Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012




descargar 136.62 Kb.
títuloInforme tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012
fecha de publicación26.01.2016
tamaño136.62 Kb.
tipoInforme
b.se-todo.com > Documentos > Informe
cid:image001.png@01cc81f1.dc9fbfa0

INFORME TECNICO (R. PESQ.) N° 010/2012

AMPLIACION DE LA RESERVA MARINA PARA EL CHORO ZAPATO DE PUTEMUN, CASTRO X REGIÓN



ENERO, 2012

INDICE
1. INTRODUCCION 02

2. OBJETIVO 03

3. CARACTERIZACION DEL HUMEDAL 03

3.1Situación Geográfica 03

3.2 Del Humedal 05

3.3 Consideraciones generales asociadas al ambiente marino 09

3.3.1Hidrografía y régimen mareal 09

3.3.2 Geomorfología, suelos y fondos 09

3.3.3 Diversidad biológica del área 10

3.3.3.1Fitoplancton 10

3.3.3.2 Macroalgas 11

3.3.3.3 Macrófitas acuáticas 12

3.3.3.4 Invertebrados 12

3.3.3.5 Aves 13

3.3.3.6 Mamíferos Marinos 13

3.3.3.7 Servicios ecológicos del área 14

3.4 Actividad Pesquera 15

3.4.1 Extracción de algas 15

3.4.2 Extracción de mariscos 16

3.5 Actividad turística 16

4. ANTECEDENTES COMPLEMENTARIOS 17

5. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 19

6. BIBLIOGRAFIA 20



  1. INTRODUCCION


Las Áreas Marinas Protegidas (AMP) han tenido a nivel internacional un importante rol en la protección de la estructura y funcionamiento de los ecosistemas marinos costeros y, últimamente existe evidencia que su implementación produce un impacto positivo en la administración y manejo de poblaciones de recursos de interés comercial. Estas áreas proveen beneficios ecosistémicos que se pueden resumir en los siguientes aspectos:


  • Mantienen la estructura, integridad y funcionamiento del ecosistema, ofreciendo la oportunidad de aumentar el conocimiento y el entendimiento de los ecosistemas acuáticos.

  • Contribuyen a mitigar los efectos de las pesquerías tradicionales, a través del suministro de propágulos hacia áreas adyacentes, exportación de adultos y amortiguación de impactos genéticos derivados de la mortalidad selectiva,

  • Proporcionan un seguro en relación a colapsos poblacionales de áreas de pesca y contribuyen a su recuperación,

  • Aportan a la mantención y valoración del paisaje, contribuyendo al desarrollo armónico y planificado del sistema costero en general incorporando otras actividades relacionadas con el turismo, recreación y educación ambiental con énfasis en la protección de la naturaleza.


Las reservas marinas están incluidas en el Título IV, Artículo 48, letra b) de la LGPA y son establecidas mediante decreto del Ministerio del Medio Ambiente, en la franja costera de las 5 millas reservadas a la pesca artesanal, como en las aguas terrestres e interiores, previos informes técnicos de la Subsecretaría de Pesca y del Consejo Zonal de Pesca respectivo. Las reservas marinas tienen como objetivo general la conservación de los recursos hidrobiológicos y de acuerdo con la definición que la misma LGPA entrega (Artículo 2, Nº43) las reservas marinas son áreas de resguardo de los recursos hidrobiológicos con el objeto de proteger zonas de reproducción, caladeros de pesca y áreas de repoblamiento por manejo.
Sin perjuicio de lo anterior, por constituir áreas de resguardo, la protección que se efectúa sobre los recursos hidrobiológicos se hace extensiva hacia el conjunto de las especies hidrobiológicas que constituyen las comunidades en las cuales se desarrollan los recursos principales objeto de protección.
En el presente informe se entregan los antecedentes para fundamentar la incorporación del humedal de Putemún, aledaño, a la Reserva Marina para el Choro Zapato.
De acuerdo con los antecedentes generales disponibles el humedal presenta atributos tales como riqueza de su ecosistema, mediana alteración, presencia de especies amenazadas y atractivo paisajístico que ameritan su protección y conservación.



  1. OBJETIVO


El presente informe tiene como objetivo presentar los antecedentes técnicos para ampliar la Reserva Marina a la zona aledaña del humedal del Estero de Putemún, en conformidad con el Artículo 48, letra b) de la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA).



  1. CARACTERIZACION DEL HUMEDAL


El humedal de Putemún tiene aproximadamente una superficie de 164,5 ha (estimado en base a carta Shoa N° 7370), presenta una variedad de sistemas ecológicos que albergan, temporal o permanentemente, una variedad de aves nativas y migratorias. Algunas de ellas están clasificadas como especies vulnerables o en peligro de extinción según los criterios de la Corporación Nacional Forestal (CONAF).
Durante años, el humedal ha sido un medio ambiente natural de gran importancia y fragilidad, un verdadero legado científico y ecológico que atrae a turistas y escolares. Sin embargo, esta área podría verse amenazada por proyectos para drenar el humedal, la caza ilegal de aves, y la creciente contaminación de sus aguas que pondría en riesgo la salud de los ecosistemas acuáticos.
Por otro lado, no existe claridad respecto de la institución que sea responsable del manejo de los humedales. Sin embargo, se está postulando actualmente a que se lo declare Santuario de la Naturaleza (Monumento Nacional – Ministerio de Educación) con miras a establecer un área de manejo participativo.
Respecto del uso pesquero del sector, no se registra una actividad productiva relevante y estable en esta área. Sin embargo, en años recientes la extracción de algas (Pelillo) se intensificó en este sector, ejerciendo un impacto directo en la flora y fauna silvestre.



    1. Situación Geográfica


Chiloé es una Provincia de la Región de Los Lagos (Chile), en donde Castro es la capital de la Provincia de Chiloé (Figura 1). Está conformada por la Isla Grande y 30 islas más pequeñas. El 50% de la población de Chiloé es rural. La Isla está dividida en 10 Municipalidades. La actividad productiva tradicional está basada en recursos naturales renovables (sectores pesquero y maderero), agricultura tradicional y, más recientemente, turismo (Iglesias de Chiloé: UNESCO World Heritage Site, desde 2006). Chiloé es una isla con una interacción permanente entre la tierra y el mar, característica de la cultura chilota.


Figura 1. Isla de Chiloé (Fuente Google Earth).
Castro: una ciudad “ribereña”
Castro es un puerto y está situado al fondo de un fiordo del mar interior. El fiordo de Castro termina en un estuario: el Estero de Putemún con un humedal específico – el humedal de Putemún. El humedal y el fiordo de Castro constituyen lo que se denomina: el Estero de Castro (Figura 2).

Figura 2. Estero de Castro (Fuente Google Earth).



    1. Del Humedal


Al norte, la Reserva Marina de Putemún colinda con el humedal que está compuesto por una extensa planicie de marea (“tidal flat”) y una marisma dominada por plantas halófitas (Figura Nº 3). En esta área, desembocan una serie de pequeños esteros, siendo el Estero de Putemún el más importante, cuyas aguas provienen de los altos de la localidad de Pid Pid (Rojas, 2005). Otros cursos de agua que desembocan en esta zona y que además contribuyen a los procesos erosivos son los esteres Quento y Pid Pid. La planicie de marea en la desembocadura de este sistema de esteros se origina principalmente por cambios en la dinámica sedimentaria y por el flujo de las mareas, quedando parcial o completamente expuesta en condiciones de marea baja, particularmente durante las mareas muertas. Esta planicie mareal se caracteriza por ser un hábitat somero con baja energía mareomotriz proveniente del oleaje (Figura 4).


Figura 3. Ubicación de la planicie mareal de Putemún en achurado, en relación con la Reserva Marina. (Subpesca-Google Earth).

Figura 4. Planicie marea de Putemún en condiciones de marea alta. Los números 1 a 5 identifican los sitios visitados por personal de IFOP durante agosto de 2010 para registro fotográfico. La línea punteada muestra el límite norte de la Reserva Marina y la línea continua muestra el nivel aproximado de la marea baja.
En general, en este tipo de planicies mareales se pueden distinguir diferentes subambientes, los que presentan características sedimentológicas e hidrodinámicas particulares. En este sentido, es posible encontrar sedimentos donde predomina la arena (i.e. partículas entre 63 y 2000 micrones). Estas áreas se encuentran sumergidas la mayor parte del ciclo mareal y son afectadas en mayor medida por corrientes litorales que origina en su superficie pequeñas ondas de arena. En estas áreas, los sedimentos son re-suspendidos por las olas, manteniéndose las partículas más finas en suspensión, por lo que los sedimentos depositados son principalmente arenas. En otras áreas de esta planicie predominan sedimentos finos (i.e. sedimentos fangosos, partículas < 63 micrones) (Figura 5 y 6).

Figura 5. Panorámica general de la parte alta de la planicie. Se pueden observar partes de la marisma con plantas halófitas y la planicie mareal dominada por sedimentos fangosos.

Figura 6. Vista de la parte media de la planicie (sedimentos areno-fangosos). Además, se observa la bioperturbación producida por actividades de alimentación de flamencos.
Sobre el nivel de la marea alta se encuentra una marisma, de composición cenagosa ubicada ligeramente por encima del nivel del mar. Su vegetación puede variar desde arbustiva y herbácea hasta un manto vegetal muy bajo, dominado por plantas halófitas. Esta área, no es alcanzada por la pleamar, aunque puede ser cubierta por las aguas durante las tormentas, y durante las mareas de sicigias (Figura 5).
En general, el área baja de esta planicie se encuentra dentro de la zona de protección de la Reserva Marina Putemún, mientras que el sector alto (más extenso) queda fuera de los límites actuales de la Reserva. Sin embargo, al tratarse de un solo sistema, cualquier acción de manejo del área debería considerar la totalidad de esta planicie. Por otro lado, la continua acción de las mareas favorece la resuspensión de sedimentos desde esta planicie hacia zonas más profundas cercanas al área de la Reserva. Eventuales cambios sobre la planicie podría afectar las características de la columna de agua y composición de los sedimentos de la Reserva.

    1. Consideraciones generales asociadas al ambiente marino1




      1. Hidrografía y régimen mareal



La configuración hidrográfica se caracteriza por su estabilidad, siendo su régimen hídrico altamente sensible a las variaciones de las precipitaciones. En el área de la planicie desembocan una serie de pequeños esteros, siendo los más importantes el Estero de Putemún y el Estero de Pid Pid (Rojas, 2005).
En cuanto al régimen de marea, este puede ser definido de tipo macromareal, originando que las corrientes de flujo y reflujo mareal sean las que controlan los procesos de sedimentación y resuspensión de los sedimentos. En este sentido el flujo de agua en pleamar, ingresa por los canales de marea, los cuales se van llenando gradualmente mientras la marea va subiendo, hasta rebalsar los bordes de estos, inundando las superficies adyacentes. Después del repunte de la pleamar, el agua se retira de las llanuras inundadas y es transportada a través de los canales hasta dejarlas otra vez expuesta (Molina, 2005).
El depósito de fangos en el sector alto de la planicie se ve acentuado por el proceso denominado “Settling lag”. Este proceso comienza cuando el flujo mareal inunda la llanura y las corrientes se detienen, provocando que los granos de sedimento que van en suspensión decanten tan pronto como la velocidad disminuye por debajo de su valor limite de transporte (Berge, 1968). Una vez que los sedimentos fangosos se depositan no se resuspenden hasta bien entrado el reflujo, debido a que son sedimentos cohesivos. Por tanto, los sedimentos fangosos debiesen presentar una mayor tasa de sedimentación por la baja dinámica advectiva, hasta alcanzar una posición de mayor estabilidad, así como una acumulación de material que eventualmente es capaz de generar verdaderos pantanos en algunas zonas de la planicie (Berge, 1968; Molina, 2005).



      1. Geomorfología, suelos y fondos


Las llanuras de mareas, geológicamente, pueden ser vistas como niveles expuestos de capas de fango y arena, como resultado del depósito progresivo de sedimentos estuarinos, arcillas y detritus de animales marinos. En estas zonas se dan procesos de sedimentación tanto por carga de fondo de arenas como por sedimentación de decantación de fangos. Esto genera una diferenciación de zonas (i.e. sedimentos arenosos, fango-arenosos y arenosos) en las distintas áreas de la planicie. Molina (2005) propone una clasificación general de las estructuras sedimentarias, donde se pueden distinguir los siguientes tipos de estratificaciones:


  • “flaser”, se da en la parte más distal de la planicie. En esta predomina el transporte de arenas. El fango solo decanta durante las bajas mareas de mareas muertas.

  • “wavy”, se da en la parte central, hay sedimentación de fangos y arenas al 50%.

  • “lenticular”, se da principalmente en la parte alta de la planicie, predomina la decantación de fango. Las arenas se transportan hasta aquí durante las mareas vivas.


No obstante, estos patrones generales de estratificación de los sedimentos pueden ser modificados por la actividad de los organismos (i.e. procesos de bioperturbación y bioirrigación) que habitan estas planicies (Aller and Yingst, 1985; Aller, 1994; Davey, 1994; Reise, 2002) (Figura 6).



      1. Diversidad biológica del área


Las llanuras o planicies mareales son generalmente regiones importantes para la vida. Asimismo, estos ambientes prestan refugio a diversas especies de animales, tanto para reproducirse como para alimentarse, por lo que los convierte en un recurso ecológico crucial (Kracauer et al., 1997). A continuación, se entrega información detallada sobre los componentes bióticos del área.


        1. Fitoplancton


No obstante su importancia como productores primarios, la información sobre la composición del fitoplancton en la planicie mareal de Putemún es escasa y particularmente ella proviene de estudios realizados en la columna de agua de la Reserva Marina. Por ejemplo, Toro et al. (1999) registraron un total de 121 taxas fitoplanctónicos, siendo las especies más representativas aquellas pertenecientes a las familias Bacillariophyceae y Dinophyceae con 88 y 15 taxas, respectivamente. En relación a la diversidad, se observan cambios en los patrones estacionales así como por sucesiones ecológicas con bajos valores durante el verano y altos durante el invierno. Las abundancias poblacionales se presentaron bajas en invierno y altas en verano, lo que sugiere la existencia de un aumento explosivo o floraciones fitoplanctónicas de unas pocas especies durante el verano, bajo condiciones ambientales que les son favorables.
Las características de los ensambles fitoplanctónicos, tienen un rol fundamental en la sustentación de las comunidades macrofaunísticas en la planicie mareal, permitiendo la presencia de filtradores en el área, los que se alimentarían de este grupo en condiciones de marea alta.


        1. Macroalgas


En la planicie mareal es común encontrar parches de Pelillo (Gracilaria chilensis) y Luche verde (Ulva lactuca) los cuales proveen de hábitat a una variada gama de invertebrados (Figura 7). Por otro lado, se ha documentado que algunas especies de peces utilizan estos parches para desovar y mantener a resguardo sus huevos como es el caso de Pejerreyes (Odonthestes spp) (Figueroa et al., 2007). Además, en ciertos periodos, existe toda una pesquería asociada al Pelillo, de la cual en la actualidad no existen registros ni estimaciones de los niveles de extracción. Esta última actividad no está regulada ni controlada, pese a los volúmenes extraídos y a la cantidad de personas involucradas, constituyéndose en un potencial punto de conflicto para el funcionamiento de la Reserva. No existen datos sistematizados sobre la cobertura de esta alga ni de sus volúmenes de extracción.


Figura 7. Vista del sector medio de la planicie de Putemún. Las imágenes muestran las distintas coberturas de mitílidos y algas (Gracilaria y Ulva lactuca).


        1. Macrófitas acuáticas


Las plantas acuáticas tienen una gran importancia en los ambientes aledaños a las planicies intermareales. Las plantas acuáticas cumplen un rol estructurador del ecosistema lo que está dado por los efectos limnológicos que generan, y que tienen relación con las condiciones fisicoquímicas que ocurren en el agua y en los sedimentos, asimismo sirven de refugio a aves y otras especies. Se conoce que las macrófitas, en general, cumplen importantes funciones en los ciclos de los nutrientes y en las interacciones de la estructura comunitaria de las diversas especies que se relacionan de una u otra manera con ellas (CONAF, 2006). Rojas (2005) registró la presencia de 4 asociaciones vegetales: Sarcocornio-Spartinetum densiflorae, Cotulo-Sarcocornietum, Scirpetum californiae, Juncetum balticii.



        1. Invertebrados


Existen pocos registros de las comunidades bentónicas presentes en la planicie mareal de Putemún. Muestreos preliminares realizados por IFOP, registran la presencia de mitílidos, destacándose las especies Mytilus chilensis (chorito), así como también bancos de distintas especies de bivalvos, entre otros Mulinia edulis, Venus antiqua, Tagelus dombei, y Hyatella sp. Estas especies son explotadas ocasionalmente por las comunidades aledañas al Humedal. En relación a otros componentes de la macroinfauna, se ha registrado la presencia de poliquetos, microbivalvos, anfípodos y nemertinos, entre otros (Figura 8).

Figura 8. Macrofauna bentónica observada en distintos lugares de la planicie mareal de Putemún.



        1. Aves


Debido a la gran extensión de la zona intermareal que queda expuesta en marea baja, diversas poblaciones de aves (tanto migratorias como residentes), utilizan la planicie intermareal como lugar de alimentación y descanso. Observaciones realizadas, durante el verano del 2009, en la planicie del Humedal de Putemún mostraron que el ensamble de aves playeras que visitan el área estuvo compuesto por Tinga melanoleuca (pitotoy grande) (0,1%), Calidris canutus (playero artico) (0,2%), Calidris bairdii (playero de Baird) (0,2%), Calidris alba (playero blanco) (3,3%), Numenius phaeopus (zarapito de pico curvo) (17,5%) y Limosa haemastica (zarapito de pico recto) (78,7%) todas ellas especies migratorias (Figueroa et al., 2010). En cuanto al uso dado por estas aves a la planicie durante la bajamar, se determinó que en aquellas zonas donde se mantenía un espejo de agua, existía un alto número de ejemplares alimentándose (72%) mientras que en menor número estuvieron acicalándose (23%) o descansando (5%). Durante la pleamar las aves se concentraron principalmente en zonas supramareales, en tanto la abundancia disminuyó un 53,35% en comparación con la bajamar, siendo la conducta preferente el descanso, sugiriéndose la importancia que esta planicie tiene para las aves migratorias al proporcionar refugio y alimento (Figueroa, et al., 2010). Asimismo estudios realizados en distintas planicies de Chiloé registraron las mayores poblaciones de zarapito de pico recto del hemisferio sur (Senner, 2007).
Por otro lado, durante el invierno, llegan gran cantidad de flamencos (Phoenicopterus chilensis), los cuales se alimentan directamente en la planicie.


        1. Mamíferos Marinos


Esporádicamente, en la zona se ha registrado la presencia de lobos de mar (Otaria flavencens y Arthocephalus australis), además de especies de delfines como el delfín chileno (Cephalorhynchus eutropia) y el delfín austral (Lagenorhynchus australis) (observaciones realizadas por personal del IFOP). Se destaca la presencia durante el año 2008 de un ejemplar de elefante marino del sur (Mirounga leonina) en la planicie, lo cual puede ser explicado por procesos migratorios comunes.


        1. Servicios ecológicos del área


En general, desde el punto de vista de los servicios ecosistémicos las llanuras mareales contribuyen a evitar la erosión costera. Sin embargo, en Chiloé este tipo de planicies están amenazadas por presiones urbanísticas, por efectos de dragados para facilitar el transporte marítimo, por la contaminación de los suelos y por las actividades de extracción de algas (pelillos) u otros recursos.
En resumen, se puede mencionar que uno de las principales atributos ecológicos del área tiene que ver con el rol que este ecosistema cumple en los procesos de purificación natural del agua, gracias a la gran cantidad de reacciones químicas que juegan un importante rol en la reducción de nutrientes y minerales disueltos en el agua (Kracauer et al., 1997).
Por otra parte, estos ambientes juegan también un importante rol en las características y funciones climáticas, previniendo por ejemplo las inundaciones repentinas (Kracauer et al., 1997), debido a la capacidad de interceptar la escorrentía superficial. Así mismo, estos ambientes disminuyen la erosión costera, impidiendo la suspensión de sedimentos que puedan afectar la transparencia en la columna de agua aledaña.
Además, este particular ecosistema es capaz de sustentar diversas poblaciones animales y vegetales, así como proveer de refugio y ser un lugar de alimentación y de reproducción para una gran variedad de organismos. Su condición de ecosistemas altamente productivos está dada en gran parte por sus abundantes materias orgánicas y nutrientes, permitiendo sustentar una gran biodiversidad no sólo dentro de la planicie, sino que también en ecosistemas cercanos. Una importante transferencia de nutrientes se produce a otros sistemas acuáticos cercanos (lagos, ríos y estuarios), siendo capaces de sustentar grandes poblaciones de aves playeras de importancia nacional y hemisférica.



    1. Actividad Pesquera 2




      1. Extracción de algas


Los algueros extraen algas marinas en los sectores de Ten-Ten, Putemún y Quento desde el algario natural de Pelillo de Putemún. El pelillo fue conocido durante muchos años como el “oro negro” de Chiloé. El uso del pelillo comenzó a mediados de los años 70 y, al comienzo de los 80 se desarrolló su cultivo. La producción en 2005 llegó a 72.861 toneladas en todo el país. En la X Región, alcanzó las 59.931 toneladas, muy por encima de las 7.157 que se extrajeron en la Región del Bío Bío. La presencia de pelillo depende de la estación del año y de las características del lugar. Su presencia aumenta entre septiembre y marzo, cuando se aprecia una mayor productividad.
Su distribución batimétrica va desde la superficie hasta los 10 metros de profundidad. En la mayoría de los casos echan sus raíces en la arena en bahías protegidas de fondo arenoso o lodoso. En la actualidad, casi el 90% de la producción se da en centros de cultivo, lo que permite una oferta constante de materia prima para la industria del agar. Este recurso se utiliza para producir alginatos, agar y carragenina. Esta última se usa como estabilizador para alimentos y farmacéuticos, y también como fertilizante, así como en medicina y cosmetología.
La extracción de pelillo en Putemún no está oficialmente registrada y lo más probable es que exista un alto porcentaje de orilleros que no cuentan con su autorización al día. Se la ve como una actividad de “último recurso” para personas que no logran conseguir otros trabajos o que se encuentran en problemas con la justicia. Otra categoría corresponde a los pescadores artesanales locales que recogen pelillo cuando no pueden salir a pescar. Éstos forman parte del Sindicato de pesca artesanal de Castro”, el cual existe desde 2001. De preferencia es una actividad que se desarrolla con marea baja. En el verano, el número de algueros puede llegar a 150 y vienen de diferentes localidades.
Durante la temporada alta, la producción de pelillo puede alcanzar las 100 toneladas por semana; en temporada baja, estos volúmenes descienden a 60 toneladas, aproximadamente. Sin embargo, las cantidades extraídas dependen mucho del precio-playa al cual se compre el alga. Situación que se agravo en los últimos años, pero durante la temporada 2010-2011 los precios aumentaron.



      1. Extracción de mariscos


Es común encontrar personas en la playa que extraen mariscos (almejas y choritos) para su propio consumo. Algunas de ellos los venden en el mercado artesanal en Castro, pero las cantidades son bajas. Con el desarrollo del turismo en torno a la Reserva, algunas personas que ofrecen paseos turísticos en bote extraen choritos y almejas para mostrar el uso tradicional que se hace de la zona costera. Esto forma parte del proceso de sensibilización de los turistas y es una manera de mostrarles la cultura chilota.



    1. Actividad turística


La Reserva Marina es vista como una zona de exclusión. El desarrollo del turismo supondría el aumento en los paseos en bote en el área. Por lo tanto, debe existir una instancia, de concertación de actores públicos y privados, para generar mecanismos que permitan que esta actividad sea desarrollada en forma sustentable.
La coordinación entre los actores públicos y privados se vería facilitada por el hecho de que tienen un objetivo en común, que es la conservación del Estero de Castro. La gestión de una acción colectiva produciría beneficios recíprocos, para quienes trabajan en la conservación de la zona, la promoción de la Reserva Marina de Putemún a través de actividades turísticas haría posible la educación medioambiental y ayudaría a infundir en los turistas el respeto por el medio ambiente; para el representante de la red de turismo rural, las acciones de conservación harían posible la gestión de la zona costera como un área tradicional (base de su actividad y de sus servicios de turismo) (Henichart, 2008). Dicha instancia está representada por la Mesa Técnica de trabajo que coordina el Servicio nacional de Pesca.



  1. ANTECEDENTES COMPLEMENTARIOS


En reunión técnica interinstitucional entre Subpesca, Sernapesca, Ifop, Conama y otros, en la Oficina de la Dirección Zonal de Pesca en Puerto Montt, con fecha 8 de julio del año 2010, se acordó que se solicitaría opinión a instituciones públicas respecto del humedal de Putemún, con la finalidad de ver el interés y recabar antecedentes para integrar el humedal al área de la Reserva Marina. Dicha consulta se llevo a cabo mediante Oficio Nº164 del 03 de Agosto del 2010 de la Dirección Zonal de Pesca de Puerto Montt.
A continuación, se indica el pronunciamiento y recomendaciones de las instituciones que respondieron a dicha consulta.


  • Con fecha 13 de Septiembre del 2010, mediante el Oficio Nº330 el Servicio Nacional del Turismo de la Región Los Lagos, informa que, el Humedal de Putemún de aproximadamente 9.000 m2 de superficie, está ubicado a 7 km de Castro, posee un gran potencial avifaunistico nativas y migratorias, como por ejemplo: cisne de cuello negro, patos silvestres, taguas, garzas y otras aves migratorias. Representa uno de los principales recursos turísticos de la Provincia de Chiloé. Forma parte de un circuito turístico mayor en la Península de Rilán, Dalcahue e Isla de Quinchao. Indica la existencia de operadores turísticos ligados a las actividades de avistamiento de aves y fauna marina. Esta Institución, recomienda intensificar las medidas de resguardo del territorio y evitar efectos adversos que atenten con la calidad de los recursos naturales, culturales y el valor paisajístico que posee el humedal.




  • Con fecha 03 de Septiembre del 2010, mediante el Oficio Nº369 la Gobernación Marítima de Castro informa que, el área que abarca el humedal es de 183,5 ha, que legalmente, corresponde a un Bien Nacional de Uso Público, pero que colindan con una serie de terrenos particulares que limitan con la línea de más alta marea, la cual también es parte integral del humedal. La influencia del cuerpo de agua marino hace que sea de tipo Planicie mareal o Ecosistema Marino Mareal. Se señala que el medio ambiente es de gran importancia y fragilidad, es un refugio temporal y permanente para una diversidad de especies, y se desarrollan actividades humanas como turismo, investigación, educación y extracción de recursos hidrobiológicos. El Humedal no cuenta con protección o programa de administración alguno. Esta Institución recomienda incluir el humedal a la Reserva Marina ya que es una interesante alternativa de protección legal del área. El Humedal y el área de la Reserva forman un ecosistema interrelacionado.




  • Con fecha 22 de Septiembre del 2010, mediante el Oficio Nº1501 la Conama de la Región de Los Lagos hace entrega de una serie de documentos y Cd conteniendo información sobre el humedal y cartas de apoyo a la creación de un santuario de la naturaleza, entre los que se encuentran:




  1. Humedal de Putemún “santuario de la naturaleza”

  2. Informe Nº1 Difusión de antecedentes y propuesta de organización de los actores sociales y comunitarios pertinentes para la administración de la zona costera de la reserva marina y humedal de Putemún.

  3. Evaluación económica de los activos ambientales presentes en la red de reservas marinas decretadas en el país bajo la ley general de pesca y acuicultura.

  4. Lineamiento base de fauna y caracterización del humedal de Putemún.

  5. Clasificación y evaluación florística y vegetacional de los humedales del Estero de Putemún.

  6. Manejo participativo sustentable de la zona costera: Análisis de conflictos en la conservación y el uso compartido de los recursos.

  7. Propuesta y revisión de sitios prioritarios para la conservación de la biodiversidad en la Provincia de Chiloé.

  8. Objetivos de conservación de los sitios prioritarios de la Región de Los Lagos.

La Conama, de acuerdo a los antecedentes entregados, recomendó decretar "santuario de la naturaleza".

  • Con fecha 04 de Octubre del 2010, mediante Oficio Nº138 el Instituto de Fomento Pesquero hace entrega de un informe técnico detallado sobre "Caracterización de la planicie aledaña a la Reserva marina de Putemún (Humedal Costero de Putemún)", conteniendo información sobre:

  1. Hidrografía y régimen mareal.

  2. Geomorfología, suelos y fondos.

  3. Diversidad biológica del área (plancton, algas, invertebrados, aves, mamíferos marinos, servicios ecológicos del área)

El Ifop, concluye que es altamente recomendable incorporar el humedal a la Reserva Marina, dada la fuerte interacción entre ambas áreas, conectividad importante para algunos recursos (choro zapato, por ejemplo)


  1. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES


Considerando los antecedentes expuestos, se concluye que el Humedal de Putemún es de interés para la conservación en general. Esto debido a la riqueza biológica y los servicios ecosistémicos del sector. La conectividad que existe entre el Humedal y la Reserva Marina, permiten inferir que eventuales cambios sobre la planicie podrían afectar, por ejemplo, las características de la columna de agua y composición de los sedimentos de la Reserva Marina, lo que afectaría a la población del recurso (Choro zapato). Por otro lado, acciones de protección de la planicie mareal de Putemún no solo tendría implicancias en su biodiversidad, sino también en el manejo ecosistémico de la Reserva Marina de Putemún. Por lo tanto, se recomienda anexar el Humedal de Putemún a la Reserva Marina de Putemún, esto considerando su importancia ecológica, las políticas de protección de la biodiversidad y una estrategia de gestión integral del sector.
Para este efecto, se debiera modificar el Decreto Nº134 del 31 de Julio del 2003, que crea la Reserva Marina para el Choro Zapato, en el sentido de eliminar su límite norte, lo que tiene por resultado la inclusión del Humedal al área de la Reserva Marina. La redacción de dicho decreto, se sugiere sea de la siguiente forma, el área de la Reserva Marina corresponde a las porciones de playa, columna de agua, fondo de mar y rocas ubicados dentro del Estero de Castro y el fondo del Saco de la Bahía, delimitada por una línea recta imaginaria que une Punta Pello (42°28’42,00" S; 73°44’10,70" W) con Punta Tentén (42°28’29,60" S; 73°44’53,90" W). Carta SHOA Nº 7370, Escala 1:50.000, 1ª Edición 1999.



  1. BIBLIOGRAFIA



Aller RC. & JY. Yingst. 1985. Effects of the marine deposit-feeders Heteromastus filiformis (Polychaeta), Macoma baltica (Bivalvia), and Tellina texana (Bivalvia) on averaged sedimentary solute transport, reaction rates, and microbial distributions. Journal of Marine Research 43 (3), 615–645.

Aller RC. 1994. Bioturbation and remineralization of sedimentary organic matter: effects of redox oscillation. Chemical Geology 114, 331–345.

Berge C. 1968. Factors affecting settling of silt from suspension along the edge of the eastern wadden sea (The Netherlands). Engineering Geology. Volume 2, Issue 5, August 1968, Pages 341-349

Conaf 2006. Plan Integral de Gestión Ambiental del Humedal del Rio Cruces. 653 pp.

Contreras H., L Figueroa. 2010. Caracterización de la planicie intermareal aledaña a la reserva marina de Putemún. Ifop. 24pp.

Davey, J.T. 1994. The architecture of the burrow of Nereis diversicolor and its quantification in relation to sediment-water exchage. Journal of Experimental Marine Biology and Ecology 179, 115–129.

Duarte, C., E. Jaramillo, H. Contreras, & L. Figueroa 2006. Community structure of the macroinfauna in the sediments below and intertidal mussel bed (Mytilus chilensis (Hupe)) of southern Chile. Revista Chilena de Historia Natural 79: 353-368.

Figueroa L., Carcamo F., Oyarzun M. 2007. Informe de línea base bibliográfica de la Reserva Marina para el Choro Zapato Putemún. IFOP. 57pp.

Figueroa L., Valenzuela J., Huenun G. 2010. Utilización de una planicie mareal de la isla de Chiloé por parte del ensamble de aves playeras migratorias. In Press.

Grenier, P. 1984. Chiloé et les chilotes. Marginalités et dépendance en Patagonie chilienne. Ed. Edisud. Ph.D. in Human Geography (1984).

Henichart, L. 2008. Manejo participativo sustentable de la zona costera: Análisis de conflictos en la conservación y el uso compartido de los recursos, El ejemplo de la Reserva Marina de Putemún en Chile. Tesis presentada en cumplimiento parcial de los requisitos para obtener el grado académico conjunto de Magíster Internacional en Ciencia en Desarrollo Rural. 80pp.

Kracauer E., Grozev O. & C. Rosenzweig. 1997. Climate change, agriculture and wetlands in eastern Europe: vulnerability, adaptation and policy. Climatic Change 36: 107 - 127.

Molina R. 2005. Llanuras costeras de marea. Manuel de la asignatura Ambientes y procesos sedimentarios (Posgrado en ciencias de la Tierra) Semestre de otoño 2005.

Reise, K. 2002. Sediment mediated species interactions in coastal waters. Journal of Sea Research 48, 127–141.

Rojas C. 2005. Clasificación y evaluación florística y vegetacional de los humedales del Estero Putemún, comuna de Castro, X Región de Los Lagos. Tesis presentada a la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de Temuco para optar al grado de Licenciado en Recursos Naturales. 103 pp.

Senner N. 2007. Conservation plan for the hudsonian godwit (Limosa haemastica). Red Hemisférica para la conservación de aves costeras. http://www.whsrn.org/es/planes.

Toro J., Paredes P. & D. Villagra. 1999. Phytoplankton distribution and oyster, Ostrea chilensis (Philippi 1845), growth at Putemún Channel, southern Chile. New Zeland Journal of Marine and Freshwater Research, Vol. 33: 499-513.


1 Extraído documento Ifop (2010). Caracterización de la planicie aledaña a la Reserva marina de Putemún (Humedal Costero de Putemún).

2 Extraído de Tesis de L-M. Henichart (2008). Manejo participativo sustentable de la zona costera: Análisis de conflictos en la conservación y el uso compartido de los recursos, el ejemplo de la Reserva Marina de Putemún en Chile.

similar:

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme Técnico R. Pesq n°127/2012

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme tecnico (R. Pesq.) N° 67

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme técnico (R. Pesq.) N°78

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme técnico (R. Pesq.) Nº 65

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme Técnico (R. Pesq.) N° 63

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme tecnico (R. Pesq.) N° 124

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme técnico (R. Pesq.) N° 58/2011

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme técnico (R. Pesq.) Nº 150/2010

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme tecnico (S. E. I. A.) N° 59/2012

Informe tecnico (R. Pesq.) N° 010/2012 iconInforme técnico (P. Inv.) N° 101/2012




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com