocas o, incluso a una sola. Esta clase de reducción de información es necesaria para poder comprender, almacenar y reproducir discursos. También es característica de las macrorreglas su naturaleza organizadora.

Van Dijk establece las siguientes:

  • Supresión: dada una secuencia de proposiciones, las que no sean proposiciones derivadas de las proposiciones subsiguientes de la secuencia se suprimen.

Ejemplo: San Nicolás es una ciudad pequeña = San Nicolás es una ciudad (en este caso la información suprimida se pierde).

Buenos Aires es una ciudad, Bs.As tiene tiendas, Bs.As. tiene fábricas = Bs. As. Es una ciudad (en este caso la información suprimida podría recuperarse inductivamente)

  • Generalización: dada una secuencia de proposiciones, se hace una proposición que contenga un concepto derivado de los conceptos de la secuencia de proposiciones y la proposición así obtenida sustituya a la secuencia original.

Ejemplo: Compré una pelota. Luego compré una muñeca = compré juguetes.

  • Construcción: dada una secuencia de proposiciones, se hace una proposición que denote el mismo hecho denotado por la totalidad de la secuencia de proposiciones y se sustituye la secuencia original por la nueva proposición.

Ejemplo: compré ladrillos y cemento; coloqué los cimientos; erigí muros; = construí una casa.

La primera regla nos dice que sólo las proposiciones que son textualmente pertinentes, en el sentido que desempeñan un papel en la interpretación de otras oraciones, deben figurar en la descripción de la macroestructura. Las proposiciones suprimidas denotan lo que se llama los detalles del cuento. Esos detalles no son importantes semánticamente para el sentido global, o para el tema del discurso. Por otra parte el tipo de discurso determina la aplicación de las macrorreglas: lo importante en un cuento puede ser impertinente en un protocolo policial que relate los mismos eventos.

La segunda macrorregla, la generalización, nos permite emplear nombres como superconjuntos de varios conjuntos, procedimiento que posibilita construir una proposición en la que se expresa el tema. Tales oraciones se llaman oraciones temáticas o tópicas. Su función es la de señalar el probable tema del resto del discurso. Una de las condiciones de la generalización es que debe ser mínima: no se toman conceptos generales arbitrariamente sino conceptos inmediatos (en nuestro ejemplo, no podríamos haber reemplazado la lista “pelota, muñeca, cochecito” por la palabra “objetos”).

La restricción más general en cuanto a ésta y otras macrorreglas es que no se puede suprimir información de la que inferirá otra información necesaria para la interpretación del resto del discurso. La información eliminada, tanto en la supresión del primer tipo como en la generalización es irrecuperable. Las macroestructuras obtenidas de esta manera definen un conjunto de discursos posibles, es decir, de todos los discursos que tienen un mismo tema global.

Con la tercera regla, la construcción, derivamos una proposición que implícitamente contiene la información abstraída en la aplicación de la regla, porque ella forma parte de nuestro conocimiento del mundo. Esta regla nos permite suprimir únicamente aquellos detalles que pertenezcan convencionalmente al episodio de la acción real.

Una macroestructura derivada por medio de macrorreglas es una secuencia de proposiciones. Tal secuencia debe ser coherente satisfaciendo las condiciones normales de la coherencia lineal. Si es posible construir macroproposiciones más generales podemos volver a aplicar las macrorreglas y construir una macroestructura de más alto nivel.

En cuanto al orden en la aplicación de las macrorreglas deben considerarse los siguientes aspectos. Para la construcción se requieren todos los detalles para obtener una macroprosposición, por ello tal vez se debiera aplicar esta regla primero. Después de la supresión, para eliminar aquellos detalles que ya no son pertinentes para el resto del discurso, pero que pueden ser incluidos en una proposición generalizada. Y si se requiere resumir más, se aplicará la regla de la generalización. Van Dijk sostiene que en la práctica no todo usuario de la lengua aplicará las reglas de la misma manera. Cada receptor encontrará pertinentes diferentes aspectos del mismo texto, según sus intereses, deseos, conocimientos normas y valores.
LA EXPOSICIÓN ORAL
Es una forma de expresión que pretende transmitir ideas u opiniones de manera clara y ordenada, siguiendo un encadenamiento lógico. Estructura de una exposición:


PARTES



EXPLICACIÓN



Título


Resume el contenido básico de la exposición. Debe ser breve y atractivo.


Introducción



Presentación del tema con una visión general.



Cuerpo


Elaboración ordenada y precisa de las ideas que se exponen: Puedes...

*Argumentar lógicamente ideas (argumento-prueba)

*Establecer una jerarquía: primero las ideas principales y después las secundarias...

*Seguir un orden temporal o cronológico de datos...

*Comparar las cuestiones que se tratan: señalar por ejemplo, semejanzas y diferencias...


Conclusión

Resumen final de las ideas u opiniones expuestas.








Aprender a hablar en público supone también aprender a escuchar y calificar o conceptuar a quien habla.

Guía para el análisis de las exposiciones orales:


OBSERVACIONES

SI


NO


Se lo oye claramente





Mantiene el interés del público






Apoya sus afirmaciones con ejemplos







Su postura es natural y adecuada a la situación








Ha permanecido sereno y tranquilo







Se ha ajustado al tiempo









  1   2   3   4   5

similar:

Bibliografía obligatoria icon2n D’ educación secundaria obligatoria matemáticas

Bibliografía obligatoria iconCiencias de la naturaleza- primer curso de educacion secundaria obligatoria

Bibliografía obligatoria iconLu San Alfonso Mª de Ligorio, obispo y doctor. Memoria obligatoria

Bibliografía obligatoria iconCarta petitoria en contra de la vacunación obligatoria para virus

Bibliografía obligatoria iconEl bachillerato forma parte de la educación secundaria post-obligatoria...

Bibliografía obligatoria icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

Bibliografía obligatoria iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

Bibliografía obligatoria icon7. Bibliografía Bibliografía citada

Bibliografía obligatoria iconBibliografía

Bibliografía obligatoria iconBibliografía




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com