Investigaciones recientes en México y España




descargar 116.93 Kb.
títuloInvestigaciones recientes en México y España
página4/4
fecha de publicación11.03.2016
tamaño116.93 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
1   2   3   4
10
10. CONCLUSIONES
La idea fundamental en tomo a la cual gira todo el contenido que proporciona su lógica al proceso de elaboración del Plano Regulador adoptado, en su primera versión, en el año 1959, y aprobado, después de sucesivas modificaciones, en 1962, es, ante todo, la Salvaguardia del Centro Histórico. Este es el motivo y la razón que impulsó la redacción de este Plan Regulador. La salvaguardia del Centro Histórico, en efecto, se plantea como el objetivo fundamental que asumen y establecen, a tal efecto, tanto el Comune de Roma como todos aquellos técnicos y representantes políticos que participaron en su proceso de elaboración. Todos ellos estaban de acuerdo, en principio, en "salvar" al Centro Histórico, vía planeamiento, de las agresiones a que había sido sometido en los últimos años. Pensaban, en este sentido, que partir de la idea de "salvaguardia" era el mejor camino a adoptar para resolver los problemas generales que afectaban a la ciudad de Roma. Todo lo realizado, en este sentido, se remitía a cómo tratar la funcionalidad del Centro Histórico.
Salvaguardar el Centro Histórico implica, como primer acercamiento a la cuestión, evitar cualquier tipo de "contaminación urbanística" proveniente de la manera de afrontar el desarrollo futuro de la ciudad. Había, por tanto, que plantearse unas expansiones, unas formas de proceder a los nuevos asentamientos, residenciales y de todo tipo, que no afectasen a la integridad del Centro Histórico, que, al menos, afectasen lo menos posible a la integridad de su riqueza monumental. En este punto, repetimos, todos estaban de acuerdo. Las disidencias surgirán a la hora de abordar los caminos a seguir para hacer posible una "salvaguardia" como la que se estaba planteando, aunque el acuerdo, casi unánime, es que se debería adoptar una política de conservación aplicada al Centro Histórico con el objetivo de marginarlo, aislarlo y no hacerle copartícipe, en cierto sentido, del sentir específico y concreto de la ciudadanía que lo habitaba, condenada, probablemente, a abandonarlo paulatinamente, de aquella otra que podría utilizarlo como espacio propio, en suma, de la población dispuesta a hacer de¡ Centro Histórico su marco y su medio de vida, asumiéndolo, en ultima instancia, para su "hábitat" y su "habitar". No se renuncia, en este sentido, a la adopción de posibles "acuerdos históricos" que comenzaron a esbozarse coincidiendo con la formulación de los principios que animaron, allá por la segunda mitad de XIX, la idea, el proyecto y la construcción de la "ciudad moderna"11.
Adoptada la posición unánime con respecto a "qué hacer con el Centro Histórico" no cabía más respuesta a este quehacer que proceder a su salvaguardia, como decimos, mediante la definición de aquellas direcciones de crecimiento que alejasen del citado centro aquellas actividades inmobiliarias que entorpeciesen políticas concretas a emprender de cara a su recuperación y salvaguardia. La cuestión, sin embargo, no era tan clara con respecto a esta unanimidad, ya que la recuperación de Centro Histórico, del mismo modo que sucedía con las direcciones de crecimiento planteadas, se entendían de manera diferente según entrasen en juego unos intereses u otros.
Para unos, en efecto, como ha quedado claro, estas direcciones de crecimiento deberían seguir, prioritariamente, un eje Norte-Sur, apostando, por tanto, por concentrar la actividad inmobiliaria más importante en aquellos sectores que ya gozaban de una valoración histórica relevante, sectores donde, en una palabra, ya se habían producido inversiones precedentes que reclamaban beneficios inmediatos. Esta actitud coincidía, además, con la idea que se pretendía materializar para el Centro Histórico, para hacer posible su "salvaguardia", que no era otra que reincorporarlo a una división social del espacio, programada a tal fin, en la que el papel de este último estaría vinculado a su condición de "espacio marginal de clase".
Resulta esclarecedor, en relación al comentario que hemos hecho con respecto al hipotético "acuerdo" adoptado a propósito de la cuestión "qué hacer con el Centro Histórico", como las otras posiciones que reclamaban, por el contrario, una valoración de los sectores situados al Este del Tevere, estableciendo "bases urbanísticas" encaminadas hacia la puesta en valor de una zona en la que se acumulaba el mayor porcentaje de población residente en el conjunto de la ciudad de Roma, al menos esto era lo que se argumentaba para proceder a tal puesta en valor, para estos otros, decimos, el Centro Histórico seguía siendo considerado como un ámbito al que solo le quedaba la opción, si es que se deseaba proceder a su salvaguardia, de representar, también, un papel como espacios marginal similar al planteado por aquellas otros que, sin embargo, argumentaron otras direcciones de crecimiento.
Se aprecian dos maneras de entender, por tanto, las direcciones de crecimiento a adoptar para la ciudad de Roma, una misma manera, al menos en sus aspectos fundamentales, de proceder a la "salvaguardia" del Centro Histórico, lo que delata diferencias de intereses a la hora de proceder a la valoración de aquellos sectores que se localizan fuera de la Ciudad Histórica, y un acuerdo casi unánime con respecto al tipo de valoración al que debe someterse los lugares históricos.
Para unos, en efecto, "salvaguardar" al Centro Histórico implica "descentralizarlo", aún en el caso de que dicha descentralización, que debería adoptar caracteres económicos, administrativos, residenciales, incluso políticos, pusiera en peligro su valoración, sobre todo, como espacio residencial heterogéneo, lo que supondría su reconversión en un lugar sólo asequible a capas sociales de altas rentas, así como a productos económicos, también de alta rentabilidad, que lo reclamarían como el espacio mas apropiado para el desarrollo de su actividad mercantil. Para otros, sin embargo, la "descentralización" que se debe someter al Centro Histórico precisaría jerarquizarlo, sin equívocos, como estricto lugar de clase, en el marco de una "división social del espacio".

1 MALUSARDI, F., Luigi Piccinato e l’urbanistica moderna, Roma: Officina, 1993. Publicado, por primera vez, en Atti del I Congresso Nazionale di Studi Romani. Vol. 11, Roma, 1929.

2 "Centro e periferia nella formazione della Città Moderna: Roma e Madrid a conftonto", Storia Urbana, no. 92, Milano, 2000. Resultado de un trabajo de investigación que desarrollé en la ciudad de Roma durante el año 1998, en el que se analiza su proceso de construcción desde 1870 hasta la redacción del Plan del Sanjust en 1909.

3 El 20 de marzo del año 1953 señala el inicio de la actividad para el estudio del nuevo Plan Regulador de Roma. El Consiglio Comunale, a tal efecto, establece los puntos fundamentales para proceder a los estudios encaminados a dicha redacción. Se crea un Ufficio Speciale que depende del Sindaco. En el mes de julio del año 1954, el Consiglio Comunale delibera a propósito de la creación de una Gran Comisión y de un Comitato di Elaborazione Tecniche (C.E.T), formado éste por un número reducido de personas. Este Comitato estaba formado, en efecto, por ocho urbanistas: Del Debbio, Lenti, Marino, Monaco, Muratori, Nicolosi, Piccinato y Quaroni.


4 El término "diradamento" fue sugerido, por primera vez, por G. Giovannoni. Con ello, quería indicar que las actuaciones en los tejidos urbanos históricos deberían orientarse tratando de eliminar, en el interior de cada "manzana" o “isolato”, todos aquellos elementos edificatorios que habían contribuido a aumentar la densidad de ocupación del suelo. Para recuperar la “densidad originaria”, Giovannoni proponía "airear" estos "isolatos" mediante la técnica del "diradamento", eliminando elementos construidos y recuperando, en contrapartida, espacios libres interiores. Podemos interpretar este término "diradamento" como "esponjamiento", recuperando espacios libres interiores, desdensificando interiormente las “manzanas” mediante la disminución de su edificabilidad.

5 "Piano Regolatore Generale di Roma. Adottato dal Consiglio Comunale in data 18 dicembre 1962. Relazione e Norme di Attuazione". Se trata del plan que ha estado vigente, que aún lo está, hasta que se adopte, de forma definitiva, el plan que se está elaborando actualmente. Con anterioridad a este plano, en 1959, se adoptó, por el Comune, el "Nuovo Piano Regoletarore Genarale di Roma", en cuya "Relazione e Norme Tecniche, I Parte: Caratteristiche dello Studio del Nuovo Piano Regolatore Generale" se hace referencia, como primer criterio de proyecto, a la "Salvaguardia del Centro Storico". Ambos documentos quedan reseilados de la manera siguiente:
-Deliberazione no. 1003 del 24 giugno 1959 il Consiglio Communale ha adottato il Progetto del Nuovo Piano Regolatore Generale di Roma. Nuovo Piano Regolatore Generale di Roma. Relazione e Norme Tecniche". 1959.
-Deliberazione no. 614 del 18 de dicembre 1962 il Consiglio Conimunale ha adottato il Progetto del Nuovo Piano Regolatore di Roma.Tiano Regolatore Generale di Roma adottato dal Consiglio Cornmunale in data 18 dicembre 1962. Relazione e Norme di Attuazione".

6 Estas propuestas aparecen redactadas, a manera de "relazione", en un documento original, escrito a máquina, que se encuentra en el Archivio del Ufficio Speciale del Piano Regolatore, que se localiza en el EUR. No tiene ninguna signatura ni número de referencia. Está fechado en enero del 1955.

7 Cardenal y “Ministro de Guerra” del Estado Vaticano que, hacia 1870, promovió la construcción del primer barrio moderno de Roma, el llamado Barrio del Esquilino. Como elemento director del mismo, que ejercía tanto como vía que facilitaba la lotificación territorial correspondiente, así corno lugar de asiento de las “funciones de centralidad” requeridas, se proyecta la Vía Nazionale, vía que recorría el territorio limitado entre las Termas de Diocleciano, donde comenzaba el barrio, y los alrededores del Quirinal.



8 Para justificar este desplazamiento de la actividad central hacia el Este de la ciudad, en la medida en que la población ha seguido, también, este cambio posicional, dividen la ciudad en dos partes mediante un eje Norte-Sur que va desde Ponte Milvio a Piazza Venezia. La población, al Oeste de este eje, es de 459.955 habitantes, mientras al Este se localizan 896.565, es decir, casi el doble. Si el eje se traza, siguiendo también, la dirección Norte-Sur, aunque, en esta ocasión, según la línea del Tevere, nos encontrarnos, al Oeste de la misma una población de 347.864 habitantes, mientras al Este localizarnos a 1.008.656 habitantes. Esta vez, la población del Este casi triplica a la del Oeste (datos todos del año 195 l).



9 La conservación del Centro Histórico figura, desde que se comienza a trabajar en la redacción del Plan del 59-62, como el punto de referencia de las propuestas a establecer en el mismo, estableciéndose dicho principio, incluso, corno la razón de ser del nuevo Plan Regulador. Revisemos algunos acuerdos comunales al respecto. El 21 de mayo del año 1954, el Consejo votó un acuerdo adoptando los criterios a seguir en el estudio del nuevo Plano. El primer criterio a seguir estaba redactado en los siguientes términos: "Preservar de demoliciones y aperturas viarias el centro tradicional de la ciudad, no sólo por lo que se refería a sus monumentos históricos aislados, sino por todo aquello que tenía que ver con la atmósfera de sus antiguos barrios que aseguran a la capital una nobleza inconfundible, Todo esto, sin excluir eventuales obras de indispensable saneamiento".
En la reunión del Consejo Comunal del 26 de junio del 1958, que desembocó en una aprobación de una orden en la cual venían formuladas cuestiones para poner en marcha un nuevo proyecto de Plan Regulador, se ponía en relieve, en particular, lo siguiente: “Asegurar la salvaguardia del Centro Tradicional de la ciudad con la descentralización de una parte de las actividades de carácter direccional”.
Los criterios fundamentales en los cuales se inspiró el proyecto del Plano Regulador aprobado, por el Consejo Comunal en 1959, ponen de relieve, lo que le hace aparecer como primer objetivo a considera, la "Salvaguardia del Centro Histórico: Se admiten solamente obras de conservación y de restauración, mientras las de saneamiento de edificios singulares pueden ser consentidas solo en el caso de edificios de valor particular artístico o ambiental".
Y, en el Plan definitivamente aprobado, el 18 de diciembre del año 1962, se establece, en los "Críterí Generafl dImpostazione del Piano" que "la difesa del centro storico è il fulcro del nuovo Piano Regulatore, il criterio fondamentale da en¡ prendono avvio le prescrizioni e gli indirizzi per la riforma e lo sviluppo dell’organismo urbano. Trattasi di una difesa attiva, intesa a preservare da demolizioni e rifacimenti gli edifici tradizionali della città per conservare no solo i monumenti storici isolati, ma l’atmosfera stessa degli antichi quartieri, attraverso una prudente opera di bonifica e di restauro".


10 Resulta, cuando menos, sorprendente, algunas afinnaciones que aparecen la “Relazione" del Tiano Regolare Generale di Roma, Adottato dal Consiglio Comunale in data 18 diciembre 1962”, referidas a la Rete Metropolinana. Se plantean cuestiones, corro que "da un punto de vista general é stato osservato che i trasporti pubblici collettivi tendono di solito ad essere sempre meno intensamente utilizzati dal citadini i quali manifestano invece una spiccata preferenza per i trasporti individuafi motorizzali, come dimostrano le ben note statistiche sullo sviluppo della motorizzazione. Pertanto nel piano regolatore di una moderna città, proiettano nell'avvenire per alcuni decenni, il problema fondamentale del trasporti risulta essere quello di tener conto efavorire lo sviluppo della motorizzazione. Da tal punto di vista la costruJone della grande rete viaria e la realizzazione aelle strade rapide urbana costituiscono una necessità insopprimibile .... e’stato anche osservato che tali strade possono assai utilmente essere utilizzate anche dai trasporti collectivi, naturalmente mediante veicoli di gomma ...... Cuando se plantean, los redactores de este Plan, la conveniencia o no, de construir o ampliar una Red Metropolitana, afirman que “de tali considerazioni generali risulta che la convenienza a costruire metropolitana si ha soltanto là dove l’utilizzazione delle strade da parte di mezzi di superficie sta insuficiente allo smaltimento dei volume di traffico richiesto [ ... ] l’impiego della metropolitana va limitata ai soli casi incui è richiesta un'alta capacità di trasporto cui il sistema viario ordinario non sia in grado di sopperire". El transporte metropolitano se define, por tanto, según estos redactores, como subsidiario y no como alternativa autónoma.
Y, cuando plantean la relación que debe mantenerse entre accesibilidad al Centro Histórico y el uso de la Metropolitana para tal fin, dicen que "ne consegue che l’impiego della metropolitana a sussidio del sistema viario risulta sopratutto conveniente nella zone della città già costruita più vicine al nuclo centrale. Sarebbe, anzi, addirittura possibile far attraversare lo stesso nucleo centrale da qualche linea metropolitana: si potrebbe addirittura affermare che solo in questarea la metropolitana costituirebbe un sistema insostituibile per trasporto collectivo veloce. Ma la nota impostazione urbanistica intesa a no favorire ulteriormente concentramento di attività nel nucleo storico, ma anzi ad incoraggiarne il decentramento, contrasta con lo sviluppo della metropolitana nella área centrale ".


11 En alguna ocasión hemos escrito, en referencia a este tema, lo siguiente: "Es así como podemos argumentar que el pensamiento que encauza las intervenciones mas recientes en nuestros Centros Históricos remite, en la mayoría de los casos, a experiencias que se remontan a tiempos pretéritos. Y es que lo que se ha ido entendiendo por ciudad histórica, lo que se ha deseado hacer con la misma, en función, naturalmente, de formas de intervención diferentes, es algo que ha permanecido, que permanece, inamovible desde tiempos inmemoriales, posiblemente desde que comenzó a planificarse y a construirse la ciudad moderna. Desde entonces, si algún fragmento de ciudad ha sido objeto de consenso social, para ser requerido con funciones específicas y concretas en el marco del nuevo "modelo urbano" que se estaba proyectando, ese fragmento ha sido el que se identifica con la Ciudad Histórica. Sobre qué hacer con él no había ninguna duda: requerirlo como lugar central. Por entonces, según los casos, de carácter comercial-financiero, condicionando, por tanto, una residencia de cierta elite. Ahora, quizás, con las mismas funciones, aunque desagregadas en el conjunto de su espacio, pero, siempre, como algo diferencial, y como diferente asume formas de intervención que lo alejan, cada vez mas, del conjunto de la ciudad. Alejamiento que está implicando, abriendo expectativas que encauzan cierta privatización, ya no solo de lo históricamente identificado con lo íntimo y doméstico, sino, también, con lo específicamente publico" (ALVAREZ MORA, Alfonso, "La cuestión de los centros históricos. Generaciones de planes y políticas urbanísticas recientes", en Ciudad, Territorio y Patrimonio. Materiales de Investigación. Valladolid: Instituto Universitario de Urbanística-Universidad Iberoamericana de Puebla, 2001).


1   2   3   4

similar:

Investigaciones recientes en México y España iconEuropa (Italia, España), América (Colombia, Nicaragua, Guatemala,...

Investigaciones recientes en México y España iconPrograma conjunto con la Universidad Autónoma de México y el Instituto...

Investigaciones recientes en México y España iconLa epistemología y sus desarrollos recientes

Investigaciones recientes en México y España iconDirección de investigaciones

Investigaciones recientes en México y España iconLas Primeras Investigaciones

Investigaciones recientes en México y España iconInstituto de investigaciones y aplicaciones

Investigaciones recientes en México y España iconInvestigaciones químicas sobre la vegetación

Investigaciones recientes en México y España iconLa industria española en la actualidad: Cambios recientes, sectores...

Investigaciones recientes en México y España icon13. los dominios y paisajes agrarios. Los condicionantes del paisaje...

Investigaciones recientes en México y España iconPerspectivas de las investigaciones educativas en el nivel superior




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com