Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos.




descargar 165.37 Kb.
títuloResumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos.
página7/13
fecha de publicación26.10.2015
tamaño165.37 Kb.
tipoResumen
b.se-todo.com > Documentos > Resumen
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13

5.2. Metáforas zombies



Cabe así hablar de metáforas vivas y metáforas muertas. Las primeras se caracterizan por mantener viva la ficción, la conciencia del ‘como si’, al no ocultar la analogía que las hace posibles. Son las metáforas que se presentan como ‘hallazgo poético’, pero también las que impulsan el momento poético, intuitivo o creativo de las ciencias: la formulación de hipótesis o conjeturas, el tratamiento de un problema geométrico como si fuera algebraico, etc. Ante una metáfora viva el lector/oyente es consciente de que está, efectivamente, ante una metáfora. Metáforas muertas son, por el contrario, las que ya no se perciben ya como tales metáforas, sino como conceptos bien definidos, cuando no ocurre que pasan por ser la realidad misma (como ocurría con el ‘cosmos’, antes de ponerlo entre paréntesis). Ahora bien, este olvido de la ficción original, lejos de desactivar la potencia metafórica, la refuerza, pues al mantenerla inconsciente impide la percepción de la tensión que bulle bajo la metáfora y, en consecuencia, hace imposible el control sobre la ficción que la instituye. Cuando usamos este tipo de conceptos, más bien son ellos los que nos usan, imponiendo a nuestro discurso una lógica que nos es ajena y escapa a nuestro control. Propiamente, no se trata tanto de metáforas muertas cuanto de metáforas zombies.

Ciertamente, estas metáforas muertas -o, al menos, muchas de ellas- fueron en un momento metáforas vivas, siendo -tanto sus autores como los oyentes- conscientes de su carácter ficticio, pero el tiempo y el uso las fueron desgastando, pasando a formar parte del acervo léxico de la lengua común y de los conceptos y operaciones formales y habituales de las ciencias. De ahí que su identificación como tales metáforas, su puesta entre comillas, sea el primer paso para poder recorrer en sentido inverso su historia y descubrir en ella la acumulación de adherencias culturales que aún hoy le prestan secretamente un sentido que escapa a la conciencia16.

Si, en consonancia con este enfoque, pensamos las metáforas como instituciones sociales, la metáforas vivas pondrían de manifiesto la actividad social instituyente mientras que las metáforas muertas reflejarían lo instituido de todo proceso de institución. En las primeras, la puesta en conexión analógica de dos campos semánticos concretos no es arbitraria, no se debe -o, al menos, no se debe sólo- al ‘genio individual’ o a la ‘feliz ocurrencia’ del poeta o el investigador. Son cada sensibilidad cultural y cada contexto concreto (por ejemplo la meta que persigue cierta línea de investigación y las hipótesis que asume) los que hacen posible que, al instituirse una metáfora, ciertos campos puedan sentirse como próximos -y, por tanto, susceptibles de analogía- o, por el contrario, imposibles de conectar (no es otra, por ejemplo, la función que tienen los tabúes sobre los que se instituye cada sociedad). Aunque la primera formulación de cierta metáfora sea una ocurrencia individual, no por ello la operación metafórica deja de ser una operación social. Primero, porque sólo determinadas configuraciones y sensibilidades sociales hacen posibles -o, por el contrario, impensables- determinadas ocurrencias. Segundo, porque esa metáfora supera el carácter efímero de la mera ocurrencia y pasa a ser moneda corriente sólo cuando su uso se generaliza, es decir: 1) cuando tiene sentido para -y permite decir algo nuevo a- una comunidad concreta, ya se trate de una comunidad lingüística amplia en un cierto estado de evolución de la lengua, ya sea una comunidad lingüística restringida, como lo son las comunidades profesionales o científicas; y 2) cuando consigue imponerse a otras posibles metáforas en pugna, imposición que -por su propia condición- es en buena medida retórica, es decir, causada por la mayor capacidad persuasiva que para cierta comunidad de hablantes tiene esa metáfora sobre las metáforas eventualmente concurrentes.

La principal dificultad que tuvieron que vencer los conceptos del electromagnetismo en el momento de instituirse fue el rechazo social, compartido por la comunidad científica, a cuanto evocará ‘acción a distancia’ o tuviera cualquier otra connotación mágica o animista, creencias de una época que ciertos grupos querían superar. En la Grecia clásica, era tabú correlacionar analógicamente el campo del número y el de las formas geométricas, que se percibían como fuertemente heterogéneos, pero la quiebra del mundo clásico y la emergencia de otras sensibilidades culturales reprimidas por aquél, sí permitirá ya a Diofanto establecer esa analogía y poner los fundamentos del álgebra. En cambio, los campos de la geometría y de la biología sí se percibían como campos asemejables, susceptibles en consecuencia de alumbrar metáforas verosímiles, por lo que pudieron instituirse, alli y entonces, conceptos metafóricos tan fuertes como los de ‘raíz de un cuadrado’ o ‘vigor (´ = ‘potencia’) de un segmento’. Son factores sociales y culturales los que restringen así el abanico de todas las analogías y metáforas posibles, presentando a la intuición de la actividad instituyente tan sólo un número limitado de posibilidades abiertas. El momento instituyente o vivo de la actividad metafórica mantiene una cierta conciencia del ‘como si’, aspira a establecer una solución verosimil, en el interior del marco de creencias, intereses y expectativas de un cierto grupo o cultura.

La imposición de cierta metáfora viva sobre eventuales metáforas alternativas, o sobre otras metáforas muertas a las que consigue sustituir, generalizará y reiterará su uso hasta que, con el paso del tiempo, se convierta en una expresión habitual -para cierta comunidad lingüística- y llegue a tenerse como expresion propia, no metafórica. En este punto la fluidez del trasvase de significados se solidifica –mejor diríamos: se con-solida- y la conciencia del ‘como si’ queda relegada al inconciente del grupo social, proceso en el cual lo verosimil pierde lo que tenía de ‘simil’ para quedar instituido como mero ‘vero’: la nueva forma de lo verdadero. El concepto así consolidado, ahora metáfora zombie, actuará ya como cualquier otra institución social para quienes, no habiendo asistido al proceso de su hacerse, lo asuman como un hecho: la regularidad y reiteración de uso reforzará el consenso en torno a su veracidad e incluso su naturalidad, su internalización por los individuos fijará ciertas creencias y modos de conducta, su carácter coercitivo reprimirá cualquier intento de cuestionamiento, relativización o perspectiva alternativa, su condición de evidencia compartida normalizará los discursos y las conductas, su sustrato (metafórico) inconsciente será fuente de consecuencias no previstas y no buscadas, etc.

E
n este proceso de fosilización progresiva de las metáforas para devenir conceptos técnicos o términos del lenguaje ordinario, la carga simbólica del sujeto de la metáfora que actuó originariamente como foco resulta desecada en la categoría del mero signo lingüístico, la tensión de la ficción que aún latía en la metáfora se distiende en la –aparente- estanqueidad del concepto, la polaridad de la analogía subyacente se disuelve en pura igualdad o identidad. McCloskey (1990, 111ss) ha puesto de manifiesto cómo el signo matemático de ‘igualdad’ que aparece en las ‘funciones de producción’ oculta la analogía implícita que permite asociar los contenidos de cada uno de ambos miembros de la ecuación.

Efectivamente, la forma actual de expresar las ecuaciones matemáticas presenta un buen ejemplo de este proceso de paso del símbolo al signo, de la analogía significativa (‘’) a la igualdad (‘=’) in-significante. Pues, ¿qué es el signo ‘=’ que une/separa los términos de una ecuación sino el vestigio de aquel ‘como si’ que enlazaba los campos que venía a asemejar la analogía? Buena prueba de ello es que en toda la matemática de estirpe griega, incluida la proverbial capacidad del álgebra simbólica (!) árabe para la abstracción, la discusión de la ecuación de segundo grado ax2 + bx + c = 0 no se hará a partir de esta sencilla expresión (como se hace hoy incluso en la escuela elemental) sino a partir de una engorrosa distinción entre tres casos posibles, cada uno de los cuales se discutía por separado: i) ax2 + bx = c, ii) ax2 = bx + c, iii) ax2 + c = bx. La razón es clara, y -una vez más- metafórica: a ambos lados de la ecuación es necesario que haya ‘algo’ pues para poder establecerse una analogía es preciso que haya dos campos que se pongan en relación; entre un campo (‘ax2 + bx + c’) y una ausencia de campo (‘0’) no hay relación (‘ecuación’) posible. Sólo cuando esa ausencia sea pensable como un campo semántico en sí mismo (lo que no ocurrirá hasta que haya un cambio cultural radical o que nos traslademos varios siglos atrás a una cultura radicalmente diferente como la china) podrá pensarse y escribirse algo tan sin sentido -para una mentalidad como la griega- como equiparar ‘algo’ y ‘nada’, es decir, escribir ‘ax2 + bx + c = 0’. En general, podríamos decir que bajo toda ecuación late una analogía que soporta una metáfora. Ignorarlo es lo que permite trabajar con la ecuación como si fuera un mero instrumento, neutro y no valorativo, pero es lo que permite también que los intereses, los valores y los pre-juicios cristalizados en el signo ‘=’ no dejen de actuar aunque nos pasen desapercibidos.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13

similar:

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconFanatismo dentro de nuestra sociedad basado en los textos de Víctor...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconEl análisis de modelos constituye el estudio de los mismos para la...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen La enseñanza por medio del estudio o análisis de casos es...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen: En este trabajo se nos ha encargado el análisis de una secuencia...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconTodos los organismos están formados por los mismos tipos de sustancias,...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconTodos los organismos están formados por los mismos tipos de sustancias,...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen el artículo repasa la evolución de la literatura sociológica...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconDemocracia profunda : reinvenciones nacionales
«el pensamiento de los límites», una suerte de mediador entre la hermenéutica de la democracia y la diferencia colonial

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen en este trabajo se aplicó el análisis de riesgo, empleando...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconA) Al administrar la droga junto con una dieta completa en un grupo...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com