DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos




descargar 16.59 Kb.
títuloDÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos
fecha de publicación20.10.2016
tamaño16.59 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
DÍA MUNDIAL CONTRA EL USO INDISCRIMINADO DE AGROQUÍMICOS

26 DE NOVIEMBRE
El uso indiscriminado de agroquímicos en la agricultura, ha provocado la disminución de la biodiversidad, además del grave impacto negativo en la salud humana así como  la  contaminación del agua, suelo y aire.

Tanto en agricultura convencional como ecológica, el uso incorrecto de agroquímicos puede causar problemas, mucho más graves, eso sí, en el primer caso, con productos más tóxicos y persistentes. Dentro de estos problemas se pueden identificar las  resistencias, de  plagas que se habitúan al producto y éste deja de ser efectivo (lo cual encierra otros dos problemas; el agricultor tiende a incrementar la dosis y la frecuencia de los tratamientos y en consecuencia final  la descendencia de una plaga más resistente tiende a serlo también). De hecho a nivel  mundial, las especies plaga resistentes a pesticidas aumentaron en el período 1965-1992 desde 182 hasta 900, lo que supone casi 5 veces más, periodo que coincide  con el ingreso indiscriminado de insumos químicos en la agricultura.

Sin embargo otro problema más grande en el Perú y en el mundo, es   lograr el acceso a  alimentos   sanos y que cumplan con los principios de calidad e inocuidad y sobre   todo que sean producidos sin el uso de agroquímicos; de tal manera  que permitan proteger  el medio ambiente.  A nivel mundial  en los últimos años  se están dando nuevos patrones de  consumo basado fundamentalmente en  el consumo de productos orgánicos; esto  ha originado  la creación de nuevos mercados; los cuales      pagan mejores precios a los productores.  Así mismo la demanda   de productos  sanos, cada día se está incrementando, según la  AOPEB, 2001,   en el año 2010 el consumo de  productos orgánicos  representará el 10%  del mercado total de alimentos; lo cual representa una gran oportunidad  para los pequeños productores  del Perú.

Para aprovechar esta oportunidad se requiere de la intervención del gobierno y de  la sensibilización de los propios productores;  sin embargo  las políticas relacionadas con el uso de plaguicidas  no  son claras en cuanto a la reducción y  difusión de  los peligros y problemas que ocasiona el uso indiscriminado de agroquímicos;  por el contrario se siguen  fomentando  su uso basado en la búsqueda del incremento de la productiva agrícola. Gomero, L 2002,  en un diagnóstico realizado de los agroquímicos en el Perú concluye  “dentro de las tendencias de ampliación del mercado de plaguicidas, el Perú representa un mercado potencial, en especial para las nuevas inversiones agrícolas que sustentan sus propuestas técnicas de manejo del cultivo al uso intensivo de los agroquímicos”.  Además    existe otro factor importante  que  permite el incremento del uso  de  plaguicidas son las  diversas  estrategias de  mercadeo que utiliza la industria de los agroquímicos,  dentro de ellas destaca   la  generación de confianza  que se ha desarrollado entre el vendedor de  agroquímicos  y el producto; Los mecanismos para llegar a los productores van desde la visita constante de los agentes vendedores- distribuidores a los agricultores, propaganda radial, paneles en las carreteras, paredes pintadas promocionando los productos, regalos: lapiceros, polos, gorros, etc. Esto se refuerza con la distribución de material  técnico (folletos) y con la realización de días de campo, donde se reúne a grupo de agricultores en una parcela demostrativa”.

Agroquímicos  y Resistencia: Los mayores problemas ambientales en los agroecosistemas se deben al incremento del uso de plaguicidas.  Existe un “círculo vicioso” donde el mayor uso propicia más resistencia, resurgencia y aparición de nuevas plagas, bajo estas condiciones los impactos económicos y ambientales son lamentables. La contaminación se produce por la permanencia del plaguicida en el suelo, la dispersión por el aire a las áreas vecinas, su introducción a los cursos de agua (acequias, ríos y lagunas); amenazando así la salud del ser humano, los animales domésticos y silvestres, a los insectos polinizadores y a otros seres benéficos.

En una evaluación realizada  sobre la resistencia de  las plagas a los plaguicidas,  según mencionado por  Gomero, 2002, indicaban  que en la  última década  existían alrededor de 520 especies de insectos nocivos resistentes a los insecticidas, comparado a los 25 insectos reportados en 1954.

El aumento de las dosis y frecuencia de aplicación de los plaguicidas es otro indicador del grado de resistencia que vienen adquiriendo las plagas. Por ejemplo en 1986 los agrónomos recomendaban en Huasahuasi 25 kg/ha de Temik mas 4,5 litros de insecticidas, en 1996, diez años después, técnicamente se recomienda 36 kg/ha de Temik y 5 litros de insecticidas, por su puesto que los agricultores usan mucho mas de lo recomendado técnicamente

La presión de selección de los fungicidas de acción específica es la causa principal del desarrollo de resistencia. Alrededor de 150 especies de hongos fitopatógenos se han tornado resistentes a diversos fungicidas bajo condiciones de campo y en 1980 se reportó resistencia de la Phytophtora al metalaxil (Ridomil) en el cultivo de papa (Castaño-Zapata, 1994). Los fungicidas usados para controlar el tizón tardío no solo son potencialmente peligrosos y costosos, si no que también están perdiendo su efectividad. con relación al Dithane, en 1986 solo se recomendaba 4 kg/ha, actualmente se recomienda el uso de 10 kg/ha, mas sus mezclas, lo que nos demuestra que existe niveles de resistencia de las plagas y enfermedades cada vez mayores.

 Efectos del uso de agroquímicos  en la Salud de la Familia Rural  y el Consumidor
No todo el producto aplicado finaliza su vida cumpliendo su objetivo. Es curioso y terrible,  pero existen estudios en España  en los cuales  se demuestran la presencia de residuos de fitosanitarios –DDE, el principal producto de la degradación del DDT; PCB, bifenilos policlorados y hexaclorobenceno - en recién nacidos en Andalucía y Cataluña, según estudios de Nicolás Olea y Jordi Sunyer y Joan Grimalt. Aunque el ser humano, responsable  del uso de estos productos  y quien ha ocasionado estos problemas, no es la única víctima. Existen estudios que relacionan una mayor presencia de síntomas de envenenamiento en la fauna silvestre, disminución  de recursos ictiológicos en áreas donde se aplican fitosanitarios frente a las zonas donde no se llevan a cabo tratamientos. También existen otras referencias de contaminación de suelos,   sobre todo en las zonas de producción de  algodón  y papa; lo que no  permite el aprovechamiento inmediato de nichos de mercado con mejores precios; pero que exigen productos de calidad, libres de residuos químicos. El consumidor es pues uno de los receptores (junto con el suelo, la atmósfera, la fauna, las aguas) del producto derivado de un mal uso de los agroquímicos. Aspectos como el no respetar el plazo de seguridad (que son los días que deben transcurrir entre que se aplica un veneno y la recolección del producto), aplicar dosis más altas de las marcadas por el fabricante, o utilizar productos que no están autorizados para su empleo en determinado cultivo; como es  el caso del tomate, la papa, maíz y arroz. 

Los peligros de intoxicación por  agroquímicos se  conocen, sin  embargo solamente  son  tomado en cuenta aquellos  problemas que   producen una toxicidad inmediata (envenenamiento  por ingesta o  absorción por  capilaridad), destacan dentro de estos en nuestro medio los productos  que tienen como principio activo el Metamidofos (Laser, Tamaron, S- Kemata, etc);   sin embargo los productores del ámbito rural desconocen o no toman en cuentan  a  aquellos productos que  provocan  problemas   en el  largo plazo (Productos carcinogénicos); los cuales se encuentran disponibles en el mercado y se realiza un uso indiscriminado, a pesar de  encontrarse prohibido su uso en  los países desarrollado.   Debido  a que son productos  que al tomar contacto con los seres  humanos, estos  se productos químicos se  almacenan en el cuerpo de la mayoría de los humanos, sin discriminación de edades. Se encuentran en la leche de las madres, y probablemente en los tejidos de los niños por nacer.

En nuestro medio existen un sin número de  agroquímicos  fitosanitarios  que están clasificados como carcinogénicos. Uno de ellos, el benomilo, clasificado como “mutagénico categoría 2” y “tóxico para la reproducción categoría 2”; este producto es muy usado para el control de la chupadera en forestales  y   producción de café. Igualmente el malatión que es usado para el control de  polillas en  granos y  semilla de papa.

El uso de los plaguicidas genera un “círculo vicioso” donde todos estamos involucrados (productores, comercializadores y consumidores). El ingreso de los venenos a la cadena alimenticia es el punto de partida para causar desequilibrios en los ecosistemas y en la vida del ser humano. La falta de un sistema de vigilancia permanente no permite prevenir las intoxicaciones que involucran directamente a los consumidores.

Los  consumidores  actualmente tenemos  pocas opciones de elegir los alimentos  sanos  a consumir; sin embargo es  responsabilidad nuestra de generar hábitos por consumir alimentos sanos y de calidad y sobre todo de aquellos que provengan de  pequeños productores que utilizan sus propios insumos  para la producción y al mismo tiempo desarrollen prácticas amigables con el medio ambiente. Así mismo es responsabilidad  del gobierno de  generar las condiciones  adecuadas   para  lograr  una trazabilidad de  los productos, que ingresen a los mercados, dentro de estas políticas se encuentra la certificación orgánica  o de origen; las cuales actualmente tienen elevados costos que no pueden ser cubiertos por los pequeños productores. El uso de certificaciones como producción integrada o producción controlada, que inciden en esas cuestiones, que obligan al agricultor a emplear racionalmente los agroquímicos, y a registrar las condiciones de su utilización como garantía para el consumidor. Aunque la máxima seguridad la ofrece la agricultura ecológica, que fue la primera en garantizar la trazabilidad documental que permite al cliente saber dónde y cómo se produjo lo que compra, y que además no permite el uso de productos químicos de síntesis, dirigiendo al agricultor y ganadero hacia un manejo armónico de su sistema de producción que incluso permite minimizar el uso de productos, aunque sean naturales.

similar:

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos icon14 de marzo dia mundial de acción contra las represas a favor de los ríOS, el agua y la vida

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos iconMalformaciones humanas por el uso de agroquímicos

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos iconUso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos iconEs de todos conocido el problema de las infecciones nosocomiales,...

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos iconHoy se celebra el día mundial del glaucoma

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos iconEn el marco de la celebración del Día Mundial de Enfermedades Raras

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos icon1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos iconMás de 200 profesionales de la comunicación miden su capacidad pulmonar...

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos iconHumedales sanos, gente sana 2 Febrero, Día Mundial de los Humedales

DÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos iconMañana se conmemora el Día Mundial del Asma, una enfermedad que afecta...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com