Informe final




descargar 326.38 Kb.
títuloInforme final
página5/9
fecha de publicación09.02.2016
tamaño326.38 Kb.
tipoInforme
b.se-todo.com > Documentos > Informe
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Fuente: Elaboración propia, Datos proporcionados por la Unidad Forestal (DIGAM). El precio de la madera es de C$ 12/pie tabla en Dic 2012, madera comunes (Cedro macho, Maria, Nancitón, etc.).

Es evidente que el proceso se inició con un grupo de madereros, que posteriormente pasaron a conformar la organización de COOSBA, éstos fueron los que iniciaron un proceso de formación, teniendo la oportunidad de haberse capacitado, conocido experiencias a nivel regional e internacional y transmitido su conocimiento en la implementación del Modelo Bonanza como fuente de formación de estudiantes universitarios y personal técnico de instituciones gubernamentales y no gubernamentales.

Cabe destacar el cambio de actitud que han tenido los dueños de bosque, al sentir la necesidad de obtener beneficios del mismo mediante un aprovechamiento sostenible, convirtiéndose en actores consientes de las retribuciones al medio ambiente.

Por el enriquecimiento de tacotales hay árboles de futuras cosechas de especies comerciales, se estima que de las 840 hectáreas establecidas con aproximadamente 123 árboles por hectárea; dentro de un periodo de 30 años se estarán cosechando 50 árboles por hectárea de los cuales se puede obtener un volumen aproximado de 0.5 metro cúbico por árbol equivalente a 25 m3/ha. Esto significará en dinero U$6,262.00 por hectárea con un aprovechamiento del 40% de los árboles plantados. Por lo tanto se ve atractivo los ingresos que se podrán obtener a partir de las plantaciones realizadas y más aún los beneficios ambientales colaterales que se estarán generando durante todo el ciclo de vida de los árboles.

En general se puede considerar que la actividad forestal en Bonanza mueve a un pequeño sector de la población, sin embargo, la materia prima que se genera beneficia a la población en general, pequeños mineros y minería industrial; ya que todos demandan mayor volumen de madera. El Modelo Bonanza contribuirá a garantizar la materia prima del futuro ya que el municipio se ve afectado por la disminución de sus áreas de bosque natural.

3.3Ambiental

El modelo Bonanza contribuye a asegurar la sostenibilidad del recurso forestal, mejorando la conectividad de los corredores biológicos dentro de la zona de amortiguamiento y la zona núcleo. Es importante que en las fincas bajo manejo se pueda realizar un manejo integral de la misma donde entidades como INTA, MAGFOR, entre otras puedan tener una participación dinámica.

A la fecha se han enriquecido 840 hectáreas de tacotales y se encuentra bajo manejo 963 hectáreas de bosque. Se debe considerar que los beneficios ambientales colaterales derivado de estas áreas aun no está cuantificada; pero contribuye a mantener la cobertura forestal, beneficios a la fauna y recursos hídricos.

Las actividades forestales y otras, están tipificadas en el Plan de Manejo de la Reserva de La Biosfera BOSAWAS, por tanto los planes de desarrollo deben en enmarcarse en lo establecido en dicho plan. Además existe la ley 217 y su Reforma (Ley General del Medio Ambiente y los Recursos Naturales), entre otras, ver apéndice 3.5.2.

En Bonanza se han perdido en los últimos 5 años, 48,404.1 ha de bosque latifoliado, con una tasa anual de cambio de 9,681 ha. Por otra parte, se han aumentado las áreas de tacotal, pastizales y cultivos en 30,769.3 ha, a una tasa de crecimiento de 6,154 ha por año”.

Además de estas afectaciones antropogénicas, para el caso de Bonanza, para 2010, habría que adicionar 21,905.5 ha de Bosque latifoliado en regeneración, producto de la afectación del huracán Félix (2007), que para este caso se ha convertido en una nueva clase de uso del suelo3.

Tabla 3: Cambios de uso de Suelo en el Municipio de Bonanza

Años

Arbustos hierbas

Bosque Latifoliado Abierto

Bosque latifoliado Cerrado

Tacotal

Pastos / cultivos

Otros Usos

Total

1987

620.00

28,800.00

148,356.90

10,057.10

5,844.40

196.30

193,875.90


2005

4,805.50

25,761.50

147,068.80

7,411.30

8,697.30

131.50

2010

173.90

18,017.70

106,408.50

22,094.70

24,783.20

492.40

Diferencia

2005-2010

4,631.60

7,743.80

40,660.30

(14,683.40)

(16,085.90)

(360.90)

 

Tac 2005-2010

(ha/año)

926.32

1,548.76

8,132.06

-2,936.68

-3,217.18

-72.18

 

Fuente. MARENA, Plan de Manejo Conjunto de RBB

Al mantener áreas de cobertura forestal bajo manejo, se asegura la sostenibilidad del recurso bosque ante la amenaza del avance de la frontera agrícola en las zonas de amortiguamiento de BOSAWAS, por consiguiente, es importante incrementar dichas áreas, capacitar a los dueños de parcelas sobre la beneficios ambientales derivados del bosque y buscar recursos financieros para ofrecer incentivos a productores forestales que se enmarquen en el Modelo Bonanza. Domingo Estrada4, “Nosotros queremos mantener fincas con bosque pero pedimos que las autoridades sean más flexibles para darnos los permisos de aprovechamiento, estamos conscientes que al reforestar estamos asegurando el futuro para nuestros hijos y por eso no nos pesa invertir en ello.”

Es importante resaltar la voluntad de los silvicultores de hacer mejor su trabajo, únicamente falta mantener la motivación para que esta gente se siga perfilando como futuros productores forestales con un manejo integral de sus fincas.

En la tabla siguiente se presentan los datos de las tasa anuales de cambio (ha), donde el Municipio de Bonanza presenta un dato superior a los demás municipios, esto se debe que el grado de afectación en periodos anteriores fue mucho mayor en estos municipios; en el periodo de estudio se ha intensificado la desaparición del bosque cerrado y Siuna y Bonanza son los que presentan mayor presión por el avance de la frontera agrícola.

Se cree que las áreas bajo manejo forestal pueden ayudar a conservar y mantener las áreas boscosas más aún si se generan beneficios adicionales a los dueños de bosque. Si comparamos el área plantada y áreas bajo manejo del Modelo Bonanza, se puede decir que es mínima la contribución que se está haciendo ante este cambio por lo cual se debe trabajar mucho más con los dueños de bosques.

Tabla 4: Tasa Anual de Cambio de bosque latifoliado cerrado (ha).

Municipio

TAC ha

(2005-2010)

Bonanza

9,681

Siuna

5,106

Waslala

3,769

Mulukuku

549

Wiwily

543

3.4Político Institucional

El plan de manejo de BOSAWAS establece que el co-manejo en la RBB se hará a través de las entidades competentes. Al inicio del proceso del modelo Bonanza ésta relación era notablemente débil, al punto que el INAFOR como ente rector no tenía presencia en el municipio y el MARENA consideraba que debía actuar únicamente en la zona núcleo.

La limitada coordinación interinstitucional conllevo a una baja capacidad de monitoreo aunado al incremento de solicitudes de permisos. Esta situación se ha ido superando en los últimos años. Actualmente la Alcaldía como ente regulador es la rectora de la administración forestal en el municipio amparado en el convenio de delegación de funciones firmado con el INAFOR. El INAFOR como ente regular de la actividad forestal a nivel nacional actúa en acompañamiento en el monitoreo y seguimiento y de igual forma el MARENA debido que el territorio de Bonanza está dentro del área protegida bajo la categoría de Reserva de la Biosfera BOSAWAS. A la fecha existe buena coordinación entre ambos entidades para realizar el monitoreo y seguimiento.

Durante la reunión con las entidades competentes el delegado de distrito, Orlando Arancibia5 opino: “Este Gobierno está abierto a escuchar las peticiones de los ciudadanos, si los beneficiarios quieren que se siga el Modelo Bonanza, este puede continuar y hay que buscar solución para arreglar el problema de los impuestos y guías; en el caso del regente se puede aplicar a los que entregan madera a la empresa que comercializan mayores volumen; lo que debemos estar claros es que la comercialización se haga dentro del municipio como manda la ley”.

Basado en lo que menciono el Ing. Arancibia, es importante considerar la situación de las guías: Uno para disminuir el riesgo de alteraciones durante el transporte, ya que no existe un control confiable mediante guías que se están utilizando y Dos para que las partes puedan recuperar los impuestos que corresponden.

En los diferentes talleres se consultó a los participantes sobre el sistema de administración forestal, a lo cual todos respondieron que prefieren seguir con el Modelo Bonanza bajo la coordinación de la Alcaldía Municipal (DIGAM), El INAFOR y MARENA deberán actuar en acompañamiento y deberán ser fiscalizadores para que se logre el cumplimiento a cabalidad de los compromisos firmados por el propietario o beneficiario del plan. Para el caso de las comunidades indígenas, el Gobierno Territorial Indígena deberá hacer presencia para poder incidir directamente en las políticas de desarrollo forestal de sus comunidades.

Basado en la cláusula segunda del Convenio de Delegación de Funciones entre el INAFOR y la Alcaldía Municipal de Bonanza, sobre los compromisos; ambas partes deben brindarse cooperación técnica y logística a fin de fortalecer las relaciones interinstitucionales; en este sentido durante los primeros años del convenio no existía delegación de INAFOR por la tanto había poca interrelación; a partir del Huracán Félix esta limitante de ha venido superando con la participación de ambas entidades. Sin embargo es importante brindar mayor información hacia los niveles superiores como son SERENA y Registro Nacional Forestal (INAFOR).

La COMUFOR y la Comisión Nacional de Bosawas han jugado en papel muy pasivo relacionado al aprovechamiento forestal que se da en la zona de amortiguamiento, por lo tanto deberán jugar un papel más activo, de tal manera que se logre tener mayor incidencia a niveles superiores y de toma de decisiones para gestionar recursos financieros y técnicos que beneficien a todos los involucrados en el manejo sostenible del recurso forestal.

Las instituciones de apoyo que manda la ley forestal: ejercito (Batallón Ecológico) y policía, son órganos que las entidades correspondientes deberán coordinarse mejor para hacer cumplir los procedimientos y evitar actos ilícitos.

Melvin Pérez6, “Se requiere la cooperación del organismo (GIZ) para el acompañamiento técnico y financiero; ya que esta entidad ha jugado un rol importante desde el inicio del proyecto BOSAWAS y posteriormente que se puso en marcha la iniciativa del Modelo Bonanza”, el Gobierno Municipal no cuenta con los recursos suficientes para implementar el proceso de aprobación, monitoreo y seguimiento de los planes, a menos que se recupere algún porcentaje de los impuestos que genera la actividad forestal. Para ello en el 2012 se iniciaron conversaciones con el INAFOR para que ambas dependencias puedan recuperar los impuestos correspondientes; siendo la principal limitante el tipo de guía forestal que se está usando en Bonanza.

Mapeo de los autores y roles dentro del Modelo Bonanza

c:\documentos 2013\mod bza\roles de autores.jpg

3.5Implementación Técnica y legal

El “Modelo Bonanza” tiene sus particularidades técnicas considerando el marco legal que aplica al sector forestal y específicamente en la RBB. De manera general se puede decir que cumple con el principio de sostenibilidad, ya que la idea es que las comunidades y gobierno local puedan emprender actividades enfocadas hacia el uso y manejo sostenible de los recursos forestales de la jurisdicción municipal.

Es evidente que el “Modelo Bonanza” es una herramienta para la gestión y administración que contribuye a disminuir el avance de la frontera agrícola y asegurar la restauración forestal y enriquecimiento de tacotales. Otra de las características es que se hace un aprovechamiento de baja intensidad (40%) y de bajo impacto ya que la extracción se realiza con tracción animal.

Con el apoyo del DED y Alcaldía de Bonanza, se editó e imprimió un folleto en versión popular para el fomento del Modelo Bonanza, los ejemplares se han entregado a diferentes actores locales y de los municipios vecinos con el propósito de que conozcan el sistema de administración del recurso bosque en el municipio de Bonanza.

En la tabla siguiente se puede observar el detalle de las áreas plantadas en Bonanza, promovidas mediante gestión del Plan Modelo Bonanza; cabe destacar que según registro de la Unidad Forestal el 25% de los beneficiarios de planes no estaban cumpliendo con el compromiso de reforestación por lo cual se vieron obligados a la suspensión del permiso de aprovechamiento.

Con lo anterior se demuestra lo que decía el Ing. Francisco Mairena (SETAB) “hace falta monitoreo ya que muchos de los beneficiarios de planes no están cumpliendo”. Esta situación se ha superado a partir del año 2012.

En los últimos 3 años 2010-2012, los socios de COOSBA R. L, han disminuido la taza de reforestación, limitándose al compromiso de plantar las 29 ha por año y lo que establecen los compromisos de los que tienen planes de manejo vigente. Cabe destacar que en estos últimos años COOSBA se está perfilando hacer un productor de cacao con lo cual se pretende maximizar el potencial productivo de sus tierras.

Tabla 5: Detalle de áreas plantas bajo el sistema Modelo Bonanza

No

Año

Plantación (ha)

Promotor

01

2004

54

COOSBA

02

2005

42

COOSBA

03

2006

42

COOSBA

04

2007

102

COOSBA

05

2008

120

COOSBA

06

2009

120

COOSBA

07

2004-2012

360

Otros productores







840




Fuente: Elaboración propia, Datos proporcionados por COOSBA R. L y Unidad Forestal (DIGAM).

3.5.1. Análisis del marco jurídico forestal nacional

La actividad forestal a nivel nacional está regulada por la “Ley 462 Ley de conservación, fomento y desarrollo sostenible del sector forestal” y su reglamento (Decreto 73-2003), publicados en la Gaceta Diario Oficial No 168 del 4 de Septiembre del año dos mil tres y la Gaceta 208 del 3 de Noviembre del 2003 respectivamente. Dicha ley en su artículo 10 cita lo siguiente “Los Gobiernos Municipales, previa aprobación de sus respectivos Consejos Municipales podrán celebrar Convenios de Delegación de Atribuciones Forestales con el INAFOR…para su entrada en vigencia dichos convenios deberán ser publicados en la Gaceta, Diario Oficial”.

Basado en lo anterior, el día 21 de Febrero del 2006 el INAFOR y Alcaldía Municipal de Bonanza firmaron un convenio de Delegación de Funciones para la Administración del Recurso Forestal; por lo tanto corresponde a la comuna rectorar dicha actividad.

El artículo 26 de la Ley 462 dice: “Las actividades forestales que se desarrollen en Áreas Protegidas están sujetas a las regulaciones establecidas en la legislación vigente sobre esta materia. El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, MARENA, es la institución responsable de velar por su aplicación y cumplimiento, además de establecer las coordinaciones necesarias con las demás instituciones del sector”. Es por eso que en Bonanza se realizan las coordinaciones con el MARENA para el manejo de recurso forestal.

El siguiente instrumento rector del aprovechamiento forestal en Bonanza es el Plan de Manejo de la Reserva de la Biosfera BOSAWAS, aprobado mediante Resolución Ministerial No 11-2003, por la autoridad competente y publicada en la Gaceta, Diario Oficial No 150 del 11 de agosto del 2003, actualmente ya se cuenta con una versión actualizada y editada en el 2012.

Además existen otras leyes que enmarcan la regulación forestal aplicable en el municipio de Bonanza son:

  1. Ley 407. Ley que declara y define la Reserva de la Biosfera de BOSAWAS

  2. Ley 585. Ley de veda para el corte, aprovechamiento y comercialización del recurso forestal (6 junio 2006)

  3. Ley 40. Ley de municipios

  4. Resolución administrativa para definir el procedimiento del aprovechamiento forestal en el municipio de Bonanza, Región Autónoma Atlántico Norte. No. 65-2008

El artículo 11, de la Ley 647, dice lo Siguiente: “…En las zonas de amortiguamiento de la Reservas de la Biosfera de BOSAWAS, Áreas Protegidas del Sureste y la Reserva Natural Cerro Wawashang, así como en las futuras que se acuerden, se establece un área perimetral externa de diez kilómetros medidos a partir del límite del área protegida que la constituye, en la que únicamente se permitirá el uso con fines domésticos no comerciales y para uso exclusivo en el área. (Remitirse en anexo figura No. 3 Mapa de áreas protegidas en Bonanza RAAN)”.

Queda claro que el artículo anterior restringe la comercialización de la madera de la jurisdicción municipal hacia otros municipios, por tanto; además respalda la ordenanza municipal aprobada por el Consejo Municipal donde no se permite la comercialización de la madera fuera del municipio como una medida para prevenir la entrada de madereros fuertes.

Resolución Administrativa No. 65-2008, en el capítulo I, artículo 1, que define el procedimiento del aprovechamiento forestal en el municipio de Bonanza, y establece las siguientes definiciones:

  • Plan de aprovechamiento forestal: Es un documento técnico de planeación y seguimiento, de acuerdo a la presente resolución.

  • Plan de forestería comunitaria agrosilvopastoril: Plan de aprovechamiento forestal para menos de 10 hectáreas, conocido como “Modelo Bonanza

  • Plan simplificado de aprovechamiento de árboles caídos por el Huracán Félix.

  • Plan de aprovechamiento forestal de madera caída y afectada por el Huracán Félix para menos de 10 hectáreas desarrollado en Bonanza.

  • Áreas afectadas: Extensión boscosa que sufrió daños de diferente intensidad por el Huracán Félix.

  • Área de afectación crítica: Extensión afectada por el Huracán Félix en la cual se encuentran más de 75% de árboles caídos.

Considerando el marco jurídico forestal nacional aplicable al territorio de Bonanza, se debe partir del Plan de Manejo Conjunto de la RBB. En la actualización de este plan se da amplia competencia al Gobierno Territorial Indígena para la administración de los recursos dentro de sus territorios; así mismo el plan establece que el MARENA será la entidad encargada del Manejo; lo último se constata en la ley 462 Ley de Conservación, Fomento y Desarrollo Sostenible del Sector Forestal en su artículo 26.

      1. Normas para la actividad forestal en zona núcleo y amortiguamiento de RBB, según PM-RBB7


Normas para la Zona Núcleo (ZN)

Todas las actividades socioeconómicas que se realicen en la Zona Núcleo deben ser consecuentes con el principio de proteger el objeto de conservación de este plan de manejo, que son los ecosistemas de bosque latifoliado que se encuentran en la RBB. Estas actividades, de acuerdo al marco legal existente, deben ser reguladas por los Gobiernos Territoriales Indígenas, o la entidad encargada del manejo de la reserva en territorios no indígenas y por supuesto por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, como ente regulador del sector.

Normas para las Actividades Forestales

Bajo ningún concepto se permitirá la actividad forestal con fines comerciales, a excepción de la ocurrencia de desastre natural, que será normado, por el GTI y las instancias correspondientes, según la severidad del evento.

La actividad forestal basada en el aprovechamiento del bosque natural en la ZN está principalmente limitada al aprovechamiento para uso doméstico, con fines de subsistencia, por parte de las comunidades indígenas y étnicas ubicadas dentro de la Zona. No pueden tener carácter comercial, no pueden salir de la zona núcleo y deben limitarse a un volumen de 5 metros cúbicos por familia por año.

Es permisible el uso de productos no maderables del bosque y de la vegetación natural con fines medicinales, científicos y artesanales, sobre la base de solicitud previa y autorización por parte del GTI o de la instancia correspondiente, sin poner en peligro la conservación de las especies de flora y fauna.

Se permite el aprovechamiento de árboles caídos para madera o leña exclusivamente para fines domésticos, previa autorización del Gobierno Territorial Indígena y del MARENA, en coordinación con las Unidades Ambientales Municipales y en cumplimiento con lo establecido en la legislación ambiental y forestal vigente.

Es permisible el establecimiento de plantaciones con fines comerciales, en áreas deforestadas las que estarían sujetas a planes de manejo autorizados y al empleo exclusivo de especies nativas preferentemente de procedencia genética local. El volumen aprovechable lo definirá el plan de manejo, de acuerdo a un ciclo de corta que garantice la sostenibilidad del recurso. No se permite la sustitución del bosque natural por plantaciones forestales, muchos menos con especies no nativas.

Normas para la Zona de Amortiguamiento (ZA)

La Zona de Amortiguamiento, es muy importante para la Zona Núcleo, ya que posee características similares a la misma, permitiendo conectar la misma, con cerros y otras zonas boscosas que se encuentran en la Zona de Amortiguamiento favoreciendo la conectividad biológica.
Las normas establecidas para esta zona también están formuladas de acuerdo a las actividades que más se practican en ella:



Actividades Forestales
No se permitirá la actividad forestal con fines comerciales, a excepción de la ocurrencia de desastre natural, que será normado, según por las instancias correspondientes, según la severidad del evento.

En estas normas, se entiende por manejo forestal, todas las actividades y propósitos que este conlleva, que pueden ser tratamientos silviculturales, enriquecimiento, rondas corta fuego, otras e incluso, el aprovechamiento. Pudiendo ser manejo de conservación, manejo de regeneración natural y manejo de bosques con fines de aprovechamiento, bajo el principio de extracción selectiva, como lo recomienda el Plan de Ordenamiento del Municipio.

Es permisible el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales y vegetación asociada, sujeto a la implementación efectiva de los planes de manejo correspondiente y a la consideración y cumplimiento de las normas, reglamentos y demás regulaciones establecidas o por establecer de las instancias competentes del Gobierno a nivel Central, Regional y/o Local.

Se debe asegurar que la rotación de los bosques naturales y plantaciones tiene que ser en consideración del máximo desarrollo fisiológico de los mismos, evitándose la cosecha de bosques inmaduros o en estados primarios de desarrollo.

Los Bosques que presenten áreas basales, menores a los 15 m2/ha se consideran bosques residuales, por lo que no se permitirá ninguna acción de aprovechamiento y solamente se aprobaran tratamientos silviculturales para su recuperación.

En el contexto de una política de incentivos prevista para su aplicación en el área tendiente al desarrollo de la actividad forestal, se debe considerar una adecuada aplicación de los mismos a fin de no hacerlos muy atractivos y así se promueva la migración o colonización espontánea a partir de poblaciones próximas a la Zona de Amortiguamiento.

Para fines de repoblación, se debe asimismo asegurar la utilización de material genético adecuado (procedencia, madurez fisiológica, viabilidad, etc.); dando en todo caso preferencia a los materiales genéticos de procedencia local confirmada.

Tanto los proyectos intersectoriales que se desarrollen en el área, como los incentivos a aplicar, deben estar en función de contribuir al logro de los objetivos del uso adecuado y manejo sostenido de la RBB.

Teniendo en cuenta las normas de uso para la Zona de Amortiguamiento, donde establece claramente que no se permitirá la actividad forestal con fines comerciales; se crea un dilema ya que en Bonanza la población urbana demanda de volúmenes de madera para la construcción de viviendas; además a nivel industrial para las fortificaciones mineras de la empresa HEMCO. La comercialización a nivel local se justifica que únicamente los dueños de bosques son los que pueden proporcionar materia prima a la población urbana. Por lo anterior, la propuesta que hiciera el director de la DIGAM y delegado de INAFOR que los silvicultores que vende madera a HEMCO debe usar los servicios de un regente forestal.

3.6El Género

Si bien el Modelo Bonanza está concebido para el aprovechamiento de Recursos Forestales Maderables, el plan de manejo de BOSAWAS, contemplan el Proyecto de Manejo Forestal Sostenible Comunitario y en el resultado uno dice: “Las familias asentadas dentro de la RBB satisfacen sus necesidades de productos forestales no maderables y maderables y mejoran sus ingresos con el manejo y aprovechamiento forestal sostenible de sus bosques”

Basado en las solicitudes y aprobación de planes de manejo, estos han tendido una participación de 85% varones y 15% mujeres. Cabe destacar que debido a la característica del rubro forestal maderable y la tenencia de la tierra es una actividad donde se involucra por mayoría varones. En la actividad de aserrado es 100% realizada por varones y para el transporte, carga y descarga también únicamente se utilizan varones.

Las mujeres que solicitan y gestionan sus planes de manejo por lo general son dueñas de las propiedades. La relación de participación de mujeres en las cooperativas también es similar a las que solicitan permisos. Corina Benavides, es una de las mujeres que están participando activamente en el gremio forestal; sin embargo, no pertenece a ninguna cooperativa; ella argumenta que únicamente se encarga de hacer las gestiones para obtener el permiso y arreglos para la comercialización.

La participación de la mujer indígena en actividades forestales no maderables se enmarca en la recolección de semilla de especies arbóreas y artesanías elaboradas a base de corteza del árbol de Tuno.

La debilidad principal del grupo de mujeres aglutinadas en aprovechamiento de productos no maderables es su organización, ya que está reducida a un grupo relativamente pequeño, no cuentan con apoyo ni financiamiento.

Potencializar el mercado de productos forestales no maderables es una oportunidad, es un reto para los habitantes que se encuentran en las zonas núcleos de la RBB, entidades y organismos; además es importante potencializar el entusiasmo e iniciativa de este grupo de mujeres para maximizar los beneficios del bosque y poder insertar a una actividad productiva a los pueblos indígenas.

La cooperativa COOSBA y la Cooperativa Indígena de Españolina cuentan con talleres de ebanistería donde es posible fomentar la incorporación de la mujer y jóvenes en actividades de elaboración de muebles y artesanías con maderas de cortas dimensiones. En este sentido COOSBA está a la cabeza habiendo iniciado capacitaciones en coordinación con INATEC y MIFAMILIA para fortalecer capacidades de mujeres y jóvenes.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Informe final iconInforme Final

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme Final

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme final de

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme Final

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme final




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com