La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los




descargar 115.21 Kb.
títuloLa gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los
página1/3
fecha de publicación27.10.2015
tamaño115.21 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3
LA ESTRELLA DE DAVID

Números 24; 17

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los reyes magos que llegaron del oriente a Jerusalén

¿Quiénes eran los reyes magos?

Los reyes magos eran personas de clase alta, profesionales, charlatanas, científicas de la astronomía, personas cercanas al rey (concejeros del reino).

Para los magos ¿cuál era la estrella en la que se guiaban?

Como los magos eran científicos de la astrología ellos estudiaron y llegaron a la conclusión de que la estrella era la unión de tres planetas (Saturno, Júpiter, Picis) ideología griega.

Ya que los reyes magos del oriente tenían el conocimiento de los escritos de Talmud, ellos se guiaron por medio de Números 24; 17 en la que afirma que saldría una estrella de Jacob,, esta estrella mesiánica anunciaba el nacimiento de un nuevo rey, lo curioso es que los reyes magos sabían exactamente donde nacería ya que ellos también estudiaron las profecías de libro de Miqueas (Miqueas 5; 2-5).

Al ver por primera vez la estrella desde el oriente ellos tenían la seguridad de que ya nació el rey de los judíos que gobernaría toda la tierra, la costumbre que ellos tenían era de que cada visita a un rey tenían que llevar regalos (Salmos 68; 30, Isaías 60; 3, 11,16, Salmos 72; 10, Isaías 49; 7) la cual ellos realizaron el viaje desde el oriente que aproximadamente tenía como 650 Km. Hasta Jerusalén, el viaje que realizaron los magos solo era de noche ya que la estrella aparecía en la noche.

La estrella en realidad era un grupo de Ángeles que deslumbraban por la noche en la cual los magos no eran guiados por la estrella, más bien ellos se pusieron en movimiento (Mateo 2; 9) y da la sensación de que la estrella los guiaba, pero ellos se detuvieron, (Mateo 2; 10) muestra que la vieron a la estrella y sintieron alegría, en realidad ellos eran guiados por su cosmo visión.

Conclusión

El grupo de Ángeles que deslumbraba por las noches estaba desde el nacimiento de Jesús, ya que los Ángeles adoraban al Mesías y cuidaban de Él. Fue al grupo de Ángeles la que vieron los reyes magos y no lo que ellos pensaban (la unión de tres planetas) y pusieron en movimiento su viaje, todo indica que desde el nacimiento de Jesús significa la invasión del reino de Dios al mundo de los pecadores.
¿Puede un adventista ser evolucionista?

HACE POCO vi por televisión una discusión en cuanto a si era correcto enseñar la evolución y/o la creación en las escuelas fiscales. La audiencia estaba formada por alumnos de escuela primaria y sus maestros. Uno de los participantes era un clérigo joven que favorecía la enseñanza de ambas teorías. Francamente me sentí avergonzado por sus respuestas ilógicas y hasta contradictorias. Pretendía creer en un Dios que creó todas las cosas, pero anulaba su creencia al afirmar que también aceptaba la evolución.

Al preguntársele si realmente creía que habíamos evolucionado a partir de formas inferiores de vida, explicó cómo enseñaba el tema a los jóvenes de su iglesia: mostraba una figura de un mono, hacía algún chiste acerca de que "aquí está uno de los antepasados de ustedes", y de alguna manera introducía a Dios en esa extraña enseñanza. Es fácil comprender por qué varios de los alumnos en su audiencia tenían conceptos confusos.

Repito este incidente sólo para ilustrar la total confusión que existe en el mundo cristiano en cuanto a este tema. No niego el hecho de que los sabios que favorecen la evolución son muchos más que los creacionistas. La mayoría de los hombres de ciencia y los dirigentes intelectuales aceptan la teoría de la evolución de una manera u otra. Pero trágicamente, lo mismo es cierto de algunos teólogos y pensadores cristianos. Muchos han tratado de acomodarse a la ciencia con teorías híbridas tales como la del día-época, la de la brecha y la del creacionismo progresivo.

Como movimiento cristiano mundial, los adventistas están virtualmente solos en creer en una interpretación literal del registro de la creación que se encuentra en Génesis. El factor de mayor peso para esta posición, para mí, es nuestra observancia del sábado del séptimo día, un período de 24 horas que comienza con la puesta del sol del viernes.

Toda esta introducción es a modo de subrayar la importancia de la entrevista con el Dr. Ariel Roth, director del Instituto de Geociencias de nuestra iglesia. Algunos pueden preguntarse por qué nuestra iglesia gasta cantidades significativas de dinero cada año para sostener este programa. ¿Por qué no nos aferramos sencillamente al registro bíblico y dejamos a un lado lo que el mundo pueda decir acerca de los orígenes de la vida? Pensemos un momento. Pensemos en las veintenas de estudiantes adventistas que estudian cursos científicos superiores en las universidades seculares. Añadamos los muchos profesores de ciencias que hay en nuestro sistema escolar. Luego considere la cantidad de laicos educados que leen y estudian, y que además viven en una cultura que se basa en forma predominante sobre la filosofía de la evolución.

No podemos considerar livianamente este último punto. Las costumbres y prácticas de la sociedad actual no pueden divorciarse de sus conceptos de los orígenes. Es un poco difícil para alguien que es adventista desde hace muchos años razonar de causa a efecto en este asunto. Dios y una creación instantánea son una parte tan integral de nuestro pensamiento que es difícil ponernos en el lugar de los que no creen lo mismo. Debemos recordar, sin embargo, que nuestra responsabilidad hacia el Dios-creador, simbolizada por la observancia del sábado, es extraña para la mayoría en la tierra. Para ellos, las maravillas de la ciencia y la tecnología humanas demuestran que el hombre es una forma avanzada y progresiva de vida que sólo responde ante sí mismo. El hombre es el dueño de su suerte; Dios es eliminado o por lo menos minimizado.

Dicho brevemente, el gran objetivo de la raza humana actual no es la regeneración espiritual, la obediencia voluntaria y la adoración a un amante Dios creador. El gran objetivo es la elevación del yo al trono de los deseos y caprichos materialistas. Por lo tanto,
Cualquier concesión que hagamos con respecto a nuestra visión del registro del Génesis estará acompañada de una pérdida de fervor por la integridad de las Escrituras y en el Dios que las dio.

Nuestra iglesia tiene la definida responsabilidad de investigar constantemente todo indicio de evidencia que otorgue credibilidad a la posición bíblica acerca del origen de la vida. Dios no exige una fe ciega en este aspecto. Quiere que usemos la razón y la inteligencia al considerar el tema del creacionismo para que los miembros de la iglesia y los que estudian nuestro mensaje puedan tener confianza de que la observancia del sábado realmente conmemora una semana de la creación que realmente existió, y que así aumente su fe én las Escrituras. La manera en que consideremos los orígenes y el registro de Génesis 1 a 11 tiene grandes implicaciones acerca de la credibilidad del resto de la Biblia.

Pero regresemos al incidente inicial. El intento confuso y confundidor del clérigo para reconciliar el creacionismo bíblico con la ciencia evolucionista actual debiera ser una advertencia directa a cualquier sugerencia de compromiso. El punto más sobresaliente en esta entrevista, en mi opinión, es la respuesta que da el Dr. Roth a la pregunta: ¿Hay alguna relación entre la significación del relato de la creación y los datos específicos que da la Biblia? En otras palabras, ¿puede el verdadero significado y belleza de la observancia del sábado ser comprendido y experimentado fuera de su posición como monumento recordativo de una creación literal en seis días? Roth contesta: "No se puede basar una significación verdadera sobre un informe dudoso". ¡Estoy de acuerdo con él!

No es ningún secreto que desde dentro del adventismo se ataca, tanto en forma sutil como abierta, la doctrina del sábado, su observancia, significado y validez. Las discusiones teológicas en los últimos años, aunque no giraban directamente alrededor del sábado, produjeron la salida de algunos que renunciaron a su creencia en la importancia del sábado como también en otras doctrinas. Lo extraño es que algunos dieron ese paso dentro del marco de una fe que pretendecentrar toda creencia y práctica sólo en Cristo. Por esta razón debemos comprender claramente y creer que la verdadera observancia del sábado no puede vivirse fuera de una relación genuina de amor con Aquel que nos creó y nos ordenó obedecerle por amor. La obediencia sigue constituyendo la suprema evidencia de lealtad y amor. No debemos y no podemos enseñar la observancia del sábado meramente como una creencia o una doctrina divorciada de Aquel que le da sentido y significación. El sábado está inextricablemente entretejido en la misma constitución de la Trinidad que se unió en amor lleno de gracia para traer este mundo a la existencia y crear al hombre a su imagen. Aquí está la manifestación suprema del amor.

Cualquier concesión que hagamos con respecto a nuestra posición acerca del registro del Génesis estará acompañada de una pérdida de fervor en cuanto a la integridad de las Escrituras y del Dios que las dio. Además tendrá una influencia significativa sobre nuestro mensaje. D. Elton Trueblood señala el curso que siguen las iglesias que pierden de vista su mensaje: "Precisamente cuando el mundo está comenzando a percibir mejor su necesidad, la iglesia está perdiendo la seguridad de su misión, y hasta desarrolla facetas extrañas o marginales, y la mayor razón para el fracaso de su misión es una confianza disminuida en su mensaje" (The Essence of Spiritual Religión, Harper & Row, 1975, pág. x).

Este esquema de desvío doctrinal también fue descrito por Elena G. de White. A medida que pasa el tiempo, los descendientes espirituales de los fundadores se alejan "mucho de su ejemplo de humildad, de abnegación y de renunciación al mundo. Así 'la simplicidad primitiva desaparece'. Una ola de mundanalidad invade la iglesia 'trayendo consigo sus costumbres, sus prácticas y sus ídolos'" (El conflicto de los siglos, pág. 436).
Nuestra iglesia es uno de los pocos movimientos mundiales cristianos que sostiene como creencia fundamental una interpretación literal del informe de la creación del Génesis. Pero el compromiso es una posibilidad siempre presente.

Las modernas instituciones educativas también ilustran esta tendencia. Muchas instituciones de educación superior en los Estados Unidos (las universidades Harvard, Princeton, del Sur de California, Auburn, Boston, del Estado en Wichita, Wesleyana, etc.) comenzaron como instituciones religiosas, dependientes de iglesias, que desde entonces han avanzado mucho en el camino a la secularización y han cortado los lazos que las unían a las iglesias. Ninguna institución educativa comenzó como institución secular y más tarde se volvió religiosa (por lo menos hasta donde yo sepa). La tendencia parece siempre ser la de alejarse del Dios de la Biblia. Nuestras instituciones educativas afrontan algunas presiones semejantes a las que tuvieron las que una vez fueron religiosas.

Sin duda ustedes deben saber que no conozco a ninguno de entre nosotros que acepta la teoría evolucionista en su totalidad. Pero me preocupa algunos-comienzos de componendas. Una encuesta, aunque limitada (razón por la que debe ser considerada con muchas precauciones) indica que algunos pastores y educadores adventistas creen que los acontecimientos descritos en el registro de la creación en el Génesis ocurrieron en algún punto entre 20.000 y muchos millones de años atrás. Creo que si alguna vez perdemos nuestra creencia en la creación en seis días, como ha ocurrido con muchos otros grupos, primero adoptaríamos un modelo de largas eras para la vida sobre la tierra, y recién más tarde nos daríamos cuenta de que ese concepto, que para ese entonces sería aceptado, no armonizaría con la semana de la creación del Génesis.

No tengo dudas de que las creencias de Elena G. de White en este aspecto eran similares a las de Moisés y las que Dios expresó en los Diez Mandamientos. Ella habla repetidamente acerca de la cuestión de la duración de la semana de la creación. Por ejemplo, declara en la Carta 31 de 1898: "El sofisma de que el mundo fue creado en un período indefinido de tiempo es uno de los engaños de Satanás. Dios habla a la familia humana en términos que ella puede comprender. No deja el asunto en forma tan indefinida que los seres humanos puedan manejarlo de acuerdo con sus propias teorías". Dice también en Patriarcas y profetas: "Pero la suposición de que los acontecimientos de la primera semana requirieron miles y miles de años, ataca directamente los fundamentos del cuarto mandamiento. Representa al Creador como si estuviese ordenando a los hombres que observaran la semana de días literales en memoria de largos e indefinidos períodos. Esto es distinto del método que él usa en su relación con sus criaturas. Hace obscuro e indefinido lo que él ha hecho muy claro. Es incredulidad en la forma más insidiosa y, por lo tanto, más peligrosa; su verdadero carácter está disfrazado de tal manera que la sostienen y enseñan muchos que dicen creer en la Sagrada Escritura" (págs. 102, 103; véase también Spiritual Gifts, t. 3, pág. 92). Finalmente expresa su preocupación acerca de las tendencias que aparecen en los que se apartan de la Biblia: "Los que dudan de la verdad de las narraciones del Antiguo Testamento y del Nuevo, dan a menudo un paso más y dudan de la existencia de Dios y atribuyen poder infinito a la naturaleza. Habiendo perdido su ancla son arrastrados hacia las rocas de la incredulidad" (El conflicto de los siglos, pág. 577).

Agradezco a Dios por nuestro grupo de estudio de las geociencias y por nuestros otros fieles hombres de ciencia que aceptan la Palabra de Dios como un registro literal de los orígenes y otros acontecimientos tales como el diluvio. Vivimos en una época sin fe, pero Dios todavía tiene su remanente que proveerá una respuesta afirmativa a la pregunta de Cristo: "Cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?" (Luc. 18: 8)-J. R. Spangler.
Es tiempo de hacer menos por los miembros de iglesia

"Nuestras iglesias son vastos depósitos de energía y dedicación humanas virtualmente no tocados'9.

Richard A. Morris

COMO PASTOR, nunca he sido capaz de entusiasmarme demasiado con el programa de otros. Ni siquiera si viene del mismo presidente de la asociación.

Pero cuando es mi programa, algo se enciende dentro de mí, y puedo invertir increíbles cantidades de tiempo y energía para lograr su éxito.

¿Por qué me ha tomado tanto tiempo descubrir que la gente de mis iglesias no es diferente? ¡Cuántos años he perdido tratando de hacerlos hacer cosas que no tienen el deseo de hacer, mientras que prácticamente ignoraba el potencial de sus propias esperanzas y sueños concernientes a su iglesia y a su Señor!

He sido culpable de un enfoque del pasturado centrado en mí mismo, pero sospecho que no estoy solo (y estoy deseoso de compartir mi culpa con usted). En diez años de ministerio he escuchado a pastores y dirigentes de iglesia hacer la misma pregunta una y otra vez: ¿Cómo podemos hacer que nuestro pueblo haga lo que "debe" hacer? Esto es, ¿qué deseamos que hagan?

Hacemos la pregunta equivocada, porque todos hemos sido puestos en el mismo molde y ya no podemos discernir su forma. Pensamos que la función de nuestros dirigentes es decirnos lo que debemos hacer, y que nuestro deber es hacerlo. De la misma forma, creemos que si hemos de ser líderes de nuestra iglesia, debemos decir a nuestros miembros lo que deben hacer, y su deber es hacerlo. ¡Y después nos preguntamos por qué falta la motivación!

Hay una alternativa que para mí ha significado una revisión radical de mis ideas de lo que significa ser pastor. ¿La alternativa? ¡Hacer menos por los miembros de mi iglesia! Cuando usted se familiarice con este concepto, también deseará hacer menos por su gente. De acuerdo con esta idea, la pregunta correcta no es: ¿cómo podemos hacer que nuestro pueblo haga lo que deseamos que haga?, sino ¿cómo podemos ayudar a nuestro pueblo a cubrir sus propias necesidades de participación, compromiso y ministerio exitoso en la iglesia?

He aprendido que la gente ya está motivada. Los teóricos de la motivación como Abra-ham Maslow destacaron esto hace mucho tiempo.1 Prácticamente todos aquellos con quienes tratamos en nuestro ministerio ya están motivados en alguna forma que hace a la esencia de la tarea de la iglesia. Porque además de nuestras necesidades biológicas de alimento, abrigo y compañía, todos tenemos necesidades básicas de realización, autoestima y reconocimiento. Esto significa que nuestro pueblo quiere ver crecer a la iglesia, porque cree en ella y desea ver afirmadas sus creencias. Ellos quieren hacer una contribución per-conal a su crecimiento, a causa de su fe en los dones y habilidades que Dios les ha dado. Ellos quieren alcanzar un éxito reconocible, porque necesitan el refuerzo y la seguridad que dan sus hermanos y hermanas cristianos.

Nuestro trabajo como pastores, entonces, es ayudarlos a reconocer, expresar y satisfacer estas necesidades dentro del contexto de la comunidad de la iglesia.

Nuestras iglesias son vastos depósitos de energía y dedicación humanas virtualmente no tocados. Pero nuestro pueblo está frustrado, sin comprender siquiera las fuentes de su frustración. Se culpan a sí mismos tanto como a la iglesia y no saben de qué.

El problema no es, como a menudo escuchamos, que nuestro pueblo no sabe qué hacer, o cómo hacerlo. Con los dones que Dios les ha dado, conoce estas cosas en algunos casos mejor que nosotros, sus dirigentes. El entrenamiento es necesario, sí, y el estímulo también. Pero necesitamos entrenarlos y estimularlos en la dirección en la que sú motivación los dirige, no en otra dirección.

En mis años de escolar experimenté con diferentes estilos de peinado. Algunos eran

Richard A. Monis es pastor de la Iglesia de Eau Claire, Wisconsin, Estados Unidos.
  1   2   3

similar:

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los iconPepe Rodríguez
«Reyes Magos» sólo habló el texto de Mateo, pero es tan poco lo que se dice de ellos que las tradiciones posteriores tuvieron que...

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los iconAl lugar eran llevados los jóvenes de entre 6 y 18 años que se escapaban...

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los iconPrograma de arqueologia biblica 19 mayo 2014 09 junio 2014
«ἀρχαίος» archaios, viejo o antiguo, y «λόγος» logos, ciencia o estudio es la ciencia que estudia los cambios físicos que se producen...

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los iconTrazabilidad es registrar todos los elementos referidos a la historia...

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los iconNosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos...

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los iconDurante los siglos XVIII y XIX se desarrolló una importante controversia...

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los iconHace un tiempo los comerciales de tabaco hacían alusión a que las...

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los iconLas Técnicas Operativas de las Relaciones Amorosas Positivas, desde...

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los iconDe la lectura detenida de los presentes textos, se deduce que desde...

La gran controversia de la ciencia es la estrella que guiaba a los reyes magos desde el oriente hasta el occidente. Ya que en mateo 2 menciona que eran los icon1. biotecnologia: área multidisciplinaria que emplea la biología,...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com