Recursos escasos




descargar 76.63 Kb.
títuloRecursos escasos
página1/2
fecha de publicación10.03.2016
tamaño76.63 Kb.
tipoCursos
b.se-todo.com > Economía > Cursos
  1   2
Son una manifestación completa de los tres ejes del desarrollo sostenible que se busca: uno, conservación ambiental; dos, crecimiento económico y tres, equidad social.

Los proyectos en esta sub-área constituyen un modo de promover la conservación del medio ambiente, generando además rentabilidad económica.

El FONDAM presta atención a los resultados y a los procesos en busca de la mejor calidad de vida de los beneficiarios, tanto en lo relacionado al entorno biofísico, como al social y económico.

Algunas ideas de Eco Negocios
- Ecoturismo y Conservación de Bosques
- Piscicultura Comercial del Paiche
- Cría de Peces Ornamentales
- Cría Comercial de Camarón de río Peruano
- Producción de Harina de aguaje
- Producción de Néctares Concentrados
- Agroindustria de Saúco y Aguaymanto
- Cultivo de Uña de Gato
- Reforestación de Bosques para Madera
- Bosques como sumideros de carbono

Eco-negocios en Perú: nuevas oportunidades para el 3er Milenio
Por José Salazar, economista Peruano, MSc en negocios en el ambiente, MSc en

ecología Peruana, consultor en eco-finanzas, Presidente de la comisión ambiental

del Colegio de Economistas de Lima.

Artículo publicado por la revista "Calidad y Excelencia", del Centro de Desarrollo

Industrial de la Sociedad Nacional de Industrias del Peru. Año 4, Número 16, Lima,

Perú.

¿Qué es un eco-negocio?

Es una actividad humana que genera un rendimiento económico y ambiental

positivo. Es el punto de encuentro entre las actividades de los empresarios

tradicionales (sólo les interesa hacer dinero) y los ambientalistas (sólo les interesa

proteger la madre naturaleza), en el marco de una economía de mercado. Es claro

que no todos los negocios tradicionales son sostenibles ambientalmente, ni todas

las actividades ambientalistas son económicamente sostenibles.

Las empresas que incorporan criterios ambientales en su proceso de toma de

decisiones se benefician en:

- menores costos y mayores beneficios, debido al uso eco-eficiente de los

recursos escasos,

- nichos de mercado, mejoras en la calidad o precios “prime” por la diferenciación

de productos,

- mejor reputación, lo cual añade valor al negocio en una economía globalizada,

- mejor relación con reguladores y comunidades, evitando potenciales conflictos,

- menores costos financieros y de seguros, por menor riesgo ambiental

Los eco-negocios ofrecen oportunidades y riesgos para empresarios y banqueros,

pero su potencial de crecimiento para el tercer milenio esta asegurado porque los

recursos naturales son cada vez mas escasos, los mercados internacionales exigen

productos-servicios mas limpios, las empresas eco-eficientes serán preferidas por

los mercados financieros, entre otras mega-tendencias. Este reto del tercer milenio,

implica un cambio en la mentalidad de los empresarios y de los banqueros, así

como de nuevos procedimientos para superar los riesgos ambientales del negocio y

convertirlos en oportunidades. Estas nuevas formas de pensar y actuar les

permitirán aumentar el valor de mercado de la empresa y contribuir al desarrollo

sostenible.

¿Cómo se identifican oportunidades de eco-negocios?

Tradicionalmente el ser humano ha decidido sus negocios solo en función de

criterios económicos, la ubicación, el tipo de actividad, el nivel de operaciones, el

tipo de producto final, sus procesos, etc. Hoy se utiliza la zonificación ecológica-económica (que informa sobre los bienes y servicios que los ecosistemas ofrecen),

los estudios de impacto ambiental (que cuantifica y cualifica los efectos de una

actividad económica), los análisis de ciclo de vida (que cuantifica y cualifica el

proceso de producción de un determinado bien-servicio), los reportes ambientales

(mide la evolución de la gestión ambiental de la empresa), los sistemas de gestión

ambiental (reporta la forma cómo la empresa enfrenta de manera sistemática la

variable ambiental), los sistemas geográficos de información (informan sobre el

tamaño de un eco-sistema y su dinámica), eco-balances (informan sobre la gestión

de la materia-energía en la empresa), entre otros instrumentos de eco-gestión .

Sobre esta base se decide cuál es la actividad económica y su límite de crecimiento

basado en la capacidad de carga de dicho ecosistema. Definitivamente los estudios

de mercado, flujos de caja, balances financieros son netamente insuficientes para

evaluar la sostenibilidad de un negocio ó para identificar un eco-negocio.

Los eco-negocios pueden ser: basados en bio-diversidad (e.g., homeopatía,

etnobotánica), en tecnologías limpias (e.g., manejo de residuos, eficiencia

energética), en innovadores (e.g., células fotovoltaicas, energías renovables),

desarrollo sostenible (e.g, productos forestales no maderables, eco-turismo). En

cada sector económico existe un potencial de eco-negocios que puede ser

descubierto mediante los usos creativos de eco-instrumentos, antes mencionados.

¿Qué pasará con las empresas que no incorporen la variable ambiental en sus

negocios?

Las empresas tradicionales que no se conviertan a tecnologías limpias perderán

mercado, tendrán mayores costos de financiamiento, dificultades para obtener

coberturas de seguros, algunas de sus líneas serán cerradas, la calidad de sus

productos se deteriora frente a la competencia, entre otros. En suma, su pérdida de

competitividad es continua, acumulativa e irreversible.

La reconversión industrial del Perú –en el marco de una economía globalizada- es

un imperativo que no se puede evitar, en el tiempo. Sin embargo, la gerencia de

tales empresas deben decidir si desean continuar en el mismo giro de negocio, o

evolucionar a otro campo, efectuar reingeniería, redimensionamiento, buscar nuevos

socios, etc. En esta decisión, el uso de criterios ambientales es un factor estratégico

muy importante para asegurar su supervivencia, en el largo plazo.

Aún mas, muchos negocios desaparecerán en el siglo XXI, de la forma como los

conocemos actualmente, por cuestiones ambientales. Por ejemplo, a partir del 2000

las grandes marcas mundiales lanzarán en forma masiva autos con motores

híbridos (motores eléctricos, de combustión, de células fotovoltaicas), hechos con

carrocería ligera (titanio, magnesio, carbón). De esta manera, el nuevo auto, no

contaminará el ambiente, será eficiente (bajo peso y alto rendimiento por litro) y su

precio será competitivo. Este es un claro ejemplo, de cómo grandes corporaciones

ya utilizan criterios ambientales para identificar oportunidades de negocios y

asegurar su supervivencia en el mercado.

Hoy, la relación entre rendimiento ambiental y rendimiento económico es entendida

por empresarios y banqueros. Entonces, la banca presume que una empresa que

maneja bien sus asuntos ambientales debe manejar bien el negocio en su conjunto.

En síntesis, el tema ambiental en los negocios ha evolucionado del cumplimiento

eco-legal para evitar multas (tecnología al final del tubo), hacia tecnologías limpias

(rediseño del producto y proceso). Ahora, el ambiente es un factor estratégico de la

empresa, para asegurar su competitividad en una economía globalizada.

¿Cómo reaccionará la banca con su clientela que no incorpore criterios

ambientales en su negocio?

La banca internacional ya ha reaccionado y hoy, existen 111 bancos universales y

65 aseguradoras que utilizan diariamente criterios ambientales (en su proceso de

toma de decisiones) para aceptar y/o rechazar operaciones. Esta estrategia tiene

como objetivo mejorar el valor del negocio en el mercado. Estas instituciones

financieras están agrupadas en la iniciativa financiera del programa ambiental de las

naciones unidas (UNEP’s financial service initiative).

La comunidad financiera ha evolucionado de una estrategia reactiva a una

proactiva, tanto en su ecología corporativa (uso eco-eficiente de recursos) y su

ecología productiva (producir productos específicos para clientes verdes), hasta el

uso integral de criterios ambientales en su proceso de toma de decisiones. Hoy, la

banca Peruana se ha concentrado en temas de solvencia financiera, desde el punto

de vista contable tradicional, pero no ha incluido el componente ambiental como

factor estratégico para mantener su competitividad internacional y mejorar el valor

de mercado de su empresa.

La experiencia muestra que la banca ha restringido sus operaciones con estos

clientes no eco-eficientes, por varias razones:

- Deterioro de su capacidad de pago. Los clientes contaminadores sufrirán muchos

extra-costos, pérdida de mercados, limitaciones para operar, entre otros que

conducen a un eventual incumplimiento en el repago en su fecha original.

- Pérdida de valor de las garantías entregadas al banco. Los activos (terrenos,

inmuebles, maquinaria y equipo) que sean contaminadores (o contaminados)

deberán reducir de su valor contable, por el costo de limpieza o de la reconversión

hacia tecnologías limpias.

- Pérdida de imagen. Es una mala publicidad para el banco apoyar contaminadores

y/o depredadores, pues puede afectar la credibilidad y confianza del público en la

calidad de la administración del banco.

En síntesis, la banca induce a su clientela a mejorar su performance ambiental, para

mantener el valor de mercado de su negocio y asegurar su sustentabilidad en el

mediano-largo plazo.

¿Cuáles son los nuevos desarrollos que fortalecerán esta eco-tendencia?

Actualmente un gran número de instituciones privadas y públicas están trabajando

en el desarrollo de eco-instrumentos que permitan operacionalizar y medir el

desarrollo sostenible, para pasar de las ideas a las acciones concretas.

Por ejemplo, las Naciones Unidas (programa ambiental), Sustainability (consultora

británica), CERES (Coalition for Environmentally Responsible Economies in US)

están trabajando en los reportes ambientales corporativos hechos a la medida de

los inversionistas. De esta manera, serán comparables, estandarizados y

universales.

La World Resources Institute y el Center for social and environmental accounting

research at Dundee University están trabajando en la contabilidad verde. Con este

instrumento los países y empresas podrán mejorar el uso del PBI e indicadores que

reflejen su situación real e incorporen su rendimiento ambiental en sus EEFF.

Los sistemas de clasificación de riesgo ambiental han evolucionado rápidamente,

entre ellos destacan: Innovest (Toronto), SERM (Londres), Risk & Opportunity

Intelligence and Environmental Auditors (Londres), Triumvirate Rating System (UK),

Okom Environmental Rating System (Alemania), The Investor Responsibility

Research Centre (Washington DC), Ethical Investment Research Service (Londres),

Eco-Rating International (Suiza), Centre for the Study of Financial Innovation

(Londres), entre otros. Esta variedad de opciones revelan el creciente interés de la

comunidad financiera de medir su riesgo de perder dinero por factores ambientales.

El creciente número de eco-instrumentos financieros para atender una creciente

demanda de los inversionistas, e.g., fondos de inversión, fondos de securitización,

crédito para eco-eficiencia, eco-hipotecas, eco-leasing, eco-factoring, entre otros.

La WWF ha lanzado a la comunidad empresarial y financiera, con mucho éxito, su

propio etiquetado verde para la producción de madera sostenible. Muchos otros

países y organizaciones internacionales han lanzado diversos eco-etiquetados para

diversos tipos de productos y servicios. Los banqueros asumen que las empresas

que califican para eco-estandares han incorporado positivamente el componente

ambiental a su negocio principal, lo cual reduce su eco-riesgo.

La legislación internacional es muy clara respecto a los estándares ambientales que

las empresas Peruanas deben cumplir si desean exportar. Estos exportadores a su

vez demandarán a sus proveedores locales que cumplan eco-estándares similares

porque los consumidores están interesados en el producto final así como en la

forma cómo ha sido producido. Además, Perú ha firmado mas de una veintena de

tratados internacionales con un alto compromiso ambiental.

La globalización del comercio y del capital financiero (e.g., el impacto de la crisis

Asiática-Rusa en Perú), la revolución de la tecnología de la información (e.g.,

internet), la velocidad de innovación en la tecnología computacional (e.g., menos de un año), inducirán a los empresarios Peruanos a buscar eco-negocios cuando sus

negocios tradicionales no puedan enfrentar la competencia global.

¿Cuál es el mercado potencial de los eco-negocios Peruanos?

Perú tiene ventajas comparativas excepcionales para eco-negocios, frente a otros

países del mundo. Perú cuenta con 84 zonas de vida del planeta tierra, es el 5to

país en mega-diversidad en el mundo, es la reserva genética del futuro y puede

transformar estos recursos en riqueza (como en el pasado).

Esta es una oportunidad para que Perú retome el liderazgo perdido en actividades

que los antiguos Peruanos –por milenios- han dominado. Por ejemplo, en el antiguo

Perú se domesticaron más de 150 especies de flora y fauna que hoy constituyen la

base de la alimentación mundial. Desde entonces, Perú no ha aprovechado sus

ventajas diferenciales competitivas para lanzar al mercado nuevos productos.

Además, nuestros antepasados han desarrollado muchas instituciones sociales

(e.g., ayllu, ayni, sirvinacuy) que hoy son considerados fundamentales para

compensar las fallas de una economía de mercado. Este capital social milenario ha

preservado el conocimiento tradicional (e.g., etnobotánica), que es la fuente de

grandes eco-negocios de gran demanda internacional, para el siglo XXI.

Un estudio del banco mundial, efectuado para analizar la viabilidad de un fondo de

inversión de bio-diversidad, para América Latina, identificó un gran potencial de

crecimiento en: bio-pesticidas, bio-fertilizantes, agricultura orgánica, productos

forestales no maderables, acuacultura, eco-turismo, energías renovables, plantas

medicinales para el cáncer, homeopatía, cosméticos naturales, eco-colorantes,

tejidos naturales, entre otros.

Sin embargo, otros países sí utilizan comercialmente nuestros productos nativos.

Los Brasileños han industrializado la arracacha, la achira es muy negociada en

Colombia, el yacón es industrializado en el Japón, el babaco (papaya) es muy

apreciado en Nueva Zelandia, la naranjilla se consume mucho en Colombia, el

sauco es muy conocido en toda Europa, el mamey zapote es muy común en

México, entre otras tantas especies de flora domesticadas por los antiguos

Peruanos. Esto demuestra que existe un gran potencial de mercado externo, que

puede ser atendido desde los andes Peruanos, justamente en zonas de extrema

pobreza. Si se promueven estos negocios, los campesinos locales mantendrán y

mejorarán la biodiversidad como lo han hecho por milenios.

En Perú, CONDESAN (Consorcio para el Desarrollo Andino) creado por el CIP

(Centro Internacional de la Papa) trabaja en la recuperación y mantenimiento de la

biodiversidad andina, como base de la alimentación local y mundial. La seguridad

alimentaria en Perú debe estar apoyada en una estrategia que reconozca la

diversidad de zonas ecológicas, culturales que hacen de cada zona casi un país

diferente. Es así que una estrategia comercial debería apoyarse en zonas

ecológicas antes que en base a productos (e.g, zonificación ecológica-económica).

En la Selva, el IIAP (Instituto de Investigación de la Amazonía Peruana) va a

publicar un atlas para el inversionista. Hoy, ya se han identificado negocios

rentables tales como: cultivo de camu-camu, del pijuayo y de la uña de gato,

piscultura de especies nativas (gamitana, sábalo, paiche, paco), cría del caracol y

majaz, zoo-criaderos de lagartos, sajinos, reptiles, loros, guacamayos, eco-turismo,

productos maderables no forestales y maderas certificadas entre otros.

¿Quién financia estos eco-negocios?

Los negocios ambientales (con rendimiento económico y ambiental positivo) son un

nicho de mercado con un gran potencial de crecimiento. Es así que la comunidad

financiera internacional ya ha lanzado nuevos instrumentos hechos a la medida (por

ejemplo, los fondos de inversión ambiental) para potenciar su desarrollo.

En 1998, se han lanzado al mercado de capitales dos eco-fondos privados, para

proveer financiamiento de largo plazo a negocios situados en América Latina. Estos

fondos son capital de riesgo para ampliar el patrimonio de las empresas elegidas y

potenciar su crecimiento. Los empresarios Peruanos podrían participar con

proyectos de agricultura orgánica, forestación, maderas sustentables, productos

forestales no maderables, eco-turismo, medicinas basadas en etnobotánica,

energías renovables, acuacultura, entre otros negocios basados en la biodiversidad.

El Terra Capital Fund ha sido lanzado con el apoyo del International Finance

Corporation (brazo financiero privado del Banco Mundial) y será administrado por el

Banco Axial (de Sao Paulo, Brazil) y el Environmental Enterprise Assistance Fund

(de Washington DC, USA), pero su ubicación legal es en las islas gran caimán (offshore

centre). Su énfasis esta centrado en los negocios basados en el uso

sostenible de la biodiversidad de Latino América.

El Eco-Enterprise Fund ha sido lanzado por The Nature Conservancy y el

Multilateral Investment Fund (brazo financiero privado del Banco InterAmericano de

Desarrollo), con domicilio legal en Panamá (off-shore centre) y domicilio operativo

en Costa Rica. Su énfasis esta centrado en negocios que apoyen el desarrollo

sostenible en zonas cercanas a las áreas naturales protegidas y promovidas por

ONGs asociadas con empresas.

En Europa y USA existen muchos fondos ambientales, pero más concentrados en

empresas eco-eficientes, innovadoras y sostenibles. Se concentran en empresas de

gran nivel de capitalización bursátil, con historial extenso, que publican reportes

ambientales, cotizadas en mercados bursátiles maduros. Por ejemplo, los fondos

éticos de Inglaterra que mueven mas de 2 billones de libras esterlinas, los fondos

socialmente responsables de USA mueven mas de 6 billones de US$, etc.



Econegocios




 

 






Los econegocios constituyen una alternativa a la forma tradicional de hacer negocios en donde la naturaleza y la biodiversidad eran dejadas de lado sin importar su destino. Hoy en día, en un mundo cambiante y ávido de salud y bienestar, la conservación aunada a las actividades con alto valor agregado se han vuelto rentables, más aún en un país con tal variedad de recursos como el Perú. Algunos de los econegocios que pueden resultar atractivos son:

Uso del bosque sin tumbarlo
Hoy en día mucha gente de otros continentes y del ámbito local están dispuestos a pagar y de hecho lo hacen para poder disfrutar de los escenarios naturales. Por ello más que tumbar el bosque para convertirlo en pradera lo que se hace en muchos lugares es utilizar espacios intocables para convertirlos en santuarios de visita que los turistas aprecian. Experiencias como los caminos entre los árboles o los safaris fotográficos son experiencias inolvidables para las personas que no suelen tener experiencias con los bosques.

Acuicultura
Está demostrado que el rendimiento en kg. del cultivo de gamitanas (pez que se cultiva en las cochas) es inmensamente superior a los que se podrían obtener comparado con el ganado vacuno. En promedio una persona puede obtener 240 kg. de carne de vacuno por hectárea, pero podría obtener tranquilamente 8.000 kilos de carne de gamitana y mejor aún no tiene que deforestar el bosque para hacer de este negocio una actividad rentable.

Elaboración de licores
En la amazonía de nuestro país existe una amplia gama de licores hechos a partir de aguardiente y frutas que tienen una gran aceptación en los mercados regionales. Nombres como: uvachado, huitochado, levántate Lázaro, 7 raíces, 21 raíces y muchos más forman parte de las bebidas comunes que se consumen en Tarapoto, Pucallpa, Iquitos y en general en la selva peruana. Sólo hay que agregar valor agregado a esos productos para que tengan mayor aceptación: es necesario normar el preparado, obtener los registros sanitarios, mejorar el etiquetado, obtener un atractivo envasado entre otros para acceder a un mercado creciente de consumidores.

Elaboración de platos y postres
Nuestro país ha expresado su mestizaje de la mejor manera a través de los platos típicos de todas las regiones. La mezcla de elementos de las cocinas: andina, negra, china, italiana sumado a lo que vino de España y aunado a la riqueza florística de nuestro territorio ha dado como resultado una nutrida variedad de opciones: desde el conocido ceviche, las pachamancas, el inchicapi de la selva, la sopa de cabeza de carnero o el cuy chactado del sur peruano, pasando por el picante de camarones o el rocoto arequipeño, el Perú tiene una impresionante variedad de ofertas no sólo para el turista sino para nosotros mismos que deberíamos apreciar.

Exportación de productos
Variedades de productos agrícolas como el aguaje, el tumbo, la cocona y otros podrían llevarse a procesos agro industriales que permitan generar productos de exportación con alta aceptación en el mundo. El mercado de las artesanías también es un nicho prometedor que refleja el acervo milenario de nuestros pueblos. Artículos hechos en madera de palo sangre ostentan colores vivos muy apreciadas por los visitantes.



Desarrollo sostenible.




 

 






En 1987 la denominada Comisión Bruntland por encargo de las Naciones Unidas dio a conocer un informe donde por primera vez se hablaba de un novedoso concepto: desarrollo sostenible. Este concepto en esencia planteaba lo siguiente: es un proceso de desarrollo en donde el beneficio de las generaciones del presente no compromete el beneficio de las generaciones futuras.

El mundo estalló en júbilo. Era cierto. ¿Cómo no lo supimos antes? Todo era cuestión de ser responsables, éticos y de saber cual es la capacidad de soporte de los ecosistemas con el fin de no sobrepasar su límite de explotación. Además la historia estaba de parte nuestra parte: cada vez que se habían sobre-utilizado los recursos (boom económico) la alegría había durado pocos años y luego venía la miseria duradera. Era un imperativo aprender a ser responsables ambientalmente hablando.

Con el impulso de esta definición se convocó a los representantes de los países del mundo a la denominada Cumbre de la Tierra que se llevó a cabo en Río de Janeiro en 1992. En esta reunión se alcanzaron acuerdos por los cuales el siglo siguiente sería visto con esperanza,. Estos acuerdos fueron: la Declaración de Río, el Programa 21 y la Declaración de los Bosques. También se incorporaba una agenda por medio de la cual los países más desarrollados del hemisferio norte debían cumplir con una reducción de cuotas de emisiones de gases de invernadero a la atmósfera con lo cual se podría disminuir en un plazo de pocos años el llamado calentamiento global.

Han pasado casi 20 años desde que la Comisión Bruntland desarrolló el concepto y casi 15 desde que se decidió impulsarlo. La realidad es que ninguno de los países del primer mundo que firmó los acuerdos para una reducción de las emisiones de CO2 ha podido cumplir su cuota comprometida. Es más, en todos los casos ha habido incremento de las emisiones a la atmósfera. Lo que es peor: Tanto los Estados Unidos como Rusia, las dos naciones que generan la mayor contaminación del planeta decidieron no ratificar el Tratado de Kioto aduciendo que tomar tal decisión pondría en severos aprietos el futuro crecimiento de sus economías.

Por otro lado, la evidencia de que los problemas ambientales complejos como la pérdida de cobertura vegetal del mundo y la extinción de especies se mantiene y el hecho que la contaminación del aire, suelos, aguas no se ha detenido ha llevado a los más severos críticos a preguntarse si el concepto de desarrollo sostenible es más que una definición una intención, un deseo que algo bueno suceda o si en realidad es viable. Lo que sí queda claro es que el actual orden económico global hace que éste deseo se vea hoy en día más lejano que cuando se pronunció.




Las 3 R del desarrollo sostenible.




 

 






Cuando se les pregunta a las personas qué es lo que ellas o la sociedad pueden hacer en pro del bienestar del medio ambiente, es frecuente escuchar que lo que se puede hacer es reciclar.

Mucho se ha hablado y se habla del reciclaje como una propuesta para afrontar los problemas del elevado consumo de recursos y energía a escala global. Sin embargo basta analizar un poco el problema para reconocer que el reciclaje -siendo una buena propuesta- dista de ser la mejor respuesta.

La razón es simple: cuando se recicla se están utilizando residuos de un producto para introducirlos en un nuevo proceso industrial y generar un nuevo producto de aceptación entre los consumidores. En ese sentido, si bien el reciclaje detiene en algo el consumo de nuevos recursos por el contrario genera nuevos productos que son demandados por las personas. Con ello la producción industrial continúa y la tan deseada reducción de la emisión de gases de invernadero a la atmósfera se ve truncada y más aún se ven truncadas las esperanzas de contar con esfuerzos serios por detener el llamado calentamiento global. En otras palabras el reciclaje es económicamente viable pero no es tan ecológicamente viable.

Por ello los estudiosos del tema proponen también otra medida: reutilizar los productos. Es decir volverles a dar un nuevo uso sin necesidad de reciclarlos. Por ejemplo: usar nuevamente por el dorso las hojas impresas de la computadora a manera de cuaderno, o heredar la ropa que ya no utilicemos a nuestros hermanos menores.

Pero existe una medida más eficaz aún: reducir el consumo. Es decir limitar nuestro consumo diario a lo estrictamente necesario. Por dar ejemplo, el número de pares de calzado que existe en un closet no debería exceder los 4 pares: de casa, deportivos, de descanso y de eventos. Pero hay personas que pueden tener 14 o 18 pares. Lo mismo con los usos diarios: no siempre deberíamos usar nuestro auto. Algunos días podemos tomar los buses de servicio público, o dejar de usar la terma unos días.

Si reflexionamos un poco, de las tres R, la más eficaz es la de reducir, puesto que reduciendo nuestros hábitos de consumo aliviamos la carga que los ecosistemas soportan de parte de la sociedad occidental de consumo. Pero también estaremos de acuerdo que es la R menos popular porque vivimos en una sociedad que nos impulsa a comprar cosas, a tener siempre cosas nuevas y donde la vanidad y la frivolidad también forman parte de nuestro comportamiento. Si deseas ayudar en serio, ya sabes: reduce.



Energías limpias




 

 






Las energías limpias son aquellas que en su proceso de extracción, procesamiento, distribución y utilización generan reducidos impactos ambientales y sociales además de no generar desechos que puedan ser nocivos para la salud y el paisaje.

Entre las energías limpias más conocidas tenemos:

Energía luminosa
Es la más limpia de todas, aunque con la tecnología actual aún no se llegan a satisfacer los volúmenes necesarios. Sin embargo puede constituir un buen complemento energético. Así, un panel solar de un metro cuadrado nos puede dar la potencia necesaria para encender un televisor de 12 pulgadas en blanco y negro, dos focos ahorradores y una radio a pilas. Ello significa una ventaja importante en sectores rurales donde el cableado eléctrico no ha llegado como ocurre en muchos lugares del país.

Energía hidroeléctrica
Nuestro país cuenta con centenas de caídas de agua, muchas de las cuales son aprovechadas para producir la energía eléctrica que requieren las grandes ciudades. Dado que la costa peruana carece de grandes caídas con el caudal necesario, lo que se hace es trasladar la energía que se genera en la sierra través de sistemas interconectados. Así podemos decir que la Central del Mantaro (Santiago Antúnez de Mayolo) que se emplaza en Huancavelica produce casi la mitad de la energía que el país requiere (1000 Mw.), trasladando ésta hasta ciudades tan lejanas como Cajamarca.

Energía eólica
Nuestro territorio cuenta con zonas donde las condiciones de viento harían rentable contar con aerogeneradores. Sin embargo estas zonas no son necesariamente las más pobladas. Así en el desierto de Paracas se tiene la zona de vientos más intensos, llegándose a alcanzar velocidades de hasta 40 Km. / hora en las tardes. También las pampas de Camaná son zonas propensas a los vientos pero en ella es muy difícil establecerse por estar muy alejadas de los centros poblados.

Energía geotérmica
Energías provenientes del interior como es la energía geotérmica se encuentran muy poco aprovechadas en el Perú, y se les utiliza principalmente como atractivos turísticos en distintas provincias. Los más conocidos atractivos relacionados con éste tipo de energía son: Los Baños del Inca en Cajamarca, Los Baños de Yurac en Arequipa, Los Baños de Churín en la sierra de Lima, Los Baños de Mancos en Ancash, entre otros. Sin embargo en países con carencias de recursos energéticos como es Islandia aprovechan la energía geotérmica. De hecho el 70% de la energía que utilizan proviene del subsuelo.

Bio combustibles
Estos combustibles se han puesto de moda a raíz de buscar alternativas a los combustibles fósiles y reducir así la emisión de los gases de invernadero. Residuos agrícolas como son los restos de la caña de azúcar después de la cosecha son bien aprovechados cuando la extensión de estos campos justifica el costo de la inversión. En el Brasil estas experiencias están muy bien desarrolladas por el tamaño de sus campos. El tamaño mínimo promedio de un predio que justifique la inversión no debería ser menor a 10.000 ha, lo que lo hace aún poco rentable en el Perú, donde las extensiones de las plantaciones están en su gran mayoría por debajo de estas cifras.



co-Negocios y Ganancias


Contribuya a la ecología a través de su propia empresa.

Por Gabriela Verazaluce


abones para el cuerpo en forma de animales, champús ciento por ciento naturales, cosméticos y perfumes... la variedad es amplia, al igual que el número de compradores que acuden a The Body Shop para abastecerse de artículos para el cuidado personal y algunos productos de papelería.

The Body Shop es una franquicia inglesa que llegó a México en 1993. Actualmente maneja cinco tiendas en Ciudad de México, abrirá cuatro más el próximo año y factura, en conjunto, $1 millón de pesos mensuales (aproximadamente US$ 100,000).

"Nuestros proyectos son a largo plazo", comenta Adriana Gaspar de Alba, representante legal de la franquicia en México. "No me gusta lo que crece muy rápido, primero hay que consolidar... no sabes las quejas que recibo porque no hay más tiendas, pero tengo que controlar la calidad con que nos expandimos".

Gaspar de Alba señala que la inversión inicial en un negocio como el suyo es de US$400,000. En el presupuesto de arranque debe incluirse además la renta del local en que se ubicará.

The Body Shop cuenta con 30 empleados. El 99 por ciento de los artículos que comercializa provienen de Inglaterra, pues a decir de la entrevistada, en México no hay fabricantes de este tipo de productos.

De hecho, Gaspar de Alba emplea el foro Entrepreneur para solicitar proveedores. "Busco que nos abastezcan de recipientes... ahora debo usar canastas chinas que tengo que importar. Calculo que podríamos comprar alrededor de cinco mil recipientes elaborados con papel reciclado u hojalata. Que los lleven a The Body Shop", invita.

Gaspar de Alba asegura que los negocios verdes en México son un éxito y recomienda atender el sureste y el norte de la República Mexicana, zonas en donde prácticamente no hay este tipo de empresas.

Entre los rubros para incursionar en este mercado destaca la herbolaria aplicada a la medicina y la cocina gourmet, así como los sistemas de construcción tradicionales, donde se utilicen materiales locales y se edifique con técnicas de ingeniería de vanguardia. También menciona las fibras textiles mexicanas.

"El famoso henequén... tal vez no es rentable usarlo para sacos, pero es una tela de primera en la decoración, muebles, tapicería, sombreros, bolsas... la idea es aprovechar la riqueza local, con la intención de atender también al mercado externo, es decir, para exportar", concluye Adriana Gaspar de Alba.


  1   2

similar:

Recursos escasos iconLos niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje...

Recursos escasos iconRecursos Enumere los principales recursos que se van a utilizar,...

Recursos escasos iconRecursos

Recursos escasos iconRecursos

Recursos escasos iconRecursos 10%

Recursos escasos iconRecursos

Recursos escasos iconRecursos 10%

Recursos escasos iconRecursos evaluacióN

Recursos escasos iconRecursos didácticos

Recursos escasos iconRecursos renovables




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com