Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento




descargar 1.02 Mb.
títuloCuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento
página1/28
fecha de publicación25.02.2016
tamaño1.02 Mb.
tipoCuestionario
b.se-todo.com > Historia > Cuestionario
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28


¡CÓMO!

UN CANTO DE DOLOR

EL SUFRIMIENTO COMO PARTE DE LA MISIÓN


¡Quién me concediera que mi cabeza fuera aguas, y manantial de lágrimas mis ojos, para que día y noche llorara yo por los muertos de la hija de mi pueblo!”. (Jeremías 9.1)

Gersom Vélez M.

rectángulo 2rectángulo 3rectángulo 4rectángulo 5



Comentario Bíblico del libro de Lamentaciones

desde una perspectiva misiológica


Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios,

llamándonos para que nos volvamos a él, y para hacernos

reconocer que no somos nosotros los que controlamos

nuestras vidas, sino que es Dios quien tiene el control,

y podemos confiar plenamente en Él”
(Teresa de Calcuta)

GERSOM VELEZ MARTÍNEZ

Iglesia Cristiana Apostólica Palabra de Justicia

gersomv@hotmail.com

TABLA DE CONTENIDO

INTRODUCCIÓN
CAPÍTULO UNO: ¿POR QUÉ TANTO SUFRIR?
INTRODUCCIÓN

1. Perspectiva humana del sufrimiento

1.1 ¿Por qué el sufrimiento?

1.2 ¿Cómo entender el sufrimiento?

1.3 El hombre moderno y el sufrimiento

1.4 ¿Qué hace el hombre para remediar el sufrimiento?

2. Perspectiva bíblica del sufrimiento

2.1 ¿Por qué un Dios bueno permite el sufrimiento? (Kurt De Haan)

2.2 Dios en el sufrimiento

CONCLUSIÓN

CUESTIONARIO
CAPÍTULO DOS: EL ORIGEN DEL SUFRIMIENTO
INTRODUCCIÓN

1. En el Principio

2. La Creación de Dios y el sufrimiento

3. El resultado del pecado

3.1 El hombre y su relación con Dios

3.2 El hombre y su relación con la familia

3.3 El hombre y su relación con el trabajo

3.4 El hombre y su relación con el medio que le rodea

CONCLUSIÓN

CUESTIONARIO
CAPÍTULO TRES: EL CONTEXTO DE UN LAMENTO
INTRODUCCIÓN

1. Escuchando el lamento de Dios (Por M. Basilea Schlink)

2. Un contexto histórico pertinente (Por Damián Distel)

3. El contexto de un lamento lleno de dolor (Por Armando de la Garza)

4. La Iglesia hoy y el sufrimiento

5. La misión y el sufrimiento

CONCLUSIÓN

CUESTIONARIO
CAPÍTULO CUATRO: ¡CÓMO HA QUEDADO SOLA LA CIUDAD POPULOSA!
INTRODUCCIÓN

1. Un amargo cautiverio

2. Abandono y aflicción por causa del pecado

3. La gravedad del pecado

4. Un lamento lleno de dolor y agonía

5. El misionero frente al pecado como la causa del dolor

CONCLUSIÓN

CUESTIONARIO
CAPÍTULO CINCO: ¡CÓMO OSCURECIÓ EL SEÑOR, EN SU FUROR, A LA HIJA DE SIÓN!
INTRODUCCIÓN

1. Indignación de Dios frente al pecado

2. Un lamento lleno de dolor

3. El misionero frente a la Ira de Dios

CONCLUSIÓN

CUESTIONARIO
CAPÍTULO SEIS: ¡YO SOY EL HOMBRE QUE HA VISTO AFLICCIÓN BAJO EL LÁTIGO DE SU ENOJO!
INTRODUCCIÓN

1. La condición del siervo de Dios

2. Un conocimiento lleno de esperanza

3. El lamento del siervo de Dios

4. El misionero frente al sufrimiento

CONCLUSIÓN

CUESTIONARIO
CAPÍTULO SIETE: ¡CÓMO EL BUEN ORO HA PERDIDO SU BRILLO!
INTRODUCCIÓN

1. Pérdidas del pueblo por el pecado

2. Actos de los ministros del pueblo

3. Reacción de Dios frente a la maldad

4. El misionero frente a las consecuencias del mal

CONCLUSIÓN

CUESTIONARIO
CAPÍTULO OCHO: ¡ACUÉRDATE OH JEHOVÁ, DE LO SUCEDIDO Y VE NUESTRO OPROBIO!
INTRODUCCIÓN

1. Una intercesión que mira la opresión

2. Una intercesión que lucha contra la injusticia

3. Una intercesión que involucra la confesión y dolor por el pecado

4. El misionero frente a la intercesión llena de esperanza

CONCLUSIÓN

CUESTIONARIO
CONCLUSIÓN

BIBLIOGRAFÍA

BREVE RESEÑA BIOGRÁFICA

INTRODUCCIÓN

En medio de las circunstancias que nos aquejan a nivel de Iglesia, dónde hoy, se ha optado por ser una iglesia ligera y superficial, orientada al entretenimiento más que a vivir acorde a la Voluntad de Dios, el sufrimiento se convierte en el peor de los enemigos. El Dios del presente es popular, pregonado dentro de una iglesia que se ha vuelto divertida; al punto que se ha minimizado el verdadero propósito de su pueblo en la tierra, ahora él es demasiado cariñoso y tranquilo para dejar que sus hijos sean tocados por el sufrimiento.

El punto de partida de este escrito es el hablar del sufrimiento como parte de la misión de la iglesia. Por ello, es bueno recordar las palabras de Jesús a sus discípulos: “En este mundo tendréis aflicción…” (Juan 16.33b). Aflicción, viene del griego thlibo (verbo) y de thlibis (nombre),1 que hace referencia a los sufrimientos debidos a la presión de las circunstancias, o al antagonismo de las personas.

Esto confirma lo que ya en repetidas ocasiones, el Señor había dicho acerca de todas las vicisitudes que se pasarían en nombre del evangelio. Un buen ejemplo de esto, el apóstol Pablo. Fue escogido por Dios, luego de ser un acérrimo persecutor de la Iglesia al aún consentir la muerte de los seguidores del llamado “Camino”.

En Hechos de los Apóstoles, el autor (Lucas), muestra la conversión de este hombre de quien Jesús afirmó, ante Ananías, era instrumento elegido para llevar su nombre ante las naciones y también a reyes, y a los hijos de Israel. Pero esta elección, tenía algo adicional: el sufrimiento. Las palabras: “…le mostraré cuánto tiene que sufrir por mi nombre”, lo deja suficientemente claro (Hechos 9.15-16).

Así mismo, éste pasa por otros aspectos de la vida misma, como lo afirma Jacir de Freitas Faría:

¿Quién no pasó ya por una experiencia de sufrimiento en la vida? Para algunos, el contacto con la muerte de un ser querido, causa sufrimientos insondables. La añoranza mezclada con el sentimiento de pérdida duele mucho, cuando se ama de verdad. El sufrimiento personal no es causado sólo por la muerte, sino por enfermedades, dificultades en las relaciones, etc. Por otro lado, el sufrimiento es también comunitario y provocado por las desigualdades sociales. Cuántos de nuestros hermanos y hermanas viven con el eterno sufrimiento del hambre.” 2

Ante este panorama, se puede decir que en las circunstancias de la vida a nivel personal y social el sufrimiento es una realidad. Por otro lado, también ha tenido, a través del tiempo, otra connotación: es consecuencia del pecado. El hombre apartado de Dios, ha creado su mundo: principios propios, normas que lo regulan, pensamientos o idiosincrasia propia, cultura a conveniencia, y todo lo demás que éste ha querido realizar en su libertad desmedida y desobediencia. Es decir, ha querido tomar el control de su propia vida y lo único que ha conseguido con esto, es sufrir e ir de fracaso en fracaso, no tomando en cuenta que va a pasos agigantados hacia su autodestrucción.

Acorde a lo anterior, las preguntas que se pueden hacer son: ¿La Iglesia de hoy es una iglesia sufriente? ¿Por qué? ¿Por servir fielmente al Señor? o ¿Por el pecado?, cualquiera que sea la respuesta, es importante que la Iglesia sea consciente de su labor en la tierra: Dios eligió un pueblo para llenar la tierra de su Gloria y ha de pagar un precio, el sufrimiento. También se puede decir que la iglesia en su expresión de servicio, ya no se debe sujetar a las normas del pensamiento cambiante de la época en que se encuentra viviendo, por el contrario, como un siervo sufriente estará bajo los parámetros de la Palabra de Dios y así podrá ser el atalaya escogido por Él, el cual se identifica con el dolor de quienes están necesitados de un mensaje que impacte sus vidas, al punto que se vuelvan a Dios en arrepentimiento y así vivir en la esperanza de vida eterna.

“Un Canto de dolor”, comentario bíblico del libro de Lamentaciones, abordado desde una perspectiva misiológica, es un gran ejemplo de vida para el pueblo de Dios, toda vez que éste ha olvidado que al Dios elegirlo como vocero suyo, estará sujeto a una vida de sufrimiento y no a lo que hoy se presenta: una vida de comodidad, donde se hace un énfasis desmedido a la prosperidad.

Jeremías, su autor según la historia, se identifica claramente con este sufrimiento: uno que va desde el corazón mismo de Dios, que pasa por el dolor de su pueblo y que afecta seriamente su corazón. Su mensaje está cargado de gran dolor al ver que el pueblo de Israel hizo caso omiso a las advertencias de Dios y recibe un justo castigo por la multitud de sus pecados.

¿De qué manera se puede aplicar este gran texto a la vida de la Iglesia hoy? Es importante tener en cuenta que a pesar de que este libro fue escrito hace ya muchos años, su mensaje sigue vigente y es mucho lo que indica para hoy: En primera instancia, es tener presente que desde la perspectiva en que se ha tomado el libro, ayuda a hacer una descripción de cómo el siervo de Dios, al cual se le ha encomendado una misión: predicar la palabra, ha de comportarse frente a la situación vivencial del medio que le rodea. En segundo lugar, también es importante reconocer que la iglesia, puesta por Dios en la tierra para llevar un mensaje de esperanza, debe tomar el lugar que tiene ante la humanidad: un siervo sufriente que se identifica con el dolor de ella y a su vez, no mirando a su alrededor para perder el rumbo, sino que está dispuesta a todo por cumplir fielmente su labor, cueste lo que cueste. En tercer término, es necesario determinar que cuando los cristianos han recibido abundantes bendiciones y sabiduría de Dios, y luego le dan la espalda, es algo de suma gravedad. Los privilegios que gozamos no nos liberan de nuestras responsabilidades ni del juicio de Dios. Incrementan nuestras obligaciones y nuestra culpa, y nos hacen acreedores a un castigo más severo.

Es también de reconocer que, aún dentro de los designios de Dios el sufrimiento es parte esencial de una raza caída la cual se ha apartado del camino de vida, y que ahora está necesitada de su redención. Y por último, es interesante entender que el sufrimiento viene de Dios, y tiene propósitos redentores y de bendición eterna.

Muy a pesar del dolor, cualquiera que sea su causa, la Iglesia de Cristo debe continuar adelante siendo testigo fiel en un medio social corrupto y lleno de gran maldad, su voz profética debe hacerse oír en todos los rincones de la tierra pregonando ese mensaje sencillo con el que un día Jesús y sus discípulos, en la tierra, conquistaron el corazón de muchos: “arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado.” La misión lleva en sí misma sufrimiento, por cuanto Dios ha ubicado a su iglesia en el centro de los conflictos y crisis del mundo que le han llevado hacia su propia ruina, y es de suma importancia que ésta sea sensible ante esta necesidad imperante, la cual se ha dado por la perversión de la misma humanidad. Frente a lo descrito anteriormente, este comentario se hace una realidad desde un contexto lleno de pecado, siendo así apreciable para el día de hoy por su recado, pues la tierra sufre y la iglesia debe sufrir junto a ella.

OBJETIVO GENERAL

Realizar un estudio bíblico, teológico y misiológico sobre la relación que tiene el sufrimiento con la misión que ha sido encomendada por Dios a su iglesia, desde el libro de Lamentaciones.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  1. Desarrollar un estudio inductivo y analítico del libro de Lamentaciones.

  2. Identificar el significado que tiene para la iglesia hoy el sufrimiento como parte de su llamado misionero.

  3. Identificar diferentes principios misiológicos dentro de una labor encomendada por Dios y cuya consecuencia innegable es el sufrimiento.

  4. Conocer el mover de Dios a través de la causa del sufrimiento, en favor de su pueblo y de las naciones que le rodean.

  5. Establecer el llamado de Dios a través del sufrimiento y la forma práctica en que es llevada a cabo la misión.

  6. Realizar una aplicación del contenido bíblico, teológico y misiológico del libro de Lamentaciones, a la situación y/o contexto actual de la iglesia y el medio que le rodea.

METODOLOGÍA

El libro de Lamentaciones será analizado desde una perspectiva teológica y misiológica. En la parte teológica, se profundizará y reflexionará sobre el carácter de Dios, el actuar de su corazón frente a la humanidad pecadora, entendida desde su amor, plan divino, misericordia y bondad como la base de la salvación. Y, en la parte misiológica, en la cual se observarán e identificarán diferentes principios misioneros, a través de los cuales se podrá entender cómo la iglesia debe ser consciente de la necesidad del mundo que le rodea, y cómo debe cumplir su misión en la tierra aun teniendo presente la consecuencia más adversa para ella: el sufrimiento.

El libro de Lamentaciones comprende de cinco capítulos o cantos de dolor, por esto, se estará desarrollando en cada uno de ellos ambos énfasis antes mencionados. El estudiante estará dispuesto a realizar un análisis y profundización de este libro profético, de manera que pueda: ver el reflejo de su propia vida identificándose con Jeremías “el siervo sufriente”, entender la labor a la cuál fue llamado como iglesia de Cristo y tener presente que el sufrimiento es parte intrínseco de esa misión encomendada por Dios en esta tierra.

En ese orden de ideas, el estudiante tendrá el privilegio y oportunidad de profundizar en los lamentos del profeta Jeremías de la siguiente manera:

  1. Tareas semanales (20%)

1.1 Dar solución al cuestionario que corresponde al estudio de cada capítulo semanal como parte de un estudio inductivo personal.

1.2 Un ensayo de máximo dos hojas a través del cual, presente diferentes aspectos del carácter de Dios y principios misiológicos que sean hallados en su estudio personal de cada capítulo del libro.

En este curso se estarán utilizando técnicas hermenéuticas aprendidas dentro del contenido académico del Seminario MINTS, donde se desarrolla el círculo hermenéutico y, por otro lado, la manera correcta de acercarnos al texto bíblico denominado: método histórico-gramatical, el cual consiste en conseguir de las Escrituras mismas el significado que los escritores bíblicos quisieron dar, como la forma apropiada para contextualizar su mensaje para nuestros días. Todo, con el propósito de realizar un trabajo inductivo que lleve a la comprensión del libro de Lamentaciones.

Cabe mencionar, que a través de este estudio no se presentará una disertación definitiva en cuanto al tema, pues es de percatarse que la Palabra de Dios es un raudal inescrutable en el cual cada día se puede discernir ciencia divina de gran valor para nuestra vida. Por otro lado, se pretende realizar un estudio profundo y que nos ayude a lograr una contextualización dentro de la iglesia hoy. Por ello es importante comprender la necesidad de motivar a la misma hacia la comprensión de la Escritura, pero también de su aplicación práctica y cotidiana, para así cumplir fielmente su misión, la cual fue dada por Jesucristo en su estadía aquí en la tierra. A parte de la labor académica, antes mencionada, el estudiante cumplirá con los siguientes requisitos como complemento de su evaluación:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28

similar:

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconSegunda parte mapas del viaje interior capítulo Lecciones espirituales...

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconLa palabra genética se forma a partir de la unión de dos palabras...

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconCuestionario Capitulo 3

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconCuestionario de preguntas capítulo 1

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconDel sufrimiento a la paz

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconLa cuestión del significado y el sufrimiento

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconDerecho al alivio del sufrimiento y a la sedación paliativa

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconArio”, que viene a decir “nacido dos veces” o “iluminado”. El origen de Hiperbórea

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconBritánicos de origen vasco
«una historia genética de detectives» tras publicar hace unos años Out of Eden: The Peopling of the World (Fuera del Edén: la populación...

Cuestionario capítulo dos: el origen del sufrimiento iconEs un embarazo en el que hay dos o más bebés dentro del útero de...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com