Ciencias para el Mundo Contemporáneo




descargar 312.24 Kb.
títuloCiencias para el Mundo Contemporáneo
página9/11
fecha de publicación26.10.2015
tamaño312.24 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Conocer las causas históricas de la existencia de las distintas lenguas de España, y las situaciones de bilingüismo y diglosia, y apreciar la conveniencia de la diversidad y convivencia de lenguas y culturas, así como reconocer y valorar los rasgos cultos y populares más característicos del español de Canarias.

Se trata de evaluar, por medio del criterio, el conocimiento del estudiante de la pluralidad lingüística de España y los factores históricos que la han originado. También se comprobará que se conocen las situaciones de bilingüismo y diglosia y que se adquiere conciencia positiva de la diversidad y de la convivencia de lenguas como manifestación de la riqueza cultural. Se valorará igualmente el conocimiento de las peculiaridades fonéticas, gramaticales, léxicas y fraseológicas del español de Canarias, y su uso apropiado.

Segundo curso

Contenidos

I. La variedad de los discursos y el tratamiento de la información

  1. Conocimiento y análisis del papel que desempeñan los factores de la situación comunicativa en la determinación de la variedad de los discursos y en la valoración de su adecuación.

  2. Análisis y comentario del tema, de la estructura organizativa y del registro de textos de carácter expositivo y argumentativo procedentes del ámbito académico.

  3. Composición de textos expositivos orales y escritos propios del ámbito académico, como sencillos ensayos o comentarios críticos, a partir de modelos, atendiendo a las condiciones de la situación y utilizando adecuadamente los esquemas textuales.

  4. Análisis y comentario del tema, de la estructura organizativa y del registro de los textos periodísticos y publicitarios.

  5. Clasificación, caracterización y comentario de los diferentes géneros de textos, orales y escritos, de acuerdo con los factores de la situación, analizando su registro y su adecuación al contexto de comunicación.

  6. Composición de textos periodísticos y publicitarios, tomando como modelo los textos comentados.

  7. Utilización de procedimientos para la obtención, el tratamiento y la evaluación de la información, a partir de documentos procedentes de fuentes impresas y digitales, para la comprensión y producción de textos.

  8. Interés por la buena presentación de los textos escritos, tanto en soporte papel como en soporte digital, y aprecio por la necesidad social de ceñirse a las normas gramaticales, ortográficas y tipográficas.

II. El discurso literario

  1. Consolidación de la autonomía lectora y aprecio por la literatura como fuente de placer, de conocimiento de otros mundos, tiempos y culturas.

  2. Composición de textos literarios o de intención literaria a partir de los modelos leídos y comentados.

  3. Lectura, estudio y valoración crítica de obras significativas, narrativas, poéticas, teatrales y ensayísticas de diferentes épocas.

  4. Utilización autónoma de la biblioteca del centro, de las del entorno y de bibliotecas virtuales.

  5. Lectura y comentario de obras breves y de fragmentos representativos de las distintas épocas, géneros y movimientos, de la literatura contemporánea, estableciendo la oportuna correlación con las características de la literatura de los siglos precedentes.

  6. El desarrollo de la novela realista y naturalista del siglo XIX y los nuevos modelos narrativos en el siglo XX. La novela y el cuento latinoamericanos en la segunda mitad del siglo XX. Principales autores de la narrativa canaria en estos periodos.

  7. La poesía: de Bécquer y el Simbolismo a las Vanguardias. Tendencias de la lírica en la segunda mitad del siglo XX. La presencia de la poesía hispanoamericana. Obras y autores destacados de la lírica canaria en estos periodos.

  8. El teatro: tradición y renovación en el teatro del siglo XX.

  9. El ensayo a lo largo del siglo XX.

III. Conocimiento de la lengua

  1. Reconocimiento y uso de las formas lingüísticas de la subjetividad y de la objetividad y sus formas de expresión en los textos.

  2. Reconocimiento y uso de conectores, marcadores (conjunciones, adverbios, locuciones conjuntivas, prepositivas o adverbiales y expresiones de función adverbial), y procedimientos anafóricos y catafóricos que contribuyen a la cohesión del texto.

  3. Conocimiento, análisis y comentario de las relaciones que se establecen entre las formas verbales como procedimientos de cohesión del texto, con especial atención a la valoración y al uso de los tiempos verbales.

  4. Reconocimiento y análisis de los recursos creativos del idioma: derivación y composición en la formación de palabras; metáfora y metonimia en la constitución de nuevos significados léxicos.

  5. Reconocimiento, análisis y comentario de las relaciones semánticas entre las palabras en relación con la coherencia de los textos y de su adecuación al contexto, con especial atención a los contextos académicos y sociales.

  6. Distinción entre el uso objetivo (denotación) y subjetivo (connotación) de las palabras.

  7. Sistematización de conceptos relativos a la estructura semántica (significados verbales y argumentos) y sintáctica (sujeto, predicado y complementos) de la oración, y a la unión de oraciones en enunciados complejos, con objeto de reconocer y utilizar distintas posibilidades de expresión en diferentes contextos lingüísticos y de comunicación.

  8. Reconocimiento y uso de procedimientos lingüísticos y paralingüísticos (comillas, guiones…) de inclusión del discurso de otros en el propio: estilo directo, indirecto e indirecto libre.

  9. Valoración de la importancia de las terminologías de los distintos saberes académicos.

  10. Profundización en el conocimiento de los rasgos cultos y populares más característicos del español de Canarias y de América, así como de otras variedades del español peninsular, y valoración de estas variedades y de la necesidad de una norma panhispánica.

  11. Ampliación del conocimiento y uso reflexivo de las normas gramaticales, ortográficas y tipográficas, apreciando su valor social.

  12. Aplicación reflexiva de estrategias de autocorrección y autoevaluación para progresar en el aprendizaje autónomo de la lengua.

Criterios de evaluación

  1. Caracterizar y comentar diferentes clases de textos orales y escritos, pertenecientes a ámbitos de uso diversos, en relación con los factores de la situación comunicativa, identificando los rasgos más significativos del género al que pertenecen, analizando los rasgos de su registro y valorando su adecuación al contexto.

Con este criterio se pretende evaluar la capacidad del alumnado para identificar y comentar los textos de diferentes géneros dentro de los principales ámbitos de uso, para reconocer algunos factores que intervienen en la producción de los textos (el tema y el contexto social, el propósito, la relación entre el emisor y el destinatario, el canal utilizado, el esquema textual y el registro), para relacionar sus rasgos lingüísticos más relevantes con estos factores de la situación comunicativa y para valorar la adecuación y eficacia del registro utilizado en cada contexto.

  1. Analizar y comentar el tema y la estructura de textos orales y escritos, procedentes de diversos ámbitos de uso, con especial atención a los expositivos y argumentativos de los ámbitos periodístico y académico, y resumirlos de modo que se recojan las ideas que los articulan.

La aplicación del criterio evaluará la capacidad del estudiante para extraer el tema general y los temas secundarios de textos expositivos y argumentativos de divulgación científica (académicos o periodísticos) y de textos periodísticos de opinión, haciendo inferencias a partir de informaciones que se repiten en el texto y de los propios conocimientos; se evaluará, asimismo, la capacidad de reconocer, con la ayuda de los conectores y organizadores del discurso, la relación entre las partes de una exposición o una argumentación, de representar gráficamente estas relaciones mediante, por ejemplo, esquemas o mapas conceptuales, y de resumir el texto siguiendo el esquema previamente elaborado.

  1. Realizar exposiciones orales sobre temas relacionados con el ámbito académico, social, cultural o literario, desarrollando un esquema previo, usando recursos audiovisuales y las tecnologías de la información y la comunicación (carteles, diapositivas, programas de presentaciones…) exponiendo, en su caso, las diversas opiniones que se sostienen y adoptando una posición crítica bien argumentada.

Este criterio comprobará la capacidad de los alumnos y alumnas de planificar y realizar una breve exposición oral propia del ámbito académico. En este tipo de exposiciones se valorarán aspectos como la consulta de las fuentes apropiadas, la selección y organización (fichas, esquemas…) de la información relevante conforme a la finalidad del texto, la coherencia y cohesión en la presentación de los contenidos, la elección del registro apropiado y el uso de recursos para guiar a los oyentes y mantener su atención; también se valorará, cuando proceda, la relevancia de los argumentos seleccionados.

  1. Componer textos expositivos y argumentativos sobre temas lingüísticos, literarios o relacionados con la actualidad social y cultural, utilizando procedimientos de documentación y tratamiento de la información.

El presente criterio se propone determinar la capacidad del escolar para acceder de forma autónoma a las fuentes de información, para seleccionar en ellas los datos pertinentes en relación con un determinado propósito comunicativo, para organizar esta información mediante fichas, resúmenes, esquemas, etc., y para reutilizarla en la elaboración de un texto expositivo o argumentativo (una exposición académica, un breve ensayo o un artículo de opinión). En la valoración de los textos producidos se tendrá en cuenta, además de la relevancia de los datos de acuerdo con la finalidad, el texto, la organización coherente de los contenidos, la cohesión de los enunciados sucesivos del texto, la solidez de la argumentación y uso del registro adecuado. Se tomarán igualmente en consideración el uso apropiado de procedimientos de citación (notas a pie de página, comillas, etc.) y la inclusión correcta de la bibliografía consultada.

  1. Comentar el contenido de obras literarias breves y fragmentos significativos, con especial atención a muestras de la literatura canaria, desde la segunda mitad del s. XIX hasta fines del s. XX, aplicando las nociones adquiridas sobre las formas literarias (géneros, figuras y tropos más usuales, versificación), señalando las características de los distintos periodos, movimientos y autores, e interpretando su contenido en relación con distintos saberes y con la propia experiencia.

Se trata de valorar, por medio del criterio, la capacidad del alumnado para comentar obras literarias de distintas épocas y de autores relevantes (incluida la literatura canaria) en su contexto histórico, social y cultural, relacionándolas con otras obras de la época o del propio autor, destacando la presencia de determinados temas y motivos y la evolución en la manera de tratarlos y reconociendo las características del género en que se inscriben, los tropos y procedimientos retóricos más usuales y, en su caso, las innovaciones que se producen en las formas (géneros, procedimientos retóricos y versificación).

  1. Realizar trabajos críticos sobre la lectura de obras significativas de la segunda mitad del s. XIX y s. XX, interpretándolas en relación con su contexto histórico y literario, obteniendo la información necesaria a través de distintas fuentes y recursos bibliográficos, webgráficos y audiovisuales, y aportando una valoración personal.

La aplicación del criterio pondrá de manifiesto la capacidad de los escolares para realizar un trabajo personal de interpretación y valoración de algunas obras significativas, leídas en su integridad, de la segunda mitad del s. XIX y del s. XX, comentando tanto su contenido como el uso de las formas literarias, relacionándolas con su contexto histórico, social y literario y, en su caso, con el significado y la relevancia de su autor. Se valorará también la selección y utilización de las fuentes de información bibliográfica y de los recursos de las tecnologías de la información y la comunicación.

  1. Componer textos escritos, en soporte papel o digital, con intención literaria y conciencia de estilo.

A través de este criterio se pretende comprobar la capacidad de los alumnos y las alumnas de utilizar en los propios escritos, presentados en soporte papel o digital, los conocimientos literarios adquiridos (tropos, géneros, procedimientos retóricos, técnicas narrativas…) mediante la composición de textos de intención literaria. Con este criterio no se trata de evaluar la calidad literaria de los textos elaborados, sino la utilización de los conocimientos adquiridos y la intencionalidad estética.

  1. Aplicar sistemáticamente los conocimientos metalingüísticos, sociolingüísticos, pragmáticos, discursivos (adecuación, coherencia y cohesión) y de corrección en la comprensión y el análisis de textos de distintos ámbitos sociales y en la composición y la revisión de los propios, empleando la terminología adecuada al nivel.

Este criterio se propone verificar que, por parte de los estudiantes, se adquieren determinados conocimientos sobre la lengua y se utilizan de forma sistemática y reflexiva en relación con la comprensión, el análisis, la composición y la revisión de los textos. Se atenderá a los distintos factores de la situación comunicativa, el registro, las modalidades de la oración en relación con los actos de habla que se realizan; las formas de expresar la subjetividad y la objetividad; los procedimientos de conexión y los conectores y marcadores propios de los diferentes textos; los procedimientos anafóricos y catafóricos; las relaciones léxicas formales y semánticas y el papel de las terminologías en el ámbito académico; el papel de los tiempos verbales como procedimientos de cohesión y el uso de los tiempos y modos verbales y de las perífrasis; los procedimientos lingüísticos y paralingüísticos (comillas, guiones…) de inclusión del discurso de otros (estilo directo, indirecto e indirecto libre). Se reconocerán la estructura semántica y sintáctica de la oración y las distintas posibilidades de unión de oraciones para formar enunciados complejos en función del contexto y de las intenciones del emisor. Se evaluará el uso correcto de las convenciones ortográficas.

  1. Conocer las causas históricas de la existencia de las distintas variedades dialectales del español, con especial atención a las características generales del español de América y de Canarias y sus rasgos, coincidencias y diferencias en diversas manifestaciones orales y escritas, literarias y de los medios de comunicación.

Mediante el presente criterio se comprobará si los alumnos y las alumnas conocen la pluralidad dialectal del español, en especial de Canarias y América, y los factores históricos que la han originado, dando cuenta de sus rasgos más característicos en distintas manifestaciones orales y escritas, literarias y de los medios de comunicación. También se comprobará que valoran esta diversidad como una riqueza cultural y que entienden la conveniencia de que, en los usos formales, exista una norma panhispánica lo más unitaria posible.

Lengua Extranjera

Introducción

El amplio alcance de los medios de comunicación y el uso generalizado de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) han propiciado un incremento de las relaciones internacionales sin precedentes. En este contexto es primordial el conocimiento de una o varias lenguas, ya que facilita las relaciones económicas y laborales, favorece la libre circulación de personas, la formación fuera de nuestras fronteras, los intercambios culturales y la posibilidad de conocer y respetar otras culturas, otros modos de pensar y de entender la realidad. El aprendizaje de idiomas es una condición imprescindible en el desarrollo formativo de los alumnos y las alumnas, puesto que favorece la convivencia en un mundo multicultural y multilingüe. Este conocimiento contribuye de igual manera al desarrollo integral de la personalidad, aumenta la autoestima y genera confianza en las propias estrategias de aprendizaje.

La Comunidad Autónoma de Canarias ha sido, por su situación geográfica, lugar de confluencia de múltiples elementos culturales que han ido configurando las tradiciones, las celebraciones, el habla y el carácter de sus habitantes. En este marco, el aprendizaje de otras lenguas es fundamental. La juventud canaria forma parte de una Europa global y, por lo tanto, las instituciones educativas tienen la responsabilidad de preparar al alumnado para afrontar los retos personales y profesionales que la sociedad actual demanda.

El currículo de Bachillerato para el aprendizaje de lenguas extranjeras se basa fundamentalmente en las pautas que el Consejo de Europa establece en su Marco común de referencia para las lenguas: aprendizaje, enseñanza y evaluación. En este documento se unifican las directrices tanto para el aprendizaje como para la valoración de la competencia en las diferentes lenguas de un hablante. De acuerdo con sus propuestas, el desarrollo de la motivación, la destreza y la confianza de los alumnos y alumnas adquieren una especial importancia a la hora de enfrentarse al aprendizaje de una nueva lengua. Asimismo, en él se definen los niveles de dominio de la lengua que permiten comprobar el progreso del alumnado en cada fase del aprendizaje y a lo largo de toda su vida. En relación con este aspecto, el Consejo de Europa ha promovido el Portfolio europeo de las lenguas, un documento personal en el que se recoge el nivel de competencia de los estudiantes en el proceso de aprendizaje de idiomas, y que ha de servir para avalar y documentar sus destrezas lingüísticas así como para facilitar su acceso al mundo académico y/o laboral en cualquier país de la Unión Europea.

Algunos de los principios generales establecidos en el Marco tienen como fin motivar a los estudiantes para desenvolverse en intercambios de la vida diaria y comunicarse en otra lengua con personas de otros países o residentes en las Islas. También promueven el intercambio de información para alcanzar así una comprensión más amplia y profunda de la forma de vida y de pensamiento de otros pueblos. Las condiciones geográficas, sociales y económicas de la Comunidad Autónoma de Canarias posibilitan a nuestros escolares la puesta en práctica de estas directrices. El presente currículo pretende impulsar en el alumnado la inquietud necesaria para conseguir los objetivos propuestos por el Consejo de Europa.

El alumnado que accede a la etapa de Bachillerato debe haber adquirido y desarrollado las competencias básicas, lo que conlleva el conocimiento de estrategias para el aprendizaje autónomo, el trabajo cooperativo, la reflexión sobre su propio aprendizaje y la aceptación y superación del error como elemento fundamental de progreso. A estos alumnos y alumnas se les presupone ya un conocimiento de la lengua extranjera que les puede permitir desenvolverse en situaciones habituales de comunicación. Sus intereses profesionales y académicos están cada vez más definidos. El objetivo de esta materia será, por lo tanto, profundizar en las destrezas discursivas adquiridas con anterioridad, enriquecer sus conocimientos lingüísticos y culturales, adecuar el registro lingüístico a cada situación y ampliar los ámbitos en los que estas destrezas tienen lugar. Dadas las características del alumnado de esta etapa, uno de los aspectos que ha de destacarse es el de los ámbitos en los que se produce la comunicación, poniendo especial énfasis en la ampliación de los contextos en los que se desarrolla. De entre éstos, cabe resaltar el de las relaciones y las prácticas sociales habituales; el académico, que va más allá de algunos contenidos relacionados con la materia y otras materias del currículo adentrándose en el discurso científico-técnico, cultural y literario; el de los medios de comunicación; y el público, que abarca todo lo relacionado con la interacción social y laboral.

En Bachillerato el proceso de aprendizaje de esta materia tiene como objetivo que los alumnos y las alumnas amplíen la competencia comunicativa en la lengua extranjera y consoliden los aspectos de esta competencia trabajados con anterioridad para que sean capaces de interactuar y hacerse entender en diversas situaciones de comunicación, como por ejemplo: narrar hechos y describir personas, objetos o situaciones, expresar opiniones y argumentar, aunque sea de forma sencilla. Para ello debe hacer uso de un léxico cada vez más amplio relacionado con temas generales y manifestar un control gramatical aceptable, con cierta fluidez y espontaneidad. En definitiva, esta etapa debe suponer el uso de la lengua, tanto oralmente como por escrito, en múltiples soportes, en variedad de contextos y finalidades diversas, y la adquisición de estrategias para lograr un aprendizaje cada vez más autónomo que ha de durar toda la vida.

El aprendizaje de una lengua extranjera trasciende el marco de los aprendizajes lingüísticos y supone algo más que aprender a utilizar la lengua en contextos de comunicación. Su conocimiento contribuye a la formación del alumnado desde una perspectiva integral al favorecer el interés y el respeto por los hablantes de otras lenguas, desarrollar la conciencia intercultural y ser un vehículo para la comprensión de temas globales, aspectos relacionados con la competencia social y ciudadana. De esta forma, la materia contribuye a ampliar el horizonte personal del alumnado y a consolidar valores sociales que favorecen el diálogo en un mundo en el que la comunicación internacional se hace cada vez más patente y el entendimiento entre pueblos y culturas es una prioridad. Además del interés por conocer culturas distintas, la comunicación intercultural implica también una toma de conciencia de la realidad propia, no sólo supone comunicarse con otras culturas, sino que conlleva también lo que puede aprender el alumnado de dichas culturas para enriquecer la suya.

La Lengua Extranjera como materia común del Bachillerato contribuye al desarrollo de las siguientes competencias generales: la competencia en el tratamiento de la información y competencia digital, la competencia en autonomía e iniciativa personal, la competencia comunicativa, y la competencia social y ciudadana.

En este currículo, los contenidos se secuencian en dos cursos y se presentan agrupados en bloques cuya finalidad es organizar de forma coherente qué aprendizajes deben consolidarse o adquirirse y definirlos con mayor claridad, sin que esto signifique que deban desarrollarse independientemente unos de otros. Los bloques de contenidos, tanto en primero como en segundo de Bachillerato, son los siguientes: bloque I, «Escuchar, hablar y conversar», bloque II «Leer y escribir», bloque III, «Conocimiento de la lengua: uso y aprendizaje», y bloque IV, «Aspectos socioculturales y consciencia intercultural».

Las habilidades lingüísticas se recogen en el bloque I, «Escuchar, hablar y conversar», y en el II, «Leer y escribir». En ambos se incluyen estrategias, destrezas, habilidades y técnicas, entendidas como operaciones que permiten relacionar los conceptos adquiridos con su aplicación en tareas y actividades de comunicación. A través de estos procedimientos se desarrolla «el saber hacer». La comunicación oral sigue teniendo una gran relevancia, por lo que el primer bloque se centra en el desarrollo de la capacidad para interactuar en situaciones diversas. Se incide en la importancia de que el modelo lingüístico de referencia oral no sólo provenga de la lengua estándar, sino también de un variado número de hablantes, con el fin de recoger, en la mayor medida posible, las variaciones y los matices de los diferentes acentos. De ahí la relevancia del uso de los medios audiovisuales y de las tecnologías de la información y la comunicación en el currículo. Atendiendo, como previamente se ha expuesto, a los ámbitos en los que se produce la comunicación, en esta etapa y a través de estos contenidos, se pretende ampliar los contextos comunicativos, usando textos orales o promoviendo situaciones de interacción que estén en consonancia con los intereses no sólo personales, sino profesionales y formativos del alumnado. Se trabajarán temas relacionados con otras materias del currículo y se promoverán tareas cuyos fines vayan encaminados a una consolidación de las estrategias comunicativas. Por ejemplo, el uso de las TIC para la investigación de los temas propuestos se valorará como un recurso fundamental para ayudar a los alumnos y alumnas a ampliar sus conocimientos tanto lingüísticos como culturales, científicos, literarios, etc. Asimismo, les proporcionará una oportunidad para apoyar sus comunicaciones orales, reforzando de este modo no sólo la fluidez y la corrección lingüística, sino las habilidades necesarias para hablar en público.

El bloque II, «Leer y escribir», incorpora también los procedimientos necesarios para consolidar la competencia discursiva en su uso escrito. En el aprendizaje de lenguas, los textos escritos sirven de modelo para la composición textual y proporcionan elementos lingüísticos que apoyan la comunicación. El trabajo iniciado en las etapas anteriores en relación con las estrategias de lectura y escritura deberá seguir consolidándose, de manera que tanto las estrategias transferidas desde la lengua materna como las que se hayan ido adquiriendo a través del estudio de otras lenguas puedan ahora servir de base para afrontar la comprensión y la expresión escrita desde una posición de seguridad. En consecuencia, estrategias como, por ejemplo, el análisis léxico de un texto tomando como referente la lengua materna servirán al alumnado para incrementar la confianza en su propia capacidad de progreso. En este bloque de contenidos es igualmente relevante el uso de las TIC para acceder a textos auténticos que servirán de base para el estudio. La importancia de estos medios en la sociedad actual es excepcional en lo que se refiere a la interacción escrita entre los hablantes de cualquier parte del mundo.

En los bloques I y II, el enfoque de los textos (orales y escritos) y la gradación de las tareas establecerán la diferencia en el nivel de exigencia entre primero y segundo de Bachillerato. Por ejemplo, un texto de una cierta complejidad puede utilizarse en el primer curso para realizar una tarea sencilla (búsqueda de palabras relacionadas con un campo léxico, búsqueda de exponentes o realizaciones lingüísticas de una determinada función, comprensión global del texto, etc.). En el segundo curso se podría asignar una tarea que requiera una mayor competencia comunicativa (diferenciar entre ideas principales y secundarias, localizar implícitos del texto o la intención de comunicación, etc.).

El bloque III, «Conocimiento de la lengua: uso y aprendizaje», cuyo objetivo es la observación de las manifestaciones orales y escritas de la lengua extranjera y su uso en situaciones de comunicación permite que el alumnado de ambos cursos vaya tomando conciencia de la progresiva complejidad del sistema conceptual de la lengua y reflexione sobre su funcionamiento y sobre las variables contextuales o pragmáticas asociadas a la situación comunicativa. El punto de partida serán las situaciones de uso que favorezcan la inferencia de reglas de funcionamiento de la lengua y que permitan a alumnos y alumnas establecer qué elementos de la lengua extranjera se comportan como en las lenguas que conocen, y qué estrategias los ayudan a progresar en el aprendizaje, de manera que adquieran confianza en sus propias capacidades.

Los contenidos del bloque IV, «Aspectos socioculturales y consciencia intercultural», contribuyen a que el alumnado de la Comunidad Autónoma de Canarias amplíe su conocimiento de las costumbres, formas de relación social, rasgos y particularidades de los países en los que se habla la lengua extranjera; en definitiva, el entendimiento de formas de vida que aun siendo diferentes a las suyas le resultan familiares. La realidad geográfica, social y económica del Archipiélago es una oportunidad para promover la tolerancia y aceptación de lo diverso, acrecentar el interés por el conocimiento de las diferentes realidades sociales y culturales, y facilitar la comunicación intercultural. Se seguirá trabajando la reflexión sobre nuestras costumbres y las de otras culturas para evitar actitudes xenófobas que dificulten la convivencia en esta sociedad multicultural.

El enfoque comunicativo es el más idóneo para adquirir y poner en práctica los contenidos lingüísticos y socioculturales, así como las estrategias necesarias para llevar a efecto un aprendizaje que se prolongará a lo largo de la vida. Las competencias básicas desarrolladas en las etapas anteriores se verán consolidadas en Bachillerato. Para ello, los temas seleccionados estarán encaminados a preparar a los jóvenes como ciudadanos responsables y comprometidos y a formarlos como futuros profesionales. Con el fin de promover los valores de la sociedad democrática se propiciará la interacción para que los alumnos y las alumnas aprendan a negociar y resolver cualquier dificultad que se les plantee, favoreciendo así el trabajo cooperativo. El fomento de la autoestima y la confianza para desenvolverse en diversas situaciones de comunicación se mantienen como aspectos fundamentales, debido al carácter eminentemente comunicativo de este currículo. Para potenciar la creatividad, la autonomía y la puesta en práctica de las diferentes técnicas de estudio adquiridas en etapas anteriores, se dará continuidad al trabajo basado en la resolución de tareas, en la elaboración de proyectos, en actividades de investigación usando las TIC y en presentaciones orales y escritas. Es importante fomentar igualmente la aproximación a textos auténticos a través de los medios de comunicación: programas de radio, de televisión, periódicos, artículos en la web, participación en foros y chats, etc. En los dos cursos de esta etapa la selección de textos y tareas deberá estar encaminada a consolidar los aprendizajes y a poner en práctica el propósito de todos los idiomas: la adquisición de la competencia comunicativa.

En cada uno de los cursos de Bachillerato los criterios de evaluación indican el nivel de adquisición de las capacidades mencionadas en los objetivos generales de la materia. No aparecen divididos en bloques como los contenidos, puesto que en la lengua extranjera éstos se evalúan de forma integral. Los criterios de evaluación son la herramienta imprescindible para constatar, por un lado, el nivel alcanzado por el alumnado en los aspectos comunicativos, lingüísticos y socioculturales que se desarrollan en este currículo, y, por otro, la participación en las tareas planteadas. Para ello se ha de disponer de una serie de instrumentos que permitan tanto al profesorado como al alumnado tomar conciencia del progreso en el aprendizaje. Los criterios también nos servirán de referente a la hora de determinar el grado de consecución de los contenidos trabajados y de valorar la capacidad del alumnado para aplicarlos a contextos nuevos, resolviendo con autonomía las situaciones de aprendizaje. En definitiva, a través de los criterios de evaluación se hará una reflexión sobre el proceso docente y la evolución del alumnado.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

Ciencias para el Mundo Contemporáneo iconCiencias para el mundo contemporáneo

Ciencias para el Mundo Contemporáneo iconIes trassierra Ciencias para el Mundo Contemporáneo

Ciencias para el Mundo Contemporáneo iconMundu garaikideko zientziak ciencias para el mundo contemporáneo 2008-2009 participantes

Ciencias para el Mundo Contemporáneo iconCiencias del Mundo Contemporáneo

Ciencias para el Mundo Contemporáneo iconCiencias del mundo contemporaneo: tema 4

Ciencias para el Mundo Contemporáneo iconProgramacion de ciencias del mundo contemporaneo 1º de bachillerato

Ciencias para el Mundo Contemporáneo iconDiplomado en tanatologíA. Enfrentando la muerte en el mundo contemporáneo generación 2010-2011

Ciencias para el Mundo Contemporáneo icon• Manejar los elementos gerenciales fundamentales que exige el trabajo...

Ciencias para el Mundo Contemporáneo iconResumen: La educación es el pasaporte para entrar al mundo laboral,...

Ciencias para el Mundo Contemporáneo iconResumen ¿Tiene la mente algún poder sobre la materia? ¿Es posible...
«intencionalidad» o «intención»parecía pro­ducir una energía lo suficientemente poderosa como para cambiar la realidad física. Un...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com