IntroduccióN




descargar 381.88 Kb.
títuloIntroduccióN
página5/16
fecha de publicación16.01.2016
tamaño381.88 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS, QUÍMICAS Y BIOLÓGICAS DEL SUELO

Características Físicas


Las propiedades físicas son características del suelo que un agricultor puede ver o sentir. Estas propiedades físicas afectan principalmente a como se usan los suelos para el crecimiento de plantas o para otra actividad. ¿Está el suelo suelto para que las raíces puedan crecer fácilmente a través de él o el agua resuma fácilmente? O ¿Esta la tierra apretada y le impide el crecimiento de la raíz y la absorción del agua? ¿Cómo suministra bien la tierra el agua, el aire y los nutrientes? Un conocimiento de las propiedades físicas puede ayudar a contestar estas preguntas.

Textura del Suelo

La propiedad de la tierra más fundamental, la que más influencia tiene sobre otros rasgos del suelo, es la textura. La textura del suelo determina la proporción de tres tamaños de partículas de suelo: arena (grande), limo (medio) y arcilla (pequeño).http://images.google.com.mx/images?q=tbn:qn2x_g89iw3ccm:http://edafologia.ugr.es/horsol/media/horcoloh.gif

El tamaño de las partículas del suelo, a su vez, afecta tanto en los rasgos del suelo como a la capacitación deretención de agua y a la aireación. Vamos a explicar primero por qué el tamaño de dichas partículas afecta a estas propiedades.

Efecto del tamaño de partículas. El tamaño de las partículas afecta a tres importantes características del suelo: a la superficie interna, al número y tamaño de los espacios de poros. La superficie de un suelo es el total de la superficie de todas las partículas en el suelo.


  1. Superficie interna. La superficie interna es importante porque las reacciones ocurren en las superficies de las partículas del suelo. Imaginas vertiendo agua encima de una pila de bloques de mármol. La mayoría de agua se escurre lejos rápidamente. Las gotas que se aferran a la superficie del mármol son la única agua retenida del montón, ya que el agua no puede empapar dentro de él. Siguiendo la regla del tamaño de la partícula, una pila de pequeños abalorios tiene más agua que una pila de mármoles porque tiene más superficie para que se pegue el agua. Debido a que los suelos con las partículas más pequeñas (como limo y arcilla) tienen la superficie interna más grande, retiene mayor proporción de humedad.

Las reacciones que tienen nutrientes de la planta en el suelo también ocurren en superficies de la partícula. Por lo tanto, podemos establecer la regla de que a partículas más pequeñas en el suelo, más agua y nutrientes pueden retener el mismo.

  1. Poros del suelo. El tamaño y el número de los poros depende del tamaño de partículas. El agua se escurre rápidamente a través de poros grandes llamados microporos o poros de aireación. A medida que el agua drena entra aire tras ella llenando los espacios. Los poros pequeños microporos, tienden a retener agua. Ambos tamaños de poros son importantes dado que el suelo necesita microporos para retener agua y microporos para el aire.

  2. Fracciones del suelo. Los especialistas dividen las partículas minerales en grupos del tamaño llamados fracciones del suelo y definen tres clases: arena, limo y arcilla. La fracción del tamaño más grande, la arena, esta además divida en tres subcategorías. En la figura se nombran las fracciones y sus tamaños acuerdo a su sistema adoptado por el sistema de fracciones del suelo del departamento de Agricultura de los Estados Unidos. El diamanto de las partículas aparece en milímetros. La comparación muestra las diferencias al establecer un grano de arena muy tosca igual a noventa y uno con cuarenta y cuatro centímetros (tres pies) en tamaño.

Tabla:

FRACCIÓN

DIÁMETRO

(MM)

COMPARACIÓN

TACTO

Arena muy tosca

2,00-1,00

36”

Granos que se ven fácilmente, afilando, areniso.

Arena tosca

1,00-0,50

18”



Arena intermedia

0,50-0,25

9”



Arena fina

0,25-0,10

4 1/2 “

Arenisco, apenas visible cada grano


Arena muy fina

0,10-0,05

13/14















limo

0,05-0,002

7/16”

Granos invisibles a simple vista, sedoso.


arcilla

<0.002

132

Pegajoso cuando está húmedo, en bolas secas duro, Tosco.
















La arena, la fracción de suelo más grande, está compuesta principalmente de granos de cuarzo meteorizado. Los granos individuales de arena, excepto los más finos, son variables a simple vista. Todos son areniscos al tacto. Los granos de arena no se pegan los unos a los otros, de forma que actúan como granos individuales en el suelo. Suficiente arena en un suelo crea grandes poros, de forma que la arena favorece infiltración de agua y la aireación. Por otro lado grandes cantidades de arena disminuyen la capacidad del suelo para retener agua y nutrientes.

El limo, es la fracción de suelo de tamaño medio. Las partículas son suaves o como el polvo al tacto. Al igual que la arena, los granos de limo no se unen los unos a los otros. De todas las fracciones del suelo el limo tiene la mejor capacidad para retener grandes cantidades de agua en una forma que puede ser usada por las plantas.

La arcilla es la fracción del suelo más pequeña, como una lamina de cristal. Mientras que la arena y el limo simplemente resultan de la fractura de la roca en pequeñas partículas la arcilla es el resultado de reacciones químicas entre minerales meteorizados para formar partículas diminutas de nuevos minerales. Estos nuevos minerales pueden unir nutrientes químicamente a sus superficies, reteniendo los nutrientes de la planta en el suelo.

Las partículas de arcilla se pegan unas a las otras, y por ello no se comportan como granos individuales en el suelo. La arcilla mojada es normalmente pegajosa.

Tal como se mencionó, las superficies internas influyen en algunas propiedades del suelo. Un puñado de arena puede tener una superficie del tamaño de una tabla de ping-pong, mientras que un puñado de arcilla puede alcanzar el área de un campo de football.

La grava y otros trozos de piedra mayores de los dos milímetros no son considerados como parte de la textura del suelo. Sin embargo, son a menudo parte del suelo y afectan a su uso tal y como puede atestiguar cualquiera que ha descubierto piedras en un campo. La figura muestra la clasificación, por tamaños, de los fragmentos de roca de USDA, del suelo.



Clase

Rango

Diámetro

Rango

Diámetro




(mm)




(Pulgadas)




Grava

2 75




1/12 3




Guijarros

75-250




3 10




Piedras

250-600




10 24




Cantos













Rodados

>600




>24





Tabla. Clasificación el tamaño de USDA para piedras del suelo.
Clasificación por textura: Los suelos están normalmente formados por más de una fracción de suelo; las tres fracciones se encuentran todas en la mayoría de los suelos. La proporción exacta o el porcentaje de las tres fracciones se llama textura del suelo. Obviamente cualquier número de combinaciones de los tres son posibles, de forma que los científicos del suelo simplifican la textura mediante la división de los suelos en clases de textura son similares.

Las doce clases de textura: arcilla, arcilla arenosa, loam de arcilla arenosa, loam de arcilla, arcilla limosa, loan arenoso, arena loamica, arena, loam, loam de lino, limo. Cada lado representa el porcentaje de una fracción del suelo. Una persona puede medir la cantidad de arena, limo y arcilla la clase más grande es el suelo de arcilla por que tiene el efecto más poderoso sobre las propiedades del suelo. Como solo el 40% de arcilla un suelo es clasificado como un suelo de arcilla. Otro importante nombre de textura es loam, un suelo en el que la arena, el limo y a la arcilla contribuyen igualmente a las propiedades del suelo. El resto de las clases tiene propiedades entre aquellas de las cuatro clases principales y sus nombres sugieren la diferencia. Por ejemplo, una arena loamica es un suelo arenoso que contiene superficie arcilla o limo para hacerlo más loamico.

Determinación de la textura del suelo: La cantidad de arena, limo y arcilla de un suelo pueden medirse mediante un análisis mecánico. El análisis mecánico está basado en que el hecho de la partícula de suelo más grande, se hunda más rápidamente en el agua. En el análisis mecánico se agita el suelo en agua y se nota la rapidez en que las partículas del suelo se asientan.

Una prueba mucho más sencilla que puede realizarse “in situ” es la cinta o prueba de tacto. Esta prueba está basada en la percepción de suelo húmedo y la facilidad con la que se puede amolar. Todos aquellos que trabajan con el suelo deberían ser capaces de realizar la prueba de la cinta. El procedimiento es el siguiente:

Paso 1. Obtener una muestra del suelo lo suficientemente grande para formar una pelota de cuatro centímetros. La muestra no bebe contener grava ni trozos de detritos. Si fuera necesario, tamice la muestra a través de un cedazo para quitar dicho material.

Paso 2. Humedezca la muestra a nivel medio de humedad, como una masilla manejable. Trabaje el suelo con los dedos hasta que este uniformemente humedecido y los trozos secos estén mojados. Note cualquier arenisca o cualquier pegajosidad de la arcilla. La arcilla también mancha los dedos.

Paso 3. Moldee la muestra en una pelota de cuatro centímetros y trate de apretarla ligeramente. Si se rompe a presión más ligera, el suelo es de arena o de loam arenoso tosco. Si la pelota se mantiene unida pero cambia de forma fácilmente es un loam arenoso, loam o loam de limo. Los suelo de textura más fina resisten al moldeado.

Paso 4. Saque una cinta entre el dedo índice y el pulgar observándose como puede hacerse una alargada cinta antes de que se rompa.

Paso 5. Reúna todas las observaciones y decida la clase de textura. La arena tiene un tacto arenisco, el limo suave y la arcilla pegajosa. Así por ejemplo, una arcilla arenosa forma una cinta larga pero su tacto es arenisco. Una cinta corta con tacto suave es un loam de limo.

A continuación, decida si predomina arena, limo o arcilla:

  • Arena: si la muestra es granulosa y burda al tacto.




  • Limo: si la muestra es suave como talco.




  • Arcilla: si la muestra es menos burda que en arena.


La proporción de arena, limo y arcilla determinará la clase de suelo. Para distinguirla, en la ilustración utilizamos los siguientes signos convencionales:

(1) Arcilla. Son partículas más chicas que .002 mm.

(2) Limo. Son partículas de 0.002 hasta 050 mm.

(3) Arena. Son partículas más grandes que 050 mm.

La combinación de estos tres materiales nos da los diversos tipos de suelos graficados en la página siguiente:

(4) Arcilloso. 6096 de arcilla, 2096 de arena y 20% de limo.

(5) Franco-arcilloso. 40% de arcilla, 30% de arena y 30% de limo.

(6) Franco. 20% de arcilla, 40% de limo y 40% de arena.

(7) Franco-arenoso. 15% de arcilla, 20% de limo y 65% de arena.

(8) Arenoso. 5% de arcilla, 5% de limo y 90% de arena.

(9) Franco-limoso. 15% de arcilla, 20% de arena y 65% de limo. 10% limoso: 10% de arcilla, 5% de arena y 85% de limo.

La textura del suelo, en relación con sus propiedades agrícolas, tiene la importancia siguiente:

Suelos arenosos. Retienen poca humedad y tienden a secarse. Tienen poca habilidad para retener los nutrientes. Poseen por naturaleza baja fertilidad. Tienen alto porosidad y una rápida percolación. Es necesario aplicar frecuentemente materiales orgánicos y nutrientes inorgánicos. Trabajan con facilidad.

Sueldos francos y franco-limosos. Poseen buena penetración y retienen bien el agua y los nutrientes. Su fertilidad natural va de media a alta. Se pierde poca agua y nutrientes por lixiviación. Los mejores suelos agrícolas quedan dentro de este rango.

Suelos franco-arcillosos y arcillosos. Tienen poca penetración de agua, retienen grandes cantidades de humedad, parte de la cual no está disponible para la planta. La pérdida de nutrientes por percolación en estos suelos es muy reducida. Carece de porosidad y contiene poco aire. Sus principales problemas son el apelmazamiento, la formación de costras, el drenaje y la labranza. Para prevenir el apelmazamiento del suelo y la formación de terrones grandes, se aplica cal y materia orgánica.

FIGURA DE TEXTURA DE SUELOS

a triangular diagram showing the class of soils texture

Densidad de la partícula: Uno se podría preguntar cuanto pesaría el suelo si no hubiese espacios de poros. Esta es la densidad de partícula la densidad de partículas sólidas únicamente.

La densidad de partículas varía de acuerdo al tipo de minerales del material madre y la cantidad de materia orgánica del suelo. La figura 3.11 enumera la densidad de diversos minerales de formación de suelo. Nótese que las densidades son muy parecidas. De hecho hay una variación sorprendentemente pequeña, en las densidades de las partículas de la mayoría de los suelos minerales. La mayoría de los suelos tienen un promedio de aproximadamente 2.65 gramos por centímetro cúbico, un valor usado como densidad estándar en los cálculos del suelo. Altas cantidades de materia orgánica reducen el valor porque es mucho más ligera que la materia mineral.

Densidad de volumen: Debido a que el suelo contiene espacios de poros, la densidad real de un suelo es menor que la densidad de la partícula. Esta medida es la densidad de volumen, o la masa de un volumen de tierra tranquila secada al horno.

Para medir la densidad del volumen, se retira del campo una muestra de suelo de volumen conocido. La muestra de suelo se seca entonces al horno a unos 150 grados hasta alcanzar un peso constante. A esto se le llama suelo secado al horno. Se pesa entonces y se calcula la densidad del volumen. El siguiente ejemplo es para una muestra de 500 centímetros cúbicos que pesa 650 gramos.
DV= peso de suelo seco = g

Volumen de suelo seco cm3
DV= 650 =1.3 g/cm3

500 cm3
Las densidades de los suelos minerales dependen principalmente de la cantidad de espacio de poro del suelo, mientras el peso de partículas es bastante constante. Las densidades de los suelos minerales normalmente oscilan de los 1.0 gramos por centímetro cúbico (62,5 libras/pie 3) de los suelos de arcilla “esponjoso”, a los 1,8 gramos por centímetro cúbico (113 libras/pie3) de los suelos arenosos. Los suelos orgánicos son mucho más ligeros, siendo normalmente los valores oscilando entre los 0.1 a 0.6 gramos por centímetro cúbico (6-38 libras/pie3).
Mineral Densidad (gramos/cm) Densidad (libras/pie3)
Agua 1,0 62,5

Cuarzo 2,65 166

Feldespato 2,5-2,7 156-169

Micas 2,7-3,0 169-188

Minerales de arcilla 125-188
Tabla: Densidades de diversos minerales de formación de suelo.

Porosidad del Suelo

El espacio del poro total es una medida del volumen del suelo que retiene agua y aire. Este valor se expresa normalmente como un porcentaje y es conocido como la porosidad. De esta forma, un suelo con una porosidad de 50% tiene la mitad de partículas sólidas y la mitad de espacio de poro.

La porosidad puede ser mediante la colocación de una muestra de suelo secado al horno en un cazo de agua hasta que todos los espacios de poros vacíos se rellenen de agua. El volumen de agua que rellena el espacio de poro, dividido por el volumen de la muestra total, es la porosidad. Por supuesto, el volumen de agua será difícil de medir directamente. Sin embargo, el sistema métrico define un centímetro cúbico de agua como un gramo de peso. Así, se mide una porosidad métricamente, el volumen de agua y su peso son los mismos. Por eso la diferencia de peso en la muestra seca y el mojado es el espacio de poro total. Este número es convertido en un porcentaje para obtener la porosidad. El corazón de peso usado como ejemplo anteriormente tenía un volumen de 500 centímetros cúbicos y unos 650 gramos de seco. Mojado, la misma muestra pesa 900 gramos. La porosidad se calcula como sigue:
Porosidad = Peso mojado (g) – peso seco (g) x 100 =

Volumen del suelo (cm3)



    1. x 100= 50%

500

La porosidad también puede calcularse a partir de la densidad de volumen y la densidad de partícula. Si no hubiera espacio de poro entonces la densidad de volumen (DV) sería la misma que la densidad de partícula (DP). La relación DV/DP sería igual a uno. A mayor espacio de poro, menor densidad de volumen y menor relación DV/DP. De hecho, la relación DV/DP es simplemente el porcentaje de suelo que es materia solidad. Si se resta ese porcentaje del 100%, la diferencia es el porcentaje de espacio de poro. Para hacer el calculo se puede asumir normalmente que DP es 2,65 gramos por centímetro cúbico, se puede usar la siguiente ecuación para el calculo de la porosidad:

Porosidad =100% - (DVx100)

DP
Si se sustituyen los valores para la densidad de volumen que se acaba de calcular.
Porosidad =100% - (1,3x100) = 50%

2,65
La porosidad de la arena es más baja que la porosidad de la arcilla. Todavía el sentimiento común nos dice que esa agua resuma muy rápidamente en arena, pero solo resuma despacio en la arcilla.

Permeabilidad

Es la facilidad con el aire, el agua y las raíces se mueven a través del suelo. En un suelo muy permeable el agua se infiltra por el suelo rápidamente y la aireación mantiene un buen suministro de oxígeno. Las raíces crecen a través del suelo permeable con facilidad.

La permeabilidad depende, en parte, del número de poros del suelo, pero depende más del tamaño y continuidad de los poros. El movimiento del aire, agua raíces pueden asemejarse a pasearse por un laberinto. Si los cambios son demasiado estrechos, avanzar es difícil. Incluso es más fácil avanzar cuando los caminos llegan a un extremo sin salida. Como en un laberinto, los caminos sin salida, los poros continuos limitan el flujo de aire y agua.
Estructura del Suelo

Suelos pesados harían ambientes de raíz pobre, solo la estructura puede alterar los efectos de la textura. La estructura se refiere a la forma en que las partículas del suelo se agrupan juntas en unidades más grandes. Estas grandes unidades se denominan agregados del suelo. Los agregados que ocurren naturalmente en el suelo son los ped agregados propiamente dichos, mientras que las agrupaciones causadas por el cultivo se llaman terrones.

Los ped agregados propiamente dichos son relativamente grandes, oscilando su tamaño desde el un grano de arena grande hasta de varios centímetros.

Los espacios entre las partículas de arcilla pueden ser pequeños pero los espacios entre los ped pueden ser grandes. Dentro de los ped agregados existen pequeños macroporos llenos de aire.

Existen 3 diferentes tipos de estructura y algunos son más adecuados en la mejora de la permeabilidad que otros. Los edafólogos clasifican la estructura de acuerdo a tres grupos de características:

  • El tipo se refiere a la forma de los agregados del suelo. Estas formas se describen más a delante con detalle.

  • La clase es el tamaño de los ped agregados, que pueden ser muy finos, finos, medios, toscos o muy toscos.

  • El grado se refiere a como son de fuertes y diferentes los ped agregados. Un grado, sin estructura, se aplica a sus suelos que no los tienen. Los grados débiles son escasamente visibles en suelo húmedo, considerando que los ped agregados fuertes son bastante visibles y pueden ser fácilmente manipulados sin romperse.

Suelo sin estructura. La arena se comporta como granos individuales, de forma que los suelos arenosos raramente tienen mucha estructura. Estos suelos se llaman de de grano único. Los suelos arenosos son naturalmente permeables, por lo que los suelos de grano único tienen tasas de infiltración y aireación buenas.

Los suelos más finos carentes de estructura son masas sólidas pegadas juntas como arcillas de moldeado. Estos suelos macizos (como se llaman), carecen de permeabilidad. Este tipo de suelo es típico de algunos horizontes C. El cultivo de un suelo húmedo puede dar resultados en suelo macizo en el oriente A.

Estructura granular: Se encuentra normalmente en los horizontes A. los agregados son pequeños normalmente entre 1 o 10 cm (1/25 a 2/5 pulgadas), de forma redonda y es la estructura considerada como la más deseable. Dicha estructura incrementa el espacio de poro total y disminuye la densidad de volumen, comparada con el suelo carente de estructura.

Estructura laminar: Se encuentra normalmente en los horizontes E. los agregados son grandes pero delgados, laminados y colocados en las capas horizontales de recubrimiento. La colocación crea poros descontinuos que reducen la penetración del aire, agua y las raíces. La compactación del suelo puede crear una estructura limitada en el horizonte A cuando los gránulos de la capa superficial son aplastados en las capas finas.

Estructura de bloque: Es típica para muchos horizontes B. los agregados son largos, de 5 a más de 50 milímetros. (1/5 a 2 pulgadas) y de forma parecida a un bloque. Si son muy angulares, se denominan “de bloque de bajo angular”. La estructura de bloque tiene una permeabilidad media.

Estructuras prismáticas: También ocupan el horizonte de algunos suelos. Los agregados son grandes, normalmente de 10 a más de 100 milímetros (1/5 a 4 pulgadas) formando columnas angulares que están erguidas en el suelo. Si la parte superior es puntiaguda o aplastada, la estructura se llama “prismática”. Si es redondeada “columnaria”. La estructura prismática es moderadamente permeable; las estructuras columnarias son lentamente permeables.

Formación de la estructura del suelo

Se forma en dos etapas. Primero un grupo de partículas de suelo se adhieren juntas débilmente para formar un agregado suelto. Estos grupos son muy frágiles y fácilmente aplastados. Estos grupos sueltos son creados por las raíces de la planta que rodea, separa los grupos de partículas del suelo. Las esteras de raíz de césped son particularmente efectivas para formar estos agregados. También se puede separar el suelo al helarse y secarse. El cultivo y los hongos pueden hacer lo mismo.

Segundo, los agregados débiles se cementan por transformarlos y fortalecerlos. Arcilla, óxidos de hierro y materia orgánica pueden actuar como cementos. En la mayoría de los suelos, los microorganismos proporcionan el mejor cemento. Cuando los microbios del suelo alteran los residuos de las plantas, producen gomas que unen los agregados. Por consiguiente, la mayor manera de reforzar la estructura de un suelo estable es agregar frecuentemente materia orgánica a la tierra.

Grandes cantidades de sodio en el suelo invierten el proceso causando la dispersión de los agregados del suelo. El sodio aparece naturalmente en algunos suelos o se puede incorporar mediante la irrigación de agua con un alto contenido en sodio.

La Consistencia del Suelo

La consistencia del suelo se refiere al comportamiento del suelo cuando se le aplica presión. Se relaciona con el grado con que las partículas del suelo se pegan entre si y principalmente con los resultados de cierto tipo de arcilla.

El efecto de consistencia puede explicarse mejor mediante unos ejemplos. La arena suelta, por ejemplo se mueve fácilmente bajo presión de forma que las partículas puedan quedarse pegadas de la arena de una playa. La preparación de un semillero es otro ejemplo. Un agricultor quiere remover grandes pedazos de suelo para conseguir una superficie fina para poner semillas en él. La constancia de la tierra es la que determina la facilidad de que esos pedazos se puedan debilitar.

La consistencia de la humedad del suelo, de forma que puede medirse a tres niveles de humedad. Cada nivel tiene sus propios términos descritos.
Mojado

Pegajosidad plasticidad húmedo seco

Sin sin

Pegajosidad Plasticidad Suelto Suelto

Pegajosidad

Leve Leve Muy friable Suave

Pegajoso Plástico friable algo duro

Muy Muy Moderadamente

Pegajoso plástico firme Duro

Muy firme Duro

Extremadamente

Firme Muy duro
Tabla. Términos de consistencia en los 3 niveles de humedad.
Suelo mojado. El suelo mojado se verifica a través de su pegajosidad y plasticidad. La plasticidad es la facilidad con que el suelo puede ser moldeado entre los dedos para determinar la pegajosidad se presiona algo de suelo entre los dedos índice y pulgar y se nota la cantidad que se pega a los dedos.

Suelo húmedo. Los términos friable y firme se aplican a los suelos en estado húmedo. Friable significa que los materiales del suelo pueden desmenuzarse fácilmente bajo presión. Técnicamente, un suelo se denomina friable si un bloque de dos centímetros y medio (1pulgada) del suelo húmedo puede desmenuzarse fácilmente entre el dedo pulgar e índice.

Suelo seco. Determinado al intentar aplastar una masa de suelo secada al aire, en la mano. El suelo muy duro y seco, `por ejemplo puede desmenuzarse entre las manos.

Suelo de laboreo. Laboreo, es un término general para la condición física de un suelo cultivado. Sugiere la facilidad del suelo para el cultivo, para la realización de un servidero la facilidad con que las cosechas pueden surgir y la del crecimiento de la raíz. Realmente el laboreo es una combinación de otras propiedades físicas, incluyendo la textura, la estructura, permeabilidad y la consistencia.

Compactación. La compactación resulta al aplicar presiones a la superficie del suelo. Una compactación ligera en suelos agregados presiona a estos, rediciendo el tamaño de los poros entre ellos además la compactación comienza a desmenuzar a los agregados. El suelo de granos único o en suelos macizos la presión fuerza a las partículas a juntarse.

Un buen número de actividades agrícolas inducen a la compactación. Por ejemplo el cultivo y otras operaciones de maquinaria durante la estación e crecimiento compactan el suelo contra las líneas de cosecha. Si la compactación es lo suficientemente severa puede restringir el crecimiento de la raíz entre las hileras.

Los arados anuales rompen esta compactación. Sin embargo, justo bajo la copa de arado se desarrolla una zona compactada. Esta suela de labor, o suela de cultivo restringe el crecimiento de la raíz y drena el agua más profundamente en el suelo.

La consistencia del suelo, basada en su condición de partículas separadas o desde el punto de vista de la formación de granos, migajones, agrupamientos e inclusive masas compactas, se conoce como estructura del suelo.

Las estructuras favorables y desfavorables del suelo pueden describirse como sigue:

    1. Grano solo. Las partículas están separadas entre sí como en el caso de la grava y la arena. Su estructura es desfavorable, porque contiene casi solamente poros chicos entre las partículas.

    2. Apelmazamiento. Son grandes masas uniformes y selladas, como en el caso de suelos arcillosos y subsuelos compactos. Su estructura también es favorable.

    3. Migajón. Son agregados generalmente porosos de formas irregulares. Este es el mejor tipo de estructura del suelo, porque contiene poros chicos y poros grandes en proporciones adecuadas. Ver figura de estructura de suelos.

Para los agricultores, la estructura del suelo es con frecuencia más importante que su textura. La estructura determina la proporción con que el agua y el aire pueden atravesar las diferentes capas del suelo, y el grado en que el agua y el aire pueden ser retenidos en los poros.http://www.forest.ula.ve/~rubenhg/ecofisiologia/imagenes/perfil_suelo_t%cdpico.jpg

La penetración de las raíces, su anclaje y el drenaje dependen también de la estructura del suelo.

La estructura puede cambiarse para mejorar las condiciones del suelo y obtener un crecimiento óptimo de la planta.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

similar:

IntroduccióN iconTaller com/manual-java/introduccion-java php >Introducción a Java...

IntroduccióN iconIntroducción a la Epistemología Introducción

IntroduccióN iconIntroduccióN

IntroduccióN iconIntroducción

IntroduccióN iconIntroducción

IntroduccióN iconIntroduccióN

IntroduccióN iconIntroduccióN

IntroduccióN icon1. introduccióN

IntroduccióN iconIntroduccióN

IntroduccióN iconIntroducción




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com