Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un




descargar 24.65 Kb.
títuloEs un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un
fecha de publicación01.02.2016
tamaño24.65 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos


Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un desorden alimenticio específico como anorexia nerviosa o bulimia nerviosa. El sujeto con esta clase de patrones de desórdenes alimenticios puede ser diagnosticado con un desorden alimenticio no específico.

Un cambio en los patrones de la alimentación pueden ser causados por otros desórdenes mentales o por factores que son generalmente considerados no relacionados con lo mental.

Algunos piensan que los patrones de desórdenes alimenticios que no son el resultado de algo alimenticio específico son menos serios que los síntomas de desórdenes del tipo anorexia. Otros notan que los casos individuales de estos desórdenes alimenticios pueden involucrar serios problemas con la comida y con la imagen corporal. Adicionalmente, ciertos tipos de desórdenes alimenticios pueden incluir síntomas de ambos casos clásicos de anorexia y de bulimia, haciendo a los desórdenes alimenticios tan peligrosos como a los desórdenes regulares.

Los trastornos alimenticios son enfermedades crónicas y progresivas que, a pesar de que se manifiestan a través de la conducta alimentaria, en realidad consisten en una gama muy compleja de síntomas entre los que prevalece una alteración o distorsión de la auto-imagen corporal, un gran temor a subir de peso y la adquisición de una serie de valores a través de una imagen corporal. También en algunos casos la publicidad marca una gran parte en esto ya que los jóvenes que miran un anuncio de comida o bebidas se antojan de comerlo o beberlo, esto hace que al ingerirlo, lo devuelvan por su mala alimentación.

Factores biológicos: Hay estudios que indican que niveles anormales de determinados componentes químicos en el cerebro predisponen a algunas personas a sufrir de ansiedad, perfeccionismo, comportamientos y pensamientos compulsivos. Estas personas son más vulnerables a sufrir un trastorno alimenticio.

Factores psicológicos: Las personas con trastornos alimentarios tienden tener expectativas no realistas de ellos mismos y de las demás personas. A pesar de ser exitosos se sienten incapaces, ineptos, defectivos, etc. No tienen sentido de identidad. Por eso tratan de tomar control de su vida y muchas veces se enfocan en la apariencia física para obtener ese control.

Factores familiares: Personas con familias sobreprotectoras, inflexibles e ineficaces para resolver problemas tienden a desarrollar estos trastornos. Muchas veces no demuestran sus sentimientos y tienen grandes expectativas de éxito. Los niños aprenden a no demostrar sus sentimientos, ansiedades, dudas, etc., y toman el control por medio del peso y la comida.

Factores sociales: Los medios de comunicación asocian lo bueno con la belleza física y lo malo con la imperfección física. Las personas populares, exitosas, inteligentes, admiradas, son personas con el cuerpo perfecto, lo bello. Las personas que no son delgadas y preciosas son asociadas con el fracaso.

Los trastornos alimenticios son alteraciones o anormalidades en la conducta de ingesta que tiene su fundamento en el entorno social en que cada individuo se desenvuelve, además puede incluir otros factores como trastornos emocionales, de personalidad e incluso una posible sensibilidad biológica o genética.

Actualmente, por lo menos en el mundo occidental, hay una intensa y creciente preocupación por el cuerpo. El sobrepeso aparece casi con la misma frecuencia en los hombres que en las mujeres, e incluso hay un cierto predominio de exceso de peso en el mundo masculino.  Sin embargo, la preocupación y el anhelo por adelgazar son fenómenos que afectan principalmente a las mujeres.

Una parte importante de la población masculina desearía aumentar de peso, ya que el modelo corporal masculino establecido en la sociedad de hoy sigue implicando fortaleza física, desarrollo muscular y sensación general de potencia. El deseo de incrementar la masa y potencia musculares está conduciendo a la propagación del consumo de anabolizantes.

Así como las revistas dirigidas al público femenino están saturadas de incitaciones a la delgadez, a la pérdida de peso, las de lectura mayoritariamente masculina hacen hincapié en la actividad, el movimiento, la agilidad o la destreza física. Este hecho hace que, en el sexo masculino, muchos trastornos alimentarios se inicien y persistan principalmente por las tentativas de conseguir y mantener “la forma” más que por deseos de adelgazar, de tal manera que es frecuente la práctica de ejercicio físico excesivo.

Si esto sucede con más frecuencia entre los hombres, es lógico que el fenómeno sea más evidente entre los deportistas. Esto le ocurre, por ejemplo, a muchos boxeadores, luchadores, etc, ya que cada combate precisan bajar de peso para situarse en categorías que les permitan competir y así obtener algunas ventajas. También en el caso de los corredores la sintomatología anoréxica es sumamente frecuente.

Aunque hombres y mujeres pueden desarrollar anorexias, bulimias y otros padecimientos relacionados con la alimentación, la presión social a favor de la delgadez se ejerce sobre el sexo femenino. Durante algún tiempo se ha dicho que la mayoría de los hombres con problemas anoréxicos eran homosexuales, los resultados de algunas investigaciones hace suponer que en realidad no es exactamente así.

Hasta hace muy poco en la comunidad homosexual masculina se consideraba más atractivo el cuerpo delgado, sin embargo, en los últimos años se observa una mayor valoración del cuerpo atlético. Es probable que la razón radique en la asociación de delgadez con el SIDA.

Los trastornos de la alimentación pueden causar problemas cardíacos y renales e incluso la muerte. 

Este trastorno de la alimentación, que a veces es considerado como un subtipo de la anorexia o de la bulimia, es en realidad una psicopatología que combina síntomas presentados por las personas anoréxicas, tales como hiperactividad y restricción extrema a ingerir alimentos, con manifestaciones bulímicas como atracones y empleo de purgas para contrarestarlos. Así, aunque la bulimarexia presenta muchos de los síntomas de la anorexia, se diferencia de esta psicopatología debido a que los anoréxicos no realizan una alimentación compulsiva, y a pesar de que también comparte síntomas con la bulimia, se diferencia de ésta debido a que en el bulimaréxico puede producirse una pérdida importante de peso.

Esta combinación de rasgos bulímicos y anoréxicos en un mismo cuadro clínico suele ser el trastorno alimenticio más común, pues con frecuencia ninguna de las dos enfermedades aparece en un estado puro.

Al igual que en la mayoría de los trastornos alimenticios, las mujeres jóvenes son el grupo más afectado por esta enfermedad.
Las consecuencias de la bulimarexia son las que suscitan tanto la anorexia como la bulimia en el cuerpo del enfermo, siendo los síntomas más frecuentes sequedad en la piel, trastornos hormonales y, en casos más extremos, la presencia de cardiopatías.

Un ejemplo histórico de bulimarexia es el ofrecido por Isabel de Austria (1837-1898), mejor conocida como la emperatriz Sissi, quien a los veinticinco años comenzó a obsesionarse con su físico, puesto que deseaba tener una figura perfecta. Con el fin de mantener su peso de 50 kilos, a pesar de contar con una altura de 1,72 metros, y de conservar su cintura de 47 centímetros, Sissi comenzó a someterse a varias dietas de adelgazamiento y adquirió complejos hábitos alimenticios destinados a compensar sus atracones de dulces. Así, su dieta se componía por una combinación de carne de ternera, pollo, venado y perdiz; carne fría, sangre de buey cruda, leche, tartas, pasteles y helado. La emperatriz austriaca prescindió durante casi toda su vida adulta de verduras y de fruta, a excepción de las naranjas.
Isabel de Austria sufrió reuma, neuritis y edemas en todo su cuerpo, causados por su ayuno continuado. Desde los 44 años padeció de dolores de ciática y acumulación de líquido en las piernas. A partir de los 50 años, su cutis estaba tan deteriorado que se sintió obligada a usar velo durante todo el día. A causa de sus padecimientos, los últimos cuadros que se hicieron de la emperatriz austríaca datan de cuando tenía 30 años.
Las torturas a las que sometió su cuerpo no solo atentaron contra su salud, sino que, además, aumentaron su irritabilidad y le ocasionaron insomnio.

La mala nutrición está implicada en más de la mitad de todas las muertes infantiles alrededor del mundo – una proporción sin paralelo entre cualquier enfermedad infecciosa desde la Peste Negra. La mala nutrición está íntimamente vinculada con la mala salud y factores medioambientales. Y sin embargo, con harta frecuencia los planeadores, los políticos y los economistas dejan de tomar en cuenta o no comprenden esta realidad. Entre los malentendidos serios podemos citar los siguientes:
Mito Número 1: Fundamentalmente, la desnutrición es una cuestión de insumo inadecuado de alimentos. Falso. Desde luego, los alimentos son importantes. Pero la mayoría de la desnutrición seria es causada por mal saneamiento y enfermedad, que conducen a diarrea, especialmente entre los niños pequeños. La condición de la mujer dentro de la sociedad y la educación de las mujeres juegan un rol muy importante en el mejoramiento de la nutrición. Mejorar la atención de los niños pequeños es vital.
Mito Número 2: Una mejor nutrición es una de las consecuencias de otras medidas de disminución de la pobreza y del progreso económico. Lo uno no es posible sin lo otro. Igualmente falso. Mejorar la nutrición requiere acción enfocada de parte de padres y comunidades, respaldada por la acción local y nacional en materias de salud y servicios públicos, especialmente el suministro de agua y el saneamiento. Tailandia ha demostrado que es posible reducir la desnutrición moderada y severa en tres cuartas partes o más por semejantes medios en el espacio de una década.
Mito Número 3: Dados unos recursos escasos, la acción de base amplia es prácticamente imposible en una escala masiva, especialmente en los países pobres. Igualmente falso. A pesar de los graves reveses económicos, muchos países en desarrollo han hecho progresos notables. Más de dos tercios de los habitantes de los países en desarrollo ahora comen sal yodada, combatiendo la deficiencia de yodo y la anemia que afecta a alrededor de 3.500...

similar:

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un iconE xo la variedad es el condimento de la vida y lo que ayuda a sostenerla....

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un iconResumen: El clima cambiante tiene repercusiones en la sociedad y...

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un iconSe trata de un proyecto pionero que recoge una amplia variedad de...

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un iconEl termino aneurisma puede definirse como una dilatación localizada,...

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un iconEl tromboembolismo pulmonar es una enfermedad frecuente y potencialmente...

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un iconDesde la década de los setenta, se observa el desarrollo de un nuevo...

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un iconEl estudio de la conducta es una rama de la psicología cuya actividad...

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un iconEste artículo trata sobre el término de uso gastronómico. Para el término botánico, véase Fruto

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un iconEl término evolución puede referirse a

Es un término usado para describir una amplia variedad de irregularidades en la conducta alimenticia, y que puede o no ajustar a un diagnóstico de un icon1. El término mendeliano raza pura para una característica determinada...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com