Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres




descargar 172.45 Kb.
títuloLos expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres
página3/5
fecha de publicación04.02.2016
tamaño172.45 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5

Ecolalia Inmediata. Aquella que se origina de forma instantánea a la emisión del sonido por parte de la fuente del eco.

  • Ecolalia Demorada (retardada). Conducta verbal evidenciada un periodo tiempo, de mayor o menor amplitud, después de la desesperación de la fuente del eco.

    Criterio Estructural:

      • Ecolalia Exacta. La reproducción es idéntica a lo manifestado por la fuente del eco, incluyendo, generalmente, la misma entonación exhibida por el emisor originario.

      • Ecolalia Reducida. La repetición es exacta, aunque sólo se reproduce parte de lo escuchado.

      • Ecolalia Ampliada. En esta producción vocal se introducen modificaciones en la reproducción de la fuente del eco. No obstante, se conserva su estructura original.

      • Ecolalia Mitigada (expandida). La repetición deja de ser exacta al producirse una alteración en la estructura base de la fuente emisora. Esta circunstancia pone de relieve elementos de creatividad (comunicación) en el sujeto.

    Criterio de Emisión:

      • Emisor original. La repetición efectuada por el autista procede de fuentes distintas a sus propias producciones vocálicas.

      • Autorrepeticiones. Los sonidos producidos por el propio autista –en sus primeras verbalizaciones y por azar- se convierten en la fuente del eco y actúan como esquemas rituales de carácter autoestimulatorio.

    Criterio de Utilidad o funcionalidad:

      • Emocionales (funcionales). Las ecolalias están dotadas de intención comunicativa, es decir, el sujeto desea transmitirnos una petición.

      • No emocionales (no funcionales). La reproducción de la fuente del eco no persigue intencionalidad comunicativa alguna, pudiendo esta repetición encontrar encuadre contextual o no. En este sentido, puede evidenciarse o no un ajuste entre su emisión y el momento así como el lugar donde se origina.

    Alteraciones en la utilización de los pronombres personales

    Las dificultades puestas de manifiesto en el empleo de los pronombres personales se polarizan en torno a la evitación pronominal –ausencia de pronombres- o la inversión pronominal –uso de “tu”, “él” o su propio nombre en lugar de emplear “yo”-.

    La ausencia o escaso número de elementos relacionales (conjunciones y pronombres) y el predominio, por el contrario, de una determinada tipología de verbos y nombres, convierten el lenguaje exhibido por los autistas en concreto, escueto, literal y ausente de acomodación contextual.

    Predominio de Imperativos

    La mayor frecuencia de imperativos en las verbalizaciones de los sujetos autistas, está motivada por constituir una forma lingüística muy simple. Este hecho facilita su empleo a individuos que tienen, como ya ha quedado matizado, alterada su capacidad comprensiva. Ahora bien, a ello se le añade el extraordinario poder reforzador que dichas emisiones simplificadas provocan. Efectivamente, ante la satisfacción de nuestras peticiones mediante el empleo de estos imperativos verbales –logro inmediato de un reforzador solicitado- el sujeto tenderá, en el futuro, a utilizar idéntica estrategia interactiva de comunicación.
    OBJETIVOS Y PAUTAS ACTUACIONALES
    Algunos de los objetivos educativos que nos proponemos a conseguir con el sujeto autista son:

    • Desarrollar al máximo sus posibilidades y competencias. Adquisición de unas habilidades básicas.

    • Favorecer un equilibrio personal lo más armonioso posible. Ayudarle a conocerse.

    • Fomentar el bienestar social. Normalización de las conductas asociales.

    • Acercar al niño autista a un mundo humano de relaciones significativas. Comprender el máximo posible del mundo que le rodea.


    La ausencia de una técnica idónea o indicada únicamente para este tipo de sujetos, hace necesaria la creación de Adaptaciones Curriculares individuales, estas se convertirán en instrumentos terapéuticos de acción. Por ello, es preciso formular una valoración descriptiva del sujeto, debemos definir hándicaps evidenciados en las distintas áreas del desarrollo personal.
    La valoración diagnóstica del sujeto ha de reunir los siguientes requisitos:


    • Carácter empírico. Es necesario efectuar una descripción cuidadosa del conjunto de alteraciones presentes en la persona, evitando toda interpretación especulativa.

    • Validez práctica. El diagnóstico, considerado como un instrumento de actuación supone una serie de prescripciones terapéuticas y educativas.

    • Dimensión Multiaxial. Dada la relativa independencia de los distintos ejes presentes en el autismo, es preciso emplear un enfoque multiaxial, en el cual aparezcan reflejados el síndrome conductual, nivel intelectual, condiciones médicas y situación psicosocial.

    • Compromiso de seguimiento. Todo diagnóstico psicoeducativo ha de ser contemplado como una función continua, y no discreta (carácter etiquetador), en la observación sistemática de la evolución integral del niño.

    • Validez ecológica. La valoración del sujeto autista ha de encontrar canales de ayuda y cambio que introducir en el normal desenvolvimiento del sujeto y su familia.


    Después de tener en cuenta los requisitos necesarios para efectuar el diagnóstico tenemos que considerar estas dos orientaciones actuacionales en el proceso terapéutico de la persona autista:


    • Adaptación de los objetivos y tareas al nivel evolutivo del sujeto; requisito indispensable para una actuación efectiva y motivadora del sujeto.

    • Adquisición previa de los prerrequisitos necesarios para el aprendizaje de la conducta que se pretende instaurar.



    MODELOS TERAPÉUTICOS DE INTERVENCIÓN
    Para una intervención adecuada y óptima es necesario no acudir a un solo recurso actuacional, sino a diferentes y variados recursos. Los tipos de tratamiento que podemos desarrollar con los individuos autistas son los siguientes:
    Tratamiento Farmacológico
    La intervención medicamentosa se orienta a la reducción de un amplio conjuntos de sintomatologías que pueden ocasionar peligro tanto para el sujeto autista como para las personas que le rodean (conductas autolesivas o heteroagresivas, estereotipias, pautas de sueño alteradas…).
    La acción terapéutica en éste ámbito se focaliza hacia la administración de neurolépticos; medicamentos dirigidos a disminuir el grado de ansiedad, agresividad así como excitabilidad. Es importante considerar que la administración de neurolépticos requiere una dosificación oportuna y un control sistemático, unido a “tratamientos paralelos” enfocados hacia “la reestructuración de su configuración personológica”, posibilitándole el desarrollo de experiencias significativas en las interrelaciones personas con su ecosistema social de referencia.
    El Haloperidol, fundamenta su introducción en la esfera del Autismo al postular un exceso de Dopamina (transmisor nervioso) en el cerebro. Produce mejoras significativas respecto a:

    • Reducción de las estereotipias motoras

    • Disminución de la hiperactividad

    • Reducción de las conductas negativitas


    La Fenfluramina, implanta a raíz de la presencia en los sujetos autistas de niveles altos de Serotonina, aunque en los primeros estudios los resultados consignados fueron extremadamente esperanzadores. Las aportaciones de este medicamento son las siguientes:

    • Disminución de conductas heteroagresivas

    • Mejora del contacto social


    En cualquier caso, todos los neurolépticos presentan efectos secundarios sobre el área conductual y motora:
    A nivel conductual:

    • Somnolencia

    • Depresión

    • Falta de motivación

    • Obnuvilación (visión borrosa)


    A nivel psicomotor:

    • Síndrome acinético (pérdida del sentido del movimiento)

    • Acatisia (inquietud)

    • Distonías agudas

    • Hipotonía

    • Sialorrea (salivación exagerada)

    • Discinesias (trastornos de los movimientos voluntarios)



    Entre un 10-35% de la población con Síndrome Autista presentan epilepsia en la pubertad y adolescencia, es motivo suficiente para hacer referencia a la utilización de los antiepilépticos. El empleo de éstos conlleva efectos secundarios a nivel psiquiátrico y neuropsicológico que entorpecen las intervenciones psicopedagógicas. Tales efectos son:

    • Irritabilidad

    • Hiperactividad

    • Trastornos del sueño

    • Cansancio

    • Ataxia

    • Disartria

    • Trastornos del apetito


    El empleo de la vitamina B6 en niños autistas ha conseguido reducir los niveles de autoagresiones, comportamientos estereotipados, crisis emocionales…
    La intervención farmacológica no constituye, únicamente, una tarea a realizar por el médico en lo que respecta a la acción terapéutica sobre el Síndrome del autismo. El educador debe desempeñar su rol al respecto. A este particular, su colaboración puede estar centrada en dos dimensiones: tareas de valoración clínica y tareas de vigilancia farmacológica.
    Las tareas de valoración clínica comprenderían la aportación de una amplia y detallada información en torno al repertorio comportamental del sujeto, en sus aspectos cuantitativos y cualitativos (etapa prefarmacológica), así como la valoración del tratamiento implantado, incluyendo las modificaciones experimentadas en su estado psicopatológico junto a la detección precoz de posibles efectos secundarios a corto plazo.

    Las acciones relativas a la vigilancia farmacológica (seguimiento) irían encaminadas a la evaluación de los efectos secundarios a largo plazo.
    Intervención Psicopedagógica
    Las actuaciones psicopedagógicas han evidenciado una extraordinaria contribución al “ajuste comportamental” de los sujetos autistas. Algunas de las técnicas reeducativas con incidencia en este sector de la población con necesidades educativas especiales:
    Técnicas Pictográficas
    El dibujo, desde un simple garabato incoherente a la más elaborada representación, constituye un excelente medio expresivo para dar cauce al mundo afectivo-emotivo y social que envuelve a toda persona. Las potenciliadades del individuo son plasmadas, permitiendo por ello establecer un cauce de comunicación y encuentro a través de la expresión gráfica del autista.

    La pretensión de esta técnica estriba en la consecución de unos mecanismos de interacción niño-terapéuta/ecosistema social en función de la imagen que posee el sujeto sobre la misma. Esta apreciación personal representa el nexo básico de referencia sobre el cual articular toda acción psicopedagógica.
    A través de esta “vertiente rehabilitadora” del dibujo es posible contribuir a la reestructuración inferior y exterior del acontecer individual de las personas afectadas por el autismo.


    Ludoterapia
    El juego representa, de idéntica forma, una estrategia encaminada a establecer vínculos de interrelación con el niño. Su ejercitación posibilita el aprendizaje de nuevos comportamientos de una forma “natural”, ausente de toda imposición terapéutica.
    Ahora bien, el repertorio actuacional de los sujetos autistas está caracterizado, precisamente, por acciones de juego repetitivas y estereotipadas, con una total ausencia de actividades lúdicas cooperativas y carencia manifiesta de imaginación.

    Por tanto, es necesario que el niño autista acepte los “juegos de contacto”, como estrategia para incorporarlo a una participación activa en este mecanismo básico para el desarrollo de todo ser humano.
    La consecución del referido objetivo, a través de recursos proporcionadotes de pautas de juego interactivas emanadas de los focos de atracción del autista como mecanismo de acercamiento a su ecosistema socioafectivo, constituirá, sin duda, un índice de progreso en la evolución del individuo.
    En conclusión, el comportamiento lúdico del niño contribuye de forma considerable e incluso esencial a su desarrollo y capacidad ulterior, así como a su felicidad.
    Musicoterapia
    La música, a través de sus componentes (el ritmo, la melodía, tonalidad…), representan un mecanismo propiciador en la contribución destinada a reconducir, progresivamente y con la incidencia de otros abordajes terapéuticos, el ecosistema emocional y relacional del autista. La predilección manifestada por los niños autistas hacia un determinado tipo de música, además de ser un reflejo vivenciado de su mundo interior, se convierte en canal comunicativo destinado a favorecer asociaciones y transferencias.
    En definitiva, la música puede ser empleada como elemento de captación en cuanto a la aceptación/ integración del autista en su proceso psicoterapéutico.
    Psicomotricidad
    Diversos autores han demostrado la extraordinaria relevancia del movimiento en el desarrollo psicológico del niño.

    Debemos destacar el concepto de psicomotricidad como vehículo de una educación vivenciada. El objetivo central de esta concepción en torno a la Psicomotricidad estriba en el restablecimiento de las relaciones entre el niño y sus referentes: adulto-grupo. De esta forma se potenciarán los aprendizajes.

    Tecnología Conductual
    Es posible modificar la conducta de los niños autistas, una vez efectuada la evaluación de la misma, con la finalidad de fomentar y mantener comportamientos adecuados o bien para reducir y/o extinguir las conductas problemáticas.
    Partiendo de la identificación y formulación comporamental del problema, mediante una observación y registro minucioso del mismo, se establece un programa de intervención emanado de una hipótesis predictiva formulada, destinado a, mediante una serie de técnicas o procedimientos, obtener la respuesta conductual deseada.
    Especialmente, la técnica conductual se muestra como un recurso útil de entrenamiento de padres y educadores, en la línea de posibilitar la integración y adaptación positiva del sujeto a sí mismo y el entorno que lo envuelve, permitiendo, por consiguiente, un mayor beneficio de los distintos aportes educativos-terapéuticos.
    Intervención Psicodinámica
    Al hablar de este tipo de intervención nos referimos a una orientación psicoanalítica.

    La psicoterapia referida pretende instaurar orden en el “caos” oculto del “iceberg” autístico mediante la recomposición de su mundo afectivo caracterizado por las notas de fragmentariedad y ausencia de orden en su estructura. Con tal fin, sus ansias, miedos, tensiones, amenazas inquietantes, son canalizadas por el terapeuta para posibilitar la “reestructuración” del yo, superando sus defensas a través del análisis, elaboración y “puesta en escena” de las expresadas vivencias. Mecanismos de acogida, atención y observación, así como la ayuda facilitada para aceptar y elaborar sentimientos, la empatía y el manejo de las transferencias.
    Encuadradas dentro de este ámbito terapéutico estarían situadas las denominadas “técnicas de matenarge”. El fundamento de estos procedimientos de acción se localizan en la contemplación de la Psicosis como el resultado de una carencia del investimiento del YO.
    La comprensión global de la modalidad psicoanalítica de actuación ante el trastorno autista se hace más próxima si tenemos como referentes las notas distintivas que caracterizan, según sus propios planteamientos, el proceso del pensamiento en la “personalidad autista”:


    • Es un pensamiento preconsciente, prelógico, arcaico y primitivo.

    • No tiene presente la realidad exterior. Narcisista

    • Se manifiesta en forma de imágenes, similar a los sueños.

    • Tiene como objeto y como sujeto a sí mismo, no estableciendo diferencias entre el yo y el no-yo. Esta circunstancia da origen a que toda respuesta a una percepción se efectúe en función de sí mismo, y no orientada hacia una adaptación al entorno. Consecuentemente, domina la percepción del mundo interno.

    • La respuesta está condicionada por la intensidad de la imagen autorepresentada.

    • Toda respuesta se polariza en torno al binomio satisfacción-terror.


    Como puede observarse, el pensar autista se dota de comprensión cuando se desfiguran las reglas de la lógica y de las relaciones, adquiriendo un carácter mágico que discurre por los siguientes cauces:


    • La idea es igual que el objeto

    • La parte es igual que el todo

    • Lo similar es idéntico

    • Lo que acontece al objeto puede sucederle al sujeto y viceversa

    • Los objetos que eliciten las mismas sensaciones son iguales

    • Las ideas no se conectan con las palabras. Ausencia del lenguaje.


    Es evidente la necesidad de una relación terapéuta-autista, donde el primer elemento del binomio facilite una experiencia tranquilizadora que posibilitara un contacto vivo y creativo con los objetos y las personas del segundo integrante de ese mismo binomio.

    Es realmente considerar que el trastorno autista reclama actuaciones interdisciplinares tendentes a un abordaje integral de las distintas concreciones del “ser autístico”, como materialización de dicho Síndrome.

    TÉCNICAS DE INTERVENCIÓN EN EL ÁREA DEL LENGUAJE (ACTUACIÓN LOGOPÉDICA)
    Las acciones terapéuticas centradas en la esfera del lenguaje han experimentado, desde la definición inicial del Trastorno Autista por Leo Kanner en 1943, una significativa evolución en consonancia a las diversas aportaciones efectuadas, desde distintos ángulos, al mejor conocimiento del Síndrome. Gráficamente es posible establecer el siguiente cuadro diacrónico en torno a las distintas etapas, así como los más significativos representantes de las mismas en las intervenciones de matiz logopédico.


    DÉCADAS

    DINÁMICA ACTUACIONAL Y PROGRAMAS REPRESENTATIVOS

    AÑOS CINCUENTA

    AÑOS SESENTA Y AÑOS SETENTA

    AÑOS OCHENTA HASTA LA ACTUALIDAD

    Ausencia de tratamiento en la esfera del lenguaje
    Intervenciones basadas en el fomento del habla mediante estrategias conductuales altamente estructuradas.

    Programa de O.I.Lovaas.

    Actuaciones centradas en el desarrollo de las competencias lingüísticas apoyándose en la metodología conductual.

    Programa de H.Rutter y E.Schopler.
    Actuaciones orientadas al fomento de las intenciones comunicativas, valiéndose de sistemas aumentativos y alternativos de comunicación.

    • Sistema P.C.S.

    • Sistema de comunicación total de B.Schaeffer

    • Ayudas técnicas a la comunicación


    Antes de incidir en la exposición de los modelos de intervención logopédica es conveniente señalar las metas esenciales que toda acción logopédica ha de intentar conjugar. En este sentido, cualquier actuación destinada a fomentar la comunicación y el lenguaje debe:

    • Promover objetivos funcionales relevantes (FUNCIONALIDAD).

    • Fomentar conductas comunicativas sin instigación previa (ESPONTANEIDAD).

    • Asegurar la generalización de los objetivos en contextos y personas diferentes (GENERALIZACIÓN).

    • Construir competencias lingüísticas (INTENCIONES COMUNICATIVAS).

    Todo ello teniendo como parámetro referencial el normal desarrollo del lenguaje del niño (ADECUACIÓN).
  • 1   2   3   4   5

    similar:

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres iconTres juegos y doce cuentos para jugar a la investigación matemática....

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres iconResumen en este artículo se muestra el amplio conocimiento que tienen...

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres iconLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen...

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres iconLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen...

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres iconLos ovarios de las mujeres indias envejecen antes que los de las mujeres caucásicas

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres icon02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres...

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres iconLos niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje...

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres iconReconoce y distingue la energía y las propiedades que tienen los...

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres iconCaracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS....
    «de leche» y termina entre los 2 años y los 2 años y medio. Estos dientes serán sustituidos en los siguientes años por los definitivos....

    Los expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán de autismo. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de padecerlo que las mujeres iconContenido
    «aritmética de las siete operaciones», queriendo subrayar con ello que a las cuatro operaciones matemáticas conocidas por todos,...




    Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
    contactos
    b.se-todo.com