El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo




descargar 1.7 Mb.
títuloEl fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo
página16/35
fecha de publicación28.10.2016
tamaño1.7 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Finanzas > Documentos
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   ...   35

Capítulo XVI
Una coraza de impunidad



  • Creo que Ramoncito pretendía ser presidente de la República –dijo Ernesto Gómez mirando con media sonrisa a Judith–. O quería diseñar una extraordinaria coraza de defensa, para garantizar su impunidad.

  • ¿Qué te hace pensar en ambas cosas? –preguntó la periodista.

  • Sólo hay que dar una hojeada a su comportamiento, sobre todo a la desenfrenada carrera por comprar todos los medios del país. Para crear una red tan amplia y poderosa de medios de comunicación hay que tener objetivos muy fuertes bajo la manga.

  • Recuerda que Nene Ureña adquirió medios sólo porque había sido atacado despiadadamente por el periódico La Noticia y el canal 7 de Leonel Almonte. Él defendía esas compras argumentando que representaban un contrapeso con aquéllos sectores bancarios que también tenían medios. Para que supieran que si agredían, se exponían a que desde la otra acera se les disparara con la misma arma –Judith hacía un análisis de la situación en que se vio envuelto el Banco del Comercio Dominicano y su presidente el señor José Ureña, para compararlo con la situación actual.

  • Bueno, que tú tengas un periódico o dos, para defenderte, o un canal de televisión, no es descabellado. Pero que compres la casi totalidad de los medios del país y que tengas en tu nómina a la gran mayoría de comentaristas, comunicadores, programeros y alabarderos de todos los talantes, ya me parecen estrategias mercadológicas de dominio. Infraestructura de poder, para un fin muy específico. Lo que estaba haciendo Ramoncito no era un mecanismo de defensa. Era la más poderosa maquinaria de incidencia mediática de toda el área del Caribe y Centro América –Ernesto Gómez hablaba organizando fichas en el inmenso tablero que se había constituido todo el piso de su apartamento, para poder analizar, junto a su amiga y colaboradora, el esquema societario de los medios de comunicación adquiridos por Ramón Báez Figueroa.

  • Es sencillamente impresionante. Casi todos somos empleados de Ramoncito, sin saberlo. De repente no te das cuenta que ha adquirido tu centro de trabajo –analizaba Judith.

  • Otro hecho que denuncia sus intenciones es el famoso Plan Decenal de Desarrollo. Es todo un programa de gobierno, concebido por alguien que aspira a dirigir la República –dijo Ernesto–. Ese se lo escribió Virgilio Alcántara con dos o tres asesores más.

  • Aparte de ese accionar político, las inversiones que se está haciendo en la Red Nacional de Noticias –RNN– son enormes y con grandes miras. Se ha convertido de repente en una de las estructuras noticiosas más modernas y avanzada de la región. Tiene todas las condiciones para competir con CNN en español, Telemundo y Univisión, para la comunidad latina en Estados Unidos y algunos países centroamericanos y del Caribe –comentó Gómez revisando los números que habían entrado en las cuentas de esta empresa, en los documentos que le habían entregado.

  • ¿De cuántos canales de Televisión estamos hablando, en realidad? –preguntó la periodista.

  • Bueno, es difícil saberlo. ¿Te refieres a los VHF y UHF? porque de cables tiene decenas de canales locales disponibles.

  • Me refiero a los grandes. A los de más incidencia.

  • Hay que contar al canal 7 del antiguo Rahintel que ahora se llama Antena Latina, que es de Ramoncito. Medios Educativos es propietaria del Canal 6, de Hatuey de Camps, pero éste le debía RD$57 millones de Pesos a Baninter sin ningún expediente, o sea, que ese canal estaba en la mira, pero todavía no había sido comprado. En el Canal 13, Telecentro, Ramoncito es propietario del sesenta por ciento (60%) de sus acciones, es dueño del Canal 21, Canal 27; había hecho un contrato y había avanzado US$4 millones de dólares para la compra de Supercanal 33, a parte del sobregiro en la cuenta que tenía este canal; los canales 53 y 57 de Isla Visión... canales grandes, casi siete... y eso, que no sabemos si todavía hay más.

  • Si le sumas a eso el Telecable de Áster, Telever, de la zona oriental y otras empresas de cable de importancia, a nivel televisivo es un emporio – corroboró Judith –. Don Pepín Corripio, propietario de la otra gran red de medios, no tiene tantos canales. Se pueden contar Teleantillas, Canal 2, Telesistema, Canal 11 y Coral 39. Ramoncito lo superaba por lo menos con tres canales.

  • Con la prensa escrita, el dominio era, en su primera etapa, muy pronunciado. Ramoncito había adquirido el diario El Siglo y en alguna medida el meridiano La Nación, por la fusión con Bancomercio. Luego se engulló al Listín Diario, Última Hora, creó El Expreso y El Financiero. Cinco periódicos. Don Pepín sólo tiene el vespertino El Nacional, el periódico Hoy y el diario gratuito El Día –Gómez seguía revisando los volúmenes de documentos que contenían toda esa información y no se decidían a entrarle al trabajo.

En realidad los dos comunicadores habían dedicado el fin de semana para elaborar todo un esquema societario y determinar la forma en que fue adquirido cada medio y usando cuáles recursos. La investigación que habían hecho las autoridades del Banco Central era casi completa. Tenían todo. Pero para los fines de la opinión pública, para que los dominicanos dominaran con detalles la filosofía del fraude, la magnitud del escarnio, los comunicadores tenían que hacérselo digerir con un lenguaje comprensible para que las grandes masas lo supieran. El argot jurídico, hasta para los comunicadores, era pesado y denso... Había que traducir esas acciones al habla entendible para el pueblo y eso se proponían hacer ese sábado de mañana en el apartamento de Ernesto Gómez. La vivienda estaba intransitable en este momento, por la gran cantidad de expedientes diseminados por el piso de parquet, que había sido previamente limpiado con esmero para poderlo utilizar como una gran mesa de trabajo.

  • ¿Viste el lío que se le ha armado a Cabito y Luis González Fabra por la venta y arrendamiento de los medios de Baninter?

  • Bueno, ellos andan “como gato boca arriba” negando la especie. Bonaparte Gautreaux Piñeyro dijo que yo me fui, pero yo no me fui...”, como decía el famoso anuncio de televisión. En un comunicado a la prensa explicó que es absolutamente falsa, interesada y malintencionada, la versión que da cuenta del arrendamiento de medios de comunicación que pertenecieron al Grupo Baninter y al antiguo Banco Intercontinental, S. A. como se ha venido desinformando en los últimos días –leyó Ernesto Gómez.

  • Bueno, pero tengo entendido que se habían llegado a acuerdos en ese sentido ¿Cómo dicen que es “absolutamente falsa, interesada y malintencionada” la versión? –se preguntó Judith.

  • Lo más grande es que esa versión “absolutamente falsa, interesada y malintencionada”, ellos mismos la confirman en toda su extensión, cuando dicen de una manera olvidadiza que “después de las elecciones....”, oye bien, antes de eso no recuerdan nada, pero “después de las elecciones de mayo el comité decidió no CONTINUAR las negociaciones para discutir el arrendamiento de uno u otro medio...” Y se le pone la tapa al pomo cuando nos regalan (a los tarados malintencionados que creímos en la especie) esta belleza “admiten, empero, que había negociaciones en ese sentido...” Claro, que se paralizaron, pero a nadie se le ocurra pensar que fue por la presión que ejerció la prensa con la denuncia responsable ¡qué va!, no tuvo nada que ver con eso... es que los genios del Comité Nacional contra el Lavado de Activos descubrieron que como el partido en el poder había perdido las elecciones, era más brillante dejar que fueran las nuevas autoridades las que dispusieran lo que la ley prevé.

  • Se había llegado muy lejos en las negociaciones con los argentinos.

  • Claro que sí. No sólo se había llegado lejos, se habían arribado a acuerdos concretos... Eso sólo se detuvo por la denuncia a tiempo, pero faltando días para las elecciones nacionales, a esta gente se les ocurrió vender todo, antes que venga el diluvio. Por suerte se logró paralizar todo.

  • Bueno, dejémonos de teorías. Vamos a ver cómo se adquirieron los medios – dijo Judith –. Empecemos por el Listín Diario, que es el más grande.

  • Aunque el primero en adquirirse fue El Siglo, con la compra de Bancomercio quebrado –sugirió Ernesto Gómez.

  • Si, pero El Siglo fue producto de una compra global. No hubo una estrategia particular. Donde se pone a funcionar la maquinaria del fraude fue para la compra del Listín y demás medios vinculados –aclaró Judith.

  • Tienes razón. Nuestro trabajo de hoy es para dar seguimiento al mecanismo del fraude. En el caso de El Siglo el sistema no se utilizó específicamente para el periódico, sino para la compra de Bancomercio. El Siglo fue sencillamente una “ñapa”, como dicen los banilejos. Un bien por añadidura –reconoció Gómez.

  • Pero con el Listín hubo mala fe desde el principio. Es más, yo me atrevería a decir que la concesión de tantos préstamos graciosos se hizo con la deliberada intención de ahogarlos económicamente y llevarlos hasta un callejón sin salida, para ponerlos a comer en sus manos –comentó Judith.

  • Hay que reconocer la competencia que traían desde jóvenes Arturito y Ramoncito.

  • Ahí están los datos. ¿Tú sabes con qué cantidad de dinero compró Ramoncito el Listín Diario? –preguntó Ernesto.

  • No. ¿Con dos mil millones de Pesos?

  • Con mil dólares –le espetó Gómez.

  • Coño, tú estás loco. ¿Cómo es posible, tú estás relajando? –Judith reaccionaba incrédula.

  • Mira como fue la ingeniería para quedarse con el Listín. Es brillante. Los que diseñaron el esquema están acostumbrados a delinquir – Gómez iba organizando una escalera de documentos relacionados con el caso, mientras acercaba a Judith al área donde hacía el bosquejo –. Sígueme con detenimiento, que esto me tomó toda la noche. Y empezó a hablar con rapidez:

  • El 4 de Octubre de 1999, Ramoncito compró la empresa Bear Park International, LTD (BP), haciendo una inversión de mil dólares. Esta era una empresa de carpeta (off shore) que fue creada en Tórtola, de Islas Vírgenes. Puso como representantes de la compañía a los señores Marcos Báez Cocco y Jesús María Troncoso Ferrúa. Dos meses y medio después, adquiere el primer paquete del Listín Diario, comprando 49,730 acciones a propietarios minoritarios por el monto de RD$34.1 Millones de pesos. Esta compra la hace con un cheque de la cuenta de BP en Baninter sin existir ningún contrato ni documento, ni depósito que avale ese pago de RD$34.1 millones –Ernesto Gómez continuó su explicación, mientras Judith intentaba darle seguimiento.

  • El 30 de junio del año 2000 Ramón Báez Figueroa adquiere el control mayoritario de la Editora Listín Diario con una inversión de US$65.4 millones de dólares. En ese momento, más de mil millones de pesos dominicanos. Las personas que le vendieron sus acciones a Ramoncito fueron:

      • Sanoa Inv. Inc.

      • Clipperton Dev. Corp.

      • Capella, S. A.

      • Pamela Comercial, S. A.

      • Pixys, S. A.

      • Caribbean Group Corp.

      • Calwood Dev. Inc.

      • Woodrige, LTD

      • Eduardo Pellerano Nadal

      • Pamela Codomotor, CxA.

      • Mercantil Automotriz, CxA.

      • Autogermánica AG. CxA.

      • GPN Leasing, CxA.

      • Tecnoplus, S. A.

      • Inmobiliaria REPECO, CxA.

      • Autogermana Inc. (Pto. Rco.)

      • Bank Invest, S. A.

      • Marcer Consulting




  • Yo no conozco a la mayoría de esas empresas. ¿Dónde estaban metidas? –preguntó Judith.

  • No podías conocerlas. Todos los ricos de este país tienen las llamadas empresas off shores que les permiten disimular sus fortunas. En algunos casos, evadir impuestos, y sobre todo, evitar persecuciones judiciales por casos de deudas, divorcios, conflictos entre socios, en fin, es un gran mecanismo para disfrazar capitales y evadir impuestos – explicó Ernesto Gómez –. Casi todos los dueños del Listín Diario estaban camuflados en off shores. ¿Sabes por qué?

  • No tengo ni la menor idea. Explícamelo tú, por favor.

  • Uno de los errores que Nene Ureña reconoce haber cometido en Bancomercio, fue aparecer en la macheta de El Siglo como presidente del periódico, siendo la máxima figura de uno de los bancos más grandes del país. Dice él que antes de levantarse recibía llamadas de grandes amigos, que a la vez eran poderosos clientes de Bancomercio. No tenía cómo decirles que los comunicadores en El Siglo, tenían libertad de expresión absoluta y que no podía prohibirles ni censurarles sus artículos o escritos. Era un dilema muy serio y preocupante, por la doble función. Un almacenista de la Duarte no podría entender nunca que el dueño de un periódico no pudiera halarle las orejas a un periodista, si éste le estaba haciendo daño a un amigo. Desde esa óptica – continuaba explicando Gómez – la mayoría de los empresarios dueños de medios, esconden su rol detrás de una empresa off shore y pasan desapercibidos, cuando ese periódico la emprende contra alguien que pueda hacer daño al negocio del propietario de las acciones del medio. Por eso ves, en el caso del Listín, como la mayoría de las acciones estaban a nombre de empresas exógenas. Pero déjame seguir con la explicación del fraude –pidió Gómez.

  • Baninter utilizó tres mecanismos para que Ramoncito se quedara con la propiedad del Listín Diario con una inversión de US$65.4 millones de dólares. Primero, entregó cheques sin fondos de Baninter & Trust. Segundo, emitió recibos de descargos y finiquitos a los vendedores de las acciones y a sus empresas relacionadas, canjeándolas por deudas que las mismas tenían contraídas con el banco. Aunque Baninter saldó todas esas deudas del Listín y de sus empresas relacionadas, el banco no recibió ni un centavo por esta transacción. Te doy un ejemplo simple, sólo para que veas el carácter de la operación. Si Autogermánica debía RD$100 millones de pesos a Baninter, por las transacciones comerciales normales entre ambas empresas, y las acciones de Autogermánica en el Listín Diario costaban, digamos RD$125 millones de pesos, Ramoncito le borraba la deuda que tenía la empresa en el banco de RD$100 millones, le entregaba su recibo o carta de saldo y le daba un Certificado de Depósito (CD) de Baninter & Trust por los RD$25 millones restantes. Como el banco no recibía dinero por borrar la deuda y el certificado de Baninter & Trust tampoco tenía fondos, iba cargado directamente a una cuenta en sobregiro, el cual también era borrado. Luego, Ramoncito se quedaba con RD$125 millones de pesos en acciones del Listín Diario sin sacar ni un solo peso de sus bolsillos –el periodista lucía sumamente concentrado en la explicación, como alguien que había dedicado horas a desentrañar esta madeja. Luego continuó:

  • Baninter, para coronar esta operación, abrió una “Línea de Crédito” a favor de Bear Park International, LTD por los valores de US$32.4 millones de dólares, RD$182 Millones de Pesos y RD$383 millones de pesos, para capital de trabajo, renovable cada 180 días (6 meses) contando con la garantía de las acciones de la empresa Bear Park International, que tú recordarás que se compró en Mil dólares. Esta operación completa la armó y dirigió doña Vivian Lubrano de Castillo, ayudada por todos sus santos y misterios juntos. Para el 30 de octubre del mismo año (cuatro meses después) el 100% de las acciones de BP, que habían sido puestas en garantía al banco para esas líneas de crédito, les fueron entregadas al representante de Bear Park, Jesús María Troncoso Ferrúa, secretario además, del Consejo de Directores del banco. Baninter se queda sin garantía para las líneas de crédito otorgadas al Listín. Aunque aquellas acciones iniciales fueron compradas en mil dólares, la propiedad ahora de todas las acciones de la Editora Listín Diario, por US$65.4 millones de dólares y RD$34.1 millones de peso, le daban un valor a los documentos que estaban hipotecados, proporcional a esas cifras –el periodista exteriorizó un profundo suspiro, para luego continuar:

  • El 9 de noviembre del año 2000 se constituye el nuevo Consejo de Dirección de la Editora Listín Diario: Ramón Báez Figueroa, presidente, Jesús María Troncoso, Secretario, aunque luego fue designado Luis Miguel Pereyra en ese puesto. Esto se hizo un poco a destiempo, porque Ramoncito había entrado realmente a controlar el Listín el sábado primero de Julio del 2000, cuando se presentó de manera informal, con un poloshirt azul, unos pantalones blue jeans y unos zapatos mocasines sin medias para tomar posesión y control de sus oficinas. Como puedes ver, toda la “inversión” realizada en el Listín Diario se hizo sin recursos reales, sólo sobregiros y certificados, que luego fueron borrados.

  • Tengo entendido que después hubo un aumento de capital, con las mismas características –sugirió Judith.

  • Sí, claro. Para el 13 de diciembre del 2001 se aumentó el capital de RD$250 millones a RD$800 millones. Se abrió una cuenta que se le llamó Gaperán, S.A.

  • La famosa cuenta Gaperán, dicen que esos eran los “Gastos Personales de Ramoncito” –interrumpió Judith.

  • Para ese aumento de capital, la cuenta, que se abrió sin efectivo, sin depósitos y sin nada, se le dio un sobregiro que llegó hasta RD$556.7 millones de pesos, que luego fueron borrados mediante una transferencia que recibió de la “Cuenta de Resultados” que era una cuenta fantasma, sólo utilizada para borrar esos sobregiros.

  • Explícame eso: ¿cómo una cuenta fantasma para borrar sobregiros? ¿Eso se puede hacer en un banco? –preguntó la periodista más por joder que por curiosidad real.

  • Fíjate cual es el mecanismo: Gaperán tiene sobregiros por RD$556.7 millones. La Contabilidad de doble partida funciona de tal manera que por cada crédito que abres tienes que cuadrar con un débito igual o viceversa. El hecho es que tienen que ser partidas iguales para débitos y créditos. Si haces una transferencia de la “Cuenta de Resultados” hasta la cuenta de Gaperán por el monto de RD$556.7 millones de pesos, Gaperán recibe un crédito y queda en cero, sin sobregiros. Porque ha “pagado” o “cubierto” su sobregiro con el depósito que vino como transferencia. Pero, para hacer ese crédito, hay que debitar a la cuenta que hizo la transferencia por la misma cantidad, para que el mayor general pueda cuadrar al final del día. Se debita a “Cuentas de Resultados” por RD$556.7 millones. Pero como esa cuenta no tiene en fondos ni un centavo, lo que hace es que se sobregira también (ellos están pasando el sobregiro de una cuenta real a otra fantasma), con el agravante de que esa otra “Cuenta de Resultados” será borrada en la noche por el software que recoge algunos certificados de depósitos selectivos y los distribuye en ese tipo de sobregiros creados para delinquir –la periodista percibía el enojo de Ernesto, como si a él mismo le estuviesen robando ese dinero. No cabía dudas, el sistema era ingenioso. Perverso, pero ingenioso. Difícil de seguir.

  • Entonces, tanto el dinero de la compra del Listín Diario como el aumento del capital salieron de los fondos de los ahorrantes de Baninter.

  • En eso consiste el fraude que estamos detectando. Los documentos que has traído nos ayudan mucho, pero necesitamos probar el borrado.

  • ¿Cómo funciona el borrado?

  • Déjame ponerte un ejemplo popular: tú me das tres millones para que te los guarde por cinco años y José Miguel me da cinco millones para 3 años. Como debo devolver ese dinero en ese tiempo, yo me compro una casa de tres millones con tu dinero. Si algún día tu……

  • Ya entiendo el mecanismo.

  • Sólo en el caso del Listín Diario se han extraído de los ahorrantes por un lado, mil ciento ochenta y ocho millones de pesos (RD$1 billón 188 millones de pesos) y US$37 millones de dólares por una compra que a Ramoncito le costó mil dólares – comentó Gómez, para luego agregar –. En realidad, con los sobregiros de los gastos administrativos del período y los costos financieros de esa deuda, en el caso del Listín Diario tenemos que pagar tú, yo y el pueblo dominicano, más de dos mil millones de pesos extraídos del Baninter.

  • Explícame eso de nuevo. ¿Cómo nos costará tanto dinero? – preguntó Judith.

  • ¿Recuerdas los RD$182 millones y los RD$383 millones de pesos que BANINTER “prestó” a Bear Park International para la compra de la mayoría de las acciones del Listín y que le devolvieron las garantías a Jesús María Troncoso a los cuatro meses? ¿Y recuerdas que Ramoncito entregó un cheque de RD$34.1 millones de pesos de Baninter & Trust para las primeras compras de accionistas minoritarios? Una parte de la deuda por la compra del periódico estaba en US$37 millones de dólares. Pues bien, el 11 de marzo, 13 días antes de la fusión con el Banco del Progreso, mediantes memorandos confidenciales de Marcos Báez Cocco, fueron cancelados esos préstamos de Bear Park International de RD$182 millones y de RD$383 millones, más la cancelación de la deuda de US$37 millones mediante un “préstamo registrado a nombre de “Alta Financial Corp. (Miami)” – empresa existente para las transacciones en dólares – que tampoco registró la operación. Así, todo el dinero invertido en el Listín fue ficticio. Incluyendo los RD$54.6 millones de Subero & Asocs. S.A. y los RD$19.1 millones de Matesa, S. A. para la compra de la nueva rotativa y la construcción del edificio que la albergaría, los cuales también fueron borrados. Son más de mil cien millones de pesos timados.

  • ¡Pero estaban asaltando al país a mano armada! –se quejó la joven.

  • Exactamente. De eso se trata. Pero no es el único caso. Esto se repite al calco para la compra de todos los medios. En el caso del Listín, por negociaciones políticas, se había devuelto a Ramoncito, aunque es la mayor prueba de lavado que existe. Sin embargo de manera formal el Listín Diario debe más de RD$ 2 mil millones al Banco Central, que fue quien pagó todas las deudas de Baninter. El Banco Central va a proceder al cobro de la deuda. ¿Qué va a pasar ahora? Cuando tú le debes la hipoteca de tu casa al banco y no puedes pagarla, ¿Qué hace el Banco?

  • Se adjudica la casa.

  • El Banco Central va a iniciar un proceso judicial para ejecutar la hipoteca. Va a adjudicarse legalmente al Listín Diario.

  • Sin embargo, en este momento se encaminan negociaciones tripartitas para que sea comprado por un poderoso grupo económico dominicano. Primero lo quería don Pepín Corripio, y el gobierno simpatiza con él, pero como es el dueño de la mayoría de los medios de comunicación del país, no piensan que es prudente que también tenga el control absoluto del Listín Diario. Por eso, han preferido la opción de que El Grupo Vicini adquiera esa empresa periodística, dándole una participación de no más del 13% de las acciones al Grupo Corripio. La oferta presentada por Félix García y un grupo de empresarios santiagueros, fue rechazada porque en la nómina de adquirientes había mucho tufo a perredeísmo. El gobierno no quiso poner en manos de la oposición de nuevo a ese medio de comunicación, el más importante del país.

  • Pero hay un serio inconveniente. La familia Báez no quiere salir tan fácilmente del diario. Va a pelear hasta las últimas consecuencias para que no se venda el Listín y recuerda que si los accionistas no aprueban en asamblea una venta no hay forma de traspasar las acciones –informó Judith.

  • La alternativa es la adjudicación pura y simple y ahí los Báez pierden el Listín y la posibilidad de sacar algún provecho económico. Por vía de la negociación tripartita se contempla darles a ellos unos millones de dólares como un caramelo para que no fastidien el proceso de venta. Pero con la guillotina en el cuello de que si no “venden” le ejecutan la hipoteca.

  • Lo más grande de todo esto es que el Listín Diario tiene un valor de mercado de mil millones de pesos. Ya el Estado pagó por él más de dos mil millones de pesos, el doble. La familia Báez le timó al país (que fue quien al final pagó los platos rotos) RD$55 mil millones de pesos. ¿Y todavía hay que darle US$10 millones de dólares para contentarlos? ¿Tú has visto al diablo? –se lamentó Judith.

  • Imagínate a un narcotraficante de Paya, en Baní que haya comprado algún motel con el dinero de la droga y que luego, para confiscarle el negocio, que ha comprado con dinero sucio, para lavarlo, haya que negociar con él, para que no se ponga bravito, y darle una buena cantidad de dinero...

  • Me analizaba un colega de estos radicales de la radio, que si tú sumas los robos y estafas que han hecho todos los presos de La Victoria, Najayo, Rafey y todas las cárceles del país juntos, no llegaría jamás al 1% de lo que sustrajeron los ejecutivos de Baninter y que sin embargo, en el país no se ha producido nunca un intercambio de disparos con los ladrones de cuello blanco, con los oligarcas.

  • Ése es bien radical. Pero tiene razón en cuanto a la suma. El 1% de los sustraído en Baninter serían RD$1,650 millones... Aquí no hay grandes ladrones en las cárceles... Generalmente el que roba mucho no cae preso.



El destino del Listín Diario había quedado sellado con el desarrollo de la Guerra de los Primos, como le llamó el periodista Víctor Grimaldi. Este histórico medio de comunicación merecía mejor suerte. Don Máximo y Tuturo Pellerano tenían muchos negocios juntos y compartían en absoluta armonía en las empresas. Donde Máximo era presidente, Don Tuturo era vicepresidente y viceversa. Pero luego de la muerte de Tuturo en 1992, la lucha por el control y la hegemonía enfrentó de una manera muy álgida a los parientes, ya que don Máximo Pellerano quería asumir la dirección del Listín Diario y Eduardo, el hijo de Tuturo, se plantó con una oposición férrea, hasta que se quedó con la batuta. Arturito toma su propio camino y funda la revista Rumbo y el periódico Diario Libre, asociado con Anibal de Castro. Ramoncito Báez Figueroa se queda en las gradas, apostando a la descapitalización del periódico.

La lucha se había trasladado a los descendientes de tres primos destacados en la historia empresarial dominicana: Máximo Pellerano Romano, Rogelio Pellerano Romano y Ramón Báez Romano. Aunque estos tres emprendedores supieron mantener equilibrio, armonía y convivencia entre ellos y lidiar exitosamente con sus conflictos de intereses, sus vástagos, cada uno a su manera, vio a su primo como un enemigo al que había que destruir.

Máximo Pellerano Romano era el padre de Eduardito Pellerano, Rogelio Pellerano Romano de Arturito Pellerano, mientras que Ramón Báez Romano procreó a Ramoncito Báez Figueroa. Por lo menos, Arturito y Ramoncito mantuvieron una lucha tenaz por conquistar liderazgos en los diferentes frentes en los que interactuaron en la vida temprana. Fueron rivales en el golf, con las mujeres, los carros de lujo y otras extravagancias. Cuando perfilaron sus vidas empresariales, dando seguimiento a los pasos de sus padres, ambos escogieron la acera de enfrente para desarrollar sus proyectos. Los seguros, los bancos, las comunicaciones, fueron sólo algunos de los sectores en los que se enfrentaron. Pero la agresividad de la competencia en la banca le depararía un destino desagradable a cada uno a su manera. Arturito logró quedarse con el Chase Manhattan Bank, aunque su primo había hecho todos los esfuerzos por comprar la prestigiosa franquicia bancaria extranjera. Por eso luego Ramoncito contraatacó adquiriendo Bancomercio. Además, en venganza, Báez Figueroa se quedó con el Listín Diario, expulsando a todos los Pellerano del entorno. Ambos se lanzarían a una alocada carrera para la adquisición de medios de comunicación. Las consecuencias funestas de esta corrida sería una colisión estridente con los más elevados principios éticos y morales, y tendrían la cárcel como telón de fondo.

Por razones de conveniencia política, el Listín Diario había variado su línea informativa y el Banco de Reservas le había dado un gran apoyo económico con grandes préstamos. Cuanto la carga financiera era muy gravosa, surge el “Chapulín Colorado” de Baninter y Ramón Báez Figueroa, con una mochila cargada de malas intenciones. Abre la compuerta de los financiamientos al Listín Diario en sí y a todos los accionistas en sus respectivas empresas. Los puso a comer en sus manos. Era el momento de entrar en acción de los dos grandes cerebros de las finanzas: Luis Álvarez Renta y doña Vivian Lubrano de Castillo. Ellos armaron, con cuidado y esmero, toda la estrategia de “cerco y aniquilamiento” –al estilo maoísta– para quedarse con el control absoluto del más viejo medio de comunicación de la República Dominicana. Eduardo Pellerano fue relegado a la empresa Autogermánica.

Ramoncito, momentáneamente saldría triunfador de la eterna rivalidad que había sostenido siempre con su primo Arturito, torciéndole nueva vez el brazo, ahora no en el golf, que era menos oneroso, sino en una de las estructuras de poder más acentuada del país.

El Listín Diario, con más de cien años de historia como decano de la prensa dominicana, fue fundado el 1 de agosto de 1889 por los señores Julián Atiles y Arturo Joaquín Pellerano Alfau, para dar inicio a la dinastía de los Pellerano en el periódico de mayor incidencia en el país, la cual duraría 112 años, hasta cuando la familia fue sacada de circulación, por la agresividad de un joven banquero que procedía del mismo árbol genealógico de los Pellerano fundadores. Después de la crisis que empezó el 15 de junio de 1942, cuando tuvieron que cerrar, ahogados por el régimen trujillista, nunca más había confrontado el Listín Diario un período más negro y turbulento, que el que le había tocado vivir en las manos del Grupo Baninter, con todos los giros y tambaleos que había tenido que afrontar.
Luego de revisar con cuidado el caso Listín, los comunicadores siguieron sus pesquisas.

  • En el caso de Julio Hazím, ¿qué pasó ahí? –se interesó la comunicadora.

  • Bueno, ese caso da grima. La gente del Banco Central sostiene que no es posible. Que necesariamente Julito le sirvió de testaferro a Ramoncito, y que como todos los negocios del banquero, se metió en un berenjenal mucho más grande que su capacidad de acción –explicó Ernesto.

  • Son más de cuatro mil millones. Cuatro Billones de pesos. Yo no sé contar hasta ahí. Hasta para contar un millón yo tendría serias dificultades. ¿Tenía Julito solvencia económica como para calificar para préstamos de cuatro billones de pesos? –preguntó

  • Esa es la pregunta del billón. En los burós de crédito, Julito no califica ni para un millón.

Julio Hazím Risk era un excelente comunicador que se hizo dueño de las mañanas con un estilo incisivo y mordaz para entrevistar y hacer comentarios. Veinte años atrás, no había tanto desarrollo de la televisión matutina, sobre todo con el estilo campechano y directo con el que Hazím hacía galas, además, de su sinceridad y valentía. En realidad Julito estudió medicina –que nunca ha ejercido – pero su vocación fue dirigida hacia la comunicación social, especialmente en la televisión, como comentarista y entrevistador. Nació el 24 de marzo del año 1940, con padres de descendencia árabe. Se casó con la venezolana Cruz Leida Josefina Ruiz Oleaga, nacida en Caracas. Con ella procreó a Jacqueline Marie, Elizabeth Lucía, Michael Patricio, y Manuel Abraham Khalil Hazím Ruiz. Julito fue procreado por la unión de Abraham Hazím y doña Ángela Risk. Como todo descendiente de árabes, es un buen negociante, o por lo menos eso creía la gente, hasta que explotaron los líos de Baninter y se han detectado los orígenes de tanta prosperidad.

Desde su trinchera de siempre, el programa Revista 110, el médico-productor de televisión empezó su accionar en los medios con más vocación de periodista que de galeno. Para la década del 80 inició los experimentos de prensa escrita con el fallido periódico Cañabrava, que luego convirtió en una revista, ambos de efímera duración y estrepitoso fracaso. Pocos años después logró obtener la licencia del canal 27, uno de los primeros canales de UHF con verdadera incidencia en la teleaudiencia, con el nombre comercial de Carivisión. Además del canal 27 de UHF, de alguna manera logró comprar o registrar el canal 53 y el 57 de UHF, Isla Visión y así fue conformando un pequeño emporio radial y televisivo. Para el final de la década del 90, Hazím también hacía experimentos con un novedoso y moderno meridiano llamado La Nación, utilizando la misma infraestructura del periódico El Siglo, propiedad, en ese entonces del Banco del Comercio. Estos medios, como es sabido, fueron adquiridos por Baninter a través de la fusión con Bancomercio, por lo menos El Siglo, aunque desde ese entonces La Nación tenía grandes deudas pendientes con Bancomercio. Como los esfuerzos anteriores de prensa escrita, el médico-periodista volvió a fracasar con los rotativos, hundiendo a La Nación en una fuerte crisis económica, producto del déficit diario que iba acumulando y sin perspectivas de salir airoso de la misma, por lo menos en el corto plazo.

Hazím continuó diversificando sus áreas de negocios de manera imprudente, en renglones tan disímiles como los restaurantes El Rancho de la Feria Ganadera, el de la Plaza Lope de Vega y de Santiago, frente al Monumento. También llegó hasta San Francisco de Macorís. Luego hizo esfuerzos con Pappalapasta, y con el restaurante Mytos en la calle Paseo de los Locutores. Compró ingenios azucareros, equipos de béisbol en República Dominicana y Puerto Rico, adquirió un par de pantallas electrónicas que colocó en el Estadio Quisqueya, luego creó una empresa publicitaría para manejar el marketing de los torneos de béisbol, instaló una Universidad y empezó la construcción del Centro Médico INCE, con pretensiones de altísima modernidad y tecnología. En fin, Julito, como Ramoncito, compraban todo lo que les vendían. Sólo que al final ha resultado que aquel, compraba amparado en el poder que recibía de éste.

Por esta razón, esa tarde Judith y Ernesto Gómez vaciaron una caja que contenía los documentos correspondientes a los casos de Isla Visión, Canal 27, Bloque Interactivo de Radio, S. A., Editora La Nación, Frecuencias y Medios, S. A., FM Distribuidora, Centro Médico INCE, Ingenios Cañabrava, Julio Hazím Risk, Michael Patricio Hazím Ruiz, Víctor Gómez Bergés, entre otras muchos documentos relativos al caso. Judith ayudaba a organizar en el suelo la documentación con una amplia sonrisa en los labios.

  • Pero aquí hay tantos papeles como los de Ramoncito –comentó a modo de chanza.

  • No hay tantos, ni siquiera parecidos, pero tenemos que rastrear cuatro mil millones de pesos y más de US$23 millones de dólares, y para eso se necesitan muchos documentos –le explicó el periodista e investigador Ernesto Gómez, mientras colocaba los expedientes en el orden que había diseñado en su mente.

  • Con qué criterio quieres que ponga los archivos... –quiso saber Judith al verlo tan concentrado.

  • Bueno, en realidad quiero ir de mayor a menor para explicarte los casos y que podamos hacernos una idea clara de cómo ocurrieron los hechos. Yo estoy buscando todo lo que tiene que ver con Isla Visión y lo estoy colocando en esta esquina. Lo del Canal 27 va por aquí –señaló un montón de papeles organizados en un folder amarillo que decía en la portada “Caso Canal 27”.

  • Podemos también hacer un resumen general para los fines de la investigación –sugirió Judith, tratando de evitar la tortuosa labor de explicarlos uno por uno.

  • Se puede hacer un resumen general de las cantidades, pero siempre la gente esperará que le des pistas de cómo se hicieron las cosas. Los abogados tienen la tarea de escribir para los jueces, muy circunscritos a los cánones jurídicos y a las exigencias de las leyes, para convencer a los magistrados de la vinculación de los hechos con los articulados que han sido violados en los códigos. Nosotros lo periodistas debemos huir como el diablo a la cruz de esos tecnicismos. Hay que hacerle digerir al pueblo lo que ha pasado con un lenguaje claro, llano y directo. Ahora haremos de traductores, pero para hacer eso debemos dominar nosotros los intríngulis y luego pasaremos los datos con certeza a nuestros lectores, y en tu caso, también a tus oyentes –explicó Gómez.

  • Empecemos por Isla Visión, entonces –sugirió Judith.

  • No. Vamos a hacerlo como decía Juan Bosch, con el método de trabajo que enseñó a los peledeístas: Hay que ir de lo general a lo particular, para luego volver de lo particular a lo general. Es importante tener un resumen general que luego iremos desmenuzando por partes. Vamos a empezar por el todo, para luego recorrer las partes.

  • ¿Qué tenemos como punto de partida? –preguntó la periodista.

  • Julito Hazím con todas sus empresas tenía deudas con el Baninter por más de cuatro mil millones de pesos. En realidad por cuatro mil doscientos sesenta y seis millones de pesos. Eso es RD$4.2 billones de pesos dominicanos y US$23 millones de dólares –apuntó Gómez mostrando el contrato que tenía en las manos.

  • Diablos. Yo te dije que no sé contar hasta ahí. ¿Pero hay otro dominicano que deba más dinero que Julito?, además de Ramón Báez Figueroa, por supuesto –se interesó la comunicadora con verdadera sorpresa.

  • No sé, en realidad, si algún empresario llega hasta ese nivel de endeudamiento. Estamos hablando de más de US$280 millones de dólares. No creo que ninguna empresa dominicana califique para un préstamo de ese monto. Por lo menos en el país ningún banco dominicano tiene capacidad para prestar ese monto. Es más, los bancos tienen prohibido prestar más del 50% de su capital a un solo cliente. Si te digo que aquí hay bancos que hasta hace poco menos de cinco años no tenían cien millones de dólares de capital, y aun hoy algunos bancos no llegan a tener ese patrimonio, tendrás una idea clara de qué monto estamos hablando en el caso de Julito –los datos eran contundentes.

  • Pero no es posible que una sola persona, aún cuando lo disfrace con distintas empresas, pueda llegar a ese nivel de endeudamiento.

  • Lo grande del caso es lo siguiente, en esta carta que le envió el pasado 22 de diciembre de 2003 ¿tú sabes cuánto le pidió Julito Hazim a la Junta Monetaria que le descontara? – preguntó socarrón Ernesto.

  • ¿Un diez por ciento? Eso es más de cuatrocientos millones –adelantó Judith.

  • ¿Estás loca? Pidió que le rebajaran RD$3 mil millones de pesos, para él pagar sólo mil millones. Tenía la intención de que le rebajaran el 70% de la deuda, para que tú y yo, nuestros hijos y familiares, pagáramos esos restantes RD$3 mil millones... y además que le permitieran pagar esa bagatela un año después –aunque las cifras parecían increíbles, Ernesto tenía los documentos en sus manos.

  • Bueno, pero tengo entendido que la Junta Monetaria y la Comisión de Liquidación de Baninter negociaron un buen contrato –dijo la periodista, hojeando el convenio que tenía en sus manos, firmado por el productor de televisión y su hijo Michael Hazím.

  • Se le hizo una rebaja de casi RD$1,000 millones de pesos y le dieron dieciocho meses para empezar a pagar. Cosa que no ha cumplido todavía –explicó Gómez -. ¡Mil millones de pesos! ¿Te imaginas cuántas escuelas y hospitales se podrían construir con esa suma?

  • Coño, pero mira qué chulería – Judith señalaba con incredulidad una parte del contrato que estaba resaltado con un marcador amarillo.– En este párrafo habla de un sobregiro en la cuenta de Hazím por más de RD$539 millones de pesos –mostró la periodista el párrafo en cuestión.

  • Si, pero los sobregiros eran el principal modus operandi de esta gente. Eso no es gran cosa, comparado con todo lo que se hizo...

  • No, ese no es el caso. Es para que te deleites con este chiste del Banco Central – Ahora la comunicadora mostró otra parte de los documentos que tenía en las manos –. Mira esta parte aquí como dice –Judith empezó a leer:

  • Párrafo I: De las deudas en pesos dominicanos del Dr. Julio Hazím, se ha segregado la parte correspondiente al Préstamo No. 1-638553-11-4, por la suma de RD$20,000,000 y los intereses vencidos al 31 de enero del 2004 por RD$5,186,676.71. Este préstamo fue otorgado por LA SEGUNDA PARTE (vale decir Baninter, interrumpió Gómez) para financiarle la compra de dos inmuebles propiedad de esta última, los cuales nunca se formalizaron, cuyo precio de venta era de RD$26 millones, localizados en la Avenida Paseo de los Locutores (restaurante Mytos) y en la calle Dr. Báez No. 23, antiguo restaurante Pappalapasta, para lo cual el señor Hazím avanzó una parte del dinero acordado mediante el pago de RD$6 millones de pesos en fecha 28 de agosto del año 2002...”

  • ¿Qué le encuentras de malo a eso? –le preguntó Ernesto Gómez.

  • Mira más abajo. Sigue leyendo, para que te caigas para atrás –le recomendó Judith.

    1. Párrafo II: LA SEGUNDA PARTE (Baninter) ha acordado con LA PRIMERA PARTE (Julito Hazím) venderle el inmueble correspondiente al antiguo restaurant Pappalapasta, ubicado en la calle Dr. Báez No. 23, por la suma de RD$7 millones, para lo cual el pago correspondiente a los RD$6 millones de pesos será aplicado al precio de venta pactado. La suma restante de un millón de pesos deberá ser efectuado al momento de formalizar la venta.”

  • Coño, pero por eso fue que la Comisión no recuperó ni el 10% de los activos de Baninter. Los regalaron todos ¿y no están presos los que firmaron ese contrato? –preguntó indignado Ernesto Gómez.

  • Por Baninter firmaron el licenciado César Gómez Díaz, licenciada Zunilda Paniagua y el licenciado Manuel de Jesús Viñas Ovalle –leyó la periodista.

  • ¿Tú entiendes de qué se trata? Primero Julito le debe RD$4 mil millones al banco. De esos, más de RD$500 millones son de sobregiros, que no ha depositado. Luego Julito le compra también a Baninter dos locales de dos restaurantes, por RD$26 millones de pesos. Para esa operación da un inicial de RD$6 millones de pesos y queda debiendo RD$20 millones. Como nunca más pagó nada, a los dos años, tenía intereses por RD$5,186,000. O sea la deuda entera otra vez – siguió analizando la operación el comunicador e investigador.

  • Sin tomar en cuenta los RD$4 mil millones que también debe –le ayudó Judith.

  • Sí, eso es muy importante, a un hombre que le debe RD$4 mil millones con atrasos de cuotas e intereses por más de RD$300 millones y sobregiros por más de RD$500 millones. Entonces, la famosa Comisión de Liquidación le acepta a Julito, retornarle, al pobrecito, los RD$6 millones que había aportado, porque la operación nunca se formalizó y venderle el local de Pappalapasta, frente al Palacio Nacional, por RD$7 milloncitos –Ernesto reía con esa risa sarcástica de pique e indignación.

  • Lo grande es que en realidad el local lo compró en un Millón de pesos. Los RD$6 millones pertenecían a Baninter por lo menos mil veces. Y si eso fuera poco, ya los intereses del préstamos tenían atrasos por cerca de los RD$6 millones otra vez –analizaba la comunicadora, también indignada.

  • La situación es más grave con la siguiente maniobra. ¿Tú sabes cuánto cuesta un canal de UHF? –preguntó el periodista.

  • No tengo idea. ¿cuánto debe costar? –lanzó la pelota para la otra cancha.

  • Johnny Dauhjre compró el canal 19 –que es de los mejores posicionados, por ser el más bajito después del 15 –. Por la suma de RD$3 millones y medio de pesos en 1997 – el dinero se lo prestó Hatuey Decamps, pero ese fue el monto, que es lo que importa ahora –explicó Gómez.

  • Pero el 17 está primero que el canal 19 –corrigió Judith

  • Sí, pero el 17 es un canal educativo de la Red que maneja CERTV o el canal 4, que es del gobierno. En términos comerciales, el 19 es el segundo canal más bajito de la red UHF. El 15, de Juan Ramón Gómez Díaz es el primero.

  • Bueno, de eso hacía 5 años, cuando se produjeron esos hechos.

  • El canal 53 de Isla Visión de UHF fue vendido, por lo menos en RD$1,400 millones de pesos. Estamos hablando de 1.4 billones de pesos dominicanos y eso no es posible, ni poniendo todo el cableado de esos canales en fibra de oro de 18 quilates –protestó Ernesto.

Con el canal 53 de Isla Visión Ramoncito y Julito Hazim habían decidido hacer un canal social al estilo E Entertainment que sería dirigido por Magda Florencio. En la nómina de ese canal Ernesto podía leer el nombre de reconocidos comunicadores del país con sueldos exorbitantes. Igualmente habían planificado utilizar el canal Telemundo en la frecuencia del 57 UHF con planes noticiosos, aprovechando el plus que les daba el nombre internacional.

  • Estamos hablando de casi US$60 millones de dólares por dos canales UHF y si quieres le pones dos o tres emisoras que tenía Julito. Por más cuentas que saques no da para la mitad de eso, siquiera –ayudó la joven con sus cálculos.

  • Para cuando explotó la crisis de Baninter, con US$10 millones de dólares, tú podías comprar cuatro canales de UHF. Es más, el caso del Supercanal 33 y Supercanal Caribe, el último con la mayor trascendencia internacional en toda la historia de la televisión dominicana, fue vendido en US$14 millones a Ramoncito. Como sabemos todos, como el dinero no le costaba nada al banquero, pagaba lo que le pidieran por las cosas que compraba. Supercanal debía valer por lo menos diez veces más que Isla Visión. Pues a Julito le dieron cerca de US$ 60 millones por dos canales y algunas emisoras.

  • Mira aquí el estado de situación que presentó el canal cuando se hacía el due diligence para la compra: activos por RD$83 millones de pesos.

  • Gómez se acercó al ventanal y se puso a mirar a lo lejos... Había tomado una tasa de café en sus manos mientras Judith hacía los cálculos y notaba que el cansancio empezaba a apoderarse de ellos.

  • Para que tengas una idea: un canal de UHF en este momento, cualquiera que no sea el 15 de Gómez Díaz, vale menos de RD$140 millones de pesos. Un diez por ciento de lo que se dio por un canal insípido como el 53, aún con toda la retahíla de emisoras que pudiera tener al lado. RD$1,400 millones de pesos no lo vale ningún canal del país, ni siquiera de VHF y menos en la época en la que se realizó la operación –convino Gómez.

  • ¿Estaba Julito sirviendo de testaferro a Ramoncito? –preguntó Judith

  • No sé. No creo que un hombre tan brillante como Julito se dejara coger de condón de Ramoncito, que tiene menos luces. Tal vez Julito se metió en demasiados líos con todos esos negocios juntos y por ahí vienen sus deudas. Pero, que le pagaran ese monto por sus medios no es posible. Ahí se estaba comprando otra cosa... y para esa época del 2002 ya la vocería de Hazím no valía tanto, su incidencia había disminuido bastante, ni siquiera podemos manejar la tesis de que lo estaban comprando a él.

Gómez seguía mirando hacia el pasado a través de un crespúsculo hermosísimo que él se estaba perdiendo, divagando entre cuentas y sobregiros, sumas y restas, descuentos y concesiones onerosas...

  • Yo creo Judith que me están cayendo juntas las malas noches que tengo estudiando este tema. Pienso que debemos seguir mañana, porque entre indignación y cansancio voy perdiendo facultades –realmente el investigador se notaba muy agotado.

  • No tengo problemas, continuemos mañana. Todavía nos falta mucho tiempo para todo este trabajo –dijo.

  • Vamos a hacer una cosa. Yo entiendo que lo más profesional es que nosotros entrevistemos a Julito Hazím y escuchemos su versión. Le informamos todo lo que dicen de él los funcionarios del Banco Central, para que él pueda defenderse y que nos deje plasmada su posición al respecto, así tendremos un abanico para escoger la versión que más se ajuste a la verdad –planteó Gómez.

  • Bueno, llámalo y lo visitamos cuando él quiera –precisó Judith.

  • Yo tengo su celular, él siempre toma el teléfono, no se parece a los funcionarios del PLD que nunca responden una llamada, a menos que no sea uno de sus cachanchanes –dijo Ernesto.

Ernesto se dispuso a marcar. Cuando escuchó la respuesta al otro lado de la línea se sintió tranquilo.

  • Hola Julito. Soy Ernesto Gómez ¿cómo te va? –preguntó el periodista.

  • Hola Ernesto. ¿qué hay? –respondió secamente Julito.

  • Oye, tengo mucho interés en conversar contigo y me gustaría saber cuándo me puedes recibir.

  • Cuando tú quieras, todos los días, después del programa yo estoy en mi oficina ¿y de qué se trata?

  • Estoy haciendo una profunda investigación sobre Baninter, porque quiero escribir una novela al respecto y tú tienes muchos conocimientos sobre el caso.

  • Bueno, pero yo sobre Baninter no te puedo hablar, porque yo soy parte de eso ¿Qué yo te puedo decir? –se cuestionó el experto comunicador.

  • Tienes muchísimas informaciones valiosas del banco y creo que me puedes ayudar si lo decides –insistió el investigador.

  • Cuando tú quieras. Yo te digo todo lo que creo y tú publicas todo lo que quieras. Al fin y al cabo, tú vas a hacer lo que más te convenga –se quejó Julito.

  • No hay problemas Julito, quiero que hables conmigo y dices lo que creas que me puede ayudar. Recuerda que estoy escribiendo una novela y no quiero cansar con el tema judicial y las peroratas de los abogados. Lo que pretendo es explicar el caso con los detalles que no han salido a la prensa y de los cuales tú dominas muchísimos datos.

  • Está bien, pasa por mi oficina cualquier día, después del lunes, cuando termine el programa (Revista 110).

  • Ahí estaré –confirmó Gómez.


1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   ...   35

similar:

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconEntrevista retrospectiva a uno de los grandes del arte colombiano

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconLa Kabbalah ofrece la sabiduría más antigua en el mundo, remontándose...

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconHoy en día la basura electrónica es uno de los mayores impactos en...

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconAnálisis Político y Social Nacional e Internacional de Venezuela y el Resto del Mundo

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconLos servicios hoteleros son uno de los precursores más importante...

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconNacidos a finales de los años noventa, los blogs se han convertido...

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconUno de los más valorados perros de caza y lazarillos, es un antiguo...

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconLa contaminación del aire es en la actualidad, producto del modo...

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconUn argentino entre los científicos jóvenes más prometedores del mundo

El fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros más grandes del mundo iconLos diez grandes descubrimientos científicos del añO 2009 según science
«top ten» con los descubrimientos científicos más importantes del año. En esta ocasión, el ranking en el que cualquier investigador...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com