Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999)




descargar 85.72 Kb.
títuloTeoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999)
página1/3
fecha de publicación08.02.2016
tamaño85.72 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Finanzas > Documentos
  1   2   3

TEORIA DE LOS CONTRATOS CONEXOS. ALGUNAS DE SUS APLICACIONES. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII Jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999).-



Adela Seguí

Emplazamiento de la cuestión.-

El presente trabajo se propone esbozar las líneas generales de un fenómeno nuevo al que se ha llamado en la doctrina "conexidad contractual", que avanza en forma vertiginosa en el campo de la contratación moderna presentándose bajo diferentes modalidades, cuya heterogeneidad hace por lo menos complejo desde un punto de vista conceptual el abordaje conjunto de todos los supuestos que podrían considerarse incluidos, y sus posibles efectos.

El contrato ha "renunciado a su aislamiento: no es habitual que se presente sólo, sino vinculado a otros contratos, formando redes, "paquetes" de productos y servicios, surgiendo la noción de "operación económica", que se vale de varios contratos como instrumentos para su realización, lo que nos lleva al estudio de las "redes contractuales""1.

El fenómeno es de tal intensidad, que nos enfrentamos a diario con contrataciones que aparecen relacionadas, coligadas, imbricadas entre sí en la búsqueda de una finalidad común, situación que nos aleja velozmente del contrato concebido por los Códigos decimonónicos: Ya no es posible estudiarlo como figura "aislada"2, porque se ha "ensanchado" su contenido, se han expandido sus moldes, y ello exige el examen de éste desde su nueva realidad.

La doctrina extranjera, y en fecha reciente, la doctrina nacional, como se verá más adelante, se ha visto obligada a intentar diseñar una teoría de los contratos conexos, tarea que aún se halla en etapa de elaboración, atribuyendo los autores a la conexidad efectos diversos según la intensidad que ella asuma en cada caso.

Con una visión integradora del problema, en nuestro país, Ricardo Lorenzetti ha desarrollado una tesis revolucionaria en este sentido, que propone el tratamiento del contrato como un sistema3, al que define como "una organización autorreferente de elementos relacionados de un modo autónomo..." y en el que "su orden interno es generado a partir de la interacción de sus propios elementos que se reproducen a si mismos, son funcionalmente diferenciados, y buscan una estabilidad dinámica", así como ha sugerido que el análisis de la conexidad contractual se realice con esta perspectiva4.-

Nuestro propósito se ceñirá a intentar explicar las causas del fenómeno, delinear sus perfiles, analizar los obstáculos que encuentra en la teoría general del contrato, diferenciarlo de figuras afines y esbozar sus posibles efectos.

Algunas causas del fenómeno.-

El cambio social creciente, la evolución económica de las sociedades actuales, la producción en masa, los grandes avances en las ciencias y en las comunicaciones, así como otros hechos que cita TEYSSIE: la complejidad de los procesos de producción y del mundo de las relaciones comerciales en general; la creciente especialización de las actividades, acompañada de la división del trabajo; la circulación cada vez más rápida de las riquezas y de los bienes; y la ampliación del sector geográfico de actividad de las empresas 5 han causado, que en muchas ocasiones, la obtención de un resultado económico precise de la cooperación de varios sujetos, con cada uno de los cuales sea necesario celebrar un contrato distinto, al haberse hecho técnica y económicamente imposible que algunas actividades sean encaradas por una sola persona o empresa.

Así ocurre por vía de ejemplo, en materia de construcción inmobiliaria. Este campo necesita de la colaboración de especialistas de distintas áreas del saber, así como de diferentes empresas ejecutantes. Intervienen en dicho proceso: arquitectos, ingenieros, contadores, contratistas, subcontratistas, proveedores de materiales, etc. Ello produce el "encadenamiento" de varias relaciones contractuales hasta que se llega al resultado esperado.

Otro ejemplo es lo que sucede en el ámbito del consumo de bienes, cuando para la adquisición de los mismos dos empresas cooperan entre sí a fin de hacer posible la colocación de los bienes en el mercado mediante el otorgamiento de créditos a los adquirentes. Es lo que se denomina operación de crédito al consumo. En estos supuestos se celebran dos contratos: una compraventa o prestación de servicios y un contrato de préstamo para su financiación, siendo parte en ambos el consumidor adquirente.
También se verifica esa cooperación, en el caso de las ventas sucesivas que integran la cadena de producción y distribución de bienes muebles, fenómeno que nació cuando se comenzó a a vender productos más elaborados que los que se expendían en los viejos almacenes y fue necesario acudir a fabricantes de otras zonas y a los distribuidores que estos señalaban. "Empezaron a surgir sistemas de comercialización que nos llevaron a la "metáfora de la cadena", que nos permite entender como un fabricante vende a un mayorista y éste a un minorista mediante negocios o ventas sucesivas encadenadas". "La cadena es el enlazamiento de un miembro inicial, otros intermediario y uno final que se relaciona con el adquirente" "Lo característico es que se advierte en ella una sucesión temporal de actos jurídicos, del uno al otro y así sucesivamente"6.

.

Igualmente, es posible detectar una vinculación entre contratos nacida de esa cooperación en el leasing, en el contrato de tarjeta de crédito, los contratos de transporte multimodal de mercaderías, los celebrados por agencias de viajes, vacaciones a forfait, entre muchos otros.

Ausencia de regulación específica en los Códigos.-

La figura que venimos examinando, en cuanto tal, no tuvo cabida en el Código Civil. Y ello es así, toda vez que la regulación del contrato como figura independiente y autónoma de nuestro Código Civil y de todos los Códigos de la época, correspondió a la realidad del momento histórico de su sanción. Así, las disposiciones del Código que regulan los elementos del contrato, su validez y eficacia, la interpretación de sus cláusulas, la responsabilidad contractual, están concebidas para el supuesto de que las partes hayan celebrado un solo contrato, y no para el caso de que concluyan varios contratos conexos.

Regulación de algunas manifestaciones de vinculación entre contratos en los Códigos.

No obstante ello, la legislación civil recogió algunos fenómenos de vinculación entre contratos y les atribuyó efectos.

Ello ocurrió en los supuestos de contratos dependientes o subordinados. Así por ejemplo, en los contratos de garantía, cuya finalidad consiste en asegurar el cumplimiento de una obligación principal., caso en el cual se advierte una estrecha conexión entre el contrato principal y el accesorio, con todos los efectos de la accesoriedad; o en todos las hipótesis de subcontratos, como la sublocación de cosas, figura en cuya regulación se han asignado efectos a la vinculación entre contratos, tales como que la conclusión del subarriendo requiere, con carácter general, la autorización expresa del arrendador, el objeto del subarriendo es, total o parcialmente, el mismo que el del contrato derivado y la resolución del arrendamiento será causa de resolución del subcontrato de la misma naturaleza7.-

También son ejemplo de vinculación entre contratos a los que se asignó consecuencias jurídicas, todos los supuestos en que el legislador concede una acción directa a favor de una persona contra un tercero con quien no ha celebrado ningún contrato, como en el contrato de locación de cosas, las acciones del locador contra el sublocatario para reclamarle los alquileres (art. 1601 inc. 2 Cód. Civ.), para exigirle el cumplimiento de las obligaciones resultantes de la sublocación (art. 1592 Cód. Civ.), etc; o la acción directa recogida en la Ley Nº 17.418 de Seguros para el contrato de seguro de responsabilidad civil, en sus artículos 109 y siguientes, en virtud del cual el perjudicado por un hecho dañoso puede dirigir su reclamo contra alguien con quien no ha contratado (el asegurador, vinculado contractualmente con el asegurado causante del daño).

Recepción de la figura en la doctrina y jurisprudencia francesa e italiana.

Sin embargo, la necesidad de brindar un marco de interpretación adecuada de los nuevos fenómenos de conexidad que comenzó a plantear el tráfico negocial contemporáneo, provocó los esfuerzos de la doctrina por encontrar en el andamiaje jurídico, normas en las cuales asentar una teoría de la conexidad contractual.

Los doctrinarios franceses e italianos y las respectivas jurisprudencias de sus países fueron pioneros en esta cuestión.

En Italia, se denominó el fenómeno como "collegamento negoziale" y para la mayoría de los juristas italianos, existe "collegamento contrattuale" cuando las partes, con el fin de alcanzar un determinado resultado económico, concluyen dos o más contratos distintos que presentan entre sí un nexo jurídico que se manifiesta en la posible repercusión de las visicitudes que afecten a cada uno de los convenios celebrados sobre los demás.

En ese país, Messineo en su momento expresó que.... los contratos vinculados constituyen algo más amplio que la mera reciprocidad y que esa vinculación puede ser tanto genética como funcional8

. En la primera obra francesa sobre el particular, se dijo que “Varios contratos pueden constituir un todo, digno de ser tenido en consideración, tan distinto de sus componentes, pero a la vez tan ligados entre sí, como 12 está con respecto a 7 y a 5”9 . Según la doctrina francesa, si bien los contratos encadenados tienen partes formalmente distintas, todos ellos están “entrelazados en un conjunto económico” (MESTRE), alrededor de una misma prestación esencial (TEYSSIÉ), de modo que cada uno es como “la isla de un archipiélago animado de una vida colectiva” (CABRILLAC)10.

A su turno, se dictaron en Francia dos leyes que regularon las operaciones a crédito: en materia mobiliaria (Ley Nº 78-22 de 1978 relativa a la información y protección de los consumidores en el ámbito de ciertas operaciones) e inmobiliaria (Ley Nº 79-596 de 1979 relativa a la información y protección de los prestatarios en el ámbito inmobiliario). En ellas, la anulación o el incumplimiento del contrato de venta financiada apareja la nulidad o el incumplimiento fundado o la resolución del contrato de crédito.

Por su parte, la Cour de Cassation, a partir de 1979, ha desarrollado una doctrina jurisprudencial importante acerca de la responsabilidad en lo que se ha denominado las cadenas o los grupos de contratos, más allá de los estrictos límites del principio de la relatividad de los contratos.

Recepción de la figura en la Argentina.-

La preocupación por la conexidad en la Argentina es reciente. Sin embargo, algunos autores11 y encuentros de juristas se han ocupado de la cuestión.-

Las recientes XVII Jornadas Nacionales de Derecho Civil, celebradas en la ciudad de Santa Fé, trataron en la Comisión nº III el tema que nos ocupa y delinearon en conclusiones aprobadas por unanimidad12 los perfiles de la conexidad contractual en términos que se señalarán en cada uno de los acápites correspondientes.

Asimismo, consideramos que la teoría de los contratos conexos puede deducirse de la normativa del reciente Proyecto de Código Civil de 1998, elaborado por la Comisión Redactora Honoraria creada por Decreto del PE 685/95.-

El Proyecto, si bien no ha brindado una definición de contratos conexos, al incluir en su art. 1030 bajo la denominación de Grupos de contratos la cuestión de la interpretación relativa a ellos, y al incorporar en el art. 967 los deberes secundarios de conducta permite -a nuestro juicio- la elaboración de una teoría general de los contratos conexos.
En el art. 1030 dispone: "Los contratos que están vinculados entre sí por haber sido celebrados en cumplimiento del programa de una operación económica global son interpretados los unos por medio de los otros, atribuyéndoles el sentido apropiado al conjunto de la operación".
A su turno, el art. 967 del Proyecto dice respecto al Alcance de la obligación contractual lo siguiente: "El contrato obliga con los alcances en que razonablemente se habría obligado un contratante cuidadoso y previsor, incluyendo a las consecuencias virtualmente comprendidas en él, conforme a su naturaleza, a las negociaciones previas, a la conducta ulterior de las partes, a las prácticas establecidas entre ellas, a los usos si no han sido excluidos expresamente, y a la equidad, teniendo en cuenta la finalidad del acto y las expectativas justificadas de la otra parte....."
Ya antes de la elaboración de ese Proyecto en la Argentina, la doctrina más autorizada en la materia interpretaba que los deberes secundarios de conducta integraban el contenido del contrato. Ello, porque "el artículo 1198 del Código Civil (según ley 17.711) implica que el contrato obliga en los alcances en que las partes “entendieron o pudieron entender, obrando con cuidado y previsión”, con lo cual incluye a todo el cortejo de consecuencias virtualmente comprendidas en él"13.
Se decía que para establecer esos alcances, "corresponde tomar en cuenta distintos parámetros: a) la naturaleza del contrato; b) las negociaciones previas; c) las prácticas establecidas entre las partes; d) su conducta ulterior; e) los usos del lugar de celebración si no han sido excluidos expresamente; f) la equidad, tomando en consideración la finalidad del acto y las expectativas justificadas de la otra parte así como que ese enunciado amplio se conecta con el de los artículos 1374 del Código Civil italiano de 1942, 1434 del Código Civil quebequés de 1992, y 8.3 de la Convención de Viena de 1980 sobre Compraventa Internacional de Mercaderías [ley 22.765] y que la idea de observancia de las pautas comerciales razonables de buena fe – según ya vimos – aparece en el Uniform Commercial Code, Sección 2-103 (1) (b); la adecuación del cumplimiento del contrato al propósito común, conforme a las expectativas justificadas de la otra parte (Comentario al 205 del Restatement of Contracts 2nd.) emana de la idea consustancial al tráfico negocial de que el contratante se obliga en la en la medida que genera confianza en la otra parte; la referencia a la equidad aparece en los artículos 1291 del Código Civil y 209 del Código de Comercio uruguayos, así como en el artículo 1434 del Código Civil quebequés de 1992; la exclusión convencional de los usos está autorizada por el artículo 1340 del Código Civil italiano de 1942".14
Perfiles de la conexidad contractual.-

1.- Concepto.-

Las Jornadas antes referidas, en su conclusión nº 2 de la parte dogmática, definieron los contratos conexos en los siguientes términos: "Habrá contratos conexos cuando para la realización de un negocio único, se celebran, entre las mismas partes o partes diferentes, una pluralidad de contratos autónomos, vinculados entre sí, a través de una finalidad económica supracontractual.- Dicha finalidad puede verificarse jurídicamente, en la causa subjetiva u objetiva, en el consentimiento, en el objeto, o en las bases del negocio".-

2.- Caracteres.-

De la definición antedicha, pueden deducirse algunos de los requisitos de los contratos conexos.

Ellos son:

a) Pluralidad de contratos: La conexidad contractual supone la celebración de dos o más contratos distintos.

Se entiende que existe un contrato si la causa es única, y una pluralidad de contratos si concurren varias causas autónomas y distintas. Concibiendo la causa del contrato como la función económico-social que aquél cumple en cada caso. Esta nota característica es lo que distingue a los contratos conexos de los contratos mixtos.

b) Heterogeneidad.-

Las Jornadas antes mencionadas, en la conclusión nº 1) de la parte dogmática se refirieron a la importancia del fenómeno de la conexidad contractual en estos términos:
"La conexidad es un fenómemo diverso que comprende el estudio de todas aquellas relaciones en las que los contratos son instrumentos para la realización de una operación económica y que incluye:
a)-relaciones de consumo entre grupos de prestadores y grupos de consumidores (contratos de turismo, de tarjetas de credito, de financiación para el consumo, de leasing, tiempo compartido).
b)- relaciones interempresarias, que incluyen las redes asociativas y las cadenas contractuales, y la terciarización.
Trataron -a nuestro juicio- el tema en un sentido "lato", abarcativo de situaciones diversas en las que una pluralidad de contratos son instrumentos para la realización de una operación económica, ya que los supuestos que conceptualmente se fueron incluyendo dentro de la categoría son de tal variedad y diferenciación que ello permite, a nuestro juicio, sostener que la heterogeneidad es uno de los rasgos distintivos de la conexidad contractual.
c) Finalidad Económica Supracontractual:
Otro de los caracteres es la presencia de una finalidad económica que trascienda la individualidad de cada contrato, una finalidad que se satisface en el conjunto15. Esa finalidad económica supracontractual constituye la razón de ser de la unión de varios contratos en un sistema de manera que si se desequilibra la misma, se afecta todo el sistema y no un solo contrato, vinculando la causa en estos supuestos a sujetos que son parte de distintos contratos situándose fuera del vinculo bilateral pero dentro del sistema o red contractual16.
El interés en el funcionamiento del sistema es lo que mantiene unidos a los contratos conexos17.
Las Jornadas mencionadas, en la conclusión nº 3 de la parte dogmática han dicho que "El sistema es un grupo de contratos individuales conectados por una operación económica diferente de cada uno de los vínculos individuales.- Son elementos del sistema : a)- la causa sistematica, que justifica un equilibrio del sistema que permite el funcionamiento de las uniones de contratos ; b)- las obligaciones y deberes colaterales sistemáticos, en virtud de los cuales los integrantes tienen deberes y obligaciones respecto de los demás miembros o de terceros, que tienen su origen en el sistema."
De la existencia de un interés en la supervivencia del sistema surge el principio de coordinación, que supone que todos los integrantes de una red contractual tienen una obligación de colaborar en el funcionamiento del sistema, obrando de modo tal que su conducta sirva para el mantenimiento del mismo18 y que estas obligaciones también alcanzan al organizador del sistema, quien no puede adoptar conductas o imponer medidas que lleven a la destrucción.


  • "El incumplimiento de las obligaciones contractuales no se agota en sus efectos bilaterales, sino que es perceptible una repercusión en el sistema". Y "las partes tienen deberes secundarios de conducta respecto del sostenimiento del mismo. El " sistema" no se identifica con la empresa que lo organiza, de manera que siempre se deba interpretar a favor del mantenimiento de la empresa." "Los deberes secundarios corresponden a todas las partes y la causa sistemática es el elemento moralizador."19


3.- Distinción con figuras afines.-

Con los Contratos Mixtos. Los contratos mixtos son aquéllos que en un solo negocio contractual fusionan o conjugan prestaciones correspondientes a dos o más negocios. Se distinguen de los conexos, por lo tanto, por el número de contratos celebrados. Ello quiere decir, también, que en el contrato mixto hay una sola causa (mixta) y en los conexos dos o más causas distintas, en correlación al número de contratos que se hayan concluido20.

Con la integración de contratos.- Cuando dos o más sujetos quieren hacer algo en común, pueden unirse y constituir una sociedad, de modo tal que crean una persona jurídica distinta a los fines imputativos. En ese caso, existe integración total, de lo cual deriva: la existencia de una persona jurídica distinta, la adquisición de ganancias a título derivado, la presencia de un interés como finalidad común cuya satisfacción se logra a través del contrato de sociedad. También pueden asociarse mediante un contrato asociativo sin constituir una persona jurídica nueva como en el caso de las UTE, adquiriéndose las ganacias directamente. Aquí también hay integración, pero parcial.21

En la conexidad no hay integración, hay, en cambio, una causa económica que hace que una serie de vínculos individuales deba funcionar como sistema. "De tal modo, la conexidad es un presupuesto del funcionamiento del sistema de relaciones jurídicas interdependientes. Los vínculos permanecen individuales, pero por efecto de la conexidad se unifican para ciertos fines. O sea que la conexidad mantiene unidos a los contratos, pero éstos conservan su autonomía. Y el interés en la conexidad no es intracontractual, sino supracontractual. Se sitúa más allá del contrato,en el plano del negocio. Los contratos son un instrumento para la realización del negocio global o sistema ideado"22.

Con la Unión de Contratos. Existe unión de contratos cuando hay pluralidad de contratos celebrados por las partes con alguna vinculación temporal o funcional, pero no hay una operación económica global o una finalidad económica supracontractual que actúe como nexo entre ellos, nota característica de la conexidad. Por ello no puede confundir la noción de unión de contratos y la de contratos conexos.

4.- Régimen aplicable.-

Las XVII Jornadas Nacionales de Derecho Civil mencionadas se refirieron al régimen aplicable en la legislación vigente a los contratos conexos, bajo el acápite II de lege lata incluyendo en él los siguientes subtemas:
1)-Interpretación :
· Sobre el particular se dijo que "Los contratos conexos deben ser interpretados en función de la operación económica que persiguen".-
2)- Efectos en las relaciones internas
En este punto se expresó que "En las relaciones internas, las redes presentan un nexo que está vinculado a la colaboración asociativa o gestoria entre las partes que la integran, las que son susceptibles de control judicial en los casos en que se produce un desequilibrio del sistema por abuso del derecho o de la posición dominante del organizador".-

  1   2   3

similar:

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconLas grandes reformas al derecho de familia en el proyecto de codigo civil y comercial 2012

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconEl derecho de sucesiones y los principios del codigo civil y comercial

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconNovo código civil artigos 421 a 853 contratos

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconClaves del derecho de familia en el codigo civil y comercial

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconConstitucionalización del derecho privado y principales avances en...

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconRecordatorio a las Cortes de Apelaciones, sobre el cumplimiento de...

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconProyecto del senado 437 para enmendar el artículo 138 del código...

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconEl derecho político, su historia y sus conceptos fundamentales
«ciudadano», «civil», «relativo al ordenamiento de la ciudad», es la actividad humana tendente a gobernar o dirigir la acción del...

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconParte general del derecho civil y personas

Teoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial Referencia al Proyecto del Código Civil de 1998 y a las conclusiones de las XVII jornadas Nacionales de Derecho Civil (Santa Fé, setiembre de 1999) iconFacultad de derecho departamento de derecho civil y de familia




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com