Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional




descargar 1.22 Mb.
títuloDirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional
página4/28
fecha de publicación01.02.2016
tamaño1.22 Mb.
tipoDirección
b.se-todo.com > Documentos > Dirección
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28

Rubro:
1. Intervenir en el diagnóstico, la planificación, la conducción, la evaluación, el mejoramiento y la adecuación del proceso de enseñanza-aprendizaje en el aula y fuera de ella, en relación con las variables, elementos y agentes del mismo, considerando las características y diferencias propias de los alumnos del Nivel Inicial.
Sub rubro:


    1. Analizar el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje proponiendo líneas explicativas desde el marco referencia de distintas teorías pedagógicas-didácticas, psicológicas, sociológicas y políticas.




    1. Investigar las principales variables que intervienen en el proceso de enseñanza-aprendizaje para proponer, diseñar e implementar mejoras en dichos procesos.




    1. Diseñar, desarrollar y evaluar propuestas que amplíen y enriquezcan la capacidad lúdica de la población escolar como uno de los modos de que éstos puedan apropiarse placenteramente de los contenidos.




    1. Indagar los aspectos y las condiciones que puedan incrementar el nivel de prevención, detección y tratamiento de las perturbaciones de desarrollo, a los fines de proyectar una práctica profesional coherente con el niño y su familia.




    1. Brindar afecto, seguridad, confianza y conocimientos significativos y actualizados para posibilitar que los alumnos partiendo de la curiosidad espontánea y saberes previos, desarrollen una actitud científica, construyan y utilicen el conocimiento físico y las relaciones lógicas matemáticas en la resolución de situaciones problemáticas.




    1. Entrenar a los alumnos para que adquieran las destrezas y habilidades necesarias para utilizar correctamente materiales, herramientas, los medios tecnológicos, adquiriendo un repertorio de estrategias que puedan emplearse en situaciones concretas de juego y de trabajo, pasibles de ser transferidas a otros contextos.




    1. Manejar técnicas de trabajo colegiado que faciliten la generación de liderazgo, el uso eficiente del tiempo y actitudes democráticas, empatía y respeto mutuo.



    1. Asumir altas expectativas en sus alumnos e interés por estimular en ellos aprendizajes significativos para el disfrute de las posibilidades expresivas en los diferentes lenguajes: literario, musical, plástico y corporal.




    1. Relacionar la teoría con la práctica a través de articular las diferentes miradas proporcionadas por las disciplinas, que le permitan a los sujetos conocer en su complejidad la parcela de la realidad de que se trate.




    1. Indagar las variables que determinan la dependencia alumno-maestro, y diseñar e implantar procedimientos para conseguir una mayor independencia del alumno en el proceso de enseñanza-aprendizaje.


Rubro:


  1. Definir y elaborar colegiadamente proyectos educativos institucionales, sobre la base del diagnóstico y perfil del establecimiento que garantice su gestión eficiente, diversificando el currículo en función de las necesidades ecogeográficas, económicas y socioculturales de la región y del área de influencia de su institución.




    1. Elaborar, desarrollar y evaluar proyectos educativos en diversos contextos socioculturales tales como educación urbana, educación rural, educación domiciliaria y hospitalaria atendiendo sobre todo a la universalización del Jardín de 5 años.




    1. Demostrar conocimiento de los propósitos, amplitud y estructura del diseño curricular de Nivel Inicial, como así mismo de los fundamentos de la teoría curricular, los fundamentos de la planificación y los diseños de evaluación coherentes con los enfoques actualizados de la educación.




    1. Considerar a la niñez como un período único de oportunidad para comenzar la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y el desarrollo saludable durante todo el ciclo de la vida.




    1. Articular y desarrollar sinergia entre el sector de la educación y otros sectores de desarrollo, como la salud, vivienda, trabajo, economía y planificación.




    1. Aplicar desde la interdisciplinariedad los conocimientos de las ciencias de la salud y del comportamiento, así como de las ciencias sociales, políticas y económicas.




    1. Canalizar la política y legislación educativas vigentes, así como las orientaciones provenientes de los objetivos regionales, nacionales.



Rubro:


  1. Analizar e interpretar la compleja realidad en equipos multidisciplinarios, para plantear alternativas de solución, promoviendo el intercambio de saberes, respetando el pensamiento divergente y valorando la interculturalidad.




    1. Elaborar, desarrollar proyectos de indagación y/o investigación-acción que posibiliten la ejecución de proyectos de intervención ajustados a las necesidades de los contextos.




    1. Manejar técnicas e instrumentos para obtener información de todo tipo de fuentes, para procesarla, analizarla, sistematizarla e interpretarla.



    1. Diseñar proyectos de investigación-acción sobre la problemática educativa del Nivel Inicial y de sus alumnos, con el propósito de producir y difundir innovaciones productivas y pertinentes.




    1. Sistematizar su práctica y socializarla.



Rubro:


  1. Reconocer, practicar y divulgar la defensa de la salud, de los recursos naturales, de los derechos humanos y de la paz, comprometiéndose con los problemas y aspiraciones de los demás.




    1. Practicar y fomentar la responsabilidad solidaria, la participación y la equidad, bregando por la concertación, la organicidad y la institucionalidad democrática.




    1. Poseer conocimientos suficientes y actualizados sobre los aspectos eco geográfico, económico, social, político y cultural de la comunidad en la cual trabaja.




    1. Promover la participación de la institución escolar en el diseño y ejecución de proyectos de desarrollo integral de la comunidad integrando a ésta en la gestión de la escuela.




    1. Utilizar resultados de investigaciones en la solución de problemáticas detectadas en la comunidad, fomentando la identidad cultural de la población, a través del desarrollo y difusión de los respectivos valores culturales.


  1. ESTRUCTURA CURRICULAR

7.1 Campos de Formación
7.1.1 - Campo de la Formación General

Los Lineamientos Curriculares Nacionales definen al campo de la Formación General como orientado a “asegurar la comprensión de los fundamentos de la profesión dotados de validez conceptual y de la necesaria transferibilidad para la actuación profesional orientando el análisis de los distintos contextos socio-educacionales y toda una gama de decisiones en la enseñanza”, es decir que no se refiere en exclusivo al campo del conocimiento pedagógico, sino que es mucho más amplio al proponer una formación humanística sólida, enriquecida cotidianamente con la dinámica propia del proceso de construcción de saberes.

La formación general promueve la formación cultural, social y política del docente profesional, trabajador y transformador de la cultura. Posibilita miradas profundas para el análisis, comprensión y valoración del contexto histórico cultural, de la educación, de la enseñanza y el aprendizaje, a través de la formación de juicios críticos, socialmente relevantes.

El conocimiento de las bases y marcos conceptuales o referenciales, permite a los docentes en formación posicionarse como docentes profesionales de la enseñanza, como pedagogos y como trabajadores de la cultura en el contexto en el que se desempeñen.

La inclusión de Filosofía, Pedagogía y Didáctica General tiene por objeto brindar a los futuros docentes herramientas conceptuales acerca de las tradiciones y debates actuales referidos a la enseñanza a través de una actitud crítica orientada a su interpretación, problematización y transformación. Estos saberes disciplinares orientan la reflexión epistemológica y permiten construir mediante su apropiación nuevos escenarios para problematizar los contextos socioculturales diversos en los que se realiza la práctica docente.

El conocimiento de teorías sociales, políticas y éticas con relación a la educación y el reconocimiento de la complejidad de los procesos históricos educativos, tienen como finalidad que los futuros docentes comprendan que los objetivos que persiguen los sistemas educativos responden a condiciones, intereses y construcciones socio históricos determinados.

Unidades Curriculares que lo componen

El Campo de la Formación General esta compuesto por las siguientes Unidades Curriculares:

  • Filosofía

  • Pedagogía

  • Didáctica General

  • Psicología Educacional

  • Sociología de la Educación

  • Historia Argentina y Latinoamericana

  • Historia y Política de la Educación Argentina

  • Ética y Formación Ciudadana

  • Tecnologías de la Información y la Comunicación

  • Taller de Lectura y Escritura Académica

  • Seminarios de Investigación educativa I y II

  • Taller Prevención y Cuidado de la Salud


También conforman el Campo de la Formación General, unidades curriculares que se constituyen en propuestas complementarias sugeridas de definición institucional y cuyo diseño y desarrollo será el resultado del diagnóstico sobre sus posibilidades y/o requerimientos de formación, la evaluación sobre el impacto de su desarrollo en la formación inicial y el trabajo colectivo de los docentes en cada institución formadora.
Estas Unidades Curriculares sugeridas son las siguientes:

  • Lenguaje Audiovisual y Digital

  • Problemática de la Diversidad


7.1.2 - Campo de la Formación Específica

Según los Lineamientos Curriculares Nacionales para la Formación Docente Inicial (Res. C. F. E N ° 24/07), la Formación Específica se orienta al estudio de la/s disciplina/s específicas para la enseñanza en la especialidad en que se forma, la didáctica y las tecnologías educativas particulares, así como de las características y necesidades propias de los alumnos a nivel individual y colectivo. Se refiere, por lo tanto, a aquello que es propio, en este caso, del Profesorado de Educación Inicial y comprende el conjunto de saberes que resultan necesarios para el desarrollo de las capacidades que definen el ejercicio de la función docente en este nivel. Este campo, constituye, por lo tanto, un aspecto crucial de la formación del docente, ya que junto con las experiencias formativas propias de los otros campos, aporta herramientas conceptuales y metodológicas para llevar a cabo la enseñanza de los diferentes aspectos y contenidos que integran el currículo de la escuela de nivel inicial.” (Recomendaciones para la elaboración de Diseños Curriculares –I. N. F. D -M. E. C y T)

De modo tal que este campo esta compuesto por los saberes que tradicionalmente conforman los contenidos a enseñar por los docentes de educación inicial. La interpelación y problematización de los saberes científicos promueve una selección dinámica de los contenidos susceptibles de ser transmitidos mediante estrategias didácticas adecuadas a cada contexto y a los sujetos pedagógicos a los que están destinados.

Es necesario promover un sólido dominio del conocimiento conceptual y epistemológico de estos saberes específicos por parte de los docentes en formación, pues ello garantiza la elección de estrategias didácticas adecuadas que permitan el desarrollo de aprendizajes con sentido, que posean significaciones relevantes, social y cognitivamente en los alumnos/as del nivel.

La apropiación de estos saberes científicos con una sólida formación respecto al modo en el que se producen, posibilita la comprensión por parte de los docentes en formación de las múltiples revisiones científicas a las que son sometidos y que por lo tanto otorgan a los mismos el carácter de provisoriedad que permite a su vez, considerar el carácter político de los mismos, es decir cargados de intencionalidad, por lo tanto comprender que el conocimiento que transmite la escuela no es un conocimiento neutral, sino un conocimiento dirigido a unos fines educativos.

Aprender las operaciones matemáticas, a leer y a escribir, las diversas manifestaciones del arte, conocer y problematizar los hechos sociales y naturales, abordándolos como problemáticas socio-ambientales, según esta direccionalidad coadyuvará en la formación de sujetos concientes de sus derechos que dará sentido al aprender para enseñar y enseñar para aprender, e inscribirá a la educación en un proyecto crítico de transformación.

Unidades Curriculares que lo componen

El Campo de la Formación Específica esta integrado por las siguientes Unidades Curriculares:

  • Didáctica de la Educación Inicial I y II

  • Matemática y su enseñanza I y II

  • Lengua y Literatura

  • Lengua y Literatura y su enseñanza I y II

  • Ciencias Naturales y su enseñanza I y II

  • Ciencias Sociales y su enseñanza I y II

  • Sujetos de la Educación Inicial I y II

  • Problemática Contemporánea de la Educación Inicial

  • Lenguajes Artísticos

  • Lenguaje Corporal y Plástica Visual

  • Lenguaje Musical

  • Educación Física

  • Taller de Juego

  • Taller Integrador I y II

También conforman el Campo de la Formación Específica, unidades curriculares que se constituyen en propuestas complementarias sugeridas de definición institucional y cuyo diseño y desarrollo será el resultado del diagnóstico sobre sus posibilidades y/o requerimientos de formación, la evaluación sobre el impacto de su desarrollo en la formación inicial y el trabajo colectivo de los docentes en cada institución formadora.

Estas Unidades Curriculares sugeridas son las siguientes:

  • Desarrollo de Materiales y Recursos

  • Literatura Latinoamericana y Argentina

  • Enseñanza de las TIC en educación inicial

7.1.3 - Campo de Formación de la Práctica Profesional

Pensar y organizar el currículo de la formación docente reconociendo al campo de la Práctica Profesional como eje articulador de los campos de la formación específica y general, implica construir su identidad desde un cuerpo de conocimientos formales y explícitos aportados por las diferentes disciplinas, un conjunto de saberes implícitos provenientes de las experiencias socializadoras en relación al rol y también desde el desarrollo de la cultura profesional. La misma se entiende como un proceso con una etapa inicial representada por la formación básica, una etapa de inducción y socialización en la práctica y una tercera etapa de perfeccionamiento sostenida por la formación continua. (Francisco Imbernón. La formación y el desarrollo profesional del profesorado.)

La propuesta formativa para el campo de la Práctica Profesional se sostiene a través de un recorte conceptual y metodológico vinculado con lo que Eduard Bernstein define como “Código de tipo integrado”. Desde el punto de vista curricular, el conocimiento relacionado con el campo de la Práctica Profesional no está organizado en torno a disciplinas (como sí lo están el campo de formación específica y general), siguiendo el pensamiento del autor citado podríamos decir que el conocimiento, en este campo, remite más bien a “supra-contenidos” es decir a ideas generales, a ejes temáticos integradores , a problemáticas cuyo abordaje requiere de la confluencia de aportes conceptuales de diferentes disciplinas. En consecuencia la organización del conocimiento en el campo de la Práctica Profesional presenta una “clasificación débil” es decir, el límite entre las diferentes disciplinas no es marcado. Las distintas temáticas y problemas, que serían objeto de estudio a través de Seminarios y Talleres (Métodos y técnicas de recolección y análisis de información, Instituciones Educativas, Programación de la enseñanza y coordinación de las actividades, Organizadores escolares, Coordinación de grupos de aprendizaje, Evaluación de aprendizajes, Sistematización de experiencias de Residencia Docente), requieren para su comprensión y abordaje, de la integración disciplinar y metodológica.

Por otro lado, pero en relación con lo antes mencionado, también es importante rescatar que la propuesta formativa de este campo aproxima a los futuros docentes a la complejidad constitutiva del fenómeno educativo y de la docencia en particular, a través de variadas herramientas conceptuales, metodológicas y experiencias de carácter empírico. Desde esta visión de complejidad es posible ampliar el horizonte en lugar de reducir la práctica sólo a la esfera de lo pedagógico, no obstante tampoco significa obviar ni banalizar la dimensión didáctica de la práctica por cuanto representa la actividad que por, antonomasia, desarrolla el docente a lo largo de su trayectoria profesional.

En este marco, pensar la práctica como campo de formación implica reconocerla como espacio de aprendizaje, tal como la concibe la Perspectiva Práctica sobre la formación docente. La tesis de esta perspectiva plantea como eje la producción de conocimiento en relación con la práctica, que surja de la misma y vuela sobre ella con sentido interpretativo, iluminativo más que prescriptivo.

Concebir la práctica como espacio de aprendizaje representa la posibilidad de acceder a un conocimiento nuevo, para resignificarlo, para adaptarlo a situaciones y problemas concretos y singulares a través de un proceso que integre explicaciones, interpretaciones y acción. La práctica como espacio de aprendizaje en la formación inicial promueve la construcción de lo que Gimeno Sacristán define como “argumentos prácticos” estos remiten a premisas relacionables entre sí que se construyen desde una lógica dialéctica de relación entre la teoría y la práctica. En este sentido el conocimiento teórico se torna significativo en la medida que puede ser utilizado por el docente para informar su accionar, para encontrar algunas respuestas a interrogantes, para construir categorías conceptuales que orienten la interpretación de los problemas de la realidad educativa. La teoría no prescribe la práctica, más bien sirve para ilustrarla, para construir criterios que ayuden a deconstruir rutinas y prácticas cristalizadas. Desde esta idea es posible justificar y desarrollar un currículum de formación inicial que aborda la problemática del conocimiento tanto desde la racionalidad teórica como desde la racionalidad práctica.

Considerar la Práctica Profesional como campo articulador en la formación inicial implica recuperar y sostener curricularmente un espacio formativo que se constituye desde la convergencia necesaria de la racionalidad teórica aportada por los conocimientos provenientes de los campos de formación general y específica y aquellos propios de la racionalidad práctica. Ello significa repensar la lógica de la práctica relacionando dialécticamente conceptos formalizados en cuerpos de disciplinas, con conocimientos implícitos internalizados como producto de la historia escolar previa de los sujetos, que, a modo de modelos pedagógicos o patrones funcionales, aportan una base de saberes a los cuales se apela con frecuencia en las diferentes situaciones educativas. En este sentido podríamos decir que, conceptos teóricos y hábitus se conjugan en lo que se podría denominar matriz constitutiva de la práctica docente. A su vez la revisión crítica de ambos saberes, a través de la investigación y la reflexión, se hace necesaria para avanzar en el proceso de conocimiento, comprensión y mejora de la práctica profesional.

Entender la práctica como eje articulador de la formación inicial y como espacio de aprendizaje guarda relación con la perspectiva que la concibe como praxis, al respecto el aporte socio crítico resulta significativo. La práctica como praxis nos sitúa en una construcción que se sostiene relacionando aspectos sociales y culturales. Wilfred Carr sostiene que la práctica se construye desde cuatro sentidos: 1- El significado de lo que sucede en las situaciones educativas se comprende a partir del conocimiento sobre la intencionalidad del sujeto. 2- Los significados que los sujetos construyen sobre la práctica tienen un carácter social. 3- Los significados en relación a la práctica se constituyen como construcciones históricas. 4- Los espacios y situaciones educativas representan contextos configurados por estilos de interacción, por formas particulares de toma de decisiones, por relaciones de clase, de lenguaje, que la mayoría de las veces escapan al control de todas las personas que participan de estas situaciones. Por esta razón el cuarto sentido de la práctica como praxis se relaciona con los significados políticamente construidos.

El Campo de Formación de la Práctica Profesional, esta conformado por las siguientes Unidades Curriculares:

  • Práctica I

  • Práctica II

  • Prácticas de Enseñanza

  • Residencia Pedagógica
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28

similar:

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional La Rioja

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección general de educación superior

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección General de Educación Superior

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección General de Educación Superior

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección general de educación superior

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección general de educación superior tecnológica

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección general de educación media superior

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección general de educación superior tecnológica

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección general de educación superior tecnológica

Dirección General de Educación Superior Diseño Curricular Jurisdiccional iconDirección General de Educación Media Superior




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com