Ana María Rigotti




descargar 91.26 Kb.
títuloAna María Rigotti
página1/8
fecha de publicación29.10.2016
tamaño91.26 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8

Ana María Rigotti



¿uRBANISMO AVANT LA LETTRE?

LaS PRÁCTICAS SOBRE LA CIUDAD HACIA 1900



CONFERENCIA INTERNACIONAL LA CULTURA ARQUITECTONICA HACIA 1900

Gobierno ciudad de Buenos Aires – UTDT – ICOMOS


En estos últimos años, en el ámbito académico, no sólo argentino, se multiplicaron los trabajos sobre "los orígenes del urbanismo" (particularmente el denominado "científico") como disciplina que emerge en la segunda década del siglo con el plan regulador como instrumento de análisis y proposición. Esta emergencia ha sido vista como el tránsito "evolutivo" de preocupaciones circunscriptas al diseño de unas avenidas a la concepción de un plan a escala regional, de la inconsistencia del arte a la responsabilidad social y la solidez de procedimientos científicos, siempre con la presencia de los arquitectos, merodeando, proponiendo ideas, que habrían de servir de modelo aún para los que, no siéndolo, procuraban incluirse en ese campo en formación.

Una primera expresión de este urbanismo en Argentina fue el Proyecto Orgánico para Buenos Aires de la Comisión de Estética Edilicia (1923/5); una versión ya madura el Plan Regulador para Rosario de Della Paolera, Farengo y Guido (1931/35). Más allá de sus diferencias (uno realizado por representantes del poder político y profesional con énfasis explícito en el embellecimiento, otro por tres ingenieros preocupados por destacar la eficiencia funcional y económica) una rápida mirada permite caracterizar sus elementos en común: una larga memoria que despliega procedimientos y justifica decisiones, traducción de los beneficios en ventajas económicas (prevenir antes de lamentar), un plano que deslinda los límites entre espacio público y privado, una previsión para la expansión de la ciudad, un conjunto de proyectos para mejorar la ciudad existente y concentrar la renovación edilicia, un proyecto global de ejes viales superpuesto a la cuadrícula, localizaciones especiales para la industria, reestructuración de áreas portuarias y accesos ferroviarios vinculados a un sistema subterráneo de transporte, un reglamento que especifica alturas, densidades, patios y líneas de edificación por zonas, plazas como nodos de un sistema que vincula el centro a los suburbios y define la distribución de servicios urbanos, barrios obreros, barrios jardín y un sistema de espacios verdes que fija límites al casco urbano, organiza focos para la expansión residencial y sirve a la recuperación paisajística y representativa del frente costero.

Planos, cortes, perspectivas, maquetas, gráficos, proyecciones demográficas, coeficientes, tablas articulados por el relato, justifican regulaciones a la propiedad, programas de inversión publica y nuevos organismos técnicos a cargo de la administración racional de la sociedad urbana por sobre la política y sus instituciones. Ninguno de estos procedimientos era novedoso.

Ya se habían propuesto -y hasta impuesto- sobre la ciudad y su territorio, en otras combinaciones, desde otros ámbitos, con otro sentido, apoyándose en otros saberes. No es nuestro interés poner más atrás los orígenes del urbanismo sino aproximarnos al conjunto de prácticas heterogéneas que actuaban sobre la ciudad desde fines del siglo pasado y que el plan regulador procuró sintetizar y sustituir.

El conjunto es amplio y plural, el marco de la ponencia breve. Nos limitaremos a esbozar -apoyándonos en algunas experiencias en Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, Mendoza- la disparidad de sus objetivos y alcances, de sus marcos justificatorios e instrumentales, para subrayar los préstamos y transferencias, pero también los profundos cambios conceptuales y estratégicos que mediaron entre este conjunto de propuestas de agrimensores, higienistas, arquitectos, ingenieros, abogados y un urbanismo que pretendió re-escribirlas, subsumirlas e, incluso, superarlas.

Faltan trabajos que profundicen en las postas y relevos de competencias en el campo urbano. Tal vez la captura del urbanismo y su historia por los arquitectos (ante la incredulidad de geógrafos, ingenieros, economistas y sociólogos) ha impedido que fructificaran. Fueron parte de procesos fuertemente internacionalizados. No obstante las matrices institucionales, el desarrollo de las diferentes profesiones, la posición periférica, la propiedad de la tierra, la actuación de algunos personajes, definieron particularidades nacionales que dan sentido a esta indagación. Esa singularidad debe explorarse para el caso Argentino, superando tanto estudios localistas que narran con inocencia el descubrimiento de la pólvora una y otra vez, como la falta de sensibilidad en la percepción de los matices y la sobredeterminación ideológica de la descripción de pasivas influencias.
  1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Ana María Rigotti iconMaría Blanca Galimberti Ana Maria Aufiero apuntes sobre gobierno corporativo

Ana María Rigotti iconAna maría matute, ‘el que no inventa, no vive’

Ana María Rigotti iconAna María Fernández El campo grupal Notas para una genealogía

Ana María Rigotti iconYanina Castello, Gabriela Mercado, Flavia Muñoz, María Sánchez, Ana Velásquez

Ana María Rigotti iconAna olmos leóN

Ana María Rigotti iconAna Aguilar y Paula Parrado

Ana María Rigotti iconAna Catarina Da Silva Pereira

Ana María Rigotti iconNombre: Ana Hoyos Alarcón

Ana María Rigotti iconAna Raquel Steffanoni Schiavon

Ana María Rigotti iconTradução de ana paula cunha




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com