Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo




descargar 66.66 Kb.
títuloDurante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo
fecha de publicación08.02.2016
tamaño66.66 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
HUMANISMO MÉDICO

 Martín Nizama-Valladolid

 

Introducción




Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo hipocrático durante milenios, para ser considerados como simples técnicos, ávidos de reconocimiento económico y profesional, adheridos al modelo racional cientificista y divorciado de la sensibilidad humana, consustancial al ejercicio de la medicina clásica3, cuyo humanismo sustentaron para la posteridad médica los más calificados cultores del pensamiento ecuménico, tales corno Hipócrates, Aristóteles, Platón o Gracián.1,5,8,12. Ellos aportaron los conceptos esenciales que definen la espiritualidad humana.

Asimismo, los humanistas han enfatizado con esclarecida sapiencia que la esencia del humanismo es el amor al prójimo, razón de ser del acto médico a través de los tiempos2,4,6,9-11,13-16.

"En la esperanza de que su lectura despierte dormidas inquietudes”2, se escribe este ensayo con el propósito de contribuir a reencender la antorcha del humanismo activo en el gremio médico nacional, cuya entraña espiritual nunca debe dejar de nutrirse de las fuentes del saber hipocrático.

El ejercicio de la medicina moderna adolece actualmente de un proceso de deshumanización en la sociedad globalizada; principalmente, en las sociedades desarrolladas en las cuales prevalecen los estilos de vida materialista, el hedonismo, el vacío espiritual y la cultura de la banalidad. En este contexto, la salud ha sido convertida en una costosa mercancía por un mercado perverso que ha hecho de la codicia lucrativa su leit motiv.

Por su lado, la gran mayoría de médicos se han adherido acríticamente a la tecnología de punta y han abandonado su esencia humanista, en desmedro de su identidad profesional. El costo de esta enajenación es muy elevado, porque de este modo el médico se niega a sí mismo, proyecta tina imagen profesional que a menudo es percibida por la comunidad como mercantilista, y su fin prioritario es buscar un mayor status socioeconómico y aprovechamiento personal, carente de sensibilidad humana.

Las sociedades del tercer mundo no son ajenas a este proceso de deshumanización médica, en perjuicio de los sectores sociales menos favorecidos, para los cuales el acceso a los servicios de salud a menudo es inalcanzable; no obstante la abrumadora retórica en sentido contrario.

Los cambios políticos, sociales, económicos y laborales que se pusieron en práctica durante la década dantesca del Perú7, han tenido como consecuencia que en los establecimientos de salud pública y de la seguridad social, el trabajo médico se efectúe en condiciones paupérrimas y con limitaciones que hace inviable una atención con calidad.

De igual modo, las remuneraciones laborales atentan contra la dignidad del profesional de la salud, afectando su autoestima, motivación, expectativas de superación personal, el acceso a la capacitación continua y a la alta competitividad. La creación desmedida de facultades de medicina, es otro factor estructural de la deshumanización médica. En la actualidad existen en el Perú 26 Facultades de Medicina que han sobresaturado la oferta de profesionales médicos en el denominado mercado de la salud.

De otro lado, la insensibilidad humana prevalece en todos los niveles de atención de los servicios de salud: asistencial, administrativo y de apoyo.

Todos estos sucesos han inducido a las sociedades médicas como la American Board of Interna J Medicine a dar la voz de alarma y a enfatizar la necesidad de potenciar vigorosamente la formación humanista durante la carrera de medicina.

A continuación se analizan algunos aspectos de este fenómeno social decadente que deshumaniza al médico. Asimismo, se propone un plan estratégico con el propósito de impulsar la reversión de este proceso de deshumanización anética en la grey médica.


Causas de la deshumanización de la medicina

arriba


- Predominio del racionalismo científico en desmedro de la sensibilidad humana.

- Deficiente selección de postulantes, sin la exigencia de una auténtica vocación médica

- Exigente proceso de selección durante los estudios de medicina, con énfasis exclusivo en los conocimientos científicos y técnicos.

- Escasa o deficiente formación humanista durante la carrera médica.

- Predominio de asignaturas técnicas en las Facultades de Medicina y eliminación de los cursos de humanidades.

- Relación médico- paciente, basados en aspectos comerciales con una creciente desconfianza de parte del paciente.

- Sobreexposición del médico al sufrimiento del doliente, en una sociedad que rechaza el dolor humano y la muerte; sin estar formado para manejar el sufrimiento.

- Evitación sistemática del tema de sufrimiento humano durante la formación médica. Se le aborda de modo superficial, con miedo y sin compromiso auténtico con el dolor del prójimo.

- Sobresaturación del mercado médico, debido al exceso cuantitativo de profesionales de la medicina.

- Explotación del médico: Sueldos denigrantes, service, abuso de los seguros públicos y privados que exigen producción cuantitativa y no cualitativa.

- Imposición de un impersonal lenguaje de marketing, que enajena al médico de su esencia humanista: cliente, gerencia, productividad, mercado, costo-beneficio, etc.

- Médicos poco humanistas, presentados como "modelos de éxito" o paradigmas. 



Indicadores de deshumanización en la medicina

arriba


- Predominio de la insensibilidad humana en la prestación de servicios de salud.

- Prioridad del mercantilismo en la atención de salud.

- Calidad total sustentada en la productividad, rentabilidad, lucro desmedido y valores agregados materialistas.

- Avidez por el status social en desmedro de la calidad humana del rol médico.

- Ausencia de empatía en la relación médico- paciente.

- Sacralización del saber científico y de la tecnología de punta, en detrimento de la esencia del quehacer médico: Vocación de servicio.

- Conversión del médico en un técnico ególatra ávido de figuración personal.

- Culto irracional a la soberbia, codicia y pseudosapiencia. Desinterés por la sabiduría en el médico.

- Proliferación irracional de Facultades de Medicina con exceso de alumnos y una inadecuada selección de docentes y discentes.

- Sustitución del colegaje o camaradería médica por celo profesional, deslealtad, egoísmo, intriga, abuso de poder, abuso de autoridad, acoso, maltrato y avasallamiento al colega.

- Institucionalización de la indolencia, el despotismo, el maltrato y la impune violación de los derechos de los pacientes en las instituciones de salud, principalmente públicas.

- Tolerancia o encubrimiento de la negligencia médica, iatrogenia, abusos y vicios institucionales burocráticos.

- Abandono de la ética médica

- Abdicación del Juramento Hipocrático. 



Médico deshumanizado 

arriba


- Biomédico

- Médico técnico

- Actitud soberbia

- Menosprecia la esencia espiritual del ser humano

- Insensible al dolor humano

- Relación médico-paciente despersonalizada

- Trato despótico 


Perfiles de médico deshumanizado

arriba


- Médico mercantilista

- Médico soberbio

- Médico abortero

- Médico matasanos

- Medicucho


Secuelas de la deshumanización en la medicina

arriba


- Negligencia médica

- Malpraxis

- Yatrogenia

- Pseudotratamientos

- Impericia médica

- Intrusismo

- Indolencia

- Maltrato

- Síndrome de la conveniencia médica

- Imagen social negativa


Principios rectores del humanismo médico

arriba


- Principio del Amor: "Ama a tu prójimo como a ti mismo".

- Principio de Unidad: “Las cosas están bien cuando marchan en conjunto, no aisladamente".

- Principio de Acción Final: “El fin no justifica los medios".

- Principio del Entendimiento: “Harás desaparecer tus conflictos cuando los entiendas en su última raíz, no cuando quieras resolverlos".

- Principio de Libertad: “Libertad es la capacidad de optar sin coacción, en fúnción de la verdad".

- Principio de Solidaridad: “Es el compromiso afectivo y efectivo con el necesitado”.

- Principio de Sensibilidad: "Sentir como propio el dolor ajeno"



Principios éticos de la medicina

arriba


- Autonomía: Todo ser humano es único e inviolable. Depende de sí mismo.

- Beneficencia: Todo ser humano merece el bien.

- No maleficencia: “Primum non nocere". Primero, no hacer daño.

- Justicia: Todo ser humano tiene iguales derechos.



Perfil del médico humanista

arriba


BONDAD

Es la primera de las cualidades que un médico necesita poseer para Buscar primordialmente el Bien del paciente en todo acto médico.

Hipócrates decía a sus discípulos: “La filantropia -amor al semejante- es la virtud principal del médico". Si el médico no la tiene, su ejercicio profesional será frío, deshumanizado y peligroso.

La actitud benévola del médico influye positivamente en procesos tan biológicos como la cicatrización y la regeneración de un tejido.

El médico debe poseer ecuanimidad y ser una persona psicológicamente madura para que el sufrimiento de su paciente no lo desequilibre y siempre conserve la calma y lucidez en su quehacer profesional.

La regla de oro del comportamiento médico debe ser: Trata a tu paciente como quisieras que te traten a ti.
SABIDURÍA

El médico necesita conocimientos teóricos, habilidades, destrezas y gran sensibilidad humana para poder ejercer la medicina con eficiencia. Además, debe estar consciente de su preparación y ser capaz de reconocer sus limitaciones; y en caso necesario, estar dispuesto a buscar la ayuda del colega para solicitar su opinión o remitirle al paciente.

RESPETO

Respeto por el paciente y por la profesión que practica. Respetar al paciente significa tratarlo como ser humano que es; a través de actitudes, palabras, gestos y tono de voz adecuados. La presentación pulcra del médico es señal de respeto por sí mismo y por el paciente, constituyendo un aspecto relevante del arte de la medicina. La etiqueta social es consustancial al ejercicio de la medicina. 
COMPASIÓN

Ser sensible al sufrimiento que padece otra persona. Compartir el dolor humano.
SOLIDARIDAD

El médico es un paradigma de solidaridad humana en la sociedad. Cuando se entrega generosamente a su profesión, obtiene el respeto, reconocimiento y gratitud de la comunidad a la cual se debe.
INTEGRIDAD

El médico íntegro asume cabalmente las siguientes funciones:

- Investigación científica

- Asistencia

- Colegaje

- Paradigma social

- Liderazgo

- Docencia

- Gremialismo

- Erudición

- Proyección comunitaria



Eminencia médica 

arriba


El común de las gentes identifica como eminencia médica a aquel galeno que en cumplimiento cabal del juramento hipocrático presenta el siguiente perfil:

- Científico

- Biomédico

- Humanista

- Erudito

- Maestro

- Paradigma ético:

"Sólo un hombre humano puede ser un buen médico. La medicina si es ejercida con amor, como cosa sagrada, solo debe de enseñarse a personas sagradas, esto es, dignas de respeto y veneración". (Hipócrates. 400 a.C
DEFINICIÓN DE HUMANISMO MÉDICO 

Es el quehacer médico desarrollado con sumo respeto, amor y abnegación en bien del ser humano necesitado de ayuda en el campo de la salud integral. Es un comportamiento de servicio continuo, pletórico de valores humanos y éticos, que se brinda con un compromiso personal, profesional e institucional idóneo; generando confianza y gratitud en el paciente, su familia y la comunidad. De éste modo el médico logra un sólido prestigio y liderazgo social. 
ESTRATEGIAS

- Aprender la escucha activa durante la atención al paciente.

- Motivar al médico a cultivar una óptima imagen personal, profesional e institucional.

- Promover el desarrollo de la cultura humanista en el médico.

- Promover el desarrollo de la autoestima e integridad personal del médico.

- Motivar al médico para el ejercicio cotidiano de la atención humanista.

- Capacitar al médico en los principios del humanismo aplicados al campo de la salud.

- Utilizar paradigmas positivos: médicos eminentes, docentes, autoridades y líderes formales e informales de la comunidad médica con sólidos principios humanistas.

- Ofrecer paradigmas de atención con calidez humana.

- Motivar al discente y docente médico a involucrarse con la literatura educativa y las artes de la cultura humana: música, pintura, escultura, ópera, cine, etc.

- Inducir al médico a reflexionar acerca de su rol de líder en la comunidad.

- Crear instrumentos de evaluación sistemática de¡ quehacer humanista.
NUEVOS FRENTES DEL HUMANISMO EN LA PRACTICA MEDICA* 
* Conferencia presentada en el Congreso Internacional de Bioética en Pediatría. Instituto Nacional de Pediatría, 13 de noviembre de 1992, México.

AL INTENTAR DEFINIR el humanismo, podría decirse que es una forma de vida en la cual se valora y se hace énfasis en lo específicamente humano. Así, humana y sólo humana es la conciencia que tenemos de nosotros mismos, como individuos y como especie, donde se organiza la capacidad para convertir las experiencias en historia y para buscar explicaciones a los acontecimientos. Y humano es este atributo de la inteligencia gracias al cual se ha creado ciencia, ha sido posible aventurarse en lo desconocido, descubrir lo inédito e inventar lo insospechado, dominando gradualmente la naturaleza. 

Humana y sólo humana es esa atávica convicción de que todo individuo posee una especial dignidad que lo hace fin en sí mismo, por lo que no puede ser utilizado como medio, ni reducido a instrumento, ni esclavizado, ni explotado por otros hombres.

Característica humana es el orden del derecho, la construcción de valores y normas que protegen esa dignidad contra el uso de la fuerza y que intentan regular, en medio de la violencia y de la locura de los hombres y de los pueblos, una convivencia civilizada, basada en principios y en el respeto al derecho. Humana es la capacidad de concebir la existencia como destino, con principio y fin, con sentido de realización en donde cabe -al lado de otras fuerzas determinantes e incontrolables- el libre albeldrío para elegir entre el bien y el mal. Y, por esto, humano es el orden moral que compromete nuestra conciencia hasta en sus actos más secretos.1 Humanistas son las filosofías que valoran lo humano; la educación humanista es el intento por preservar esa condición en las nuevas generaciones. 

Estos valores específicos se dan en germen en cada nuevo hombre o mujer y, porque somos más proyecto que obra terminada, es necesario cultivarlos, protegerlos y desarrollarlos mediante la educación.1 

El hombre de hoy en día no tiene tiempo de cultivar su humanidad. Corre tanto que se desconecta de su pasado, pierde la memoria histórica y rompe la línea continua de un linaje de cultura.2 

Platón definió los tres valores fundamentales de la vida que nosotros llamamos humanística o apolínea: son la verdad, la bondad y la belleza. El hombre crea estos elevados conceptos, eminencias de su ser, y después de su invención, busca ser digno de ellos. 

El humanismo se sustenta en valores entendidos, como la percepción de lo que constituye un bien humano, que se ha ido edificando, consolidando y, en ocasiones, cuestionando y descartando. La preservación de ciertos valores da continuación al humanismo y constituye una constante referencia para normar el comportamiento y tratar de conducirlo en un sentido positivo; es decir, que resulte satisfactorio y que beneficie a los demás. 

El humanismo médico se ha entendido y expresado fundamentalmente en la relación de un médico con su paciente. Ahí es donde se concentran y decantan las interacciones sutiles que dan la oportunidad al médico de ayudar, en forma amplia y efectiva, al ser humano que confía en él para el alivio o curación de una enfermedad. Hasta el momento, sabemos que el profesional de la medicina que practica su saber en forma ética, lo hace siempre respetando la intimidad, la individualidad y la confianza, sin abusar, sin engañar, con respeto a la vida, a la verdad y a los valores trascendentales del hombre. Manejando los conceptos de hacer el bien, de bondad y comprensión, de protección y ternura, quien sabe curar, despierta confianza, esperanza y fe. Pero también han existido quienes han empleado ese mismo conocimiento asociándolo al temor y a la manipulación emocional infundiendo terror o abusando del más necesitado, comerciando con su salud.3 
El humanismo médico, inmerso en un conjunto de valores y percepciones relativas a los bienes humanos, nutre y se nutre de principios y normas que constituyen el dominio de la ética médica o la bioética, como se le ha denominado recientemente. 

En los últimos tiempos, la bioética ha adquirido gran interés, quizá como respuesta a la preocupación, cada vez mayor, que ocasionan los cambios debidos al auge de la medicina institucional y a la creciente aplicación de innovaciones tecnológicas en el campo de la salud, situaciones ambas que tienden a despersonalizar la práctica médica, haciendo del paciente un simple expediente clínico. 

El enfermo es un ser humano que, más allá de estar afectado por alguna noxa patológica, siente, piensa, ama y sufre; el expediente constituye un conjunto de datos que se sistematizan e interpretan cada vez con más precisión y complejidad, gracias a la informática. De ahí que se hable de la deshumanización de la medicina. 

Y es que no sólo se modifica la forma y el fondo de la práctica médica, sino que también se transforma vertiginosamente el contexto en el que se lleva a cabo. En efecto, somos testigos de profundos cambios que inciden en nuestra vida cotidiana y en la manera de hacer las cosas. …………………………………………………………………………

Cabe mencionar aquí algunas transiciones actuales que repercuten en el nivel de salud de los mexicanos: 

- La transición demográfica, que se refleja en una disminución de la tasa de incremento de la población debido a un descenso en la fecundidad, alterando en consecuencia la pirámide poblacional -menos población menor de quince años y más de la mayor de 65 años. ……………………………………………………………………………………….
- La transición económica, que implica la recuperación de la economía después de la crisis de los años ochenta -la década perdida- y la liberación del comercio que obliga a hacer todos los esfuerzos por ser más competitivo. 
- La transición epidemiológica, que se expresa en un cambio de perfil en la patología predominante, pues los primeros lugares en mortalidad que antes ocupaban las enfermedades infecciosas, respiratorias y gastrointestinales, ahora corresponden a las enfermedades crónicas, cardiovasculares y a las neoplasias, a la vez que aumentan los accidentes y las adicciones. 

Es importante tener presente esta continua transformación para entender lo que se ha designado como el cambio en el paradigma de atención a la salud, y que consiste en que el énfasis que se le había dado a la atención médica, individual, de tipo curativo, que repara los daños, se traslade ahora a la salud integral que previene los riesgos, dándole un enfoque poblacional y de carácter preventivo. 

Estas transiciones y el vertiginoso ritmo de las innovaciones, además de los diferentes enfoques para contender con el cuidado de la salud, ofrecen nuevas perspectivas dentro del humanismo médico. Ahora no se trata sólo de escudriñar en la relación entre un médico y su paciente; es necesario hurgar en la interacción del médico con la colectividad, de la institución de salud con el enfermo, y de los médicos con los gobiernos y los usuarios de los servicios. Se amplía, además de que se redefine, la interfase entre varios actores, entre los cuales siempre está presente el médico, abriéndose nuevos frentes en el humanismo médico. 

BIBLIOGRAFIA

1. Aristóteles (2001): Ética a Nicómaco. Versión, introducción y notas: Javier Fernández Aguado. Instituto de Humanidades. Ángel Hayala. Biblioteca de Management CIE Dossat. Madrid.

2. Bustamante, C. (1985): Ética, Medicina y Sociedad. Diseño Gráfico Integral. Lima.

3. Delgado H. (1992): El Médico, la Medicina y el Alma. Fondo Editorial. Universidad Peruana Cayetano Heredia. Tercera Edición. Lima.

4. Delgado, H. (2001): De la Cultura y sus Artífices. Centro Editorial. Universidad Peruana Cayetano Heredia. Segunda Edición. Lima.

5. Gracián, H. (1997): El Criticón. Tomo I y II Ediciones Altaya. Barcelona.

6. Guerra-García, R. (2000): Alberto Hurtado: Médico, Investigador y Educador. Atlantes Ediciones S.A. Lima.

7. Nizama-Valladolid, M. (2001): La Década Dantesca del Perú. Visión de un psiquiatría. Editorial Milla Batres. Lima.

8. Platón. (1986). Obras Completas. Segunda Edición. Sexta Reimpresión. Editorial Aguilar. Madrid.

9. Ramírez, A. (1995): Ser Médico. Revista Médica Peruana. Enero-Marzo.

10. Ramírez,A. (1995): La faceta humana de¡ médico. Diagnóstico. Vol. 34, N°2. Mar Abril.

11. Rivera, F.,Wu, D. y Perales, A. (1997): Civilización y Medicina. Lecturas de Bioética. Biblioteca de la Facultad de Medicina de San Fernando. Centro de Producción Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lima.

12. San Agustín. (1997): Confesiones. Traducción de José Cosgaya, O.S.A. Cuarta Edición. Biblioteca de Autores Cristianos. BAC. Madrid.

13. Savater, F. (1991): Ética Para Amador. Ariel, Barcelona

14. Savater, E (1998): Ética, política, ciudadanía. Editorial Grijalbo, S:A. México.

15. Tierno, B. (1996). Valores Humanos. Taller de Editores S.A. 12° edición. Madrid

16. Vélez, L.A. (1998): Ética Médica. Interrogante acerca de la medicina, la vida y la muerte. Corporación Para Investigaciones Biológicas. CIB. Segunda Edición. Reimpresión. Medellín.

 

similar:

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo iconDurante varios años la cultura hispana ha tenido un gran impacto...

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo icon1 En los últimos años se ha observado con gran preocupación la concesión...

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo icon1. Enumera las causas que han incrementado los casos de obesidad...

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo iconResumen Aunque el estudio científico de las emociones ha permanecido...

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo iconLa bulimia es un problema psicosocial que ha incrementado con el...

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo iconEn los últimos años, estamos asistiendo a un desarrollo de la agricultura...

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo iconLos años 20 fueron los años del cine mudo. Uno de los actores más...

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo iconCon la distinguida visita internacional del monje budista, cientifico,...
«Felicidad: una guía para el desarrollo de la habilidad más importante de la vida» y «¿Por qué meditar?». Recientemente publicó,...

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo iconLos años de estudio de la sexología y de práctica profesional me...

Durante los últimos 50 años, gran parte de los profesionales de la medicina, progresivamente han perdido la imagen humanista que los identificó con el modelo iconResumen El tequila es, sin lugar a dudas, la bebida alcohólica con...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com