Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera.




descargar 14.76 Kb.
títuloPruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera.
fecha de publicación03.02.2016
tamaño14.76 Kb.
tipoPruebas
b.se-todo.com > Economía > Pruebas

ATLETISMO: Tema 1.- La carrera

1.- División de las carreras y cualidades físicas necesarias para cada grupo


  1. Velocidad: Carreras de 100 a 400 metros y distancias intermedias.

En estas especialidades se incluirán aquellos deportistas que genéticamente tengan mayor cantidad de fibras rápidas, fuerza y coordinación.


  1. Medio-fondo corto: Carreras de 800, 1500 y 3000 metros.

Llas exigencias cardíacas son muy altas, pero también la fuerza es cada vez más necesaria en función del aumento de la velocidad que están experimentando las marcas en estas distancias. En el entrenamiento habrá que compatibilizar el trabajo aeróbico con el trabajo de fuerza, sin olvidar el sistema láctico.


  1. Medio-fondo largo: Carreras de 5000 y 10000 metros.

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. El sistema láctico sólo entra en juego al final de la carrera, ya sea en el último kilómetro o en la última vuelta.


  1. Fondo: Todas las distancias superiores al 10000. Esfuerzos totalmente aeróbicos donde lo importante es la “eficacia mecánica” de la zancada para obtener la máxima economía de esfuerzo. Por tanto la técnica de carrera, el sistema “porta oxígeno y un alto porcentaje de fibras oxidativas son la base sobre la que se sustentan los objetivos de estos atletas.



2.- TEORÍA GENERAL DE LA CARRERA


La carrera constituye la base de todas las especialidades atléticas y de la mayoría de los deportes, de ahí su importancia.

La carrera es un movimiento cíclico alternativo de las piernas, realizado a expensas de la contracción de la fibra muscular, con el consiguiente gasto de energía, lo que limita su continuación indefinida. El contacto alternativo en el suelo de ambas piernas constituye un “ciclo”, en el que sucesivamente se realizan la recepción y el impulso. El impulso debe ser de tal naturaleza que provoque la fase de vuelo del cuerpo (a diferencia de la marcha). Durante la carrera, el movimiento de las piernas realiza simultáneamente funciones antagónicas pero perfectamente coordinadas. Esta coordinación se extiende a los brazos encargados de mantener el equilibrio del cuerpo al objeto de que el desplazamiento se realice con el mínimo gasto, o lo que es lo mismo con “máxima eficacia mecánica”. La carrera puede definirse como una serie alternativa y continuada de saltos en profundidad, pero con la idea de permanecer en el aire el menor tiempo posible (ya que sólo en contacto con el suelo podemos mantener la velocidad o aumentarla). Durante el “vuelo”, la velocidad horizontal disminuye por lo que esta fase debe minimizarse. También durante el apoyo, la velocidad puede verse frenada en el momento del contacto, sobre todo si el pie no lleva suficiente tensión o si no realiza correctamente el movimiento de tracción.

3.- ANÁLISIS MECÁNICO DE LA CARRERA


  1. La toma de contacto debe ser activa, en forma de “zarpazo”, con el borde exterior del pie, ligeramente delante del cuerpo (ver fig. 1 y 10, Valerie Borsov). El talón no toca el suelo. Si el pie toma contacto con el suelo muy por delante del cuerpo la fuerza de reacción del suelo frenará el avance. Por ello, como se ha dicho más arriba, es fundamental que el apoyo se realice ligeramente por delante de la vertical del cuerpo y además en forma de “zarpazo” como si quisiéramos tirar del suelo hacia atrás. El “zarpazo” se traduce en trabajo de tracción hasta que el C.G. (centro de gravedad) pasa por la vertical del apoyo, momento en el cual comienza la impulsión (ver fig. 2 y 11). Durante la fase de “toma de contacto”, la pierna libre está pasando, totalmente agrupada hacia adelante (atención: con el pie recogido y debajo del glúteo). Nunca en pendular. El tiempo de apoyo será tanto menor cuanto mayor sea la velocidad de carrera, y la flexión de las articulaciones de la rodilla, y el tobillo debe minimizarse lo justo para absorber el impacto, pero no demasiado (lo ideal es que el C. de G. del corredor discurra prácticamente paralelo al suelo y una excesiva flexión de la rodilla de sostén, tobillo o cadera, provoca el aumento del tiempo de contacto y el descenso del C. de G. o lo que es lo mismo, menor velocidad y mayor gasto de energía).




  1. El impulso comienza a partir de que el C. de G. pasa por la vertical del apoyo. Durante esta fase, la pierna libre, contunúa su desplazamiento adelante y arriba, siempre con el pie lo más cercano posible al muslo, para colaborar en la elevación y el avance de la cadera (ver fig. 7). Los brazos, que actúan como equilibradores y también colaboradores en el avance del C. de G., deben moverse en dirección de la carrera y no cruzados delante del cuerpo. El “tiempo de contacto” depende de la velocidad con que el C. de G. recorre la distancia desde el apoyo al final del impulso (ver fig. 8 y 12). La velocidad de desplazamiento dependerá precisamente de la fuerza que apliquemos en el impulso en coordinación con la fuerza con que la pierna libre es lanzada adelante y arriba. El glúteo y el tríceps sural, tienen la máxima responsabilidad en el impulso de la cadera hacia adelante en unión del cuádriceps que en esta fase debe elongarse con facilidad. Gemelos, sóleo, plantares y flexores de los dedos proporcionan la fuerza elástica y como consecuencia la velocidad. La parte superior del cuerpo debe mantenerse vertical y equilibrada, sin movimientos laterales ni de giro, ni inclinarse adelante ya que impide el impulso correcto. El corredor debe dominar los sucesivos cambios (contracción, decontracción) para conseguir ahorro de energía y por tanto la carrera más económica posible.




  1. El vuelo (o fase de suspensión) comienza cuando el pie de impulso abandona el suelo (ver fig. 4), describiendo el principio de un círculo (por reacción del impulso y también con el apoyo de los flexores) hasta situarse debajo del glúteo. El C. de G. inicia una parábola (el vuelo), tanto más amplia (longitud de zancada), cuanto mayor sea la velocidad de carrera y en función del ángulo de despegue. En el vuelo, siempre hay pérdida de velocidad, por lo que es conveniente realizar parábolas próximas a la horizontal y anticipar “la toma de contacto” descendiendo voluntariamente la pierna de ataque, con suficiente tensión para que las articulaciones (tobillo, rodilla, cadera) soporten el impacto.


Durante todas las fases el tronco debe mantener la verticalidad y minimizar el desequilibrio con ayuda de los brazos que compensan la acción de la pierna libre. La cabeza permanece alta y en línea con el tronco, con el mentón ligeramente recogido para favorecer la linealidad de la columna vertebral.

La longitud de paso depende fundamentalmente de la velocidad de carrera, pero también de otros factores como son: la longitud de piernas, movilidad articular, potencia y elasticidad muscular, cansancio, etc., así como de la coordinación y dominio técnico. Para los velocistas lo más importante será la zancada óptima desde el punto de vista biomecánico, pero si se trata de un mediofondista, adquiere gran importancia la economía de carrera y el mantenimiento de la zancada durante toda la prueba.

4.- LA CARRERA DE VELOCIDAD


Desde un punto de vista energético la “fuerza” y la “velocidad” son dos cualidades interdependientes, y refiriéndonos al desplazamiento del cuerpo en la carrera, la “velocidad” depende totalmente de la “fuerza”. Sólo si el atleta es fuerte, puede generar la potencia necesaria para el lanzamiento inicial del cuerpo. Desde el punto de vista de la POTENCIA todos conocemos la fórmula que las relaciona: Potencia = fuerza x velocidad. Por ello, en las pruebas de sprint, que se realizan a la máxima potencia posible del atleta, en la salida la “fuerza” es máxima y la “velocidad” es mínima. En los primeros pasos “fase de aceleración”, la “fuerza” es todavía muy alta pero va decreciendo en favor de la “velocidad”. En plena acción la fuerza se hace mínima y la velocidad máxima. De lo dicho se desprende que la única forma de construir un buen velocista, es dotándole previamente de una gran fuerza. También es necesario emplearla correctamente para conseguir una gran “eficacia mecánica” en cada zancada. Por ello es también de suma importancia conseguir la mejor técnica de carrera posible, tanto más difícil cuanto mayor es la velocidad.
En resumen, el desarrollo de la velocidad va a depender principalmente de:

  • La maestría técnica (ajuste neuromuscular).

  • La rapidez (velocidad gestual y velocidad de reacción), dirigida por el sistema nervioso.

  • La fuerza explosiva del sistema muscular.

  • La resistencia a la velocidad máxima (sistema anaeróbico aláctico).

  • La capacidad de concentración en un esfuerzo máximo mantenido.

similar:

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. iconResumen: Desde el siglo XX vivimos una época de culto al cuerpo que...

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. icon«Trabajo en obtener una pintura que, aplicada a las ventanas, capte la energía del Sol»
«Puede parecer que la ciencia va lenta, pero en términos históricos la velocidad es de vértigo»

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. iconEl primer miércoles del mes era un día terrible. Así, con mayúsculas....

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. iconLa presente ley favorecerá una reforma del Estado en el Perú que...
«boom», los ingresos alcanzaban el 25% del pbi, mientras que en el 2007, en pleno proceso de expansión, los salarios se redujeron...

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. iconLa importancia económica y social que tienen los camélidos sudamericanos...

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. iconP1: En el marco de resultados para el bienio 2014/15 se exponen 36...

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. iconResumen En la carrera atlética de velocidad, numerosas son las variantes,...

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. iconProblemas de gravitacióN
«Los planetas se mueven en órbitas circulares porque sobre ellos actúa una fuerza centrífuga producida por el Sol. Esta fuerza centrífuga...

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. iconFactores que afectan el tamaño y la fuerza muscular
«nuevo concepto». Algunas fibras están hechas para velocidad, algunas para gran fuerza límite, algunas para estabilidad, y algunas...

Pruebas fundamentalmente aeróbicas, pero sin olvidar la fuerza del apoyo que garantice una zancada económica y acorde con la velocidad de carrera. iconEl derecho de autor existe desde la antigüedad, pero no como tal...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com