Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en




descargar 2.8 Mb.
títuloPublicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en
página112/112
fecha de publicación03.08.2016
tamaño2.8 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   104   105   106   107   108   109   110   111   112

Wash («Wash»)

Apareció en Harper’s Magazine, CLCVIII (febrero de 1934); reimpreso en Doctor Martino, Cowley lo incluyó en The Portable Faulkner (1946). Reescrito en su totalidad para ¡Absalón, Absalón!, en los capítulos 6 y 7, se emplea en esta novela con finalidades distintas y técnicas muy diversas. En la novela constituye uno de los episodios culminantes de la trama.

Al encontrarse ante estos casos de «reciclaje» literario, Faulkner por lo común excluyó el relato germinal de sus Cuentos reunidos, por lo cual ha causado perplejidad entre los críticos que se incluya este relato. En todo caso, las dos versiones son sumamente distintas —si bien en esta traducción se han empleado frases enteras, aunque aisladas, de la traducción de la novela (Miguel Martínez-Lage, para Belacqva), tras verificar que son idénticas—, a lo cual se añade que «Wash» es el único de los relatos reescritos para su inclusión en una novela que ha conservado su autonomía propia después de figurar en ella. Casi la totalidad de la crítica, al examinar el relato en cuanto tal, y no como episodio que figura en la construcción de la novela, ha concluido que «Wash» es un relato corto de calidad superlativa. <<

Honor («Honor»)

Publicado en The American Mercury, XX (julio de 1930) y reimpreso en Doctor Martino. Al igual que los demás relatos de este volumen, no figuraba en la lista inicial de propuestas que hizo Robert Haas a Faulkner, quien sí lo incluye en su carta a Malcolm Cowley del 1 de noviembre de 1948, en la que amplía su selección y realiza una primera tentativa de ordenación del volumen. Es otra de las piezas que tienen una alta carga intertextual, por guardar relación bastante estrecha con obras anteriores como Sartoris (Banderas en el polvo, de 1929) y «Ad Astra» (escrito en 1927), así como con otras posteriores, como «El tirón de la muerte» y Una fábula (1954). No sólo los aviadores, sino también el triángulo amoroso anticipa Pylon (1935), triángulo que, con el añadido de un marido tolerante, es crucial en Si yo te olvidara, Jerusalén (Las palmeras salvajes, de 1939) y en La ciudad (1959). Además de las ironías que desprende el título, el relato explora el ideal varonil del heroísmo y del honor en un mundo posterior a la guerra y complicado por la presencia inquietante de las mujeres, amén de ser un nuevo tratamiento de la «muerte en vida» de los veteranos de guerra, semejante al que se da en «Todos los pilotos muertos». <<

Dr. Martino («Dr. Martino»)

Ya en marzo de 1931 existía un relato con este título, que fue rechazado por el Saturday Evening Post. Antes de que se publicase en Harper’s Magazine, CLXIII (noviembre de 1931) fue extensamente reescrito. Así pues, Faulkner pudo recogerlo en These 13, pero se abstuvo, tal vez a la espera de que se lo aceptase una revista que le pagara mejor el esfuerzo. Y es el que después eligió como relato que encabeza la recopilación titulada Doctor Martino, razón por la cual ha generado más interés que si el texto no hubiera dado título a esa recopilación de cuentos. Faulkner lo tenía en muy alta estima —sin que de veras lo mereciera, según James Ferguson y otros críticos—, aunque el desarrollo del conflicto entre la madre y el novio de Louise King y la propia muchacha y el doctor Jules Martino adquiere acaso una complejidad cuyo tratamiento, en clave de suspense —análogo a los cuentos de Gambito de caballo, recopilación de 1949—, de alguna manera lo desvirtúa. El final, cuando Louise se lanza de lleno a un matrimonio que no desea, e incluso teme, así como los temas tratados, la sitúa en una incierta travesía de «la tierra intermedia». <<

La caza del zorro («Fox Hunt»)

Publicado en Harper’s Magazine, CLXIII (septiembre de 1931) y reimpreso en Doctor Martino, en Cuentos reunidos se integra en esa «tierra intermedia que viene a ser una tierra de nadie cuya única constante es el mínimo común denominador de la existencia, la muerte misma» (Lisa Paddock, Contrapunctual in Integration: A Study of Three Faulkner Short Story Volumes, p. 180). Ubicado con otros seis de esta quinta parte fuera del condado de Yoknapatawpha —precisamente los seis centrales—, es un compendio de los aspectos más sórdidos de la naturaleza humana. <<

Estación de Pensilvania («Pennsylvania Station»)

Una primera versión titulada «Bench for Two» fue rechazada por Scribner’s en noviembre de 1928, y esta misma, u otra acaso retocada, fue rechazada por el Saturday Evening Post en septiembre de 1930. El agente de Faulkner finalmente la colocó en The American Mercury, XXXI (febrero de 1934). Faulkner no lo incluyó en These 13 ni en Doctor Martino, además de manifestar su escepticismo al ver el texto incluido en la lista que le propuso Robert Haas, sin proponerlo él por su parte en su revisión de los textos listados en la carta a Malcolm Cowley del otoño de 1948. Sin embargo, la añadió a posteriori con los dos que lo siguen.

Es uno de los dos relatos que Faulkner situó en Nueva York —el otro es «Mr. Acarius», recogido en Uncollected Stories—, aunque se pliega a varios patrones estructurales ya conocidos. Como en «Música negra», la narración sigue los meandros de la conversación entre un viejo y un joven, el primero de los cuales desgrana la historia a tenor de las preguntas del segundo. <<

Artista en casa («Artist at Home»)

Enviado en marzo de 1931 al Saturday Evening Post, fue recibido con el rechazo ya habitual en tantos casos. Tampoco Scribner’s quiso publicarlo, y el agente de Faulkner finalmente lo colocó en Story, III (agosto de 1933). Robert Haas no lo tuvo en cuenta entre sus propuestas, ni Faulkner en un principio, aunque lo incluyó con dos «correcciones mínimas» (Selected Letters, p. 279) muy a última hora.

Tal vez uno de los relatos más abierta y lúdicamente metaficticios de Faulkner, se cree que debe mucho a las relaciones que tuvo en su juventud con Sherwood Anderson, su mentor, y la esposa de éste, que contrató a Faulkner en una librería neoyorquina en 1921. Además del eco de «Los muertos», de Joyce, que posiblemente contiene al final, Faulkner —según uno de sus mejores críticos, Noel Polk, impulsor y responsable de la restauración de sus textos y de la confección de las ediciones definitivas— seguramente consideró, durante sus primeros años de matrimonio, que como artista era «en el mejor de los casos un voyeur, en el peor un proxeneta». <<

El broche («The Brooch»)

Con una larga historia textual y abundantes elementos autobiográficos —la pérdida de la primera hija cuando era muy pequeña, la afición al baile de Estelle Faulkner—, además de prestarse a toda suerte de lecturas freudianas, se publicó tras varios rechazos en Scribner’s Magazine, XCIX (enero de 1936). Robert Haas la incluyó en su lista para la colección de relatos en fase de proyecto, ante lo cual Faulkner la relacionó con otros relatos como «Estación de Pensilvania», diciendo que «no son demasiado buenos, pero no se incluirán en ninguna otra parte, y probablemente ya no haya más para confeccionar un volumen, siempre y cuando se dé el caso de que mis piezas cortas lleguen a recopilarse en forma de libro» (Selected Letters, p. 274). A pesar de esta desconfianza aparente, Faulkner la adaptó para la televisión y se emitió el 2 de abril de 1953. <<

Mi abuela Millard («My Grandmother Millard»)

Escrito probablemente en marzo de 1942, Faulkner supuso —y acertó— que no se aceptaría en el Saturday Evening Post, por no ser su contenido apto para una lectura en familia. Y aún vivió otros siete rechazos antes de ser publicado en Story, XXII (marzo-abril de 1943) y recogido posteriormente sólo en Cuentos reunidos con ciertas correcciones. Faulkner tenía especial aprecio por este relato humorístico: «Un buen cuento, entretenido, con su mensaje para los tiempos que corren: la galantería y lo indomable, la determinación de sujetarse los pantalones y seguir adelante, sin que importe nada, sin que importe nadie» (Selected Letters, p. 150). <<

Tierra del oro («Golden Land»)

Publicado en The American Mercury, XXXV (mayo de 1935), recoge en gran medida la nefasta experiencia que tuvo Faulkner en Hollywood durante sus muchas estancias, entre mayo de 1932 y septiembre de 1945, donde se sintió explotado trabajando como guionista para las grandes productoras. No son pocas las similitudes que se dan entre el autor y el personaje principal del relato, si bien éste expresa ante todo la repugnancia que Hollywood le producía: Hollywood aparece como símbolo de la corrupción del ser humano en todos los sentidos. Smith, su agente, quiso colocarla en una de las revistas de mayor difusión, pero se vendió al American Mercury, que no tenía demasiados lectores y pagaba peor que otras publicaciones. Irónicamente, Faulkner sólo consiguió escapar para siempre de Hollywood vendiendo los derechos cinematográficos de Intruso en el polvo (1948) a la MGM. <<

Hubo una reina («There Was a Queen»)

Publicado en Scribner’s Magazine, XCIII (enero de 1933); reimpreso en Doctor Martino y luego en Cuentos reunidos. Desarrolla un incidente que Faulkner incluyó en su primera novela ambientada en el condado de Yoknapatawpha, Banderas en el polvo (publicada tras un proceso editorial muy a fondo como Sartoris, en 1929) y expande la saga de la familia Sartoris. <<

Victoria en el monte («Mountain Victory»)

Publicado en el Saturday Evening Post, CCV (2 de diciembre de 1932), aunque Faulkner lo entregó bastantes meses antes; revisado y reimpreso con nuevo título (el anterior era «A Mountain Victory») en Doctor Martino y en Cuentos reunidos. Es uno de los relatos más elogiados por la crítica, aunque no haya recibido demasiada atención tal vez por no estar ligado a ninguna de las grandes novelas sobre la guerra de Secesión: Luz de agosto (1932), ¡Absalón, Absalón! (1936) y Los invictos (1938), ni a las familias faulknerianas del período de la guerra. <<

Allén («Beyond»)

Publicado en Harper’s Magazine, CLXVII (septiembre de 1933) con el título de «Beyond the Gate», o «Allende la cancela», fue reimpreso en Doctor Martino. (Acaso recuerde el lector que otro Premio Nobel tiene otro relato titulado «Beyond the Gate», que también transcurre al traspasar las puertas del más allá. Se trata de J. M. Coetzee.) Es uno de los pocos cuentos de Faulkner cuya propia vida documenta de manera patente: el juez que protagoniza este relato está basado en la figura del padrastro de la esposa de Faulkner.

El relato fue rechazado por el Saturday Evening Post en abril de 1930. Cuando Harper’s lo aceptó en una versión revisada, el director de la revista puso en duda varios pasajes, a lo cual Faulkner contestó en una carta exasperada (Selected Letters, pp. 71-72), en la que glosa el agnosticismo del personaje y describe el texto como «un tour de force en materia de esoterismo». <<

Música negra («Black Music»)

Aunque no es fácil concluir que existiera antes de 1931, año en que es rechazado el relato, los estrechos lazos que tiene con «Carcasona» hacen pensar en que acaso fuera escrito en 1926. Apareció en Doctor Martino (1934), aunque en 1933 Faulkner escribió a su agente indicándole que enviara el relato a Minotaure, la revista literaria parisina. «Recibí una carta muy agradable en la que me pedían algo, y como me gusta “Música negra” y no creo que el relato lo quiera nadie en Estados Unidos es buena idea enviárselo» (Selected Letters, p. 76). No figuraba en la lista de Robert Haas, pero Faulkner vio enseguida su función como segundo de los relatos sobrenaturales o fantásticos que componen esta sección.

Otro elemento que hace pensar en que es relativamente antiguo es la presencia del fauno, figura capital en la imaginación juvenil de Faulkner. Su primera publicación a nivel nacional fue un poema titulado «La siesta de un fauno» (1919); su primer libro fue una colección de poemas titulado El fauno de mármol (1924), y en 1926 regaló a Helen Baird —que no se quiso casar con él— un libro manuscrito con ilustraciones propias en las que abundan los faunos. El librito es un cuento caballeresco en el que el fauno y el caballero buscan el amor ideal. Se titulaba Mayday, es decir, «¡Auxilio!», y esa palabra, que en inglés proviene del francés m’aidez, indica el giro explícito hacia la tristeza y el desamparo a través del conocimiento repentino y de la revelación de lo sobrenatural, semejante al que se da en «Música negra», a ratos cómico, a ratos solemne. <<

La pierna («The Leg»)

Aunque el manuscrito existía ya en noviembre de 1928, cuando fue rechazado por Scribner’s, no se publicó hasta su inclusión en Doctor Martino (1934, con el título de «Leg», o «Pierna»). El relato se remonta al viaje europeo que hizo Faulkner en 1925, cuando escribe a su madre y le dice que «he escrito un extraño relato sobre un caso de reencarnación» (Selected Letters, p. 31). Con la carga inicial de alusiones literarias, el tratamiento del tema del döppelganger —aspecto en el que engarza con el relato anterior—, la culpa en materia sexual y la incidencia en lo sobrenatural al estilo de Poe o Henry James, es uno de los textos más enigmáticos y menos comentados de Faulkner. <<

Mistral («Mistral»)

Recogido en These 13 (1931), es probable que exista una versión previa, de 1925. En todo caso, en 1928 fue rechazado por Scribner’s y por el Saturday Evening Post, y pertenece al mismo ciclo de relatos tempranos, en los que Faulkner pone en marcha a una pareja («Don y yo», por lo común) que relata la aventura vivida o presenciada de forma dialógica. Los otros relatos del ciclo («El pez gordo», o «Evangeline») permanecieron inéditos hasta la publicación póstuma de Uncollected Stories en 1979, pero esa pareja de testigos y narradores se fue introduciendo, con variantes, en muchos otros textos: son claro antecedente de Quentin y Shreve, los narradores de ¡Absalón, Absalón! En «Mistral», ambos amigos se hallan en circunstancias que los sitúan más allá de la experiencia y del alcance de su entendimiento, y al lector acaso más allá de la interpretación, pues el misterio del posible asesinato que se proponen resolver, si es que se ha producido, y del posible autor del asesinato (hay hasta cuatro candidatos), por la intrincada presentación de una situación pasional y desbordada, rebasa sus dotes detectivescas. <<

Divorcio en Nápoles («Divorce in Naples»)

Recogido en These 13 (1931), es casi seguro que existe una versión al menos desde 1925, porque toda la peripecia que narra el relato le aconteció a William Spratling, compañero de viaje de Faulkner por Europa, cuando desembarcaron en Génova. El incidente halla sitio en otras ficciones de Faulkner, como es «Elmer», novela primeriza e inacabada que data de 1925. El tratamiento de la homosexualidad, o de la confusa identidad sexual del joven que se inicia cómicamente en la madurez, presenta a la vez la crudeza del deseo y la actividad sexual y el idealismo que exalta la pureza sexual. <<

Carcasona («Carcassonne»)

Publicado en These 13 (1931). Nada más tener precisa la división del volumen que habría de ser Cuentos reunidos, Faulkner colocó «Carcasona» como cuento que cerrase el volumen. El título hace referencia a la localidad del sur de Francia, con sus murallas y torretas, sus lazos con los cátaros y los albigenses, que Faulkner toma por metáfora del reino de la imaginación creadora, como podría serlo para otros Camelot.

Con su tupida red de alusiones literarias, no siempre fáciles de precisar, «… “Carcasona” es un relato final particularmente apropiado a la sección titulada “Allén”, puesto que bien puede llevarnos allende la vida o allende la muerte, y sigue estando en todo caso allende cualquier certidumbre» (Theresa M. Towner y James B. Carothers, Reading Faulkner Collected Stories, p. 460). <<
1   ...   104   105   106   107   108   109   110   111   112

similar:

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconEste es el listado de Libros de Varieduca. Con el comando Control...

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconDedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de...

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconEl síndrome de Down se produce por trisomía cromosómica en el par...

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconEste libro va dirigido al gran público y, por consiguiente, no se...

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconEl adn fue identificado por primera vez en 1868 por el biológico...

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconSe desarrolla en un enfoque multidisciplinario que involucra varias disciplinas y ciencias como
«leyó» por primera vez la información total de un gen de levadura compuesta por 77 bases, lo que le valió el Premio Nobel

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconResumen : Hace cuarenta años, la Dra. Elizabeth Kubler-Ross en su...

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconEl propósito de este libro es por un lado muy modesto y por otro desmesuradamente ambicioso

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconBiodiversidad
«biological diversity» que se utilizó por primera vez en septiembre de 1986 en el título de una conferencia sobre el tema, el National...

Publicados por primera vez en español, este libro recoge cuarenta y dos relatos escogidos por el propio autor, historias que posteriormente se convertirían en iconEntrevista al autor de este libro




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com