Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales)




descargar 0.96 Mb.
títuloPaper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales)
página9/23
fecha de publicación05.08.2016
tamaño0.96 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   23
20/8/10)

Era un secreto a voces y el 19 de agosto de 2010, se hizo público. Facebook se ha lanzado al mundo de la geolocalización a través del móvil. En un post publicado en su blog corporativo, la red social anunció el lanzamiento de Places (“Lugares” en castellano), una herramienta que permite la localización geográfica de los usuarios gracias a sus smartphones. La compañía, que ya cuenta con cerca de 150 millones de clientes que acceden a través del móvil (de un total de 500 millones), explicó que el usuario puede comunicar a sus amigos el lugar en el que se encuentra a través de su smartphone.

Michael Eyal Sharon, directivo de la red social, señaló que el usuario puede encontrarse en un sitio nuevo que le gusta, como por ejemplo un restaurante, y compartirlo con sus amigos a través de Facebook. “Places permite al usuario encontrar amigos que están cerca y ayudarles a descubrir sitios nuevos”, dijo.

Esta opción, según coinciden muchos expertos, puede convertirse en una vía para la obtención de ingresos a través de la publicidad, en este caso abierta no sólo para las grandes compañías sino también para las pequeñas y medianas empresas, que se pueden beneficiar de las recomendaciones localizadas de los usuarios de los smartphones. Fuentes del sector señalan que este segmento puede convertirse en un campo de expansión para el marketing y las promociones comerciales para restaurantes, bares, museos y tiendas.

En este sentido, con el lanzamiento, Facebook va a hacer frente a Google, que también quiere hacerse fuerte en el segmento de la publicidad móvil asociada a la geolocalización. De hecho, el buscador está preparando el lanzamiento de nuevos servicios relacionados con esta actividad.

Y no es el único. En estos momentos, algunas de las redes sociales más populares, se mueven en el área de la geolocalización como son los casos de las norteamericanas Gowalla y Foursquare (cuyos responsables participaron en la presentación de Places). Además, empresas como Yelp y la española Tuenti también quieren situarse en este negocio.

De momento, Facebook ha hecho su primer gran movimiento. La red social explicó que Places va a estar, por ahora, disponible sólo en EEUU, si bien aseguró que el objetivo es lanzar el servicio en otros países.

De igual forma, la herramienta está disponible para la última versión de Facebook para el iPhone de Apple, aunque su intención es que pueda utilizarse en la mayoría de plataformas de smartphones que actualmente hay en el mercado. En este sentido, la compañía explicó que los usuarios también pueden acceder a Places a través de Touch.facebook.com y el navegador incluido en el móvil cuenta con HTML5 y geolocalización.

Respuesta a la pregunta anterior: Locura de juventud e imbecilismo profundo

Rebecca Javeleau, “invitó” a su cumpleaños a través de Facebook a 21.000 personas, según el Daily Telegraph, ya que se había olvidado de marcar el evento como asunto “privado”… (Información de Yahoo! News - 23/9/10, para más Inri)

Aunque Facebook rápidamente cambió la página de pública a no-pública, los usuarios de la red han creado incluso páginas de fans para la fiesta. Un ejemplo es “La fiesta de Rebecca pasará a la historia”, que ya ha recabado más de 1.200 “Me gusta”, y otros tantos aficionados preguntando por la dirección donde tendrá lugar el evento.

Según el periódico británico, la madre de Rebecca vetó inmediatamente la convocatoria e incluso se puso en contacto con la policía, que envió un grupo numeroso de patrullas por si el enjambre de jóvenes decidía presentarse en la casa reclamando la celebración de la fiesta.

Sin embargo, el caso de Rebecca no es el único. Desde hace unos años, han sido muchas las fiestas que se han descontrolado. En Australia, a principios de año, una tímida fiesta de cumpleaños recibió la asombrosa cifra de 60.000 confirmaciones de asistencia. Por no mencionar la cantidad de páginas de fans que estas historias generan, tanto en Facebook como Twitter.

En ocasiones las páginas y eventos que reciben un “Me gusta” no son más que un malentendido. Un ejemplo de ello fue la generosa cifra de aficionados (692.000) que recibió el título del libro: “Shut up, I´m talking”, lo que supuso en principio una alegría para su autor. Sin embargo, los usuarios de Facebook desconocían que: “Cállate, estoy hablando” era el título de un libro, y no una frase que muchos desearían dedicar a más de un compañero.

A pesar de que no sea una herramienta muy complicada, prestar atención a pequeños detalles es esencial para no arrepentirse después. Por eso, si usted quiere hacer una pequeña fiesta en su casa, y quiere utilizar la red social para hacérselo saber a sus amigos, le recomendamos desmarcar la casilla que versa que “cualquiera puede ver y confirmar su asistencia”, antes de hacer público el evento.

Rentabilizando la “frivolidad” del montón de amigos (¿cuánto vale el “peep show”?)

La valoración de la red social alcanza los 33.700 millones de dólares (26.589 millones de euros) en función de las transacciones desarrolladas en los mercados secundarios, lo que otorgaría al popular portal un valor de mercado superior al de otras empresas del sector cotizadas en Wall Street como Yahoo! o eBay”… ¿Cuánto vale Facebook? Los analistas calculan que 26.589 millones de euros (El Economista - 25/8/10)

De hecho, las acciones comunes de Facebook se negocian actualmente a 76 dólares en los mercados secundarios ante el interés de numerosos inversores en posicionarse antes de que la red social solicite cotizar en bolsa, en el que los analistas consideran que podría ser el debut bursátil más importante en el sector tecnológico desde la OPV de Google, que recaudó 1.670 millones de dólares en 2004, según indica el diario Financial Times.

“La boyante valoración de Facebook respecto a grupos cotizados como Ebay y Yahoo!, cuya capitalización de mercado asciende a 30.100 y 18.300 millones de dólares respectivamente, sugiere una nueva dinámica entre las compañías tecnológicas y los inversores”, señala el periódico.

La valoración de la red social Facebook alcanza los 33.700 millones de dólares (26.589 millones de euros) en función de las transacciones desarrolladas en los mercados secundarios, lo que otorgaría al popular sitio de Internet un valor de mercado superior a la de empresas consolidadas del sector cotizadas en Wall Street como Yahoo! o eBay.

No obstante, hasta la fecha Facebook y otras compañías de éxito de Silicon Valley como Twitter, Linkedin o Zynga se muestran reticentes a la hora de salir a cotizar por el escaso interés en los mercados, aunque algunos inversores estén adquiriendo participaciones mientras tanto con la esperanza de que al producirse su salida a bolsa los precios se disparen.

En concreto, Facebook, que cuenta con el respaldo de firmas de capital riesgo y entidades de inversión, ha señalado con anterioridad que no debutará en bolsa al menos hasta 2012, aunque los empleados e inversores de la empresa tienen libertad para vender sus acciones en la compañía en los mercados secundarios.

Sin embargo, el FT señala que los ejecutivos de Facebook no se encuentran cómodos con la creciente valoración de la red social y fuentes próximas a la compañía declararon que los precios de las acciones de Facebook en los mercados secundarios “están inflados” por la escasez de títulos y la ausencia de transparencia sobre sus resultados financieros.

Por otro lado, la normativa estadounidense obliga a la compañía dirigida por Mark Zuckerberg a no exceder la cifra de 500 accionistas para conservar su condición de sociedad privada, algo que cumple en la actualidad. No obstante, en un esfuerzo de limitar la entrada de nuevos accionistas, Facebook está ejerciendo su derecho de retracto, con el que tiene prioridad para recomprar sus acciones, o bien asignando este derecho a otros accionistas como la firma de inversión Tiger Global.

Zuck, el joven de la chancleta, ya es todo un “golden boy” (y esto, recién empieza)

Bill Gates, presidente de Microsoft, sigue siendo el hombre más rico de Estados Unidos, con una fortuna de 54.000 millones de dólares, según la última edición de la Lista Forbes de los Americanos Más Ricos. Le siguen Warren Buffett, con 45.000 millones de dólares y Larry Ellison, consejero delegado de Oracle, con 27.000 millones de dólares”... Zuckerberg (Facebook) supera a Steve Jobs en la lista de los más ricos de EEUU (El Confidencial - 23/9/10)

Aunque la sorpresa este año ha sido que Mark Zuckerberg, fundador de la red social Facebook, ha ganado a Steve Jobs, presidente de Apple. Zuckerberg, que ocupa el lugar 35 de la lista, aumentó su patrimonio un 245%, hasta los 6.900 millones de dólares, frente a los 6.100 millones que tiene Jobs. El socio de Zuckerberg, Dustin Moskovitz, con 26 años, es el más joven de la lista y tiene una fortuna de 1.400 millones de dólares.

“Mi niño”: 500 millones de usuarios y ganancias de US$ 2.000 millones en 2010

- Todavía no sé para qué sirve Facebook (Expansión - 9/9/10)

(Por Manuel del Pozo) Lectura recomendada

Después de 8 meses de estar de mirón y con una actitud pasiva, he encontrado mi pequeño refugio en Facebook. Me he apuntado a un grupo de esta red social que se denomina “Todavía no sé para qué sirve Facebook” y que ya tiene 170 miembros. Que por qué hago esto.

Pues por tres motivos: uno es por la propia esencia del grupo, que parece hecho para fósiles analógicos como yo; el segundo es para saber por qué, a pesar de no encontrarle funcionalidad alguna, es tan adictivo para la gente; y el tercero, y no menos importante, es que aunque sigo sin entender para qué sirve, no me quiero quedar fuera de una red que seduce a más de 10 millones de españoles, de los que un 70% se conecta por lo menos una vez al día.

Seguro que es problema mío que no he sabido encontrarle el intríngulis, porque los 60 amigos que tengo me animan a participar, pero me cuesta lanzarme. Para empezar no tengo muy claro eso de los muros. Lo poco que he escrito no sé si lo he hecho en mi muro, en el muro de alguien o en el muro general, y tampoco sé si sólo me leo yo a mí mismo, si me leen mis 60 amigos, si también me leen los amigos de mis amigos, o si los 10 millones de facebookeros están pendientes de que yo diga algo.

Supongo que en su día, cuando nació como lugar de encuentro de estudiantes de la Universidad de Harvard, Facebook era muy útil para recordar las fechas de los exámenes o para compartir resúmenes e información sobre la clase, pero ahora su uso fundamental es para charlar con los amigos, pasar el rato, compartir fotos y alardear, porque no me podía imaginar yo lo que a alguna gente le gusta pavonearse. A veces, en el muro al que yo tengo acceso se pueden leer cosas tan interesantes como: “Voy a dormir, necesito recuperarme del día de hoy y tomar fuerzas para el que viene”; “Estoy en Maspalomas disfrutando de un día de playa”; “Acabo de volver de vacaciones, ¡qué putada!”; “Hoy es jueves y ya queda menos para el fin de semana”.

Este tipo de conversaciones -insustanciales muchas veces- tiene enganchados a millones de personas en el mundo, hasta el punto de que un estudio realizado en EEUU refleja que el 34% de los empleados dejaría el trabajo si su empresa instalase filtros para prohibirles el acceso a Facebook. Hay compañías como Ikea que han limitado el uso de Facebook en el trabajo por la pérdida de productividad que puede provocar, ya que si se calcula que un trabajador español emplea un promedio de 40 minutos diarios de su jornada laboral a atender las redes sociales, esto supone un derroche de unos 1.800 euros al año por empleado.

En la red Linkedin -que es para profesionales- me siento más cómodo, porque introduces tu currículum y te olvidas. Lo único que tienes que hacer es ignorar o confirmar a las personas que te piden tener contacto contigo. Yo a todos les digo que sí, porque, aunque no les conozca, nunca se sabe si alguno de ellos me tendrá que contratar en el futuro. Y porque, además, debe ser gente muy VIP a tenor de los cargos que ocupan. De mis 155 contactos, tengo varios Owner, un Specialist in Corporate and Institutional Communication, una Consultora de Usabilidad -que no tengo ni idea qué es-, varios Account Director, una Branding Director, una Events & Sponsorship Manager y hasta un Deputy General Manager, que por el nombre debe ser alguien muy importante.

Empiezo a pensar que mis hijos tienen razón y que nunca voy a dejar de ser un inútil tecnológico. Y eso que intento poner de mi parte. Además de apuntarme a Facebook y Linkedin me compré un iPhone, y después de un par de meses de hacer malabarismos con los dedos, conseguí domesticar a la fiera (lo de la ñ y los acentos lo dejé por imposible). Pero como el juguetito de Apple me vio débil, se me tiró al cuello y me convirtió en adicto. Entre el ajedrez, el Hangman, el FlightControl, el Rummikub, el TouchTennis y el Letris me tienen enviciado, y encima tengo que jugar a escondidas para que no me vean mis hijos, sobre todo después de las charlas que les he dado en contra de los videojuegos.

Del iPhone he pasado al iPad, que es un artilugio súper útil para leer el periódico. Estaba yo tan contento con mi nueva tableta hasta que llegó mi vecino tocapelotas a amargarme la existencia. “¡Qué chulo tu iPad -me dijo sonriente-, la verdad es que es un aparato maravilloso, tiene una calidad de imagen, es perfecto para ver vídeos y también se puede usar para leer libros!”.

No me lo podía creer, al fin había acertado con una compra, y hasta mi vecino criticón tenía que claudicar. Una décima de segundo duró mi dicha, porque acto seguido añadió: “Lo único malo es que es demasiado grande, aparte de que no tiene cámara de fotos, ni puerto USB y al no incluir el programa Flash no se pueden ver muchos vídeos de YouTube”. A punto estuve de cometer un iPadicidio en la cabeza del vecinito. Sobre todo porque luego me dio la puntilla: “No sé si sabes -una forma muy sutil de llamarme inculto- que Samsung acaba de sacar el Galaxy Tab, que es un aparato mucho más manejable, que se puede llevar en el bolsillo de la chaqueta, que cuenta con puerto USB, que lleva Flash, e incluye una cámara de fotos alucinante. Me lo voy a comprar en cuanto salga”. Sólo para darme envidia, pensé.

Esto de la tecnología es un tren apasionante, pero va tan deprisa que tengo la sensación de ir a rastras agarrado con una mano al estribo. Espero no quedarme descolgado.

Un caso de “pederastia” informática (los niños también comen “cookies”)

- Las ‘cookies zombis’ de Disney y Warner rastrean el comportamiento de los menores en la red (El Confidencial - 24/8/10)

(Por Eva Martín y Juan F. Marcelo) Lectura recomendada

Un despacho de abogados norteamericano acaba de interponer una demanda contra los portales más importantes de Internet en Estados Unidos. Acusa a sitios visitados preferentemente por un público infantil, como Disney o Warner, de utilizar herramientas de espionaje para grabar el comportamiento, los datos personales y las costumbres de navegación de sus usuarios, la mayoría niños menores de edad.

No son las únicas que utilizan esta tecnología de espionaje de Clearspring, conocida como cookies flash, o cookies zombis. Son una modalidad avanzada y maliciosa de las cookies de navegadores tradicionales. Las cookies son pequeños ficheros de texto que contienen información sobre el usuario, la dirección desde la que navega, los sitios que visita, cuáles son sus gustos, si rellena o no cuestionarios, etcétera. En teoría sirven para personalizar ciertas páginas a gusto del internauta, pero en realidad son herramientas de marketing creadas para servirle publicidad a la carta. Con ellas desactivadas, a menudo es imposible navegar por muchos sitios web e incluso acceder a ciertos servicios.

Las cookies de navegador se gestionan desde el propio navegador web, y el usuario puede decidir si quiere o no activarlas, y si quiere o no que se almacenen en su sistema. También puede decidir si desea que el emisor de la cookie comparta su información con otras empresas, e incluso si al visitar cualquier página, quiere o no recibir una cookie de empresas que no tienen nada que ver con la página visitada.

Algunos usuarios, para preservar su intimidad, deciden desactivar las cookies del navegador. Es un proceso muy sencillo que se realiza desde las herramientas del navegador. No cabe duda de que las cookies son una poderosísima herramienta de marketing, y al parecer a muchos les molesta que el usuario tenga libertad para desactivarlas y mantener su intimidad. Por eso, se han inventado las cookies flash o zombis, que son mucho más perversas, y con capacidad para contener muchísima más información personal y privada.

En primer lugar, el usuario no sabrá nunca que determinados sitios web están recopilando esta información, y almacenándola en un lugar secreto de su propio disco duro. En las políticas de privacidad de las páginas web afiliadas al programa de espionaje y obtención de información de Clearspring, no se avisa de que estas copias se van a recopilar. De hecho, se recolectan a través del software Adobe Flash Player, imprescindible hoy en día para todo aquel que quiera reproducir los vídeos y los audios de Internet. Es un plugin de ese software el encargado de recoger toda esta información sin solicitar el permiso del usuario, y sin avisarle de dicha operación; de paso la esconde en un fichero dentro del ordenador del usuario, camuflado en lo más profundo del sistema. Además, las cookies zombis no sólo recopilan información de los sitios afiliados a ClearSpring, sino de todos los que visita el internauta.

Grave problema de seguridad

Aparte de Disney y Warner, entre las empresas demandadas figuran Playlist.com, SodaHead, y la propia ClearSpring, creadora de la herramienta de espionaje. Las cookies flash representan un gravísimo problema de seguridad para las empresas, y una intolerable intromisión en el derecho fundamental a la intimidad de las personas, como afirma un estudio de la Universidad de Berkeley, elaborado al respecto el año pasado. Cuando el usuario decide borrar las cookies del navegador, se ponen en marcha las cookies flash, para volver a restaurar las borradas, contraviniendo los deseos del usuario de mantener su intimidad.

ClearSpring no es la única empresa que mantiene un programa de afiliados dedicado a la obtención de información mediante cookies zombis para su posterior comercialización a empresas de marketing. A primeros de este mes de julio, un grupo de ciudadanos entabló una demanda similar contra el otro gran proveedor de tecnología de cookies flash, Quantcast, que tenía clientes como las compañías ABC, MTV, Hulu, Myspace o NBC. Quantcast había cesado sus actividades incluso antes de que saliera el informe de la Universidad de Berkeley, pero muchos internautas al saberse espiados por esta empresa, no se conforman con el cierre, sino que buscan un castigo de los responsables en los tribunales.

Los internautas que viven fuera de Estados Unidos tampoco están a salvo. En el ordenador donde se redactó el presente reportaje había decenas de cookies zombis pertenecientes a las páginas más prestigiosas, incluyendo YouTube, que se habían alojado allí saltándose las prohibiciones del navegador, la acción vigilante de una de las suites de seguridad más potentes del mercado, y el filtrado de una aplicación específica de lucha contra el espionaje.

ClearSpring se defiende en la demanda afirmando que no comparten los datos recolectados con terceros, que sólo lo hace con sus afiliados, pero los demandantes aseguran que nunca autorizaron ni a ClearSpring, ni a ninguno de sus afiliados o asociados a meter las narices en su vida privada.

Para deshacerse de ellas

¿Cómo borrar y deshacerse de las cookies flash? Hay una solución que los internautas pueden aplicar para librarse de estas herramientas de espionaje. Por desgracia, la información no está al alcance de cualquiera. Sólo figura en ciertas páginas para desarrolladores. Hay que tener en cuenta que aunque estas cookies flash se almacenan en el disco duro del usuario, para consultarlas o administrarlas hay que acudir a una consola dentro de la página web de Macromedia.

Una vez allí, hay que seleccionar la opción “Global Storage Settings Panel”, y en la pantalla que aparece, basta con desmarcar la casilla “Permitir que el contenido de Flash de terceros almacene información en el equipo”. Después hay que seleccionar la opción “Website Privacy Settings”, y luego borrar todos los sitios que aparecen en la lista, y que dejaron cookies zombis en el ordenador.

A continuación, conviene marcar la casilla “Denegar siempre”. En esta ventana también es posible elegir de uno en uno qué sitios pueden dejar cookies flash y cuáles no, pero es mucho más seguro denegar todo. Aunque la consola se active en remoto, trabaja en local eliminando las cookies flash del disco duro.

La rentabilización de la audiencia amasada y amansada (¿se puede decir más claro?)

Cuando Google compró YouTube en el año 2006 a los jóvenes Chad Hurley y Steve Chen, surgieron las dudas sobre la rentabilización de este modelo de negocio. Pasados cuatro años, la respuesta parece ser positiva, toda vez que los analistas estiman que el portal de vídeos entrará en números verdes en 2011, tras ingresar 350 millones de euros en publicidad. Pese a que Google nunca ha hecho públicos los ingresos de YouTube, sí ha desvelado que éstos se habían duplicado anualmente en el último trienio. Ahora, con la cifra prevista para este año, el portal alcanzaría la deseada rentabilidad y el secreto de este éxito podría estar en los anuncios insertados”... YouTube ya es rentable (El Confidencial -
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   23

similar:

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) iconRedes sociales y clusters empresariales

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) iconQué hace que suba un pastel? el calor del horno o los ingredientes?

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) iconOpinión pública y democracia en redes sociales

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) iconLa característica distintiva del siglo XX es el auge y desarrollo...

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) iconRefugio del desdichado, liberación del prisionero, blando regazo...

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) icon¿ Que significa la expresión “economía global” ? ¿Por qué se define así la economía actual?

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) iconUso exclusivo Delegaciones y Subdelegaciones de la Secretaría de...

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) iconTitulo I. Principios generales titulo II. Titulares de los derechos...

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) iconResumen Este artículo hace un análisis crítico de la actuación de...

Paper La economía del entretenimiento (la civilización del espectáculo y el pastel de las redes sociales) iconEstudios sociologicos en torno al deporte, la violencia y la civilizacion
«simple juego», sino una industria del deporte que ha crecido hasta tener gran importancia a nivel nacional. 132




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com