La generación de los mil euros




descargar 32.58 Kb.
títuloLa generación de los mil euros
fecha de publicación09.02.2016
tamaño32.58 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
La generación de los mil euros

RETRATO DE UNOS JÓVENES HIPERCUALIFICADOS, QUE PASARON POR LA UNIVERSIDAD, PERO ESTÁN CONDENADOS A VIVIR CON SUELDOS PRECARIOS

Pertenecen a la generación más preparada de la historia de España. Rondan la treintena, son universitarios y saben idiomas. Pero los bajos sueldos, la sobreabundancia de titulados y los cambios sociales les han impedido llegar a donde pensaban llegar. Comparten piso; no tienen coche, ni casa, ni hijos y ya se han dado cuenta de que el futuro no estaba donde creían

A mediados de agosto llegó una carta a este periódico que anunciaba la aparición de una nueva clase social. Se titulaba Soy mileurista y decía, entre otras cosas, lo siguiente: "El mileurista es aquel joven licenciado, con idiomas, posgrados, másters y cursillos (...) que no gana más de 1.000 euros. Gasta más de un tercio de su sueldo en alquiler, porque le gusta la ciudad. No ahorra, no tiene casa, no tiene coche, no tiene hijos, vive al día... A veces es divertido, pero ya cansa (...)". La autora, Carolina Alguacil, de 27 años, reside en el centro de Barcelona y trabaja en una agencia de publicidad. Inventó el término -y decidió escribir la carta- después de pasar unos días en Alemania y comparar, con un sentimiento a medio camino entre la rabia y la envidia, cómo vivían sus amigos berlineses y cómo vivían ella y sus amigos españoles.

Carolina comparte su casa con otras tres chicas de 25, 28 y 29 años. Ninguna gana lo suficiente como para alquilarse un apartamento. Pagan 360 por cabeza y conforman una extraña familia unida cuyos miembros hace un año no se conocían de nada. "Toda la gente con la que voy es así", añade Carolina, "tengo una amiga que trabaja en una editorial de Madrid por 1.000 euros; mi hermano es ingeniero en Andalucía y lo mismo, mi cuñada es licenciada en Medio Ambiente y también. Todos estamos igual, y no es que vivamos mal, porque para algunos somos unos privilegiados, pero no es lo que esperábamos".

Un reciente informe de la Unión Europea le da la razón: sólo el 40% de los universitarios tiene en España un trabajo acorde con su nivel de estudios, y la tasa de paro entre los titulados de 25 y 34 años es del 11,5%, una de las más altas de Europa, que se sitúa en un 6,5%. A pesar de esto, y de lo que piensa Carolina, no es un fenómeno exclusivo de España. El sociólogo francés y profesor de ciencias políticas Louis Chauvel aseguraba en el Nouvel Observateur que los pobres del siglo XIX y principios del XX (los obreros sin cualificación, los agricultores o los ancianos) pertenecen a una sociedad que desaparece. "Y los nuevos pobres de hoy en día son los jóvenes", añadía.

Los nacidos entre 1965 y 1980, esto es, los españoles que van dejando atrás la juventud, como Carolina y sus compañeras, y en el otro comienzan a apropiarse del poder, disfrutaron de una niñez dorada, de unos padres abnegados y responsables y de un país moderno y optimista que navegaba viento en popa. Sortearon dos crisis económicas (la del 74 y la del 92), pero nadie dudó por entonces de que esa generación, la más preparada de la historia de España, la más numerosa, la del baby boom, no fuera a vivir mejor que la precedente, que todas las precedentes.

Carolina no experimenta ninguna sensación de fracaso. Pero habla de un desánimo grande al definir la actitud de muchos de sus amigos o conocidos. Porque conforme va cumpliendo años, el mileurista se va cargando de amargura.

Luis Garrido, catedrático de Sociología de la UNED (Universidad Española a Distancia), considera que una de las claves de este desánimo está en la sobreabundancia de universitarios. "Cuando yo, que nací en 1956, estudiaba, sólo el 10% de los jóvenes, la inmensa mayoría chicos, conseguía una licenciatura universitaria. Está claro que ese 10% copó los puestos de élite de esta generación, la del 68, que arrasó. Y que mis coetáneos vimos que estudiando en la Universidad se llegaba lejos y se lo transmitió a sus hijos". Garrido continúa: "A partir de los ochenta, el porcentaje de estudiantes universitarios se multiplicó, sobrepasando el 30% y sumando a las mujeres, que se incorporaron de forma masiva. Se produjo un vuelco educativo tremendo, incomparable a cualquier otro país europeo. Y no ha habido puestos buenos para todos. Por mucho que queramos, no hay. Y se ha creado un número indeterminado de jóvenes frustrados, con una larga trayectoria estudiantil, que no ha rendido, que no ha ganado lo suficiente...".

Carolina, y muchos otros, siguieron estudiando en un intento de sobresalir: un máster, un doctorado, más cursillos... y cada vez más años, más necesidades y más exigencias para un puesto de trabajo especializado y bien pagado que no aparece: un circulo vicioso que recuerda a los que trazan los ratones de laboratorio buscando desesperadamente inútiles salidas a laberintos sin salida. Y los más jóvenes de esta generación tampoco lo tienen más fácil. Daniel Castillejo, sevillano de 29 años, lo ejemplifica: "Soy arquitecto, hablo tres idiomas, y no llego a 1.000 euros de sueldo al mes por trabajar, sin contrato, en un estudio. Jamás he tenido un contrato, ni vacaciones, ni pagas extras, voy en un coche de hace 15 años y este mes he renunciado a comprar diariamente el periódico porque no me puedo permitir gastar 30 euros más. Vivo de alquiler con mi novia y yo no creo que nos hayan estafado: yo creo que nos están tirando a la basura".

Carolina y sus compañeras de piso cuentan con contrato. Ahora. Porque todas han coleccionado relaciones laborales de todo tipo. Se han aprovechado de la última marea económica: en 1995 trabajaban 12 millones de personas; ahora lo hacen 19. Pero han sido víctimas de la precariedad laboral que se ha venido cebando de los jóvenes de esta generación: en el 2004, el 52% de los contratos firmados por jóvenes de 30 años fue temporal. Y esto es algo que viene de lejos: en 1995, esta tasa llegaba al 62%.

Y sobre todo, con sus 1.000 euros al mes, se han quedado colgadas, a medio camino de la emancipación (independientes de sus padres, dependientes de sus compañeros de piso), asistiendo estupefactas, junto con millones de jóvenes, al meteórico aumento del precio de la vivienda: en 1993, un piso de 100 metros en una capital de provincia costaba en España, de media, 91.000 euros. Hoy, ese mismo piso vale 228.000. Los que compraron hace 10 años habrán hecho la inversión de su vida. Los que no pudieron, vivirán condenados a compartir piso toda su existencia o, en el mejor de los casos, a "entrar en el baremo" y firmar una hipoteca a 30, 35 o 40 años que liquidarán a las puertas de la jubilación.

Así, cuando los ahora mileuristas estudiaron EGB o BUP, cada aula contaba con 45 alumnos como mínimo. Cuando llegaron a la Universidad, se la encontraron repleta, y muchos no pudieron estudiar lo que desearon como primera opción. Después, no ha habido trabajo cualificado para todos, y los expertos vaticinan un colapso en las pensiones a no ser que trabajen mucho más de los 65 años. Sus padres crecieron deprisa y se cargaron de responsabilidades pronto. A la edad de Carolina, o Laura, sus padres ya habían comprado (o casi) una casa. Carolina sólo cuenta con la cama de su habitación, una mesa de estudio que duerme plegada en un rincón y unas estanterías rojas de diseño donde coloca sus libros.

"Ya han tenido tiempo de darse cuenta", concluye Gil Calvo, "de que el porvenir ya no se escribe más como en las viejas novelas, en las que el personaje empezaba mal, desde abajo, y terminaba bien, triunfando, arriba. El porvenir ya no va en línea recta. Por eso parece que dan vueltas, que deambulan continuamente, sin encontrar la salida". Como los ratoncitos de los laboratorios.

Artículo adaptado de: www.elpais.com/articulo/portada/generacion/mil/euros/elpdompor/20051023elpdmgpor_1/Tes


ACTIVIDADES “MILEURISTAS”


  1. Con sentido del humor los problemas parecen menos serios, ¿verdad? Mira los siguientes pósters y explica qué ves. ¿Te parecen divertidos? ¿Por qué? ¿O opinas que son una humillación?





  1. Busca en el texto sinónimos para las siguientes palabras o expresiones (pista: están en orden…)




  • salario

  • de mala calidad

  • palabra

  • documento

  • según

  • todo va muy bien

  • pesimismo

  • puntos importantes

  • ocupar totalmente

  • gente que vive en tu misma época

  • tomar el pelo

  • dejar algo a medio terminar

  • irse de casa

  • sorprendidas

  • preveer

  • futuro

  • andar sin dirección




  1. Busca en el texto el equivalente en español para las siguientes palabras:




  • to be around

  • to prevent

  • rage

  • greed

  • each one

  • rate of unemployment

  • despite this

  • managed to get through

  • failure

  • bitterness

  • excess of

  • massively

  • outstand

  • a catch 22

  • guinea pigs

  • economical tide

  • bad job situation

  • to delight in tormenting

  • collapse

  • realise




  1. ¡Un pequeño reto! Resume el texto en veinticinco palabras, ¿puedes conseguirlo?










  1. ¿Qué opinas de la situación que has leído en el artículo? ¿Hay una situación parecida en Inglaterra?







  1. E
    El perfil de un mileurista
    Edad: Estado civil:
    Vivienda: Sueldo:
    Formación/Estudios:
    Historial laboral:

    l perfil del mileurista. Sabes que eres un mileurista cuando...





  1. Después de leer el texto, ¿te atreves a definir qué o quién es un mileurista?




8
El presupuesto del mileurista
Sueldo: 1000€
Comida:

Alquiler o hipoteca:

Transporte:

Ocio (especificar):

Ahorro:

Extras (especificar):
Total:
) ¿Eres bueno administrando tu dinero? ¿Crees que puedes vivir con 1000€ al mes? Imagina que eres un mileurista. Demuéstranos si eres capaz de distribuir tu presupuesto mensual... No te olvides de incluir tus pequeños caprichos... 


Compara tu presupuesto con tu “vecino”. ¿Fue difícil llegar a fin de mes? ¿Te pareció una situación estresante o, por el contrario, crees que podrías vivir cómodamente con sólo 1000 euros al mes?

9) Yo también soy mileurista. Imagina que eres un mileurista. Por favor, explícanos tu caso para escribir un artículo en un periódico de tirada nacional. Cuantos más detalles nos des, ¡mejor!

similar:

La generación de los mil euros iconGenes: son partículas relacionadas con la herencia, se transpasan...

La generación de los mil euros iconBuenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 11 días del...

La generación de los mil euros iconLos expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán...

La generación de los mil euros iconDe la segregación de los caracteres antagónicos en la segunda generación filial F

La generación de los mil euros iconFisiología de los tejidos excitables Mecanismos de generación de polaridad celular

La generación de los mil euros iconEn la ciudad de Gualeguaychú, Provincia de Entre Ríos, a los ocho...

La generación de los mil euros iconEn la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina,...

La generación de los mil euros iconDios quiere una generacion de leones en los dias postreros y no de ovejas cobardes

La generación de los mil euros iconDepartamento de humanidades y ciencias sociales
«enriquecidos» con genes de acuerdo con los deseos de los padres. Según otros investigadores, esta gestión y control de los genes,...

La generación de los mil euros iconA los 10 días del mes de agosto del año dos mil diez




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com