La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16




descargar 241.45 Kb.
títuloLa identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16
página3/7
fecha de publicación10.03.2016
tamaño241.45 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

LA IDENTIFICACIÓN Y DETECCIÓN DE LAS ALTAS CAPACIDADES



3.1) ACERCAMIENTO A LA IDENTIFICACIÓN
La identificación se sitúa como un puente entre el concepto o las dimensiones de sobredotación que se quieran atender y los programas o estrategias de intervención que se puedan ofrecer para el desarrollo de tales cualidades.
Se trata de un paso importante, teniendo en cuenta que no sólo pretende identificar al alumnado con alto rendimiento escolar, sino también a aquellos otros muy capaces, pero que no destacan en las clases.
En definitiva, el objetivo de la identificación del alumnado muy capaz es poder anticipar y planificar mejor el trabajo, para ajustar la programación, de manera que puedan conseguir el desarrollo más completo de sus potencialidades.
Si como pensamos, la escuela debe ofrecer una respuesta educativa ajustada a las necesidades del alumnado, la escuela también debe estar preparada para identificar a los destinatarios de ayudas especiales.
Los efectos de una información incompleta e inexacta acerca de las personas con altas capacidades, una falta de formación del personal que interviene en el ámbito escolar para identificar y atender a las necesidades educativas que presentan, junto con actitudes ambivalentes respecto al tema, se pueden observar en los informes educativos de alumnos y alumnas con altas capacidades que han abandonado la escuela a causa de problemas de conducta, falta de motivación para el logro y sentimientos de indiferencia u hostilidad hacia las experiencias escolares.
Se considera que es necesaria una identificación de dichos sujetos, no con el objeto de etiquetarles, sino para estar en condiciones idóneas de poder determinar las necesidades educativas que presentan y así estar en condiciones de dar respuesta a las mismas.
El objetivo, por lo tanto y como ya se ha mencionado anteriormente, será identificar para intervenir en respuesta a necesidades educativas y facilitando el máximo desarrollo de sus capacidades. No existe un modelo único para el proceso identificador; que vendrá, lógicamente, delimitado por el concepto a partir del que se trabaje.

Se asume, expresamente, el término de altas capacidades por considerarlas potenciales que pueden desarrollarse en interacción con el ambiente. Entenderlo así determina, a priori, una conceptualización dinámica y no estática del tema.
El concepto de Altas Capacidades engloba, según queda dicho, aspectos relativos a la

capacidad intelectual, creatividad y motivación que, condicionados por factores ambientales (familia, colegio, compañeros), se manifiestan en los diferentes ámbitos de la personalidad (cognitivo-intelectual, motriz, afectivo, relación interpersonal y de actuación e inserción social).
Además del marco conceptual en el que se integra el término identificación en los alumnos sobredotación, debemos tener presentes una serie de expectativas que se han de evitar. Tanto en los ámbitos escolar como familiar, existen ciertamente algunos estereotipos que los profesionales de la educación deben olvidar para facilitar y no distorsionar al proceso de identificación del alumnado talentoso y superdotado. Entre los más comunes podemos destacar:


  • Han de mostrar interés y perseverancia en todas las tareas.

  • Han de destacar en todas las áreas del currículo.

  • Han de sobresalir en actitudes, valores y normas.

  • Los sobredotados son los que mejores notas sacan.

  • Los sobredotados no necesitan ayuda para nada, se las apañan bien solos.

  • La sobredotación intelectual es algo que debe envidiarse.

  • Si a los alumnos de altas capacidades, se les agrupa o se les incluya en programas educativos especiales, se convertirán en un grupo elitista.

  • Los sobredotados no saben que son diferentes hasta que alguien se lo dice.


Cualquier docente o profesional de la educación que pretenda establecer un contacto de enseñanza-aprendizaje o vaya a realizar el seguimiento de un caso de alta capacidad, por poner algún ejemplo, debe ser consciente de la existencia de estos tópicos o falsos mitos, para no llevar a este alumno a un mal camino en el desarrollo normalizado de su educación y convivencia social.


    1. EL PROCESO DE IDENTIFICACIÓN


La identificación de los alumnos y alumnas con altas capacidades no es una tarea que se realice en un momento concreto, considerando únicamente el resultado de pruebas psicométricas determinadas (aplicación de pruebas formales / objetivas).

Se trata de un proceso en el que deben analizarse conjuntamente los resultados de las pruebas formales o estándar y los de las observaciones sobre comportamientos y realizaciones de los alumnos.
Es la creación de productos por parte del alumno lo que contribuye a la autoidentificación y puesto que el desarrollo del producto es contínuo, se concibe también la identificación como un proceso contínuo más que como la aplicación de un test aislado.
La identificación de alumno o alumna con altas capacidades se relaciona no sólo con la observación sistemática y la interpretación inteligente de los datos de pruebas específicas, sino también con la creación de oportunidades educativas que faciliten el comportamiento del alumno con altas capacidades y la futura identificación.
Teniendo en cuenta que determinadas conductas sólo se ponen de manifiesto ante tareas que revistan interés y sean relevantes para el alumno, el proceso de identificación deberá incluir la planificación de propuestas educativas que faciliten la expresión de comportamientos propios de estos alumnos/as y por lo tanto posibiliten su identificación.
La identificación no debe entenderse como un proceso unilateral. Deberán intervenir tanto el centro escolar como la familia y los servicios de apoyo externos, (Equipos Multiprofesionales de los Centros de Orientación Pedagógica), cada uno de ellos con aportaciones específicas.
La familia y el centro docente están en situación de facilitar información y observaciones que sólo en el medio y en las circunstancias habituales al sujeto puede ser recogida. El personal especializado será el responsable de la aplicación y valoración, en su caso, de pruebas formales normalizadas, adecuadas a proporcionar la información y datos específicos que quieran obtenerse. Siempre para confirmar, matizar o puntualizar el conjunto de observaciones anteriores que motivan las aplicaciones formales; nunca para establecer etiquetas diferenciadoras ni determinantes.
Se insiste, una vez más, en que identificamos para poder ayudar mejor al pleno desarrollo de los alumnos y alumnas, no para establecer una guía clasificatoria (y mucho menos jerarquizante). Las tres actuaciones, de la familia, del centro escolar y del personal especializado, deben producirse en concordancia; ninguna de ellas, por sí misma, debemos considerarla determinante.

    1. LA DETECCIÓN


Habitualmente, el servicio de orientación no actúa hasta que la familia o el profesorado solicita su intervención, apoyándose en datos de observación o en indicadores razonables que puedan evocar en un sujeto talento excepcional.
A continuación mencionaremos algunas de las vías que utilizaremos para detectar esa posible alta capacidad. El paso siguiente será confirmado con la evaluación propiamente dicha.
En primer lugar, resulta determinante destacar la vía de la observación, es un recurso que está al alcance de profesores y padres. Ésta puede ser espontánea o dirigida. La observación es espontánea cuando recoge los datos que se producen de un modo espontáneo en la naturaleza, aunque ateniéndose a unos cánones de exactitud, complejidad y fiabilidad. Por otro lado, la observación es dirigida, cuando se funda en resultados experimentales cuyas variables se controlan en el experimento. En todo caso, la observación absolutamente neutral es imposible, ya que tanto la observación como la experimentación requieren instrumentos y operaciones de medición, que condicionan los resultados.
La observación espontánea puede producirse en muchos momentos. Algunas características clave que pueden presentarse, tanto en alumnos con elevado rendimiento escolar, como en aquellos que obtienen resultados poco satisfactorios, pueden ser:


  • Utilización del lenguaje: amplitud de su vocabulario, precisión de los términos que emplea, complejidad de la estructura de sus frases, etc.

  • Elevada comprensión de ideas complejas y abstractas: puede, a la vez, desarrollar o elaborar ideas a un nivel no esperado.

  • Cualidad de sus preguntas: pueden ser inusuales, originales, complicadas y/o llenas de madurez e intencionalidad.

  • Habilidad para diseñar estrategias sistemáticas y múltiples para resolver problemas.

  • Posibilidad de aprender con rapidez y facilidad cuando está interesado.

  • Comportamiento sumamente creativo en la producción de ideas, objetos y soluciones a determinados problemas.


Por otra parte, la observación dirigida suele realizarse a través de escalas, cuestionarios, protocolos, etc. Es una observación más fiable, ya que las respuestas dadas por profesores y padres podemos cuantificarlos y clasificarlas en categorías y/o interpretarlas cualitativamente.
Dichos métodos y técnicas mencionados, no son los únicos que podemos utilizar en el aula para identificar a aquellos a alumnos más capaces. Entre otros podemos remarcar los siguientes:
El análisis de trabajos diversos como composiciones o pinturas, tienen un valor importante cuando estamos tratando de apreciar la originalidad y creatividad en las realizaciones de los niños y las niñas.
La información de la familia es una buena fuente de información. Las actividades que el niño realiza en casa, son mucho más relajadas y están apartadas del contexto escolar, por lo que pueden aportar datos nuevos o mostrar conductas que nosotros desconocemos. A través de las entrevistas familiares, por ejemplo, se puede obtener información sobre sus gustos o intereses y sobre cómo emplea su tiempo de ocio. Este tipo de datos ayudan a completar el proceso de identificación.
Otro aspecto que parece relevante, es la propia opinión de los compañeros del alumno. La estrategia de la nominación por parte de los compañeros de clase aporta una información muy detallada respecto de sus capacidades respecto de las de sus iguales. Sus opiniones pueden servir para localizar a determinado alumno que nos había pasado desapercibido.
Si en la identificación de un caso de alta capacidad contamos con la opinión de los compañeros de aula y de trabajo del alumno en cuestión al que nos referimos, también debe ser tenida en consideración la opinión propia del alumno.
Dentro del proceso de identificación, las entrevistas individuales con los alumnos y alumnas pueden aportarnos información valiosa sobre sus intereses, sus aspiraciones, las actividades o aficiones que realiza fuera del colegio, etc. El auto-informe o auto-relato es otra actividad que puede resultar muy útil, ya que a través de esta técnica se pregunta a los alumnos sobre sí mismos, sus intereses, sus aficiones, etc. Con niños pequeños no pueden hacerse auto-relatos pero sí entrevistas bien preparadas.
Otra opción excelente a utilizar con el alumnado mayor de edad y que resulta muy significativa, es la realización de un inventario-biográfico, ya que se centra en las experiencias pasadas y actuales del alumno.
El siguiente paso a seguir en la identificación del alumnado de altas capacidades, sería la evaluación psicopedagógica propiamente dicha para confirmar los datos recogidos en la detección. Si bien en la detección pueden intervenir activamente la familia y el profesorado, en la evaluación intervendrán los distintos especialistas de los Equipos de Orientación.
Por último y para finalizar, parece necesario mencionar que la detección es distinta según la etapa educativa en la que nos enmarquemos.
A) LA DETECCIÓN EN EDUCACIÓN INFANTIL:
Si el niño, desde la infancia, bombardea al adulto con preguntas de corte filosófico, la justicia social o el porqué de las guerras, si a los 3 años lee un fragmento de un libro o retiene sin dificultad los nombres las calles de un recorrido o la matrícula de los coches, etc.
Los niños con Altas Capacidades, aprenden a leer muy temprano, a menudo sin ayuda y llegan a la escuela con un dominio y un interés por la lectura sorprendentes. (Véase anexo 1)
B) LA DETECCIÓN EN EDUCACIÓN PRIMARIA:
Además de tener en cuenta la información recogida en la etapa anterior, así como el contacto familia-profesorado, que nos puede aportar una información valiosísima en cuanto a intereses, motivación, dedicación de su tiempo de ocio, etc., podemos hacer uso de un cuestionario que puede ser de utilidad como es el perteneciente al Manual de Orientación y Tutoría- Ed. CISS Praxis. (Véase anexo 1 y 2)
C) LA DETECCIÓN EN EDUCACIÓN SECUNDARIA:
Entre los recursos más adecuados para la detección en Secundaria estarían el auto-relato, el inventario biográfico y la nominación. (Véase anexo 1, 2, 3 y 4)
1   2   3   4   5   6   7

similar:

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconIdentificacion de los cromosomas politenico en las glandulas salivales...

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconIdentificacion de la biodiversidad

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconPrograma identificacióN

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconY pruebas de identificación

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconPrograma I. Identificación de la asignatura

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconIdentificacion fonetica y genetica

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconDiferentes Sistemas de Identificación

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconIdentificación del proyecto

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconBibliografía. Identificación de la unidad

La identificación y detección de las altas capacidades 1 ACERCAMIENTO A la identificacióN 13 el proceso de identificacióN 14 3 la deteccióN 16 iconInforme sobre definiciones, criterios de identificación y heterogeneidad...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com