A los docentes y equipos de mis instituciones




descargar 0.61 Mb.
títuloA los docentes y equipos de mis instituciones
página14/17
fecha de publicación29.01.2016
tamaño0.61 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17

3) Descendentes:

Se conectan con los impulsos más primarios- las pulsiones- temores- angustia.

Si le agregamos las dimensiones de Derecha e Izquierda se amplia el espectro.

    • Derecha; El futuro- las metas y/o proyectos- Lo aspirado- Extraversión- Sociabilidad.

    • Izquierda; El pasado- Los recuerdos- La historia- Lo olvidado- Introversión-individualismo.


Decimos que se amplia el espectro porque, de la interacción de las tres direcciones básicas que nos plantea Desoille, aparece lo que denominamos Zonas de significado direccional, a saber:
Zona vital:

Hacia arriba (ascendente) y hacia la derecha, que nos indica que el ensoñante sé esta conectando con sus proyectos para conocerlos y realizarlos si son posibles. Los ensueños que transcurren en esta zona favorecen el fortalecimiento del yo y un mejor conocimiento y noción de sí mismo. Entra en juego la tendencia actualizante de lo potencial, y por eso la denominamos zona vital, sin ignorar que en las otras zonas también se desenvuelve la vida, pero es en ésta particularmente, donde se despliega el crecimiento positivo y revitalizador.

Zona de angustia existencial:

Hacia arriba (ascendente) y hacia la izquierda, lo que implica conectarse don la nada, en el sentido existencialista del termino, y con la exigencia histórica del proyecto ideal irrealizable. Es la zona de la decepción, de la impotencia por lo que no se puede, de la muerte como lo irremediable, es el futuro ante la muerte, ante la existencial angustia frente a la muerte.
Zona de conflictos:

Descendente y hacia la derecha, implica conectarse con las necesidades entroncadas con el futuro, y su posibilidad o no de realizarlas

- querer y no poder-.
Zona de regresión:

Descendente y hacia la izquierda; implica la zona de regresión a la historia mas personal, el encuentro con las situaciones que simbolizan lo más arcaico.
Respecto a las dimensiones “adelante y atrás”, la primera es un reforzador de las tendencias a enfrentar las situaciones, así como la segunda (atrás) implica eludirlas. “Ir hacia delante” es animarse, dinámicamente tiene un valor positivo respecto a la situación del conflicto, de cualquier manera la complementación con el “ir hacia atrás”puede permitir tomar en perspectiva, un buen juicio de realidad.

Ir hacia atrás es tender a conectarse con la historia, en el sentido de un retrotraerse no defensivo.
Creemos en la importancia de un estar alerta y no rigidizarse en la aplicación estricta de estas concepciones, ya que si son maneras tentativas de profundizar, y de ningún modo deben ser empleadas para rotular y cosificar un ensueño.

Desde un sentido psicodinámico o psicoanalítico, se podría decir que ascender tendría que ver con el Súper Yo, los horizontales con el Yo y el descender con el Ello y el ideal del Yo (dependiendo de lo ensoñado)

En la teoría transaccional, podríamos encontrar el Padre, arriba, el adulto en los horizontales y el niño abajo.

Estas últimas dos hipótesis son para aquellos que sientan interés, pero por ahora dada nuestra modalidad humanística creemos importante tomar el sentido mandálico que mencionamos al comienzo, el símbolo de la cuaternidad de la cruz, a través de la cual se puede trabajar favoreciendo el recorrido de las cuatro zonas en un mismo ensueño, si es posible, o en varios, hasta llegar a la tan anhelada integración, o sea, la salud.
GRAFICOS DE SENTIDO DIRECCIONALES- DIRECCIOGRAMA.
Esta graficación consiste en un registro que se puede ir haciendo en cada ensueño, en una hoja, de los movimientos y sus cambios.

Se toma en principio la dirección inicial, siendo la dirección generadora, hay entonces una imagen que nos dará el sentido que toma el ensueño, y que puede ser leído de acuerdo a las zonas de significado direccional, cuyo gráfico mostramos anteriormente.

Tendríamos así de cada ensueño un gráfico de sentido direccional, en el que se registran los cambios de dirección, los que en general se dan dentro de la misma zona, salvo que exista un paso por el punto inicial (Oo), lo que nos indicaría, por contingencias que habrían que analizar, que el consultante cambió y/o varió el sentido de su ensoñar (hablamos del sentido global inicial).

La lectura de estos gráficos son un excelente complemento de análisis simbólico vivencial, pues nos permite entender mejor la dinámica no consciente de acuerdo a los movimientos “hacia”.

También es posible y muy útil ir volcando cada ensueño en un gráfico general y/o un gráfico síntesis, y sugerimos que en cada ensueño, se determine la dirección principal, siempre tomando en cuenta el punto de partida (dirección generadora) y el punto de llegada (punto en el cual concluye el ensueño) y sea esta dirección principal, sentido esencial del ensueño, lo que se haya registrado en el gráfico de síntesis general.

La lectura del gráfico principal nos permite ir observando el proceso, así como su desenvolvimiento direccional. Desde una perspectiva humanística, nos facilita la observación y nos da la posibilidad de colaborar en la integración de las cuatro zonas, así como también favorece nuestro darnos cuenta de lo que el consultante necesita explorar con mayor intensidad.

En síntesis

  • Gráfico por ensueño:

Se marca con una cruz donde se indican las direcciones y sus cambios, con vectores indicativos.

  • Gráfico síntesis general:

Se marca con una cruz y se registran los sentidos principales de cada ensueño, marcando con diferentes colores o indicadores cada uno de ellos.

  • Gráfico final:

Se puede sintetizar usando una metodología similar a la anterior, al finalizar el tratamiento realizado sobre la base de ensueños. Se utiliza así un vector de síntesis por cada zona, que es el resultante promedio, en grados, de los vectores del gráfico síntesis.
LO TERAPEUTICO DEL ENSUEÑO:
Esta modalidad terapéutica que se funda en el acto de imaginar y cuya producción es la imagen, es tomada por nosotros como la representación de un estado de conciencia.

Hablamos de un acto de conciencia, pues el ensueño se realiza en estado de vigilia (a pesar de que lo que sugiere es inconsciente), e interviene la intencionalidad en el acto perceptual imaginario (desde el consultante y/o el terapeuta), única manera de convertir en terapéutico el proceso, que si bien comienza en forma aleatoria (sobretodo en los ensueños libres), debe transcurrir hacia un ordenamiento e integración, sea con o sin la intervención del facilitador.
Es importante, a tal efecto, distinguir entre fantasía e imaginación.

Entendemos por fantasía un acto imaginario reproductor que es libre, espontáneo y azaroso con el orden no consciente, y que no lleva implícita la intencionalidad.

El acto de imaginar es el producto de representaciones o imágenes, las que alguna vez percibimos, en las cuales se pone en juego la intuición y el pensamiento, es un acto de conciencia intencional en la búsqueda.

Hacemos esta distinción, solamente con fines prácticos, a sabiendas de que sus límites son discutibles. J.P. Sartre, en sus libros”L´Imagination (1938) y L´Imaginaire (1940)” trata de establecer una fenomenología de lo imaginario y la imaginación, lo que nos facilita una mejor comprensión de lo que hay de espontáneo en lo imaginativo, y de lo que es formalmente dado en las fantasías creadoras, en las que aparentemente no existe una intuición o un material empírico previo.

El ensueño es un acto de creación, de búsqueda, la búsqueda de un consultante que está con nosotros con un objetivo; están presentes por lo tanto y casi siempre, la intuición y un material empírico previo, un principio de esbozo sobre la teoría de las emociones.

El motivo de consulta, sea manifiesto o latente, conciente o inconsciente, conocido o desconocido, está presente.

Y por lo mismo es que deberemos trabajar con el concepto de imagen generada, producida desde y hacia algo.

Esto se ve con claridad cuando es el terapeuta el que sugiere la imagen de partida, y es posible que este sea el motivo por el cual la mayoría prefiere dirigir el ensoñar desde el comienzo.

Todo esto no se ve tan claro si se intenta trabajar en forma no directiva, pero, creemos que si bien pueden aparecer con más facilidad fantasías como reproducciones, sin un sentido buscado, estas fantasías deberán ser entendidas como búsquedas, siempre desde el consultante ¡Y esto es lo más importante!

Para un terapeuta directivo esto puede llegar a parecerle caótico y seguramente será un caos mientras el terapeuta pretenda ordenarlo desde su propio marco de referencia, desde su propia búsqueda, desde la postura del “experto que cura”, como el que más sabe, como el que más entiende, como el que esta más sano, como el que tiene el poder de la cura. Los que entendemos que el poder de la cura esta en la persona del consultante, mas precisamente en su tendencia a la actualización del Yo, nos centramos en la corriente vivencial del ensueño y no vemos caos en él, sino un orden que es propio de su proceso de auto búsqueda, y en el que nosotros solo funcionamos como facilitadotes.
Así es que toda imagen es imagen de y sobre algo, y aunque podemos decir que es una invención, esta se basa en lo conocido, porque aunque intentamos imaginar algo desconocido lo hacemos desde categorías ya percibidas. No existe otra posibilidad, pues la imaginación es también un acto perceptual. Si imagino ser un extra terrestre lo valorizo (le doy valor) desde lo terrestre y conocido, lo refiero a..., y desde allí lo construyo, nunca lo he visto, pero lo constituyo desde lo imaginado con relación a lo terrestre.

Si imagino a una persona que conozco, esta imagen puede diferir de la persona real, desde ella o desde el consenso que el entorno pueda tener de ella, pero parto de la percepción que tengo de ella para hacerlo, puedo modificarla consciente o inconscientemente, pero hay un punto de partida.

De todas maneras, es muy importante diferenciar el acto psíquico del acto de invención imaginaria, de lo inventado.

El acto psíquico es un proceso de producción, lo imaginado es su producto.

El primero es inconsciente, lo segundo es lo que revela y puede ser observado.

¿Es el proceso de producción imaginaria importante de develar?

Por supuesto que sí, pero debe ser hecho a posteriori del ensoñar, en el análisis que se hace de él. Durante el ensueño trabajamos con lo que se revela como imagen pura, y con la vivencia que se tiene frente a lo revelado.

Al imaginar nos vinculamos con lo que imagino en forma directa, sé que es un ensueño, pero mientras lo vivo desde allí, estoy allí, realmente allí, estoy con..., coexisto en..., soy el que soy con... Mientras imaginamos una cornisa y caminamos por ella, estamos realmente caminando, sentimos ese caminar, así como sentimos el peligro de caernos al precipicio, tenemos miedo, nos angustiamos, cuanto más nos compenetremos, más terapéutico seremos.

Y es aquí donde aparece el ensoñar.

La importancia de la percepción imaginaria intencional es el enriquecimiento del campo perceptual y su apertura a nuevas posibilidades, es la probabilidad de la creación, del ser creativo, de crecer.

Cuando pensamos en algo trascendemos el significante, llenando el hueco de la palabra, con la imagen que posibilita la vivencia, hay una intencionalidad activa.
Es por eso que la imagen no es ni signo, ni significante, ni símbolo en si misma: es una vivencia real, un acto de conciencia, no en la conciencia, no esta, Es, es en conciencia de..., percepción de... y es así porque todo hecho psíquico es, en síntesis, forma y estructura, mientras se lo vive se lo significa.
Sobre la acción vivenciada aparece la significación, el proceso de significar que se integra con el sentir y con el hacer, en forma paralela y al mismo tiempo.

Y es aquí donde se instaura la posibilidad terapéutica del Ensueño Despierto. A través de la imagen, del movimiento, de la dinámica de la búsqueda, de la significación del símbolo; Emoción y cognición ínter jugando.

Acercamiento a la experiencia emocional “in situ”.

Exploración, observación, acción sobre lo vivenciado, no solamente sobre lo vivido; análisis “en”... y no “sobre”.

Apertura del campo perceptual, reconfiguracion figura – fondo.

Enfrentamiento y resolución del conflicto como terapia breve, cuando así se la implemente, ya que es elaborado y resuelto en el ámbito imaginario, y si tomamos en cuenta a lo anteriormente dicho respecto a la vinculación directa (el estar allí, coexistiendo) se logra una reconfiguracion perceptual productora de mejoría y bienestar.

Al ser esta una modalidad de autoexploración, mediante la producción de imágenes en un proceso de movimiento, la posibilidad de traslación por las diferentes zonas va favoreciendo una integración, una mas completa noción de sí mismo., una integración que es facilitadora de la expresión y puesta en marcha de la tendencia a la actualización del Yo, la que es mediatizadora de la tendencia actualizante de lo potencial.
Si pensamos en el mejoramiento de la imagen de sí mismo, la aproximación al mundo de los valores, el conocimiento de los límites y de las posibilidades potenciales y concretas, la estructuración de proyectos, entonces es posible un vivir más acorde con lo que uno realmente es.

El valor terapéutico del ED reside, a nuestro entender, en el ensoñar en sí mismo y su vivencia durante el transcurso del mismo y en la interpretación que juntos, consultante y consultado realizan; lo primero, tal como el ensoñar dormido, indispensable para la salud mental, a modo de catálisis con la riqueza de la búsqueda intencional; lo segundo, por la inclusión de lo cognitivo hacia la integración del sentir y pensar, que son el producto de un hacer congruente.
Insistimos en la importancia de una interpretación conjunta de la expresión simbólica, en la cual los conocimientos de la simbología universal no deben ir en desmedro de las asociaciones que realiza el consultante desde su impronta personal.
Jung decía: “Ningún símbolo onírico puede separarse del individuo que lo sueña, y no hay interpretación definida o sencilla en todo sueño”.
Lo curativo es el proceso en sí mismo, el acto de producción y su vivencia, que se ven favorecidos por los reflejos que hace el terapeuta durante el ensoñar, y la inclusión de lo cognitivo que lo enriquece y reafirma.
CAMPOS DE APLICACIÓN; A QUIENES.
Esta modalidad es aplicable a la mayoría que nos consultan por propia voluntad, ya que en general la sugerencia de ensoñar es bien recibida por estos.

Es evidente que va desde personas normales en estado de congruencia personal estable, hasta aquellos en desorganización semi profunda.

Si la persona que entrevistamos, o ya estamos atendiendo, presenta una aceptación responsable de su problemática (algunos lo denominan tener conciencia de enfermedad), si las experiencias relacionadas con el si mismo no se cosifican, si los sentimientos se describen en el presente y se los vivencia como tales, si se aceptan los constructos personales como propios y no como externos, si ya hay auto cuestionamiento de las elecciones, si se da en principio un grado de flexibilidad y apertura hacia la asunción de lo que le compete al consultante relacionado con su conflictiva, así como una adecuada capacidad de simbolización y un cociente intelectual término medio a superior, estamos con alguien con el cual podemos implementar esta terapéutica de manera adecuada y con pronóstico favorable.

En personas con rigidez perceptual acentuada, si aceptan el ensoñar, lo cual es dudoso, puede permitírseles una mayor flexibilización para, quizás más adelante, trabajar con detenimiento.

En de aquellos consultantes con bajo coeficiente intelectual solo se obtienen, en general, ensueños pobres en contenido, lo cual no le quita valor terapéutico, pero su utilidad es tan relativa como cualquier terapia verbal. Quizás tenga que insistirse más con la vivencia que con lo cognitivo, pero no podemos verificar esto desde una práctica, es solo una hipótesis de trabajo.
Si tomamos en cuenta sus posibilidades de aplicación nos encontramos que la aplicación de este método puede realizarse en:


  1. Counseling, tanto en procesos breves como en Desarrollo Personal.

  2. Terapias breves y/o de objetivos limitados

  3. Psicoterapia profunda y prolongada de apertura experiencial

  4. Counseling y/o terapias de crisis.

  5. Profilaxis quirúrgicas, para poder conectarse con las fantasías temidas.

  6. Profilaxis obstetricias (ídem anterior, como manera de comunicarse imaginariamente con el feto).

  7. Counseling y/o terapias sexuales (ejemplo del paciente que relate en un principio).



Respecto del consultante adecuado a la misma tenemos:
1) Niños; se utiliza como un juego más (se recomienda el libro de Nicole Fabre “El Triangulo roto” ED. Amorrortu.)

2) Adolescentes, tienen gran capacidad imaginativa y se interesan por este método rápidamente.
3) Adultos y jóvenes maduros, que cumplan las condiciones antes mencionadas.
4) Gerontes, favoreciendo el recorrido de las zonas superiores.
Respecto al sexo, parecería ser que las mujeres se compenetran más con las vivencias y los hombres con lo cognitivo, que es donde se explicita lo vivido.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17

similar:

A los docentes y equipos de mis instituciones iconLa pedagogia de jesus en los equipos docentes de america latina
«¿Qué es esto? Una doctrina nueva, y ¡con qué autoridad! Miren cómo da órdenes a los espíritus malos ¡y le obedecen!»28. Así fue...

A los docentes y equipos de mis instituciones iconCarta a mis amigos, mis colegas, a la superioridad y los que no me conocen

A los docentes y equipos de mis instituciones iconA continuación encontrara el listado de jugadores que se inscribieron...

A los docentes y equipos de mis instituciones iconResumen En los procesos de reforma curricular emprendidos en las...

A los docentes y equipos de mis instituciones iconDeterminación de un aislante térmico para la disminución de los efectos...

A los docentes y equipos de mis instituciones iconLa formación continua de los docentes como orientación a las necesidades...

A los docentes y equipos de mis instituciones iconLa formación de los docentes en el siglo XXI

A los docentes y equipos de mis instituciones iconCompetencias docentes asociadas a los procesos de aprendizaje de las matemáticas

A los docentes y equipos de mis instituciones iconEquipos para la Enseñanza de

A los docentes y equipos de mis instituciones iconHace ya muchos años, en la lejana Argentina de mis orígenes, un tío...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com